Desktop versionMobile version
OpenEdition Books

Visiones de fin de siglo

 | 
Dora Cajías
, 
Magdalena Cajías
, 
Carmen Johnson
, 
et al.

Movimientos, actores y estructuras sociales en Bolivia y América Latina

Efectos de la migración judía en Bolivia 1936-1955

Florencia Durán de Lazo de la Vega

Full text

La historia previa

1La primera gran migración de judíos hacia América se produjo durante la Colonia, a partir del Edicto de Expulsión emitido en España en 1942. Como efecto de esta disposición real, los judíos tuvieron que dejar la vieja Europa para habitar regiones en las que la persecución resultara mitigada.

  • 1 Los judíos en España se vieron desde siempre relegados a trabajar en el comercio ya que esa activi (...)

2En esta búsqueda, a veces parsimoniosa y a veces inclusive frenética, han debido ser de especial interés para ellos, lugares de difícil acceso, en los cuales, además fluía una creciente interacción comercial1. Porco y Potosí pertenecientes a la jurisdicción de la Audiencia de Charcas y por entonces maravilla del mundo por sus ricas vetas argentíferas, se acomodaban exactamente, al más riguroso requerimiento. No pocos emigrantes judíos enrumbaron familia y fortuna hacia las regiones nombradas de nuestra recientemente colonizada tierra.

  • 2 Lewin, Boleslao. Como fue la migración judía en la Argentina. Plus Ultra. Buenos Aires. 1971 p. 15
  • 3 Se sabe y tiene evidencia que en los grandes centros, como ser los virreinatos se profesaba la rel (...)

3Más que los provenientes de la misma España, fueron los judíos conversos forzosos de Portugal2 los que protagonizaron una consistente migración “criptojudía de christaos novos portugueses” hacia el Nuevo Mundo. Estos judíos convertidos adoptaron nuevos apellidos, a veces una nueva religión y a veces enmascarando su fe anterior3 se alistaron hacia la conquista del nuevo mundo y hacia la libertad.

4La decisión asumida por quienes engrosaron los grupos de itinerantes hijos de Israelsión fue racional y saludable en tiempos en los que la más leve sospecha de infidelidades contra la dogmática y estricta religión Católica, bastaba para incinerar vivo al sospechoso y de tanto en tanto usando leña verde, por mandato supremo de la Santa Inquisición.

  • 4 Lewin, Op. Cit. p. 20.

5Sin embargo, la seguridad ansiada, no se conseguía del todo en el vasto Nuevo Mundo, ya que el brazo largo de la Inquisición se extendía también a las colonias españolas y portuguesas, que instalaron Tribunales en Lima y México desde 1570 y 1571, respectivamente, y desde 1610 en Cartagena (Colombia). En el resto de América, el dedo acusador inquisitorial elongaba la firme mano de los Comisarios, quienes se dedicaban a observar los pasos de los habitantes blancos y mestizos (los indios estaban excluidos) que los apartaban de “la amas estricta ortodoxia católica”4.

6A Charcas llegó la temible Inquisición. Para sus cancerberos, eran sospechosas todas la personas que no mencionaban a Jesucristo ni a María su madre, las que hablaban mal de los sacerdotes o monjas, las que no confesaban ni comulgaban, las que afirmaban que Dios está en todas partes o aquellas que guardaban el Sabat o Sábado de Moisés. Todos ellos eran tachados de judíos, palabra que denotaba un cierto matiz despectivo y de rechazo.

7Los nombrados edictos y otras disposiciones conexas, así como las Órdenanzas de la Inquisición, eran de absoluto corte racista y en la letra muerta de su redacción, así como en el espíritu de la misma, no dejaban entrever ni la más mínima intención de ocultar o enmascarar sus propósitos. Casi un siglo después, en 1631, aunque con menor severidad y rigidez, todavía los Comisarios de la Inquisición en la Audiencia de Charcas o Bajo Perú atormentaban a los observadores de la ley mosaica acusándolos de herejía y confiscándoles sus bienes.

8Una vez creadas las Repúblicas, el prejuicio racista siguió imponiendo su oprobioso influjo, por costumbre, en todos los niveles de la población.

  • 5 Seiferheld, Alfredo. Los judíos en el Paraguay. Inmigraciones y presencia judías (Siglo xvi-1935) (...)

9Se han naturalizado como bolivianos y latinoamericanos muchos judíos que se asentaron a partir del siglo xvi. Esos judíos, poco a poco, fueron perdiendo su fe a lo largo del tiempo y se convirtieron por credo al catolicismo. Por esta circunstancia, no resulta extraño encontrar en el follaje de los árboles genealógicos de distinguidas familias bolivianas, apellidos como Diez de Medina, López, Rivero, Sánchez, Sanángel, Ríos, Ruiz, Rivas, Rojas, Rojo, Santafé, Clemente, Estéban, Ortigas, Vidal, Negrón, Pinelo, Arias, Behar, Fernández, Pérez, Pardo, Cuenca, Curiel, Navarro, Toledo, Castro5 y muchos otros. También existen hasta nuestros días apellidos que evocan lugares, que recuerdan ríos o variedades de árboles, identifican oficios o derivan del nombre del padre u otro antecesor, como: Berro, Calderón, Caro, Carmona, Cuenca, Franco, Fuentes, Galante, Mendoza, Niño, Pinto, Sevilla, Martínez, Oliva, Olivera, Moreira, Nogueira, Pereira. Además de los apellidos originarios de España y Portugal, también adquirieron ciudadanía algunos provenientes de otros países de Europa como el conocido judeo-francés Bloch.

  • 6 Osterweil, Marc Jeffey. The meaning of Elitehood Germans. Jewes and Arabs in La Paz Bolivia Degree (...)

10La mayoría de los portugueses y españoles judíos que llegaron a nuestras tierras en aquellos lejanos tiempos, se convirtieron al catolicismo. No existe registro alguno que pruebe que en Bolivia, familias judías hubiesen continuado profesando su religión desde el período colonial, o que se identifiquen plenamente con sus ancestros judíos, “excepto quizás, algunas, sentimentalmente”6.

  • 7 Elkin, Judith “Jews of the Latin American Republics” (mimeo).

11No sólo efectuaron el largo viaje grupos de semitas provenientes de países de origen latino sino también de otros lugares al otro lado de “la mar océano”. En 1904, varias familias ruso-judías hicieron su ingreso a Bolivia, algunas de ellas como destino prefijado y otras como mero capricho del destino. Elkin, traduce de la lengua-Yiddish la impronunciable palabra “farblondzhet”, que entre sus nueve consonantes y apenas tres vocales denota o explica “que estas gentes se perdieron y se encontraron en Bolivia por equivocación”7. Para 1917, el Comité Americano de Judíos censó a veinticinco familias de esc origen que vivían en nuestro país.

12Entre 1935 y 1937 llegaron a Bolivia pequeños grupos de judíos especialmente de Polonia y Rumania.

Los Judíos

13¿Cómo puede describirse o esbozar el biotipo, la figura, el semblante o la fisonomía de un judío? Según el antropólogo Eugene Pittard muchos de ellos están lejos de poseer los rasgos que según algunos antropólogos tipifican a la “raza judía”. No hay un tipo judío, hay tipos judíos. Verdaderamente, es así. Los judíos bolivianos tienen características físicas o tipos diversos. Hay entre ellos rubios de ojos azules como también morenos y de ojos negros.

  • 8 Pittard, Eugene Las razas y la historia 2da. de. Uteha México D.F 1959.

14Los judíos pertenecen a una comunidad “religiosa y social” en la que se han integrando a lo largo de la historia y el tiempo individuos de razas distintas. “Estos hebraizados han podido proceder de todas las capas étnicas, tales como los fatacha de Abisinia, los alemanes de tipo germánico, los tamil –judíos negros– de la India, o los khazares, que se suponen son de raza turca”8.

15Siguiendo al mismo Pittard los más representativos, y conocidos de Europa, serían los sefarditas españoles, que reúnen las características iniciales de esa raza. Para sorpresa de muchos, se da por improbable que los rubios o castaños y de ojos claros que viven generalmente en la Europa Central, “puedan biológicamente emparentarse con las poblaciones israelitas originales”, las que vivían alrededor del Jordán.

16Antropológicamente, el índice cefálico de los judíos va desde la dolicocefalia a la hiperbraquicefalia y su estatura fluctúa en una media de 1.60 a 1.69 m.

17Se calcula que unos 12 millones de judíos viven repartidos a lo largo y ancho del planeta, dando fe de su extraordinaria capacidad de aclimatación y ubicuidad.

  • 9 Op. cit. p. 193.

18Ser judío significa algo más que usar un apellido. Según Boleslao Lewin, la definición objetiva del judaismo es “un complejo de tradiciones históricas, creencias religiosas, vivencias sociales, fidelidades étnicas y rechazos de presiones enemigas... eso no es fácil de entender... involucra imponderables... los israelitas son difíciles de comprender sobre todo porque el ingrediente que se llama fidelidad a la grey juega en ello un importante papel. En la conservación del judaismo está interesada una gran parte de los judíos y, también cierta porción de antisemitas porque, si no, se acabaría la razón de su existencia”9. Esta última condición del factor dialéctico, que hace posible su existencia, es muy importante a lo largo de la historia.

El peligro

  • 10 Sr. Alejandro Iberkleid (entrevista oral).

19Desde los originarios tiempos descritos por el Pentateuco hasta aquellos que pusieron frente a frente a dos colosos, Moisés y Faraón y hasta nuestro siglo, pasando por el oscurantismo del Medioevo, el Renacimiento, la Ilustración y la Edad de la Razón, los judíos han estado por generaciones en un perenne peligro. Al arribo de los nazis en Alemania, quizás, los semitas, no evaluaron en su justa dimensión el grado de riesgo que corrían. La gran mayoría pensó que el peligro era momentáneo10, no obstante que ya durante la creación del nacionalismo alemán, en 1920, se fijó un programa de 25 puntos, en el que se anunciaba la formación de un gigantesco imperio alemán, se rendía culto a la guerra y a la violencia y se establecía el antisemitismo como una cuestión de estado.

20Hitler accedió a la Cancillería en enero de 1933 y dos meses después, cuando logró establecer y fortalecer las funciones de represión (s.a. y s.a.), obtuvo el poder absoluto. Controló la prensa, la radio y el cine, que le sirvieron para difundir propaganda nazi.

21Lo que al principio era una utopía del programa se convirtió en dramática realidad en la segunda Guerra Mundial (1939-1945). Al judaismo –“explotador del pueblo alemán”, se le echó la responsabilidad de todos los desastres alemanes anteriores y se le identificó con el marxismo y el nacionalismo de las finanzas. La persecución racista, inmisericorde y pertinaz tuvo su perversa jerarquización con el establecimiento de lo campos de exterminio.

22Este peligro, tampoco lo evaluó el resto del mundo. La historia se encargaría de comprobarlo. En el transcurso de esos años, más de seis millones de judíos perecerían violentamente como resultado de la intolerancia y el prejuicio.

23Europa arde. El 16 de noviembre de 1941 el ministro de Propaganda Dr. José Goebbels emitió un comunicado contra los judíos, con el título “Los judíos tienen la culpa, en el cual cita a Hitler:

  • 11 Servicio semanal de informaciones No. 19 de la Legación de Bolivia en Alemania. Registro No. 259 A (...)

La profecía que expresó el Führer el 30 de enero de 1939, en el Reich Alemán que reza: en el caso de que el semitismo financiero internacional, lograra empujar a los pueblos a otra guerra mundial, no seria la bolchevización del mundo y con esto la victoria del semitismo, sino la aniquilación de la raza judía en Europa”. En el extenso comunicado, el mismo Goebbels sostiene que “Cumpliéndose para los judíos un destino que es severo, pero que es más que merecido. La compasión o el sentimentalismo son injustificados... El judaismo internacional... está sufriendo un proceso de aniquilación gradual, que había reservado para nosotros, y que hubiese ejecutado sin escrúpulos en posesión del poder respectivo. Parece ahora, conforme a su propia ley, ojo por ojo, diente por diente”11.

24Ese era el panorama que se vivía en Europa. Los países aliados: Inglaterra, Francia, Canadá, Estados Unidos o la neutral Suiza, se negaron a refugiar a los judíos evadidos sentenciando a muerte a miles de perseguidos que luchaban por salvar sus vidas. Son famosos los casos de “barcos errantes” que, repletos, trataban de desembarcar en cualquier dársena o puerto, y es sabido también, que reiteradamente se les negó su desembarco. Muchos de ellos tuvieron que retornar a su lugar de origen para encontrar su destino final.

25Copiando la política exterior impuesta por los grandes y desarrollados países, las repúblicas sud americanas también ejercieron restricciones en sus sistemas de inmigración las cuales variaban de acuerdo al país y al año.

26En 1939, a 95 refugiados judíos con pasaportes que portaban visa de turistas falsas y que pretendieron desembarcar en Montevideo no se les dio la autorización. Sin embargo, los esfuerzos de la Hicem (Sociedad Judía de ayuda a Refugiados), hizo que se les permitiera el desembarco con la condición de seguir viaje a Chile, donde, con muchos reparos, se les otorgó una visa de transeúntes, la misma que tenía un determinado período de duración. Dada esta situación en algunas oportunidades, se produjo una nueva diáspora dentro de Sudamérica.

27Chile supo en su momento sacar ventaja de esa situación como “país de paso”. Los transeúntes fueron objeto de una selección de parte de las autoridades chilenas, quienes evaluaron y retuvieron a los profesionales destacados. Especialmente lo hicieron con los expertos en el área de la salud, como es el caso del Dr. Lipchuz, profesor de biología. La actividad desarrollada por el nombrado experto se constituyó en un gran aporte para el desarrollo de la ciencia médica, determinando, años más tarde, que su fama y prestigio transcendieran las fronteras del país que le otorgó asilo, residencia y la nacionalidad chilena.

28Los judíos que consiguieron asilo a lo largo del tiempo y del espacio, han demostrado su capacidad sin límites para sobrevivir. Esta pragmática capacidad está relacionada con las estrategias, métodos e ingeniosas maneras de lograrlo. Han quedado plenamente establecidas las denuncias sobre el pago de coimas a las autoridades fronterizas y otras de inmigración, fraguado de documentación, falsificación de firmas, ingresos clandestinos por las fronteras y hasta certificados de cuentas bancarias inexistentes.

29Una tabla comparativa de la inmigración judía en Latinoamérica entre las dos guerras, nos señala cifras que expresan cómo un buen porcentaje de inmigrantes, tuvo que hacer uso de ese procedimiento de ingreso ilegal.

Fuente: Marc Wischnitzer: To Dwell in Safety, p. 288. En Judith, Elkin Jews of the Latin American Republics. P. 79 (mimeo).

30Latinoamérica, absorbió entre 1926 y 1930, al 42% de los judíos inmigrantes. Posteriormente, este índice bajó considerablemente. A partir de 1931, Palestina se convierte en el mayor destinatario. Desde ese fecha, hasta la declaratoria de la Segunda Guerra Mundial, sólo un 18% encuentra asilo en Latinoamérica.

31Las políticas restrictivas que regían en todos esos países, comparativamente con la boliviana que era la más receptiva, podría demostrar la teoría, no comprobada, de que lograron ingresar aproximadamente 35.000 judíos a Bolivia, los que inmediatamente se dispersaron de manera subrepticia a los países vecinos.

Suenan los clarines de la paz

32Bolivia, a la conclusión de la guerra del Chaco con el Paraguay en 1935, se encontraba devastada.

  • 12 Se calcula que la Guerra del Chaco fue tan devastadora como lo fue para Alemania la Gran Guerra.
  • 13 Durán, F.Seoane a. M El Complejo mundo de la mujer durante la Guerra del Chaco. Bolivia 2000. La P (...)
  • 14 La Fragua 15/3/36.
  • 15 La Razón 20/2/36.

33La terrible derrota12 había minado el ánimo de los bolivianos, agravada por el espectáculo deprimente de “calles e iglesias teñidas de luto; gentes de todos los niveles sociales que se estremecían ante la tragedia que les llegaba de una u otra manera”13 y por la serie de problemas de orden salubritario, epidemias, como la tifus exantemática que hacía presa de la depauperada población. En Tarija, se presentó la poliomielitis o parálisis infantil14. En Cochabamba y Santa Cruz, índices alarmantes de muertes por la fiebre amarilla. La viruela, la tuberculosis y la lepra cundían por todo el territorio15, así como las enfermedades venéreas. Por efecto de la guerra, la desocupación y la pobreza se hacían inmensas en todos los confines del territorio nacional. Una inusitada violencia prolongó el horror de la guerra, cobrando sus víctimas en todos los estratos sociales. Este estado de cosas coadyuvó a la desorganización, al abatimiento y al malestar social.

34A ese escenario, se sumaba el de una Bolivia carente de vertebración territorial consistente. La precariedad de los caminos y las pocas vías férreas que hacían lento y sufrido el tránsito entre las principales ciudades y provincias del eje comercial apenas sostenían un escaso comercio, como escasa era la vivienda y la infraestructura educativa.

  • 16 Elkin, Judith.

35Es en este período crucial de nuestra historia, que llegan los judíos a territorio boliviano. El fisco empobrecido y preocupado por unificar la nación carecía de toda posibilidad de sustentar a los recién llegados, sumergidos en un limbo exegético histórico y teológico difícil de penetrar. Además de ello, los judíos tenían en contra tres importantes factores: “su religión, su origen étnico y su experiencia en una diferente forma de vida”16.

36Por lo tanto, Bolivia, después de haber sido la coyuntural y primera tabla de salvación para los refugiados, se convirtió en “país trampolín”.

Política de “puertas abiertas”

  • 17 Junto a la China y al Paraguay que lo hizo por un corto período.

37Pese a todo lo expuesto, Bolivia se constituyó en el país más tolerante en materia de inmigración17. El presidente de ese entonces, Tcnl. Germán Busch, y el Consejo de Gabinete, habían acordado una política inmigratoria llamada de “Puertas Abiertas”.

38El Estado había aceptado a los refugiados no sólo por humanitarismo, como lo demuestran las medidas cronológicamente anotadas, sino para impulsar el desarrollo del área agropecuaria. Casi todos los judíos venían con la condición y visa de agricultores, aunque se sabía que dicho carácter era sólo nominal, un recurso y un pretexto de los hombres y mujeres itinerantes para ser aceptados por un país que necesitaba urgente mano de obra en ese rubro.

39La realidad fue otra, la gran mayoría de ellos, era comerciante o planeaba dedicarse al comercio.

  • 18 El periódico La Calle 9/10/38 calcula que la migración judia trajo al país más de tres millones de (...)

40No debe dejarse fuera de este análisis el atrayente aspecto que representaba para el país o para algunos funcionarios gubernamentales de entonces, la recaudación por concepto de la venta de visas18.

41El 16 de febrero de 1939, y en vista de la gran cantidad de inmigrantes, se vio por conveniente nombrar

  • 19 Archivo del Ministerio de rr.ee Culto e Inmigración. Registro No. 9. folio 209.211.

un Oficial Mayor con las facultades y preeminencias inherentes a su jerarquía, y con la suficiente capacidad y experiencia para darle un verdadero sentido y cabal interpretación a esa política, para que se obtengan los beneficiosos resultados que persigue el gobierno nacional. Considerando que la Dirección de Inmigración ha encontrado algunos inconvenientes en su desenvolvimiento, debido a la no existencia de unidad de conducción técnica y administrativa. Resuelve que el Oficial Mayor a ser nombrado, recaiga en un personen) diplomático y consular por su conocimiento de idioma, de legislación, de costumbres de otras modalidades, de costumbres de otros países extranjeros en general19.

42El 2 de mayo del mismo año de 1939, el Ejecutivo, viendo que ya la capacidad de absorber la migración había llegado a su límite decide:

  • 20 Id. ibid. Folios 288.289.
  • 21 Este cobro en dólares sería posteriormente objeto de un escandaloso “negociado” impugnado al canci (...)

Que era necesario construir un hotel de inmigrantes que se impulse a la construcción de viviendas, que se realizará un censo de inmigrantes para estudiar sus actuales medios de trabajo y su ocupación futura conforme a los intereses del país, así como determinar la calidad de pasaportes con las que ingresaron, sus medios de vida y ocupación, etc. Que para llevar a cabo este plan racional se necesitaba tiempo. Decreta: Se suspende el ingreso de judíos por el término de seis meses. Aceptando solamente a aquellas personas que acrediten como condición previa haber girado un capital mínimo de 2.500 dólares al Banco de Bolivia. Toda visación o autorización otorgada hasta el 30 de abril de 1939 es válida. Las posteriores se considerarán ilegales y se procederá a su expulsión del país”20. Fdo. Tcnl. G.Busch-E. Diez de Medina21 C.Salinas...

43Sin embargo, las medidas restrictivas arriba expuestas, nunca se llegaron a efectivizar por la imposibilidad de ejercer un riguroso control sobre la ingente cantidad de refugiados y también por la dificultad de evitar la coima y la falsificación de documentos de todo tipo. Por otro lado, la imposición de las medidas dispuestas por las normas mencionadas resultaban difíciles de sustentar y aplicar, debido a que la comunicación con las autoridades consulares acreditadas en Alemania y el resto de Europa, se hacía cada vez más dificultosa y lenta.

44En enero de 1941, el Cónsul de Bolivia en Alemania, Señor José Saavedra Suárez, se quejaba: “no tenemos ni valija diplomática”. Por esta dificultad las leyes y regulaciones emitidas por la Cancillería llegaban tarde, mal y nunca.

  • 22 La Calle 30/6/39.

45A fines de junio del 39, el gobierno resolvió aceptar el siguiente ofrecimiento, el mismo que se registra en esta nota: “Varias familias judías piden ingreso al país trayendo $ 500 por persona 22. Las autoridades aceptaron, pero con la condición que el pago se haga antes de venir, depositando la suma en un banco, y luego se les devolverá el equivalente en plata nacional.

46En enero de 1941, cuando seguramente se llegó a saber de los problemas sociales, que causó la inmigración (como se verá más adelante), el informe de la Legación de Bolivia en Alemania se preocupa por:

“La mala calidad del elemento que se prepara para viajar a Bolivia en calidad de “agricultores” –y recomienda– que en adelante se orientará la política migratoria sobre la base de una selección cuidadosa del elemento que se desea incorporar a la vida nacional”.

47En otras palabras, se recomienda la no aceptación de judíos y –en su lugar– aconseja que el país se prepare convenientemente para una migración planificada.

  • 23 Informe de la Legación Boliviana en Berlín. Servicio de Informaciones. Registro No. 10 1941. Archi (...)

“La liquidación de la guerra europea, sea cual fuese el resultado final, permitirá aprovechar grandes saldos demográficos. La nueva fisonomía política que adoptará el viejo continente...provocará fuertes emigraciones que el país debe tratar de canalizar...como las de los países nórdicos...que lograron envidiables realizaciones de progreso político y social. Elementos disciplinados, tradicionalmente laboriosos y con un alto sentido de la civilización. Nuestro país no tiene actualmente capacidad para recibir, ni menos para asimilar una gran corriente migratoria, porque nada hay dispuesto en materia de organización para una empresa de esta naturaleza... habrá que hacerla por etapas... y encarar el asunto común problema de selección y calidad eficiente, antes que de cantidad”23.

¿Cuántos judios arribaron a Bolivia?

  • 24 No se tienen datos estadísticos, porque no se registraron o se destruyeron los documentos.

48Se calcula que unas 8.000 personas fueron las que lograron salvarse en Bolivia24, algunos estiman que fueron hasta 35.000, asunto que no está debidamente probado.

49En 1938, la ciudad de La Paz se vio súbitamente ocupada por más de dos mil judíos. Los voceros oficiales del gobierno del presidente Germán Busch, explicaron a los diferentes medios de prensa, que se trataba de agricultores que venían a trabajar al altiplano, el valle y el oriente boliviano.

501939, fue el año en el cual más inmigrantes recibió el país. El periódico La Calle del 9.10.39, lo demuestra con cifras; en el lapso de 20 días en los meses pico, ingresaron más de 600 judíos al territorio.

51De esos ocho mil judíos que llegaron al territorio boliviano hasta 1940, disminuyeron a 4.200 en 1947, o sea a un 1% a 0.75% de la población judía total de América Latina. Los datos estimativos publicados en 1987, dan cifras significativas sobre la cantidad de judíos residentes en Bolivia: en La Paz, 480; en Cochabamba, 120 (según la Asociación Israelita de Cochabamba en 1940 radicaban 500 judíos); en Santa Cruz, 40 y, en Tarija, 10, haciendo un total de 650 individuos.

52Resumiendo, se estima que entre los años de 1938 hasta el 40, la migración es muy numerosa especialmente los provenientes de Europa Central y Oriental, entre el 40 y el 46 van disminuyendo considerablemente, del año 1946 al 52, se dan las últimas corrientes inmigratorias integradas generalmente por algunos sobrevivientes del holocausto.

¿Cuáles fueron los motivos para tan drástica reducción?

  • 25 Datos proporcionados sobre la base de entrevistas a varios judíos residentes y a bolivianos.
  • 26 Dos de seis entrevistados informaron haber sido presos en varias oportunidades por el Cnl. San Rom (...)
  • 27 También afirmaron estos entrevistados que, durante la Segunda Guerra, cuando no se sabía de la der (...)

53Bolivia no se constituía en un país notablemente atractivo por varios factores25, entre los principales se pueden señalar los siguientes: la inestabilidad política, la escasa población producía poca actividad industrial y comercial, el insuficiente aparato educativo. Para algunos, la amenaza de una nueva represión de tipo nazi26,27. Otros aseguran que no había oportunidad de ejercer profesiones exóticas”, dado el retraso que sufría el país (se refiere a técnicos superiores en el campo industrial). Varios coincidieron en que no se dejaba trabajar en las áreas de la salud (preferida por los judíos), los médicos bolivianos habían saturado ese servicio.

54Así, unos antes y otros después, compraron su boleto sólo de ida hacia otros horizontes, algunos a Israel, donde buscaron sobre todo constituirse en parte activa del nuevo-antiquísimo” Estado de Israel (1948 adelante). La Argentina, el Brasil, Estados Unidos y el Canadá principalmente, fueron los países más buscados por los judíos que llegaron inicialmente a Bolivia.

  • 28 La Calle 27/6/39.

55El ingreso de los refugiados en forma legal, se dio en su gran mayoría vía Arica, tenían una visa chilena en tránsito y el ingreso se efectuó por tren. Hubo contingentes que llegaron, por la misma ruta, hasta Sacaba, Cochabamba, mientras que el transporte era pagado por el Hicem28. Otros judíos ingresaron por las fronteras con el Perú, también ellos contaban con la misma visa de “en tránsito para Bolivia”. La mayoría portaba un pasaporte con una gran letra “J”, en toda una página.

56Algunos llegaron primero al Perú por vía marítima, recorrieron por tierra el tramo hasta el Lago Titicaca perteneciente a ese país y a Bolivia y desembarcaron en el Puerto de Guaqui.

Reacción de la población, la prensa, el escándalo

57Si hacemos un examen retrospectivo en cuanto a la inmigración judía, se detectan con claridad los cambios de actitud en una buena parte de la población, que los recibió de la mejor manera y hasta con curiosidad.

58Este artículo resume así:

  • 29 La República 30/5/40.

Primero todos esperaron y ansiaron su llegada, se creía que traían al país métodos de trabajo modernos, que se dedicarían a la industria productiva unos y otros a roturar el campo... en cambio se pusieron a disputar el sitio a los pequeños comerciantes, a los artesanos... más aún se dedicaron a instalar sitios de insana diversión, donde hoy se malogra buena parte de la juventud y en el que el feliz propietario especula desenfrenadamente ”
El sentimiento para con los inmigrantes fue pasando a ser hostil... hoy exacerbado profundamente... pedimos al Sr. Presidente solucionar este asunto... la falla está en la imprevisión de su llegada... el pueblo está indignado... Antes que se manifieste esto violentamente mediante hechos que es mejor prevenirlos con oportunidad”29.

  • 30 Antezana E. Luis. La historia secreta del Movimiento Nacionalista Revolucionario.(l939-1943) T. II (...)

59A fines de 1939, Emilio Sarmiento y Alberto Estenssoro Alborta denunciaron ante el presidente Busch haber descubierto un negociado de venta de pasaportes y cartas de nacionalización para judíos en Europa. Este negociado estaba conectado con esferas administrativas de La Paz30. El problema se hizo público y asumió ribetes de escándalo y, a raíz del mismo, el Canciller Eduardo Diez de Medina se vio obligado a renunciar, así como otros altos funcionarios involucrados de la embajada y consulado bolivianos en París.

  • 31 Id lbid.

60El arribo de los ̒agricultores, que en realidad se ocuparon de copar el pequeño comercio en manos de nativos que protestaron por la usurpación de sus medios de trabajo, generó el problema social. Este hecho fue utilizado políticamente, los involucrados en la venta de visas argumentaron que la oposición al gobierno les negaba asilo en una posición racistas, antisemita y que ellos eran lo contrario. Este situación generó, a su vez, una ardiente polémica en la prensa. En 1940, el debate llegó a las Cámaras y se acuso al ex canciller de “prevaricato, soborno, cohecho, malversación y extorsión31.

  • 32 Arze Quiroga uno de los ideólogos del mnr, edita los postulados de ese partido, los mismos que tie (...)

61La cuestión que al principio se originó por el malestar social doméstico derivó en un ardoroso antagonismo político. El naciente partido denominado Movimiento Nacionalista Revolucionario (mnr)32, se identificó con el clamor popular y formaron la oposición, por lo que fue catalogado de antijudío y racista.

62La prensa se vio involucrada en una bola de nieve que iba cobrando cada vez mayor volumen. Así, el periódico de la derecha “Ultima Hora”, fue calificado como el vespertino judío del oficialismo y, “La Calle”, vinculado al nacionalismo emergente, como el matutino nazi de la oposición.

63Mientras tanto, en las Cámaras, varios parlamentarios defendieron a los judíos, como el HH. Demetrio Canelas, quién manifestaba:

Que Bolivia siga ayudando humanitariamente a una raza perseguida, despojada de sus bienes, de sus derechos y de su hogar.

64Por otro lado el HH. Carlos Salamanca sostenía:

  • 33 Ibid.

Que mientras no se regule la migración con una ley especial, se suspenda su ingreso al país ”. Por su parte, el HH. Roberto Prudencio argumentó en contra del asilo, en estos términos: Estos elementos cuando no pueden salir de una nación, viven en ella pero sin conexión espiritual... sino que viven en forma internacional. No conocen ni les interesa conocer las necesidades, ni el progreso, ni la historia del país donde viven, ni aportan ningún benefìcio a su economia. No es pues esta raza la que debe poblar nuestro territorio, nosotros necesitamos hombres que se arriesguen en nuestro suelo, a ser verdaderamente bolivianos, a hacer tradición de amor a nuestra patria, a laborar por nuestro progreso y nuestra cultura 33.

  • 34 La República 23/5/40 “¿por qué sigue la migración? Sólo trae perjuicios y problemas para la conviv (...)

65En mayo de 1940, el comisario de inmigración decretó la suspensión indefinida del visado para inmigrantes judíos. Sin embargo, el proyecto de ley no fue finalmente ratificado por el Legislativo34. En 1942, la Cámara de Diputados, por 41 votos contra 24, aprobó un proyecto de ley tendiente a prohibir la inmigración de “negros, mongoles y judíos”. Dicho proyecto fue anulado por los senadores que censuraron tal discriminación. En marzo de 1943, el gobierno dio el visto bueno para visar a un centenar de niños judíos.

66Si bien para muchos bolivianos el problema del negociado de visas fue un reprochable escándalo, para los judíos de ayer y de hoy, tuvo una connotación totalmente opuesta. Ellos estuvieron y están eternamente agradecidos a aquellas personas que les facilitaron como fuese, la visa o pasaporte a la vida, la cual no tiene precio. Así, en esta viña del Señor y en esta historia tan relativizada por las posiciones, los corruptos devienen héroes. Todo depende del color del cristal con que se mire y desde dónde.

67La revisión de los periódicos de la época nos demuestra cuán dividida estaba la prensa y a qué grado llegó su carga política plagada de filias y fobias. Se sobrecargaron las tintas y se enardecieron los ánimos, se esgrimió el argumento de que los inmigrantes contaban con múltiples profesiones y ocupaciones y en realidad no se dedicaban a la agricultura como se habían comprometido sino a quitar el trabajo a los nativos.

68El periódico La Calle, afanoso en borrar su imagen tendenciosa publicó:

  • 35 La Calle 9/10/38.

No comulgamos con el antijudaismo... hoy recurso politico (nazi) para acabar con la acción de la inteligencia y la cultura humanas., judíos los más grandes cerebros de la humanidad” Y sigue: “Tres millones de bolivianos oro trajo la migración hasta hoy a nuestro país... deberá seleccionarse la calidad profesional de los inmigrantes... debería preferirse al elemento campesino, no al que busque en la buhonería una fácil ventaja 35.

  • 36 Enciclopedia Judaica Castellana.

69A principios de 1940, bajo la presión de la legación alemana en La Paz, el gobierno clausuró el periódico judío Juedisch Rundschau, cuya publicación no habría de reanudarse sino siete años más tarde. En el curso de ese año cundió la agitación nazi, instigada por los agentes del Tercer Reich. Periódicos como El Diario, que antes había adoptada la causa de los inmigrantes judíos, se volvió antisemita36. Durante las reuniones que debatía la Cámara de Diputados sobre el problema de los visados y la participación en ello de Eduardo Diez de Medina, la barra de la Cámara gritaba a coro “abajo los judíos”. Las paredes de las calles paceñas se vieron empapeladas de carteles antisemitas.

  • 37 Información oral de Werner Guttentag.
  • 38 Información oral recibida de la Sra. Echalar.

70En el frontis del Club Alemán se leía un gran cartel con la siguiente nota: “No se aceptan ni perros ni judíos”37. En el Colegio Alemán, se lucía una bandera con la “svástica”, se celebraba el cumpleaños de Hitler y los alumnos de ese establecimiento, tenían la obligación de componer poesías alusivas al Führer. Sin embargo, su director Herr Rudolf, protegió a la única alumna judía-alemana, para que no sufriera ningún tipo de discriminación, en el colegio a su cargo38.

  • 39 La Calle 9/12/38.
  • 40 Dato proporcionado por la Sra. Jiménez.

71Transcribimos la tendenciosa nota del periódico La Calle: “Pese a la impiedad y la herejía una muchacha boliviana contraerá nupcias con el judío de Nazaret”39. (Estos matrimonios mixtos no fueron pocos). Una connotada intelectual boliviana de la clase alta se casó con un judío de su misma condición, el hecho provocó una serie de comentarios no siempre positivos, entre la conservadora sociedad paceña. Otro judío-austríaco apellidado Flavel, dueño de una tienda de telas llamada “Danubio”, al quedar viudo se casó con su empleada, una mujer de pollera40.

72Mientras tanto, en esos mismos días, Hitler había decretado la disolución de los actuales matrimonios entre arios y judíos, so pena de que el cónyuge ario sea considerado judío.

73En julio, se arrestaron a varios oficiales bolivianos del Ejército y otros funcionarios, bajo la acusación de haber planeado un golpe de estado nazi. El ministro alemán Ernst Windler fue declarado persona no grata y se lo deportó. Se clausuraron los periódicos La Calle y el Inti, por haber iniciado la propaganda antisemita y sus responsables fueron encarcelados. El otro brazo de la prensa, representado por los periódicos La Razón, La Noche y Ultima Hora, editaban sendos artículos en defensa de los semitas.

  • 41 1998, de seis bolivianos (que experimentaron esa vivencia entre esos años), cinco demostraron esta (...)
  • 42 1998, de esos mismos entrevistados cinco opinaron que: En el pasado ellos no invertían en el país (...)
  • 43 Citado por Elkin, J. en Jews of Latin American Republics (mimeo).

74La germanofilia41 y la judeofobia42 de una parte de la población de esa época disminuyeron notablemente. Como bien apunta Magnus Mórner43,

Los Latinoamericanos tienden a interpretar acumulación en términos biológicos. Ellos han ya digerido una variedad sorprendente de variedad de gente y esa su capacidad de absorción incluye a los judíos ”.

75El 6 de abril de 1943, una parte del periódico La Razón anuncia que el presidente de Bolivia había decretado la movilización en todo el país, ya que se declaró la guerra a los países del eje.

  • 44 La Razón 8/4/43.

Considerando: Que la movilización integral, permitirá intensificar la producción e impulsar las obras viales, relacionadas directamente con la defensa continental y el futuro desarrollo industrial boliviano44.

  • 45 La Razón 30/4/43.

76Para el 30 del mismo mes, se congelaron los fondos de los súbditos del eje residentes en el país. “Los bancos comerciales de la República recibieron órdenes de bloquear sus cuentas corrientes y los valores fiduciarios que tenían en depósito45.

77Poco a poco el racismo tendió a debililtarse pero no desapareció. Se hizo subyacente y amparado por elementos pro-nazis, el mismo que no llegó a provocar ningún tipo de violencia que pusiera en peligro la vida los judíos o su quehacer cotidiano.

Solidaridad a la grey

78Son hasta hoy reconocidos como héroes, dentro de la comunidad judía, los que una vez a salvo en Bolivia, hicieron todo lo posible para que otros y especialmente sus parientes, lograran huir a tiempo de Europa. Generalmente lo consiguieron, y muchas veces por medios ilícitos.

79De hecho muchas novias, padres, hermanos e hijos, recibieron, desde esta lejana tierra desconocida y extraña, la ansiada ayuda. Como la de aquel romántico semita Jacobo Chotiner,

  • 46 La República 5/7/41.

que valiéndose por medios fraudulentos hizo ingresar a la señorita Josefina Olgauer, tramitado por él, el pasaporte... falsificando la firma de la mencionada, según parece en documentos bancarios, para hacer ver que poseía la cantidad suficiente en divisas, requerida por la ley, sin cuyo requisito no era procedente el visado de ingreso. Se halla preso... con autocabeza de proceso, fundado en el artículo 637 y siguientes del Código Penal y el Art. 8 de la ley de noviembre de 194046.

80En este caso, la ley tenía que ser cumplida, pero hubo la gran mayoría que no pasó por esa vigilancia.

  • 47 La República 8/5/40.

81Oro parte reporta que se les negó la libertad provisional a Max Sittenfel y Jorge Jacoby, acusados de falsificación de nada menos que, “la firma del ministro de Inmigración y, por soborno para la obtención del sello de aquella repartición”47

82Algunos bolivianos que vivieron en esa época afirman que se debe a los judíos el haber institucionalizado las coimas a las autoridades bolivianas. La ley del “todo vale” se constituía en algo totalmente válido y legal ante el peligro. Por lo tanto, la coima, el cohecho, la fragua de documentos de todo tipo se convirtieron en tabla de salvación.

Violencia

83Ciertos judíos fuera de razón y de justicia, ejercitaron actitudes censuradas por la población. En esa época turbulenta, sobre todo por los amargos recuerdos de la gran primera guerra, enfervecida por las pasiones de un radicalismo secante sito en la Europa Central y transmitido por centenares de agentes a todo el mundo, los emigrantes eran presa de obsesiones, neurosis, miedos, amarguras, venganzas y delirios que atormentaban sus noches y perseguían sus días. Nada hay que justifique la violencia pero quizás la explique, en alguna medida, este universo de tensiones que a veces estalla sin control y obliga al humano a obrar de manera desenfrenada.

  • 48 La República 12/7/40.

84Hubo casos de violencia no sólo verbal sino de hecho contra autoridades, funcionarios públicos, ciudadanos bolivianos. También entre los mismos judíos, hechos que llegaron hasta el asesinato. Tempranamente para las migraciones, ya en 1937, se juzgaba a un tal Salomón Litman por la muerte de Andrés Liberman. Otro, un tal Martín Rapp, acusó a un pariente suyo, Markus Kammermman, “de locura para quedarse con su dinero, la policía de seguridad... lo examinó médicamente, el fallo fue que gozaba de completa salud... el picaro fue puesto bajo rejas48.

85También se ejerció contra ciudadanos bolivianos de a pie. Transcribimos esta nota:

  • 49 La República 15/6/40.

No es la primera vez que la prensa tenga que referirse a los constantes atropellos que vienen cometiendo los falsos agricultores”... Hoy debemos condenar el cobarde atropello... por un judío, quién agredió en forma torpe y despiadada a una menor de 15 años en la Colón esquina Recreo... lo que motivó la decidida intervención de los circundantes... se pide a las autoridades policiales tomen medidas ejemplarizadoras contra estos elementos que abusan de la hospitalidad generosa que les brinda nuestro suelo49.

  • 50 En la Casa Tod de Confecciones, las empleadas salen a la una de la tarde y a la diez de la noche. (...)
  • 51 “Caso ocurrido en la Fábrica de Confecciones Americana, con una costurerita abusada por el judío p (...)

86Otra forma de violencia era, sin lugar a dudas, la explotación a obreros nacionales, especialmente de mujeres que trabajaban en pequeñas y medianas industrias pertenecientes a judíos, con jornadas de trabajo de más de 8 horas diarias50, que iban contra las disposiciones legales vigentes (si se quejaban al Ministerio de Trabajo eran automáticamente retiradas de su fuente de trabajo). Contratos por sólo 89 días, situación que no les permitía acogerse a las leyes de protección social. Bajísimos salarios y también acoso y abuso sexual51.

  • 52 La República 29/8/40.

Casos de estafadores: “Son varias las denuncias ante las autoridades de la División de Investigaciones... escoltado desde Corocoro el Judío David Reich, quién ha consumado dos estafas, una a Don. A. Peñaranda por 2.500, y 3.000 Bs. a la Sta. Ocampo52.

La vivienda

87En efecto, la ciudad de La Paz, primer punto de arribo, no estaba preparada para recibir a tal cantidad de personas. Los escasos propietarios alquilaban sus viviendas, dada la gran demanda, a precios increíblemente elevados. En casas estrechas y hasta en una sola habitación se hacinaron varias familias que al juntar sus recursos, podían pagar una renta mayor, desplazando a los inquilinos bolivianos.

88El barrio que recibió a mayor cantidad de refugiados fue en primer lugar, la zona Central, luego del Barrio de Sopocachi, Miraflorcs, donde funcionaba el Colegio Ingavi con alumnos judíos en su gran mayoría.

89¿En qué ciudades se radicó la mayoría? Lo hicieron en La Paz y Cochabamba principalmente. Una por ser la sede de gobierno, la más grande, donde había mayor oportunidades de trabajo y, la otra, por el clima. También se asentaron en Tarija, donde en un momento dado fueron dos judíos los que ocuparon el poder local, el uno como Prefecto de departamento y el otro como Alcalde del pueblo. Otros se trasladaron a Santa Cruz y hubo aquellos que prefirieron los centros mineros.

El comercio

90Los judíos comerciantes trajeron una serie de novedades. Por ejemplo, la modalidad de vender en las calles, con sus mercancías a cuestas para ofrecerlas de casa en casa aceptando inicialmente y sin garantía una pequeña cuota de pie con el compromiso de parte del cliente de pagar lo restante en cómodas cuotas mensuales, implantando así el conveniente “crédito” antes desconocido, una suerte de microfinanciera unipersonal y privada.

  • 53 Información oral del hijo.

91Desde entonces, se constituyeron en parte del paisaje urbano los puestos ambulantes de “hot-dogs” al paso, producto de las nuevas fábricas de embutidos y salchichas, como por ejemplo “La Paceña” de la familia Dorfler53.

92Peleteros y sastres de profesión se dedicaron a la confección de abrigos y ropa cosida por tallas y en serie. Un rubro interesante fue la industria de corbatas.

93Tiendas de abarrotes, cafés, restaurantes, hoteles no sólo en la ciudad sino en provincias como el Hotel Hamburgo de Coroico, aparecieron de la noche a la mañana. También abrieron novedosos “Night Clubs” o “Boites”.

94Extranjerismos como la palabra “taxi”, antes se les nombraba “auto de alquiler”, también fueron parte del lenguaje cotidiano.

¿Traían dinero?

95Los judíos que en su lugar de origen habían tenido fortuna, o un buen pasar, la gran mayoría cruzaron el Océano sin casi nada. Unos cuantos pudieron o tuvieron la oportunidad de sacar dinero y joyas, otros llegaron con muy poco dinero y los más lo hicieron, como ellos mismos reconocen “parados”, pero con muchísima capacidad para en un corto período de tiempo, hacer dinero.

96La solidaridad de su grey, también en ese caso, jugó un papel muy importante. Al recién llegado que no contaba con dinero, ni con vivienda, se le donaba su primer casimir para que lo vendiera y a partir de eso de lo “soltaba a la calle” para que se ganara la vida. También se le daba alojamiento temporario, no importaba cuántas familias pudieran entrar en una habitación. El semita que ya poseía una empresa empleaba a sus paisanos, como es el caso de la Sra. María Schrroeder, quién contrató a Erwin Leidinger (sastre de profesión), para hacer el recorrido al volante de una movilidad a su Hotel Hamburgo, en la localidad de Coroico. Este hecho provocó la encolerizada protesta de los choferes profesionales que cubrían ese tramo. Inmediatamente surgió la amenaza de huelga y la protesta de la prensa, así, la Sra. Schrroeder anuló el contrato al desocupado.

97Otros empleados, los más desafortunados, vagaban por las calles como pordioseros, hasta poder conseguir trabajo remunerado.

La industria

  • 54 Alejandro Iberkleid compró la textilera al italiano Soligno con el dinero que trajo desde Polonia.

98La industria textil adquirió impulso en manos y voluntad de los judíos y fue la anticipación de consistentes esfuerzos como los de la línea Batt de la familia Iberkleid que hoy en día no sólo abastece la demanda nacional sino que se dedica a la exportación de excelentes tejidos de algodón54. Otro ejemplo es la tabacalera, instalada originalmente por el judío ruso Enrique Kavlin, que abrió la “Casa Kavlin”, primera en el rubro de todo lo que incumbe a la fotografía. Se abrieron embotelladoras de aguas minerales como la Huancapampa y Següencoma.

  • 55 Enciclopedia Judaica Castellana.

99Talleres de carpintería en general y mueblerías, mecánicas de instrumentos de precisión, así como rejerías, puertas y ventanas de metal, de alfombras y de colchones fueron establecidos con esfuerzos como los del judio húngaro Labator que instaló una fábrica de maquinaria para la elaboración de listón, alambrado y otros productos de metal. El año 1943, se organizó una feria exposición industrial auspiciada por la Sociedad de Protección a los Inmigrantes Israelitas, en la cual se instalaron instrumentos de alta precisión como microscopios, instrumentos de óptica, artículos eléctricos, mecánicos y tapices55.

100También los “gringos jeringos”, como algunos los llamaban por la rima de las dos palabras, trajeron una nueva moda en el vestir, falda más corta para las mujeres y colores más alegres y claros.

Ciencia, tecnología y arte

  • 56 Dato proporcionado por su nieta Sonia Herzenberg.

101Así como se insertaron en el comercio, lo hicieron también, en menor escala, en la vida cultural y científica. Un digno ejemplo es el del Dr. Roberto Herzemberg, geólogo y químico, que trabajaba para la empresa minera de Mauricio Hoschild y descubrió como producto de sus pesquisas, un nuevo mineral, el que fue registrado con el nombre de Herzenbergita (Sn-s2), en la nomenclatura universal56. El mismo científico se hizo célebre, asimismo, por su rara habilidad en el diseño de estampillas que enriquecieron la filatelia nacional. Otro judío minerálogo ocupó el decanato de la Facultad de Minería de Oruro y la docencia por muchos años, fue el ingeniero Jorge Knoepfelmacher.

102También se contó con prestigiosos médicos como Germán Hirsch, que en la década de los 40 ocupaba la cátedra de ginecología y obstetricia de la Facultad de Medicina de la Universidad Francisco Xavier de Chuquisaca, y que fundó el primer Instituto de Can-cerología en el país. El Dr. Guillermo Muller, ginecólogo, administró su propia clínica en La Paz. Años más tarde, figuró con luz propia la Dra. Ruth Tichauer, internista de renombre, quien atendía gratuitamente a las personas de escasos recursos, en un consultorio al lado de la Iglesia del Gran Poder (antigua), y que después de jubilarse, realizaba viajes bisemanales a la localidad de Puente Villa en Yungas, donde realizaba la misma loable labor. A su muerte, muchísimas fueron las personas agradecidas que lloraron su partida.

103Otros galenos que se quedaron en el país y realizaron una excelente labor, fueron los doctores: Alenjandrovic, Lublin, Herber Waltersphiel, gran internista, Kelemberger, Asencio Rebon, Wenger, patólogo de primera, que luego de un tiempo se fue a radicar a Venezuela, Max Bieber en el campo de la fisioterapia, Julio Meier que se fue al Brasil posteriormente, Dr. Katz y otros.

104Un verdadero aporte en el campo de la arqueología, sin lugar a dudas, fue el provisto por el judío alemán Arturo Posnasky, quien por muchos años se desempeñó como director del departamento de arqueología y paleontología de la Universidad Mayor de San Andrés, mientras investigaba el origen del hombre americano. Es notorio, asimismo, el abundante material bibliográfico publicado por su persona.

  • 57 Decretos y Resoluciones 1935-1939 rr.ee. DR. 2-61 T20 folio 458.

105Su profesionalismo y su aporte a la cultura boliviana fueron reconocidos en aquella época. El Dr. Posnasky, fue nombrado Delegado de Bolivia en el Congreso de Americanistas a llevarse a cabo en Lima (agosto de 1939). Para tal efecto, se resolvió pagar sus gastos de representación y transporte57.

106En el área de la cultura, figuraron importantes literatos como Gert Konitzer y músicos como Erick Eisner y Hugo Landesmann. Estos últimos, dirigieron la Orquesta Sinfónica Nacional y otros, que posteriormente tuvieron la batuta o un instrumento en la orquesta.

107Un capítulo aparte se merece el bibliófilo, editor y bolivianista, Don Werner Guttentag, quien se constituye en un significativo aporte para la cultura boliviana.

El Judío minero

108Un judío que tuvo éxito en la minería fue sin lugar a dudas Mauricio Hochschild de origen alemán, quien luego tendría un papel protagónico con la gran migración de 1939. Hochschild llegó durante la Primera Guerra Mundial y vivió en Bolivia más o menos 35 años. Junto a Carlos Víctor Aramayo y Simón Patiño, constituyó el grupo de los tres más grandes mineros de estaño en el país. Fueron llamados desde entonces “los barones del estaño”.

  • 58 El Diario 14/6/65.

109A la muerte de Hochschild acaecida en París en 1965, su hijo heredó la cantidad de mil millones de dólares. Producía el 30% del estaño boliviano58.

La colonia agrícola

110Se debe a Hochschild la implantación de una colonia agrícola en el Nor-Yungas paceño cerca a la localidad de Coroico. Del costo total del proyecto, él pagó US$ 200.000; el resto correría a cargo de la Corporación Económica de Refugiados (Socobo) y de la reunión de los colonizadores hasta hacer un total de US$ 338.150.

111El plan calculaba que hasta fines de 1940 se podrían establecer unas 250 familias. Sin embargo, para 1943, apenas llegaron 42 familias. Seis años después, tan sólo unos cuantos colonos permanecían en la región.

112El intento que no había sido planeado ni por el gobierno ni por los judíos, no tuvo éxito. Fue un completo fracaso. Ello se debió a múltiples factores, como el hecho de que la mayoría de los colonos no eran agricultores y que el acceso a la región era de mucho riesgo porque los caminos eran angostos, sinuosos y al borde del precipicio, en los que era casi imposible el cruce de dos carros en sentido contrario. El poco tráfico vehicular sólo permitía la alternativa de un ingreso a lomo de mula.

113Por otro lado, el terreno no era apto para la agricultura por ser muy escarpado en declive, prácticamente sin planicies para el sembradío sistematizado, con pocas posibilidades de producir una amplia variedad de productos, los cítricos y la coca para el consumo tradicional de los campesinos y unas cuantas hortalizas. La región era insana por la extrema humedad y los mosquitos, proclive a la malaria. Por otro lado, la falencia de colegios para los niños en edad escolar se constituyó en otro problema. Pese a ello, los mismos colonos se encargaron de transmitir a sus hijos algún tipo de información y formación consistente en el desarrollo de sus valores culturales ancestrales, las ciencias sociales y humanísticas. Inclusive hubo un grupo de músicos que enseñaba a tocar algunos instrumentos. Todos ellos tuvieron libertad de practicar su religión, como lo hacían los que radicaban en las ciudades bolivianas.

114La encuesta que realiza Sonia Herzemberg a 16 personas que vivieron en la colonia, es valiosa (muchos datos de las misma están siendo utilizados en este capítulo), ya que algunos conservaban diarios personales de sus vivencias, muchos han fallecido, otros volvieron a emigrar a otros países y son muy pocos los que se quedaron en Bolivia. El cuestionario registra una amplia gama de respuestas, entre ellas, hay las que oponen los extremos dentro de una posición casi maniqueista. Hay personas que opinan que allí experimentaron un verdadero infierno, época que no quieren ni siquiera recordar. Hay otras que consideran que, en ese paraíso, pasaron los días más felices de su existencia y recuerdan esos momentos de paz en contacto con la naturaleza y libres del terror nazi que les tocó vivir en sus países de origen. Colonia que cultivaba la armonía y la amistad allí tuvieron sinceros amigos que conservaron no sólo en ese momento, sino hasta hoy en día.

115Entre los miembros de esa comunidad se registraron colonos de diversas nacionalidades como ser alemanes, austríacos, húngaros, checoslovacos y polacos. Entre los judíos alemanes, que eran la mayoría, se encontraba un sobrino de Henry Kissinger.

  • 59 La Calle 2/12/38.

116El gobierno se esforzó para poblar regiones de gran potencial en el campo de la agricultura. Un primer intento fue el envío de siete familias rumano-judías al Ichilo59. Pero allí tampoco el Estado estaba en condiciones de construir una mediana infraestructura que pudiera facilitar su estadía; el proyecto, quedó en nada.

A manera de conclusiones

117Creemos oportuno hacer unas previas deducciones. Primero, abordaremos una inicial etapa con las primeras y segundas generaciones. Por lo general, la conformaron personas más conservadoras y reservadas.

118Esos judíos no se cohesionaron en un sólo bloque, entre ellos hubo diferencias culturales, de nacionalidad, económicas y de linaje.

119Fueron pocos los que se integraron, de alguna manera, a la sociedad boliviana, salvo por los casos de matrimonios mixtos.

120Formaron su propia comunidad o comunidades, enigmáticas y distantes.

121Si bien en un primer momento instalaron pequeñas y medianas industrias de todo tipo, ello no significó un verdadero aporte para la industrialización del país. Los demás comerciantes se quedaron con las importaciones para cubrir un mercado interno. En el campo de la cultura y la ciencia, hubo mayor actividad y provecho para el país.

122En el segundo grupo están las terceras y cuartas generaciones que son el resultado de un proceso. En ellas se percibe una mayor y mejor integración al quehacer nacional en su conjunto.

123Se ha visto algunos casos de apellidos judíos en altos cargos políticos, como ser ministros de Estado y otros, los hay de derecha, centro e izquierda, de acuerdo al partido en que militen. También se cuenta con jóvenes judíos asesores de la cob (Central Obrera Boliviana).

124En el campo económico, han logrado construir cadenas de supermercados y sucursales de transnacionales en el área de alimentos.

125Las nuevas generaciones están más identificadas con el país, hablan un idioma común, el castellano, y no son pocos los que hablan la lengua materna, pero son contados los que aprendieron el hebreo.

126Los matrimonios mixtos son frecuentes, sin que ello implique necesariamente la pérdida de su religión.

Notes

1 Los judíos en España se vieron desde siempre relegados a trabajar en el comercio ya que esa actividad era despreciada por los españoles por considerarla envilecedora.

2 Lewin, Boleslao. Como fue la migración judía en la Argentina. Plus Ultra. Buenos Aires. 1971 p. 15.

3 Se sabe y tiene evidencia que en los grandes centros, como ser los virreinatos se profesaba la religión judaica en sinagogas perfectamente ocultas y/o camufladas, donde asistían algunos “marranos y christiaos novos”.

4 Lewin, Op. Cit. p. 20.

5 Seiferheld, Alfredo. Los judíos en el Paraguay. Inmigraciones y presencia judías (Siglo xvi-1935) El Lector, Asunción 1984 p. 34.

6 Osterweil, Marc Jeffey. The meaning of Elitehood Germans. Jewes and Arabs in La Paz Bolivia Degree Date 1978 New York University.

7 Elkin, Judith “Jews of the Latin American Republics” (mimeo).

8 Pittard, Eugene Las razas y la historia 2da. de. Uteha México D.F 1959.

9 Op. cit. p. 193.

10 Sr. Alejandro Iberkleid (entrevista oral).

11 Servicio semanal de informaciones No. 19 de la Legación de Bolivia en Alemania. Registro No. 259 Archivo de rr.ee.

12 Se calcula que la Guerra del Chaco fue tan devastadora como lo fue para Alemania la Gran Guerra.

13 Durán, F.Seoane a. M El Complejo mundo de la mujer durante la Guerra del Chaco. Bolivia 2000. La Paz, 1997.

14 La Fragua 15/3/36.

15 La Razón 20/2/36.

16 Elkin, Judith.

17 Junto a la China y al Paraguay que lo hizo por un corto período.

18 El periódico La Calle 9/10/38 calcula que la migración judia trajo al país más de tres millones de bolivianos oro.

19 Archivo del Ministerio de rr.ee Culto e Inmigración. Registro No. 9. folio 209.211.

20 Id. ibid. Folios 288.289.

21 Este cobro en dólares sería posteriormente objeto de un escandaloso “negociado” impugnado al canciller E. Diez de Medina (firmante) y a dos de sus colaboradores.

22 La Calle 30/6/39.

23 Informe de la Legación Boliviana en Berlín. Servicio de Informaciones. Registro No. 10 1941. Archivo de rr.ee

24 No se tienen datos estadísticos, porque no se registraron o se destruyeron los documentos.

25 Datos proporcionados sobre la base de entrevistas a varios judíos residentes y a bolivianos.

26 Dos de seis entrevistados informaron haber sido presos en varias oportunidades por el Cnl. San Román y el Cnl. Gayán, sin razón alguna y que luego fueron puestos en libertad. Esto en el primer período de gobierno del mnr entre 1952 y 1956, este partido político fue tachado de pro nazi y muchos se sintieron amenazados de una nueva represión antisemita.

27 También afirmaron estos entrevistados que, durante la Segunda Guerra, cuando no se sabía de la derrota de Alemania, el plan de Hitler era el de instalar en esa región un gran campo de concentración nazi.

28 La Calle 27/6/39.

29 La República 30/5/40.

30 Antezana E. Luis. La historia secreta del Movimiento Nacionalista Revolucionario.(l939-1943) T. II Juventud. La Paz 1985.

31 Id lbid.

32 Arze Quiroga uno de los ideólogos del mnr, edita los postulados de ese partido, los mismos que tienen similitudes con los de Hitler, propuestos en su obra Mi Lucha.

33 Ibid.

34 La República 23/5/40 “¿por qué sigue la migración? Sólo trae perjuicios y problemas para la convivencia social”.

35 La Calle 9/10/38.

36 Enciclopedia Judaica Castellana.

37 Información oral de Werner Guttentag.

38 Información oral recibida de la Sra. Echalar.

39 La Calle 9/12/38.

40 Dato proporcionado por la Sra. Jiménez.

41 1998, de seis bolivianos (que experimentaron esa vivencia entre esos años), cinco demostraron esta tendencia porque: Los alemanes se han integrado más a la sociedad, han invertido capital en empresas y han comprado casas y autos.

42 1998, de esos mismos entrevistados cinco opinaron que: En el pasado ellos no invertían en el país vivían siempre aislados de los bolivianos y no mejoraban sus negocios y tiendas siempre pequeñas y sucias y ni siquiera daban trabajo a la gente boliviana, tan sólo una persona que abría y cerraba la cortina de metal, ya que toda la familia desde la abuela, atendían el negocio que casi nunca cerraba.

43 Citado por Elkin, J. en Jews of Latin American Republics (mimeo).

44 La Razón 8/4/43.

45 La Razón 30/4/43.

46 La República 5/7/41.

47 La República 8/5/40.

48 La República 12/7/40.

49 La República 15/6/40.

50 En la Casa Tod de Confecciones, las empleadas salen a la una de la tarde y a la diez de la noche. Cuando se protestó, respondieron que hay otras fábricas donde salen más tarde aún. ¿Dónde están los inspectores? La República 24/7/40.

51 “Caso ocurrido en la Fábrica de Confecciones Americana, con una costurerita abusada por el judío propietario... El padre de la víctima presentó demanda de desahucio e indemnización contra F. Knopfmacher, junto a certificados médicos... el judío ofreció una transacción de 2.000 Bs.” La República 22/10/42.

52 La República 29/8/40.

53 Información oral del hijo.

54 Alejandro Iberkleid compró la textilera al italiano Soligno con el dinero que trajo desde Polonia.

55 Enciclopedia Judaica Castellana.

56 Dato proporcionado por su nieta Sonia Herzenberg.

57 Decretos y Resoluciones 1935-1939 rr.ee. DR. 2-61 T20 folio 458.

58 El Diario 14/6/65.

59 La Calle 2/12/38.

List of illustrations

Caption Fuente: Marc Wischnitzer: To Dwell in Safety, p. 288. En Judith, Elkin Jews of the Latin American Republics. P. 79 (mimeo).
URL http://books.openedition.org/ifea/docannexe/image/7298/img-1.jpg
File image/jpeg, 56k
URL http://books.openedition.org/ifea/docannexe/image/7298/img-2.jpg
File image/jpeg, 31k

Author

Universidad Mayor de San Andrés Coordinadora de Historia

© Institut français d’études andines, 2001

Terms of use: http://www.openedition.org/6540

Buy

Print version

amazon.fr