Version classiqueVersion mobile

La gobernanza internacional de las migraciones

 | 
Alexandra Castro Franco

Título III. Los derechos humanos y la gobernanza global de las migraciones: referencias retóricas a derechos condicionados

Capítulo III. Índices de evolución en el concepto de titularidad de los derechos: posturas críticas, propuestas y nuevas tendencias

Texte intégral

1Como ya lo mencionamos, la tendencia en materia de reconocimiento de los derechos humanos en el marco de los foros globales de discusión sobre la gestión del fenómeno consiste en reconocer la existencia de tales derechos y su carácter obligatorio, limitándose a anunciar algunos principios de base. Ahora bien, hemos identificado algunas manifestaciones que resultan muy ambiciosas a la hora de presentar críticas puntuales a los modelos tradicionales de gestión migratoria y proponer enfoques diferentes.

  • 310 pnud. Informe mundial sobre el desarrollo humano, 2009. Op. cit., p. 107.

2El informe del pnud al cual hemos hecho referencia señala el comportamiento de algunos Estados que, en la práctica, terminan por desconocer los derechos de los migrantes bajo el pretexto de reforzar la aplicación de sus leyes migratorias por medio de medidas restrictivas. En efecto, en numerosos países “las políticas para el ingreso de migrantes vigentes en muchos países de destino en las ultimas décadas se pueden tipificar en gran medida por su denegación y demora, por una parte, y la intensificación de los controles fronterizos y las estadías irregulares, por la otra”310. El documento propone una liberalización de los canales migratorios con el fin de evitar la segregación que sufren los migrantes cuando su presencia es ignorada o negada. Así, se promocionan los programas de migración circular como medios de migración legal y se les hace una invitación a los Estados para que diseñen políticas más abiertas a la entrada y permanencia de migrantes no calificados (acompañadas de medidas para garantizar el respeto de sus derechos laborales, así como su acceso a sistemas educativos y de salud).

  • 311 oit. La migración laboral internacional: un enfoque basado en los derechos. Resumen ejecutivo, Gin (...)

3La oit, en su Informe de 2010 titulado “Migración laboral internacional: un enfoque basado en los derechos”, parte del reconocimiento de la insuficiencia de la protección de los derechos de los trabajadores migrantes. Para enfrentar esta realidad, la organización describe tres ejes de protección de derechos de los migrantes: los derechos humanos con alcance universal y los derechos laborales aplicables a todos sin consideración de su estatus, las normas específicas relativas a los migrantes y, finalmente, algunas normas en materia laboral que, siendo aplicables a toda persona, resultan particularmente pertinentes tratándose de la situación de los trabajadores migrantes. El documento propone medidas como la ejecución de una acción más efectiva, acompañada de controles por parte de los inspectores de trabajo, con el fin de enfrentar la falta de protección de los derechos de los trabajadores migrantes311.

  • 312 En lo que concierne a la cuestión de género: unfpa-oim. Female migrants: Bridging the Gaps Through (...)

4Otros enfoques innovadores frente a la protección de los derechos de los migrantes proponen la inclusión de nuevos campos de acción dirigidos a enfrentar situaciones que, en el pasado, no interesaban a la comunidad internacional. Así, por ejemplo, el Fondo de Naciones Unidas para la Población invirtió en los programas específicamente dirigidos a prevenir el vih en la comunidad migrante o a identificar las situaciones de vulnerabilidad que deben enfrentar las mujeres migrantes312.

5Finalmente, al constatar la falta de altura y de pertinencia de los debates llevados a cabo en el fmmd, se propuso incrementar los vínculos del foro con el sistema de Naciones Unidas, en lo relacionado con la protección de derechos humanos. De la misma manera, se promocionó la conclusión de acuerdos bilaterales entre Estados de origen, de tránsito y de destino, que incluyan cláusulas sobre la protección de derechos de los migrantes, con el fin de dotar de sentido práctico las recomendaciones del foro.

6Ahora que terminamos de presentar y hacer un análisis sobre el alcance, contenido y los aportes de estos múltiples foros y espacios de discusión, nos permitimos sacar algunas conclusiones de esta primera parte:

7La onu, por medio de sus diversos programas, fondos, dependencias y comisarías, ha intentado afrontar el desafío presentado durante la Conferencia de El Cairo. Se trata de construir mecanismos para administrar el fenómeno migratorio, sacando provecho de los llamados efectos positivos de las migraciones y favoreciendo el desarrollo de los países de origen y de destino.

8A estos efectos, una multiplicidad de órganos han estudiado y discutido el impacto del fenómeno en los campos de comercio, cultura, educación, desarrollo, salud y agricultura, entre otros. Estos esfuerzos han dado lugar a la elaboración de estudios, estadísticas y análisis que se han ido recogiendo bajo la forma de publicaciones y conferencias, las cuales sin duda han contribuido a una mejor comprensión del fenómeno, sus tendencias e implicaciones. Los esfuerzos realizados en el marco de las Naciones Unidas han sido completados con el trabajo de otros órganos o instancias formadas e inspiradas en la onu, como la oim, la Iniciativa de Berna o el Foro Mundial sobre las Migraciones y el Desarrollo. En esta medida podemos decir que los vínculos entre migraciones y desarrollo han suscitado el interés de una gran cantidad de programas, agencias y autoridades en su búsqueda constante de una fórmula milagrosa que permita sacar provecho al máximo de las migraciones y neutralizando sus efectos “indeseables”.

9Estos escenarios también han servido para poner de presente un gran desafío de la gestión migratoria: la necesidad de cooperar entre los países de origen, de tránsito y de destino de los migrantes para lograr una gobernanza efectiva de este fenómeno internacional. Podemos decir que la Organización de las Naciones Unidas sería la mejor ubicada para liderar la construcción de un consenso general alrededor del fenómeno migratorio. De hecho, los múltiples esfuerzos realizados bajo su auspicio han arrojado grandes resultados dentro del proceso de estudio y compresión del fenómeno; prueba de ello es el nivel de profundidad de los debates y la inclusión en estos de aspectos innovadores del fenómeno.

10De la negación del fenómeno migratorio pasamos ahora a la emergencia de un contexto en el cual el fenómeno es abordado en toda clase de escenarios. El concepto de la gobernanza global de las migraciones ha traído consigo la comprensión del carácter internacional del fenómeno que implica entonces que este sea retirado del dominio exclusivo de la soberanía estatal, para insertarse en la esfera de la cooperación internacional.

11Las múltiples publicaciones que tuvimos la oportunidad de analizar en esta primera parte han contribuido a hacer visibles los contornos del fenómeno migratorio. En particular, fomentaron la adopción de una visión más positiva de las migraciones, las cuales pueden contribuir al desarrollo y en este sentido no deberían ser consideradas como una simple amenaza para los Estados y las sociedades de destino. Sin embargo, algunos aspectos continúan siendo problemáticos.

  • 313 Asamblea General. Resolución 60/871. Op. cit., p. 90.

12En primer lugar, la multiplicidad de los espacios de discusión, estudio y reflexión así como la diversidad de agencias y programas que han tratado el tema migratorio no han llevado a cabo un análisis profundo de este. Como tuvimos la ocasión de demostrar en el segundo capítulo, la mayoría se limita a abordar de manera sistemática los mismos aspectos del fenómeno migratorio: la migración de mano de obra, los beneficios de los programas de migración circular y el envío de fondos, el retorno de los migrantes y los medios para controlar las migraciones irregulares. Sobre estos temas, los debates, recomendaciones y propuestas se repiten una y otra vez reiterando un mismo discurso. Sus manifestaciones tienen en muchas ocasiones un carácter únicamente retórico y están desprovistas de aplicabilidad al carecer de verdaderos análisis de fondo. Como lo reconoció el secretario general de la onu: “Aunque la labor de esas comisiones ha garantizado que el tema reciba la atención continuada que merece, la formalidad de los procedimientos hace difícil profundizar en la búsqueda de respuestas prácticas a las dificultades y oportunidades que entraña la migración para el desarrollo”313.

13En segundo lugar, la multiplicidad de los foros y publicaciones que abordan los mismos aspectos del fenómeno demuestran el interés suscitado por el tema, pero contribuyen ante todo a dispersar los debates. El hecho de tener múltiples instituciones que presentan recomendaciones y publican estadísticas, convocan reuniones y proponen medidas sobre los mismos aspectos, perjudica el proceso de formación de un verdadero consenso y le resta credibilidad al discurso. ¿A quién deben escuchar los gobiernos? En el mismo sentido, el secretario general de la onu se interrogaba en su informe de 2006:

  • 314 Palabras del secretario general durante el Diálogo de alto nivel sobre las migraciones internacion (...)

¿Cómo comenzamos a unir todas las piezas del rompecabezas de la migración y el desarrollo? Estos conocimientos están dispersos, no solamente en los diferentes gabinetes, fondos y programas de Naciones Unidas, sino también en el interior de los gobiernos mundiales, en el conjunto de ideas de los expertos, en la experiencia de los empleados, en la actividad de las organizaciones de la sociedad civil y en el corazón de los migrantes […]314.

14En tercer lugar, el debate global migratorio que hemos estudiado en esta primera parte, entendido como todo un conjunto de manifestaciones dirigidas a gestionar las migraciones para que sirvan al desarrollo, parte de un enfoque utilitarista (de las migraciones y del migrante) para abordar los derechos de los migrantes. Mostramos en el tercer capítulo cómo el interés de estos foros de discusión por abordar la cuestión de los derechos de los migrantes parte de la constatación de que los migrantes solamente pueden contribuir al desarrollo en la medida en que sus derechos sean respetados. Entonces, la protección de los migrantes no es un fin en sí, sino un medio para llegar a otros objetivos.

15Conscientes de la existencia de otros foros (de los cuales hablaremos en la tercera parte) y otros instrumentos dedicados exclusivamente al estudio de los derechos de los migrantes, consideramos sin embargo que no se puede alcanzar un verdadero consenso sobre la gestión migratoria si todos los aspectos del fenómeno no son abordados en un mismo espacio.

16En cuarto lugar, el debate que hemos mostrado en esta parte gira esencialmente alrededor de una concepción de las migraciones ligada a la seguridad. El discurso adoptado en la mayoría de los escenarios descritos parte de una concepción de las migraciones basada en el control e inspira la adopción de medidas restrictivas. Algunas manifestaciones reconocen, sin embargo, el aporte de las migraciones a las sociedades de origen y de destino. Señalamos igualmente que el discurso migratorio se aleja algunas veces de las concepciones tradicionales, para adoptar una visión más favorable a la presencia de los migrantes en los Estados de destino. No obstante, se debe resaltar que en términos generales el debate continúa siendo monopolizado por la cuestión del control de las migraciones para el provecho del desarrollo.

17En quinto lugar, el debate global migratorio se caracteriza por la ausencia de posturas críticas con respecto a las medidas tomadas por los Estados. Aunque se reconocen las necesidades puntuales de los migrantes, y se señalan las malas prácticas de la sociedad en general frente a estos, las discusiones resultan poco sustanciales cuando se trata de analizar las medidas que toman los Estados para controlar y desalentar las migraciones. Estas medidas, en la práctica han sido denunciadas por ir en contra de los derechos humanos de los migrantes y por fomentar la marginalización de las personas migrantes. Se trata particularmente de la detención prolongada y arbitraria de los migrantes, los controles policiales en razón de la apariencia física, el desconocimiento de derechos fundamentales como el derecho a un debido proceso o el derecho a denunciar en caso de violación de los derechos. Esta falta de autocrítica y la tendencia clara al autoelogio perjudican la integralidad del debate y constituyen un obstáculo mayor a la protección efectiva de los migrantes.

18En resumen, estamos ante una situación de comprensión mundial del fenómeno, que se ha construido gracias a una importante producción académica y a la creación de múltiples foros de discusión; no obstante, no podemos decir que exista una gobernanza mundial de las migraciones. En efecto, esta última implicaría un consenso de los Estados sobre una concepción del fenómeno, que sea menos centrado sobre el eje del desarrollo y del control, y más como un enfoque integral sobre la cuestión de los derechos de los migrantes, una visión más crítica, más constructiva y menos retórica, así como una gran voluntad política por parte de todos los Estados.

19Lo que resulta innegable es que el interés por el fenómeno migratorio no es reciente, existe desde hace ya décadas, durante las cuales se han multiplicado los espacios de discusión y debate en la búsqueda de una solución milagrosa para lo que ha sido considerado el “problema” de las migraciones.

20Frente a esta realidad y dentro de nuestra búsqueda de un escenario para hacer posible la protección de los derechos de los migrantes, abordaremos en la segunda parte de nuestra investigación otras iniciativas de gestión migratoria. Estudiaremos las manifestaciones que se han dado en el interior de ciertos escenarios regionales tanto en la Región Andina como en América Latina-Unión Europea.

Notes

310 pnud. Informe mundial sobre el desarrollo humano, 2009. Op. cit., p. 107.

311 oit. La migración laboral internacional: un enfoque basado en los derechos. Resumen ejecutivo, Ginebra, 2010.

312 En lo que concierne a la cuestión de género: unfpa-oim. Female migrants: Bridging the Gaps Throught the Life Cycle, Nueva York, 2 y 3 de mayo de 2003. La publicación reúne los documentos presentados durante la reunión del grupo de expertos en migraciones femeninas que tuvo lugar entre la oim y el fnuap. El documento presenta un panorama de las migraciones femeninas ante la salida, y el impacto de las migraciones sobre las sociedades de origen (a partir de la experiencia de Filipinas y República Dominicana), así como sobre las de destino, señalando los riesgos a los que se exponen las mujeres (particularmente los del tráfico de personas), las cuestiones ligadas a su salud y finalmente a su situación en los contextos de retorno. Sobre la cuestión femenina: unfpa. A passage to Hope. Women and International Migration. State of world population 2006. El documento aborda la cuestión de las migraciones femeninas, particularmente en lo que concierne al tráfico y la trata de mujeres, las migraciones forzadas y la integración de mujeres migrantes, entre otros temas.

313 Asamblea General. Resolución 60/871. Op. cit., p. 90.

314 Palabras del secretario general durante el Diálogo de alto nivel sobre las migraciones internacionales y el desarrollo, Nueva York, 14 de septiembre de 2006.

© Universidad externado de Colombia, 2016

Conditions d’utilisation : http://www.openedition.org/6540

Acheter

Volume papier

amazon.fr
Rechercher dans OpenEdition Search

Vous allez être redirigé vers OpenEdition Search