Versione classicaVersione mobile

Pictavia Aurea

 | 
Alain Bègue
, 
Emma Herrán Alonso

Varia

Notas para la historia de los estudios del quevedismo en el siglo xx (4): James O. Crosby en torno a la poesía de Quevedo*

Isabel Pérez Cuenca

Testo integrale

  • * Este trabajo se inscribe en el proyecto de investigación «Biblioteca Digital Siglo de Oro III», có (...)
  • 1 Crosby, 1966, pp. 13-14. Véase también el trabajo de Mariano de la Campa publicado en estas mismas(...)

1En el año 1967, la editorial Castalia publicó en «Biblioteca de Erudición y Crítica» En torno a la poesía de Quevedo, libro que reunió «diversos estudios inéditos» de Crosby. El origen de todos estos trabajos se halla en la adquisición de un conjunto de mss. quevedianos; en el redescubrimiento del ejemplar del Trattato dell’ amore umano propiedad de Quevedo, y en la reseña que preparó de la ed. de José Manuel Blecua, Poesía original de Quevedo1:

Desde hace años he mandado a Blecua todo lo que tenía sobre la poesía, y ahora, que como es natural me han salido muchas cosas al hacer la reseña y estudiar intensamente la poesía (cosa que no había hecho nunca antes), me esfuerzo con bastante incomodidad a publicar todo a tiempo para que él pueda incluirlo en su edición. El sistema que hemos adoptado Blecua y yo, es que yo redacte los artículos, y los mande a una revista, y en el momento de tenerlo aceptado, envío la copia a carbón a Blecua, junto con una nota del nombre de la revista, para que él pueda citarla en su edición. (Crosby, 16/06/1965)

  • 2 De cada episodio que configura la formación de En torno es testigo e inestimable ayudante Maldonad (...)

2Blecua no dará fin a todos los artículos hasta 1966, de manera que En torno se gesta entre 1963-1966 y pasa por diversas etapas hasta que adopta la forma que hoy conocemos y que es posible reconstruir gracias a la correspondencia que mantuvo Crosby con Maldonado, su colaborador y amigo2.

3El análisis de mss. autógrafos se inicia con el hallazgo y cotejo del Heredia-Spínola de Política Dios con otros manuscritos autógrafos en su mayoría. Para ello buscó otros testimonios y determinó los más fiables, los no discutibles, de los autógrafos conocidos para utilizarlos como elemento fidedigno de comparación a la hora de distinguir entre la auténtica mano de Quevedo y las que no lo son. Los primeros resultados son de gran interés, pues, además de descartar el Heredia-Spínola del conjunto de hológrafos de Quevedo, se identifican dos letras suyas:

  • 3 Se refiere a las dirigidas al duque de Osuna. En respuesta, escribe Crosby, 29/09/1964: «Respecto (...)

Retengo, en efecto, las fotografías [de mss.]. Sobre todo, en tanto no aclare una duda que me corroe el alma desde que las examiné […]. Se trata de la carta de Quevedo en el AHN (me parece), en que funda la comparación de letras3. Creo recordar que en Protocolos tropecé y le comuniqué un documento íntegramente escrito por Quevedo […] Y es el caso que mi recuerdo gráfico de aquella letra no coincide con la de su fotografía. ¿Comprende mi alarma? Puedo estar equivocado, y lo deseo vivamente, pero me parecería una deslealtad sin nombre no comunicarle esta duda. (Maldonado, 25/09/1964)

  • 4 Destaca los de España defendida y Virtud militante (Crosby, 29/09/1964), pero finalmente opta por (...)
  • 5 Maldonado (03/10/1964): el Heredia-Spínola es eliminado de la lista de autógrafos y además describ (...)
  • 6 Crosby, 15/12/1964: «he hallado los supuestos autógrafos del Museo Británico, tan buscados por tan (...)

4Ante el recuerdo de Maldonado de una segunda letra de Quevedo, Crosby opta por remitir a Madrid más fotografías de mss. y firmas reputados por autógrafos, señalar los que corresponden con mayor garantía al escritor4, comunicar las referencias bibliografías en las que se encuentran reproducidos otros tantos (Epistolario, ed. de Astrana, España defendida, ed. de S. Rose, etc.), y solicitar opinión sobre el Heredia-Spínola5. Todos los comentarios, cotejos de letras y la existencia de una «segunda letra», darán lugar a un trabajo que encadenará búsquedas y hallazgos de presuntos autógrafos, cuyos resultados se plasman, 1o en el estudio de los poemas autógrafos de Quevedo6 del Trattato dell’amore umano, y 2o en la necesidad de estudiar, junto a este, otros mss. hológrafos. Mas, el 11 de noviembre de 1964, Maldonado presenta a Crosby la posibilidad de adquirir un lote de mss. que dará un giro al plan de trabajo y cuya procedencia y lista de obras reseña:

  • 7 Todos estos manuscritos pueden consultarse actualmente en la biblioteca de la Hispanic Society of (...)

Incidentalmente ha llegado a mis manos una oferta que le traslado de inmediato. Se trata de varios mss. quevedianos en diverso grado, cuya descripción sumaria va al final de la carta. No tengo tiempo más que para copiar mis primeras anotaciones a la vista de los mss. Su “pedigree” es el siguiente (a grandes rasgos): Aureliano Fernández Guerra, Luis Alberdi, Astrana Marín; o bien, a partir de Alberdi, Barbazán, Eugenio Montes […].
Homilía a la Santísima Trinidad. -Hojas 7 a 20 y 20bis a 29, mss.- Autógrafo auténtico de Quevedo. -Hoja 30: nota autógrafa de D. Aureliano Fernández Guerra y Orbe. 3-xi-1855.- Hoja 31, en bl.
Entremés del Hospital de los malcasados.- 5 h. sin num.- No es letra de Q. pero sí de su tiempo.
Entremés de los Refranes del viejo celoso. -6 h. sin num.- Tampoco es letra de Q. sino igual a la del ms. anterior.
Padrenuestro glosado.- 8 h. (port. y 7 de texto). No es letra de Q. tampoco las correcciones. Parece, por lo cuidada, letra de amanuense.
Sátira contra Francisco Morovelli de la Puebla.- 2 h. y 2 en bl.- No es autógrafo; parece copia un poco apresurada o poco segura, por las abreviaturas y correcciones de la misma mano, coetánea.
Focílides.- (2)-6-(7) y 1 h. en bl.- No es autógrafo; parece letra de un amanuense bastante cuidadoso. Copia coetánea.
La hora de todos y la fortuna con seso.- (3 en bl.)- (91)-(1 en bl.) hojas. Numera los pliegos, todos de 8 hojas menos el último (numerado 12), que es de 3 h. -Letra de amanuense, esmerada y coetánea; aunque dice estar «corregido por el mismo Quevedo», las correcciones marginales no son de su mano y las tachaduras de letras y enmiendas en el texto no permiten identificación en manera alguna.
En loor y alabanza de Na Sa de Montserrat… Coplas…- 2 fols. (numerados 106 y 107). En este caso la letra no es de Quevedo y el texto creo que tampoco; parece fragmento de un tomo misceláneo, apurando algo podría identificarse al autor que, insisto no me parece Q., aunque sea coetáneo.7
El único mss. autógrafo de Q. es el primero y admite plena garantía de autenticidad.
Inconvenientes: como es el texto manejado por D. Aureliano Fernández Guerra, según declaración expresa, que no he tenido tiempo de comprobar, el texto está fielmente reproducido en la Biblioteca de Autores Españoles, en todas sus ediciones; y lo mismo tiene que suceder con la edición de Astrana Marín y la de la Buendía.
Los restantes mss. tienen el interés de ser copias coetáneas, pero en manera alguna con autógrafos. En este aspecto no admiten la más ligera duda. El cotejo de letras ha sido cuidadoso y no cabe error.

  • 8 Crosby, 1967, pp. 205-228.
  • 9 De la Barrera, 1860, p. 311, n. 17 y p. 312, n. 25; Astrana, 1932, p. 1357, nn. 74 y 75.
  • 10 Eugenio Asensio (1971, pp. 226-230) no pudo ver los mss. que pertenecieron a Fernández-Guerra, ent (...)
  • 11 «La creación poética en ocho poemas autógrafos» (Crosby, 1967, pp. 15-27); «Manuscritos reputados (...)
  • 12 Crosby, 1967, pp. 175-204 y 48-51.

5Entre las obras manuscritas adquiridas figuran dos entremeses y un romance8, cuya inclusión en el catálogo de obras de Quevedo se basó en la consideración de que la mano que las copió fue la del autor,9 aunque ya Eugenio Asensio sospechó al examinar los dos entremeses que esos mss. no pueden ser hológrafos por los muchos errores que transmiten10. El estudio de la mano de Quevedo en esos mss., junto a los mencionados, lleva un análisis desde diversos puntos de vista: la autenticidad de unos permite examinar la técnica poética de Quevedo a través de las varias redacciones de un conjunto de ocho poemas, y la falsedad de otros, obliga a replantear doce atribuciones11. Dos obras más copiadas en los mss. adquiridos por Crosby, Focílides y Sátira contra Morovelli, son objeto de sendas ediciones críticas y de sus correspondientes estudios.12

  • 13 En una extensa carta del 05/09/1965 Crosby hace referencia a los muchos trabajos que tiene en marc (...)

6Además Crosby trabaja simultáneamente y sin pausa en los siguientes asuntos: 1) las citas clásicas, bíblicas y patrísticas del Parnaso español, 2) nuevos testimonios del memorial «Católica, sacra real majestad», 3) la Antología griega, 4) el romancero del Cid en la poesía de Quevedo, 5) la huella de González de Salas en Las tres musas, 6) unas letras griegas y hebreas de un verso de Quevedo, 7) varias referencias contemporáneas en tres poemas y, por último, 8) la cronología de unos 300 poemas. Ocho artículos que sumados a los cuatro anteriores hacen un total de doce dedicados a la poesía de Quevedo y con las miras puestas en tenerlos finalizados, aun a costa de abandonar la lectura de las galeradas de Política de Dios, antes de que entregue a imprenta Blecua su magna edición de la Obra poética y pueda disponer de sus resultados. Pero a causa de la premura para terminar los artículos y poder entregar copia a Blecua, renuncia a dos estudios: las citas clásicas, del que afirma tener todos los datos recopilados, y los testimonios del memorial13.

  • 14 Morby, 1970, pp. 96-97
  • 15 Este asunto es tratado en varias cartas, son de especial interés las de Crosby, 27/08/1965; Maldon (...)
  • 16 Maldonado, 14/09/1965.

7De todos los capítulos que constituyen En torno, «La cronología de unos trescientos poemas», de especial importancia y transcendencia en los estudios quevedianos —considerado en alguna ocasión el centro de la obra14—, fue el artículo que dio origen al volumen de varia quevediana que hoy tenemos. Su extensión excesiva para difundirse en una revista y su falta de páginas para formar una monografía, lleva a Crosby a plantearse el problema de dónde y en qué formato publicar el estudio15. Maldonado considera conveniente reunir junto a la cronología otros estudios sobre poesía y formar un volumen de varia o res quevediana, Crosby prefiere inicialmente publicar una breve monografía con los datos reunidos sobre la datación de los poemas. Pero Maldonado insiste en su idea del volumen de varia quevediana, tanto por no encajar una monografía de esas características en las editoriales españolas como por datarse algunos y no todo el corpus poético quevediano16. Crosby una vez estudiado las diversas opciones ve posible el tomo de varia, y el 14 de septiembre de 1965 ofrece a Maldonado la relación de todos los trabajos que tiene en fárfara:

  • 17 En esta lista se echan en falta tres trabajos que engrosarán el volumen de En torno: «Notas sobre (...)

Los artículos comprometidos ya son:
1) Sobre la Antología Griega (en prensa ya)
2) Sobre el papel de González de Salas en las TRES MUSAS
3) Sobre el romancero del Cid en la Poesía de Quevedo
Los artículos que se podrían reunir son:
4) La Cronología (unas 150 pp., más adiciones preparadas aquí)
5) La edición de los entremeses (unas 40 pp.)
6) Sobre los manuscritos de Quevedo reputados por autógrafos (y que no — 40 pp. son autógrafos) se lo mando mañana
7) Sobre la sátira de Quevedo sobre Morovelli. (casi terminado) – 15 pp.
Artículo que prefiero no reunir, y está redactado ya en inglés:
8) Sobre los autógrafos del Museo Británico (45 pp.)
Artículo o monografía que tardaré en escribir:
9) Sobre las fuentes clásicas y bíblicas de la poesía de Quevedo (alcanzará cierta extensión — quizá entre 100 y 200 pp.).
10) Sobre textos nuevos del Memorial
11) Sobre una palabra hebrea en el soneto «Tentación ha sido…» (Crosby, 14/09/1965)17.

  • 18 «Dígame por favor si le parece que irían bien los números 4 al 7, todos, en un volumen que se publ (...)
  • 19 Maldonado, 21 y 25/09/1965.

8Crosby, en principio, solo tiene intención de publicar en ese volumen cuatro trabajos: la cronología, la edición de los entremeses, los manuscritos reputados por autógrafos y la Sátira contra Morovelli18. Y las dudas sobre la forma que ha de adoptar la publicación no cesan, por lo que Maldonado ofrece alguna opción más: 1) «agregar a la cronología las composiciones mismas de que se ocupa. Claro que los textos ocuparían acaso demasiado espacio», y 2) publicar en la Universidad de Illinois solo la cronología, y los entremeses, los supuestos autógrafos, la Sátira contra Morovelli y las fuentes clásicas darlos en un tomo colecticio. Respecto a la editorial, tiene la certeza de que Castalia, en la serie «Biblioteca de Erudición y Crítica» dirigida por Rodríguez-Moñino, sería la más apropiada; mas hasta que no se perfilen las propuestas, Maldonado advierte que no podrá realizar gestión concreta en este sentido19.

  • 20 Crosby, 28/09/1965.
  • 21 Maldonado, 09/10/1965.

9Las circunstancias del momento hacen que Crosby se decante por el tomo de varia: en primer lugar, Blecua se demora en dar fin a Obra poética, esto permite a Crosby redactar algún trabajo más de los previstos en un principio20, y, en segundo, Moñino se interesa por el trabajo de Crosby, si se reúnen todos los estudios en un tomo21, y en una conversación informal de Maldonado y Moñino prácticamente queda decidida la editorial que publicará el libro, Castalia, y se abren las puertas de dos colecciones: «Biblioteca de Erudición y Crítica» y «La Lupa y el Escalpelo»:

  • 22 Se refiere al trabajo sobre los manuscritos del memorial «Católica, sacra, real majestad» que sigu (...)

comenté con él [D. Antonio] la marcha del libro sobre la poesía de Quevedo, incluso le mostré el bosquejo del índice y el cálculo de páginas que V. me había remitido últimamente. Los temas planteados le parecieron interesantes; las dimensiones, proporcionadas, y agregó que si pudiera sumarse algún estudio más y retirarse la edición de los textos, podría ser —por la temática del volumen— un tomo para la nueva colección (van publicados 2 o tres) «La Lupa y el Escalpelo», que también edita Castalia […]; creo que valga la pena seguir adelante con el proyecto según está planteado (incluso suprimiendo el artículo XI22). (Maldonado, 26/02/1966)

  • 23 El 22/04/1966 Maldonado comunica a Crosby la positiva opinión de Moñino acerca de su libro.

10El plan de la obra se modifica a lo largo de los meses de marzo y abril y se aceptan las sugerencias de Moñino. El 7 de abril de 1966, Crosby remite el primer borrador de En torno a Maldonado para que se lo haga llegar a Moñino, sin los estudios del Focílides y de los entremeses. El mismo día escribe a don Antonio dándole cuenta de los datos de su investigación que ha intercambiado con Blecua, sin ocultar «el plan de entregar a Blecua la copia mecanografiada de toda la publicación que esté en prensa, sin esperar que aparezca impresa»23.

11En junio Crosby remite el «segundo original» a Maldonado de En torno, justo cuando la investigación en el Archivo Histórico de Protocolos de Madrid recompensa a ambos con el hallazgo de dos excepcionales documentos totalmente desconocidos hasta el momento: los contratos para la publicación de tres obras de Quevedo, la emoción de Maldonado por el descubrimiento no se disimula en las cartas que transmiten la noticia:

Aunque hoy lunes todavía no he recibido el paquete con la copia anunciada de En torno a la poesía de Q., […] anticipo la carta y en el momento oportuno añadiré cuatro letras, comunicándole el recibo […]. El motivo de mi impaciencia y de que anticipe la carta es el documento cuyo extracto acompaño (no pude esperar a fin de semana ni cosa que se parezca). Cuando comencé la lectura di un brinco en mi asiento y me puse nervioso como un chiquillo. Ahí está el primero y único documento conocido para la impresión de dos obras de nuestro Quevedo. Me parecía mentira el hallazgo tan feliz. ¡Qué suerte tan grande el que no me desanimase en el examen del protocolo de Camargo, a pesar de que no salía mucho fruto últimamente! Estoy seguro de que para V. también será un motivo de gran alegría y una gran pieza la de este hallazgo. Y pensar que en algún sitio —si no ha desaparecido— estará el documento análogo tocante a la Política… ¡Qué botella de campagne nos vamos a beber el día que lo encuentre! (Maldonado, 13/06/1966)

12Por supuesto se refiere al contrato de Quevedo con Pedro Coello para la impresión de la Vida de San Pablo y el Marco Bruto. Pero las gratas sorpresas no han terminado, dieciséis días después, el 29 de junio, escribe todavía más emocionado si cabe:

  • 24 El contrato se publicó en En torno y el extracto en Quevedo y su familia, p. 192.
  • 25 El contrato se publicó en En torno y el extracto del documento en Quevedo y su familia, p. 181.

La diosa Fortuna, que de vez en cuando alza la venda y gusta de ayudar a los que trabajan, sigue haciéndome guiños… ¡y vaya guiños!, deje la carta y léase el extracto, pero siéntese antes, por el aquél de la emoción. Hemos dado con una de las piezas más grandes de nuestra investigación.
(Pausa forzosa, pues le ruego que lea el extracto24 antes que nada)
¿Qué le parece? ¡Y yo que estaba tan contento con el contrato para las vidas de San Pablo y Marco Bruto!25 Creo que tan sólo el contrato para la segunda edic. de la Política me hubiera alegrado tanto. Contra todo principio razonable, rebasé en el protocolo de Mateo de Camargo el año 1645 y me adentré en el de 1646 (un año después de muerto Q.); no sé si por intuición o por corazonada, pero bendigo la hora en que se me ocurrió ese aparente disparate.
Plan inmediato de trabajo: acabar el protocolo de Mateo de Camargo, que si mal no recuerdo, llega a 1652. Volver atrás, y repasar desde 1635, en que a costa de Pedro Coello se imprime el Rómulo de Malvezzi. No se trata, materialmente, de repasar todas y cada una de las escrituras desde 1635, sino tan sólo aquellas otorgados por o a favor de Pedro Coello. Estoy casi convencido de que no me ha escapado ningún contrato de índole quevediana, pero ¿hubo en alguna ocasión un apoderado, como en el caso de Pedro de Aldrete? Aunque me parece altamente improbable, prefiero aplicar el dicho de mi maestro, Don Antonio: «de las cosas más seguras, la más segura, es dudar». Además, quiero leer todas las escrituras que toquen a Pedro Coello, por si aparece el nombre de otro escribano que usara a la par que Mateo Camargo. Son muchas las veces que Pedro Coello patrocina una edición de Q., para que no intentemos apurar este filón que se nos ha venido a las manos. Sé que cuento con la confianza de V. […] El nombre de otro escribano, citado al azar en cualquier escritura, puede suponer contratos con los impresores y con los grabadores ¿no vale la pena? Yo empiezo la tarea bajo mi responsabilidad pero dispuesto a cortarla en cuanto V. me lo indique. De otra parte, la etapa 1646-1652 es bastante más lenta, las escrituras hay que leerlas con más cuidado, por ejemplo, frente a la media de 1.500 ff. diarios, no hice más de los 638 que tiene el prot. 3969. Avanzo por un terreno desconocido y no puedo correr (al menos, por ahora), lo siento pero no tendría sentido perder un informe por una cuestión de apariencia.

13Crosby apenas puede reprimir su entusiasmo cuando escribe:

Apenas creí lo que leía en el estracto [sic] que me ha mandado del contrato para la publicación del PARNASO ESPAÑOL. No le puedo decir cuánto le agradezco y felicito este hallazgo; desde luego hay que agregar otro capítulo corto al libro sobre la poesía, para publicar el texto del contrato. Y claro que hay que agotar la pista de Mateo de Camargo, y […] la segunda revisión) de ciertos protocolos […]. Incluso me parece que quizá convendría publicar junto con el contrato para el PARNASO, el de las vidas de San Pablo y Marco Bruto, como parte de los protocolos del mismo notario, y de los contratos de un mismo impresor. […]
Del extracto que me ha mandado, deduzco con facilidad que en 1646 poseía Pedro Aldrete «otros manuscritos de Quevedo», inéditos aún. Pero no sé si cabe suponer que en la fecha del contrato, la edición del PARNASO esta ya totalmente y cabalmente confeccionada; desde luego, no en la forma que esperaban los contratantes ni González de Salas, ya que en el libro, tal cual salió, no lograron imprimir sino 6 de las 9 musas (de la intención de publicar 9 musas habla Salas en alguna nota al final del tomo, cosa que ya comenté en EN TORNO… (Crosby, 08/07/1966)

  • 26 Crosby, 1967, pp. 229-244. Maldonado pone a disposición de su amigo una nutrida documentación sobr (...)

14Al cabo de casi un mes, Crosby envía a Maldonado el primer borrador de este último capítulo, que cerrará el libro con broche de oro26, En torno a la poesía de Quevedo ha alcanzado su forma definitiva. Un año después, el 7 de julio de 1967, Maldonado comunica a Crosby que «el encuadernador me llamó para decirme que ya están “vestidos” los libros de En torno, que va a dorar los planos y el lomo para entregármelos el lunes 10 o el martes 1». El 19 de julio recoge ¡por fin! los tomos de En torno.

Bibliografia

Referencias bibliográficas

Asensio, Eugenio, Itinerario del entremés. Desde Lope de Rueda a Quiñones de Benavente con cinco entremeses de D. Francisco de Quevedo, Madrid, Gredos, 1971.

Astrana Marín, Luis, «Catálogo de manuscritos», en Francisco de Quevedo, Obras completas. Verso, Madrid, Aguilar, 1932, pp. 1293-1369.

Barrera, Cayetano Alberto de la, Catálogo bibliográfico y biográfico del teatro antiguo español, desde sus orígenes hasta mediados del siglo xviii , ed. facs., Madrid, Gredos, 1969 (Madrid, Imprenta y Estereotipia de M. Rivadeneyra, 1860).

Crosby, James O., «A New Edition of Quevedo’s Poetry», Hispanic Review, 34, 1966, pp. 328-337.

—, En torno a la poesía de Quevedo, Madrid, Castalia, 1967.

Note

1 Crosby, 1966, pp. 13-14. Véase también el trabajo de Mariano de la Campa publicado en estas mismas Actas. Se transcribirán fragmentos de varias cartas pertenecientes a la correspondencia que Crosby y Maldonado mantuvieron durante más de 20 años, será citada indicando remitente seguido de fecha.

2 De cada episodio que configura la formación de En torno es testigo e inestimable ayudante Maldonado: «Me complace sobremanera, finalmente, expresar mi sincera gratitud a Felipe C. R. Maldonado por la constante ayuda que me ha prestado durante todas las etapas que atravesó la confección de este libro» (Crosby, 1967, p. 14).

3 Se refiere a las dirigidas al duque de Osuna. En respuesta, escribe Crosby, 29/09/1964: «Respecto a la letra que digo ser de Quevedo en su carta a Osuna en el AHN, le agradezco mucho su amabilidad y buena voluntad en hacer reparo a mi atribución». Estudiados otros autógrafos, llegará a la conclusión inicial, la letra de la carta a Osuna del AHN pertenece a la mano de Quevedo.

4 Destaca los de España defendida y Virtud militante (Crosby, 29/09/1964), pero finalmente opta por las cartas dirigidas a Osuna para la comparación de letras: «Como base para el cotejo de las distintas letras atribuidas a Quevedo, hemos preferido los autógrafos que parecen más fidedignos e indudablemente auténticos, escogiendo las dos largas cartas de Quevedo al Duque de Osuna que se conservan en el Archivo Histórico Nacional de Madrid. […], no admiten duda ni sospecha. Llevan la firma del satírico, la fecha de redacción, y aquélla en que recibió la epístola el Duque de Osuna en Nápoles. Posteriormente llegaron a formar parte de las pruebas que adjuntó el fiscal en el proceso contra el Duque, siendo entonces catalogadas y certificadas como auténticas» (Crosby, 1967, 74).

5 Maldonado (03/10/1964): el Heredia-Spínola es eliminado de la lista de autógrafos y además describe una segunda letra menuda, regular y bastante clara de Quevedo vista en el Archivo de Protocolos, que ha sido ratificada por Rodríguez-Moñino.

6 Crosby, 15/12/1964: «he hallado los supuestos autógrafos del Museo Británico, tan buscados por tantos, y ya veremos si son autógrafos o no, etc.».

7 Todos estos manuscritos pueden consultarse actualmente en la biblioteca de la Hispanic Society of America.

8 Crosby, 1967, pp. 205-228.

9 De la Barrera, 1860, p. 311, n. 17 y p. 312, n. 25; Astrana, 1932, p. 1357, nn. 74 y 75.

10 Eugenio Asensio (1971, pp. 226-230) no pudo ver los mss. que pertenecieron a Fernández-Guerra, entonces en paradero desconocido, y tuvo que conformarse con los textos editados por Astrana.

11 «La creación poética en ocho poemas autógrafos» (Crosby, 1967, pp. 15-27); «Manuscritos reputados por autógrafos» (Crosby, 1967, pp. 73-94).

12 Crosby, 1967, pp. 175-204 y 48-51.

13 En una extensa carta del 05/09/1965 Crosby hace referencia a los muchos trabajos que tiene en marcha y al llegarle el turno al de las citas clásicas escribe: «todos los datos y documentación para él están buscados y apuntados entre mis notas (el artículo de la Antología Griega, ya en prensa, fue parte de esto, pero a diferencia del resto, pude separarlo con facilidad y sin deshacer la lógica)». Ambos trabajos siguen inéditos.

14 Morby, 1970, pp. 96-97

15 Este asunto es tratado en varias cartas, son de especial interés las de Crosby, 27/08/1965; Maldonado, 04/09/1965 y Crosby, 08/09/1965.

16 Maldonado, 14/09/1965.

17 En esta lista se echan en falta tres trabajos que engrosarán el volumen de En torno: «Notas sobre algunas referencias contemporáneas» (pp. 67-72), «La historia del texto de la traducción de Focílides» (pp. 175-204) y «Dos contratos desconocidos para la publicación de tres obras de Quevedo» (pp. 229-244). Se deduce por la carta citada (Crosby, 14/09/1965), que el primero formó parte de los datos de «La cronología»: “sería interesante intercalar alguna foto en la Cronología (intenté sin éxito localizar esa custodia de Valladolid, pero existen hoy las estatuas de los Duques de Lerma, y quizá parte de la tumba de san Pablo; hay también por lo menos dos cuadros de la fiesta de cañas del 21 de agosto de 1623; y me habla V. de una foto de la estatua de Carlos V; etc. etc.; creo que no dejaría de tner [sic] cierto interés literario comprobar visualmente el lector los objetos poetizados)”. Las fotografías de esos objetos ilustran las «Notas sobre algunas referencias contemporáneas».

18 «Dígame por favor si le parece que irían bien los números 4 al 7, todos, en un volumen que se publicara en Madrid» (Crosby, 14/09/1965).

19 Maldonado, 21 y 25/09/1965.

20 Crosby, 28/09/1965.

21 Maldonado, 09/10/1965.

22 Se refiere al trabajo sobre los manuscritos del memorial «Católica, sacra, real majestad» que sigue inédito.

23 El 22/04/1966 Maldonado comunica a Crosby la positiva opinión de Moñino acerca de su libro.

24 El contrato se publicó en En torno y el extracto en Quevedo y su familia, p. 192.

25 El contrato se publicó en En torno y el extracto del documento en Quevedo y su familia, p. 181.

26 Crosby, 1967, pp. 229-244. Maldonado pone a disposición de su amigo una nutrida documentación sobre Pedro Coello que tiene recogida desde hace tiempo y se atreve a proponer a Crosby un trabajo en colaboración sobre el mercader de libros que nunca se llevó a cabo.

Note di fine

* Este trabajo se inscribe en el proyecto de investigación «Biblioteca Digital Siglo de Oro III», código FFI2009-08113 (subprograma FILO) cofinanciado por el INIA, en el marco del Plan Nacional de Investigación Científica, Desarrollo e Innovación Tecnológica (I+D+i) y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

Autore

Universidad San Pablo-CEU

© Presses universitaires du Midi, 2013

Condizioni di utilizzo http://www.openedition.org/6540

Cerca su OpenEdition Search

Sarai reindirizzato su OpenEdition Search