Version classiqueVersion mobile
OpenEdition Books

Dinámicas de los sistemas agrarios en Chile árido: La región de Coquimbo

 | 
Patrick Livenais
, 
Ximena Aranda

Tercera parte. La dinámica de los territorios: el aporte del enfoque de los sistemas agrarios

Dinámica de la organización fisíca y operacional del complejo hidrológico cogotí-huatulame, provincia de Limarí Chile

Pablo Alvarez et Yveline Poncet

Texte intégral

Introducción

1En este documento se presentan antecedentes de la evolución física y operacional del complejo hidrológico Palqui-Cogotí-Huatulame, poniendo énfasis sobre el caso Cogotí-Huatulame, en el cual coexisten tres Asociaciones de Regantes privadas que intervienen en la repartición de las aguas de la subcuenca del río Huatulame.

2Las modificaciones físicas y legales del entorno han permitido el traslado del ejercicio de algunos derechos de aprovechamiento, su propiedad y su forma de extracción, lográndose así un ajuste del sistema hidrológico a la necesidad de los regantes.

3Los antecedentes expuestos han sido generados durante los años 2001 y 2002 por medio de entrevistas a directores, administradores y usuarios de dichas organizaciones. Además, se ha revisado y se ha creado una base de datos con toda la documentación legal de los derechos, estatutos e inscripciones de derechos en el Conservador de Bienes Raíces y las respectivas resoluciones de la Dirección General de Aguas.

Antecedentes Generales del Complejo Hidrológico Palqui-Cogotí-Huatulame

4En el Norte Chico de Chile, se desarrolla desde la década del 60’el Sistema Paloma, en el cual participan nueve Asociaciones de Regantes distribuidas en Juntas de Vigilancia y Asociaciones de Canalistas. Entre ellas, la Asociación de Canalistas del embalse Cogotí (ACEC) y la Junta de Vigilancia del río Huatulame (JVRH), tienen directa influencia en alrededor de 3.000 hectáreas de cultivos de riego que se producen en la cuenca del río Huatulame. La ubicación de la zona de estudio se presenta a continuación en la figura 1.

5El Complejo Hidrológico Palqui-Cogotí-Huatulame, se desarrolló físicamente a través de dos cauces principales o ríos y dos canales matrices.

6Tal como muestra la figura 2, los cauces principales son el río Grande cuyo flujo no es regulado y en el cual se encuentra la bocatoma del canal Palqui-Maurat Semita y, el río Huatulame que corresponde a un flujo regulado o más bien intervenido por el embalse Cogotí, en el cual se encuentra la bocatoma del canal matriz Cogotí, existiendo en éste un derivado denominado Cauchil.

7Un antecedente anexo, directa consecuencia de la distribución física de las obras y, en particular, del punto de contacto con la fuente, es la altitud de este mismo en relación al mar y a las obras con que en conjunto debe abastecer un área de riego.

8Así pues, se van generando áreas exclusivas, que son abastecidas por una sola obra o fuente y áreas no exclusivas en las que concurren dos o más fuentes. En este caso la condición de exclusividad implica aparentemente una mayor vulnerabilidad ante las sequías y, por lo tanto, una menor seguridad de riego. Sin embargo, la existencia de acuerdos ínter organización y la creación de obras anexas han permitido el manejo de esta situación.

FIGURA 1: Ubicación del Área de Estudio.

FIGURA 1: Ubicación del Área de Estudio.

FIGURA 2: Diagrama Unifilar Simplificado del Área de Estudio en la Época Actual. (Adaptación R Alvarez, 2002).

FIGURA 2: Diagrama Unifilar Simplificado del Área de Estudio en la Época Actual. (Adaptación R Alvarez, 2002).

FIGURA 3: Altitud de Puntos Críticos del Área de Estudio (Sección A-A’) (Adaptación P. Alvarez, 2002).

FIGURA 3: Altitud de Puntos Críticos del Área de Estudio (Sección A-A’) (Adaptación P. Alvarez, 2002).

9Como se observa en la figura 3, que corresponde a un corte longitudinal del río Huatulame (A-A’) de la figura 2, existe un tramo de longitud L = 29,5 Km. en que el riego con aguas superficiales solo puede ser asumido con el embalse Cogotí, cuyas aguas provienen de los excedentes del río del mismo nombre. La posición del embalse Cogotí y la ubicación de la bocatoma del canal matriz establecen una zona de exclusividad para los derechos pertenecientes a la Asociación de Canalistas del embalse Cogotí, lo que ha derivado en una relación de intercambio de servicios de conducción y almacenamiento entre la Junta de Vigilancia del río Huatulame y la Asociación de Canalistas embalse Cogotí. De hecho, en este tramo la Junta de Vigilancia del río Huatulame administra en su primera sección (18 km.), aproximadamente 450 a 500 acciones de la Asociación de Canalistas del embalse Cogotí que son utilizadas en ese sector por medio de bombeos.

10Por otra parte, el embalse La Paloma, que se encuentra a 450 m.s.n.m. aunque se conecta con el área de riego del Embalse Cogotí, lo hace por medio del sifón los Peñones a una cota cercana a 350 m.s.n.m., lo que establece un área amplia de exclusividad para el caso de la Asociación de Canalistas del embalse Cogotí. La situación anterior ha sido mejorada con acuerdos entre privados y a partir de la puesta en funcionamiento de la obra anexa denominada sifón Ornar Elorza, que permite a la Asociación de Canalistas del embalse Cogotí extraer agua de sus derechos permanentes del río Grande en una cota aproximada de 440 m.s.n.m., insertándola en cota 412 m.s.m.m., lo que disminuye la vulnerabilidad de la zona de riego abastecida por el canal matriz Cogotí entre la bocatoma y el sifón Ornar Elorza.

11Del mismo modo, llama la atención la extracción de derechos del embalse Cogotí directamente desde el canal matriz cuestión que, sin duda, ha permitido la ampliación del área de riego a una zona que debía ser abastecida solo por el río Huatulame y que, a su vez, ha significado la incorporación de terrenos de secano al riego.

12En la figura 4 es posible visualizar la existencia de un área exclusiva de riego del canal Palqui-Maurat-Semita, que se desarrolla por la ribera de exposición norte del río Huatulame. En este caso, las aguas provienen del río Grande y generan una zona de exclusividad entre el canal mencionado y el derivado Cauchil que proviene del canal matriz Cogotí. En esta área, aparentemente, solo el uso de energía eléctrica ha permitido la ampliación de la superficie de riego por sobre la cota del canal PalquiMaurat-Semita.

FIGURA 4: Altitud de Puntos Críticos del Área de Estudio (Sección B-B’) (Adaptación P. Alvarez, 2002).

FIGURA 4: Altitud de Puntos Críticos del Área de Estudio (Sección B-B’) (Adaptación P. Alvarez, 2002).

Derechos de Aprovechamiento de Aguas Correspondientes al Área de Estudio

13En la cuenca del río Huatulame existen derechos de aprovechamiento de aguas superficiales consuntivos de ejercicio permanentes y eventual, además, existen derechos consuntivos de aguas subterráneas que se relacionan también con la actividad agrícola.

14Como se observa en el Cuadro 1, existen cuatro organizaciones de regantes que se interrelacionan, así por ejemplo, la Asociación de Canalistas del Canal PalquiMaurat-Semita, corresponde a un canal más que deriva del río Grande y, por lo tanto, se rige a nivel de bocatoma por estatutos de la Junta de Vigilancia del río Grande, Limarí y sus afluentes.

15Las otras dos organizaciones corresponden a la Junta de Vigilancia del río Huatulame que agrupa a todas las comunidades de aguas que tienen derechos en el río del mismo nombre, en tanto que la Asociación de Canalistas del embalse Cogotí, reúne a todos los canales que tienen derechos en el embalse del mismo nombre y/o que participan de los beneficios del sistema Paloma, otorgados para mejorar la seguridad de riego de las 12.000 hectáreas originales.

16También es importante destacar que en el área solo existe un derecho consuntivo eventual de 4.500 acciones, que corresponde a la Asociación de Canalistas del Canal Palqui-Maurat-Semita otorgado en 1906.

Cuadro 1: DERECHOS DE APROVECHAMIENTO DE AGUAS CONSUNTIVOS EN EL ÁREA DE ESTUDIO (2001).

Cuadro 1: DERECHOS DE APROVECHAMIENTO DE AGUAS CONSUNTIVOS EN EL ÁREA DE ESTUDIO (2001).

17Los valores entre () corresponden al número de acciones que por errores de inscripción, duplicación u otros, maneja la Asociación respectiva, sin embargo, para efectos de cálculos del Sistema Paloma los valores correctos son los otros.

18Para una mejor ilustración del sistema citado, se dará especial atención a la operación y derechos de los subsistemas del rio Huatulame y de la Asociación de canalistas del embalse Cogotí, haciendo solo una somera explicación de la Asociación de Canalistas del canal Palqui-Maurat-Semita.

El subsistema de la Junta de Vigilancia del Río Huatulame

19En 1927 se constituyó la Personalidad Jurídica de la Asociación de Canalistas del río Limarí y sus afluentes, reuniendo en ella a la totalidad de los canales del, en ese entonces, denominado río Cogotí, que a partir de 1934 sería dividido en las secciones Cogotí y Cogotí-Huatulame.

20Físicamente, la sección Cogotí-Huatulame abarcaba la cuenca desde la cortina del embalse Cogotí hasta la confluencia con el río Grande, estando compuesta originalmente por un total de 31 canales que regaban un total de 917,5 hectáreas.

21La construcción del embalse Cogotí y el consecuente seccionamiento físico del río del mismo nombre derivó en algunas dificultades administrativas, cuestión que consta en los comparendos de 1948 realizados en Ovalle, en que se aclaró el tiempo de turno que correspondía a cada sección. Finalmente, en 1951 una carta dirigida al Presidente de la Asociación de Canalistas del río Limarí y sus Afluentes, informó que los tiempos de turno de cada sección quedaban de la siguiente forma:

22río Cogotí…………..6850 minutos o 4 días 18horas 10 minutos

23río Huatulame……..3230 minutos o 2 días 5 horas 50 minutos

24Lo anterior se interpretó como que todos los canales del río Cogotí desaguarían. al río Huatulame por un tiempo de 2 días 5 horas y 50 minutos semanales.

25Hasta 1961 operaron los 31 canales inscritos originalmente en la sección Huatulame, para luego de iniciada la construcción del túnel conectar con el embalse La Paloma, desarrollar un complejo proceso de reorganización de la explotación de los derechos de agua en el mencionado río.

26La construcción del embalse La Paloma produjo la expropiación de los terrenos regados por 5 canales de la última sección del río Huatulame, los que según consta a nivel administrativo, constituían 428 acciones, sin embargo, se debe considerar que las aproximadamente 400 hectáreas que se regaban fueron inundadas y que, en ese entonces, era el código de 1951 el que regulaba la propiedad del derecho de aguas, ligándolo explícitamente a la propiedad de la tierra. Aparentemente, en lo jurídico, el marco legal vigente no permitió la reorganización de la propiedad de los derechos de aprovechamiento de aguas sino hasta 1981, momento en que se hace posible la separación y movilización de estos a otros terrenos.

27Después de la modificación del Código de Aguas en 1981, se produce la reinscripción de los derechos mencionados a nombre de 7 comunidades agrícolas de la cuenca del río Huatulame (Mal Paso; Chacarilla; Los Morales; Las Cardas; Antunhuaico; Los Tapias y El Tome), dando lugar al desarrollo inminente del riego en suelos de secano en los que no existía la red de canales respectiva.

28Es importante mencionar que entre 1992 y 1993 se produjo la constitución de las comunidades de aguas del río Huatulame, que operan hasta hoy bajo la administración de la Junta de Vigilancia provisional del río Huatulame.

29Resulta interesante analizar el contexto histórico en que ha evolucionado la captación de aguas desde la fuente, la propia operación administrativa de las comunidades de aguas del río Huatulame y la Junta de Vigilancia del mismo río, puesto que aparentemente no existe una relación única ni directa del tipo causa-consecuencia entre la modificación al Código de aguas de 1981 y el actual sistema de operación de las aguas en el río Huatulame. Así pues, en el período del 1967 a 1971, la existencia de una sequía durante la construcción del muro del embalse La Paloma y el inicio de su operación, obligó a buscar alternativas productivas y tecnológicas que permitieron la irrigación de tomates bajo plástico, en áreas de goces singulares de algunas de las Comunidades Agrícolas ya mencionadas. La explotación del recurso hídrico se hizo por medio de bombas a combustión que succionaban agua desde el lecho del río y la llevaban hasta las plantaciones. Aparentemente esta práctica permitió demostrar las ventajas competitivas de los suelos de exposición norte, así con la concurrencia de la tecnología de elevación de aguas desde el lecho del río, se hizo posible y competitiva la producción de primores.

30Cuando aun no se construía el embalse Cogotí y la propiedad del derecho de agua y de la tierra eran indivisibles, las aguas de los cauces naturales se distribuían entre los canales que de éste se servían, simplemente en función de la fracción de tiempo de escurrimiento que proporcionalmente correspondiera al número de hectáreas regadas por cada canal.

31Así pues, se podía entregar una parte alícuota del caudal de la fuente natural a la superficie bajo cota de canal que fuera a ser regada, es por esta razón que, posteriormente, al asociar la unidad de tiempo de escurrimiento con la superficie regada, se produjeron confusiones, pues ni la capacidad de conducción de los canales ni la superficie bajo cota de canal o potencialmente regable, garantizaban una relación directa con el caudal de la fuente natural. En este sentido, es importante comprender que la acción solo corresponde a la parte alícuota de un todo a repartir en la temporada y que, por lo tanto, no existe necesariamente una relación de igualdad entre la acción y el derecho de aprovechamiento.

32La compleja interpretación de lo regado por un cauce para poder separar el derecho de aprovechamiento de agua de la propiedad de la tierra, ha generado confusión en la inscripción de las comunidades de aguas de la Junta de Vigilancia del río Huatulame pues, como lo demuestra el comparendo de 1948, en esta área se regaban 917,5 hectáreas, las que según el proyecto Paloma (1956), eran 953 hectáreas que finalmente llevaron a inscribir 1.017 acciones.

33En este caso particular, los accionistas de cada comunidad de aguas comparecieron y acordaron dividir el agua disponible en esa cantidad de acciones, sin embargo, la relación entre los canales reunidos en la Junta de Vigilancia del río Huatulame con el resto del sistema Paloma, se interpreta a través de las 953 acciones (Há.) originales.

Extracción y uso de las aguas en el río Huatulame

34Los antecedentes recopilados permitieron la reconstitución de un diagrama unifdar de la Junta de Vigilancia del río Huatulame, tal como se presenta en la Figura 5. Para interpretar dicho diagrama se deben considerar los siguientes antecedentes:

  • La totalidad de los derechos de aprovechamiento de aguas provenientes de los 5 canales inundados por el embalse La Paloma, son utilizados para regar áreas de comunidades agrícolas y son, en su totalidad, extraídos por bombeo directo desde el lecho del río (428 acciones).

  • Existen otros derechos provenientes de canales del río Huatulame que también son extraídos por bombeo.

  • Existen varios derechos de canales del río Huatulame que opcionalmente son conducidos por el canal matriz Cogotí.

  • Existen derechos de canales del río Huatulame que fueron aterrados a raíz de la construcción del canal matriz Cogotí y que son conducidos por dicho canal.

  • Existen derechos de canales del río Huatulame utilizados tradicionalmente.

FIGURA 5: Diagrama Unifilar de la Junta de Vigilancia del Río Huatulame (Adaptación P.Alvarez 2002)

FIGURA 5: Diagrama Unifilar de la Junta de Vigilancia del Río Huatulame (Adaptación P.Alvarez 2002)

35La comprensión de los acuerdos operacionales propios de las asociaciones de regantes requieren de la revisión de los antecedentes históricos locales. En este caso particular se debe recordar la inundación de un área de riego de aproximadamente 400 hectáreas, que eran abastecidas por 5 canales que luego de 1981, al inscribirse sus derechos, pasaron a 428 acciones. Sin embargo, por una razón física evidente no era posible la conducción de las acciones por nuevos o antiguos canales en el área a irrigar (Comunidades Agrícolas), por lo tanto, era posible usar dicha agua solo por bombeo directo desde el cauce del río. Posteriormente, dicha práctica se hizo común a otros 5 canales con un total de 118 acciones.

36Por otra parte, se produjeron relaciones vinculantes entre la Junta de Vigilancia del río Huatulame y la Asociación de Canalistas del embalse Cogotí, puesto que al construirse el canal matriz Cogotí, quedaron bajo tierra 3 canales de la Junta de Vigilancia del río Huatulame que empezaron a ser servidos por el canal matriz, totalizando 24 acciones. Cabe mencionar que nuevos canales iniciaron después un manejo similar (48,25 acc.).

37Por último, en la relación vinculante que existe entre la Junta de Vigilancia del río Huatulame y la Asociación de Canalistas del embalse Cogotí, se permite la conducción de aproximadamente 450 acciones del embalse Cogotí por el río Huatulame, que son administradas por la Junta de Vigilancia y bombeadas antes de la bocatoma del canal matriz Cogotí.

El subsistema de la Asociación de Canalistas del Embalse Cogotí

38Hasta 1934 el río Cogotí operaba como una sola unidad en toda su extensión desde las divisorias de aguas hasta su confluencia con el río Grande, tramo en el cual se abastecían los derechos de aguas que se alimentaban con las 168 horas de escurrimiento del río existentes en una semana y repartidas en 2.849,5 hectáreas.

39La construcción del embalse Cogotí entre 1934 y 1939 secciona al río del mismo nombre e incorpora con las aguas sobrantes, un total de 12.000 hectáreas al riego. Esto último fue posible en la medida que se construyó entre 1939 y 1945 una importante red de canales como: matriz Cogotí (110 Km.); canal Palqui-Huana; canal PalquiCauchil y canal Cerro Grande, entre otros.

40En relación a la administración, las obras mencionadas estuvieron bajo la tutela del fisco hasta 1953, fecha en que se aprueban los estatutos y la constitución de la Asociación de Canalistas del embalse Cogotí, lo que derivó en la entrega de las obras del embalse Cogotí a los regantes, considerando el pago respectivo al Estado.

41Cabe mencionar que la seguridad de riego de las hectáreas a regar por la obra no permitía el desarrollo de una actividad agrícola estable y rentable, motivo por el cual la construcción del embalse La Paloma en la confluencia de los ríos Huatulame y Grande, debía influir positivamente en dicha área de riego, puesto que la futura interconexión y el efecto sistémico del embalse La Paloma y las obras anexas, permitiría abastecer de mejor forma el área intercota de ambos reservorios (aprox. 4.500 Há.).

FIGURA 6: Red de Canales y Obras Principales que Abastecen a la ACEC. (Adaptación P. Alvarez, 2002)

FIGURA 6: Red de Canales y Obras Principales que Abastecen a la ACEC. (Adaptación P. Alvarez, 2002)

42El embalse Cogotí es una obra hidráulica con una capacidad original de 150 millones de m3 que, por lo menos hasta 1997, presentaba una pérdida de 16 millones de m3 por sedimentación, determinados a través de una topografía hecha durante la última sequía (1993-1997) por la empresa Ribera Sur Ltda.

43La obra construida entre 1934 y 1939, cumple por función la regulación del caudal del río Cogotí en su sección Huatulame y la generación de 12.000 nuevas hectáreas de riego.

44La posición del embalse permitiría almacenar los excedentes de los ríos Cogotí y Pama, para luego distribuirlos en el área de riego de Huatulame y Cogotí (ribera sur del Limarí).

45La intervención de la cuenca permitió el seccionamiento del río Cogotí en un menor número de tramos y, por lo tanto, la pronta satisfacción de la demanda de las acciones sobre el embalse. Por otra parte, el almacenamiento de los excedentes ha permitido al río Huatulame ajustar la curva de oferta a la demanda, producto de la evidente modificación del régimen natural de escurrimiento. De lo anterior, se infiere que no toda la capacidad de almacenamiento del embalse Cogotí es para las 12.000 acciones de nuevo riego, sino que debe destinar una parte de este volumen a satisfacer la demanda del río Huatulame. Este sistema funciona siempre y cuando no se genere una crisis, concepto técnico-hidrológico definido por el modelo operacional del sistema Paloma, bajo el cual los ríos que son intervenidos por una obra reguladora vuelven a una condición administrativa similar a la que ocurriría sin el embalse, por lo tanto, en el caso de Cogotí, el río Cogotí debería entregar turnos de agua a la sección Huatulame no debiendo existir intervención del embalse.

46El embalse Cogotí abastece 12.000 acciones de la Asociación de Canalistas, estimándose que aproximadamente 4.500 están sobre cota del embalse La Paloma y 7.500 bajo esta obra.

47De las 4.500 acciones mencionadas, se estima que aproximadamente 2.500 son utilizadas por los regantes entre la desembocadura del río Huatulame y la cortina del embalse Cogotí.

48Cabe mencionar que existen múltiples vínculos físicos y administrativos de la ACEC con la Junta de Vigilancia del río Huatulame, entre ellos cuentan:

  • Uso y beneficio de los accionistas del río Huatulame de un volumen del embalse Cogotí y de su capacidad reguladora.

  • Uso de la capacidad y eficiencia de conducción del canal matriz Cogotí por accionistas del río Huatulame.

  • Conducción de las acciones de la ACEC haciendo uso del río Huatulame hasta la bocatoma del canal matriz Cogotí (18 Km.).

  • Administración de la Junta de Vigilancia del río Huatulame de 450 a 500 acciones de la ACEC, para ser usadas antes de la bocatoma del canal matriz Cogotí por medio de bombeos.

  • Transferencias de costos de mantención y administración entre las Asociaciones de Regantes mencionadas.

Dotación Anual, un Beneficio del Sistema

49El modelo operacional del Sistema Paloma establece cuatro situaciones en las que, según la situación de almacenamiento, se define un modus operandi diferente:

50- Embalse rebosando: en este caso, si uno o más embalses vierten agua por sus dispositivos de descarga, se entiende que hay un excedente que supera la capacidad reguladora de la/las obras, por lo tanto, corresponde la asignación de una Dotación Libre, es decir, los canales conducirán agua en la medida de sus capacidades.

51- Almacenamiento efectivo: la trilogía de embalses suma en su conjunto al inicio de la temporada un volumen superior a la mitad de su capacidad, es decir 500 millones de m3, por lo cual corresponde asignar idealmente una Dotación Controlada. La dotación controlada es el producto de la división entre los accionistas de 320 millones de m3, debiendo teóricamente entregarse:

5240 millones/año por el embalse Cogotí

5340 millones/año por el embalse Recoleta

54240 millones/año por el embalse La Paloma

55También se produce una asignación por Dotación Controlada en el caso en que el almacenamiento entre los tres embalses sea inferior a 500 millones de m3, pero superior al volumen de reserva. En esta condición se reparte la mitad de lo almacenado en cada obra.

56- Volumen de reserva: ocurre en el caso en que una o más obras, individualmente o en conjunto, almacenen el doble del volumen crítico, estimándose dichos valores en:

57embalse Recoleta: 16 millones de m3

58embalse Cogotí: 16 millones de m3

59embalse La Paloma: 96 millones de m3

60Bajo la condición de volumen de reserva se inicia una tributación parcial (invernal) de los ríos hacia los embalses respectivos.

61- Crisis: La crisis se alcanza cuando cada obra, individual o colectivamente, almacena el volumen crítico. En esta condición la capacidad de regulación de la o las obras no opera y, por lo tanto, los ríos vuelven a su condición previa a la intervención de la obra.

62Considerando los conceptos mencionados, se puede analizar en el Cuadro 2 cuál ha sido, en general, el comportamiento del embalse Cogotí y su capacidad reguladora.

Cuadro 2: COMPORTAMIENTO DEL EMBALSE COGOTÍ. PERÍODO (1942-2002)

Año

Situación

Año

Situación

1942

Rebosó

1973

Rebosó

1943

Rebosó

1974

Almacenó

1944

Rebosó

1975

Almacenó

1945

Rebosó

1976

Seco

1946

Almacenó

1977

Seco

1947

Seco

1978

Rebosó

1948

Almacenó

1979

Rebosó

1949

Almacenó

1980

Rebosó

1950

Almacenó

1981

Almacenó

1951

Almacenó

1982

Rebosó

1952

Seco

1983

Rebosó

1953

Rebosó

1984

Rebosó

1954

Rebosó

1985

Almacenó

1955

Almacenó

1986

Almacenó

1956

Almacenó

1987

Rebosó

1957

Seco-Rebosó

1988

Almacenó

1958

Rebosó

1989

Almacenó

1959

Almacenó

1990

Almacenó

1960

Almacenó

1991

Seco

1961

Almacenó

1992

Rebosó

1962

Almacenó

1993

Almacenó

1963

Almacenó

1994

Almacenó

1964

Rebosó

1995

Almacenó

1965

Rebosó

1996

Almacenó

1966

Rebosó

1997

Seco-Rebosó

1967

Almacenó

1998

Almacenó

1968

Almacenó

1999

Almacenó

1969

Seco

2000

Almacenó

1970

Almacenó

2001

Almacenó

1971

Seco

2002

Rebosó

1972

Seco-Rebosó

63En el cuadro anterior se observa que de los 61 años analizados, en 20 oportunidades los excedentes de los ríos Pama y Cogotí superaron la capacidad de almacenamiento del embalse Cogotí, en tanto que en 10 casos la obra llegó a estar seca.

El subsistema Palqui-Maurat-Semita

64El 1° de Septiembre de 1893 en la Gobernación de Ovalle, se da origen a la matrícula y a la asignación de un rol de todos los canales con derechos de aprovechamiento de aguas de ejercicio permanente de todos los ríos de la cuenca del Limarí. En dicha fecha, así como en 1917 y luego en 1928, fue determinado el agotamiento de la cuenca, motivo por el cual posteriormente solo se otorgaron derechos eventuales, entre los que figura en 1906 con la inscripción de un derecho de 300 regadores a favor de Gabriel Maurat, quien en 1908 lo cede a la Sociedad del Canal El Palqui.

65La Asociación de Canalistas del río Limarí y sus afluentes, cuya personalidad jurídica se constituye en 1927, reúne a todos los canales de la cuenca del Limarí, incluyendo a aquellos que se originaban en subcuencas como la del río Hurtado; el río Rapel; el río Mostazal; el río Cogotí; el río Pama y el río Combarbalá, sin embargo, la entrada en operación de grandes obras como los embalse Cogotí y Recoleta, así como la existencia de un nuevo código de aguas, dieron origen a la creación de diversas Juntas de Vigilancia como las del río Hurtado; río Rapel; río Cogotí; río Huatulame; río Combarbalá y Pama. Los restantes canales originados en fuentes naturales (ríos) se reunieron en la Junta de Vigilancia del río Grande, Limarí y sus afluentes, con un funcionamiento provisional hasta 1998, en que por sentencia dictada en el1er Juzgado de Letras de Ovalle, se constituye la Junta de Vigilancia del río Grande, Limarí y sus afluentes.

Derechos de Aprovechamiento y Algunos Antecedentes del Canal Palqui-Maurat-Semita

66La asociación de canalistas del canal Palqui Maurat Semita (ACCPMS), administra la repartición de agua de más de 80 propietarios por medio de diferentes comunidades de aguas, que se originan físicamente a partir de una serie de marcos partidores dispuestos en el canal principal.

67Dicho canal se origina a partir del río Grande sobre la cortina del embalse La Paloma y aguas abajo de la confluencia del río Mostazal. Este canal cuenta con derechos permanentes y eventuales, los cuales junto al beneficio de Paloma explicarían el crecimiento de la superficie de riego que de él depende, sin embargo, surgen algunas preguntas complejas de resolver como las siguientes:

68¿Cuál es la superficie real regada con derechos de dicho canal? La distribución de los derechos permanentes entre sus asociados parece clara, pero ¿qué pasa con la distribución de los eventuales?, ¿cuál es la frontera agrícola para el crecimiento de la superficie regada por este canal?

69De acuerdo a los antecedentes recopilados, el origen de los derechos permanentes de la ACCPMS es el siguiente:

146,7

Derechos originales

147,21

Derechos adjudicados individualmente por regantes del Sistema Palqui por licitación en 1985. El Fisco chileno pone en licitación un total de 147,21 acciones del canal Las Perdices del río Grande, que fueron expropiadas a Enrique Várela A. en 1962. (Traslado permanente por figurar en la constitución de la Junta de Vigilancia del río Grande, Limarí y sus afluentes).

Subtotal:

293,91 acc.

70 acc. aprox., adquiridas y trasladadas temporalmente desde los canales Capones y Sauce o Saucesito.

Total

363

70acc. aprox.

Conclusiones

71- La existencia de relaciones operacionales y administrativas, fundamentalmente entre las asociaciones de una misma cuenca (JVRH y ACEC), son del tipo concurrente-sinérgica puesto que ambas agrupaciones se han beneficiado mejorando sus posibilidades de conducción y traslado de derechos.

72- El traslado físico del ejercicio de derechos de aprovechamiento de agua ocurre en dos oportunidades ligada a la participación del Estado. La primera de ellas ocurre asociada a la expropiación e inundación provocada por la construcción del embalse La Paloma y, la segunda, se produce en la compra por licitación pública de derechos por regantes del Canal Palqui-Maurat-Semita.

73- El sistema liberal asociado a la propiedad y operación de cuencas regadas ha permitido hacer ajustes oferta-demanda de agua, que han derivado en un desplazamiento de la superficie de riego por efecto sustitución y por aumento del área regada.

74- Las tres asociaciones mencionadas se vinculan operacionalmente en forma directa e indirecta al sistema Paloma, generando relaciones de dependencia que no derivan siempre del agua almacenada en el embalse La Paloma.

Bibliographie

Bibliografía

Stewart, D. 1970. El Derecho de aguas en Chile. Algunos aspectos de su historia y el caso del Valle de Illapel. Editorial Jurídico de Chile. 330 p.

Dirección General de Aguas. 1987. Catastro de usuarios de aguas de la cuenca del Río Limarí.

Livenais, P.; Santander, A. 1998. “Evolución Agraria y Gestión Social de Aguas en el Alto Valle del Choapa (Chile)”, en Coloquio de la Societé Francaise d’etudes rurales (SFER). Montpellier. 11 p.

Cortés, M. 1997. “Algunos problemas Jurídicos del “Sistema Paloma”, en Revista de Derecho de Aguas. Vol. 8. Instituto de Derecho de minas y aguas. Universidad de Atacama. P. 9-18.

Estatutos Asociación de Canalistas del Embalse Cogotí. 1953. Ovalle 29 p.

Alvarez, P.; Berenguela, J.; Oyarzún, R. 1999. Gestión de Recursos Hídricos en Zonas Aridas. Caso: Sistema Paloma. Agroeconómico. Fundación Chile. 53 p.

Table des illustrations

Titre FIGURA 1: Ubicación del Área de Estudio.
URL http://books.openedition.org/irdeditions/docannexe/image/25031/img-1.jpg
Fichier image/jpeg, 92k
Titre FIGURA 2: Diagrama Unifilar Simplificado del Área de Estudio en la Época Actual. (Adaptación R Alvarez, 2002).
URL http://books.openedition.org/irdeditions/docannexe/image/25031/img-2.jpg
Fichier image/jpeg, 92k
Titre FIGURA 3: Altitud de Puntos Críticos del Área de Estudio (Sección A-A’) (Adaptación P. Alvarez, 2002).
URL http://books.openedition.org/irdeditions/docannexe/image/25031/img-3.jpg
Fichier image/jpeg, 52k
Titre FIGURA 4: Altitud de Puntos Críticos del Área de Estudio (Sección B-B’) (Adaptación P. Alvarez, 2002).
URL http://books.openedition.org/irdeditions/docannexe/image/25031/img-4.jpg
Fichier image/jpeg, 60k
Titre Cuadro 1: DERECHOS DE APROVECHAMIENTO DE AGUAS CONSUNTIVOS EN EL ÁREA DE ESTUDIO (2001).
URL http://books.openedition.org/irdeditions/docannexe/image/25031/img-5.jpg
Fichier image/jpeg, 100k
Titre FIGURA 5: Diagrama Unifilar de la Junta de Vigilancia del Río Huatulame (Adaptación P.Alvarez 2002)
URL http://books.openedition.org/irdeditions/docannexe/image/25031/img-6.jpg
Fichier image/jpeg, 168k
Titre FIGURA 6: Red de Canales y Obras Principales que Abastecen a la ACEC. (Adaptación P. Alvarez, 2002)
URL http://books.openedition.org/irdeditions/docannexe/image/25031/img-7.jpg
Fichier image/jpeg, 92k

© IRD Éditions, 2003

Conditions d’utilisation : http://www.openedition.org/6540

Acheter