Version classiqueVersion mobile

Los Meridianos de la Globalización

 | 
Erica Durante

Introducción

Erica Durante

Texte intégral

1Pensamos y vivimos la globalización como un proceso esencialmente espacial que conlleva una manera nueva de representarnos la amplitud (o la estrechez) del mundo así como una forma distinta de desplazarnos dentro y alrededor del planeta. Sin embargo, con respecto a aquellas épocas de la historia humana que los historiadores designan como la Primera y la Segunda Globalización, lo que ha cambiado de forma significativa no es tanto la aprehensión de la forma misma de la tierra, sino nuestra figuración y comprensión del tiempo humano en relación a la tierra. ¿Cuánto tiempo hace falta para dar la vuelta al mundo?, ¿cuáles son los medios de transporte disponibles (o imaginables) para acortar cada vez más el tiempo de este recorrido? y, también, ¿cómo medir el tiempo de los distintos meridianos del mundo dentro de un tiempo universal coordinado que se despliega a lo largo de las veinticuatro horas del día?

2Si bien se ha producido una lectura temporal de la globalización a lo largo de la historia, el tiempo de la globalización, como tal, merece todavía un análisis más preciso. Con la expresión tiempo de la globalización, nos referimos a nuestra concepción y medida del tiempo tal como ha sido modificada por el cambio de paradigma que, en los últimos treinta años, ha intervenido en varios ámbitos de nuestro mundo –económico, geopolítico, cultural y antropológico. Un tiempo que, al igual que la nueva configuración del espacio, es plural y líquido, capaz de recibir en su fluir temporalidades e historicidades distintas. De hecho, por esa particularidad misma, quizá sería más pertinente hablar de tiempos de la globalización en plural, insistiendo en la heterogeneidad temporal que caracteriza el tiempo global. Un tiempo esférico que permite la libre circulación entre las diversas temporalidades del planeta, facilitando regularmente idas y vueltas entre pasado, presente y futuro, que se producen al cruzar uno o varios meridianos del globo.

3Esta pluralidad del tiempo coincide con cierta definición de lo contemporáneo, entendido como un tiempo complejo que acoge temporalidades variadas, las cuales, por el hecho mismo de converger en una misma unidad temporal, se convierten en contemporáneas. Según esta lógica, la globalización se vuelve una metáfora contemporánea de lo contemporáneo, lo cual implica que este proceso funcione como una herramienta para cuestionar nuestro presente y la actualidad de nuestro mundo.

4De hecho, numerosos son los escritores españoles y latinoamericanos que en las últimas décadas y hasta hoy en día han pensado la globalización como instrumento de representación de la complejidad de lo contemporáneo. De ahí varias tentativas de plantear en la ficción la articulación globalización-contemporaneidad recurriendo a distintas modalidades de representación del tiempo: el tiempo comprimido y múltiple del individuo nómada, el tiempo simultáneo y colaborativo de las redes sociales, el tiempo artificial de la poshumanidad, la redefinición del tiempo local de la nación, además del espesor del tiempo presente que también reclama ser escrito.

5El objetivo de este libro, fruto de la colaboración de investigadores provenientes de distintas universidades europeas y americanas, es justamente el de proponer una modelización de estas diversas concepciones y escrituras del tiempo. A partir de un amplio corpus de autores, pensadores y obras del mundo contemporáneo, principalmente latinoamericanos, el volumen presenta tres perspectivas útiles para entender el tiempo de la globalización.

6El primer meridiano, “Tiempo de la nación, tiempo de la globalización”, comienza con la contribución de Gustavo Guerrero sobre el cambio de paradigma detectado por el antropólogo y comunicólogo colombiano Jesús Martín-Barbero en su reciente cartografía de América Latina. Esta cartografía se dibuja según la doble tensión tiempo y espacio, por un lado, nación y globalización, por otro. Sigue una relectura contemporánea del género de la crónica y de su pertinencia crítica en el mundo global realizada por Teresa Orecchia-Havas a partir de la obra de la autora argentina María Moreno. Esta primera parte termina con el estudio de Florence Olivier sobre la novela 2666 de Roberto Bolaño, analizada como un caleidoscopio temporal que une el pasado y el presente de México en el contexto globalizado.

7En el segundo meridiano, “Tiempo de la tecnología, tecnologización del tiempo”, Héctor Hoyos analiza la presencia del computador en la obra del escritor chileno Alejandro Zambra, adaptando a la ficción contemporánea la lectura de Baudelaire por Benjamin. Charles Baudelaire también aparece en el ensayo de Eduardo Becerra, que nos propone un recorrido entre ficción televisiva, cinematográfica y literaria a partir de la noción de flânerie y de sus avatares contemporáneos. Por su parte, Aníbal González explora las novelas de dos jóvenes autores, el colombiano Santiago Gamboa y el peruano Santiago Roncagliolo. La protonovela antigua, actualizada por el primero, y la “tecnoescritura” del segundo se encuentran aquí analizadas como dos modos de escribir el aquí y el ahora en la ficción latinoamericana ultracontemporánea. Cierra esta segunda parte la reflexión de Erica Durante sobre el jet lag como síntoma, en términos antropológicos, de la condición nómada del individuo contemporáneo, y como revelador, en términos temporales, de la compresión del reloj mundial.

8Partiendo del trabajo de los escritores, el tercer meridiano “Tiempo de la obra, tiempo de la crítica” pretende integrar el discurso de los autores dentro de una doble tentativa de modelización, la de la literatura latinoamericana actual y la de la perspectiva crítica que procede de esta misma producción literaria. Tras considerar los cambios de paradigmas que han sido formulados por los historiadores, Gersende Camenen examina la historia de la crítica literaria latinoamericana de las últimas décadas, proponiendo la necesidad, sino la urgencia, de una historia literaria construida por los propios escritores dentro del vasto horizonte del continente. Vicente Luis Mora concluye el volumen con una reflexión sobre la articulación espaciotiempo en la ficción. Constatando la omnipresencia de las tecnologías de lo virtual, Mora reemplaza el concepto de cronotopo bakhtiniano por el de topocrono y demuestra la pertinencia de esta sustitución por medio de varios ejemplos de obras y escritores españoles y latinoamericanos contemporáneos.

9La progresión interna de este libro explicita su principal objetivo: proporcionar algunos modelos literarios posibles de la globalización que, lejos de paralizar su flujo temporal, tomen distancia de este mismo flujo para entenderlo y, sobre todo, para evolucionar con él dentro de este complejo proceso contemporáneo que es la globalización.

Auteur

Es doctora en Literatura General y Comparada por la Universidad de Sorbonne Nouvelle-Paris III y Profesora titular de Literatura Comparada en la Universidad católica de Lovaina, Bélgica, desde 2009. Sus principales líneas de investigación actuales son la novela contemporánea internacional y la relación entre literatura y mundo globalizado. Es co-presidenta de Globalit. Louvain Research Center for Global and Comparative Studies y autora de varias contribuciones sobre literatura latinoamericana y francófona en una perspectiva global

© Presses universitaires de Louvain, 2015

Conditions d’utilisation : http://www.openedition.org/6540

Rechercher dans OpenEdition Search

Vous allez être redirigé vers OpenEdition Search