Version classiqueVersion mobile

Iconographie funéraire romaine et société

 | 
Martin Galinier
, 
François Baratte

Contextes provinciaux et christianisme

Los sarcófagos cristianos importados de Cartago en Tarraco

Un inventario de los manufacturados en “kadel”

Isabel Rodà

Texte intégral

  • 1 Gavaldà; Muñoz; Puig, 2010.
  • 2 Serra Vilaró, 1928; Amo, 1979; López, 2006.
  • 3 Una última revisión de la problemática de Centcelles se está llevando a cabo por parte de un equipo (...)

1Tarraco fue la capital en el Alto Imperio de la provincia más extensa del Imperio Romano, la Hispania citerior. En la Antigüedad tardía tuvo un papel esencial para la evolución del cristianismo primitivo ya que contó con una comunidad bien organizada ya en el siglo III, puesto que en el 259 murieron en el anfiteatro el obispo Fructuoso y los diáconos Augurio y Eulogio1. Los finales del siglo IV y la primera parte del V se nos muestran como los años álgidos de la gran necrópolis del Francolí, también conocida como de la Tabacalera, en la vía de salida de Tarraco hacia el SO2. Testimonio también extraordinario del auge del cristianismo es el monumento singular de Centcelles con su cúpula de mosaicos3.

  • 4 TED’A, 1989.

2En cambio, se ha podido comprobar el desmantelamiento del llamado foro provincial en la parte alta de la ciudad de Tarragona a mediados del siglo V d. C4. Algunos de los elementos de conmemoración pública se reutilizaron como cubiertas de ciertas tumbas, como vemos en las números 82 y 31 en las cuales se emplearon importantes placas imperiales de mármol (RIT 83 y 91; CIL II2/14,920 y 931).

  • 5 Claveria, 1996, 2001a, 2001b; Rodà, 1990a, 1998.

3En la necrópolis del Francolí se ha podido recuperar un buen número de sarcófagos, de tema pagano o profano y cristiano, manufacturados tanto en talleres locales como en officinae de Roma o de Cartago5. Dentro del grupo de los importados, la gran sorpresa de esta necrópolis la ha proporcionado el constatar la abundancia de los producidos en los talleres norteafricanos. Todas las piezas están depositadas en el Museu Nacional Arqueològic de Tarragona (MNAT) y debemos agradecer las facilidades brindadas para su consulta, tanto al director, F. Tarrats, como al conservador, J. A. Remolà.

ill. 1 - Sarcófago de los apóstoles, MNAT P58. Foto Arxiu MNAT/R. Cornadó.

ill. 2 - Sarcófago de Leocadio, MNAT P42. Foto Arxiu MNAT.

ill. 3 - Sarcófago con dobles campos de estrigilos, MNAT P54. Foto M. Aragay.

ill. 4 - Sarcófago estrigilado, MNAT P59. Foto M. Aragay.

  • 6 Schlunk, 1951, 1967, 1972.
  • 7 Palol de, 1961.

4Durante mucho tiempo se discutió sobre las particularidades de estos sarcófagos y a ellos se dedicaron sendos estudios por parte de H. Schlunk6 y de P. de Palol7. La apariencia estilística era tan semejante a la de los sarcófagos manufacturados en Cartago que incluso H. Schlunk propuso que unos artesanos de la zona de Cartago se hubieran desplazado a Tarragona para trabajar in situ.

  • 8 Àlvarez et alii, 2009; Àlvarez, García-Entero, Gutiérrez, Rodà, 2009.
  • 9 Rodà, 1990a.
  • 10 Rodà, 1990a y b; 1996; 1998; 2001.

5La confusión venía servida por el hecho de que se había usado una piedra caliza muy parecida a la explotada en las canteras de Tarraco, conocida como piedra de Santa Tecla8. Macroscópicamente se inducía a error y era preciso investigar y analizar la procedencia de la materia prima. Gracias a la petrografía, se pudo determinar que la piedra de los sarcófagos tarraconenses, tan similares a los de Cartago, era en realidad el “kadel” de Hammam Lif en Túnez. El microscopio permitió ver nítidamente que la piedra de Santa Tecla es una microesparita mientras que la caliza tunecina es una bioesparita con restos evidentes de fósiles9. El misterio se había desvanecido: no se trataba de piezas manufacturadas en un taller de Tarragona, sino importadas totalmente acabadas de Cartago dentro de la primera mitad del siglo V d. C10.

  • 11 Rodà, 1998 y Vidal, 1999, 223 con la bibliografía completa.
  • 12 Fournet-Pilipenko, 1961.

6Los dos ejemplares completos y figurados de esta serie son los conocidos como sarcófagos de los apóstoles [ill. 1] y de Leocadio [ill. 2]11, pero una nutrida serie de fragmentos testimonian la afluencia de este tipo de producciones en la Tarraco de hacia el 400-440 d. C. con una notable abundancia de temas figurados que son más bien escasos en la misma Cartago. Cabe decir que las piezas más habituales las constituyen los sarcófagos estrigilados con cartela central para la inscripción, con una disposición contrapuesta de los estrigilos muy característica de estas producciones tunecinas12.

  • 13 Schlunk, 1967, 234-236; Palol 1967, 309; Vidal 1999, 224.
  • 14 Schlunk, 1951, 92, fig. 36; Palol, 1967, 309, Vidal, 1999, 224.

7En Tarraco hay otros tres sarcófagos completos elaborados en kadel y que pueden datarse de la primera mitad del siglo V d. C. Ya nos referimos a ellos en la publicación del año 1990a (731-732) y queremos recordarlos tan sólo brevemente aquí. Uno presenta cartela central sobre base moldurada flanqueada por dos campos de estrigilos superpuestos en la típica disposición afrontada en el centro (núm. inv. P54)13 [ill. 3]. El segundo ejemplar presenta asimismo cartela central y un único campo de estrigilos a lado y lado (núm. inv. P59) [ill. 4]. Estos dos sarcófagos presentan encajes en forma de cola de milano para la fijación de la caja. Por último, la tercera caja es lisa con cartela central sobre base moldurada y en la parte superior, un crismón rodeado por alfa y omega (núm. inv. P38)14 [ill. 5].

ill. 5 - Sarcófago con crismón, alfa y omega, MNAT P38. Foto Arxiu MNAT/G. Jové.

ill. 6 - Sarcófago estrigilado de mármol proconesio, MNAT P56. Foto M. Aragay.

  • 15 Rodà, 1998, 159.
  • 16 Claveria; Moro; Rodà, 2008, 138-141.

8Es preciso confesar que, hasta ahora, no se conocen muchos sarcófagos de taller de Cartago exportados hacia el Mediterráneo occidental y que Tarraco constituye un caso ciertamente excepcional15. En Cataluña se han localizado recientemente otros dos fragmentos, también figurados, en las excavaciones de las iglesias de Egara (Terrassa). Uno de ellos presenta el sacrificio de Isaac, escena que también veremos que aparece en un fragmento de Tarraco16.

  • 17 Schlunk, 1967, 255; Rodà 1990, 734, lám. V, 2 y 1998, 159, lám. 80, 6; Vidal, 1999, 221-222.
  • 18 Fournet-Pilipenko, 1961, no 97, 118, lám. 18; Schlunk, 1967, 247; Amo, 1981, lám. 66; Rodà, 1990a, (...)
  • 19 Schlunk, 1967, 256, lám. 56; Rodà, 1990a, 734-735, lám. VI, 1 y 1998, 159-160, lám. 80, 7; Vidal, 1 (...)

9Los artesanos de Cartago trabajaron, además de su caliza local, un buen mármol importado que fue un soporte habitual en los talleres de sarcófagos, también en la misma Roma. Nos estamos refiriendo al mármol del Proconeso, (isla de Mármara), de grano grueso y con un característico tono blancuzco veteado de gris. Por un lado tenemos la placa de las Orantes, que no forma parte de un sarcófago17, y también un sarcófago estrigilado con cartela anepígrafa que tiene sus paralelos en ejemplares de Cartago18 [ill. 6]. Hemos propuesto incluir también en este grupo tres fragmentos de un mismo frontal de sarcófago con escenas de la vida de san Pedro, como per ejemplo el milagro de la fuente y el prendimiento del apóstol19.

ill. 7 - Fragmento de sarcófago núm. 1, MNAT P425. Foto M. Aragay.

ill. 8 - Fragmento de sarcófago núm. 2, MNAT 3144. Foto Arxiu MNAT/G. Jové.

10Hasta aquí, la síntesis de las producciones importadas de Cartago. Vamos ahora a pasar al inventario de los fragmentos labrados en el kadel tunecino, poco conocidos y también inéditos que, en su mayoría, se conservan empotrados en la pared de fondo del edificio histórico del Museo de la necrópolis paleocristiana del Francolí.

  • 20 Palol, 1967, 309; Schlunk 1967; Rodà, 1998, lám. 80, 3-5; Vidal, 1999, 223-224.

11Dentro de la serie de las piezas fragmentarias, las cuatro de mayor entidad se han publicado en diversos repertorios20.

  • 21 Schlunk, 1951, 82, fig. 22 y 1967, 238; Rodà, 1998, lám. 80, 5; Vidal, 1999, 224.

121.- Núm. P425. (59 x 30 máx x 6), [ill. 7]. Se trata del fragmento izquierdo de una caja de sarcófago en el que se representa un personaje masculino en pie, con túnica y pallium y un volumen en su mano izquierda. En la esquina, junto al pie derecho, un scrinium repleto de volumina enrollados. Un parapetasma recogido en el ángulo izquierdo enmarca el personaje cuyo rostro, alargado, no se conserva muy bien, aunque se conservan trazas de la barba. Por la similitud con el sarcófago de los apóstoles, puede considerarse que formaría parte de una caja semejante, y que quizás estemos nuevamente ante la imagen de Pedro21.

  • 22 Schlunk, 1951, 81-82, fig. 19, y 1967, 239; Palol, 1967, 309, lám. XC, 1; Vidal, 1999, 224.

132.- Núm. 3144 (59,5 máx x 62,5 máx x 6), [ill. 8]. Tres fragmentos que encajan del lado izquierdo de un frontal de sarcófago que consta en el inventario del Museo como labrado en mármol blanco22, pero en realidad se trata de nuevo del kadel tunecino. Se ve un personaje masculino, muy semejante al referenciado con el número 1, con la única variante de tener la cabeza mejor conservada y girada hacia la izquierda y que bajo el parapetasma no aparece el scrinium. A la figura conocida y publicada, hemos podido añadir otro fragmento central con el parapetasma derecho y parte del campo central de estrigilos, en dos registros superpuestos y en la típica disposición afrontada de las producciones de Cartago, que vemos en el sarcófago P54 de nuestra ilustración 3. El dorso fue reutilizado para grabar en el siglo XIV la inscripción de B. de Olzinelles. Encaja perfectamente dentro de la serie de sarcófagos importados de Cartago con la representación de figuras de apóstoles que en este caso como el anterior, por la disposición, sería san Pedro.

ill. 9 - Sarcófago fragmentario núm. 3, MNAT P448. Foto M. Aragay.

ill. 10 - Fragmento de sarcófago con la representación de Isaac., núm. 4, MNAT P449. Foto Arxiu MNAT.

  • 23 Rodà, 1998, fig. 80, 3.

143.- Núm. P448 (30 máx x 28 máx x 6,5), [ill. 9]. Fragmento del lado izquierdo de un frente de sarcófago con la parte inferior de las extremidades inferiores de un personaje masculino, con túnica que avanza con paso decidido hacia su izquierda23.

  • 24 Rodà, 1998, fig. 80, 4; Claveria; Moro; Rodà; 2008, 138-141.

154.- Núm. P449 (21 máx x 15,5 máx x 6), [ill. 10]. Se trata del ángulo inferior derecho de una caja en la que se ve una pequeña figura arrodillada vestida con túnica corta y las manos atadas a la espalda. Se trata sin duda de Isaac que por tercera vez encontramos en la iconografía de los sarcófagos figurados de importación tunecina hallados en Cataluña24.

  • 25 Vidal, 1999, 223 con bibliografía anterior.

16Se ha propuesto que los fragmentos 3 y 4 pudieran haber formado parte del mismo sarcófago, por su similitud con el sarcófago de Leocadio25. La figura masculina del 3 podría corresponder a la de Moisés aunque en este fragmento hay mayor movimiento y la imagen infantil, Isaac, formaría parte del recuadro derecho. Pero hemos de confesar que no hay una seguridad absoluta de su pertenencia a un mismo sarcófago.

  • 26 Palol, 1967, 309; Rodà, 1990a, 732; Vidal, 1999, 224.

17Los demás han sido tan sólo colacionados en fugaces referencias26 y merece ahora la pena detallarlos al completo aunque en algunos casos sean mínimos fragmentos que atestiguan la presencia de las producciones en kadel de Hammam Lif en Tarragona dentro de la primera mitad del siglo V, en un momento de intensas relaciones y contactos comerciales con el norte de África, según atestiguan las importaciones cerámicas y las producciones musivas, como las laudas.

185.- Núm. P444, según el inventario manuscrito del Museo aunque sobre la pieza se ve el número 476 que, en el inventario, corresponde en cambio a una loseta (14 máx x 17 máx x 5), [ill. 11]. Parte superior central de la caja de un sarcófago en la que vemos, sobre un fondo liso, la cabecita maltrecha de un personaje masculino de frente, conservada sólo hasta el arranque del mentón, con un pelo corto que en ralos mechones se dirige desde la coronilla hacia la frente. ¿Podría tratarse la la figura de un apóstol?

ill. 11 - Fragmento de sarcófago, núm. 5, MNAT P444 (sobre la pieza 476). Foto M. Aragay.

ill. 12 - Fragmento de sarcófago, núm. 6, MNAT P430. Foto M. Aragay.

ill. 13 - Fragmento de sarcófago núm. 7, MNAT P446. Foto M. Aragay.

ill. 14 - Fragmentos de sarcófago, núm. 8, MNAT P417, P421, P424. Foto M. Aragay.

196.- Núm. P430 (12 máx x 85 máx x 6 visible), [ill. 12]. Cuatro fragmentos de la parte central inferior de la caja en la que se observa un campo central moldurado en el que se observa el trazo final de los estrigilos. A la derecha, se observa un pie izquierdo y a la izquierda, un ondulante curso de agua. Esta distribución puede hacer pensar en que pueda tratarse de un sarcófago semejante al de los apóstoles, con los ríos del paraíso y san Pablo.

207.- Núm. P446 (12 máx x 11 máx x grosor no visible), [ill. 13]. Pequeño fragmento del centro del frontal de una caja donde se aprecia la mano derecha de un personaje masculino que sujeta un objeto cilíndrico, un volumen seguramente. ¿Se trataría nuevamente de la imagen de un apóstol?

  • 27 Fournet-Pilipenko, 1961, núms. 110, 129.

218.- Núms P417, P421, P424 (417: 8 máx x 9 máx x 2 visible; 421: 19 máx x 20 máx x 3 visible; 424: 18 máx x 22 máx x 3,5 visible), [ill. 14]. Tres pequeños fragmentos, que no encajan, correspondientes seguramente a la misma caja de un sarcófago ya que los tres tienen como fondo pequeños listeles verticales con ranura central y guirnaldas bien cargadas de elementos vegetales que vemos aparecer en otros sarcófagos de Túnez labrados en piedra caliza27.

ill. 15 - Fragmento de sarcófago, núm. 9, MNAT P472. Foto M. Aragay.

ill. 16 - Fragmentos de sarcófago (¿kadel?), MNAT P427-P428. Foto M. Aragay.

229.- Núm. P472 (12 máx x 22 máx a 5 visible), [ill. 15]. Pequeño fragmento central con un campo estrigilado.

23Podríamos también incluir como fragmentos elaborados en kadel otros dos pequeños fragmentos, pero en su disposición actual no podemos afirmarlo con seguridad. Por ello, con afán de exhaustividad, queremos mencionarlos sin incluirlos dentro del listado numérico. Se trata de los números P427 y P429, el primero unscrinium cerrado y el segundo el resto de un campo estrigilado [ill. 16].

24Con ello, cerramos estas páginas que han pretendido repasar el conjunto de los sarcófagos labrados en la piedra caliza del golfo de Hammam Lif, conocida como ‘kadel’, que se han localizado en la necrópolis paleocristiana de Tarraco y que, por ahora, constituye el corpus más nutrido fuera de la propia Cartago con un hecho que no deja de ser sorprendente: la gran cantidad de motivos figurados que permiten aproximar muchos de los fragmentos a la temática de los dos sarcófagos completos, el de Leocadio con Moisés y el sacrificio de Isaac, y el de los apóstoles con los cuatro ríos del paraíso en el centro y san Pedro y san Pablo en los extremos.

Bibliographie

Àlvarez et alii, 2009: Marbles and Stones of Hispania/Marbres i pedres d’Hispània/Mármoles y piedras de Hispania, cat. expos., ICAC, Tarragona.

Àlvarez A.; García-Entero V.; Gutiérrez A.; Rodà I. 2009: El marmor de Tarraco/Tarraco Marmor, Hic et Nunc 6, ICAC, Tarragona.

Amo Mª.D., 1979: Estudio crítico de la necrópolis paleocristiana de Tarragona, Tarragona.

Amo Ma D., 1982: “Aportación al estudio de los sarcófagos de la necrópolis paleocristiana de Tarragona”, II Reunió d’arqueologia paleocristiana hispànica (Montserrat 1978), Barcelona, 239-242.

CIL II2/14 = Alföldy G., ed. Corpus Inscriptionum Latinarum. Editio altera. Pars XIV Conventus Tarraconensis. Fasciculus secundus Colonia Iulia Vrbs Triumphalis Tarraco, Berlín 2011.

Claveria M., 1996: “Nuevos datos en torno a la producción de sarcófagos en Tárraco”, Actes II Reunió sobre escultura romana a Hispània (Tarragona 1995), Tarragona, 193-212.

Claveria M., 1997-1998: “La reutilización de sarcófagos romanos en Cataluña”, Anales de Prehistoria y Arqueología 13-14,241-250.

Claveria M., 2001a: Los sarcófagos romanos de Cataluña, CSIR. España II, 1, Murcia.

Claveria M., 2001b: “El sarcófago romano. Cuestiones de tipología, iconografía y centros de producción”, El sarcófago romano. Contribuciones al estudio de su tipología, iconografía y centros de producción, Noguera J. M., Conde E., eds, Murcia, 19-50.

Claveria M.; Moro, A.; Rodà I., 2008: “Sarcófagos e inscripciones hallados en las recientes excavaciones de Sant Pere de Terrassa (Egara, Barcelona)”, Le due patrie acquisite. Studi di Archeologia dedicati a Walter Trillmich, La Rocca E., León P., Parisi Cl. eds., Roma, 129-147.

Fournet-Pilipenko H., 1961: “Sarcophages romains de Tunisie”, Karthago XI, 77-166.

Gavaldà J. M.; Muñoz A.; Puig A., 2010: Pau, Fructuós i el cristianisme primitiu a Tarragona (segles I‑VIII). Actes del Congrés de Tarragona 2008, Tarragona.

López Vilar J. 2006: Les basíliques paleocristianes del suburbi occidental de Tarraco. El temple septentrional i el complex martirial de Sant Fructuós, vol. 1-2, Tarragona.

Oliva C.; Tulla J. ; Bertrán P., 1927: “Breves noticias referentes al hallazgo de restos arqueológicos al hacer los trabajos de excavación para los cimientos de la Fábrica de Tabacos de Tarragona”, Memorias de la Junta Superior de Excavaciones y Antigüedades 88, Madrid.

Palol P., 1961: “El taller de sarcófagos de Tarragona”, Corsi di Cultura sull’Arte Ravennate e Bizantina 8,219-225.

Palol P., 1967: Arqueología cristiana de la España romana, Madrid-Valladolid.

Rodà I., 1990a: “Sarcofagi della bottega di Cartagine a Tarraco”, L’Africa Romana. Atti del VII Convegno di Studio (Sassari 1989), Sassari, 727-736.

Rodà I., 1990b: “La escultura romana importada en Hispania Citerior”, PACT 27,291-312.

Rodà I., 1996: “La escultura romana, modelos y técnicas”, Difusión del Are Romano en Aragón, M. C. Lacarra coord, Zaragoza, 105-141.

Rodà I., 1998: “Sarcófagos cristianos de Tarragona”, Akten des Symposiums “125 Jahre Sarkophag-Corpus” (Marburg 1995), Koch G. ed., Mainz am Rhein, 150-161.

Rodà I., 2001: “Producción, materiales y circulación de sarcófagos en el Imperio romano”, El sarcófago romano. Contribuciones al estudio de su tipología, iconografía y centros de producción, Noguera J. M., Conde E. eds, Murcia, 51-77.

Schlunk H., 1951: “Un taller de sarcófagos cristianos en Tarragona”, Archivo Español de Arqueología 24, 67-97.

Schlunk H., 1967: “Sarkophage aus christlichen Nekropolen in Karthago und Tarragona”, Madrider Mitteilungen 8,230-258.

Schlunk H., 1972: “Sarcófagos paleocristianos labrados en Hispania”, Actas del VIII Congreso Internacional de Arqueología Cristiana (Barcelona 1969), Città del Vaticano 1972,187-218.

Schlunk H.; Hauschild Th., 1978: Hispania Antiqua, Die Denkmäler der frühchristlichen und westgotischen Zeit, Mainz am Rhein.

Serra Vilaró J., 1928: “Excavaciones en la necrópolis romano-cristiana de Tarragona”, Memorias de la Junta Superior de Excavaciones y Antigüedades 93, Madrid.

Tarraco pedra a pedra, cat. expos. MNAT, Tarragona 2009.

TED’A 1989: Un abocador del segle V dC en el fòrum provincial de Tàrraco, Tarragona.

Vidal S., 1999: “Escultura funerària”, Del romà al romànic. Història, art i cultura de la Tarraconense mediterrània entre els segles IV i X, Palol P., Pladevall A., dirs., Barcelona, 215-225.

Vidal S., 2005: La escultura hispánica figurada de la Antigüedad tardía (siglos IV-VII), CSIR. España II, 2, Murcia.

Notes

1 Gavaldà; Muñoz; Puig, 2010.

2 Serra Vilaró, 1928; Amo, 1979; López, 2006.

3 Una última revisión de la problemática de Centcelles se está llevando a cabo por parte de un equipo de investigadores, dirigido por los profs. J. Arbeiter y D. Korol. En noviembre de 2010 se organizó por parte del DAI de Madrid un congreso sobre Centcelles cuyas Actas están en prensa dentro de la serie Iberia Arqueológica.

4 TED’A, 1989.

5 Claveria, 1996, 2001a, 2001b; Rodà, 1990a, 1998.

6 Schlunk, 1951, 1967, 1972.

7 Palol de, 1961.

8 Àlvarez et alii, 2009; Àlvarez, García-Entero, Gutiérrez, Rodà, 2009.

9 Rodà, 1990a.

10 Rodà, 1990a y b; 1996; 1998; 2001.

11 Rodà, 1998 y Vidal, 1999, 223 con la bibliografía completa.

12 Fournet-Pilipenko, 1961.

13 Schlunk, 1967, 234-236; Palol 1967, 309; Vidal 1999, 224.

14 Schlunk, 1951, 92, fig. 36; Palol, 1967, 309, Vidal, 1999, 224.

15 Rodà, 1998, 159.

16 Claveria; Moro; Rodà, 2008, 138-141.

17 Schlunk, 1967, 255; Rodà 1990, 734, lám. V, 2 y 1998, 159, lám. 80, 6; Vidal, 1999, 221-222.

18 Fournet-Pilipenko, 1961, no 97, 118, lám. 18; Schlunk, 1967, 247; Amo, 1981, lám. 66; Rodà, 1990a, 735, láms. VI, 2–VII y 1998, 159; Vidal, 1999, 222-223.

19 Schlunk, 1967, 256, lám. 56; Rodà, 1990a, 734-735, lám. VI, 1 y 1998, 159-160, lám. 80, 7; Vidal, 1999, 221-222.

20 Palol, 1967, 309; Schlunk 1967; Rodà, 1998, lám. 80, 3-5; Vidal, 1999, 223-224.

21 Schlunk, 1951, 82, fig. 22 y 1967, 238; Rodà, 1998, lám. 80, 5; Vidal, 1999, 224.

22 Schlunk, 1951, 81-82, fig. 19, y 1967, 239; Palol, 1967, 309, lám. XC, 1; Vidal, 1999, 224.

23 Rodà, 1998, fig. 80, 3.

24 Rodà, 1998, fig. 80, 4; Claveria; Moro; Rodà; 2008, 138-141.

25 Vidal, 1999, 223 con bibliografía anterior.

26 Palol, 1967, 309; Rodà, 1990a, 732; Vidal, 1999, 224.

27 Fournet-Pilipenko, 1961, núms. 110, 129.

Table des illustrations

Légende ill. 1 - Sarcófago de los apóstoles, MNAT P58. Foto Arxiu MNAT/R. Cornadó.
URL http://books.openedition.org/pupvd/docannexe/image/7126/img-1.jpg
Fichier image/jpeg, 192k
Légende ill. 2 - Sarcófago de Leocadio, MNAT P42. Foto Arxiu MNAT.
URL http://books.openedition.org/pupvd/docannexe/image/7126/img-2.jpg
Fichier image/jpeg, 200k
Légende ill. 3 - Sarcófago con dobles campos de estrigilos, MNAT P54. Foto M. Aragay.
URL http://books.openedition.org/pupvd/docannexe/image/7126/img-3.jpg
Fichier image/jpeg, 180k
Légende ill. 4 - Sarcófago estrigilado, MNAT P59. Foto M. Aragay.
URL http://books.openedition.org/pupvd/docannexe/image/7126/img-4.jpg
Fichier image/jpeg, 144k
Légende ill. 5 - Sarcófago con crismón, alfa y omega, MNAT P38. Foto Arxiu MNAT/G. Jové.
URL http://books.openedition.org/pupvd/docannexe/image/7126/img-5.jpg
Fichier image/jpeg, 148k
Légende ill. 6 - Sarcófago estrigilado de mármol proconesio, MNAT P56. Foto M. Aragay.
URL http://books.openedition.org/pupvd/docannexe/image/7126/img-6.jpg
Fichier image/jpeg, 196k
Légende ill. 7 - Fragmento de sarcófago núm. 1, MNAT P425. Foto M. Aragay.
URL http://books.openedition.org/pupvd/docannexe/image/7126/img-7.jpg
Fichier image/jpeg, 80k
Légende ill. 8 - Fragmento de sarcófago núm. 2, MNAT 3144. Foto Arxiu MNAT/G. Jové.
URL http://books.openedition.org/pupvd/docannexe/image/7126/img-8.jpg
Fichier image/jpeg, 132k
Légende ill. 9 - Sarcófago fragmentario núm. 3, MNAT P448. Foto M. Aragay.
URL http://books.openedition.org/pupvd/docannexe/image/7126/img-9.jpg
Fichier image/jpeg, 112k
Légende ill. 10 - Fragmento de sarcófago con la representación de Isaac., núm. 4, MNAT P449. Foto Arxiu MNAT.
URL http://books.openedition.org/pupvd/docannexe/image/7126/img-10.jpg
Fichier image/jpeg, 104k
Légende ill. 11 - Fragmento de sarcófago, núm. 5, MNAT P444 (sobre la pieza 476). Foto M. Aragay.
URL http://books.openedition.org/pupvd/docannexe/image/7126/img-11.jpg
Fichier image/jpeg, 84k
Légende ill. 12 - Fragmento de sarcófago, núm. 6, MNAT P430. Foto M. Aragay.
URL http://books.openedition.org/pupvd/docannexe/image/7126/img-12.jpg
Fichier image/jpeg, 36k
Légende ill. 13 - Fragmento de sarcófago núm. 7, MNAT P446. Foto M. Aragay.
URL http://books.openedition.org/pupvd/docannexe/image/7126/img-13.jpg
Fichier image/jpeg, 96k
Légende ill. 14 - Fragmentos de sarcófago, núm. 8, MNAT P417, P421, P424. Foto M. Aragay.
URL http://books.openedition.org/pupvd/docannexe/image/7126/img-14.jpg
Fichier image/jpeg, 80k
Légende ill. 15 - Fragmento de sarcófago, núm. 9, MNAT P472. Foto M. Aragay.
URL http://books.openedition.org/pupvd/docannexe/image/7126/img-15.jpg
Fichier image/jpeg, 80k
Légende ill. 16 - Fragmentos de sarcófago (¿kadel?), MNAT P427-P428. Foto M. Aragay.
URL http://books.openedition.org/pupvd/docannexe/image/7126/img-16.jpg
Fichier image/jpeg, 83k

© Presses universitaires de Perpignan, 2013

Conditions d’utilisation : http://www.openedition.org/6540

Rechercher dans OpenEdition Search

Vous allez être redirigé vers OpenEdition Search