Versione classicaVersione mobile

Arqueología Amazónica

 | 
Francisco Valdez

Temáticas y resultados

Avance de las investigaciones arqueológicas en la alta Amazonía, nororiente de Perú

Quirino Olivera Núñez

Abstract

A pesar que las investigaciones arqueológicas en el Perú, en los últimos años, han logrado importantes avances científicos, la Amazonía peruana, continua siendo un verdadero misterio sin resolver que se esconde en el tiempo y en el poco interés de los arqueólogos por investigar en este espacio geográfico considerado muchas veces como marginal al desarrollo de la civilización andina. En este sentido, el avance de las investigaciones arqueológicas en la alta Amazonía en el nororiente del Perú, que se presenta en este artículo, constituye un pequeño aporte que permitirá mostrar algunos datos registrados, durante las recientes investigaciones arqueológicas realizadas en las cuencas de los ríos Chinchipe, Marañón y en el bajo Utcubamba.
Las manifestaciones culturales de arte rupestre, arquitectura monumental de carácter público religioso, pinturas murales policromas, cerámica, contextos funerarios y otros elementos asociados, que actualmente vienen descubriéndose en las regiones de Amazonas y Cajamarca, constituyen las evidencias materiales irrefutables para demostrar que en esta parte de la alta Amazonía en el nororiente de Perú, existió la presencia de antiguas civilizaciones que seguramente nos conducirán a reescribir la historia que hasta hoy conocemos.

Testo integrale

Introducción

1Las investigaciones arqueológicas que se viene realizando en la alta Amazonía, en el nororiente de Perú, pretende abrir nuevas alternativas para la arqueología peruana concentrada en la actualidad mayoritariamente en la costa y sierra, dejando casi olvidada la aun no superada hipótesis de Julio C. Tello quién al descubrir Chavín sostuvo que el origen de la civilización andina se encontraba en la Amazonia.

  • 2 Langlois, Louis. “Utcubamba. Investigaciones arqueológicas en este valle del departamento de Amazo (...)
  • 3 Reichlen, Henry y Paule. “Recherches Archéologiques dans les Andes du Haut Utcubamba”. Journal de (...)

2Los primeros trabajos registrados en la zona de donde se viene ejecutando el proyecto Investigación y valoración del patrimonio cultural en la zona nororiental del Marañón”, son los que realiza Louis Langlois (1940), acerca de pinturas rupestres asociadas a construcciones en Luya, cuenca del río Utcubamba2, posteriormente Henry y Paule Reichlen3 (1950), reportan también la existencia de pinturas en el alto Utcubamba.

  • 4 Shady, Ruth. “El Complejo Bagua y el Sistema de establecimientos durante el Formativo en la Sierra (...)

3Los trabajos de Ruth Shady4 en Bagua, a través del estudio de la cerámica permitieron establecer una secuencia cultural completa para la cultura Bagua, con varias fases de ocupación (1300 a 200 a. C.), demostrando, además, que las culturas desarrolladas en la cuenca baja del Utcubamba y sus alrededores mantenían vínculos con las sociedades establecidas en Pacopama (Cajamarca), y las antiguas culturas de Chorrera, Machalilla, Alausí, Cañar, Macas y la tradición de Cerro Narrío en Ecuador.

  • 5 Olivera Núñez, Quirino. “El arte pictórico en Yamón-Amazonas”. Investigar, Ediciones Bracamonte y (...)
  • 6 Olivera Núñez, Quirino. “Evidencias arqueológicas del Periodo Formativo en la cuenca baja de los r (...)

4A través del Instituto Provincial de Cultura de Bagua, Quirino Olivera (1991 al 1995), realiza exploraciones arqueológicas en el sitio de Tomependa, ubicado en la confluencia de los ríos Chinchipe y Marañón, ya otros sitios ubicados en las quebradas conocidas como La Peca, Copallin y Cajaruro en la cuenca baja del Utcubamba. En estas exploraciones se identificaron alrededor de cincuenta y tres sitios arqueológicos correspondientes al Periodo formativo5. Las evidencias están sustentadas en elementos arquitectónicos que demuestran la existencia de arquitectura de carácter monumental, edificada a base de canto rodado y argamasa de barro6, los acabados mantienen enlucidos de capas de arcillas de color beige claro que en algunos casos han sido pintadas con figuras geométricas utilizando colores rojo, blanco y negro.

  • 7 Rojas Ponce, Pedro. La Huaca Huayurco, Jaén. Historia de Cajamarca, Vol. I, Arqueología, Compilado (...)
  • 8 Gamonal, Ulises. “Arte rupestre y mitología nororiental, Jaén”. Visitando el pasado, N.º 1, Jaén, (...)
  • 9 Valdez Valdez, Francisco. “El Formativo temprano y medio en Zamora Chinchipe”. Reconocimiento y ex (...)

5En el sitio arqueológico de Huayurco, ubicado en la confluencia del río Chirinos con el Chinchipe, Pedro Rojas Ponce7 (1938), realiza el reporte de los primeros cuencos de piedra pulida con figuras trabajadas en relieves en formas de serpientes. Posteriormente, Ulises Gamonal,8 publica diversos artículos de las manifestaciones tempranas en la zona, resaltando la diversidad de trabajos en piedra de color rojo, con grabados de figuras que representan serpientes enroscadas, similares a los cuencos de piedra registrados por Francisco Valdez9, en el sitio arqueológico de Palanda, Santa Ana-La Florida en Ecuador.

6En el año 2009, Quirino Olivera, ejecuta la primera etapa del proyecto: “Investigación y valoración del patrimonio cultural en la zona nororiental del Marañón”, cuyos objetivos estuvieron orientados a identificar y registrar sitios arqueológicos con ocupación temprana para luego plantear futuras investigaciones en el ámbito de las provincias de Bagua, Utcubamba, Jaén y San Ignacio, regiones de Amazonas y Cajamarca.

  • 10 Antiguas civilizaciones en las fronteras de Ecuador y Perú, publicado en el año 2009, con el apoyo (...)

7Como parte del proyecto ejecutado en el año 2009, y el apoyo del Proyecto SOCICAN –La Comunidad Andina y la Comisión Europea– en la ciudad de Jaén se reunieron el equipo de arqueólogos de Ecuador, representado por Francisco Valdez y del Perú, representado por Quirino Olivera Núñez, para suscribir la carta de intención binacional en la cual se sustenta la necesidad de realizar esfuerzos conjuntos orientados a impulsar el “Programa binacional de Integración, Investigación del Patrimonio Cultural y Desarrollo Social de las poblaciones que habitan en la región fronteriza de Perú y Ecuador en las cuencas hidrográficas altas, media y baja de los ríos Mayo, Chinchipe, Marañón, Utcubamba y Puyango-Tumbes. Como resultado de este encuentro se publicó el texto “Antiguas civilizaciones en las fronteras de Ecuador y Perú”10.

8Atushi Yamamoto desde el año 2007, viene realizando investigaciones arqueológicas en el sitio de Ingatambo en el distrito de Pomahuaca, Jaén, habiendo registrado importantes ocupaciones del Periodo Formativo hasta la presencia Chimú e inca en este sitio.

9En Huayurco en el 2010, Ryan Crosby realiza excavaciones arqueológicas para su tesis doctoral en la Universidad de Yale, asesorado por Richard Burger, habiendo registrado ocupaciones del Formativo, pero las evidencias tempranas como los platos y cuencos de piedra registrados por Pedro Rojas Ponce que buscaba el investigador, no lograron identificarse.

10En el año 2010 Quirino Olivera, ejecuta la II Etapa del proyecto: “Investigación y valoración del patrimonio cultural en la zona nororiental del Marañón”, realizando excavaciones en los sitios de Montegrande y San Isidro en la provincia de Jaén-Cajamarca, así como en los sitios de Casual y Las Juntas en Bagua-Amazonas. Los resultados de estas investigaciones lograron un impacto nacional e internacional. El Diario El Comercio, el día sábado 18 de septiembre del año 2010, anunció en primera plana: Descubren templo de cuatro mil años de antigüedad en lo que antes era un botadero de basura; no obstante la difusión más importante en el ámbito internacional fue la de la Revista Archaeology de Estados Unidos, la cual nominó al descubrimiento del Templo de Montegrande-Jaén, como uno de los diez descubrimientos más importantes del mundo en el 2010 (ver www.archeaeology.org).

  • 11 Nota periodística, publicada en el Diario El Comercio, el día 12 de marzo del año 2012.

11En el año 2011, Quirino Olivera, ejecuta la III Etapa de este Proyecto orientado a continuar con las investigaciones arqueológicas en los sitios de Montegrande y San Isidro en la provincia de Jaén, región Cajamarca, así como los sitios de Casual y Las Juntas en la provincia de Bagua, región Amazonas. El resultado de esta etapa ha permitido descubrir en Las Juntas, Bagua los primeros murales amazónicos de América11.

Avance de las investigaciones arqueológicas en la alta Amazonía, nororiente de Perú

El arte eupestre

12Las primeras investigaciones arqueológicas como parte del Proyecto de “Investigación y valoración del patrimonio cultural en la zona nororiental del Marañón (2009), abarcaron también el registro de paisajes culturales con manifestaciones de arte rupestre registrados como los de Faical (San Ignacio), La Lima (Jaén) en la cuenca del Chinchipe, Tambolic (Bagua Grande), cuenca del Utcubamba. Asimismo, Yamón, Cerro Cuaco, Limones Calpón (Lonya Grande), en la margen derecha del río Marañón. Los paisajes culturales de Potrerillo, El Conjuro y La Minshula (Chota) constituyen en su conjunto las expresiones de arte rupestre más singulares y representativas que se tiene registrado hasta la fecha en el nororiente de Perú.

  • 12 Investigaciones realizadas por el arqueólogo Segundo Ramos Ávalos (1997 y 1998), por encargo de la (...)

13Es muy interesante observar la variedad y diversidad de las escenas que se han representado en cada uno de los paisajes culturales, por ejemplo en Faical, según las investigaciones de Segundo Ramos12 (1997-1998), reporta 1164 figuras pintadas de color rojo, subdividiendo la pictografía en 11 cuadros teniendo en cuenta su ubicación espacial, dibuja minuciosamente a escala todas las pictografía y realiza un análisis minucioso de las figuras antropomórficas y antropo-zoomóficas; que conforman las escenas, identificando las diferentes armas rudimentarias de caza y probablemente de combate, así como también sus diferentes estrategias o “técnicas” para cazar, sus divinidades, su visión mágico-religiosa, su probable sistema de conteo, su jerarquía o diferencias sociales, así como también su interacción con otros grupos sociales.

14El paisaje cultural de La Lima corresponde a un petroglifo que está ubicado en el cauce de una quebrada del mismo nombre y la figura grabada en una gran roca es la de un personaje con la cabeza en forma de triángulo, los brazos extendidos, sus pies y el brazo derecho terminan en dos grabaciones en forma de espirales. Tambolic se caracteriza por la representación de aves, la figura principal es el “gallito de las rocas”, pero existen aves de cuello largo y otras que están con hachas y armas de combate. En Yamón existen escenas de caza, pesca y las más tardías son las figuras de las llamas.

15Cerro Cuaco que está en una gran montaña, pareciera ser el paraje sagrado más extenso, aquí se presentan las figuras más complejas, la representación de un personaje de cuyos brazos se proyectan una especie de ríos, está superpuesto a una antigua escena de cazadores, cóndores o buitres, personajes con los genitales descubiertos, figuras de felinos dan cuenta de la intensa y permanente presencia del hombre en todos los tiempos. El Conjuro y La Minshula son también dos paisajes culturales que expresan una enorme ritualidad, creencias religiosas, culto a la agricultura y las manos pintadas de rojo que de alguna manera nos hacen recordar a la famosa cueva de las manos en Argentina.

16Las pinturas rupestres están plasmadas en abrigos naturales y en cambio los grabados rupestres están elaborados en grandes rocas al aire libre enclavadas en espacios geográficos donde las fuentes de agua próximas de los ríos y quebradas están acompañadas de grandes montañas que en el pasado seguramente constituyeron la razón más importante para que el hombre interactúe con la naturaleza expresando todas sus creencias y sentimiento religioso en estos espacios que fueron sus verdaderos parajes sagrados.

17En su mayoría las expresiones rupestres registradas, mantienen diversas escenas superpuestas de caza, pesca, recolección de frutos, representaciones de aves y animales propios de la zona, de las cuales hasta ahora no ha sido posible obtener fechados radiométricos; sin embargo, por dataciones comparativas de las escenas de caza que considero son las más antiguas estaríamos frente a la presencia de grupos sociales de cazadores recolectores que habitaron este espacio geográfico hace aproximadamente ocho mil años antes de Cristo.

Investigaciones arqueológicas en Montegrande y San Isidro, Jaén-Cajamarca

18La provincia de Jaén se encuentra ubicada en la zona nororiental de la región Cajamarca, entre los 5o15” y los 6o4” de latitud sur; y entre los 78º 33” y los 79º 38” de longitud oeste. Su capital es la ciudad de Jaén que se localiza al sureste de la provincia. Los límites de Jaén son: por el norte con la provincia de San Ignacio, por el sur con la provincia de Cutervo – Cajamarca y Ferreñafe – Lambayeque, por el este con las provincias de Bagua y Utcubamba en Amazonas y por el oeste con la provincia de Huancabamba en Piura. Su capital, la ciudad de Jaén se ubica entre las coordenadas 05o42’15” de latitud sur y 78o48’29” de longitud oeste.

19Montegrande y San Isidro, están ubicados dentro del casco urbano de la ciudad de Jaén, en la margen derecha de la quebrada Amoju, estos dos sitios arqueológicos son los únicos que han logrado salvarse del incontenible y desordenado crecimiento urbano de la ciudad que prácticamente ha cubierto todo el valle de viviendas “modernas” incluso en los antiguos cauces de la quebrada Amoju y los cerros sin ningún tipo de planificación urbana y menos aún ordenamiento territorial.

20Acceso a los sitios: Partiendo desde Chiclayo (300 km), se toma la carretera asfaltada Marginal de la Selva, Fernando Belaúnde Terry: Chiclayo-Olmos-Abra de Porcuya, hasta llegar al cruce Chamaya. Desde allí mediante una vía asfaltada se sigue por la margen izquierda hasta llegar la ciudad de Jaén. La distancia desde la plaza de armas hasta el monumento arqueológico de Montegrande es de 2,54 km y a San Isidro, 3,73 km.

21Una de las metas y objetivos del proyecto de “Investigación y valoración del patrimonio cultural en la zona nororiental del Marañón”, que se viene ejecutando desde el 2009, es investigar los sitios arqueológicos en los cuales se pueda demostrar la presencia de alta cultura, durante el Arcaico y/o Formativo

22Frente a este interés surge la primera interrogante ¿por qué excavar en los sitios de Montegrande y San Isidro?, que a primera vista parecían un cúmulo de basura, invadido por viviendas de familias con bajos recursos que utilizaban el montículo de Montegrande como letrina pública, si en realidad existen sitios arqueológicos como Tomependa en la desembocadura del Chinchipe que podrían ofrecer mejores resultados para nuestras hipótesis de trabajo; la respuesta es que estos dos únicos sitios corren el grave peligro de desaparecer, además, es de gran interés para el trabajar bajo el enfoque de una arqueología con inclusión social, donde las poblaciones locales sean las verdaderas aliadas estratégicas que nos permitan investigar, conservar, difundir y darle un uso social al patrimonio cultural

23Las primeras evidencias procedentes de Montegrande y San Isidro las encontramos en el Museo Hermójenes Mejía Solf del Instituto 4 de Junio (Jaén), que dirige el profesor Ulises Gamonal, quien celosamente conserva algunos recipientes de piedra y fragmentos de cerámica inciso policromada procedentes de estos sitios. Examinando los materiales arqueológicos existentes, se realizó una prospección en el año 2009 y luego se tomó la decisión de asumir el reto de buscar el pasado milenario de Jaén en estos dos únicos sitios que a pesar del crecimiento urbano habían permanecido en el tiempo.

24El sitio arqueológico de Montegrande, se encuentra ubicado sobre un montículo artificial en un área de: 4196,41 m2, al sur del asentamiento urbano del Montegrande, a 749,484 m s. n. m., en las coordenadas Este 744.347,204, Norte: 9’367.737.334, Datum: WGS 84.

25Después de retirar algunas toneladas de basura, desmonte y los cimientos de la construcción de una iglesia católica construida en el año 1978, se procedió a realizar la limpieza de la cobertura vegetal, a fin de poder tener una visión más completa de la topografía del montículo y trazar las unidades de excavación. En el proceso de limpieza, se pudo apreciar que la cima del montículo había sido nivelada con maquinaria pesada para construir la iglesia, habiendo destruido totalmente la última fase de ocupación. Los pobladores del entorno nos comentaron que para construir la iglesia por lo menos nivelaron el terreno de tres a cinco metros de altura.

26Frente a la destrucción de la cima del montículo, la invasión de viviendas en los frentes norte y oeste, además de los recortes por las parcelas agrícolas y un canal de regadío en los frentes sur y este, disminuía significativamente la posibilidad de registrar algún tipo de evidencias que nos condujeran a demostrar nuestras hipótesis de trabajo, sin embargo, con enorme esfuerzo y gestiones se había conseguido el apoyo de herramientas y el pago de la planilla de obreros por parte de la Municipalidad provincial de Jaén, el equipo de trabajo debió iniciar las excavaciones con bastantes limitaciones logísticas, era la primera vez que se realizaba un proyecto arqueológico en Jaén.

27Después de tres meses de excavaciones en Montegrande (mayo a junio de 2010), los resultados fueron realmente exitosos, se había descubierto arquitectura monumental consiste en una edificación pública de carácter religioso que refleja el aparato ritual de una sociedad muy bien organizada, cuyas creencias y cosmovisión fueron los elementos principales que coadyuvaron al diseño de la creación arquitectónica que obedece a reglas y patrones artísticos-culturales de la época, propios de una alta cultura y aparentemente recurrentes en este espacio geográfico la alta Amazonía.

28En la temporada de investigaciones del año 2010 se logró identificar hasta ocho fases constructivas las mismas que tienen remodelaciones de usos en alguna de sus fases, la forma y estilo arquitectónico es de planta semicircular en sus primeras fases y circular en las fases posteriores, compuesto por un sistema de plataformas construidas en base a muros de canto rodado (piedras de río) de dimensiones variadas de acuerdo a la técnica constructiva, cuya cara externa están enlucidos con barro batido y en algunos casos se han aplicado óxidos minerales de colores para lograr mejores acabados de la superficie.

29El crecimiento del edificio sigue el patrón arquitectónico de sellar las viejas edificaciones para construir la nueva plataforma logrando un crecimiento vertical y horizontal. La técnica constructiva se ha mantenido durante todas estas fases guardando siempre la forma y función del edificio, sin embargo, se aprecia algunos cambios en la utilización del tipo de material aparentemente por la disponibilidad y/o acceso de los recursos utilizados.

30Los muros fueron construidos en base a un diseño muy bien planificado tomando en cuenta los criterios de resistencia antisísmica cuidando que la base siempre tenga una mayor dimensión que en la parte superior de los muros. El uso y función del edificio se ha mantenido con una perfecta armonía espacial y técnica constructiva en relación al desarrollo arquitectónico.

31Los accesos están orientados siguiendo la dirección de oeste a este, apreciándose el uso de escalinatas, las mismas que en las últimas fases han sido selladas o cubiertas con piedras de río y arcilla, en casi todos los casos los rellenos están conformados por piedra pequeña, conocida también como pachilla probablemente extraída de los cerros aledaños.

32Un detalle que se debe resaltar es que los muros y espacios arquitectónicos no estaban asociados a ningún fragmento de cerámica, en ese momento se pensó ¿acaso se trataría de un templo pre cerámico?, no obstante también cabe la posibilidad que los espacios del templo se mantuvieran limpios hasta el momento en que se produjo la colocación de sello antes de su abandono.

33En el sector noreste del montículo se registraron un total de seis entierros de los cuales dos son primarios, tres múltiples y uno secundario a excepción de los entierros múltiples todos los demás correspondía na osamentas de niños, uno de ellos tenía como ofrenda una aguja de cobre, los demás estaban asociados a vasijas de cerámica. En el relleno antes de llegar a la capa de los entierros se registró fragmentos de cerámica inciso policromada.

34Al concluir con la temporada de excavaciones en el año 2010, quedaban muchas interrogantes acerca de la función del templo, todo hacia suponer su carácter público-religioso, pero donde estaba el altar mayor del templo habíamos registrado el acceso, queda pendiente identificar el lugar desde el cual se dirigía las ceremonias, en este sentido se planteó que para la siguiente etapa se excavaría el sector noreste.

35En la reciente temporada de excavaciones del año 2012 (marzo a junio), las investigaciones arqueológicas se concentraron en el sector noreste del montículo con la finalidad de registrar el posible altar mayor o atrio principal del templo, sin embargo, al culminar los trabajos se descubrió un recinto arquitectónico en forma de espiral o caracol definiéndose únicamente las cabeceras de los muros, en los cuales se registraron algunos entierros secundarios que están depositándose como parte de la construcción de esta fase.

36La forma en espiral o de caracol, constituye el símbolo más antiguo y universal del ser humano, para algunas culturas expresa la unión y la reconexión espiritual e intuitiva del hombre con el universo, con Dios. El caracol recuerda el concepto maya de que el tiempo es cíclico y no lineal, para otras culturas el caracol está vinculado al inicio de las siembras o a la concepción y al parto, la prosperidad de una generación sobre la anterior, es posible que el recinto arquitectónico de Montegrande en forma de espiral o de caracol tenga también algunos de estos significados. Futuras investigaciones podrán responder a estas interrogantes.

37Sitio arqueológico de San Isidro, se encuentra ubicado sobre un montículo artificial, en un área de: 3326,31 m2, a 726,311 m s. n. m., bajo las coordenadas: Este 745.185,158, Norte: 9’368.905,676, Datum: WGS 84. A una distancia de 1,67 km del monumento de Montegrande.

38Las investigaciones arqueológicas realizadas en San Isidro en el año 2010, permitieron registrar alrededor de 22 contextos funerarios, los mismos que están sepultándose a manera de reutilización de los espacios arquitectónicos tempranos; los contextos funerarios están asociados a cerámica con diseños propios de la zona, inciso policromada, indicando un marcado desarrollo local, objetos de piedra, esqueletos de aves y restos malacológicos como la concha spondylus, caracol (strombus) procedentes de las costas del Pacífico que confirman las permanentes relaciones e intercambios culturales que ha existido hace miles de años entre los alejados pueblos de la Costa, los Andes y la alta Amazonía.

39Como producto de las investigaciones realizadas en la temporada (marzo a junio) del 2012 se ha logrado identificar la primera fase constructiva del montículo la cual está asentada sobre una capa geológica natural con abundantes piedras y arcilla de color blanco, sobre esta capa natural, se ha dispuesto una capa de tierra de color gris oscuro, sobre la cual se ha construido un piso arqueológico, que marca el inicio de la primera fase constructiva del montículo.

40En las unidades de excavación ubicadas en la parte del sector noroeste se descubrieron cuatro contextos funerarios tres de los cuales correspondían a personas jóvenes. Los entierros estuvieron dispuestos en el interior de los recintos arquitectónicos de las últimas fases constructivas del monumento. Hacia el sur de estos contextos funerarios se registraron también otras dos osamentas con ofrendas de cerámica y caracoles terrestres. En el interior de una de las vasijas de cerámica se registró huesos de cuy que posiblemente formo parte de las ofrendas para servir de alimento al personaje en su largo recorrido hacia la otra vida.

41Hacia el lado oeste de los entierros se registró una plaza de forma circular con muros enlucidos, el acceso está ubicado en el eje sureste. En el espacio interior de la plaza se presenta evidencias de abundantes quemas, las capas gruesas de arcilla quemada permiten suponer que el fuego habría sido permanente y prolongado. En las capas inferiores debajo de las quemas apareció una huella de forma circular con cambio de coloración de la tierra y se suponía que se trataba de la entrada de una tumba, sin embargo, a medida que se fue decapando la huella desapareció y debajo de estas capas se registró un muro enlucido que se proyectaba en forma semicircular.

42Los descubrimientos realizados en San Isidro dan valiosa información que permitirá correlacionar con las evidencias registradas en Montegrande; sin embargo, en las dos temporadas de investigación realizadas han servido únicamente para demostrar que existen evidencias materiales que permiten sustentar el desarrollo de alta cultura en ambos sitios, quedando un conjunto de interrogantes que seguramente se podrá resolver con las futuras investigaciones.

Investigaciones arqueológicas en Casual y Las Juntas, Bagua-Amazonas

43La provincia de Bagua se encuentra ubicada en la parte central occidental de la región de Amazonas, limitando por el norte con Ecuador y el distrito El Cenepa de la provincia de Condorcanqui, por el sur con el distrito de Cajaruro de la provincia de Utcubamba, por el este con el distrito de Nieva de la provincia de Condorcanqui, y por el oeste con la provincia de Jaén, región Cajamarca. Su capital, la ciudad de Bagua, se ubica entre las coordenadas 05°38’21” de latitud sur y 78°31’53” longitud oeste a una altura de 400 m s. n. m.

44El territorio de Amazonas se divide en dos partes claramente diferenciables, el 81,5% del territorio es zona de selva donde habitan las comunidades nativas Awajún y el 18,5% restante corresponde a la sierra, espacio de transición de la cordillera andina hacia la llanura amazónica. Los aspectos determinantes de la geomorfología del territorio son el alineamiento estructural del flanco oriental y occidental de los Andes denominada cordillera, la depresión tectónica de los ríos Marañón, Utcubamba y Jucusbamba corresponde a la escorrentía hídrica que presentan ambas zonas. Las montañas más elevadas alcanzan elevaciones cercanas a los 4200 m s. n. m., mientras que la terraza más baja en su límite con el río Marañón se ubica a una altitud de 180 m s. n. m.

45Fisiográficamente se observan cuatro grandes paisajes. El primero está constituido por las montañas escarpadas de la cordillera de frontera (Cordillera del Cóndor). El segundo presenta colinas bajas, es decir, las elevaciones del relieve con formas suaves y redondeadas, siendo su continuidad topográfica cortada por quebradas pequeñas que se bisecan. El otro paisaje, la parte baja, está conformado por colinas más bajas y finalmente una llanura aluvial a lo largo del río Marañón. La topografía de la región es muy variada, con una diversidad admirable de pisos ecológicos que presentan aproximadamente diecinueve zonas de vida.

  • 13 Tinku, palabra quechua y también aimara que significa unión, punto de encuentro coincidencia.

46La extraordinaria riqueza natural y ecológica que presenta la zona de Bagua, fue quizá la razón principal para proponer las investigaciones arqueológicas en los sitios de Casual y Las Juntas, ubicados en la cuenca baja del río Utcubamba muy cerca del Pongo de Rentema donde se une también el río Chinchipe al Marañón para conformar este gran Tinku13, que seguramente en el pasado constituyo uno de los lugares más estratégicos para las comunicaciones a través de los ríos e intercambios culturales entre los diversos pueblos de la Amazonía y los Andes.

47Acceso a los sitios de Casual y Las Juntas: Partiendo desde Chiclayo, (340 km) se toma la carretera asfaltada Marginal de la Selva, Fernando Belaunde Terry: Chiclayo-Olmos-Abra de Porcuya, hasta llegar al cruce de El Reposo. Desde allí se sigue por la margen izquierda siguiendo por vía asfaltada hasta la ciudad de Bagua.

48El sitio arqueológico de Casual se encuentra asentado sobre un montículo artificial en una área de 4178,50 m2, a 406 m s. n. m., bajo las coordenadas: Este (770.430,719), Norte (9’382.574,352). Datum: WGS 84. La distancia desde la plaza de Armas (Héroes del Cenepa de la ciudad de Bagua) hasta el sitio arqueológico de Casual es de 12,10 Km.

49Casual es el montículo arqueológico más representativo que se encuentra en la desembocadura del río Utcubamba, sin embargo, en la actualidad únicamente se conserva el área monumental de 4178,50 m2, pero a través de las prospecciones realizadas se ha logrado determinar que la ocupación de Casual se extiende un poco más de los cuarenta mil metros cuadrados, la gran montaña rocosa ubicada en el lado norte, presenta construcciones de piedra, las urnas funerarias ubicadas al oeste próximas al cauce del río Utcubamba, así como un conjunto de evidencias que lamentablemente han sido arrasadas con maquinaria pesada para ampliar los cultivos agrícolas.

50Después de los hallazgos realizados en Montegrande y San Isidro, se esperaba que en Casual y Las Juntas se registre también algún tipo de arquitectura similar; sin embargo, las excavaciones realizadas en el año 2010 (octubre a diciembre), permitieron descubrir un tipo de arquitectura que se caracteriza por la presencia de pinturas murales de colores, amarillo, rojo, blanco y negro, los muros y las columnas están muy bien elaboradas con canto rodado pequeño y argamasa de barro batido dentro del cual han utilizado celulosa (paja), para conseguir una mejor adherencia en los acabados.

51Uno de los aspectos que se debe destacar en tipo de arquitectura registrada en Casual es la presencia de pinturas murales de colores rojo, blanco y negro que están plasmadas sobre el soporte de un muro delgado con estructura de caña, barro y celulosa (paja), utilizado posiblemente para conseguir que el barro tenga mejor adherencia, este tipo de construcción es conocido también como quicha y resulta poco común registrarlo dentro espacios con arquitectura monumental.

52Los fragmentos de cerámica registrados en los rellenos de los recintos arquitectónicos son mayormente inciso policromada relacionados con lo que Ruth Shady denomina la fase Morerilla (1300 a. C.) y con la fase Bagua (900 a. C.). En el sector noroeste del montículo se registraron un conjunto de urnas funerarias que aparentemente están utilizando estos espacios cercanos al templo en épocas posteriores.

53El sitio arqueológico Las Juntas se encuentra ubicado en la unión de la quebrada La Peca con el río Utcubamba, sobre un montículo artificial en una área de: 19.410,51 m2, a 415 m s. n. m., bajo las coordenadas: Este (771.169,898), Norte (9’375.501,313). Datum: WGS 84. La distancia desde la plaza de Armas (Héroes del Cenepa de la ciudad de Bagua) hasta el sitio arqueológico de Casual es de 3,82 km.

54Las excavaciones realizadas durante el año 2010, permitieron identificar los primeros indicios de pinturas murales en la cima del montículo arqueológico. En esta oportunidad se excavo también parte de la plaza ceremonial y el sector suroeste donde se registraron algunos entierros secundarios depositados como ofrendas en la construcción de los muros durante la última fase de ocupación del sitio.

55En la temporada de excavaciones del año 2012 (enero a marzo), a más de excavar parte de la plaza ceremonial donde se registraron una serie de pisos arqueológicos que evidencian las diferentes fases de ocupación del monumento, se realizaron excavaciones en la cima del montículo donde se descubrió lo que venimos denominando como los primeros murales amazónicos de América.

56La pinturas murales policromas descubiertas en Las Juntas, están dispuestas en la cara interna y externa de un recinto arquitectónico de planta rectangular cuyas estructuras están conformadas por pilastras que de manera equidistante y simétrica están separadas unas de otras por 1,40 metros. El espacio interior es bastante reducido. Las pilastras están construidas con canto rodado pequeño y argamasa de barro batido, para los acabados han utilizado una capa fina de arcilla sobre la cual han plasmado los diseños de las imágenes en colores, blanco, rojo y negro. En la parte inferior a manera de zócalo, el acabado presenta un elucido con una capa de arcilla de color beige claro.

57Al retirar el relleno que había sido colocado para cubrir este recinto arquitectónico se logró registrar algunos fragmentos de cerámica pintada e inciso policromada, uno de los fragmentos mantenía los mismos colores registrados en las pinturas murales, asimismo se registró mandíbulas de camélidos y huesos de venado que habían sido trabajados, además de una punta de proyectil de piedra (sílex) que estaba en el relleno como parte de las ofrendas colocadas al momento de sellar el recinto arquitectónico.

58La iconografía expresada en los murales es bastante compleja para poder interpretarlas, formas en espiral, líneas verticales y horizontales, figuras en forma de triángulos, rombos y círculos unidos por barras que aparentemente se unen para conformar las figuras centrales del panel, todas estas expresiones constituyen la manifestación simbólica más representativa de los elementos descubiertos en las investigaciones que venimos realizando en esta parte de la alta Amazonía de Perú.

59Al cerrar esta III etapa del proyecto de “Investigación y valoración del patrimonio cultural en la zona nororiental del Marañón”, queda pendiente resolver las diversas interrogantes surgidas en el proceso de investigación que sin duda son mucho más de aquellas que se tenía al inicio de las investigaciones. ¿Es posible que los murales descubiertos en Las Juntas tengan semejanzas con la arquitectura de carácter funerario descubiertos en Tierradentro en Colombia? Los recintos de planta rectangular que se repiten simétricamente constituyen espacios de carácter religioso que fueron utilizados de manera restringida en el sacerdote o conductor de la ceremonia?

60Pueden surgir una serie de preguntas acerca de la organización social, los niveles de especialización de la gente que fue la responsable de construir este tipo de arquitectura, usos y función de estos recintos, manejos de espacios, sin embargo, la única manera de poder definir con mayor claridad es la continuación de las investigaciones que permitan conocer mejor los contextos en los cuales se presentan cada una de las evidencias.

Comentario final

61Es indudable que el avance de las investigaciones arqueológicas que acabamos de presentar resulta muy preliminar, sin embargo, estoy seguro que constituyen los argumentos suficientes para demostrar que en este espacio geográfico de la alta Amazonía en el nororiente de Perú, existen en un conjunto de manifestaciones culturales en arquitectura monumental de carácter público-religioso, pinturas murales, contextos funerarios, cerámica y otros elementos que pueden ser considerados como expresiones propias de una alta cultura.

62Gracias al valioso apoyo del Laboratorio de la Universidad de Milán Bicocca-Italia, se ha obtenido los primeros fechados radiométricos (C-14), que no están calibrados los cuales para el sitio de Montegrande el más antiguo es de 3635-3380 a. C. y para el sitio de San Isidro, el más antiguo es de 4230-3850 a. C. En el casos de los sitios de Casual y Las Juntas no se tiene fechados pero en la reciente temporada de excavaciones se tiene muestras para los cuatro sitios que se enviara al laboratorio Beta Analytic de Florida en los Estados Unidos de Norteamérica.

63Al inicio del presente artículo se menciona la importancia de lograr desarrollar una arqueológica con inclusión social, en este sentido debo comentar que en el poco tiempo que se viene ejecutando el proyecto, se viene contando con la participación activa de las poblaciones que habitan en el entorno a los sitios arqueológicos, convirtiéndolos en los verdaderos vigías y defensores de su patrimonio cultural. Además de participar en las excavaciones, en el caso de Bagua el proyecto ejecutado en el año 2012, contenía un componente de infraestructura para mejorar la vía de acceso al monumento, beneficiando a más de 300 familias que se dedican a la agricultura y han aprovechado estas mejoras de la vía para transportar sus productos al mercado. El gobierno regional de Amazonas ha financiado el proyecto con setecientos mil nuevos soles y el alcalde Bagua ha realizado obras de agua y desagüe para la población de Casual.

64El impacto positivo que puede generar una arqueología con enfoque social en un territorio como la alta Amazonia, en donde nunca antes se había realizado investigaciones arqueológicas no solamente está en la revaloración de la identidad y empoderamiento que pueden lograr las poblaciones locales con su patrimonio cultural, sino que además está también de por medio el abanico de posibilidades que puede generarse a través del turismo, la artesanía y la educación como ejes principales para alcanzar el desarrollo y mejora de la calidad de vida de las poblaciones que actualmente habitan en condiciones de pobreza. Esta es la enorme responsabilidad que hemos asumido y lo venimos cumpliendo de manera conjunta los arqueólogos de Ecuador y Perú, al suscribir la carta de intensión en la ciudad de Jaén en el año 2009.

65Lima, noviembre 2012

Figura 1. Arquitectura en forma de espiral, Montegrande Jaen

Figura 1. Arquitectura en forma de espiral, Montegrande Jaen

Figura 2. Arquitectura en forma de espiral, Montegrande 2012

Figura 2. Arquitectura en forma de espiral, Montegrande 2012

Figura 3. Entierros San Isidro 2012

Figura 3. Entierros San Isidro 2012

Figura 4. Mapa con área de investigación Jaen y Bagua

Figura 4. Mapa con área de investigación Jaen y Bagua

Figura 5. Pilares o columnas con pinturas, casual, Bagua 2010

Figura 5. Pilares o columnas con pinturas, casual, Bagua 2010

Figura 6. Pinturas murales y pilastras, las Juntas-Bagua

Figura 6. Pinturas murales y pilastras, las Juntas-Bagua

Figura 7. Pisos San Isidro 2010

Figura 7. Pisos San Isidro 2010

Figura 8. Quincha con pinturas murales Casual, Bagua

Figura 8. Quincha con pinturas murales Casual, Bagua

Figura 9. Templo en muros semicirculares-Montegrande 2010

Figura 9. Templo en muros semicirculares-Montegrande 2010

Figura 10. Vista general recinto arquitectónico las Juntas-Bagua

Figura 10. Vista general recinto arquitectónico las Juntas-Bagua

Bibliografia

Bibliografía

Alarcón Dávila, Walter
1976 “Los geoglíficos de Tablones (San Ignacio)”. Facetas, N.º 4, p. 36, Jaén.

Bueno Mendoza, Alberto y Anselmo Lozano Calderón
1982 “Pictografías en la cuenca del río Chinchipe”. Boletín de Lima, N.º 20, Año 4, Lima.

Castaño-Uribe C.
1988 Parque Nacional Natural Chiribiquete, La Peregrinación de los Jaguares. Ministerio del Medio Ambiente, República de Colombia.

Church, Warren Brooks
1996 Prehistoric cultural development and interregional interaction in the tropical montane forests of Peru. (UMI Microfilm 9712763) 2 vs. An Arbor, MI.

Consens, Mario
2000 Arte rupestre en Sudamérica: el rol de los sitios en una aproximación arqueológica. Ponencia presentada en el V Simposio Internacional de Arte Rupestre, Tarija (Bolivia).

Gamonal, Ulises
2006 “El arte rupestre en el nororiente peruano”. En: Facetas N.º 55, año N.º 30, p. 11-23, Jaén, Perú.

1987 “Desfiladeros rupestres de Yaragüe”. En Facetas, N.º 37, p. 13-22, Jaén.
1986 “Arte rupestre y mitología nororiental, Jaén”. Serie Visitando el pasado, N.º 1,19 p., Jaén.
1982 “Pinturas rupestres en el nororiente”. En Pakamuros, N.º 1, p. 15-22, Jaén.
1981 “Chontalí: un centro histórico y arqueológico”. En Pakamuros. Revista Nororiental, año I, N.º 2, p. 71-72, Jaén.

Guffroy, Jean
1999 “El arte rupestre en el antiguo Perú”. IFEA, Lima.
2003 “New researches and discoveries in Peruvian rock art studies”. En Rock art studies: News of the world 2 (P. G. Bahn & Fossati R. Eds.), pp 221-226, Oxford.
2004 Catamayo prehispánico. Investigaciones arqueológicas en el sur de la provincia de Loja. UTPL/BCE/IFEA/ IRD, Loja.
2006 Estilos, complejos y tradiciones: elementos para una tipología del arte rupestre peruano. Segundo Simposio Nacional de Arte Rupestre. Resúmenes, p. 19., Trujillo.

Hosting, Rainer
2003 Arte rupestre del Antiguo Perú. Inventario Nacional, CONCYTEC.

Kauffmann, Federico
1988 Investigaciones arqueológicas en los Andes amazónicos, 1980-1988. 20 p. ilust. Instituto de Arqueología Amazónica, Lima.
1990 “Les Andes amazoniennes”. En Inca-Perú: 3000 ans d’histoire. Musées royaux d’art et d’histoire. t. 1, p. 262-275, Gand.
2002 Historia y Arte del Antiguo Perú, 6vs. Lima.
2003 Los Chachapoyas. Moradores ancestrales de los andes amazónicos peruanos. Universidad Alas Peruanas. Lima Langlois, Louis
1939 “Utcubamba. Investigaciones arqueológicas en este valle del departamento de Amazonas (Perú)”. Revista del Museo Nacional. Año IX, N.º 2, p. 191-228, Lima.

Miasta, Jaime
1979 El alto Amazonas: arqueología de Jaén y San Ignacio, Perú (Seminario de Historia Rural Andina, Universidad Nacional Mayor de San Marcos) 2 vs. Lima.

Olivera, Quirino
1995 “El arte pictórico en Yamón-Amazonas”. Revista Arqueológica Investigar. Ediciones. Bracamonte y Herrera, Trujillo.
1998 “Evidencias arqueológicas del Periodo Formativo en la cuenca baja de los ríos Utcubamba y Chinchipe” Boletín de arqueología PUCP, N.º 2.

Peterson, Emil
1984 Morteros Ceremoniales: the early development and distribution of a decorated stone bowl tradition in north-west South America. In Social and Economic Organization in the Prehispanic Andes, eds David L. Broman, Richard L. Burguer, y Mario A. Rivera, p. 21-31. BAR International Series, 194. Oxford.

Ravines, Roger
1986 Arte rupestre del Perú. Inventario general. Instituto Nacional de Cultura. Serie: Inventarios del Patrimonio Monumental del Perú, Lima.

Reichlen, Henry y Paule.
1950 “Recherches Archéologiques dans les Andes du Haut Utcubamba”. Journal de la Societé des Americanistes. Nouvelle Série, t. 39, p. 219-246, ilust., París.

Rojas Ponce, Pedro
1985 La Huaca Huayurco, Jaén. En Historia de Cajamarca, Vol. I, Arqueología, compiladores Fernando Silva Santiesteban el al.; p. 181-186. Instituto Nacional de Cultura, Cajamarca Shady, Ruth
1979 “El Complejo Bagua y el Sistema de establecimientos durante el Formativo en la Sierra norte del Perú”. Nawpa Pacha (Institute Of. Andean Studies), 17, p. 109-142. Berckely.

Taylor, Anne Christine
1988 Las vertientes orientales de los Andes septentrionales: de los bracamoros a los quijos. En Al este de los Andes. Relaciones entre las sociedades amazónicas y andinas entre los siglos XV y XVII, eds. F. M. Renard-Casevitz, Th. Saignes y A. C. Taylor, Tomo II, Abya-Yala-IFEA, Quito.

Torero, Alfredo.
1989 “Áreas toponímicas e idiomas en la sierra norte peruana. Un trabajo de recuperación lingüística”. Revista Andina, 7-1, p. 217-257, Lima.

Valdez, Francisco
2007 El formativo temprano y medio en Zamora Chinchipe. En Reconocimiento y excavaciones en el austro Ecuatoriano. Donald Collier y John V. Murra, p. 425-465. Traducción de Dr. Benigno Malo Vega, Casa de la Cultura Ecuatoriana, Núcleo del Azuay.

Note

2 Langlois, Louis. “Utcubamba. Investigaciones arqueológicas en este valle del departamento de Amazonas (Perú)”. Revista del Museo Nacional, Año IX, N.º 2, Lima, 1939, p. 191-228.

3 Reichlen, Henry y Paule. “Recherches Archéologiques dans les Andes du Haut Utcubamba”. Journal de la Societé des Americanistes, Nouvelle Série, t. 39, ilust., París, 1950, p. 219-246.

4 Shady, Ruth. “El Complejo Bagua y el Sistema de establecimientos durante el Formativo en la Sierra norte del Perú”. Nawpa Pacha, Institute of Andean Studies, 17, Berckely, 1979, p. 109-142.

5 Olivera Núñez, Quirino. “El arte pictórico en Yamón-Amazonas”. Investigar, Ediciones Bracamonte y Herrera, Trujillo, 1995.

6 Olivera Núñez, Quirino. “Evidencias arqueológicas del Periodo Formativo en la cuenca baja de los ríos Utcubamba y Chinchipe”, Boletín de Arqueología PUCP, N.º 2, Lima, 1998.

7 Rojas Ponce, Pedro. La Huaca Huayurco, Jaén. Historia de Cajamarca, Vol. I, Arqueología, Compiladores Fernando Silva Santiesteban et al.; Instituto Nacional de Cultura, Cajamarca, 1985, p. 181-186.

8 Gamonal, Ulises. “Arte rupestre y mitología nororiental, Jaén”. Visitando el pasado, N.º 1, Jaén, 1986.

9 Valdez Valdez, Francisco. “El Formativo temprano y medio en Zamora Chinchipe”. Reconocimiento y excavaciones en el Austro Ecuatoriano, Donald Collier y John V. Murra, Traducción de Dr. Benigno Malo Vega, Casa de la Cultura Ecuatoriana, Núcleo del Azuay, 2007, p. 425-465.

10 Antiguas civilizaciones en las fronteras de Ecuador y Perú, publicado en el año 2009, con el apoyo de Socican, Acción con la Sociedad Civil para la Integración Andina, la Comisión Europea y la Comunidad Andina.

11 Nota periodística, publicada en el Diario El Comercio, el día 12 de marzo del año 2012.

12 Investigaciones realizadas por el arqueólogo Segundo Ramos Ávalos (1997 y 1998), por encargo de la Municipalidad Provincial de San Ignacio, Región Cajamarca.

13 Tinku, palabra quechua y también aimara que significa unión, punto de encuentro coincidencia.

Indice delle illustrazioni

Titolo Figura 1. Arquitectura en forma de espiral, Montegrande Jaen
URL http://books.openedition.org/irdeditions/docannexe/image/18818/img-1.jpg
File image/jpeg, 350k
Titolo Figura 2. Arquitectura en forma de espiral, Montegrande 2012
URL http://books.openedition.org/irdeditions/docannexe/image/18818/img-2.jpg
File image/jpeg, 273k
Titolo Figura 3. Entierros San Isidro 2012
URL http://books.openedition.org/irdeditions/docannexe/image/18818/img-3.jpg
File image/jpeg, 579k
Titolo Figura 4. Mapa con área de investigación Jaen y Bagua
URL http://books.openedition.org/irdeditions/docannexe/image/18818/img-4.jpg
File image/jpeg, 434k
Titolo Figura 5. Pilares o columnas con pinturas, casual, Bagua 2010
URL http://books.openedition.org/irdeditions/docannexe/image/18818/img-5.jpg
File image/jpeg, 248k
Titolo Figura 6. Pinturas murales y pilastras, las Juntas-Bagua
URL http://books.openedition.org/irdeditions/docannexe/image/18818/img-6.jpg
File image/jpeg, 337k
Titolo Figura 7. Pisos San Isidro 2010
URL http://books.openedition.org/irdeditions/docannexe/image/18818/img-7.jpg
File image/jpeg, 327k
Titolo Figura 8. Quincha con pinturas murales Casual, Bagua
URL http://books.openedition.org/irdeditions/docannexe/image/18818/img-8.jpg
File image/jpeg, 278k
Titolo Figura 9. Templo en muros semicirculares-Montegrande 2010
URL http://books.openedition.org/irdeditions/docannexe/image/18818/img-9.jpg
File image/jpeg, 340k
Titolo Figura 10. Vista general recinto arquitectónico las Juntas-Bagua
URL http://books.openedition.org/irdeditions/docannexe/image/18818/img-10.jpg
File image/jpeg, 326k

Autore

Presidente de la Asociación Peruana de Arqueología y Desarrollo Social de la Amazonía, Director Ejecutivo de la Asociación Amigos del Museo de Sipán. quirinoolivera@hotmail.com

© IRD Éditions, 2013

Condizioni di utilizzo http://www.openedition.org/6540

Cerca su OpenEdition Search

Sarai reindirizzato su OpenEdition Search