Version classiqueVersion mobile

Hommage à Robert Jammes

 | 
Francis Cerdan

Volume II

La autoría de los Dialogues de la philosophie phantastique... traducidos al francés por Gabriel Chappuys, 1587

Jacqueline Ferreras-Savoye

Texte intégral

1El libro intitulado Dialogues de la Philosophie Phantastique, des trois en un corps, et mesmement: des Lettres, des Armes et de l'Honneur, où sont contenues diverses et agréables matières «mis d'Espagnol en François», publicado en casa de Sébastien Molin, Paris, 1587, está catalogado en la Biblioteca Nacional de París a nombre de Gabriel Chappuys, traductor de esta obra, al parecer anónima.

  • 1 Mustapha Kemal Bénouis, Le Dialogue philosophique dans la littérature française du XVIe siècle, Pa (...)

2Sin embargo el nombre del autor figura varias veces en el libro español que G. Chappuys tendría entre manos. Se trata de Don Francisco Miranda Villafañe, que publicó pocos años antes, en 1582, en Salamanca, por los herederos de Mathias Gast, un libro intitulado: Diálogos de la phantásti/ca philosophía, de los tres en un compuesto, y de las Le/tras, y Armas, y del Honor, donde sel contienen varios y apazibles/ subjectos y debajo del título se lee, en bastardilla: «Es el autor Don Francisco Miranda Villafañe / Chantre de la Cathedral de Plasencia» según reza el ejemplar que está en la Biblioteca nacional de Madrid (y no Pero Mejía («Pierre Messie») como erróneamente menciona Mustapha Kémal Benouis)1.

3Me propongo restituir su autoría al texto en francés recordando primero al famoso traductor G. Chappuys y su obra, y al olvidado autor español Miranda Villafañe y sus Diálogos de la phantástica philosofía, haciendo luego un cotejo de la edición francesa con la edición española, y un estudio de la traducción francesa. La reunión de estos elementos me permitirá aventurar una hipótesis explicativa de la desaparición, sin duda intencional, del nombre del autor en la traducción francesa.

I. El Traductor: Gabriel Chappuys

I.1. Datos biográficos

  • 2 Véase Louis Berthé de Besaucèle, J. B. Giraldi 1504-1573, Paris, A. Picard, 1920, Appendice IV: No (...)

4Gabriel Chappuys debió de nacer entre 1546 y 1550 en Amboise. Se hizo cargo de su educación un tío suyo, oficial de la Biblioteca Real y camarero de Francisco I, y es de suponer que el sobrino heredara el cargo a la muerte del tío en 1572. G. Chappuys ostentó también la dignidad de canónigo, si bien no recibió las órdenes. Llevó la existencia de un poeta cortesano, familiar de los Grandes. Se sabe que durante su estancia en Lyon (a partir de 1574) se relacionó con discípulos de Ronsard, que luego acompañó al Cardenal de Guise cuando éste se fue a Roma a recibir el capelo. En 1583 se le encuentra en París, donde tiene entre sus protectores al Príncipe de Joinville, al Duque de Joyeuse, al padre del ministro Sully, con cuyo favor había contado ya en sus comienzos. También conoce a varios jesuitas. En 1585 recibe el título de «Historiographe de France» y en 1596 el de «secrétaire interprète du roy pour la langue espagnole». Su situación brillante le acarrea el odio de envidiosos que le acusan de querer abarcar demasiadas actividades. A las luchas literarias se añaden varios pleitos en que se ve envuelto entre 1594 y 1599. Muere en París hacia 16112.

I.2. El polígrafo

  • 3 Cabe citar una obrita bilingüe, en italiano y en francés: La Toscane françoise italienne de Gabrie (...)
  • 4 Le Misaule ou haineux de court..., Paris, Linocier, 1585. (B. de B., p. 285).

5G. Chappuys fue polígrafo, autor de poesías (admiraba a Ronsard y sobre todo a Du Bartas), de novelas cortas, originales unas, las otras sacadas de varios autores italianos, de obras históricas y de crónicas3, de un tratado político y de obras morales, entre ellas un Diálogo que recuerda las obras de Giraldi Cintio y Eneas Silvio Piccolomini4.

I.3. El traductor

  • 5 Le XVe livre d'Amadis de Gaule contenant les hauts faits d'armes et amours de dom Silves de la Sel (...)
  • 6 Para las dos obras: Lyon, J. Béraud, 1579.
  • 7 Anacrise ou parfait jugement des esprits propres et naiz aux sciences..., Lyon, Fr. Didier, 1580; (...)
  • 8 Le Quinzième - vingtuniesme et dernier Livre d'Amadis de Gaule, Lyon, 1581.
  • 9 Hexaméron, ou six journées contenons plusieurs doctes discours sus poincts difficiles en diverses (...)
  • 10 Dialogues du vray honneur militaire, traitons contre l'abus de la pluspart de la noblesse, comme l (...)
  • 11 Esta obra conoce dos ediciones el mismo año: el Livre de la vanité du monde... composé par R.P.F. (...)
  • 12 Sommaire et abbrégé des degrez de l'Oraison, par lesquels l'âme monte à la parfaite contemplation, (...)

6Empieza traduciendo del latín en 1576 y al año siguiente en 1577 publica su primera traducción del español: Le XVe livre d'Amadis de Gaula5. A partir de este momento va a traducir mucho del castellano a la par que del italiano. Así en 1579 traduce otra novela de caballería: Le troisième livre de Primaleón de Grèce, fils de Palmerin d'Olive, empereur de Constantinople y La civile conversation (La civil conversazione) de S. Guazzo6. En 1580 publica la traducción del Examen de ingenios de Huarte de San Juan7, en 1581 la del final del Amodis8, en 1582 el Roland furieux, de Ariosto y el Hexameron ou les six journées... traducción del Jardín de flores curiosas de A. de Torquemada9. En 1583 salen los Dialogues philosophiques de J. B. Giraldi, La Fiametta amoureuse, de Boccaccio, Le parfait courtisan, de Castiglione, y los Diálogos de la verdadera honra militar de Jerónimo de Urrea10. En 1586 salen las Méditations très dévotes de l'Amour de Dieu de Diego de Estella, y en 1587, publica junto con la obra de Miranda Villafañe, otra de Fr. Diego de Estella11. Seguirán varias traducciones de obras religiosas españolas (del P. Juan de Avila, del P.Alonso de Madrid, de Fr. Diego de La Vega). En 1600 traduce el Guzmán de Alfarache, siendo al parecer su última obra una traducción de un compendio de Santa Teresa de Jesús12.

II. El autor Francisco Miranda Villafañe y sus Diálogos de la phantástica philosophía

II. 1. Datos biográficos

  • 13 Véase Jesús Gómez Gómez, Francisco Miranda Villafañe, Diálogos de la phantástica philosophía, Madr (...)

7Poco se sabe del autor. Según la relación en versos latinos de Aloisius Antonius Neapolitanus, que figura al principio del libro, Miranda Villafañe estuvo en África en 1550 en una expedición al mando de Andrea Doria y sirvió al emperador Carlos V durante diez años. El mismo Miranda Villafañe recuerda en su obra una estancia en Nápoles (fol. 23v.) y en 1565 en Francia (fol. 123). Fue chantre de la catedral de Plasencia desde 1581 a 1589, ciudad donde murió en septiembre de 158913. Sólo se le conoce este libro de Diálogos.

II.2. Los Diálogos de la phantástica philosophía

8El volumen in octavo de los Diálogos de la Phantástica philosophía... consta de 138 folios más los seis folios de licencias y dedicatorias que están al principio y constituyen el paratexto.

II.2.1. El paratexto

9Después del primer folio que lleva con el título, la mención del nombre del autor con la de su cargo y del lugar y fecha de la edición, siguen:

  • la licencia de Felipe II (en la que figura otra vez, como era lógico, el nombre de Miranda Villafañe con la mención de su cargo de chantre de la catedral de Plasencia),
  • la dedicatoria del autor «al cándido y discreto lector»,
  • otra dedicatoria al lector en forma de soneto, de Aloisius Antonius Neapolitanus,
  • un elogio en versos latinos «ad Franciscum Mirandam Villafañe Hispanum», del mismo napolitano,
  • una relación de dos folios en versos latinos «in navigationem Francisci Mirandae Villafañe Hispani ad bellum Africanum. 1550.», también de la pluma del napolitano.
  • Al final viene la licencia de D. Alonso de Ercilla.

II.2.2. El texto

  • 14 Véase J. Ferreras, Les Dialogues espagnols du XVIe siècle ou l'expression d'une nouvelle conscienc (...)

10Los Diálogos de la phantástica philosophía se inscriben en la rica floración de Diálogos humanísticos que marca el siglo XVI español14.

11La obra consta de tres Libros de Diálogos: el primero contiene diez Diálogos, el segundo un solo Diálogo y el tercero dos Diálogos.

  • 15 Miranda Villafañe «imita» a Gelli, quien pone en escena a un cubero en I Capricci del bottaio. Rec (...)

12En el Libro primero, que da su título al conjunto, un oficial mecánico ya viejo («hombre... toda su vida ejercitado en officios mecánicos»), Bernaldo, llega, no sin asombro, a dialogar con su «Anima». Es de notar la condición humilde del personaje escogido como prototipo del hombre: como si el autor hubiera querido, recogiendo una ficción «tópica»15, dirigirse a lo que podríamos llamar el «vulgo inteligente», es decir a aquella parte de la sociedad que no es noble pero que ostenta cualidades propias acreedoras de mérito, con la segunda intención (¿o primera?) de avergonzar a los nobles que no aprovechan como es debido la libertad que les da su posición económica.

  • 16 Véase la crítica, a menudo acerba, de la nobleza, por parte de los Dialoguistas: A. de Torquemada, (...)

13Detrás del acalorado elogio del estudio de las Letras que hace el Anima (el trabajo es una necesidad pero el estudio es propio del hombre y conviene dedicarle todo el tiempo posible, estudiar no es tan difícil y son culpables los padres que no acostumbran a sus hijos al estudio...) podemos percibir un eco de la reivindicación de reconocimiento social de los «intelectuales» de la época16.

14Miranda Villafañe insiste sobre la primacía que se debería de reconocer al romance sobre las lenguas muertas y critica el peso del latín que entorpece el acceso a las ciencias. Pero alaba la prohibición hecha por los Reyes Católicos de trasladar las Santas Escrituras al romance, pues la traducción a la lengua vernácula favoreció la herejía protestante. Completan la enseñanza del Anima diversas reflexiones que van del elogio de la libertad personal y crítica del afán de dinero al sermón sobre la fe católica, que completan consejos pormenorizados de higiene de vida para llevar una vida sana y saber comportarse con los demás, evitando en particular dar pie a los envidiosos. Termina el Diálogo ponderando desde el enfoque cristiano las «ventajas» de la vejez.

  • 17 Varios son los Diálogos inconclusos, limitándose el autor a exponer opiniones opuestas, dejando al (...)

15El Diálogo del Libro segundo se desarrolla entre dos interlocutores: «Las Armas» y «Las Letras» y se caracteriza por quedar falsamente inconcluso. Después de intentar «Las Letras» fundar su superioridad en la oposición tópica del cuerpo y del espíritu, y denunciar la violencia propia de «Las Armas», éstas demuestran las cualidades «morales» que las guían y a su vez denuncian las falsedades y los abusos de que han sido responsables las Letras, y se termina el Diálogo con la ida de Letras y Armas en busca de un juez que, nuevo Tyresias, zanje la cuestión. ¿Escepticismo o prudencia del autor?17

  • 18 Véase sobre el contexto textual de esta noción el estudio de Claude Chauchadis: Honneur, morale et (...)

16El Libro tercero empieza con el encuentro de dos amigos, Dyonisio y Timotheo, en el campo próximo a Plasencia, y, después de un elogio sentido de la hermosura de la naturaleza en ese lugar, el primero expresa el deseo de que centren su conversación sobre el tema del honor. En el primer Diálogo el autor define el concepto desde un punto de vista a la vez moral y social con una clara preocupación práctica: el honor es inseparable de la observancia de las virtudes cristianas. Recalca la diferencia entre el ser honrado, que a veces sólo se debe a la posición social ostentada y el ser digno de honor18.

17En el segundo Diálogo reanudan la conversación los dos personajes del Diálogo anterior con una crítica del número excesivo de bachilleres y alusiones a varios «illicitos tratos» prosiguiendo luego con el tema del honor en su relación con la nobleza (¿quién es más noble: el que funda linaje o el que supera a sus antepasados nobles?; ¿cuántos antecesores virtuosos son necesarios para que se reconozca noble al descendiente?; el adulterio y el honor de los casados; el deber de obediencia y el honor de los criados y servidores; el honor de los soldados; la incompatibilidad del honor con el comportamiento del tirano). Termina el Diálogo dejando en suspenso el tema de la relación entre nobleza y pontificado acordando los personajes volver a verse al día siguiente. Ofrece así el autor otro final «abierto», como si quisiera dejar al lector libre de continuar la reflexión por su cuenta.

18Estos eran temas candentes en la época, tanto por el enfoque individualista de la inquietud espiritual del primero como por la fuerte resonancia social de los otros dos. Despertaban gran interés en ambos lados de los Pirineos, como lo prueba la abundancia de obras de moralistas que los reflejan y la misma selección de obras traducidas por Chappuys. Y naturalmente habían sido tratados por autores italianos.

II.2.3. Las fuentes italianas de Miranda Villafañe

  • 19 Véase Angel García Galiano, La imitación poética en el Renacimiento, Publicaciones de la universid (...)
  • 20 Así califica A. García Berrio de «colección de plagios clasicistas» las Tablas de Cascales, en el (...)

19Conocida es la concepción que se tenía en el Renacimiento de la imitación, concibiéndose la imitación de modelos antiguos como una forma de aprendizaje en la que se veía no tanto un robo como una marca del reconocimiento del valor de la obra imitada19, pasándose luego de los modelos antiguos a los modelos modernos. Se han descubierto así notabilísimos empréstitos cuya fuente silenciaron sus autores20.

  • 21 Véase el estudio de J. Gómez arriba citado.

20Pero más que una «imitación» el Libro primero de los Diálogos de Miranda Villafañe es poco más o menos una traducción hispanizada de I Capricci del Bottaio del florentino G. B. Gelli (1549) y el Libro tercero la imitación muy reconocible de otra obra italiana: el Dialogo dell'honore de Possevino (1553)21.

  • 22 Les Discours fantastiques de Justin, tonnelier, composez en italien par Jean Baptiste Gelli, Acade (...)

21Estas dos obras habían sido traducidas al francés, conociendo la traducción de la obra de Gelli varias ediciones en Lyon y en París22. Y quien hubiera leído la traducción francesa de la obra de Gelli podía fácilmente reconocer el origen del texto de Miranda Villafafle traducido por Chappuys. Bastará citar las primeras líneas de Les Discours fantastiques de Justin, tonnelier (Gelli) y de los Dialogues de la Philosophie Phantastique:

Justin. Le jour commence à poindre et ne sçauroye plus dormir. Il me vaudra donc mieux lever pour faire quelque besongne: car en tout evenement, ie ne puis croire qu'il soit fort sain de demeurer en ce point couché dans le lit, pour resver et fantaisier à plaisir seulement. L'âme. Las! malheureuse que ie suis, ie puis bien dessormais faire estat de n'avoir iamais aucun repos et moins recevoir quelque contentement, tant que demeureray enserrée en ce mien corps, et non plus en sa vieillesse que lorsqu'il estoit ieune. Justin. Quelle voix est ce que i'entens? Qui est là? (Gelli)

Bern. Il doit desia estre iour, car ie ne peux dormir: il me semble que ie feray bien de me lever, à fin de travailler: car ie ne pense point que soit fort sain de se tenir au lit, ne faisant que sommeiller légèrement. L'Ame. Ah chetifve que ie suis! Quelle espérance me reste desormais d'avoir aucun repos et contentement en ce corps? puisque ie ne l'ay iamais eu quand il estoit ieune, que sera ce maintenant depuis qu'il est vieil?
Ber. Mon Dieu qu'est cecy? Quelle voix ay-ie ouy? qui est là? (Miranda Villafañe)

22Y, por dar otro botón de muestra, podemos citar la misma explicación que se nos da, en el Diálogo septimo de ambas obras, de la moda del color verde en el interior de las casas (Gelli, p. 227, Miranda Villafañe, fo.99v-100) y luego la misma recomendación de comer un huevo fresco con una rebanada de pan mojada en vino (G., p. 230, M.V., fo. 102).

III. El libro francés

III. 1. Una obra anónima

23El volumen en francés, de tamaño pequeño (in octavo), consta de 232 folios, precedidos de una página con el título, el nombre del dedicatario, el lugar y fecha de impresión y la mención «avec privilège du roy», y de la dedicatoria de G. Chappuys.

24Esta ocupa cuatro folios y una página (un cuadernillo numerado AI-AIIII más una página), y va dirigida a: «très vertueux Charles de Neufville, Seigneur d'Allincourt, Gentilhomme ordinaire de la chambre du Roy». Lleva la fecha del 20 de agosto de 1587 y el nombre de G.Chappuys quien presenta el texto como unos «petits traicts de traduction» que comenta así

Je ne vous parleray autrement du petit livre qui se présente à vous, sinon que ie me suis advancé de le vous adresser, pensant qu'il vous estoit convenable, tant pour la conférence des armes et des lettres que vous y verrez, discours de l'honneur et noblesse, que autres choses diverses qui ne sont, à mon avis, desplaisantes.

25A estas pocas palabras siguen las acostumbradas disculpas por las insuficiencias de una traducción hecha demasiado de prisa, debido al afán que tiene el propio G. Chappuys de «aprovechar» a su público.

III.2. Una omisión voluntaria

26Al mismo tiempo que omite el nombre del autor (omisión repetida pues figuran nuevamente, con el título de la primera serie de diálogos, el nombre del autor y la mención de su cargo, en el fol. 1 del texto propiamente dicho, como ya hemos señalado), G. Chappuys omite traducir y transcribir todo el «paratexto» en el que figuran, con su nombre, unos pocos datos sobre Miranda Villafañe.

III.3. Una omisión grave

  • 23 Gérard Genette, Seuils, Paris, Seuil, 1987.

27Aparte de la gravedad que supone el anonimar un libro, conocida es la importancia del paratexto en la interpretación de una obra23 y singularmente de la dedicatoria al lector en esta clase de obras. Al no traducir la propia dedicatoria del autor G. Chappuys falseó la interpretación de su obra ya que en esta dedicatoria el chantre marca su disconformidad con la jerarquía social, criticando la poca curiosidad intelectual de los nobles, razón por la cual, dice, ha desistido de buscar el amparo de un gran señor y preferido dirigir su obra a un lector desconocido:

  • 24 Esta actitud extremista es también la de un Nuñez Alba cuya amargura es notoria en el prólogo de s (...)

Costumbre ha sido de todos los autores, assí antiguos como modernos dedicar y dirigir sus obras a los Reyes, y Príncipes y grandes señores, para que saliendo al campo, donde han de ser juzgadas de unos y otros, fuessen amparadas y favorescidas (...) y lo mismo uviera hecho yo, sino tuviera experiencia que los señores en estos tiempos están muy occupados, en otras cosas que les toca más a su interés y gusto. De manera que aunque se les intitule una obra por muy buena y rara que sea les da en rostro, que apenas la quieren tomar en la mano, y assí amigo lector me ha parescido (quien quiera que fueres) ofrecerte estos Diálogos, como a persona particular...24

  • 25 Así acaso se explique la interpretación descabellada de A. Jouanna que ha visto en este autor un e (...)

28Es de notar que la propia dedicatoria de G. Chappuys al noble Charles de Neufville, contradice la de Miranda Villafañe, motivo «circunstancial» de G. Chappuys que basta para explicar que no tradujera la dedicatoria original. Pero esta omisión desvirtúa el texto25, pues si estas líneas reflejan la amargura de quien no gozó del favor de ningún gran señor, no dejan de reforzar la coherencia de la obra por su relación con el contenido de los Diálogos de la phantástica philosophía.

III.4. La presentación tipográfica francesa en relación con el texto original

29La impresión francesa respeta el aparato didáctico característico de la literatura humanística. Las acotaciones marginales que remiten a fuentes paganas o cristianas aparecen igualmente en los márgenes, en bastardilla, con el correspondiente número de reenvío que figura dentro del texto en ambas lenguas.

30Se respeta globalmente con fidelidad la estructura de la obra española. Es de notar que ninguno de los dos volúmenes lleva tabla o índice pero a partir de cada ejemplar se pueden establecer las siguientes tablas (dejando de lado el paratexto, claro está):

Ejemplar en español

Ejemplar en francés

Phantastica Philosophia de de los tres en un compuesto; donde se tratan diversas materias.

La Philosophie fantastique des trois en un composé: contenant plusieurs et diverses matières

Libro primero

Argument de l'œuvre fo.1

Argumento de la obra fo.1

Le Premier Livre

Dialogo primero fo.4

Dialogue I fo.4

Dialogo segundo fo.9v

Dialogue II fo.15

Dialogo tercero fo.17

Dialogue III fo.28

Dialogo cuarto fo.25v

Dialogue IIII fo.43

Dialogo quinto fo.31v

Dialogue V fo.54

Dialogo sexto fo.43v

Dialogue VI fo.74v

Dialogo septimo fo.51v

Dialogue VII fo.87v

Dialogo octavo fo.66v

Dialogue VIH fo.113v

Dialogo nono fo.74v

Dialogue VIIII fo.127

Dialogo decimo fo.83

Dialogue dixième fo.142

Dialogo de las Armas y las Letras, donde se trata qual de las dos artes ha de ser antepuesta, y más estimada acerca de los hombres.
Libro segundo fo.93

Le second Livre Dialogue entre les Armes et les Lettres, auquel est traité lequel des deux arts doit estre préféré à l'autre et plus estimé des hommes. fo.158

Dialogo del Honor donde se trata que cosa sea, y que es ser hombre de bien, y como se adquiere la nobleza, y lo que se requiere para no perdella.

Le Troisième Livre
DialogueI fo.182v

Libro tercero fo.108

Dialogo segundo fo.l21v

Dialogue second fo.205

31Se termina la obra en español en el fol.l38v y en francés en el fol.232, diferencia que se explica entre dos volúmenes de tamaño similar (in octavo) por la presentación tipográfica más «aireada» de la edición en francés.

32En efecto se refleja gráficamente la forma dialogada, marcándose el cambio de interlocutor por un punto y aparte (salvo en un «descuido» en el fo. 148), mientras que, en el texto español, el texto va seguido, indicándose después de un punto el nombre abreviado del interlocutor seguido de otro punto.

33En ambos textos los nombres están indicados enteramente la primera vez y luego vienen las más de las veces abreviados (reduciéndose a menudo a la inicial en el texto español), irregularidad en relación con el número de letras del mismo nombre y el espacio gráfico que ofrece la línea afectada: Bernaldo y Anima se reducen casí siempre a la mayúscula inicial y en francés «Bernard» y «L'Âme» a «Be.», «Ber.» o «Bern.» y «L'A» o L'Am.» en el primer Libro; en el segundo «Las Letras» y «Las Armas» se abrevian en «Le.» y «Ar.» y en francés en Ar. o Arm. y Let. o Le.; en el tercero a las iniciales D. y T. en español corresponden en francés los nombres más o menos abreviados.

34El texto español lleva indicado arriba de los dos folios la mención del Diálogo del que se trata, privilegiándose el siguiente Diálogo cuando éste empieza a mitad de folio. En la edición francesa sólo viene en bastardilla el título general de la obra: «Dialogues de la philosophie (pág. de izquierda) fantastique (pág. de derecha).

35En ambos textos la primera palabra del texto empieza con una mayúscula grande y adornada; en la edición francesa las páginas con título («argument», «Premier Livre», «Deuxième Livre», «Troisième Livre») vienen adornadas, además, con un friso arriba. Otra diferencia destinada a facilitarle la lectura al lector francés reside en que las citas latinas están en bastardilla, mientras en el original no hay diferencia de caracteres con el resto del texto.

III.5. La traducción de G. Chappuys

36Los Dialogues de la Philosophie Phantastique se presentan como una traducción globalmente exacta, clara y fiel, si bien se le puede reprochar una tendencia muy marcada a la redundancia. Como hemos visto G. Chappuys era ya un traductor entrenado en 1587, y es notable la maestría de su estilo que corresponde al del texto español, que no es ningún modelo de ligereza. Maestría que le permite a Chappuys engarzar una vez en el texto, sin que parezca añadido, una reflexión de su propia cosecha, como veremos.

  • 26 Véase Berthé de B., op. cit., pp. 280-281, quien remite a la teoría didáctica de Giraldi como orig (...)

37De acuerdo con la concepción moral que tenía de la literatura26 G. Chappuys se muestra muy atento al sentido del texto, lo que le lleva a explicitarlo para evitar la ambigüedad, recargando la traducción no pocas veces. «Las prisas» a que alude en su dedicatoria, y que fueron sin duda reales, a juzgar por su producción, explican acaso esta «manía» de «doblar» una expresión. Se notan unas pocas «vacilaciones» alguna que otra traducción «rara», y, también, varios hallazgos.

38Veamos unos cuantos ejemplos.

III.5.1. Explicitaciones del sentido y redundancias:

... del cuerpo donde está encarcelada, que es terrenal y mortal, siendo ella celestial e inmortal, (fo.2)

... lequel (le corps) est terrestre et mortel au lieu que l'âme est céleste et immortelle (fo.1v)

Antes será agua envinada (fo.7)

...ne sera autre chose qu'eau envinée et rougie de vin (fo.10)

B. Creo que me quieres dar a entender alguna cosa extraña. A. Que cosa estrada? (fo.9)

Ber. ie pense que vous me voulez donner à entendre quelque estrange chose et impossible.

L'Am. Quelle chose estrange et imposible? (fo.14).

... y así me he acordado que me ha acontescido mas de una vez, aver destapado la canilla de una cuba que estava llena (17v).

... et ainsi il m'est tombé en la mémoire qu'il m'est advenu plusieurs fois, d'avoir débouché et tourné la canelle ou chante-pleure d'une cuve qui était pleine (fo.29).

39(Este es un ejemplo típico de «desarrollo» doblando la expresión para hacerla más expresiva.)

... que será bien que te libre deste trabajo (fo.27)

... qu'il sera expédient que ie te délivre de cette peine et ennuy (fo.45)

... no me descontenta (fo.58).

... ne me semble chose mauvaise ains profitable (fo.99)

... o como se passa el tiempo, sin que el hombre lo eche de ver, quando se haze, o habla, de qualquiera cosa que de contento, (fo.43)

... o comme le temps passe sans que l'homme y pense ou bien s'en apperçoive, quand il fait ou dit quelque chose qui donne plaisir et contentement (fo.74)

40Y podríamos citar todavía otros muchos ejemplos como: «solaz» (fo.60v.): «plaisir et soulas» (fo.103); «delinquente» (fo.101v): «delinquant et forfaiteur» (fo.172v.); «ciudades» (fo.102): «villes et citez» (fo.172v.); «incontinentes» (fo.119v.): «incontinents et paillards» (fo.202); «rufianes» (fo.131): «maquereaux et ruffians» (fo.220), etc.

III.5.2. Vacilaciones

41En el primer Libro, en español, Bernaldo y su Anima se tratan de tú. En la traducción francesa l'Ame tutea a Bernard mientras éste generalmente la trata de «tú». Sin embargo podemos notar al principio del primer Libro una vacilación entre el empleo del «tu» y del «vous» por parte de Bernard, vacilación que no explica el contexto:

B. No puedo suffrir que no te abrace queriendote tanto, y no te aviendo visto hasta agora, ay que es esto no abraço nada? A. No entiendes que las animas somos como sombras y incorporeas, y que este cuerpo que he tomado es del ayre que no tiene tomo. B. De essa manera no deves de occupar lugar? (fo.l4-14v.)

Ber. Ie ne me peux tenir de vous embrasser, veu que ie vous ayme tant, et ne vous ayant onques veu iusques à ceste heure: mon Dieu qu'est cecy, ie n'embrasse rien.

L’Am. Entens tu pas que nous autres ames sommes comme les ombres, et sans corps, et ce corps que j'ay prins est de l'air, qui ne se peut prendre et n'est palpable?

Ber. En ceste manière ne dois tu occuper lieu. (fo.23)

42Así mismo en el Diálogo de Las Armas y Las Letras, en el texto español la forma empleada es el vos, y en francés, en un momento, aparece una personificación del interlocutor mediante la introducción de un pronombre en singular:

Ar. O Letras cuan engañadas estáis, aunque pensays estar llenas de ciencia.. (fo.94)(...) Ar. Dezid qual es más excellente el que obra o el que enseña? Le. ¿A que proposito lo preguntays? (fo.98)

Arm. O Lettres, que vous estes abusees, combien que vous pensiez bien estre remplies de science... (fo.159).

Ar. Dictes moy, lequel est le plus excellent, celuy qui fait ou celuy qui enseigne?

Let. À quel propos me demandez vous cela? (fo.166).

III.5.3. Traducciones inexplicables

B. Trabajar un poco no sería mucho, mas siempre es un despecho (fo.34v.)

Ber. Travailler un peu n'est pas beaucoup, mais toujours est ce une despeche (fo.59v.)

... porque bien te acordarás de los autos de Inquisición, que los años passados se hizieron en Valladolid, quando quemaron a Caçalla y Herreçuelo... (fo.42)

... car tu te peux bien souvenir du devoir de l'Inquisition qui s'est fait des années passées en Valladolid, quand l'on brusla Caçalla et Herreçuelo... (fo.72-72.v.)

43No me explico estas dos traducciones rarísimas de «auto» y «despecho». ¿Tendría Chappuys gente a su servicio que le echara una mano y algunas veces no tendría tiempo suficiente par «releer» el trabajo? Parece patente esta falta de tiempo (a la que alude Chappuys en su dedicatoria) en el espacio dejado en blanco que corresponde a la palabra «camuesas»: «A. Las camuesas y almendras son muy buenas...» (fo.56) / «L.'A. Les et amendes sont fort bonnes...» (fo.95v.).

III.5.4. Algunos ejemplos de hallazgos

... haziendo mil torres de viento de mil suertes y maneras (fo.2v.).

... chacun... faisant mille chateaux en l'air, de mille sortes et manières (fo.2).

... siendo este hombre nascido humildemente, exercitado en officios viles (fo.3).

... estant cet homme de basse condition et artisan... (fo.2v.).

A. Pues no vees que este vivir de essa manera que es peor que la muerte? (fo.11).

L'A. Mais ne vois-tu pas que ceste tienne manière de vivre est pire que la mort? (fo.l7.v).

B. Sea lo que fuere, que yo he visto muchos que son tan viejos como yo que no tienen dientes, y que van con la boca por tierra, y no se querrían morir... (fo.11v.).

Ber. Quoy que soyt, i'en ay veu plusieurs ausi vieils que moy, qui n'ont pas une dent en bouche, et vont tous courbez de vieillesse, lesquels ne voudraient pas mourir... (fo.17v.).

... no se vía espantada la humilde gente (fo.101v.) /... le bas peuple ne craignoit pas (fo.172v.).

Allá se lo ayan... (fo.l08v.) / À eux le débat... (fo.l83v.).

Como es posible que se halle algún hombre tan capaz, que tenga todas las virtudes porque harto es que uno tenga una y otro otra (fo.118v.).

Comment est-il possible de trouver un homme pourvu de toutes vertus? C'est assez que l'un en ait une et l'autre une autre (fo.201).

III.5.5. Intervenciones de G. Chappuys

44Interviene dos veces, una suprimiendo un referente que nada debía de significar para el lector francés:

... o quando alguna vez te has burlado con el vino, que bien sabes quanto te aplaze, y como presumes de tener lo bueno de Robledillo o Sant Martín, (fo. 18)

... quand aucune fois tu t'es recree avec le vin, et que tu as haussé le temps (le ton?): car tu sais bien comme tu aymes à boire du bon. (fo.29v./30)

45y otra para valorar su propia profesión(!):

B. O animos y pensamientos verdaderamente generosos, y palabras de un ciudadano Romano, porque el officio verdadero del virtuoso, es siempre en qualquiera manera aprovechar a su patria, a la qual no esta menos obligado que a los proprios padres. A. Por esto el día de oy, es tan preciada la lengua Latina, porque se hallan en ella la mayor parte de las sciencias, de manera que quien quiere alcançarlas, tiene necessidad que primero la deprenda... (fo.38v.)

Be. O coeur et pensee vraiement genereuse, et paroles tres dignes d'un citoyen Romain, pour ce que le vray office du vertueux est toujours de profiter en quelque maniere a son pays auquel il n'est moins obligé qu'à ses propres parents. Et aujourd'hui ¡'estime la France heureuse, pour ce qu'elle abonde de tant de bons traducteurs, lesquels non seulement enrichissent tous les jours leur propre langue par leurs escrits: mais font une infinité d'hommes savons, sans avoir besoin des langues estrangeres: et pour cette cause ¡'estime que la republique leur doit beaucoup.

L'A. Cela est certain et pour le iourd'huy à cette mesme occasion la langue latine est tant prisee, pour ce qu'en icelle se trouve couchée par escrit la plus grande part des sciences... (fo.66-66v.)

46Es de notar que el añadido (que subrayamos) está muy bien articulado sintácticamente, de forma que se integra dentro del texto sin desfigurarlo de ninguna manera.

Conclusión

47La suerte del libro de Miranda Villafañe ilustra bien, precisammente por la poca fortuna y poca originalidad de su autor, cómo circulaban las ideas en la época, y cómo obras de este tipo pudieron contribuir a la formación de las mentalidades. Desde este punto de vista es significativo el empeño de G. Chappuys, que no podía ignorar las obras italianas anteriores ni su traducción al francés, en traducir esta obra, interesado sin duda por el conjunto que ofrecía el libro de Miranda Villafañe. Callando el nombre de éste último, ¿procuraría el traductor francés evitarse algún disgusto, bien con los editores y traductores franceses de Gelli y Possevino, bien con sus amistades italianas?

Notes

1 Mustapha Kemal Bénouis, Le Dialogue philosophique dans la littérature française du XVIe siècle, Paris, The Hague, Mouton, 1976, Appendice p. 221.

2 Véase Louis Berthé de Besaucèle, J. B. Giraldi 1504-1573, Paris, A. Picard, 1920, Appendice IV: Note sur la vie et les ouvrages de Gabriel Chappuys traducteur français de Giraldi, pp. 265-296.

3 Cabe citar una obrita bilingüe, en italiano y en francés: La Toscane françoise italienne de Gabriel Chappuys secrétaire interprète du roy: contenant les noms, limites, antiquités et grandeurs de Toscane..., à Paris, par l'auteur, 1601 (Berthé..., op. cit., p. 282).

4 Le Misaule ou haineux de court..., Paris, Linocier, 1585. (B. de B., p. 285).

5 Le XVe livre d'Amadis de Gaule contenant les hauts faits d'armes et amours de dom Silves de la Selve..., Lyon, B. Rigaud, 1577.

6 Para las dos obras: Lyon, J. Béraud, 1579.

7 Anacrise ou parfait jugement des esprits propres et naiz aux sciences..., Lyon, Fr. Didier, 1580; 2e éd. sous le titre Examen des esprits, Rouen, 1598, 1607; Lyon, 1609; Rouen, 1619.

8 Le Quinzième - vingtuniesme et dernier Livre d'Amadis de Gaule, Lyon, 1581.

9 Hexaméron, ou six journées contenons plusieurs doctes discours sus poincts difficiles en diverses sciences, avec maintes histoires notables, et non encore ouyes... Fait en espagnol par Antoine de Torquemada et mis en françois par Gabriel Chappuys, tourangeau. Lyon, A. de Harsy, 1582; Paris, 1583; Rouen, 1610; Rouen, 1625 avec le titre Histoires en forme de dialogues sérieux.

10 Dialogues du vray honneur militaire, traitons contre l'abus de la pluspart de la noblesse, comme l'honneur se doit conformer à la conscience. Mis d'Hespagnol (de Jerónimo de Urrea) en François par G. Chappuys. Paris, Périer, 1585.

11 Esta obra conoce dos ediciones el mismo año: el Livre de la vanité du monde... composé par R.P.F. Diego de Estella. Paris, R. Le Fizelier, 1587 y L’oeuvre entier et parfaict de la vanité du monde, composé en Hespagnol par le R.P.F. Diego de Estella de l'Ordre de St François et divisé en trois volumes. Mis en François par Gabriel Tourang. Analyste et Translateur du Roy et orné d'une ample figure contenant tout le subject de l’oeuvre. Paris. G. Mallot. 1587. (De esta edición preciosa hay un ejemplar en la Biblioteca Nacional de París (Res. D. 18041). Curiosamente Berthé de B. no menciona ninguna traducción de los libros de Estella.

12 Sommaire et abbrégé des degrez de l'Oraison, par lesquels l'âme monte à la parfaite contemplation, extraict des livres de la B. Mère Thérèse de Jésus...par le R.P.F. Thomas de Jésus..., Paris, 1612.

13 Véase Jesús Gómez Gómez, Francisco Miranda Villafañe, Diálogos de la phantástica philosophía, Madrid, Universidad Autónoma, 1984 (trabajo de licenciatura).

14 Véase J. Ferreras, Les Dialogues espagnols du XVIe siècle ou l'expression d'une nouvelle conscience, Paris, Didier-Erudition, 1985; Jesús Gomez, El Diálogo en el Renacimiento español, Madrid, Cátedra, 1988; Lía Schwartz, «El estado de la cuestión», Ínsula, n° 542, febrero de 1992. Y los varios trabajos sobre el tema, en particular los de Víctor Infantes, En el Siglo de Oro, Estudios y textos de literatura, Scripta Humanística, Potomac, Maryland 20854, USA, 1992, y Diálogo intitulado El capón, Madrid, Visor, 1993 (prólogo y edición de Víctor Infantes y Marcial Rubio).

15 Miranda Villafañe «imita» a Gelli, quien pone en escena a un cubero en I Capricci del bottaio. Recordemos también que los interlocutores del Diálogo de las transformaciones de Pitágoras y del Crotalón son un zapatero pobre, Micilo, y su Gallo. En relación con la voluntad de «vulgarización» de los autores de Diálogos, véase J. Savoye-Ferreras, «El éxito del Diálogo humanista en la Sevilla Carolina» in Sevilla en el imperio de Carlos V encrucijada entre dos mundos y dos épocas. Universidad de Sevilla-Universidad de Colonia, Sevilla 1991. pp. 95-104.

16 Véase la crítica, a menudo acerba, de la nobleza, por parte de los Dialoguistas: A. de Torquemada, D. de Hermosilla, Nuñez Alba, Sánchez de Lima, A. de Fuentes entre otros...

17 Varios son los Diálogos inconclusos, limitándose el autor a exponer opiniones opuestas, dejando al lector decidir la cuestión, o a sostener una sola tesis suspendiendo la contraria. Puede tratarse de una discusión cortesana (Diálogo entre Äillenia y Selanio sobre la vida del campo) o de un tema de transcendencia social (Aula de cortesanos de Castillejo).

18 Véase sobre el contexto textual de esta noción el estudio de Claude Chauchadis: Honneur, morale et société dans l'Espagne de Philippe II, Paris, C.N.R.S., 1984.

19 Véase Angel García Galiano, La imitación poética en el Renacimiento, Publicaciones de la universidad de Deusto, Edition Reichenberger, Kassel, 1992.

20 Así califica A. García Berrio de «colección de plagios clasicistas» las Tablas de Cascales, en el examen de las fuentes del autor murciano en su Introducción a la poética clasicista, Madrid, Taurus, 1988.

21 Véase el estudio de J. Gómez arriba citado.

22 Les Discours fantastiques de Justin, tonnelier, composez en italien par Jean Baptiste Gelli, Academic. florentin et nouvellement traduits en François par C.D.K.P. (C. de Kerquifinen, parisien), Paris, Guillaume Le Noir, 1566, edición por la que citamos; id. Lyon, C. Baudin, 1575 y París, C. Micard 1575. Les Dialogues d'honneur de...Jean Baptiste Possevin... esquelz est amplement discouru et résolu de tous les pointz de l’honneur entre toutes personnes, mis en François par Claude Gruget..., Paris, J. Longis, 1557.

23 Gérard Genette, Seuils, Paris, Seuil, 1987.

24 Esta actitud extremista es también la de un Nuñez Alba cuya amargura es notoria en el prólogo de sus Diálogos de la vida del soldado.

25 Así acaso se explique la interpretación descabellada de A. Jouanna que ha visto en este autor un expositor de la idea de «raza»: Mythes et hiérarchies dans la France du XVIe siècle, Paris, Hachette, 1977, p. 233.

26 Véase Berthé de B., op. cit., pp. 280-281, quien remite a la teoría didáctica de Giraldi como origen de esta concepción (podemos añadir que es ésta una actitud característica del humanismo, véase en España desde Luis Vives hasta López Pinciano).

Le texte et les autres éléments (illustrations, fichiers annexes importés) sont sous Licence OpenEdition Books, sauf mention contraire.

Cette publication numérique est issue d’un traitement automatique par reconnaissance optique de caractères.
Rechercher dans OpenEdition Search

Vous allez être redirigé vers OpenEdition Search