Version classiqueVersion mobile

Arqueología Amazónica

 | 
Francisco Valdez

Prefacio

Francisco Valdez

Texte intégral

1El presente libro reúne las intervenciones más destacadas del coloquio internacional Arqueología regional en la Amazonía occidental: temáticas, resultados y políticas, realizado en Quito entre el 8 y el 10 de agosto del 2011, bajo los auspicios del Ministerio Coordinador de Patrimonio, el Institut de Recherche pour le Développement (IRD ex Orstom), el Instituto Francés de Estudios Andinos y la Oficina Regional para los Países Andinos de Cooperación Francesa. El coloquio surgió como respuesta a una necesidad que se ha venido sintiendo en el transcurso de los últimos diez años sobre el estado de las investigaciones arqueológicas efectuadas en la parte occidental de la Amazonía de los países andinos. Por increíble que parezca en la era de la informática, los investigadores que se dedican al estudio de la vertiente oriental de los Andes viven un aislamiento insólito, que no solo se debe a la ausencia de vías de comunicación modernas en la selva. El problema real es la falta de intercambio de información básica sobre las pesquisas y los nuevos datos que se generan en la ceja de montaña. Los colegas que trabajan en esta área reconocen el gran vacío que existe en la información regional sobre los avances alcanzados en la investigación de los países vecinos.

2Desafortunadamente la alta Amazonía sigue siendo el patito feo de la arqueología sudamericana, pues desde hace muchas décadas, esta región intermedia entre las tierras altas andinas y la cuenca amazónica han sido consideradas culturalmente como tierra de nadie. La pobreza supuesta de sus suelos, la estrechez de sus valles y lo empinado de sus inclinaciones se unen a la poca navegabilidad de sus ríos para hacer pensar que estas tierras eran muy poco aptas para el surgimiento y el desarrollo de manifestaciones culturales significativas. Este prejuicio se ha visto alimentado por la aparente pobreza de la cultura material que se observa superficialmente en gran parte de su territorio. La ausencia aparente de construcciones monumentales, la falta de grandes espacios culturalmente transformados en el paisaje y la presencia ancestral de minas o depósitos auríferos han hecho suponer a los investigadores que estas áreas vivían en un aislamiento cultural o que eran territorios de paso, exclusivamente dedicadas en los últimos tiempos del periodo prehispánico a la extracción de recursos bióticos y minerales. No obstante, hoy se sabe que durante la época preincaica, los pueblos de la alta Amazonía mantenían nexos constantes con la Sierra y eventualmente hasta con la Costa (Cody 1941 citado en Francisco 1971: 213). Al momento de la conquista incásica la interacción regional fue parcialmente cortada por el poco interés que los señores del Tahuantinsuyo prestaron a estos territorios, considerándolos malsanos y poblados por gente inculta e indómita. En los territorios de lo que es hoy el Ecuador, las yungas orientales no fueron codiciadas por los Incas hasta la época de las guerras fratricidas entre Huáscar y Atahualpa, en que este último efectuó una incursión exitosa hasta la región del Coca. Las tropas de Huáscar, al mando de su hermano Guanca Auqui fracasaron aparatosamente en la conquista de los bracamoros (Cabello de Balboa 1945 (1586): 405-408). Al parecer los españoles heredaron esta noción temerosa de las tierras orientales (de Francisco 1971: 207) y luego de las incursiones iniciales hechas para buscar las supuestas ciudades de oro y las minas de este mineral, la vertiente oriental de los Andes fue abandonada, quedando solo al ahínco evangelizador de los misioneros católicos. En su mayor parte fueron los jesuitas quienes mantuvieron abiertas las rutas de comunicación tradicionales con la Amazonía. Luego de la expulsión de los jesuitas en 1767, las vías se volvieron a cerrar y las sociedades selváticas volvieron a vivir en un aislamiento más o menos completo hasta mediados del siglo XIX, en que la joven república intentó sacar algún provecho del inmenso territorio que era parte de su heredad colonial.

3La reunión regional ha sido un primer paso hacia el cambio de mentalidad y a través de ello, hacia la normalización del flujo de información y diálogo entre los investigadores. Aunque las problemáticas que se enfocan en los distintos países de la región andina sean diferentes, todos los participantes concordaron en que lo que se logra en un país, beneficia necesariamente al conocimiento y a las estrategias que se deberían implementar en la región. Una ciencia joven debe construirse con el aporte de todos sus actores y una perspectiva regional multiplica las oportunidades de avanzar a un ritmo más acelerado. En el pasado reciente, dos conferencias internacionales especializadas en la arqueología de la baja Amazonía (Encuentro Internacional de Arqueología Amazónica: Belem 2007, Manaus 2010) han demostrado las ventajas que el diálogo internacional aporta a la investigación de una temática común. No obstante, la experiencia de estas reuniones demostró que la investigación en la región occidental estaba aún poco desarrollada. La alta Amazonía tuvo simposios que no lograron convocar a los investigadores de los países andinos y aunque trataron de esbozar algunas problemáticas comunes, se limitaron a señalar la necesidad de integrar a un mayor número de integrantes a fin de agrupar esfuerzos y enfrentar el reto de manera más coherente.

4El evento de Quito contó con la presencia de veinte especialistas en arqueología y la antropología de la alta Amazonía provenientes de Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Canadá y Francia. Estos investigadores se reunieron durante tres días para compartir sus experiencias, presentar los resultados de las últimas investigaciones efectuadas en sus respectivos países y tratar de identificar los puntos comunes que se deberían implementar en la política de investigación amazónica a nivel regional.

5Los conferencistas participantes al coloquio internacional fueron:

  • Dra. Carla Jaimes Betancourt (Bolivia)
  • Dra. Sonia Zarrillo (Universidad de Calgari, Canadá)
  • Dr. Alexander Herrera (Universidad de los Andes, Colombia)
  • Dr. Roberto Pineda Camacho (Universidad Nacional de Colombia).
  • Dr. Gaspar Morcote-Ríos (Universidad Nacional de Colombia)
  • MSc. Ernesto Salazar (PUCE, Ecuador)
  • MSc. Catherine Lara (Ecuador)
  • Egrsda. Myriam Ochoa (Ecuador)
  • Lcdo. Fernando Mejía (INPC, Ecuador)
  • Dra. María Soledad Solórzano (INPC, Ecuador)
  • Lcda. Amelia Sánchez Mosquera (Ecuador)
  • Lcdo. Estanislao Pazmiño (Ecuador)
  • Dr. Jorge Gómez Rendón (Ecuador)
  • Dr. Antonio Fresco (Ministerio de Cultura, Ecuador)
  • Lcda. Alexandra Yépez (Ministerio Coordinador de Patrimonio, Ecuador)
  • Dr. Francisco Valdez (IRD convenio INPC, Francia-Ecuador)
  • Dr. Geoffroy de Sauliue (IRD, Francia)
  • Dr. Stéphen Rostain (CNRS-IFEA, Francia)
  • Dr. Daniel Morales Chocano (Universidad San Marcos, Perú)
  • Dr. Quirino Olivera Núñez (Asociación Peruana de Arqueología y Desarrollo Social de la Amazonía, Perú)

6Los artículos que aquí se muestran tratan mayoritariamente de los resultados alcanzados en la investigación arqueológica amazónica a nivel regional. En muchos casos se trata de la presentación de evidencias novedosas que cambian radicalmente la imagen que se tenía de una región específica (Jaimes, Olivera, Zarrillo); en otras de hacen síntesis razonadas de los trabajos efectuados en los últimos años (Lara, Saulieu, Rostain y Pazmiño, Morales, Valdez) y en otras se discuten las realidades que deben influenciar en la formulación de políticas de investigación en la región amazónica (Pineda, Gómez, Yépez, Ministerio de Cultura, Colectivo de Profesionales Arqueólogos del Ecuador). Una mención especial merecen los trabajos sobre paleobotánica que se presentaron en el evento, esta disciplina es novedosa en el medio amazónico y la exposición y discusión de los resultados de los trabajos presentados cambian radicalmente la visión que se tenía del papel y del potencial antiguo y presente de la agricultura en el bosque tropical. Es lamentable que el Dr. Morcote-Ríos no presentara una versión escrita de su ponencia, pues la novedad de sus trabajos debería difundirse para sustentar muchas de las suposiciones que circulan en la actualidad. Los trabajos de Zarrillo replantean la importancia que tuvieron tanto la Sierra como la vertiente oriental de los Andes en el origen de la domesticación de productos tan importantes como el maíz, los tubérculos y rizomas. Por ello, se estima que el presente volumen es una contribución importante a la discusión antropológica de lo que es y de lo que debería ser la investigación regional de la primera historia de la Amazonía.

  • 1 A través de la bibliografía citada se pretende dar una visión rápida de la historia de la investig (...)

7A nivel nacional, el evento tuvo una trascendencia inusitada, pues a pesar de que en el año 2004 el IRD organizó en Quito el Primer Seminario sobre Arqueología Amazónica (Gondard 2007), desde entonces no se había vuelto a tratar sobre esta temática de tanta actualidad. En esta ocasión se brindó, además, la oportunidad a los investigadores y al público interesado de enfocar la investigación a nivel regional. En la práctica los estudios arqueológicos en la Amazonía ecuatoriana han tenido un seguimiento inconstante y desproporcionado. De hecho la historia de la investigación amazónica se puede dividir en tres etapas1 “A) los trabajos pioneros: Bushnell (1946), Jijón y Caamaño (1952{1997}), Rampon (1959), Evans y Meggers (1956/1968), Porras (1961); B) los trabajos sistemáticos (Porras 1971; 1975a y b; 1978; 1981; 1985; 1987; 1989); (Athens 1984; 1986; 1997); (Piperno 1990); (Moncayo 1994); (Ledergerber-Crespo 1995; 2007 a y b; 2008); (Rostoker 1996; 1998; 2005); (Newson 1996); (Salazar 1993; 1998 a y b; 1999; 2000; 2008); (Rostain 1997a y b; 1999 a, b y c; 2005; 2006; 2008; 2010; 2011; 2012); (Carrillo 2003); (Guffroy y Valdez 2001ms); (Valdez et al. 2005); (Valdez 2007 a, b y c; 2008; 2009; 2010; 2011); (Guffroy 2006); (Saulieu y Rampon 2006); (Saulieu 2006 a y b; 2007); (Saulieu y Duche 2007); (Pazmiño 2008); (Cuellar 2006; 2009); (Duche y Saulieu 2009); (Lara 2009 ms; 2010 a, b y c; 2011) y C) los trabajos calificados de “contrato de saneamiento ambiental” efectuados desde fines de la década de los años noventa. Estos han gozado de un financiamiento insospechado, pero han tenido una producción de resultados de valor muy desigual y lo que es más grave, sin la difusión de sus resultados en publicaciones significativas (Valdez 2010: 16-21). La mayor parte de estos reposan en el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural y en principio se los puede consultar previo el permiso de la Dirección.

8Desde el punto de vista geográfico, la mayor parte de los estudios se han realizado en las franjas norte y central de la Amazonía ecuatoriana, caracterizadas por bosque tropical húmedo, con alturas situadas entre los 800 y 200 m s. n. m. Este territorio incumbe en su mayor parte a lo que se denomina la selva baja, con cordilleras regionales entrecortadas, que dan la posibilidad a que los ríos sean navegables sobre trechos considerables. Muchas de las tierras más planas están sujetas a inundaciones periódicas que podrían ser calificadas de varseas estacionales. La intervención arqueológica en esta área ha sido efectuada mayoritariamente con la modalidad de contrato en saneamiento ambiental y por ello la información sobre sus resultados es de difícil acceso y hasta la fecha no ha sido sistematizada por ningún profesional de contrato o por ninguna institución contratante. El Instituto Nacional de Patrimonio Cultural, que es el depositario legal de los informes técnicos producidos en la Amazonía, tampoco ha efectuado una sistematización de los datos patrimoniales que incumben a la primera historia regional. Esta carencia resulta dramática ya que el conocimiento arqueológico amazónico, acumulado en los últimos treinta años no cumple su primera función social, esto es llegar a la comunidad detentora de ese patrimonio para instruirle sobre su importancia y su utilidad histórica. Mientras esta situación no encuentre un remedio eficaz, la comprensión de la historia social de la baja Amazonía será una entelequia que obstruye el conocimiento de los procesos sociales que influyeron la conformación de las diversas sociedades selváticas. En este contexto, hay que reconocer que la parte sur del Oriente ecuatoriano ha sido menos estudiada; en parte porque hasta hace poco fue una zona fuertemente afectada por el conflicto limítrofe con la república del Perú. Esta región sufrió durante décadas la ausencia de vías de comunicación modernas; las pocas que había eran de segundo o tercer orden y solo penetraban en una mínima parte de la vertiente oriental de los Andes.

9La arqueología de Colombia tiene una historia parecida en lo que se refiere a los estudios amazónicos. El artículo de Roberto Pineda da justamente una visión muy clara de cual ha sido este proceso. Para este autor la arqueología amazónica sigue siendo marginal en el contexto colombiano. A pesar de algunos aportes brillantes a la etnología selvática (i. e. Desana) pocos trabajos incursionaron en la historia antigua del bosque oriental. Pineda (en este volumen) dice que a partir de la segunda mitad de los años ochenta, un equipo de arqueólogos colombianos efectuó investigaciones en la región amazónica con una perspectiva paleobotánica, que brindó muchos frutos en el plano de la cronología, mostrando, además, la dinámica entre las pautas de poblamiento, la utilización de palmas y la formación de las terras pretas. El aporte de estos colegas abriría las puertas a toda una serie de estudios apasionantes que encuentran en las últimas décadas un campo fértil de estudios innovadores en la Amazonía brasilera. A pesar del interés significativo que presenta este campo, Pineda nos dice que en Colombia también la arqueología de las tierras bajas orientales tiene patronos petroleros que limitan actualmente su ámbito de acción. Sin embargo, él piensa que podría lograr un nuevo estatus (con fondos y más recursos) cuando entre a formar parte de una:

“arqueología nacionalista o cuando se convierta en un recurso de la memoria indispensable para el reconocimiento de los derechos de sus pueblos ancestrales o de otros pobladores que también han vivido allí, o se enlace de manera más clara con la comprensión de los regímenes de historicidad de las sociedades actuales y sus funciones políticas y de identidad de los mismos”.

10Este cambio en la mentalidad de los investigadores fue justamente lo que se buscó discutir en la segunda temática del coloquio: Políticas de investigación en la región amazónica. El artículo de Jorge Gómez Rendón probablemente abarca de una manera global lo que debería ser la base para la conceptualización de las políticas de investigación que se debería manejar dentro de un espacio donde viven comunidades que ejercen aún un modo de vida tradicional, distinto del que se practica en la sociedad occidental globalizada. Gómez Rendón aboga por un proceso de investigación más horizontal y participativo, a partir del concepto de comunidades de práctica, donde son fundamentales algunos aspectos éticos del trabajo antropológico. La comunidad de práctica es todo grupo de personas que participan de manera continua en una o más actividades que persiguen un fin determinado. Para el funcionamiento de una comunidad de práctica dos condiciones son fundamentales: una experiencia compartida a lo largo del tiempo y un compromiso mutuo por comprender. Para una definición más amplia de lo que se debe entender por comunidad de práctica ver Gómez Rendón en este volumen.

11Resulta evidente que toda intervención externa va afectar a los actores sociales involucrados en los procesos de investigación. Esto implica contemplar nuevos enfoques de trabajo, menos impositivos y más cooperativos, menos intrusivos y más respetuosos, menos egoístas y más solidarios, en el trabajo con las comunidades. Aunque tengan la mejor voluntad posible, los investigadores se inmiscuyen en la vida íntima de la comunidad y en ese proceso de interacción generan o provocar cambios en el desempeño social cotidiano. No hay que olvidar que estas comunidades, por más aisladas que parezcan, han sufrido ya las consecuencias de la llegada de colonos mestizos venidos de diferentes rincones del país. Lo que ha significado “una reducción ostensible de los territorios ancestrales amazónicos y la presión sobre sus recursos forestales y cinegéticos, pero también un contacto más directo con la sociedad hispanohablante”. Por otro lado, el contacto con el mundo exterior ha provocado que ya desde hace varios años las comunidades tengan nexos o estén abiertamente insertas en el mercado laboral,

“con una alteración de sus patrones tradicionales de asentamiento, producción, intercambio y consumo, y los consabidos daños ambientales, sin contar otros que por su naturaleza bien pueden ser tipificados de actos etnocidas”. Por ello, este autor sostiene que ‘el trabajo de campo debería basarse sobre todo en tres puntos de inflexión: el primero tiene que ver con el tipo de técnicas etnográficas que utilizamos irreflexivamente en nuestro trabajo de campo y sus protocolos asociados, precisamente los que hacen de nuestra investigación una “actuación-para-el-investigador’; el segundo gira en torno a las relaciones de poder que vienen dadas o se crean en los contextos de investigación, y que precisamente se ven oscurecidas cuando nos limitamos a seguir sin más los protocolos que exigen nuestras técnicas; y el tercero, quizás el más decisivo de todos, la necesidad de superar la concepción positivista del trabajo de campo antropológico hacia una de tipo constructivista, en la cual no solo se reconoce sino que se promueve la performatividad de los sujetos involucrados –esto y no otra cosa es, a mi juicio, el verdadero concepto de “investigación participativa”– en la construcción de sentido para ambas partes”.

12No obstante, la discusión de las políticas de investigación no solo incumbe a los practicantes, sino sobre todo al Estado. Entre sus obligaciones sociales, este debería plantear los objetivos y las problemáticas, trazar las estrategias y organizar sus recursos para lograr las metas que pretende alcanzar. Debe trazarse una línea base para comprender el medio y constatar las carencias reales que tiene la Región Amazónica, solo así podrá fijar las problemáticas y establecer las prioridades que debe enfrentar. La investigación debería regirse por un plan socializado y coherente que englobe el estudio, la conservación y la difusión de los recursos patrimoniales (naturales y culturales), pues sin estos pasos previos no es posible ponerlos en función social. Las políticas de Estado deben guardar coherencia con el plan de gobierno y en materia patrimonial debe fijarse como objetivo a corto plazo la recuperación de la identidad ancestral y la construcción de un sentido de unidad dentro de la pluriculturalidad que caracteriza al Ecuador actual. El estudio de la historia antigua es el fundamento del buen manejo de los recursos patrimoniales, con una visión real de los valores humanos que los sustentan. Hay que subrayar que en la preparación del evento, la Subsecretaria de Gestión Cultural del Ministerio de Cultura (de agosto del 2011) solicitó a un grupo de sus investigadores esbozar algunas líneas de acción para que sirvan a la discusión de las políticas de investigación durante el coloquio. La propuesta fue presentada por un experimentado arqueólogo del Ministerio y fue bien acogida por la mesa de trabajo. De la misma manera, el Colectivo de Profesionales Arqueólogos del Ecuador presentó un documento con varias propuestas concretas para la definición de las políticas de investigación arqueológica. Estos documentos fueron discutidos durante el evento y se propuso su publicación para que sirvan de base a cualquier iniciativa gubernamental, por ello hoy se presentan aquí como parte integrante de las actas del coloquio.

13Por último, la ponencia de Alexandra Yépez hace un balance real de lo que han sido los resultados de la política gubernamental ejercida desde la promulgación del Decreto de Emergencia Patrimonial. En base a estos textos, el lector podrá hacerse una idea de lo que son las tendencias actuales en materia de políticas públicas de la investigación (o de la falta de ellas).

14Quito, octubre 2011

Bibliographie

Referencias

Athens, Stephen
1984 Pumpuentsa 1, un sitio arqueológico cerca del río Macuma en el Oriente ecuatoriano. Miscelánea Antropológica Ecuatoriana 4(4): 129-140.
1986 The site of Pumpuentsa and the Pastaza phase in Southern Lowlands of Ecuador, Ñawpa Pacha 24: 111-124.
1997 Paleoambiente del Oriente ecuatoriano: resultados preliminares de columnas de sedimentos procedentes de humedales, Fronteras de Investigación 1: 15-32.

Burger, Richard
1984 Archaeological Areas and Prehistoric Frontiers: The case of Formative Peru and Ecuador. In Social and Economic Organization in the Prehispanic Andes, ed. D. Browman et al., p. 31-71, Bar International Series, 194, Oxford.

Bush, Mark B., Paul A. Colinvaux
1988 A 7000-year pollen record from the Amazon lowlands, Ecuador, Vegetatio 76(3): 141-154.

Bushnell, G. H. S.
1946 An archaeological collection from Macas, on the eastern slopes of the Ecuadorian Andes, Man 46: 2-6.

Bruhns, K., Burton J. H. & Rostoker A.
1994 La cerámica “incisa en franjas rojas”: evidencia de intercambio entre la Sierra y el Oriente en el Formativo tardío del Ecuador. Tecnología y Organización de la Producción Cerámica Prehispánica en los Andes, Shimada (ed.), Pontifica Universidad Católica del Perú, Lima: 53-66.

Cabello Balboa, Miguel
1945(1586) Miscelánea Austral, En Obras, Vol. 1, p. 199-451, Editorial Ecuatoriana, Quito.

Carrillo, Antonio 2003, El Señorío de los Cuyes. Cuenca ilustre, p. 77-79.
n/d El Señorío de los Cuyes. Cuenca ilustre, p. 59-61.

Cody, Bertha Parker
1941 Gold ornaments of Ecuador, The Masterkey Vol. XV, N.o 3: 87-95, Los Ángeles.

Costa von Buchwald, Gustavo
2010 Otto von Buchwald, sabio alemán en tierras ecuatorianas y peruanas. Siglos XIX-XX, Poligráfica, Guayaquil.

Cuellar, Andrea M.
2006 The Organization of Agricultural Production in the Emergence of Chiefdoms in the Quijos Region, Eastern Andes of Ecuador, Tesis doctoral presentada en la Universidad de Pittsburgh, Pittsburgh.
2009 The Quijos chiefdoms: social change and agriculture in the Eastern Andes of Ecuador. Los cacicazgos quijos: cambio social y agricultura en los Andes orientales del Ecuador. Memoirs in Latin American Archaeology, vol. 20. Edición bilingüe español-inglés. University of Pittsburgh, Department of Anthropology, Pittsburgh.

Duche Hidalgo, Carlos y de Saulieu, Geoffroy
2009 Pastaza precolombino. Datos arqueológicos preliminares con el catálogo del Museo etno-arqueológico de Puyo y del Pastaza. Abya-Yala, Quito.

Evans, C., Meggers, Betty
1968 Archaeological Investigations on the Rio Napo, Eastern Ecuador. Smithsonian Contributions to Anthropology N.º 6, Smithsonian Institution Press, Washington.

Francisco, de Alicia
1971 Factores culturales en la historia de las relaciones entre Sierra y Oriente del Ecuador, Cuadernos de Historia y Arqueología N.o 38: 202-228.

Gondard, P.
2007 IRD, 30 años en Ecuador, Actas de los Seminarios y talleres científicos, p. 37-88, IRD, Quito.

Guffroy, Jean
2006 El Horizonte corrugado: correlaciones estilísticas y culturales. Bulletin de l’Institut Francais d’Etudes Andines 35 (3): 347-359.

Guffroy, Jean y Francisco Valdez
2001ms Resultados de la etapa de reconocimiento (1999-2000) y proyecto de investigación arqueológica (2001-2004) en la provincia de Zamora Chinchipe, 15 p. Quito: Convenio INPC/IRD (manuscrito).

Jijón y Caamaño, Jacinto
1952 [1997] Antropología Prehispánica del Ecuador. Editorial Prensa Católica, Quito.

Lara, Catherine
2009ms “Aportes y Facetas del Reconocimiento Arqueológico: El caso del valle del Río Cuyes”, Tesis en Antropología con mención en Arqueología, Pontificia Universidad Católica del Ecuador, Quito.
2010a Delimitación e investigación de sitios arqueológicos monumentales en el valle del río Cuyes. Revista del Patrimonio Cultural del Ecuador 2: 57-72.
2010b Nuevos aportes y perspectivas en la arqueología del valle del río Cuyes. In I Encuentro de Arqueólogos del Norte de Perú y Sur del Ecuador: Memorias, editado por Universidad de Cuenca, p. 121-136. Universidad de Cuenca, Cuenca.
2010c Investigación arqueológica en el área concerniente al eje noreste/sureste del yacimiento Santa Ana-La Florida: Proyecto “investigación del sitio Palanda”, Informe final, INPC.
2011 Hacia un afinamiento de la secuencia cronológica mayo Chinchipe: Resultados de la temporada de excavaciones 2010 en Santa Ana-La Florida (cantón Palanda, Zamora Chinchipe, Ecuador) Evidencia Ancestral 3: 66-71.

Ledergerber-Crespo, P.,
1995 Factores geográficos en la localización de sitios arqueológicos. El caso de Morona-Santiago, Ecuador, un informe preliminar. Cultura y medio ambiente en el área andina septentrional, Colección Biblioteca Abya-Yala, 21, Quito: 343-375.
2007a Relaciones Culturales. Pueblos y Paisajes Antiguos de la Selva Amazónica, editado por G. Morcoter Ríos, S. Mora Camacho y C. F. Calvo, p. 131-155. Univ. Nacional, Bogotá.
2007b Investigaciones arqueológicas en los valles del cantón Gualaquiza (provincia de Morona-Santiago), in www.arqueo-ecuatoriana.ec
2008 “Suroriente Ecuador: apropiación de paisajes a partir del Periodo Formativo Temprano”, en Miscelánea Antropológica Ecuatoriana, Segunda Época, Año 1, N.o 1, Boletín de los Museos del Banco Central del Ecuador. Guayaquil,.

Leonard, K.
1997 Huapula site archaeological report 1, IFEA, Department of Anthropology, University Mount Allison, Canada, Quito. 21 p.

Liu, Kam-Biu; Paul A. Colinvaux
1988 A 5200-year history of Amazon rain forest. Journal of Biogeography 15(2): 231-248.

Lumbreras, Luis
1981 Arqueología de la América Andina, Editorial Milla-Batres, Lima.

Moncayo Echeverría, Patricio
1994 Nuevas estructuras piramidales truncas en la margen izquierda del río Upano, provincia de Morona Santiago. Sarance 20: 147-154.

Newson, Linda A.
1996 The Population of the Amazon Basin in 1492: A View from the Ecuadorian Headwaters, Transactions of the Institute of British Geographers 21 (21): 5-24.

Ochoa, M., S. Rostain & E. Salazar
1997 Montículos precolombinos en el Alto Upano. Cultura, revista del Banco Central del Ecuador, segunda época, 2, Quito: 54-61.

Pazmiño, E.
2008 Análisis Cerámico del Sitio La Lomita, Morona Santiago, Ecuador, Disertación de grado no publicada, PUCE, Quito. 110 p.
2010 Desarrollo cultural prehispánico en el valle del Alto Upano. Análisis cerámico del sitio “La Lomita”, Morona Santiago, Ecuador. Cuaderno de Investigación, 8, PUCE, Quito: 149-165.

Piperno, Dolores R.
1990 Aboriginal Agriculture and Land Usage in the Amazon basin, Ecuador, Journal of Archaeological Science 17: 665-677.

Porras Garcés, Pedro I.
1961 Contribución al estudio de la arqueología e Historia de los valles Quijos y Misahuallí (Alto Napo) en la región oriental del Ecuador, Editorial Fénix, Quito.
1971 Reseña histórica de las investigaciones arqueológicas en el Oriente ecuatoriano. Boletín de la Academia Nacional de Historia 54 (117): 133-145.
1975a Supervivencia de la tradición cerámica común a las culturas del Alto Amazonas y de manera especial a las de la zona oriental del Ecuador en Sudamérica, Universidad de Panamá, Imprenta Universitaria, Panamá.
1975b El Formativo en el valle amazónico del Ecuador: fase Pastaza, Revista de la Universidad Católica 3 (10): 74-134.
1978 Arqueología de la Cueva de los Tayos, Universidad Católica, Quito.
1985 Arte rupestre del Alto Napo. Artes Gráficas Señal, Quito.
1981 Sitio Sangay “A”. Informe preliminar de la Primera Etapa, Revista de la Universidad Católica, N.o 29. Quito.
1987 Investigaciones arqueológicas a las faldas del Sangay. Artes Gráficas Señal, Quito.
1989 Investigations at the Sangay mound complex, Eastern Ecuador, National Geographic Research & Exploration 5 (3) 374-381.

Rampon, Lino
1959 Sitio Arqueológico F. P., Cuadernos de Investigaciones Científicas, N.o 1, Arqueología, Misiones Católicas de la Amazonía, Quito.

Rostain, S.
1997a El Complejo XI del sitio de montículos de Huapula, nuevos datos sobre la prehistoria del Alto Upano. 49 Congreso Internacional de Americanistas, simposio Intercambio y Comercio en los Andes: Tierras Altas-Tierras Bajas vista desde la arqueología y la etnohistoria, Quito, multigr. 20 p.
1997b Arqueología del río Upano, Amazonía ecuatoriana. IFEA, Quito, 12 p.
1999a Excavación en área de un montículo de Huapula, proyecto Sangay-Upano. Memorias del Primer Congreso Ecuatoriano de Antropología, vol. 3, Simposio de Arqueología, E. Salazar (ed.), Museo Jacinto Jijón y Caamaño, Quito: 227-256.
1999b Secuencia arqueológica en montículos del valle del Upano en la Amazonía ecuatoriana. Bulletin de l’Institut Français d’Études Andines, 28(1): 1-37 y 53-89, Lima.

1999c Occupations humaines et fonction domestique de monticules préhistoriques en haute Amazonie équatorienne. Bulletin de la Société Suisse des Américanistes, 63, Neuchâtel: 71-95.
2005 Archéologie de la haute Amazonie équatorienne.Archéologies. 20 ans de recherche française dans le monde, Ministère des Affaires Etrangères, Maisonneuve & Larose, ADPF/ERC, Paris: 698-700.
2006 Etnoarqueología de las casas Huapula y Jibaro.Bulletin de l’Institut Français d’Études Andines 35 (3) : 337-346.
2008 Les tertres artificiels du piémont amazonien des Andes, Équateur.Les nouvelles de l’archéologie, 111-112, número temático “Des mers de glace à la terre de feu. L’archéologie française en Amérique”, S. Rostain (ed.), éditions de la Maison des Sciences de l’Homme/éditions Errance, Paris: 83-88.
2010 Cronología del valle del Upano, alta Amazonía ecuatoriana. Bulletin de l’Institut Français d’Études Andines, 39(3), número temático “Culturas y pueblos del Ecuador prehispánico” M. Guinea & J.-F. Bouchard (eds.), Lima: 667-681.
2011 Ethnoarchaeologogy of the Amazonian house: pre-Columbian and Jivaro continuity in Ecuador. Communities in contact. Essays in archaeology, ethnohistory & ethnography of the Amerindian circum-Caribbean, C. L. Hofman & A. van Duijvenbode (eds.), Sidestone Press, Leiden: 455-475.
2012 “Between Sierra and Selva: Landscape transformations in upper Ecuadorian Amazonia”, Quaternary International.

Rostoker, Arthur G.,
1996 An archaeological assemblage from Eastern Ecuador. Treganza Anthropology Museum Papers, N.º 19. San Francisco State University.
1998 Recuerdos de la montaña mágica, revisitados. En Intercambio y comercio entre la Costa, Andes y Selva: Arqueologia y Etnohistoria de Sudamerica, Felipe Cárdenas-Arroyo y Tamara L. Bray, eds., p. 155-162. Departamento de Antropología, Universidad de los Andes, Bogotá.
2005 Dimensions of prehistoric human occupation in the southern Ecuadorian Oriente. PhD, The City University of New York. 613 p.

Salazar, Ernesto
1993 Huellas del pasado. Arqueología y etnohistoria de la Región Amazónica ecuatoriana. En Mundos Amazónicos. Pueblos y Culturas de la Amazonia Ecuatoriana, Noemí Paymal y Catalina Sosa, eds., p. 22-30, Fundación Sinchi Sacha, Quito.
1998 De vuelta al Sangay: investigaciones arqueológicas en el Alto Upano, Amazonía ecuatoriana, Bulletin de l’Institut Français d’Études Andines 27(2): 213-240.
1998b Naturaleza y distribución de los montículos precolombinos de la cuenca del Alto Upano, Ecuador. Intercambio y Comercio entre Costa, Andes y Selva, Cárdenas-Arroyo & T. Bray (eds.), Departamento de Antropología, Universidad de los Andes, Bogotá: 185-211.
1999a De vuelta al Sangay: investigaciones arqueológicas en el Alto Upano. Memorias del Primer Congreso Ecuatoriano de Antropología, vol. 3, Simposio de Arqueología, E. Salazar (compilador), Museo Jacinto Jijón y Caamaño/PUCE/MARKA, Quito: 183-225.
1999b Simposio de Arqueología. Memorias del Primer Congreso Ecuatoriano de Antropología, vol. III. Museo Jacinto Jijón y Caamaño, Departamento de Antropología, Marka, Quito.
2000 Pasado precolombino de Morona Santiago. Casa de la Cultura Ecuatoriana, Macas. 84 p
2008 Pre-Columbian mound complexes in the Upano River Valley, lowland Ecuador. En Handbook of South American Archaeology, Silverman, Helaine, y William Isbell, eds., p. 263-278, Springer, New York: 263-278.

Saulieu Geoffroy de
2006 “Revisión del material cerámico de la colección Pastaza (Amazonía ecuatoriana)”, Journal de la Société des Américanistes, 92, París: 279- 301.
2007 “Apuntes sobre el pasado precolombino de la Amazonía ecuatoriana”, Arqueología Ecuatoriana, hhp://www.arqueo.ecuatoriana.ec

Saulieu, Geoffroy de, y Lino Rampón Zardo
2006 Colección arqueológica de Morona-Santiago del Museo Amazónico de la Universidad Politécnica Salesiana. Una introducción a la Amazonía Ecuatoriana prehispánica, Abya-Yala, Quito.

Saulieu, Geoffroy de, y C. Duche Hidalgo
en prensa “La tradición Muitzentza y el Periodo de Integración (700-1500 d. C.) en la alta cuenca del río Pastaza, Amazonía ecuatoriana”, Bulletin de l’Institut Français d’Études Andines.

Taylor, Anne Christine
1988 Las vertientes orientales de los Andes septentrionales: de los bracamoros a los quijos. En Al este de los Andes. Relaciones entre las sociedades amazónicas y andinas entre los siglos XV y XVII, eds. F. M. Renard-Casevitz, Th. Saignes y A. C. Taylor, Tomo II, Abya-Yala-IFEA, Quito.

Valdez, Francisco
2007a El Formativo Temprano y Medio en Zamora Chinchipe, en Reconocimiento y excavaciones en el sur andino del Ecuador. (D. Collier y J. Murra), Malo, B. ed, p. 425-465, Casa de la Cultura, núcleo Azuay, Cuenca.
2007b Un Formativo insospechado en la ceja de selva: El complejo cultural Mayo Chinchipe, en II Congreso Ecuatoriano de Antropología y Arqueología. Balance de la última década: Aportes, retos y nuevos temas, García, F., p. 549-576, FLACSO, Quito.
2007c Mayo Chinchipe: une porte ouverte, en Equateur. L’Art Secret de l’Equateur Precolombien, D. Klein et I. Cruz eds., 5 Continentes, p. 321-349, Milano.
2008 Inter-zonal relationships in Ecuador. En Handbook of South American Archaeology, Silverman, Helaine, y William Isbell, eds., p. 865-888, Springer, New York.
2009 Arqueología en la cuenca Mayo Chinchipe, In Antiguas Civilizaciones en la Frontera de Ecuador y Perú, una propuesta binacional para la integración andina, Olivera, Q. ed. Can-AAMS, p. 19-23, Lima.
2010 Uso social de la arqueología en el sitio Santa Ana-La Florida, cantón Palanda, Encuentro Arqueólogos del norte del Perú y del sur del Ecuador, Universidad de Cuenca: 23-46, Cuenca.
2011 La cerámica Mayo Chinchipe, el Formativo Temprano de la ceja de selva oriental. III Congreso de Antropología y Arqueología ecuatoriana, Ecuador, territorio de contacto y convergencias: resignificaciones del pasado y el presente, Revista Nacional de Cultura 15-16, tomo III: 685-705.

Valdez, Francisco, Jean Guffroy, Geoffroy de Saulieu, Julio Hurtado y Alexandra Yépez
2005 Découverte d’un site cérémoniel formatif sur le versant oriental des Andes. C. R. Paleovol 4: 369-374.

Notes

1 A través de la bibliografía citada se pretende dar una visión rápida de la historia de la investigación arqueológica de la Amazonía ecuatoriana. Como se podrá apreciar esta es limitada y a veces repetitiva en sus temáticas.

© IRD Éditions, 2013

Conditions d’utilisation : http://www.openedition.org/6540

Rechercher dans OpenEdition Search

Vous allez être redirigé vers OpenEdition Search