Version classiqueVersion mobile

Cátedra Unesco. Derechos humanos y violencia: Gobierno y gobernanza

 | 
Marcela Gutiérrez Quevedo
, 
Ángela Marcela Olarte Delgado

Capítulo VIII. La política pública de turismo en Ciudad Bolívar: percepciones de la comunidad a partir de la llegada del TransMiCable y la búsqueda de un turismo fénix

Chapter VIII. The public policy of tourism in Ciudad Bolivar: perceptions of the community since the arrival of the TransMiCable and the search for a fenix tourism

María Luisa Galán, Clara Inés Sánchez et Nancy Rocío Rueda-Esteban

Résumé

La localidad de Ciudad Bolívar es una de las 20 en las que se divide el Distrito Capital de Bogotá. Este lugar se erigió por las migraciones campesinas fundadas en la necesidad, la pobreza, la violencia, los desplazamientos forzados y otras circunstancias asociadas al conflicto armado colombiano. Hoy en día la megaobra de transporte modal TransMiCable, desarrollada por la Alcaldía de Bogotá, se convierte en una solución a la problemática del transporte público, la cual se acompaña de proyectos públicos para mejorar la calidad de vida de los habitantes, y un posible desarrollo económico y social a través del turismo de algunas de sus zonas. Sin embargo, el imaginario de territorio violento e inseguro hace difícil visualizar un impulso turístico inmediato. El objetivo del presente capítulo es conocer las percepciones de la comunidad sobre el posible desarrollo de un turismo en la zona, desde la ventana de oportunidad creada por la construcción y apertura del teleférico. Se propone un turismo fénix, visto como renovador del tejido social en territorios que han vivido de violencia, conflicto o muerte, con un transfondo cultural, teniendo en cuenta las iniciativas y opiniones de los habitantes.

Texte intégral

1. Introducción

1Pese a que el crecimiento económico y social de la urbe se refleja en el aumento de índices de calidad de vida y hábitat, Bogotá es una ciudad que enfrenta problemáticas en materia de movilidad y transporte público, legalización de tierras, déficit de vivienda y de terrenos urbanizables, inseguridad, baja calidad del medio ambiente, basuras y, más recientemente, la migración de venezolanos (Bogotá Cómo Vamos, s. f. a). Los aspectos positivos, pero también los desafíos que enfrenta Colombia, se reflejan en su capital. Así, por ejemplo, Colombia se presenta como uno de los países más desiguales del mundo en el escalafón del Índice de Desarrollo del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (pnud, 2016). Esta problemática de la desigualdad, que refleja la brecha entre ricos y pobres, se observa en Bogotá en las asimetrías que se originan, en parte, por la historia nacional cargada de violencia a lo largo de décadas, la cual desembocó en migraciones forzadas principalmente del campo a la ciudad. Este éxodo de personas se distribuyó en diferentes lugares de la ciudad, pero especialmente en la localidad de Ciudad Bolívar.

2Ciudad Bolívar es una de las 20 localidades en las que se divide administrativamente el Distrito Capital de Bogotá. Hoy es la tercera localidad más extensa de la ciudad, incluyendo área urbana y rural, con una población de 719.700 habitantes que equivalen al 9,02 % de los habitantes de Bogotá (Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte, s. f.). De acuerdo con la estratificación socioeconómica, la composición de Ciudad Bolívar corresponde mayoritariamente al estrato i, es decir, a la población con menos recursos, la cual es beneficiaria de subsidios. Es reconocida y estigmatizada como una localidad insegura y peligrosa: “Hay un reconocimiento que visualmente ‘no es bonito’, pero sí tiene un nivel de empoderamiento e identidad fuertemente arraigados” (Gómez, 2014, p. 166).

3Según la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte (s. f.), la dinámica cultural de la localidad se caracteriza por su diversidad, reflejo de su composición social y multiculturalidad. En consecuencia, ofrece una variada oferta cultural que se traduce en espacios de encuentro, festivales y eventos producto de un quehacer cultural liderado por las diferentes organizaciones que hacen de Ciudad Bolívar un territorio conocido por su activismo cultural.

4En el marco del Plan de Desarrollo “Bogotá Mejor para Todos 2016-2020”, que impulsa “el diseño urbano y en especial el diseño de sus espacios públicos, incluyendo los sistemas de movilidad, los planes de seguridad, el desarrollo económico, la educación, la salud, la vivienda” (Alcaldía Mayor de Bogotá, 2016, p. 8), se proyectó para 2018 la construcción y puesta en funcionamiento de la mega obra del TransMiCable de Ciudad Bolívar, un sistema de transporte masivo por cable aéreo que forma parte del sistema masivo de transporte de buses articulados de Bogotá, TransMilenio. Los habitantes de la localidad ven en el TransMiCable, una oportunidad para mejorar su calidad de vida, gracias a la considerable reducción en sus tiempos de desplazamiento y al embellecimiento de las áreas donde habitan (Instituto de Desarrollo Urbano [idu], s. f.).

5Las expectativas sobre posibles impactos en el desarrollo y oportunidades de crecimiento como consecuencia de la mega obra son grandes. Entre las muchas expectativas, el turismo emerge como una de las más promovidas tanto desde la administración pública como desde la propia comunidad. Ven en los emprendimientos turísticos, de un turismo esquivo hasta el presente, una ventana de oportunidad de trabajo y de visibilización de su localidad.

6El objetivo del presente trabajo es conocer las percepciones de la comunidad sobre el posible desarrollo de un turismo en el territorio de estudio, desde la ventana de oportunidad creada por la construcción y apertura del teleférico, a través de las cuales se puedan dilucidar elementos socioculturales, tanto habilitantes como problemáticos que permitan construir recomendaciones para una política local de turismo. Esta ventana de oportunidad se abre gracias a la presencia del gobierno distrital y el desarrollo de proyectos por la obra TransMiCable. Además, se puede analizar el posible desarrollo de un turismo fénix, entendiendo este como el papel de la actividad en la renovación de los destinos, ayudando a la normalización de las relaciones sociales en una comunidad en un contexto de posconflicto (Causevic & Lynch, 2011).

  • 1 Para tener una idea más amplia de la naturaleza de actores que participan en el desarrollo turístic (...)

7El desarrollo del trabajo toma en consideración, como eje ploblemático a resolver, que el contexto de Ciudad Bolívar hace difícil entender cómo se desarrollaría el turismo que desea la comunidad en esta localidad1. Son preguntas orientadoras las siguientes: ¿Es posible el turismo en Ciudad Bolívar a partir de la existencia del TransMiCable? ¿La comunidad está de acuerdo? ¿Cuáles son las expectativas de sus habitantes frente al turismo? ¿De darse el turismo, cuáles podrían ser sus costos y beneficios impuestos? ¿Cómo debe ser la política pública de turismo para esta localidad? Lo anterior en la medida en que no se puede ignorar el pasado de Ciudad Bolívar como un lugar de desplazamiento, drogadicción, violencia y paramilitarismo, que le forjó una imagen negativa de inseguridad, pobreza y marginalidad.

8Cada vez más, el turismo es visto como una alternativa para el desarrollo humano y sostenible, y como un vehículo que contribuye a elevar la autoestima de comunidades estigmatizadas por pasados de violencia. Es una forma de insertarse en la sociedad y de mostrar la cara amable de los lugares, sin ocultar sus realidades.

2. Metodología

  • 2 Las autoras extendemos nuestro agradecimiento a los funcionarios del Instituto Distrital de Turismo (...)

9La metodología cualitativa se encarga de entender y estudiar los fenómenos, sus relaciones y sus movimientos (Bautista, 2011). También interpreta las realidades y el comportamiento de personas o de una comunidad (Hernández, Fernández & Baptista, 1998). Es por esto que no se pretende generalizar los resultados obtenidos, sino analizar una realidad a profundidad para buscar soluciones específicas o explicar fenómenos únicos (Hernández et al., 1998). Las dos herramientas utilizadas para la recolección de información fueron grupo focal y sondeo de opinión2, creando un proceso participativo con el que se preguntó a la comunidad lo que esperan de la potencial llegada de visitantes y turistas a Ciudad Bolívar, cómo ellos ven su localidad frente a esta hipótesis y lo que anhelan del desarrollo del turismo a partir de la existencia del TransMiCable.

10El focus group se entiende como una discusión grupal en la que los integrantes tienen características comunes, se pretende recolectar información a profundidad (Bautista, 2011) y se desea conocer las opiniones de las personas sobre un tema específico. En este caso, se preguntó sobre las expectativas que tiene la comunidad del desarrollo de la actividad turística gracias a la construcción del TransMiCable, los beneficios que esperan y los elementos que consideran importantes integrar como atractivos turísticos. Además, se consultó cómo ven ellos su imagen a nivel local y, de quererlo, cómo quisieran cambiar esta imagen. Esta actividad se realizó el día 16 de junio de 2018, día sábado, para tener el mayor número de participantes. Esta actividad permitió conocer las percepciones y expectativas de la comunidad sobre el turismo y evaluar la actividad turística a través de los ojos de los participantes y de las discusiones creadas en este espacio.

11También se aplicó un sondeo de opinión en el que participaron 26 personas de la localidad; es importante aclarar que esta muestra no es representativa de los habitantes de Ciudad Bolívar pero da luces acerca de las opiniones y puntos de vista de la comunidad sobre su realidad y sus expectativas frente al turismo y a la llegada de visitantes y/o turistas a la localidad.

12En esta ocasión, se preguntó a los participantes sobre las percepciones de su localidad frente a la dimensión sociocultural, ambiental y económica; al igual que sobre algunos de los elementos de la actividad turística potencial que se puede llegar a desarrollar. Para finalizar, se les consultó por los atributos representativos de la localidad y aquellos que se deberían mostrar al turista.

3. Marco teórico-conceptual

13La violencia, la guerra y el conflicto tienen repercusiones en los territorios que trascienden en el vivir de las comunidades, de sus culturas y tradiciones, de su tejido social y de su desarrollo en general. Durante años se ha argumentado que el turismo puede ser una herramienta para la construcción de paz y el entendimiento entre culturas (Farmaki, 2017; Scott, 2012). Es más, la llegada de grandes flujos de turistas reduce la probabilidad de conflicto en los destinos (Becken & Carmignani, 2016). Para entender el turismo como un fenómeno multidimensional capaz de transformar realidades sociales es necesario entender sus múltiples impactos, su interés sostenible y la multiplicidad de actores involucrados que van más allá del sector y son de niveles locales, nacionales e internacionales. Además, se debe reconocer que el papel que juega el turismo en el desarrollo económico, político y social en un ambiente de construcción de paz es complicado (Farmaki, 2017).

14Es entonces importante ver el turismo no como una actividad o como el simple movimiento de personas de un lugar a otro, sino como un “fenómeno social, cultural y económico relacionado con el movimiento de las personas” (omt, s. f.) y como un hecho social (Jiménez, 1986) que genera una relación entre turista y receptor, en la que “cada uno de ellos tiene una idea del mundo y una forma de concebir las relaciones con la naturaleza y con los demás seres, además, cada uno de ellos posee […] una cultura particular” (Jiménez, 1986, p. 55). Esta postura ha sido criticada, aduciendo que el turismo se beneficia más de la paz y la estabilidad, que viceversa (Farmaki, 2017; Pratt & Liu, 2016). Sin embargo, Farmaki (2017) argumenta que el turismo, la paz y el conflicto tienen una relación interdependiente y recíproca, aunque todavía hay numerosos interrogantes sobre las condiciones y los aportes que puede tener.

15Pratt y Liu (2016) sostienen que el desarrollo de esta actividad contribuye a la paz, la seguridad y la protección. Asimismo, puede reducir los prejuicios; retar los malos estereotipos y cambiar las percepciones negativas; ayudar a la reestructuración de la economía; fortalecer la reconciliación, la justicia y los fundamentos socioeconómicos (Pratt & Liu, 2016). También puede crear estímulos económicos, desarrollo e inversión; cooperación entre actores; y oportunidades para la reducción de pobreza y la equidad social (Becken & Carmignani, 2016); dando resultados duraderos, sostenibles, inclusivos y resilientes (p. 77).

16Scott (2012) manifiesta que la idea de que el turismo contribuye a la paz reposa sobre cuatro ideas: primera, el contacto persona-persona, porque da la oportunidad del diálogo y del entendimiento mutuo; segunda, el cruce de fronteras; tercera, la paz tiene un sentido comercial para el turismo; y cuarta, el turismo se convierte en un símbolo de paz, dada la incompatibilidad entre turismo y guerra. Definitivamente, para que el turismo pueda contribuir a mejorar las relaciones sociales y a reducir las tensiones dentro de los grupos, debe haber un contacto voluntario entre los participantes, un objetivo en común y una atmósfera de apoyo (Pratt & Liu, 2016); al igual que deben existir relaciones de reciprocidad y confianza (Scott, 2012). Sería conveniente que esta actividad sea parte de una estrategia liderada por el gobierno, haciendo énfasis en una institucionalidad fuerte y transparente y un marco político adecuado (Becken & Carmignani, 2016).

17Sin embargo, el turismo también puede empeorar las situaciones de conflicto, porque no siempre ayuda al entendimiento del otro (Scott, 2012), puede crear rivalidad por recursos (Pratt & Liu, 2016), reforzar las desigualdades políticas, marginalizar a ciertos grupos de la toma de decisiones (Farmaki, 2017) y puede que sus beneficios no sean una motivación suficiente para sobreponer rivalidades políticas o religiosas (Scott, 2012). Por esta razón, se necesita la actuación activa de la comunidad y el apoyo de los actores públicos a través de programas, proyectos y normatividad que cree un entorno propicio para el turismo. Farmaki (2017) argumenta que hay tipologías de turismo reconstructivas que aportarían más a la reconciliación que otras, por ejemplo, el turismo cultural, el turismo basado en patrimonio negro, el turismo de educación o el turismo de voluntariado podrían crear condiciones propicias para el perdón y la reconciliación (Farmaki, 2017).

18Du Cros y McKercher (2014) argumentan que el turismo cultural es aquel que aprovecha los recursos culturales de un destino cuando están organizados para crear experiencias y productos turísticos. Por otro lado, Smith y Robinson (2006) sostienen que el turismo cultural es mucho más que la oferta y demanda de elementos culturales, porque llega al análisis de “cómo nos construimos y nos entendemos a nosotros mismos, al mundo y a las múltiples capas de relaciones entre ellos” (p. 2). Además, se debe reconocer al “turismo como un proceso y un conjunto de prácticas que giran en torno al […] comportamiento de las sociedades y el aprendizaje y la transmisión de significados a través de símbolos y objetos” (Smith & Robinson, 2006, p. 1). De esta manera, se podrá entender al turismo cultural como motor del entendimiento y de la reconstrucción de los vínculos sociales en una comunidad; incluso como elemento de autoconocimiento para mostrar a los turistas la cultura y tradiciones locales, al igual que la historia del conflicto, sin banalizar los hechos.

19Para McKercher y Du Cros (2002), el turismo cultural es una de las motivaciones más antiguas de los viajes: fue reconocida en 1970 como una tipología de producto turístico. Sin embargo, no fue hasta 1990 que se comenzó a ver como un mercado de masas de alto perfil. Este turismo trae numerosos retos en su gestión que deben ser reconocidos y tenidos en cuenta para lograr un equilibrio entre las funciones y deberes con las comunidades locales, pero también con los turistas. Los recursos culturales incluyen elementos como arte, patrimonio, historia, tradiciones locales, y su principal valor o significado es para la comunidad local, no para el turismo; por esta razón, estos elementos deben ser gestionados para servir a múltiples grupos de interés que muchas veces tienen fines diferentes (Du Cros & McKercher, 2014).

20Adicionalmente, el turismo cultural es visto como un elemento favorable porque atrae inversiones y la atención de las personas y organizaciones; esto ayuda a la conservación y protección de los recursos culturales y patrimoniales. Sin embargo, también puede ser un elemento de destrucción, sobre-uso y cosificación de los valores de una comunidad (McKercher & Du Cros, 2002). De ahí la importancia de una buena gestión, de la participación de la comunidad y de unas bases normativas sólidas para su desarrollo; mucho más si se necesita como una herramienta para la construcción de paz.

21Causevic y Lynch (2011) analizan el papel del turismo como renovador de los destinos, ayudando a la normalización de las relaciones sociales a través del “turismo fénix”. Este no es visto como una tipología, sino como el rol del turismo en una comunidad en posconflicto. El turismo fénix representa la transformación de los sentimientos de pena y tristeza que vienen después del conflicto en una catarsis personal y social, sanando las heridas del pasado y encontrando la paz. Este proceso depende de la realidad de cada comunidad, de los procesos de reconciliación que se den en cada territorio, del contexto político y el sistema regulatorio (Causevic & Lynch, 2011).

22La comunidad se visualiza como el principal actor en el desarrollo de las actividades turísticas; entendiéndose el papel de los actores públicos y la importancia de las políticas públicas para la creación de un ambiente propicio para la restauración de los vínculos sociales en una comunidad producto del desplazamiento y el conflicto a nivel nacional que ha vivido situaciones de conflicto interno que han marcado su estructura social y su imagen a nivel local y nacional.

23Para ir anudando conceptos relacionados, es importante tener en cuenta que una política pública se entiende como el conjunto de estrategias y acciones de una autoridad pública relacionados con un objetivo específico, definido con la participación de la comunidad; es también el flujo de información y orientaciones respecto a un objetivo público (Lahera, 2002). De hecho, para el investigador, una buena política pública es aquella que se realiza de forma democrática, con la participación de la comunidad y del sector privado, y que “[incluya] orientaciones o contenidos, instrumentos o mecanismos, definiciones o modificaciones institucionales, y la previsión de sus resultados” (p. 8).

24El presente capítulo aplicará la teoría de John Kingdon (2011) sobre las ventanas de oportunidad. Dicha teoría argumenta que una ventana de oportunidad para las políticas públicas da una apertura para la propuesta de soluciones o especial atención a ciertos problemas en el momento propicio, para dar resolver de forma coherente y lograr los objetivos con el ánimo de crear un cambio en el momento adecuado. Kingdon (2011) elabora una metáfora para explicar las oportunidades de elección con las ventanas que dirigen los lanzamientos al espacio llamándolas “ventanas de políticas” y señala que, como premisa elemental, estas son escasas y coyunturales, por lo cual se deben aprovechar en el momento en que aparezcan. Dejar pasar una oportunidad implica tener que esperar un tiempo prudencial para que esta regrese. Los proponentes de una acción o defensores de una propuesta deberán “utilizar sus capacidades, destrezas, recursos y sus redes de influencia para aprovechar la oportunidad que se ha abierto para que las políticas que sean elegidas reflejen sus puntos de vista” (Conejero, 2012, citado por Pedraza & Duarte, 2017, p. 108).

4. Ciudad bolívar: surgimiento, conformación y desarrollo

4.1. Historia del surgimiento de ciudad bolívar: de la gran familia muisca a nuestros días

25La historia de la localidad 19 del Distrito Capital de Bogotá, D.C., se remonta al año 1700, cuando abundaban los resguardos indígenas, como “los Suatagos, los Cundais y los Usmes”, bajo las órdenes del Cacique Saguanmachica (Alcaldía Mayor de Bogotá, 2015, p. 29). En 1750, “el clérigo franciscano Virrey Solís” funda la hacienda El Maná y, posteriormente, el fiscal del reino, en ausencia del religioso, se apodera de los predios dándoles el nombre de Hacienda La Fiscala, que fue de propiedad familiar hasta 1910, momento en el que “fueron compradas por Gonzalo Zapata Cuenca” (Alcaldía Mayor de Bogotá, 2015, p. 27). A partir de la fecha, Ciudad Bolívar es el resultado de un crecimiento urbano desarrollado en tres etapas: la primera, de crecimiento espontáneo e invasorio; la segunda, mucho más reglamentada, y, la tercera, aquella que se extiende hasta nuestros días.

26En las décadas 1940 y 1950, en la parte baja de la montaña surgen los primeros barrios de la localidad, como consecuencia del desenglobe y división de las grandes haciendas existentes, que posteriormente se lotearon en predios considerados como los precursores de la invasión. Prueba de ello son los barrios Meissen, Perdomo y San Francisco (Secretaría de Gobierno Distrital, 2007, citada por Alcaldía Mayor de Bogotá, 2011) que “fueron fundados por personas que huían de la violencia en departamentos como Tolima, Boyacá y Cundinamarca” (Alcaldía Mayor de Bogotá, 2015, p. 29). Por razones obvias, la zona no estaba preparada para el éxodo masivo y se caracterizó por la falta de accesibilidad a los diferentes barrios, las malas condiciones de movilidad y la precariedad de las viviendas y servicios públicos.

27A finales de la década de 1970 y principios de la de 1980, en la “franja alta y montañosa” continúa la proliferación de otros barrios invasorios, hasta que se “construyó la primera urbanización dotada de todos los servicios públicos, las casas completamente terminadas, con algunas zonas verdes y pequeños parques” (Alcaldía Mayor de Bogotá, 2015, p. 29). Luego vino el programa “Lotes con Servicios” y el Plan Ciudad Bolívar de 1983 (Alcaldía Mayor de Bogotá, 2011), como herramientas que “propician la expansión, preservando el espacio de la Sabana […] a través de un ambicioso proyecto urbano, social e interinstitucional” (Red Bogotá, 2008, citada por Alcaldía Mayor de Bogotá, 2011, p. 11). Ese mismo año “se crea la Alcaldía Menor de Ciudad Bolívar y se definieron sus límites”, constituyéndose finalmente la localidad 19 con régimen político, administrativo y fiscal propio (Alcaldía Mayor de Bogotá, 2011, p. 10).

28Así las cosas, el Plan Ciudad Bolívar tuvo más de sueño que de realidad. En palabras de la escritora colombiana Blanca Cecilia Pineda (2000), “a pesar de las recomendaciones, el plan no tuvo en cuenta las plazas de mercado o centros de abastos, la protección del medio ambiente y la construcción de un terminal de transportes para todo el sector” (p. 19). La autora prosigue indicando que, aunque el proyecto que se pensó tenía previstas 10.610 soluciones de vivienda en forma de lotes con servicios, para el año 1993 se redujo a 7.710 unidades y, finalmente, solo se construyeron 3.900. Ciudad Bolívar siguió creciendo exponencialmente hasta terminar haciendo que el Distrito Capital se uniera con los límites del municipio de Soacha (Alcaldía Mayor de Bogotá, 2015).

29Pero, ¿cuáles fueron las causas del crecimiento desproporcionado de este territorio? La literatura consultada evidencia varios culpables: el más preponderante fue el conflicto armado vivido intensamente en áreas rurales del país, lo que provocó la migración forzada de miles de personas desde diferentes partes de Colombia (Alcaldía Mayor de Bogotá, 2011; Alcaldía Mayor de Bogotá, 2015; Pineda, 2000; Londoño Toro, 2004). Por supuesto, este desplazamiento no se congregó únicamente en Ciudad Bolívar, sino en todo el Distrito Capital, entre otros municipios y ciudades del país, para los menos arriesgados. Entre los años 2000 a 2010, la violencia ha desplazado al 8,36 % del total de la población de Colombia, lo que “equivaldría a que toda la población de una gran ciudad se viera obligada a migrar a otro territorio, con las implicaciones sociales, económicas y demográficas que este traslado acarrearía” (Ruiz, 2011, párr. 115). Según afirma la investigadora, “el desarraigo y la desarticulación del tejido social que genera el desplazamiento son elementos que ocasionan una ruptura con el entorno donde se habita” (párr. 35).

30El crecimiento exponencial que vivió este territorio desde sus inicios hasta nuestros días se evidencia con la cifra de barrios, urbanizaciones y veredas que componen en la actualidad Ciudad Bolívar. La localidad “está repartida en 8 upz (Unidades de Planeamiento Zonal) en la parte urbana y corregimientos en la rural. Las upz son El Mochuelo, Monte Blanco, Arborizadora, San Francisco, El Lucero, El Tesoro, Ismael Perdomo y Jerusalén”, para un total de 133 barrios y 3 urbanizaciones en el área urbana; y tres (3) corregimientos y sus respectivas veredas (9 en total) en el área rural: Mochuelo, Quiba y Pasquilla (Alcaldía Local de Ciudad Bolívar, s. f., párr. 14). Se resalta que las intervenciones del equipo de investigadoras que desarrolló este proyecto se centraron en la upz 66, San Francisco, y la upz 67, El Lucero.

4.2. Localidad 19: la transición de un territorio que no satisface necesidades básicas de la comunidad y genera problemáticas innegables

31Los procesos sociales e históricos acontecidos en Ciudad Bolívar han creado una noción confusa sobre este territorio en los imaginarios nacionales, regionales y locales. Definitivamente, la diáspora nacional hacia la localidad tuvo un efecto directo y constante, tendiente a la insatisfacción de necesidades básicas y violaciones de los derechos humanos y, por ende, un sinnúmero de problemáticas han permanecido hasta la actualidad. Este hecho ha desencadenado que, a lo largo de los años, la Alcaldía Mayor de Bogotá y otros actores sociales, culturales y ambientales hayan realizado todo tipo de esfuerzos por minimizar o redimir los desafíos de la localidad.

32El mal estado de la malla vial, el desempleo, la inseguridad, el expendio-consumo de sustancias psicoactivas, el mal manejo de los residuos sólidos, la desunión al interior de la comunidad, el aumento de la población canina, la existencia de inquilinatos, el poco acompañamiento de la Policía, la proliferación del trabajo y mendicidad infantil, la informalidad en el desarrollo laboral y emprendedor (Alcaldía Mayor de Bogotá, 2011) son solo algunos de los problemas que enfrenta Ciudad Bolívar, los que, unidos a los altos costos sociales y ambientales de la operación de las canteras o a la existencia del Relleno Sanitario Doña Juana (Alcaldía Mayor de Bogotá, 2011), dan como resultado un caldo de cultivo de factores negativos que contrasta con una población que “cuenta con varias organizaciones sociales dedicadas a promover la cultura desde sus diferentes perspectivas”, lo que configura un territorio amplio y diverso en expresiones artísticas y grupos poblacionales (“jóvenes, niños y niñas, adultos y personas mayores”) (p. 28). Pese a lo anterior, se evidencia la falta de oportunidades para el disfrute del tiempo libre y, aunque existen algunos lugares para el desarrollo de actividades recreativas, “algunos están reutilizados por mal manejo” (p. 32).

33La guinda del pastel es la presencia relativamente reciente de supuestas bandas criminales que hacen que los jóvenes sean blanco del reclutamiento forzado; además de estar expuestos a las drogas y a los asesinatos (Concejo de Bogotá, 2018). En palabras de las investigadoras del Centro de Memoria, Paz y Reconciliación, Álvarez y Orozco (2015), grupos paramilitares y bandas criminales reclutan jóvenes, cobran vacunas, controlan el microtráfico y la venta de armas, y establecen leyes cuyo rompimiento ocasiona la muerte, el desplazamiento o el exilio (párr. 27). Para la muestra, entre enero y marzo de 2018 tuvieron lugar 68 homicidios, 14 más que en el mismo período del año 2017 (Murillo & Unidad Investigativa El Tiempo, 2018).

34Por todo lo descrito en los párrafos anteriores, el Plan de Desarrollo 2017- 2020 “Ciudad Bolívar, una localidad para la convivencia, con oportunidades y mejor para todos” centra sus estrategias en pilares como “igualdad de calidad de vida”, “democracia urbana” y “construcción de comunidad” (Alcaldía Mayor de Bogotá & Alcaldía Local de Ciudad Bolívar, 2017, p. 3). Así mismo, sus ejes transversales: “desarrollo económico basado en el conocimiento”, “sostenibilidad ambiental basada en la eficiencia energética” y “gobierno legítimo y eficiente” (p. 3) apuntan a que la localidad sea “acogedora, emprendedora, segura y en paz con más y mejores oportunidades de bienestar, en armonía con la naturaleza, en la que todos sus habitantes confíen en las instituciones recuperando el sentido de pertenencia basado en la solidaridad, para así mejorar su calidad de vida” (p. 7).

4.3. Políticas e instrumentos de política pública para el turismo en ciudad bolívar

35El Plan de Desarrollo 2017-2020, adoptado en 2016, es un referente local. Este plan tiene como marco el Plan de Desarrollo “Bogotá Mejor para Todos 2016- 2020”, el cual se enmarca a su vez en la Agenda Global 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible que orientan metas, entre las que se menciona el posicionamiento de la extensa área rural de Bogotá como fuente de alternativas para la generación de ingresos y empleos a partir de la producción ambientalmente amigable de bienes, servicios, ecoturismo, etnoturismo y agroturismo (Alcaldía Mayor de Bogotá, 2016).

36El Plan de Desarrollo Local “Ciudad Bolívar una localidad para la convivencia, con oportunidades y mejor para todos 2017-2020” incluye programas de cultura, la recreación y el deporte (Alcaldía Mayor de Bogotá & Alcaldía Local de Ciudad Bolívar, 2017) planes de recuperación y manejo de la estructura ecológica principal (pp. 32-35) y la implementación de una gobernanza con influencia local, regional e internacional (p. 43), entre otros que incluyen infraestructura para la movilidad, que ha pasado a ser un aspecto clave en las perspectivas de oportunidades de desarrollo para un sector amplio de la localidad. La confluencia de factores permite que los habitantes contemplen la posibilidad de un desarrollo turístico a partir de las potencialidades. Estos factores abren una ventana de oportunidades para la localidad y sus habitantes, desde el sector turismo.

37En coordinación con el sector cultural de la Alcaldía Mayor de Bogotá, y como manifestación del mencionado activismo cultural que caracteriza a la localidad, Ciudad Bolívar elaboró el denominado Plan Decenal de Cultura Ciudad Bolívar 2012-2021, a través del cual el Consejo Local de Arte, Cultura y Patrimonio se planteaba para entonces una serie de apuestas culturales, teniendo en cuenta la lectura de sus principales problemáticas (2011). Estas problemáticas siguen siendo transversales en las diferentes áreas de la vida de la localidad; no obstante, se destaca que hay avances significativos en la definición de acuerdos interinstitucionales e intersectoriales para poder materializar los derechos culturales de todos y todas las ciudadanas de Ciudad Bolívar.

38En dicho Plan se plantea una visión que busca que “en el 2021 Ciudad Bolívar es una localidad que reconoce la cultura como componente estratégico del desarrollo sostenible y del ejercicio de la democracia, donde se transforman imaginarios y patrones culturales, se apropian y respetan las diversas prácticas culturales, artísticas y del patrimonio cultural de sus habitantes” (p. 5). Además, emergen aspectos importantes como apalancamientos para la aspiración de los habitantes por generar un desarrollo turístico a partir de la ventana de oportunidad que abre el proyecto TransMiCable. Estos aspectos son la atención a la diversidad cultural y a la cultura como generadora de riqueza, el espacio público como escenario natural de y para la cultura, la cultura como factor de integración, la formación de sujetos críticos a partir de la recuperación de la autoestima y la resignificación y reconocimiento de los saberes, prácticas que las comunidades ha venido desarrollando (pp. 5-6).

39Destaca el Plan, además, una condición propia de la localidad en relación con su génesis y parte de su crecimiento, considera la atención a las necesidades de las personas que se encuentran en condición de desplazamiento forzado, las cuales requieren que se garanticen las condiciones para el goce efectivo de sus derechos, en particular lo relativo a los derechos culturales, en coordinación con otros sectores de la Administración Local y Distrital (p. 7).

40Tras una revisión a la luz de los Lineamientos de Política Pública, Plan Estratégico y Plan de Acción para el Sector Turismo en Bogotá, D. C., 2017-2038, que consideran ampliamente cada espacio territorial de la ciudad, es posible establecer una correspondencia con la visión local. Su objetivo aspira a que Bogotá sea

un escenario privilegiado de la actividad turística, entendida como factor clave para su desarrollo económico, social y ambiental, gracias a procesos, productos y servicios innovadores, sostenibles y de excelencia, propios de la realidad contemporánea, que potencian el aprovechamiento creativo de la riqueza y diversidad de su patrimonio y sus prácticas culturales (Alcaldía Mayor de Bogotá, Secretaría de Desarrollo Económico e Instituto Distrital de Turismo & Cider, 2017, p. 64).

41El instrumento al que se acude en primera instancia para armonizar esta correspondencia es el “Modelo conceptual para el seguimiento y la evaluación de las políticas públicas” (Alcaldía Mayor de Bogotá & Secretaría Distrital de Planeación, 2017b), el cual distingue tres niveles de responsabilidad. En primer rango está en las direcciones de políticas sectoriales y equidad, y políticas poblacionales que se ubican en el organigrama en la Secretaría de Planeación. En un segundo nivel las cabezas de sector, y en un tercer nivel las entidades encargadas de la formulación de los proyectos. También da cabida a algunas políticas que demandan esquemas transversales (Alcaldía Mayor de Bogotá & Secretaría Distrital de Planeación, 2017b, p. 13).

42Sin embargo, se precisa más claridad en los mecanismos de articulación para evitar la atomización de las acciones que se implementen. Con respecto a las aspiraciones de la comunidad y de la misma administración distrital, que ha sido su principal promotora, en el documento no se hace mención al sector turismo como tal en las políticas priorizadas (2017). Es un hecho frecuente y generalizado que las administraciones públicas ignoren la incidencia del turismo en muchos aspectos de los grandes problemas públicos; sin embargo, es claro que la incidencia tácita en otras políticas y desde algunas acciones promovidas directamente desde la administración distrital, en cabeza del Instituto Distrital de Turismo, han abierto para la comunidad una ventana de oportunidad y las expectativas para el desarrollo de un turismo principalmente cultural, como punto de partida de la inserción de esta zona de Ciudad Bolívar en la oferta turística de la ciudad.

43Durante el año 2018, el Instituto Distrital de Turismo desarrolló una serie de actividades para comenzar a sensibilizar y planificar el turismo. Realizó varios proyectos –algunos ya finalizados, otros aún en ejecución–: la construcción de seis microhistorias (storytelling); actividades de seguridad turística; taller de percepciones y expectativas de la comunidad con respecto al turismo; Ruta de emprendimiento con el sdde; realización de la marca para productos que se venderán en el Museo y Centro Cultural Estación Paraíso; el Corredor Artístico Juan Pablo II, entre otros. Programas de capacitación como el Diplomado para la Formación Lideres de Turismo con Uniminuto; el Taller de Cultura Turística con el ipes y el Tecnólogo en Guianza Turística – Sena. Mejoras en infraestructura como la construcción del Punto de Información Turística y la gigantografía de la Marca Bogotá. También programas con estudiantes de colegios, como salida de campo y taller de apropiación al Centro Histórico de Bogotá; salida de campo y taller de apropiación al Embalse de Tominé; realización de videoclips, noticieros y documentales; youtubers; Programa Colegios Amigos del Turismo (C. Sánchez, comunicación personal, septiembre de 2018).

5. Resultados

44En el desarrollo de la investigación se aplicaron y desarrollaron dos (2) herramientas de recolección de información: un sondeo de opinión y un grupo focal a 26 personas de la comunidad de Ciudad Bolívar. La encuesta se diseñó teniendo en cuenta el concepto de turismo sostenible, incluyendo elementos socioculturales, ambientales y económicos. La medida de cada respuesta se circunscribe a una escala de 1 a 5, en la que 1 significa “totalmente en desacuerdo”; 2, “en desacuerdo”; 3, “ni en desacuerdo ni de acuerdo”; 4, “de acuerdo”, y 5, “totalmente de acuerdo”. El grupo focal se realizó el día 16 de junio de 2018 y este mismo día se aplicaron las encuestas.

45Los encuestados reconocen, por un lado, que el hecho de que la localidad se haya creado a partir del desplazamiento forzado que sufrió el país incidió de manera negativa en la imagen de la zona. Afirman que, a largo plazo, esto les ha dejado problemáticas como el estigma a nivel local, la delincuencia, la sobrepoblación, la marginalización, la pobreza, la expansión urbana no planificada, el deterioro paisajístico, las problemáticas ambientales, la falta de sentido de pertenencia y de identidad y la ruptura de lazos sociales. Lo anterior confirma lo recaudado en fuentes secundarias relacionadas con la situación contextual de la zona estudiada.

46Desde lo positivo, legitiman que el desplazamiento forzado fue la línea de base para conformar un territorio multicultural gracias a la riqueza social, de valores y costumbres que empujó a los residentes a reconstruir el tejido social comunitario a través de la producción de cultura y de patrimonio cultural. Asimismo, resaltan que el emprendimiento, la creatividad y el empuje caracterizan a las personas que habitan en este territorio. Irónicamente, no existe una oferta de actividades que promuevan el empleo y el comercio en la localidad, lo que redunda en un bajo nivel de empleabilidad en los jóvenes. Empero, resaltan la labor de las organizaciones sociales, culturales, artísticas, deportivas y ambientales porque han tenido un impacto positivo en el desarrollo social. Es importante mencionar que los encuestados reconocen que deben seguir aportando a la construcción de comunidad y que se deben dar los relevos generacionales adecuados con el objetivo de no perder las memorias históricas de la localidad. Esto se confirma en aspectos como el sentido de pertenencia que ratifica la comunidad en la encuesta aplicada: el 69 % de ellos se sienten orgullosos de pertenecer a Ciudad Bolívar y, en este sentido, el 62 % de los encuestados está interesado en preservar sus costumbres y tradiciones; ítem tenido en cuenta en la tabla 8. 1, que muestra los elementos que los encuestados consideran más representativos en su territorio, los cuales se circunscriben a la cultura, el arte, la gente, los parques, los miradores, la memoria de los ancestros, los monumentos y la zona rural.

TABLA 8. 1: ELEMENTOS REPRESENTATIVOS DE LA LOCALIDAD.

TABLA 8. 1: ELEMENTOS REPRESENTATIVOS DE LA LOCALIDAD.

Fuente: elaboración propia con base en resultados de sondeo de opinión y grupo focal.

47Fuera de los temas culturales, de sentido de pertenencia y de apropiación, los encuestados están interesados en que los “no residentes” visiten esta zona (69 %), evidenciándose aquí una ventana de oportunidad y expectativas hacia la actividad turística. Entre los elementos que les gustaría mostrar al visitante aparecen con gran importancia las costumbres y la cultura, así como la memoria histórica y las raíces de las problemáticas del territorio; el arte urbano, la producción artística local y el patrimonio cultural.

48Igualmente, los encuestados tienen presente el patrimonio natural (páramo de Sumapaz y la zona rural). Consideran que la preservación de fauna y flora es fundamental para la localidad (73 %), así como la de los ríos y las quebradas (63 %). Menos importante es la conservación de las fachadas de las casas, las iglesias y los parques (50 %). Sin embargo, reconocen que no se promueve la conservación del medio ambiente y que el manejo de los residuos en la localidad no es el adecuado. Añaden que uno de los temas por resolver es la seguridad, tanto para propios como para extraños, destacando que la llegada de visitantes y turistas podría ayudar a mejorar los índices actuales.

49En este sentido, en el focus group se determinan los lugares concretos que los asistentes mostrarían al turista. De ellos da cuenta la tabla 8.2.

TABLA 8.2: LUGARES QUE QUIERE MOSTRAR AL TURISTA.

TABLA 8.2: LUGARES QUE QUIERE MOSTRAR AL TURISTA.

Fuente: elaboración propia con base en resultados de sondeo de opinión y grupo focal.

50Respecto al turismo, la mayoría de los encuestados consideran que comporta beneficios para la comunidad, que crea oportunidades de trabajo, que estimula la producción artística local y que apoya la conservación del patrimonio. En este sentido, pero sin marcar una tendencia destacada, resaltan impactos positivos del turismo como, por ejemplo, que puede fomentar el arte y fortalecer los aspectos culturales, así como el reconocimiento y mejoramiento de la imagen de la localidad y el intercambio cultural; puede traer salud, entretenimiento y ocio. Con todo, las respuestas a los impactos negativos que la actividad comporta son variadas por parte de los participantes: aumento de riesgos sociales; aumento de la delincuencia local y aumento de basuras.

51En cuanto a las expectativas que tiene la comunidad frente al turismo, se lograron identificar cuatro puntos de vista gracias al sondeo y al grupo focal realizado: el turístico, el del fortalecimiento cultural, el de los procesos comunitarios y, finalmente, el de transformación social. Desde lo turístico, la comunidad espera contar con un acompañamiento continuo de las instituciones locales y distritales que permita el fortalecimiento del tejido organizativo; quieren saber cómo atender a los visitantes y saber recibirlos, en general, desean estar preparados para recibir turistas y poder tener varias opciones de producto turístico para mostrar. Cambiando de tercio y centrando la mirada en los procesos comunitarios y la transformación social, la población piensa que la visibilización que puede traer la existencia del TransMiCable fomentará la llegada no solo de habitantes de Bogotá, sino también de turistas y, en este sentido, es realmente importante para los habitantes que el turismo sea de base comunitaria: hecho por la comunidad y para la comunidad, para continuar con el fortalecimiento del colectivo y de las organizaciones sociales. A pesar de haber desarrollado los talleres con la población de solo dos barrios, anhelan que todos los barrios se vean beneficiados por la llegada de turistas y habitantes de Bogotá. Para ello consideran que debe existir un programa de capacitación y formación que les apoye en la focalización hacia el proyecto turístico y que se debe involucrar a los jóvenes como gestores de convivencia y seguridad, de manera que se vaya generando mayor confianza para el desplazamiento por la localidad y el reconocimiento de los espacios inmersos en ella. También les parece crucial visibilizar la cultura viva de los artesanos locales y recuperar la historia de los barrios, las calles, los senderos y los sitios de la localidad con el objetivo de fortalecer la cultura.

52Finalmente, es importante entender que las personas de la localidad ven en el TransMiCable un elemento que optimizará los tiempos de transporte. De hecho, se ve como una oportunidad para que todos los habitantes puedan planificar sus rutas de transporte y de desplazamiento. Es, por tanto, un optimizador de los tiempos de transporte que integra el territorio con el sistema de transporte modal de Transmilenio. En opinión de las autoras de esta investigación, el TransMiCable se conforma como otra de las ventanas de oportunidad para la actividad turística en la zona.

6. La política pública de turismo en ciudad bolívar: elementos a incluir desde las perspectivas de la comunidad

53La visión sobre políticas públicas del Distrito Capital parte de la inscripción de estas como procesos de planeación para el corto, mediano y largo plazo:

Es un instrumento de planeación orientado a la acción para lograr objetivos prioritarios, fruto de un proceso de concertación intersectorial y co-creación, en el que participa la administración distrital, la ciudadanía, la sociedad civil, los gremios, la academia, etc. Este proyecto colectivo […] es un proceso que demanda un conocimiento sobre la situación desde diferentes perspectivas, contemplar alternativas de solución y la identificación de tensiones entre las personas involucradas, para llegar a acuerdos sobre: las metas que se quieren alcanzar, la manera para lograrlo, la inversión requerida y el tiempo proyectado para generar el cambio.

En ese orden de ideas, lo que se busca de una política pública es que los resultados se evidencien en forma de impactos transformadores y positivos de las diferentes realidades sociales (Alcaldía Mayor de Bogotá & Secretaría Distrital de Planeación, 2017a, p. 3).

54Ciudad Bolívar ha sido objeto de intervención estatal en materia de infraestructura para la movilidad, concretamente con el llamado TransMiCable, medio de transporte que solucionará el problema público de marginalización espacial y temporal de una zona de esta extensa localidad de Bogotá. En el contexto de esta obra de transporte modal, distintas entidades de la administración distrital, desde diferentes ámbitos y sectores, intervienen en el territorio con el propósito de generar y propiciar dinámicas sociales, económicas y culturales, aprovechando las inversiones en infraestructura y las transformaciones que de ellas se deriven.

55A la luz de la teoría de las políticas públicas, no toda la acción del Estado se puede denominar como política. En clave de Roth (2017) y Muller (1998a), las intervenciones en Ciudad Bolívar no necesariamente se derivan de políticas, es decir, la multiplicidad de acciones no podría considerarse en sí misma una política pública sectorial, sino como un componente que podría vincularse a una política pública, en este caso, el Plan Distrital de Desarrollo “Bogotá Mejor para Todos”. Así, Roth (2007) identifica cuatro elementos que permiten reconocer la existencia de una política pública: la implicación del gobierno a través de alguna autoridad pública; la percepción de una situación problema por algún grupo de la sociedad; la definición de unos objetivos que buscan resolver o anticipar la situación problema y la realización de un proceso. La condición para que una política pública exista se da cuando las instituciones estatales asumen total o parcialmente la tarea de alcanzar objetivos estimados como deseables o necesarios, por medio de un proceso destinado a cambiar un estado de las cosas percibido como problemático (Roth, 2007).

56En el caso específico del TransMiCable en Ciudad Bolívar, es evidente el enfoque territorial, considerando la naturaleza global de la acción e intervención del Estado, en este caso de la municipalidad. Sin embargo, las dinámicas manifiestas en expectativas por parte de la comunidad, como es el caso del turismo en particular, demandan políticas sectoriales que ofrezcan soluciones a los problemas específicos y que orienten las acciones futuras en el corto, mediano y largo plazo. Para Muller (1998b), el estudio de una política pública debe pasar por un cuestionamiento sobre la manera como se opera permanentemente la transacción entre el referencial global y un referencial sectorial.

57Para el caso de Bogotá, las políticas públicas ocurren en un territorio específico de la ciudad, con características propias, definidas por su geografía, por su contexto político, económico y social. En ese orden de ideas, y como ya se mencionó, la localidad de Ciudad Bolívar cuenta con políticas territoriales que se articulan con las políticas distritales, pero también, dadas sus particularidades, ha desarrollado algunas políticas sectoriales como es el caso del sector cultural.

58Dado que el presente trabajo de investigación quiere identificar los elementos esenciales para la comunidad que se deben integrar en la política sectorial de turismo para Ciudad Bolívar, se busca también orientar y ayudar a que los responsables de las políticas y las partes interesadas del sector turismo promuevan una mayor coherencia entre las políticas globales, territoriales y sectoriales de distinta índole, con el desarrollo del turismo como ventana de oportunidad que se presenta. Así, basándose en Kingdon (2011), la implementación de acciones derivadas del Plan de Desarrollo materializadas en concreto en la obra TransMiCable es una “ventana de política pública” que permite llamar la atención hacia problemas nuevos que no se han inscrito en la agenda pública y que se presentan como una fuerza favorable que se corresponde con otros problemas y cuyas soluciones serían integrales. Tal es el caso del turismo con un sector emergente para la localidad de Ciudad Bolívar, en tanto el turismo hasta ahora comienza a ser visto como una posibilidad de desarrollo.

59En el ejercicio de diseño y formulación de una política pública, una de las etapas complejas que se deben surtir es la identificación del problema. El primer problema parte del propio ámbito de las políticas públicas y de la coyuntural necesidad de dotar de una política pública sectorial de turismo a una comunidad que percibe y observa cómo se abren oportunidades a partir de las expectativas en turismo que la propia administración distrital ha sembrado. Esta afirmación tiene sustento en la percepción de la comunidad respecto a que no se observan mecanismos claros de articulación entre los programas que adelantan diferentes instancias de la administración pública, con lo cual las acciones que se implementen corren el riesgo de caer en la atomización. Adicionalmente, se percibe que el papel e incidencia que pueda tener el turismo es subvalorado y que las acciones que realiza la administración distrital desde el Instituto Distrital de Turismo deben ser priorizadas.

60La comunidad identifica problemas públicos de diversa índole que, si bien se relacionan con otros sectores diferentes al turismo, son condición necesaria para la competitividad del turismo y su desarrollo. El índice de competitividad de los viajes y el turismo (Travel & Tourism Competitiveness Index) del Foro Económico Mundial (wef, por sus siglas en inglés), establece una plataforma de análisis de indicadores y factores críticos que brinda orientaciones a los países que compiten en la industria de viajes y turismo (136 en el año 2017) (wef, 2017). Entre los factores que se identificaron como problemáticos en Ciudad Bolívar y que, además, corresponden con algunos de los señalados por el fem, incluidos en los Objetivos de Desarrollo Sostenible se mencionan: inseguridad, pobreza, inequidad, deficiente infraestructura, desempleo, deterioro ambiental, carencia de oportunidades y de empleo digno, estigmatización, bajo ejercicio del derecho al disfrute del ocio y el tiempo libre, entre otros.

61Como contraste, Dunn (citado por Ordoñez-Matamoros, 2013) presenta dos tipos de problemas: problemas simples y problemas complejos, cuya estructura está determinada por el grado de interdependencia de estos. Para Ordoñez-Matamoros (2013), los criterios que definen el nivel de complejidad de un problema son el número de tomadores de decisiones que participarían en la solución, el número posible de alternativas de solución, los valores en juego, el nivel de certeza de los resultados y la calculabilidad de los mismos.

62Para el caso de estudio, se parte de la carencia de una política sectorial de turismo, primer problema identificado, que es sobre la que la ventana de oportunidad cobra fuerza: se abre debido a las decisiones y las acciones tomadas desde la administración pública, concertadas con la comunidad, que tienen un motor principal en la obra de infraestructura de transporte modal TransMiCable y el entorno que se plantea alrededor de la misma: cambio drástico en el mobiliario urbano complementario de tipo comunitario, cultural, de servicios y turístico, como inmaterial orientado a perspectivas de desarrollo empresarial que toma como beneficiarios a la comunidad de la zona.

63Se identifican otros problemas, unos que existen a priori y otros que se identifican por la comunidad en torno a las expectativas de convertirse en una zona turística. Se aclara que la comunidad asume como turistas a los residentes en Bogotá. Frente a este concepto, la Organización Mundial del Turismo define turista como aquel que se desplaza fuera de su habitual lugar de residencia hacia otro lugar en forma temporal, por diferentes motivos, y que pernocta al menos una noche en el lugar visitado (omt, s. f.). Así las cosas, los residentes en Bogotá no se comportarían como turistas. No obstante, la marginalidad histórica de Ciudad Bolívar en el contexto urbano y rural de Bogotá legitima la inclusión de otros habitantes de Bogotá como potenciales turistas, además de los turistas por definición estricta.

64Un mayor desglose de las problemáticas identificadas en la contextualización y en los resultados del sondeo de opinión y en el grupo focal permite establecer, a la luz de la clasificación propuesta por Ordoñez-Matamoros (2013), que existen problemáticas cuya solución puede ser orientada desde una política pública sectorial, la cual se inscribe como punto de partida en la concreción del Plan Distrital en acciones públicas y en el involucramiento activo del sector privado y de la comunidad, con el propósito superior de mejorar la calidad de vida de los residentes en Bogotá. En la política sectorial de turismo confluyen todos los actores, según el nivel de actuación (anexo I): entidades responsables y corresponsables del sector público; entidades del sector privado, cuya misionalidad las hace corresponsables, y otros actores.

65Si bien el principio de una política pública es trazar una hoja de ruta para la solución de los problemas en el largo plazo, esta debe contener lineamientos para el corto y el mediano plazo. Así, la recomendación inicial es la de tomar como punto de partida para la estructura de la misma los campos y ejes estratégicos transversales que se recogen en el Plan Distrital de Desarrollo, los cuales se expresan a su vez, para el caso de Ciudad Bolívar, en el Plan de Desarrollo 2017-2020 y en los Lineamientos de Política Pública, Plan Estratégico y Plan de Acción para el Sector Turismo en Bogotá.

66En esta coyuntura, de manera general, se diseñan propuestas bajo los ejes estratégicos del documento Lineamientos de política pública, plan estratégico y plan de acción para el sector turismo en Bogotá D. C. (Alcaldía Mayor de Bogotá, Secretaría de Desarrollo Económico e Instituto Distrital de Turismo & Centro Interdisciplinario de Estudios para el Desarrollo, Cider, Universidad de los Andes, 2017):

67Posicionamiento estratégico del destino desde dos ámbitos a considerar. El primero, un posicionamiento del turismo como fenómeno social, económico y cultural en la propia localidad, que permee a la sociedad en general, creando o fortaleciendo una cultura turística que genere sentido de pertenencia, apropiación del patrimonio y afinidad hacia su propio territorio, visto este como un destino turístico. El segundo ámbito es la proyección de la localidad fuera de sus límites físicos, para posicionar a la localidad de Ciudad Bolívar, con énfasis en las zonas de influencia de la obra TransMiCable, como un atractivo turístico que se integre a la oferta turística de la ciudad, tanto para los residentes como para personas nacionales o extranjeras que visitan la Capital.

68Gobernanza participativa y fortalecimiento institucional que garantice la articulación de la localidad dentro de la gestión turística de ciudad en los ámbitos público y privado, basándose en espacios de discusión y concertación, para que el turismo se consolide como factor clave para el desarrollo del territorio y sus habitantes, gracias a una gestión que garantiza su excelencia basada en el conocimiento, la innovación y la sostenibilidad social, cultural y ambiental. Este eje estratégico está llamado a:

69• Generar sinergias permanentes con los asuntos públicos de ambiente, economías creativas y economía naranja, seguridad, movilidad, desarrollo económico, infancia y juventud, cultura, salud pública, saneamiento, basuras, entre otros que interactúen con el turismo y genere interdependencia con este.

70• Trabajar con la comunidad de manera participativa en la formulación de la política, documento que debe reflejar el sentir y el parecer de la población. Más que una actividad de consenso, se propone aplicar los principios de participación y transparencia en la formulación de la política pública de turismo para la localidad de Ciudad Bolívar.

71Zona de interés para el turismo creativo y de naturaleza, que potencie los valores y las oportunidades que se abren con las intervenciones públicas. Los valores son los activos ambientales, culturales y sociales que poseen la comunidad y el territorio. Se busca la puesta en valor y el uso para el turismo aprovechando la creatividad como baluarte para desarrollar productos turísticos que ofrezcan experiencias memorables y de excelencia para los visitantes y turistas. En este sentido, los encuestados demuestran claridad a la hora de identificar los elementos culturales y naturales a mostrar al turista, pero, al ser la técnica aplicada el sondeo, no se puede extrapolar esta decisión a toda la comunidad de la localidad. Por lo anterior, se deben realizar sendas dinámicas con las que se cotejen estos atributos diferenciales y, posteriormente, realizar talleres con la comunidad, liderados por expertos que, de manera técnica, puedan proyectar en los productos turísticos esa esencia memorable y excelente para los visitantes y turistas.

72Equipamientos turísticos o aprovechables para el turismo, como eje estratégico que se presenta en doble vía. La primera, la articulación del componente turístico al ordenamiento territorial de la ciudad y, la segunda, el desarrollo de proyectos que permitan la existencia de equipamientos complementarios de diversa índole, a lo largo de la línea del TransMiCable. Por ejemplo: a nivel cultural, artístico, gastronómico, mejoramiento de zonas verdes, ampliación de espacios públicos y urbanos, entre otros, como facilitadores del desarrollo turístico, atendiendo a las distintas tipologías de turismo que puedan surgir como parte de la dinámica transformadora.

73Fomento al emprendimiento y al empresarismo para el turismo, entendiéndose por fomento el reconocimiento de los recursos humanos, técnicos, tecnológicos y financieros para el ejercicio de la oferta de bienes y servicios con destinación al uso turístico, orientados a la población local de manera corresponsable (actores públicos y privados), para generar capacidades con el fin de aprovechar las ventas de oportunidad que se abren. Este eje estructurante se articula con el comentario de los encuestados cuando indican que la actividad turística se debe plantear desde la perspectiva del turismo comunitario. Por ende, a su criterio, deben existir programas de educación, formación y capacitación que permitan el desarrollo de competencias y habilidades en la comunidad en este sentido.

74De ahí que el último eje sea Apuestas formativas para el futuro del sector, promoviendo la investigación, fortaleciendo programas específicos como el de Colegios Amigos del Turismo y estableciendo alianzas que desde la oferta educativa acerquen a los jóvenes y a la comunidad interesada de la localidad a las posibilidades de crecimiento personal y económico que puede ofrecer el turismo. Con este eje estratégico se da respuesta a la necesidad de promover y generar una transformación colectiva y el resurgir de las cenizas por parte de esta comunidad, planteamiento esencial del turismo fénix.

7. Conclusiones

75La conformación y crecimiento urbano de Ciudad Bolívar tuvo origen en el conflicto armado vivido intensamente en áreas rurales del país. Actualmente el territorio se integra como una de las 20 localidades en las que se divide la ciudad de Bogotá, D. C.

76Marcada por la insatisfacción de necesidades básicas, pobreza, violación de los derechos humanos, la falta de oportunidades, insuficiente conectividad y marginamiento, pero también por un tejido social culturalmente enriquecido por las migraciones de distintos lugares del país que hallaron en el territorio de Ciudad Bolívar un lugar donde reubicarse y buscar las oportunidades, los habitantes de la localidad ven con esperanza la llegada de obras de infraestructura que generarán impactos positivos en el corto, mediano y largo plazo.

77La construcción del transporte multimodal TransMiCable, y los equipamientos culturales y turísticos que acompañan la megaobra de infraestructura, es vista por la comunidad local como una oportunidad para visibilizarse y para resurgir a partir de la mirada del otro como un lugar visitable, amable, cultural y diverso que puede mostrar diversas cosas interesantes. La comunidad se prepara para brindar experiencias memorables para residentes de Bogotá y para turistas que se atrevan a romper los esquemas y llegar hasta el lugar.

78La tendencia en los mercados turísticos que comporta la apertura de los viajeros y turistas a nuevas experiencias enmarcadas en el turismo cultural posibilita que lugares no tradicionales, como es el caso de Ciudad Bolívar, puedan transformarse en lugares turísticos y que sus comunidades encuentren la posibilidad de desarrollar capacidades y alternativas a partir de ventanas que se abren como oportunidades que emanan de las agendas públicas y la acción de políticas que aportan soluciones para mejorar el hábitat en suburbios urbanos.

79La comunidad observa en el turismo una alternativa de desarrollo y lo plantea en términos de sostenibilidad y una manera de elevar la autoestima desde una localidad como Ciudad Bolívar, estigmatizada por un pasado de conflicto y violencia. El turismo se presenta como una forma de insertarse en la sociedad, mostrando la cara amable del territorio.

80Los aportes teóricos desde las políticas públicas (ventanas de oportunidad desarrollada por J. Kingdon) y desde las teorías del turismo (turismo fénix de Causevic & Lynch [2011]), contribuyen al entendimiento y relacionamento de los fenómenos sociales, culturales y económicos con visión de mediano y largo plazo.

81El grupo focal y la encuesta aplicada a 26 actores convocados de la localidad de Ciudad Bolívar aseguran que estos conocen los elementos más representativos de su territorio, sintetizados en lo cultural y lo natural, los cuales les despiertan sentimientos de orgullo y sentido de pertenencia. Tienen clara la importancia que representa TransMiCable, no solo en términos de movilidad sino en llegadas de “no residentes”. Frente a esta actividad turística, tienen altas expectativas y saben qué elementos mostrar al visitante. Ante la llegada de turistas, tienen claro que deben preservar la flora, la fauna, los recursos naturales y conservar el espacio público, así como mejorar el manejo de residuos y la seguridad para propios y extraños. Además, identifican perfectamente los impactos, beneficios y costos impuestos por la actividad turística.

82En una segunda etapa de la investigación, sería pertinente y necesario poder extrapolar estos hallazgos al conjunto de la población de Ciudad Bolívar, así como la profundización en aspectos como la vinculación de la comunidad a la actividad turística en términos de emprendimiento.

83Así, el desarrollo de este trabajo de investigación permitió plasmar en este capítulo una propuesta para la formulación de recomendaciones para una política local de turismo en la localidad de Ciudad Bolívar. Se espera que los aportes de este trabajo orienten la provisión de soluciones a problemáticas ancestrales que han acompañado a sus gentes, hoy esperanzadas en superar sus problemas y mostrar a propios y foráneos la cara amable de su localidad, por la cual tienen un alto sentido de pertenencia.

Bibliographie

8. Referencias

Alcaldía Local de Ciudad Bolívar (s. f.). Conociendo mi localidad. Recuperado de: http://www.ciudadbolivar.gov.co/mi-localidad/conociendo-mi-localidad/historia

Alcaldía Mayor de Bogotá (2011). Lectura de realidades y necesidades Territorio pas. Perdomo, Arborizadora, San Francisco. Localidad 19 Ciudad Bolívar. Gestión Social Integral [documento]. Recuperado de: http://old.integracionsocial.gov.co/anexos/documentos/1_entidad/gsi/19_ciudad_bolivar_lectura_de_realidades_pas.pdf

Alcaldía Mayor de Bogotá (2015). Diagnóstico local Ciudad Bolívar [documento en elaboración]. Hospital Vista Hermosa. Recuperado de: http://www.hospitalvistahermosa.gov.co/web/node/sites/default/files/boletines_2015/Diagnostico%20Diferencial/Diagnostico_Local_Agosto2015.pdf

Alcaldía Mayor de Bogotá (2016). Plan de Desarrollo “Bogotá Mejor para Todos 2016- 2020”. Bogotá: Autor.

Alcaldía Mayor de Bogotá & Alcaldía Local de Ciudad Bolívar (2017). Plan de DesarrolloCiudad Bolívar una localidad para la convivencia, con oportunidades y mejor para todos 2017-2020”. Bogotá: Autor. Recuperado de: http://www.ciudadbolivar.gov.co/sites/ciudadbolivar.gov.co/files/planeacion/cartilla_pd.pdf

Alcaldía Mayor de Bogotá, Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte & Consejo Local de Cultura (2011). Plan Decenal de Cultura Ciudad Bolívar 2012-2021. Bogotá: Alcaldía Mayor de Bogotá.

Alcaldía Mayor de Bogotá, Secretaría de Desarrollo Económico e Instituto Distrital de Turismo & Centro Interdisciplinario de Estudios para el Desarrollo, Cider, Universidad de los Andes (2017). Lineamientos de política pública, plan estratégico y plan de acción para el sector turismo en Bogotá, D. C., 2017-2038. Bogotá: Cider.

Alcaldía Mayor de Bogotá & Secretaría Distrital de Planeación (2017a). Guía para la implementación de políticas públicas del Distrito. Bogotá: sdp.

Alcaldía Mayor de Bogotá & Secretaría Distrital de Planeación (2017b). Modelo conceptual para el seguimiento y la evaluación de las políticas públicas en Bogotá. Bogotá: Alcaldía Mayor.

Álvarez, M., & Orozco, L. F. (2015). Ciudad Bolívar: la historia de una lucha colectiva. Centro de Memoria, Paz y Reconciliación. Recuperado de: http://centromemoria.gov.co/ciudad-bolivar-la-historia-de-una-lucha-colectiva/

Bautista, N. (2011). Proceso de la investigación cualitativa: epistemología, metodología y aplicaciones. Bogotá: Manual Moderno.

Becken, S., & Carmignani, F. (2016). Does tourism lead to peace? Annals of Tourism Research, 61, 63-79. https://doi.org/10. 1016/j.annals.2016.09.002

Bogotá Cómo Vamos (s. f. a). Portal Bogotá Cómo Vamos [consulta año 2018]. Recuperado de: http://www.bogotacomovamos.org/

Bogotá Cómo Vamos (s. f. b). Localidades: Ciudad Bolívar. Portal Bogotá Cómo Vamos [consulta año 2018]. Recuperado de: http://www.bogotacomovamos.org/interactivo-como-vamos-en-localidades-2016/localidades/ciudad-bolivar/

Causevic, S., & Lynch, P. (2011). Phoenix Tourism. Post-Conflict Tourism Role. Annals of Tourism Research, 38 (3), 780-800. https://doi.org/10.1016/j.annals.2010. 12.004

Concejo de Bogotá (8 de mayo de 2018). Inseguridad en Ciudad Bolívar. Concejo de Bogotá. Recuperado de: http://concejodebogota.gov.co/inseguridad-en-ciudad-bolivar/cbogota/2018-05-08/104924.php

Du Cros, H., & McKercher, B. (2014). Cultural tourism. Routledge.

Murillo Mojica, O., & Unidad Investigativa (3 de mayo de 2018). ¿Grupos armados ilegales rondan a Ciudad Bolívar? El Tiempo: Seguir Bogotá. Recuperado de: https://www.eltiempo.com/bogota/razones-de-los-problemas-de-seguridad-en-ciudad-bolivar-213238

Farmaki, A. (2017). The tourism and peace nexus. Tourism Management, 59, 528-540. https://doi.org/10. 1016/j.tourman.2016.09.012

Gómez, N. (2014). Partir de los que somos. Ciudad Bolívar, tierra, agua y luchas. Bogotá: Alcaldía Mayor de Bogotá. Recuperado de: https://www.culturarecreacionydeporte.gov.co/sites/default/files/convocatorias_cartillas_y_anexos/anexo_4_libro_apar-tir_de_lo_que_somos_-_ciudad_bolivar_tierra_agua_y_luchas.pdf

Hernández, R., Fernández, C., & Baptista, P. (1998). Metodología de la investigación. México: McGraw Hill.

Instituto de Desarrollo Urbano (idu) (s. f.). TransMiCable [micrositio]. idu [consulta año 2018]. Recuperado de: https://www.idu.gov.co/Archivos_Portal/Micrositios/TransMiCable/

Jiménez Guzmán, L. F. (1986). Teoría turística: un enfoque integral del hecho social. Universidad Externado de Colombia.

Kingdon, J. W. (2011). Agendas, Alternatives, and Public Policies (update edition, with an Epilogue on Health Care; 2nd Edition). u.s.a: Pearson.

Lahera, E. (2002). Introducción a las políticas públicas. Fondo de Cultura Política, 10.

Londoño Toro, B. (2004). Bogotá: una ciudad receptora de migrantes y desplazados con graves carencias en materia de recursos e institucionalidad para garantizarles sus derechos. Revista de Estudios Sociales y Jurídicos, 6 (1), 353-375.

Mckercher, B., & Du Cros, H. (2002). Cultural tourism: The partnership between tourism and cultural heritage management. Routledge.

Ministerio de Comercio, Industria y Turismo [MinCIT] & Artesanías de Colombia (2009). Política de turismo y artesanías: iniciativas conjuntas para el impulso y la promoción del patrimonio artesanal y el turismo colombiano. Recuperado de: http://www.bogotaturismo.gov.co/sites/intranet.bogotaturismo.gov.co/files/Politica%20Turismo%20y%20Artesanias.pdf

Muller, P. (1998a). La génesis de las políticas públicas. Revista Innovar, 11, 99-109.

Muller, P. (1998b). La producción de las políticas públicas. Revista Innovar, 12, 65-75.

Organización Mundial del Turismo (omt) (s. f.). Entender el turismo: glosario básico. omt Comunicación. Recuperado de: https://media.unwto.org/es/content/entender-el-turismo-glosario-basico

Ordoñez-Matamoros, G. (dir.) (2013). Manual de análisis y diseño de políticas públicas. Bogotá: Universidad Externado de Colombia.

Pedraza, J. & Duarte, L. (2017). La incorporación de la política pública de seguridad y convivencia en la agenda gubernamental de Medellín 1990-2005. Revista Sociedad y Economía, (33), 99-120.

Pineda, B. C. (2000). Ciudad Bolívar. Territorio de vida. Bogotá: Alcaldía Mayor de Bogotá.

pnud (2016). Informe sobre desarrollo humano 2016. Desarrollo humano para todos. Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (pnud). Recuperado de: http://hdr.undp.org/sites/default/files/HDR2016_SP_Overview_Web.pdf

Pratt, S., & Liu, A. (2016). Does tourism really lead to peace? A global view. International Journal of Tourism Research, 18 (1), 82-89.

Roth, D. A. (2007). Políticas públicas (6ªed.). Bogotá: Ediciones Aurora.

Ruiz, N. Y. (2011). El desplazamiento forzado en Colombia: una revisión histórica y demográfica. Estudios Demográficos y Urbanos, 26 (1), 141-177. Recuperado de: http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0186-72102011000100141&lng=es&tlng=es

Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte (s. f.). Localidad Ciudad Bolívar. Portal Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte [consulta año 2018]. Recuperado de: https://www.culturarecreacionydeporte.gov.co/es/localidades/ciudad-bolivar

Scott, J. (2012). Tourism, civil society and peace in cyprus. Annals of Tourism Research, 39 (4), 2114-2132. https://doi.org/10. 1016/j.annals.2012.07.007

Smith, M. K., & Robinson, M. (2006). Cultural tourism in a changing world: Politics, participation and (re) presentation (Vol. 7). ChannelView Publications.

World Economic Forum (wef) (2017). The Travel & Tourism Competitiveness Report 2017. Paving the way for a more sustainable and inclusive future. Ginebra: wef.

9. Bibliografía adicional

Dane (s. f.). ¿Cuántos y cuáles son los estratos en los que se pueden clasificar las viviendas y/o los predios rurales? Recuperado de: ¿Cuántos y cuáles son los estratos en los que se pueden clasificar las viviendas y/o los predios rurales?

Kearney, A. T. (2017). Global Cities 2017: Leaders in a World of Disruptive Innovation. Recuperado de: https://www.atkearney.com/documents/20152/436055/Global+Cities+2017.pdf/f68ca227-48a0-2a74-96b9-0989ce3ce321

Lahera, E. (2004). Política y políticas públicas (Vol. 95). United Nations Publications.

Madrigal, A., & Sánchez, Y. (2012). Las memorias del conflicto armado y la violencia en Colombia: Ciudad Bolívar como referente de mantenimiento de memoria colectiva significativa en Bogotá. Ciudad paz-ando, (5) 2, 71-86. Universidad Distrital Francisco José de Caldas. Recuperado de: https://revistas.udistrital.edu.co/ojs/index.php/cpaz/ article/view/5356 https://doi.org/10. 14483/2422278X.5356

Annexes

Anexo I

FIGURA 8. 1: ACTORES EN CIUDAD BOLÍVAR PARA UN DESARROLLO TURÍSTICO.

FIGURA 8. 1: ACTORES EN CIUDAD BOLÍVAR PARA UN DESARROLLO TURÍSTICO.

Fuente: elaboración propia.

Notes

1 Para tener una idea más amplia de la naturaleza de actores que participan en el desarrollo turístico en la localidad de Ciudad Bolívar, revísese el anexo I, figura 8.1.

2 Las autoras extendemos nuestro agradecimiento a los funcionarios del Instituto Distrital de Turismo – idt por la colaboración prestada para la citación y acompañamiento con la comunidad de Ciudad Bolívar en la realización del focus group y el sondeo de opinión realizados en el marco de esta investigación.

Auteurs

Candidata a magíster en Turismo Sostenible y Tecnologías de la Información y la Comunicación de la Universitat Oberta de Catalunya (uoc), España; magíster en Planificación y Gestión de Destinos Turísticos Locales, Universidad de Barcelona, España; pregrado en Turismo de la Escola d´Hotelería i Turisme cett, Universitat de Barcelona, España. Coordinadora de investigaciones, Facultad de Administración de Empresas Turísticas y Hoteleras, Universidad Externado de Colombia.

Candidata a Doctora en Estudios Políticos de la Universidad Externado de Colombia; magíster en Gestión Cultural por la Universidad de Girona, uoc e Islas Baleares; magíster en Políticas Culturales y Desarrollo por la Universidad de Girona y Unesco; especialista en Gerencia y Gestión Cultural y en Administración de Empresas por la Universidad Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario; administradora de Hotelería y Turismo de la Universidad Externado de Colombia. Docente investigadora de la Facultad de Administración de Empresas Turísticas y Hoteleras de la Universidad Externado de Colombia.

Estudiante del doctorado en Cultural Heritage de la University of Birmingham, Inglaterra; magíster en Planificación y Gestión del Turismo de la Universidad Externado de Colombia; magíster en Tourisme et Patrimoines de la Université de Lyon 2, Francia; administradora de EmpresasTurísticas y Hoteleras de la Universidad Externado de Colombia. Docente investigadora de la Facultad de Administración de Empresas Turísticas y Hoteleras de la Universidad Externado de Colombia.

© Universidad externado de Colombia, 2019

Conditions d’utilisation : http://www.openedition.org/6540

Acheter

Rechercher dans OpenEdition Search

Vous allez être redirigé vers OpenEdition Search