Version classiqueVersion mobile

La gobernanza internacional de las migraciones

 | 
Alexandra Castro Franco

Título III. La protección de los migrantes por sus Estados de origen: el caso de Colombia

Título III. La protección de los migrantes por sus Estados de origen: el caso de Colombia

Texte intégral

1Hasta el momento, hemos intentado hacer alusión a los diferentes marcos en los cuales consideramos que puede ser posible la protección de los derechos de los migrantes. Describimos las dinámicas, manifestaciones y resultados de las esferas mundiales y regionales de gestión migratoria y de protección de los derechos de los migrantes. Explicamos cómo la protección de los migrantes depende de la buena voluntad de los Estados de destino, los cuales, en el ejercicio de su soberanía, deciden los medios de gestión migratoria y dictan normas sobre la entrada y permanencia de los extranjeros. Mostramos igualmente cómo, en la práctica, a pesar de la existencia de un marco internacional de protección de los derechos de los migrantes, estos continúan siendo un grupo vulnerable, ya que el ejercicio de sus derechos humanos resulta complicado. En este contexto, y ante la imposibilidad práctica de imponer a los Estados de destino la protección de los migrantes, vamos a estudiar una última posibilidad de protección. Se trata de la protección de los migrantes por medio de la acción de las autoridades de su Estado de origen.

2Acudiremos a esta alternativa por cuanto a lo largo de nuestra investigación hemos podido evidenciar cómo las nociones de soberanía y nacionalidad resultan claves a la hora de determinar el tratamiento que se debe dar al fenómeno migratorio. Los migrantes, como extranjeros, ajenos a la cultura del país de destino, se ven obligados a ingresar con respeto de las normas soberanas de los Estados y, una vez en su interior, intentar adaptarse o, en el mejor de los casos, acceder a la ciudadanía de los países de destino para poder gozar de la titularidad de todo el catálogo de derechos fundamentales. En este escenario, resulta lógico preguntarnos hasta dónde llegan esos privilegios propios de la ciudadanía y si en un mundo globalizado como en el que vivimos podríamos pensar en una acción de los Estados de origen que vaya más allá del marco de sus fronteras y acompañe a sus nacionales a donde quiera que vayan.

3Para explorar esta alternativa, vamos a centrarnos en el caso de Colombia. Analizaremos la respuesta institucional a la salida masiva de sus nacionales y cuáles son los medios empleados para intentar mejorar su suerte cuando se encuentran en el exterior.

  • 807 Para ayudar a sus residentes que se encuentran en el extranjero y que están desprovistos de docume (...)
  • 808 Desde el punto de vista judicial, México actuó ante la cij para la protección de sus nacionales co (...)
  • 809 A través del programa 3x1, el Estado decidió invertir tres dólares por cada dólar enviado desde el (...)

4Cuando se habla de los esfuerzos surtidos por los Estados para proteger su diáspora, conviene mencionar el caso de México que, a través de los medios consulares807, judiciales808 y financieros809, ha intentado mejorar la suerte de millones de sus nacionales que residen en Estados Unidos. En cuanto al Estado colombiano, lo precisamos en nuestra introducción, la gestión de salida de sus nacionales resulta un buen tema de estudio. En efecto, este fenómeno ha ganado tal alcance que las autoridades colombianas han reconocido su obligación de tomar medidas para vigilar el bienestar de sus nacionales que permanecen en el exterior. Sin embargo, las primeras manifestaciones de lo que se podría calificar como un “interés” por parte de las autoridades colombianas hacia sus nacionales en el extranjero, no parecen inspirarse en una voluntad de proteger a sus nacionales, sino más bien en la necesidad de satisfacer intereses electorales y económicos. Un estudio profundo de las disposiciones existentes en la materia resulta necesario con el fin de establecer si el marco internacional de atención al fenómeno es suficiente para garantizar los derechos de los nacionales colombianos en el extranjero y si las medidas tomadas durante estos últimos años van encaminadas hacia un reconocimiento de las necesidades particulares de ellos.

5Para analizar la respuesta institucional de Colombia al fenómeno de salida masiva de sus nacionales, vamos a interesarnos en principio en el surgimiento de un cierto interés del Estado por su diáspora. Analizaremos enseguida el contenido de las disposiciones dictadas en la materia, seguido de las dificultades que presentan las normas existentes y los mecanismos alternativos que podrían servir para conseguir la protección de los colombianos en el exterior a partir de la acción de las autoridades nacionales.

Notes

807 Para ayudar a sus residentes que se encuentran en el extranjero y que están desprovistos de documentos de identidad, las autoridades mexicanas efectúan las matrículas consulares para estas personas, quienes convencieron al sector bancario de la validez de estos documentos como medio de prueba de la identidad de los migrantes, lo que permite a estos últimos abrir cuentas bancarias e identificarse frente a las autoridades policivas.

808 Desde el punto de vista judicial, México actuó ante la cij para la protección de sus nacionales condenados a muerte en Estados Unidos frente a la violación de su derecho a la notificación consular; ante la Corte idh, consultaron sobre el mismo tema. Recientemente presentaron un amicus curiae frente al proceso iniciado en Estados Unidos para discutir la Ley sb1070 de Arizona.

809 A través del programa 3x1, el Estado decidió invertir tres dólares por cada dólar enviado desde el exterior por sus nacionales con el fin de financiar proyectos de infraestructura.

© Universidad externado de Colombia, 2016

Conditions d’utilisation : http://www.openedition.org/6540

Acheter

Volume papier

amazon.fr
Rechercher dans OpenEdition Search

Vous allez être redirigé vers OpenEdition Search