Version classiqueVersion mobile

La gobernanza internacional de las migraciones

 | 
Alexandra Castro Franco

Título III. La gestión migratoria en las relaciones interregionales: las relaciones entre América Latina y la Unión Europea, los diálogos iberoamericanos y los acuerdos bilaterales de gobernanza migratoria

Capítulo III. Las relaciones entre América Latina y España

Texte intégral

  • 487 Según Ayuso, Anna, op. cit., p. 105, 62,4%, es decir, 234.694 personas nacionalizadas entre 1992 y (...)

1Los vínculos históricos y culturales entre España y América Latina promovieron la conformación de espacios de diálogo, cooperación y ayuda mutua. En los años noventa, toda una serie de acuerdos y tratados celebrados entre España y países de América Latina abordaron la cuestión del tratamiento de los migrantes en los dos territorios. En ese momento, América Latina era aún un continente de inmigración especialmente de personas provenientes del país ibérico. Estos acuerdos buscaban fomentar la migración de mano de obra, facilitar el acceso al mercado laboral, garantizar la igualdad de tratamiento y facilitar el acceso a la nacionalidad. En aplicación de estos acuerdos, muchos latinoamericanos obtuvieron la nacionalidad española487.

  • 488 La Organización de Estados Iberoamericanos fue oficialmente formada durante el iii Congreso Iberoa (...)

2Actualmente, entre los espacios iberoamericanos de discusión encontramos la Organización de los Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (oei). Este organismo, creado en 1949488, amplió su campo de acción para incluir otros asuntos de interés como el tema migratorio.

  • 489 xv Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, Salamanca, 14 y 15 de octubre de 2005.
  • 490 Rodríguez Zapatero, 2005, p. 25. En Ayuso, Anna y Pinyol, Gemma (eds.). Inmigración Latino-america (...)

3Sin embargo, esta inclusión operó recientemente. Las cumbres iberoamericanas reúnen a los jefes de Estado de los países miembros desde los años ochenta. Aunque España y América Latina comparten una historia común de movimientos de población en los dos sentidos, el tema no fue incluido en las discusiones hasta 2005 durante la xv Cumbre Iberoamericana en Salamanca (España)489. En esta oportunidad el presidente español afirmó: “Entre las nuevas realidades que conforman hoy nuestra relación (España-América Latina), cabe destacar la emigración a nuestro país de un nutrido conjunto de ciudadanos latinoamericanos”490.

  • 491 Declaración de Salamanca. En: www.cumbreiberoamericana.org/cumbreiberoamericana/ES/Prensa/comunica (...)

4En este escenario, los representantes estatales se comprometieron a coordinar sus políticas para canalizar y ordenar los flujos de migrantes, promover el respeto de sus derechos humanos, erradicar la discriminación en su contra y facilitar los procesos de migración laboral, temporal y circular (migración circular)491.

5Durante esta cumbre los Estados se pusieron de acuerdo sobre la realización de un Encuentro Iberoamericano sobre Migraciones y Desarrollo con el fin de abordar el tema migratorio entre los países de origen, de tránsito y de destino y sentar las bases para la conclusión de un Acuerdo Iberoamericano de Seguridad Social.

  • 492 Conclusiones preliminares Cumbre Iberoamericana sobre las Migraciones y el Desarrollo. En: http:// (...)

6El encuentro académico se estructuró en cuatro grupos de trabajo que se reunieron en múltiples sesiones de estudio. El debate se centró en los aspectos clásicos de las discusiones sobre las migraciones y el desarrollo: el envío de remesas y su uso como herramienta de desarrollo, la migración cualificada y la pérdida de capital humano, el retorno, las migraciones y los derechos humanos y el ejercicio de la ciudadanía (incluyendo la migración de los pueblos autóctonos), el tráfico de migrantes y la trata de las personas; entre otros. Al término de este coloquio se propuso la creación de un Foro Iberoamericano sobre Migraciones y Desarrollo, el cual debía ser un “mecanismo informal de consulta y colaboración”492.

  • 493 xvi Cumbre Iberoamericana, Montevideo, Uruguay, 3,4 y 5 de noviembre de 2006.
  • 494 Compromisos de Montevideo sobre las migraciones y el desarrollo de los jefes de Estado y de Gobier (...)
  • 495 El reconocimiento del aporte de los migrantes tanto en las sociedades de origen como de destino y (...)

7En 2006 en Montevideo se incluyó el tema como asunto central de la xvi Cumbre Iberoamericana493. Al final de este encuentro, un documento titulado “Compromisos sobre las migraciones y el desarrollo” fue adoptado bajo la forma de una Declaración de 25 puntos494 (encontramos los mismos principios recurrentes de los debates migratorios)495. El documento presenta una lista de 23 compromisos en cabeza de los Estados, pero se abstienen de indicar cuáles mecanismos permitirán su concretización. Se limita así a recordar la necesidad de incluir a la persona migrante en los programas y proyectos en cada uno de los Estados e invita a estos últimos a concluir acuerdos bilaterales, regionales y multilaterales.

8La inclusión de la cuestión migratoria en las cumbres iberoamericanas produjo dos resultados precisos: por una parte, la creación del Foro Iberoamericano sobre las Migraciones y el Desarrollo y, por otra, la conclusión del Acuerdo Iberoamericano de Seguridad Social. Vamos a analizar cada uno por separado.

foro iberoamericano sobre las migraciones y el desarrollo (fibemyd)

  • 496 Estos últimos celebraron durante el foro un Acuerdo de cooperación interinstitucional con el fin d (...)

9Este espacio de discusión creado en 2008 fue instaurado a instancias de la Secretaría General Iberoamericana (segib), con la cooperación de la cepal y la oim496. De manera general, el foro hace énfasis en los elementos clásicos de discusión entre migraciones y desarrollo: el envío de remesas de los migrantes, la migración circular y el codesarrollo. Incorpora también elementos como la protección de los migrantes y los medios para responder en los casos de discriminación hacia estos últimos. El foro cuenta con la participación de representantes de la Conferencia Regional de las Migraciones y la Conferencia Suramericana de las Migraciones, así como de representantes de otros sectores y de la sociedad civil, lo que confiere un carácter más dinámico, más completo y crítico a los debates.

10El primer foro consistió en un espacio de intercambio de buenas prácticas sobre los mecanismos tendientes a controlar las migraciones y aprovecharlas como medio para el desarrollo. Al finalizar el foro, sus participantes se pusieron de acuerdo en la adopción del Programa de Acción de Cuenca que reunió las conclusiones del foro y propuso actividades como la realización de estudios e intercambios de buenas prácticas, la organización de campañas para identificar a los migrantes y sus necesidades e informar a los candidatos a la migración sobre los riesgos de la migración irregular.

  • 497 Secretaría General Iberoamericana, ii Foro Iberoamericano sobre Migraciones: impactos de la crisis (...)

11En 2010 una segunda edición del foro se desarrolló en El Salvador497. En esta ocasión el debate se centró en el impacto de la crisis económica sobre las migraciones y el desarrollo. Se reconoció además que, después de los múltiples acercamientos que se habían dado entre las partes, el momento era propicio para pasar a una fase más operacional de ejecución de proyectos conjuntos para enfrentar particularmente la crisis económica.

12Los participantes discutieron la equiparación de las cotizaciones de pensiones en los países de destino y de origen de los migrantes, el rol de los migrantes en el escenario político de los Estados de destino, así como la certificación de conocimientos de los migrantes. Entre los elementos interesantes señalamos que los participantes en el foro reivindicaron el carácter continuo del fenómeno, el cual no cesará aun en contextos de crisis económica. En consecuencia, en el marco del diálogo, se invitó a los Estados a controlar las migraciones asegurando el respeto pleno de la dignidad humana.

  • 498 Idem, p. 34.

13Los debates que tuvieron lugar en esta oportunidad señalaron la necesidad de ratificar la Convención internacional sobre la protección de los trabajadores migrantes y los miembros de sus familias, instrumento que debería ser “fundamental en los procesos de construcción de un futuro régimen migratorio internacional”498. El foro propuso la conformación de espacios para la denuncia de los casos de limitaciones abusivas de los derechos de los migrantes, particularmente en el contexto de la crisis económica. Así se invitó a los Estados a fomentar la construcción de un sistema normativo internacional (y regional) en materia de derechos de los migrantes, centrado en la protección y respeto de los derechos humanos. En las conclusiones del foro se consagró claramente que las medidas restrictivas adoptadas por los Estados pueden dar lugar a abusos, particularmente tratándose de los controles de las fronteras, las circunstancias en las cuales las familias son separadas, la negación de acceso a los servicios sociales y los ataques contra la comunidad migrante en general. Las condiciones de detención de los migrantes fueron también tomadas en consideración, así como los retornos forzados que se ejecutan sin protección adecuada para los menores y sus familias.

14En las propuestas y líneas de acción se sugiere a los Estados superar la etapa de los acuerdos desprovistos de fuerza vinculante y pasar a la conclusión de verdaderos compromisos, con el fin de reforzar los cuadros normativos internacionales. Otra medida prevista es la de asegurar el seguimiento de la aplicación de las políticas que afectan a los derechos de los migrantes a partir de estándares internacionales y de solicitar la presentación de informes estatales sobre este tema.

15Este espacio resulta ambicioso en la medida en que reúne a múltiples actores del debate migratorio, lo que permite tratar el tema a profundidad y destacar los defectos de las políticas públicas, las prácticas corrientes y los espacios de discusión no vinculantes. Resulta destacable la existencia de un espacio de discusión iberoamericano en el cual, a diferencia de la Unión Europea, es posible desarrollar un discurso crítico y proponer medidas para reivindicar la necesidad de protección de los migrantes, no solamente como agentes del desarrollo, sino como personas que necesitan ser valoradas.

16Para terminar haremos referencia al único acuerdo multilateral concluido por los países iberoamericanos, el cual busca establecer beneficios en el ejercicio de los derechos de los migrantes.

acuerdo multilateral iberoamericano de seguridad social

  • 499 Colombia adhirió al acuerdo el 23 de noviembre de 1981. En 1973 los ministros de trabajo de Colomb (...)
  • 500 Suscrito el 16 de marzo de 1982.

17La comunidad iberoamericana había intentado en el pasado reglamentar la cuestión del acceso a los servicios de seguridad social de sus residentes. Así, encontramos un Acuerdo Iberoamericano adoptado el 26 de enero de 1978499, un tratado de la Comunidad Iberoamericana de Seguridad Social que data de 1982500, así como un Código Iberoamericano de Seguridad Social de 1995. Estos instrumentos promovían el acceso a las prestaciones de seguridad social en materia de pensiones, particularmente a las de vejez, en las legislaciones internas de los Estados, sin prever un tratamiento especial para los no nacionales, pero sin excluirlo expresamente.

  • 501 xvii Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, Santiago de Chile, 8-10 de noviembre (...)
  • 502 Idem.
  • 503 Países como Colombia, Venezuela, Argentina, Costa Rica y Perú suscribieron el tratado, pero no lo (...)
  • 504 Países que ratificaron el acuerdo de aplicación del tratado.

18El Acuerdo Iberoamericano de Seguridad Social fue aprobado durante la Cumbre de Santiago de Chile en noviembre de 2007501. Se trata de un instrumento sin precedentes que permite la equivalencia de las cotizaciones a la seguridad social de los migrantes entre países de origen y de destino. Entró en vigor el 1 de mayo de 2011, con la suscripción de Paraguay, Uruguay, Chile y República Dominicana. (Este mismo año se concluyó un acuerdo de aplicación para hacer posible la implementación de dicho tratado)502. El instrumento fue suscrito por 15 países; sin embargo, a la fecha de su entrada en vigor, solo siete de estos habían depositado los instrumentos de ratificación503. En esta medida, solamente se encuentra en vigor para estos siete países (Bolivia, Brasil, Chile, Ecuador, España, Paraguay y Uruguay)504.

19El acuerdo establece la posibilidad de acumular los periodos de cotizaciones efectuadas en diferentes Estados con el fin de beneficiarse de prestaciones sociales en un país diferente a aquel donde las cotizaciones fueron efectuadas. Así, se evita la pérdida de las semanas cotizadas en casos de retorno o de cambio de país. La medida se dirige específicamente a las cotizaciones de pensión (excluyendo los servicios de salud) de las que se es beneficiario por edad, enfermedad, accidente profesional, incapacidad de trabajo o viudez. Asegura también la igualdad de tratamiento de los trabajadores iberoamericanos en relación con los trabajadores locales cuando trabajan en otro país. El acuerdo es un instrumento muy importante, ya que es aplicable y favorece a los migrantes que trabajaron en el extranjero en el momento del retorno o en caso de cambio de país. Es por esto que es considerado un instrumento sin precedente en materia de protección de los migrantes en la comunidad iberoamericana.

20Infortunadamente Colombia no ha ratificado este acuerdo, lo que impide que sus nacionales que residen y trabajan en otro país iberoamericano parte en el acuerdo puedan transferir sus periodos de cotización.

21Para cerrar esta parte, mencionaremos los acuerdos bilaterales suscritos entre Colombia y la Unión Europea y España, que incluyen alusiones a la gestión migratoria o la protección de los migrantes.

Notes

487 Según Ayuso, Anna, op. cit., p. 105, 62,4%, es decir, 234.694 personas nacionalizadas entre 1992 y 2005 provenían de un país latinoamericano. Para 2008, 81% eran residentes latinoamericanos, de los cuales el 30% eran ecuatorianos, 18% colombianos, 10% peruanos, 6% argentinos y 4% dominicanos.

488 La Organización de Estados Iberoamericanos fue oficialmente formada durante el iii Congreso Iberoamericano sobre la Educación en Santo Domingo (República Dominicana). En esta ocasión se firmaron los los primeros documentos constitutivos.

489 xv Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, Salamanca, 14 y 15 de octubre de 2005.

490 Rodríguez Zapatero, 2005, p. 25. En Ayuso, Anna y Pinyol, Gemma (eds.). Inmigración Latino-americana en España. El estado de la investigación, Fundación Cidob, 2010, p. 100.

491 Declaración de Salamanca. En: www.cumbreiberoamericana.org/cumbreiberoamericana/ES/Prensa/comunicadosPrensa/15-10-2005-60.htm

492 Conclusiones preliminares Cumbre Iberoamericana sobre las Migraciones y el Desarrollo. En: http://participacionsocial.sre.gob.mx/docs/incidencia_social_ambito_regional_multilateral/agenda_internacional/agenda_y_temas_internacionales/migracion/migracion_conclusiones_preliminares_encuentro.pdf

493 xvi Cumbre Iberoamericana, Montevideo, Uruguay, 3,4 y 5 de noviembre de 2006.

494 Compromisos de Montevideo sobre las migraciones y el desarrollo de los jefes de Estado y de Gobierno de la Comunidad Iberoamericana.

495 El reconocimiento del aporte de los migrantes tanto en las sociedades de origen como de destino y la necesidad de adelantar el diálogo sobre las migraciones bajo un enfoque multidiciplinario que permita un tratamiento integral así como para organizar los flujos migratorios y asumir responsabilidades por parte de los Estados de origen, tránsito y destino. Afirmaron la necesidad de facilitar el envío de remesas, resaltar el vínculo entre la pobreza y el subdesarrollo y las migraciones y la importancia de los programas de cooperación para el desarrollo, con el fin de evitar los flujos migratorios “no controlados” así como para que las migraciones correspondan a “una decisión y no a una necesidad”. Igualmente se señaló la necesidad de asignarle al tema migratorio un tratamiento basado sobre el respeto de los derechos humanos de los migrantes independientemente de su situación administrativa. Conviene apuntar también que se afirmó que “migrar no es un delito” y que los Estados deben evitar las políticas de criminalización de los migrantes.

496 Estos últimos celebraron durante el foro un Acuerdo de cooperación interinstitucional con el fin de promover los procesos de formación, el intercambio de información y la cooperación en el campo migratorio. Secretaría General Iberoamericana, Foro Iberoamericano sobre Migraciones y Desarrollo, Cuenca, Ecuador, 11 y 12 de abril de 2008.

497 Secretaría General Iberoamericana, ii Foro Iberoamericano sobre Migraciones: impactos de la crisis económica en migración y desarrollo, respuesta de políticas y programas en Iberoamérica, El Salvador, octubre 2010.

498 Idem, p. 34.

499 Colombia adhirió al acuerdo el 23 de noviembre de 1981. En 1973 los ministros de trabajo de Colombia, Chile, Ecuador, Perú, Venezuela y Bolivia habían suscrito el Acuerdo Simón Rodríguez de Integración Socio-Laboral, tratado cuyo protocolo fue suscrito el 12 de mayo de 1976.

500 Suscrito el 16 de marzo de 1982.

501 xvii Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, Santiago de Chile, 8-10 de noviembre de 2007.

502 Idem.

503 Países como Colombia, Venezuela, Argentina, Costa Rica y Perú suscribieron el tratado, pero no lo ratificaron.

504 Países que ratificaron el acuerdo de aplicación del tratado.

© Universidad externado de Colombia, 2016

Conditions d’utilisation : http://www.openedition.org/6540

Acheter

Volume papier

amazon.fr
Rechercher dans OpenEdition Search

Vous allez être redirigé vers OpenEdition Search