Version classiqueVersion mobile
OpenEdition Books

Perú y Bolivia. Relato de viaje

 | 
Charles Wiener

Segunda parte. Notas arqueológicas

V. Los santuarios antiguos clasificados según su disposición arquitectónica: Tiahuanaco, Copacabana, Cabana, Chavín de Huantar, Huánuco Viejo, Quonncacha, Pachacamac, Gran Chimú, Vilcas Huamán, Curamba, Tarma, Jauja, Cuzco, Ollantaytambo, Pisaac

Les formats HTML, PDF et ePub de cet ouvrage sont accessibles aux usagers des bibliothèques et institutions qui l'ont acquis dans le cadre de l'offre OpenEdition Freemium for Books. L'ouvrage pourra également être acheté sur les sites de nos libraires partenaires, aux formats PDF et ePub. Si l’édition papier est disponible, des liens vers les librairies sont également proposés sur cette page.

Extrait du texte

La idea de Dios hace nacer casi en su origen la obra arquitectónica. El día en que el hombre concibe un ser superior, benéfico o terrible, quiere ponerse en relación con él, lo invoca en sus dominios. Erige un altar, lo rodea de un cerco, cubre el conjunto con un techo. He allí al dios enclaustrado en un templo. Las dimensiones, la disposición del templo, comentan el carácter del dios, las aptitudes de los adoradores, el objeto y la intensidad de su fe.

Los primeros santuarios han debido ser terrenos despejados, y más tarde, por imitación, una especie de patios delimitados por troncos de árboles plantados en el suelo. Poco a poco los troncos fueron reemplazados por columnas más o menos informes de piedra, como las que se observan en los alineamientos de Carnac.

Los santuarios más antiguos, en tanto obra arquitectónica, debieron reducirse a tres bloques de piedra. En este triángulo sagrado, como vimos en la montaña de Chulluc, se realizaba el sacrificio o el misterio divino. En Copacab...

© Institut français d’études andines, 1993

Conditions d’utilisation : http://www.openedition.org/6540