Versión clásicaVersión móvil

Pictavia Aurea

 | 
Alain Bègue
, 
Emma Herrán Alonso

Prosa

Prolegómenos a la edición del Honesto y agradable entretenimiento de damas y galanes

Leonardo Coppola

Texto completo

  • 1 Ya fue anotado en el prólogo a Les facecieuses nuits de Straparole de 1726: «Straparole ne paroît (...)

1No son muchas las noticias que tenemos sobre Giovan Francesco Straparola. Debió de nacer en torno a 1480 en Caravaggio (Bérgamo) y no sabemos tampoco la fecha exacta de su muerte, aunque nos consta que todavía vivía en 1557. También está atestiguada su permanencia en Venecia entre 1530 y 1540. Por lo demás, el nombre con el que imprimió sus obras, «Straparola», seguramente sea un pseudónimo basado en el significado del término en italiano: straparlare (hablar demasiado)1. Es autor de dos únicas obras: la primera, fruto de juventud, se titula Opera nova de Zoan Francesco Straparola (Venecia, 1508) y se trata de un cancionero de clara inspiración petrarquista que no volverá a editarse después de su reimpresión en 1515; la segunda, a la que dedicaremos las siguientes páginas, es Le Piacevoli notti.

  • 2 Di Francia, 1924, p. 713 714. Otras fuentes, como ya señaló Rua, 1898, serían la Gesta Romanorum, (...)

2Le Piacevoli notti se publican en Venecia en dos partes. La primera (notti I-V), editada en 1550, sólo contaba con 25 de los 74 cuentos que componen toda la obra. En la segunda (notti VI-XIII), en 1553, tras el éxito que tuvo la anterior, publhicaba el resto de cuentos y fábulas, aunque la presencia de muchas traducciones de Novellae et fabulae (1520) de Morlini y otras muchas inspiradas directa o indirectamente en Boccaccio2, hará bajar el nivel de originalidad que había caracterizado la primera parte de la obra. El esquema típicamente boccaciano del relato con cornice nos viene suministrado a través de la recreación literaria de la estancia real de Lucrecia Sforza en Murano (1537), donde durante trece noches se reúnen diversas damas y caballeros a contar cinco historias cada notte, menos en la decimotercera, donde los cuentos serán trece. Desde 1556, fecha en que se editaron en un solo volumen ambas partes, hasta 1613, fecha de la última edición, contamos bien 23 ediciones, además de traducciones al francés, al alemán y, claro, al español.

  • 3 A este propósito Cátedra, 2001, pp. 227 – 229 señala la existencia de otra edición en 1582, Coimbr (...)

3La traducción española es obra de un cierto Francisco Truchado, de origen andaluz, que la da a conocer con el título de Honesto y agradable entretenimiento de damas y galanes. La primera edición, hasta hoy desconocida, fue impresa en Zaragoza por Juan Soler en 1578. En 1580 Mathias Mares reedita en Bilbao la edición que hasta hoy se venía considerando la primera. Un año más tarde se imprimió en Baeza La segunda parte del honesto y agradable entretenimiento de damas y galanes por Juan Baptista de Montoya, el mismo que la reeditará otra vez en Baeza en 15833. Mientras tanto sale a la luz la edición de René Rabut, que publicó en Granada en 1582 la primera parte de la obra. Tras muchos años de silencio, en 1598 y en Madrid, se editan por primera vez en un único volumen las dos partes hasta ahora publicadas separadamente. Las últimas ediciones de la traducción de Straparola se registrarán en Pamplona en 1612 por Nicolás de Assaiayn. A continuación sigue un esquema que clarifica las ediciones que se han publicado a lo largo de 34 años:

  • 4 Viena, Österreichische Nationalbibliothek (38. W. 32). En el único ejemplar encontrado faltan los (...)

41578, Zaragoza: Juan Soler (1a parte)4

  • 5 El ejemplar consultado se halla en Madrid, Biblioteca Nacional (R – i/153).

51580, Bilbao: Mathias Mares (1a parte)5

  • 6 El ejemplar consultado se encuentra en Madrid, Biblioteca Nacional (R/15918). Otro ejemplar, según (...)

61581, Baeza: Juan Baptista de Montoya (2a parte) (colofón: 1582)6

  • 7 Se ha consultado el único ejemplar de Madrid, Biblioteca Nacional (R/11536).

71582, Granada: Rene Rabut (1a parte), (colofón: 1583)7

  • 8 El ejemplar estudiado se encuentra en Madrid, Biblioteca Nacional (R– i/158) pero hay otro en Vale (...)

81583, Baeza: Juan Baptista de Montoya (2a parte)8

  • 9 Todos los ejemplares que existen de esta edición se pueden encontrar en Santander, Biblioteca de M (...)

91598, Madrid: Luis Sánchez (1a y 2a parte)9

  • 10 El ejemplar se encuentra en la University of California, Los Angeles.

101612, Pamplona: (1a parte) (colofón: 1611)10

  • 11 Esta segunda parte, que aparece conjunta a la primera, se encuentra completa en Viena, Österreichi (...)

111612, Pamplona: Nicolás de Assaiayn (2a parte)11

  • 12 Cátedra, 2001, p. 161.
  • 13 Esta edición puede ser la misma que se dio a la imprenta después que, como nos informa Baranda, 20 (...)

12Truchado dedicó la primera parte del Honesto y agradable entretenimiento a doña Ana Isabel Mendoza y Carvajal, dama que entroncaba con los marqueses de Mondéjar y mujer de Cristóbal de Carvajal, cuya familia había sido particularmente importante en el desarrollo de la Universidad de Baeza. Esto, junto al origen y a la profesión de bedel12 que ejercía Truchado, nos explicaría la publicación en Baeza de la segunda parte de las ediciones de 1581 y 1583. Explicar, sin embargo, el lugar y el impresor de la edición de Bilbao (1580)13 sobrepasa con mucho los límites de este trabajo, por lo que remito al lector interesado a un trabajo posterior.

13En la portada de la primera edición de la primera parte (1578) el editor presenta la obra de la siguiente manera: Honesto | y agradable entrete- | nimiento de damas y | galanes. | Compuesto por el señor Ioan Francisco Carua- | cho cavallero Napolitano. Y traduzido de | lengua Toscana en lanuestra vulgar, | por Francisco Truchado ve- | zino de Baeça.

14En la segunda parte (1581), en cambio, aparece por primera vez el nombre de Francisco Straparola de Caravacho, aunque siempre definiéndolo como napolitano: Segunda parte, del Ho- | nesto y agradable entretenimiento. Com | puesto por el jllustre caballero, Francis- | co Straparola de Caravacho, Napoli- | tano. Y traducida de lengua tos | cana, en la nuestra vulgar, | por Francisco Truchado ve | zino de Baeça.

  • 14 Según Senn, 2003, p. 57, n. 49.
  • 15 Dirigido a la muy jllustre señora, doña | Leonor Carrillo de quesada, hija del muy jllus | tre señ (...)

15Lo mismo ocurre en las siguientes ediciones. Parece, pues, curioso el gentilicio de napolitano que el editor otorga al autor en ambas partes, quizá por considerar este «Caravacho» como el apellido del autor y no como su lugar de origen. Aunque sobre este particular se han aventurado algunas hipótesis que no comparto del todo14, parece más lógico pensar que el motivo del gentilicio pueda ser el prestigio que Nápoles tenía en el público español. Los vínculos con el mundo partenopeo nos vienen confirmados, además, por la dedicatoria de la segunda parte (1581) donde se nos dan a conocer sus relaciones con la hija del Capitán general del reino de Nápoles15. Queda claro entonces la voluntad del traductor de acercar el texto a Nápoles para hacerlo más aceptable a los lectores de la península ibérica.

  • 16 Cátedra, 2001, p. 157, y Baranda, 2001, pp. 310-319.
  • 17 Cátedra, 2001, p. 161.
  • 18 Cátedra, 2001, p. 162.
  • 19 Lo que Truchado llama tropelía remite a las dos acepciones desusadas atestiguadas por el DRAE: art (...)

16En cuanto a la producción de Francisco Truchado, natural de Baeza, sabemos que, además de la que ahora estudiamos, tradujo otra obra también del italiano: Ricordi overo ammaestramenti, de Sabba da Castiglione, con el título de El Caballero avisado (Baeza, 1585)16. No debía ser la actividad literaria una constante en su vida, como él mismo declara en la epístola dedicatoria, cuando dice que “ aunque yo escritor no sea quiero imitar tan célebre y antigua costumbre por el deseo que de gozar de tan honrosos premios”. En los mismos preliminares, el soneto de Gil de Cabrera parece presentárnoslo como soldado, lo que quizá justificaría su conocimiento del italiano por una posible estancia en Italia con el ejército imperial. El bedel Francisco Truchado, como nos lo presenta Cátedra, al menos desde 1578 aparece con este cargo en los libros de cuenta de la Universidad de Baeza17. Siempre según Cátedra, parece que Truchado estuvo en la cárcel desde la cual declaró que no tenía otro oficio que el de bedel de las escuelas y que entonces tenía 33 años18. Se podría aventurar también como hipótesis su interés por la magia, como nos viene confirmado en la noche duodécima en la que, después de una novela y una alegoría, se recogen 27 tropelías que cierran la traducción y que no se presentan en el texto original19.

  • 20 El ejemplar consultado de esta edición se encuentra en Paris, Bibliothèque nationale (Y2-10763).
  • 21 Dos amigos se aman en extremo el uno al otro, y mediante la simplicidad de sus mujeres, se engañan (...)
  • 22 Senn, 2003, p. 56.
  • 23 Entre tres honradas y ancianas monjas hay diferencia sobre cuál de ellas ha de ser abadesa. Determ (...)

17Senn manifiesta que la traducción del Honesto y agradable entretenimiento se hizo siguiendo una edición posterior a la de 1556, año en el que se sustituye la novella VIII, 3 por otras dos aumentando, así, a seis el número de novelle de la noche VIII y ya no a cinco, como se solía presentar. Estas dos novelle que se presentarán en las siguientes ediciones italianas, sin embargo, y aunque siguiendo un orden diferente, también se encontrarán en la versión española. Senn se inclina sobre todo por la edición italiana de 156520, o eventualmente por la de 1567, por otros dos motivos: primero, porque la novella VI, 121, con respecto a las ediciones precedentes, sustituye la figura de los compadres por la de los amigos22, una variación que, junto a los cambios del episodio del “val peloso” y a las mujeres ya no compartidas por los dos amigos, también se presentará en la traducción; segundo, la novella VI, 423 será traducida por Truchado con todos los cambios que había sufrido en la edición italiana de 1565, cambios que afectan, sobre todo, a los comportamientos un tanto licenciosos de unas monjas.

  • 24 A propósito del «parescer» también González Ramírez (2011, p. 1226) se pone unos interrogantes int (...)

18Por mi parte, sin entrar en contradicción con Senn, creo que podría añadirse también la edición de 1569, que presenta los mismos cambios señalados por el estudioso suizo, pero cuya fecha vendría a coincidir cronológicamente con lo expuesto por López de Hoyos en su «parescer» en la edición de la segunda parte del 1581 cuando dice que «Agora doze años vi la primera parte». No pudiendo referirse a la traducción de Truchado, quizá, aluda al texto original italiano que bien pudo servir de texto base para la traducción24.

  • 25 Croce, 1968.
  • 26 «No os marauilleys amigo lector, si acaso vuieredes leydo otra vez en lengua Toscana este agradabl (...)

19Pero ¿cómo entró en contacto Truchado con la obra de Straparola? Ya hemos apuntado las intensas relaciones culturales entre España e Italia en este período25. A este motivo deberíamos añadir la profesión de soldado que, como ya se ha indicado, con mucha probabilidad le llevó a Italia, en particular a Nápoles, donde pudo entrar en contacto con la obra. Otra hipótesis que también se debe considerar es el encuentro con doña Leonor Carrillo de Quesada, hija de Pedro Díaz Carrillo de Quesada, capitán general de la Artillería del reino de Nápoles, que puede haber solicitado una traducción a Truchado. Estos datos, todos relacionados con Nápoles, nos pueden ayudar aún más para aclarar el adjetivo de «napolitano» que se le otorgó a Straparola. Como sea, las propias palabras de Truchado26 nos dan a entender también que el texto original circulaba junto con su traducción y que, además, el público español apreciaba mucho esas obras que en diversos casos se preferían a las traducciones.

20¿Cuándo se realizó la traducción? Teniendo en cuenta lo ya apuntado por Senn, que se inclina por la edición italiana de 1565, podríamos considerar esta fecha como terminus a quo de la traducción. Importante es también la fecha de 1574 que aparece en la primera licencia civil de la primera edición (Zaragoza, 1578) y que funcionaría como terminus ad quem. Esta aprobación nos atestigua que la traducción ya se había realizado en aquel año. Tomando en consideración entonces estas dos fechas límites, creo que la traducción se haya podido hacer entre los años 1565-1574. Este período puede ser restringido aún más al espacio temporal que abarca los años 1569-1574 si consideramos, en lugar de la edición de 1565, mi propuesta de 1569, que coincide con lo dicho por López de Hoyos.

21Por lo que se refiere a su estructura, el Honesto y agradable entretenimiento sigue la división en dos partes presente también en el texto italiano, con la diferencia de que la primera parte española llega hasta la noche sexta, formada por sólo dos cuentos, y no cinco como en el texto original; la segunda, en cambio, contiene la traducción tan sólo hasta la duodécima noche, mientras que el original se componía de trece notti. Todas las ediciones castellanas coinciden en el número de novelas contenidas en ellas, así como en su disposición.

  • 27 González Ramírez, 2011.

22La edición de Zaragoza (1578) se estampa con tres aprobaciones: la licencia eclesiástica con fecha de 25 de junio de 1578, la licencia civil fechada a 30 de septiembre de 1574 y el privilegio real, firmado por Antonio de Eraso, concedido el 3 de noviembre de 1574. El texto, por tanto, ya estaba listo para ser editado en 1574. Parece evidente, entonces, el papel que la censura tuvo en la prohibición de esta traducción que ya había obtenido las licencias pertinentes unos años antes, pero que tardó algunos más en conseguir la autorización eclesiástica para editarse. Todo esto nos remitiría a un doble filtro al que se sometían las traducciones de las cuales también trata González Ramírez27.

23La edición de Bilbao (1580) recogerá las mismas licencias de la edición de Zaragoza con la excepción del privilegio real, que desaparece.

24En la segunda parte (1581) se encuentra el privilegio real firmado por Antonio de Eraso en Lisboa el 27 agosto de 1581, en lugar de Madrid 3 de noviembre de 1574 como en la primera edición. Al final del libro aparecen también un «parescer» de López de Hoyos, la fe de erratas y la licencia de impresión. El «parescer», donde se pide que se borren partes de las tropelías, va acompañado de un soneto de Juan Francisco, donde se dan las gracias al «toscano Iuan Francisco» (Straparola) y al «Francisco andaluz» (Truchado), y con el de Orozco Talavera que presenta el libro como obra honesta para pasar el tiempo. La licencia de impresión, además de estar al final del libro, tampoco coincide con la fecha de la portada porque aparece la de 1582.

25La edición de Granada (1582) falta de la licencia religiosa presente en la edición de Zaragoza y de Bilbao, pero añade otra vez el privilegio real presente en la edición de 1578 y que no había parecido en la edición bilbaína. Al final del libro aparece, además, el colofón que lleva la fecha de publicación de 1583.

26La segunda parte reeditada por Juan Baptista de Montoya (Baeza, 1583), copia a plana y renglón la edición de 1581 editada en su misma imprenta, se suprime la fe de erratas de 1581, aunque no se corrigen las mismas, y el colofón, por su parte, presenta fecha 1583.

27En 1598 en Madrid aparecen las dos partes publicadas por Luis Sánchez. Aunque los ejemplares conservados aparecen con las dos partes unidas en un solo volumen, se trata, como evidencia la presencia de portadas de ambas partes, de dos ediciones independientes.

  • 28 Madrid, Biblioteca Nacional (R-4254). La primera parte falta de los primeros siete folios, inicia (...)

28Por último, sorprendentemente catorce años después, se publica la última edición en Pamplona, por Nicolas de Assaiayn. El ejemplar consultado28, como en la edición de 1598, reúne en un solo volumen dos ediciones claramente independientes.

29Comparando la traducción con el texto italiano, son muchas las diferencias y los cambios que se han producido. Los primeros se pueden hallar ya en el título que de Le Piacevoli notti pasa a Honesto y agradable entretenimiento de damas y galanes, típico recurso de disfraz utilizado por los traductores. Truchado justifica sus cambios ya en el prólogo afirmando:

  • 29 Viena, Österreichische Nationalbibliothek (38. W. 32, fol. 6v).

[…] pues bien sabeys la differencia que ay entre le libertad Italiana y la nuestra, lo qual entiendo sera instrumento, para que de mi se diga que por enmendar faltas agenas, saco en publico las mias29.

  • 30 Senn, 2003, p. 50.

30Se evidencia también un orden diferente de las novelas españolas con respecto al texto italiano (en la segunda parte no coincide ni una sola novela), en algunos casos debido a la ausencia de cuentos que no se han traducido. Añadimos, asimismo, la presencia, en la primera parte de la traducción, de algunas novelas que en el original italiano se hallaban en la segunda, confirmándonos que el traductor manejaba el texto completo de Le Piacevoli notti. Veinticuatro son las novelas que no se han traducido en el Honesto y agradable entretenimiento. En el caso de las novelas 3 y 4 de la quinta notte los motivos son dialectológicos porque se habían escrito en dialecto bergamasco y paduano, respectivamente. También hay que señalar la presencia de tres cuentos (VI, 2, VII, 1, IX, 5) que no aparecen en Le Piacevoli notti. Las primeras dos novelas se acercan mucho a la novela pastoril tratando los lamentos de sus protagonistas cuyas aventuras amorosas seguirán en el primer cuento de la segunda parte; y la tercera tampoco pertenece a Straparola sino al Doni30.

  • 31 «[…] a todos suplico passassen el tiempo sancto de la quaresma que a las manos les auia venido, en (...)

31Las palabras con las cuales se cierra el libro segundo31 dejan entender la salida de una tercera parte que habría podido alojar las novelas de Straparola y que no se habían traducido en las primeras dos partes, quizás porque el traductor se había encontrado con las novelas que no aparecían en la edición, tal vez parcial que manejaba o —tampoco se debe excluir— porque tenía la intención de transformarse en autor verdadero para dar continuación a esas tropelías que ocupaban la última parte de su texto.

32En muchos casos en los que faltan las novelas italianas y hay cambios sustanciales, la causa habrá que buscarla también en la censura y/o autocensura del traductor. El resultado de este control fue la eliminación de episodios y detalles demasiado eróticos, lascivos y obscenos que habrían podido escandalizar.

  • 32 Jehnson, 1995, pp. 27-42.
  • 33 Cervantes, Don Quixote de la Mancha, pp. 447-448.
  • 34 A éste propósito remito a un interesante artículo de Federici, 2010.

33Con respecto a las huellas que Le Piacevoli notti —bien en original o traducción— han dejado en la literatura española de la época, nos podemos acercar a El celoso extremeño de Cervantes que ha sido relacionado con la novela IX, 1 de Straparola32. Las dos novelas tienen en común el celo de los protagonistas, la presencia de los siervos; la torre en la cual está encerrada la mujer del rey se parece, además, a la casa “torre” de Carrizales, la mujer es adultera y se hace referencia al engaño. Quizás Cervantes, leyendo las páginas de Le Piacevoli notti, se quedó tan fascinado por esta historia que decidió trasladarla a sus Novelas ejemplares. Pasando al Quijote, Schevill33 nos hace notar también que en el capítulo LXII de la segunda parte del libro, cuando el caballero errante entra en una imprenta de Barcelona, se hace referencia a un libro toscano que se estaba traduciendo y cuyo título era Le Bagatelle, que tal vez puede tener algún enlace con la obra de Straparola. El mismo «Rocin flaco, viejo y despeado» (XI, 5), descrito por el Truchado, me lleva a pensar a la descripción de Rocinante que, quizás, trae sus orígenes de esas páginas34. Es posible, entonces, que Cervantes se hubiese encontrado con el texto de Straparola, o su traducción, gracias a su maestro López de Hoyos que, no se olvide, había escrito el “parescer” en la segunda parte de Truchado. Ésto nos podría confirmar la importancia que la traducción y el texto original italiano tuvieron en la literatura española marcando, quizás, un primer paso en la novela corta inaugurada por Cervantes. El estudio de esta traducción, como también de otras, permitiría entender hasta qué punto se han filtrado los motivos, los temas, los tonos y los personajes de los novellieri italianos para difundirse entre los lectores españoles del final del siglo xvi, así como las posibles relaciones con el mundo de las representaciones teatrales que tal vez se hayan inspirados en algunos cuentos del Honesto y agradable entretenimiento en el siglo xvi.

Bibliografía

Referencias bibliográficas

Baranda, Nieves, «Literatura en sociedad. Dos tratados italianos de saber vivir en la Andalucía de la Contrarreforma», en Spagna e Italia attraverso la letteratura del secondo Cinquecento, Napoli, Istituto Universitario Orientale, 2001, pp. 301-320.

Cátedra, Pedro Manuel, Imprenta y lecturas en la Baeza del siglo xvi , Salamanca, SEMYR, 2001.

Cerezo Rubio, Ubaldo, «Catálogo de los libros del siglo xvi en la Biblioteca Jagellona de Cracovia», Criticón, 47, 1989, pp. 77-150.

Cervantes Saavedra, Miguel de, Don Quixote de la Mancha, ed. Rodolfo Schevill y Adolfo Bonilla, Madrid, Gráficas reunidas, 1941,4 vols.

Croce, Benedetto, La Spagna nella vita italiana durante la rinascenza, Bari, Laterza, 1968.

Di Francia, Letterio, Novellistica, Milano, Vallardi, 1924, vol. 1, pp. 713-731.

Federici, Marco, «Cervantes lettore di fiabe? Il furto dell’asino nella sierra morena», Rivista di Filologia e Letterature Ispaniche, 23, 2010, pp. 67-75.

González Ramírez, David, «En el origen de la novela corta del Siglo de Oro: los “novellieri” en España», Arbor: Ciencia, pensamiento y cultura, 752, 2011, pp. 1221-1243.

Jehenson, Miriam Yvonne, «Quixotic Desires or Stark Reality?», Cervantes: Bulletin of the Cervantes Society of America, 15, 2, 1995, pp. 27-42.

Rua, Giuseppe, Tra antiche fiabe e novelle: I (Le piacevoli notti di messer Gianfrancesco Straparola), Ricerche, Roma, Loescher, 1898.

Senn, Doris, «“Le Piacevoli Notti” (1550/53) von Giovan Francesco Straparola, ihre italienischen Editionen und die spanische Übersetzung “Honesto y agradable Entretenimiento de Damas y Galanes” (1569/81) von Francisco Truchado», Fabula, 34, 1-2, 1993, pp. 45-65.

Notas

1 Ya fue anotado en el prólogo a Les facecieuses nuits de Straparole de 1726: «Straparole ne paroît pas autrement un nom de famille:[…] car Straparola, c’est un homme qui parle trop» (Munich, Bayerische Staatsbibliothek P.o.it. 975-1, fol. viij).

2 Di Francia, 1924, p. 713 714. Otras fuentes, como ya señaló Rua, 1898, serían la Gesta Romanorum, la Legenda Aurea de Jacopo di Voragine, Cento Novelle Antiche de Sacchetti, y otras de inequívoco origen oriental.

3 A este propósito Cátedra, 2001, pp. 227 – 229 señala la existencia de otra edición en 1582, Coimbra, Biblioteca Universitaria (R-5-24). Esta edición puede ser la misma de 1581 a la cual sólo se ha cambiado fecha en la portada.

4 Viena, Österreichische Nationalbibliothek (38. W. 32). En el único ejemplar encontrado faltan los últimos 4 folios dejando incompleta la resolución de la novela VI, 1 y ausente la VI, 2.

5 El ejemplar consultado se halla en Madrid, Biblioteca Nacional (R – i/153).

6 El ejemplar consultado se encuentra en Madrid, Biblioteca Nacional (R/15918). Otro ejemplar, según el catálogo de libros de Cerezo Rubio, 1989, p. 141, puede ser consultado en la Biblioteca Jagellona de Cracovia (CIM. O. 809). A este propósito Cátedra, 2000, p. 226, subraya la falta de las dos hojas finales del ejemplar donde se hallan las erratas y la tasa añadidas después y en papel delgado. Esta edición, llamada estado A, con respecto al estado B, consultable, como se ha dicho anteriormente, en Madrid, nombrea Antonio de Vega que costa el libro en la portada y en la última hoja.

7 Se ha consultado el único ejemplar de Madrid, Biblioteca Nacional (R/11536).

8 El ejemplar estudiado se encuentra en Madrid, Biblioteca Nacional (R– i/158) pero hay otro en Valencia, Biblioteca Municipal Central de Valencia (S/272).

9 Todos los ejemplares que existen de esta edición se pueden encontrar en Santander, Biblioteca de Menéndez Pelayo (1. 076) donde el título de la portada se ha tomado de la segunda parte de otro ejemplar; Paris, Bibliothèque Nationale de France (Y2 – 10787); Madrid, Real Biblioteca del Escorial (60 – IV – 23) y Madrid, Biblioteca Nacional (R – 5458) que resulta incompleto y falta de portadas. Senn, 2003, p. 49, también apunta una primera edición de las dos partes reunidas con fecha 1582 publicada en Madrid por Luis Sánchez de cuyo ejemplar no hay trazas. Parece tratarse, por tanto, de una edición fantasma.

10 El ejemplar se encuentra en la University of California, Los Angeles.

11 Esta segunda parte, que aparece conjunta a la primera, se encuentra completa en Viena, Österreichische Nationalbibliothek (155092 – A); en Roma, Biblioteca Alessandrina (N. e. 129), en Cambridge, Trinity College: Lower Library (G. 26. 32) y en Munich, Bayerische Staatsbibliothek (P.o.it. 237-1/2). El ejemplar consultado de Madrid, Biblioteca Nacional (R – 4254) carece de los primeros 7 folios y del final.

12 Cátedra, 2001, p. 161.

13 Esta edición puede ser la misma que se dio a la imprenta después que, como nos informa Baranda, 2001, p. 311, n. 18, le fue robada a Truchado por un impresor desaprensivo.

14 Según Senn, 2003, p. 57, n. 49.

15 Dirigido a la muy jllustre señora, doña | Leonor Carrillo de quesada, hija del muy jllus | tre señor Pedro díaz Carrillo de quesada, | Capitán general del Artillería del rey | no de Napoles, y del consejo | Colateral de su Magestad.

16 Cátedra, 2001, p. 157, y Baranda, 2001, pp. 310-319.

17 Cátedra, 2001, p. 161.

18 Cátedra, 2001, p. 162.

19 Lo que Truchado llama tropelía remite a las dos acepciones desusadas atestiguadas por el DRAE: arte mágica que muda las apariencias de las cosas; ilusión, falsa apariencia. Se trata de experimentos químicos, efectos maravillosos, que dan al libro unos detalles que lo acercan a un recetario de magia.

20 El ejemplar consultado de esta edición se encuentra en Paris, Bibliothèque nationale (Y2-10763).

21 Dos amigos se aman en extremo el uno al otro, y mediante la simplicidad de sus mujeres, se engañan ambos

22 Senn, 2003, p. 56.

23 Entre tres honradas y ancianas monjas hay diferencia sobre cuál de ellas ha de ser abadesa. Determina el guardián de su orden, que la que mejor historia contare, sea abadesa (Honesto y agradable entretenimiento VIII, 1).

24 A propósito del «parescer» también González Ramírez (2011, p. 1226) se pone unos interrogantes interesantes.

25 Croce, 1968.

26 «No os marauilleys amigo lector, si acaso vuieredes leydo otra vez en lengua Toscana este agradable entretenimiento» (38. W. 32, fol. 6v).

27 González Ramírez, 2011.

28 Madrid, Biblioteca Nacional (R-4254). La primera parte falta de los primeros siete folios, inicia con el soneto de Gil de Cabrera seguido por el argumento, el texto y el colofón que lleva fecha 1611. La segunda parte se cierra sin las tropelías y sin anunciar a la tercera salida como ya se había hecho en las ediciones anteriores.

29 Viena, Österreichische Nationalbibliothek (38. W. 32, fol. 6v).

30 Senn, 2003, p. 50.

31 «[…] a todos suplico passassen el tiempo sancto de la quaresma que a las manos les auia venido, en virtuosos y sanctos exercicios. Y que el primer dia de pascua, se juntassen en el señalado lugar y excelentissimo teatro, sin que nadie faltasse, sopena de la desgracia suya para dar traça a otro nueuo genero de entretenimiento mas gustoso y apazible, que el de esta sigunda parte: Como en la tercera vereys» (R-15918, fol. 270r).

32 Jehnson, 1995, pp. 27-42.

33 Cervantes, Don Quixote de la Mancha, pp. 447-448.

34 A éste propósito remito a un interesante artículo de Federici, 2010.

Autor

Università degli Studi “G. d’Annunzio” di Chieti, Pescara

© Presses universitaires du Midi, 2013

Condiciones de uso: http://www.openedition.org/6540

Buscar en OpenEdition Search

Se le redirigirá a OpenEdition Search