Version classiqueVersion mobile
OpenEdition Books

Visiones de fin de siglo

 | 
Dora Cajías
, 
Magdalena Cajías
, 
Carmen Johnson
, 
et al.

Proyectos, estructuras y modelos económicos en Bolivia y América Latina

La educación boliviana en la primera mitad del siglo XX

Manuel E. Contreras

Texte intégral

Introducción

  • 1 Trabajo preparado para el II Encuentro “El Siglo xx en Bolivia y América Latina: Visiones de fin d (...)
  • 2 Gregorio Wienberg, “Algunas reflexiones sobre Modelos Educativos en la historia de América Latina” (...)

1Como en muchas otras áreas de la historia boliviana del siglo xx, la historiografía de la educación ha tenido un desarrollo incipiente. No contamos con trabajos sobre el desarrollo de los sistemas educativos y de sus principales características: cobertura, organización, currículo, formación docente, entre otros. Hay una escasez de estudios cuantitativos que abarquen períodos largos. Gran parte de los trabajos existentes se han limitado “al registro de efemérides escolares, a la construcción de biografías de educadores modelo, a la descripción de las políticas estatales, de sus leyes y reglamentos”. Efectivamente, en Bolivia se aplica lo que Cucuzza ha expresado sobre el caso argentino: “la historia de la educación se encuentra en un oscuro lugar a causa de haber sido escrita por pedagogos” 1. Por lo tanto, mucha de la escasa bibliografía sobre la historia de la educación boliviana es “una historia de las ideas pedagógicas”2.

  • 3 Rafael A. Reyeros, Historia de la educación. De la independencia a la Revolución Federal. La Paz, (...)
  • 4 Ver, por ejemplo, Juan Albarracín Millán, Sociología Boliviana Contemporánea, vol, II El gran deba (...)
  • 5 Charles Arnade, The historiography of modern and colonial Bolivia, en Hispanic American Historical (...)

2Ejemplos del primer tipo de estudios son los trabajos de Reyeros para el siglo xix y de Suárez Arnez3. Las historias de ideas pedagógicas son, más bien, un fenómeno de los trabajos de corte sociológico que se centran sobre los distintos debates pedagógicos que se suscitaron en la primera mitad del siglo4. En todo caso, la historiografía de la educación no ha sido objeto de preocupación de los historiadores y está ausente de los ensayos bibliográficos de, por ejemplo, Arnade, Klein y Arze, Barragán y Medinaceli5.

  • 6 Carlos Newland. The Estado Docente and its Expansion: Spanish American Elementary Education, 1900- (...)

3Este trabajo pretende comenzar a cambiar esta tendencia. Es un primer intento por analizar algunas de las características generales del desarrollo de la educación boliviana en la primera mitad del siglo xx a la luz de dos grandes procesos que se dieron en este período en toda Hispanoamérica. Por una parte, la expansión cuantitativa del sistema educativo que incrementó el número de alumnos/as y de alfabetos/as. Por otra, el hecho que este proceso se haya dado a través de un sistema institucional homogéneo liderizado por lo que se ha venido a llamar “el Estado Docente -personificado en los gobiernos nacionales o provinciales- que fue el principal vehículo para la provisión de servicios educativos y el que determinaba el contenido de la curricula”6.

4En la primera parte del siglo se sientan las bases del sistema educativo nacional y, a pesar de los avatares que a continuación detallamos, efectivamente en la primera mitad del siglo xix hay un proceso de expansión y modernización del sistema educativo boliviano. Como se detalla en el cuadro 1, el número de estudiantes incrementó más de seis veces, la proporción de alumnos/as en primaria triplicó y la tasa de alfabetismo también creció. Esta expansión en cobertura y el mejoramiento del alfabetismo estuvo acompañado de un incremento en los recursos públicos asignados al sector educativo pero, como veremos más adelante, este proceso tuvo muchos bemoles y, en todo caso, el aumento de recursos fiscales a la educación fue insuficiente.

Cuadro N° 1. Población estudiantil, alfabetismo y recursos fiscales en la educación 1900-1950

Cuadro N° 1. Población estudiantil, alfabetismo y recursos fiscales en la educación 1900-1950

Fuentes: Población estudiantil y alfabetismo: Herbert 8. Klein, Parties and Political Change in Bolivia 1880-1952. Cambridge, Cambridge University Press, 1989, p. 392; Proporción de la población en educación primaria: Carlos Newland “The Estado Docente and its Expansion: Spanish American Elementary Education, 1900-1950” en Journal of Latín American Studies, vol. 26 (1994), p.450: Porcentaje del presupuesto: Manuel E. Contreras, “The Formation of a Technical Elite in Latin America: Mining Engineering and the Engineering Profession, 1900-1954”, tesis doctoral inédita, Columbia University, 1990, pp. 316-317.

5En la primera parte del artículo analizamos la primera reforma educativa del siglo. En la segunda, resumimos la evolución de la educación en el período post Chaco y, en la tercera parte estudiamos los desarrollos en la década del cuarenta. Concluimos con una reflexiones finales sobre el proceso analizado destacando algunas áreas de investigación pendientes.

Los primeros treinta años

  • 7 Manuel E. Contreras, Estaño, ferrocarriles y modernización: 1900-1930, en Alberto Crespo, José Cre (...)

6La educación boliviana tuvo un lento desarrollo en el siglo xix debido a la inestabilidad política y al bajo crecimiento económico durante este siglo. Por tanto, el país ingresó al siglo xx con un sistema educativo limitado y tradicional. Con una población de 1.6 millones de habitantes, Bolivia contaba con apenas unos centenares de establecimientos escolares y menos de 25.000 alumnos/as. El presupuesto dedicado a la educación era bajo, ascendiendo a 5.9% del presupuesto total (cuadro 1). En este contexto, llegaron al poder los liberales quienes traían un proyecto modernizador basado en un modelo de desarrollo hacia afuera con el estaño como su base económica, la vertebración del país a través de los ferrocarriles y la modernización de las instituciones financieras y de las ciudades7.

  • 8 “Discurso en la inauguración del año escolar de 1908 pronunciado en la umsa” en Revista Boliviana (...)
  • 9 Argumento que la segunda reforma fue la de 1955 y la tercera la actual en Manuel E. Contreras, Aná (...)

7El ejemplo más claro de este pensamiento era sin duda el de Ismael Montes que gobernó el país de 1904 a 1909 y de 1913 a 1917. En 1908, Montes declaraba que “Bolivia, pasados sus desastres (se refería a la Guerra del Pacífico) debía preocuparse de organizar la enseñanza pública encaminándola a levantar, en todo orden, la vitalidad y las energías de la nación”8. Es precisamente con este ideal en mente que durante sus gobiernos, con el apoyo de varios Ministros de Instrucción comprometidos con cambiar el sistema educativo boliviano (como ser Daniel Sánchez Bustamente), se llevó a cabo lo que denominamos la primera reforma educativa de este siglo9.

  • 10 La reforma educacional en Bolivia, La Paz, 1917.

8Los aspectos fundamentales de esta reforma eran los siguientes: (1) mejora del sistema de administración de la educación; (2) iniciar la formación de maestros en Bolivia; (3) privilegiar la primaria en área urbana; (4) desarrollar el currículo para la primaria y la secundaria; (5) fortalecer la instrucción del indígena; (6) promocionar y proveer la educación de la mujer, y (7) iniciar la educación comercial y técnica. Una característica fundamental de este proceso de reforma fue la búsqueda de modelos educativos en Europa, llegando a traer pedagogos belgas para que dirijan las primeras normales10.

  • 11 A principios de siglo más del 90% de los establecimientos educativos estaban en poder de los munic (...)
  • 12 Manuel E. Contreras. The Formation of a Technical Elite in Latin America: Mining Engineering and t (...)

9La administración de la educación fue fortalecida con la creación de Direcciones de Educación y se comenzó la gradual recuperación de las escuelas de los municipios. Hasta entonces las escuelas estaban bajo la tuición de los municipios y no había una coordinación nacional sobre las mismas11. Para los conductores de la reforma, no se trataba sólo de incrementar la infraestructura sino de organizar lo existente, antes de ampliar la cobertura. En algunos casos, el Estado pudo recuperar las escuelas municipales con los recursos municipales, pero en los más tuvo que dedicar nuevos recursos a la educación y en este período hubo un incremento sustancial del presupuesto educativo: 156% en términos nominales entre 1904 y 192012. Lo que si se logró es desarrollar planes de estudio a nivel nacional.

  • 13 La reforma educacional en Bolivia pp. 58-59.

10Bolivia no contaba con una normal para formación de maestros hasta 1909. Los maestros existentes eran pocos y eran formados en el exterior y/o de otras nacionalidades (chilenos y europeos). Para incrementar su número, el gobierno liberal primero comenzó con una estrategia de enviar bolivianos pensionados al exterior hasta que en 1909 fundó la Normal para Maestros de Primaria en Sucre; en 1915, la primera Normal Rural en Umala, La Paz, y, en 1916, el primer Instituto Normal Superior para formar maestros de secundaria. Efectivamente, “La Escuela Normal de Sucre constituyó la base de toda la reforma educacional boliviana” que no sólo permitió desarrollar la capacidad de formar maestros en Bolivia sino que, al contratar a pedagogos europeos para hacerlo, se desarrolló una nueva pedagogía que buscaba proporcionar a los alumnos un saber “sólido y extenso”, formar su “espíritu científico”, formar su “carácter” y preparar “hombres y mujeres de iniciativa”. Lo que se buscaba era “... destruir sistemáticamente los métodos de enseñanza mnemónica y verbal, reemplazándolos con métodos que ponen en juego todas las actividades del niño y del adolescente y exigen de él esfuerzos intelectuales y físicos continuos, pero proporcionados a su edad y capacidades”13.

  • 14 Sobre las escuelas indigenales, ver Karen Claure. Las escuelas indigenales: otra forma de resisten (...)

11Por otra parte, la formación de indígenas tenía un concepto “civilizatorio” muy claro, ya que se pretendía castellanizarlos para incorporarlos a la vida nacional. La primera acción del gobierno liberal fue establecer el sistema de escuelas ambulantes en la cual maestros especialmente elegidos distribuían su tiempo entre varios ayllus. A efecto de dar mayor continuidad a este proceso se establecieron escuelas permanentes, muchas de las cuales se crearon y desarrollaron por la iniciativa de los propios indígenas14.

12En la educación de la mujer, esta reforma estableció la educación mixta en las normales y fue durante el gobierno de los liberales que se desarrollaron los primeros liceos de señoritas en La Paz, en 1917, que fueron los que abrieron las puertas de la educación secundaria a las mujeres.

  • 15 Sobre el desarrollo de la ingeniería de minas en la primera mitad de este siglo ver. Contreras, Th (...)

13Finalmente, esta reforma estableció la educación técnica en las ciudades a través de la inauguración de Escuelas de Comercio para formar contadores y peritos de oficina, Escuelas de Agrimensura y las primeras Escuelas de Minería en Oruro y Potosí, que luego serían la base sobre la cual se establecerían las Escuelas de Ingeniería de Minas en el país15.

  • 16 Creación de una pedagogía nacional. La Paz, Biblioteca del Sesquicentenario de la República 1975. (...)
  • 17 Mark B. Ginzburg, Susan Cooper, Rajeshwari Raghu y Hugo Zegarra, National and World-System Explana (...)

14Como se puede observar, esta reforma tocó los principales aspectos de la educación boliviana. Fue un esfuerzo de arriba hacia abajo, en el cual la influencia europea fue significativa. Fue un proceso de decisión de la élite gobernante y de preclaros ministros de educación que tenían la percepción de que era necesario mejorar la educación como requisito del desarrollo del país. A pesar de que el tema educativo estaba presente en los programas liberales, en mi opinión, el énfasis que recibió la educación en este período fue más un estímulo de un grupo de personas antes que un proyecto social partidario propiamente dicho. Si bien, hubo algunos debates sobre las propuestas que se llevaron a cabo, el de mayor prominencia fue el reclamo de un intelectual, Franz Tamayo, que protestaba que no se desarrolle una pedagogía nacional y rechazaba la búsqueda de modelos sólo europeos16, la reforma se llevó a cabo, por el contexto favorable. Me refiero a que fue un período de cambio en las estructuras socio-políticas y modificaciones en el sistema mundial17.

La década de los treinta

  • 18 Raymond H. Nelson, Education in Bolivia (Washington, 1949) pp. 8, 11.

15Los liberales dejaron las bases del sistema educativo que luego se vio sujeto a los avatares de la economía nacional. Si el presupuesto educativo fue ascendente en los años veinte, en los treinta se vio restringido por la crisis económica de la Gran Depresión y la Guerra del Chaco. A pesar de ello, en 1930 se intentó una reorganización administrativa del sector con la creación del Consejo Nacional de Educación. Este Consejo estaba compuesto por el Director General de Educación, los tres inspectores generales (primaria, secundaria y educación indígena y rural) y presidido por el Ministro de Educación. Sus miembros eran elegidos por el Congreso por cinco años. Su mandato era dirigir la educación pública, supervisar la privada, determinar el nombramiento y promoción de maestros y manejar el presupuesto educativo. Este esfuerzo dio mucha autonomía al sector educativo, al colocar la política educativa en manos de personas con calificaciones educativas o administrativas, antes que en un Ministro nombrado políticamente. Sin embargo, la principal debilidad de la propuesta estaba en que el Consejo nunca logró su autonomía financiera del Ministerio. En todo caso, el esfuerzo indica que hubo iniciativas en pro de la educación. Para 1939, la participación de la educación en el presupuesto total llegaba a niveles similares a los de finales de los veinte al representar el 8,4% del presupuesto total y ascendía a Bs. 25.290.00018.

  • 19 Ver Vitaliano Soria Choque, Los caciques apoderados y la lucha por la escuela (1900-1952) y Humber (...)

16En la década del treinta también se expandió la educación indigenal. A diferencia de los años veinte, en la primera mitad de la década del treinta esta expansión se debió más a esfuerzos de los indígenas y de organizaciones eclesiásticas, que a esfuerzos estatales. La escuela se convirtió en una “estrategia de sobrevivencia enmarcada en la lucha por frenar las expropiaciones de tierras comunales y restituir las comunidades usurpadas. La alfabetización se convirtió en una necesidad para conocer las leyes y realizar gestiones reinvidicativas en mejores condiciones”. Luego de la Guerra del Chaco, los gobiernos de David Toro (1936-37) y Germán Busch (1937-1939) apoyaron la educación indigenal en forma sostenida. Se la percibió ya no como un elemento civilizatorio sino como un instrumento de integración nacional y estuvo ligada al inicio del movimiento sindical agrario19, que tendría un fuerte crecimiento en los años cuarenta.

Los años cuarenta

  • 20 Ibid, p. 11.

17Con la mayor estabilidad económica y la recuperación de la economía de la Gran Depresión, hubo un claro aumento en la asignación presupuestaria a la educación. El presupuesto incrementó de Bs.80 millones, en 1941 a Bs 260 millones, en 1947 (en valores nominales). En términos porcentuales sobre el presupuesto nacional, la asignación de la educación creció del 11.4% al 18.6% en este mismo período20.

18A pesar del incremento de recursos, se estima que menos de la mitad de niños del país asistían al colegio. Sobre ese total, a nivel primario el 16% de la matrícula estaba en el sector privado. Este porcentaje se incrementaría al 20,6% en 1951 para primaria y llegaría al 23.3% para el total de primaria y secundaria. Esto refleja la importancia del sector privado en proveer educación. Los motivos de este incremento no quedan claros y pueden sugerir problemas de baja en la calidad en la oferta pública.

  • 21 Ibid, pp. 21-22.

19La educación rural fue completamente reestructurada en este período a través del Programa Educacional Cooperativo que el gobierno boliviano estableció a través de la Ínter American Educational Foundation en 1944. A partir de entonces se unificó la educación rural que hasta entonces estaba compuesta por escuelas indígenas-dependientes del Departamento de Asuntos Indígenas del Ministerio y las escuelas rurales dependientes de las superintendencias de los distintos distritos escolares. Se unificaron los contenidos curriculares, se expandió el sistema de normales y se incrementó el salario de los maestros, entre otros21.

  • 22 Melvin Burke, Land Reform in the Lake Titicaca Region, en James Malloy y Richard S. Thorn (eds.) B (...)

20Además de estos esfuerzos estatales, según un decreto de 1936, los hacendados debían establecer escuelas en sus propiedades cuando tenían más de 25 familias de colonos. Un informe del Ministerio de Agricultura, de 1946, reportaba que un quinto de las haciendas no contaban con educación de ningún tipo y que donde sí se proveía educación ésta era de mala calidad. Sólo el 11% de los niños asistía a la escuela, los edificios no eran adecuados, los maestros eran mal pagados y la educación era de mala calidad. Como resultado de esta situación el analfabetismo en algunas haciendas era del 97%22.

  • 23 Vicente Donoso Tórres, Filosofìa de la educación en Bolivia. Buenos Aires, Editorial Atlántida, S. (...)
  • 24 Ministerio de Hacienda, Dirección General de Estadísticas y Censos, Boletín Estadístico, No. 89 (1 (...)

21Otros informes de la segunda mitad de la década también puntualizan que a pesar de los esfuerzos anotados, la situación de la educación era dramática. Según Vicente Donoso, en 1946, habían severos problemas de infraestructura (el 72% de los establecimientos operaban en casas alquiladas), el mobiliario y material didáctico eran escasos (el 74 de los alumnos permanecen de pie o se sientan en el suelo) y había escasez de tizas, mapas, bibliotecas entre otros. Con relación a los maestros, Donoso indica que se carecía de maestros “tanto en cantidad como en calidad, pues de 6.800 maestros apenas el 33% eran normalistas”. En vista a que estimaba que sólo el 28% de la población en edad escolar atendía la escuela, había una severa escasez de maestros23. El número de maestros se incrementó en años posteriores, llegando a más de 10.000 en 1951, de los cuales 8.500 estaban en establecimientos fiscales24. Sin embargo, no contamos con cifras de cobertura.

Conclusiones

  • 25 Andy Green, Education and State Formation. The rise of éducation Systems in England, France, and t (...)

22En los primeros veinte años de este siglo se sentaron las bases del sistema educativo boliviano. El Estado recuperó su tutela sobre la educación preuniversitaria, estableció las escuelas normales urbanas y rurales y asignó mayores recursos a la educación. Este sistema, sin duda, fue el inicio de la base sobre la cual luego se construiría el desarrollo de la ciudadanía. El caso de Bolivia confirma lo observado en países como Inglaterra, Francia y ee.uu. donde la educación de masas no surgió por demanda popular ni por la acción de las fuerzas del mercado, si no por la características de los estados y cómo éstos se desarrollaron. Al igual que en América Latina, el papel del Estado fue importante en la constitución de los sistemas educativos nacionales25.

23Las posibilidades de establecer un sistema educativo nacional y reformar la educación fueron posibles en parte a las influencias positivistas de los liberales pero también a que a principios del siglo había la base económica sobre la cual construir y efectivamente aumentar el gasto educativo. Asimismo, el contexto de cambios en la estructura socio-política y modificaciones en el sistema mundial era favorable.

24A pesar de la expansión cuantitativa de la educación y de las reformas tanto en la educación urbana como rural, a mediados del siglo xx el sistema educativo todavía no era capaz de satisfacer las necesidades de desarrollo del país. Había un fuerte énfasis sobre la educación urbana y un claro sesgo hacia la educación superior (antes que a la primaria) en vista de los intereses de las clases dominantes. Por lo tanto, nuevos cambios en el contexto interno e internacional, efectivamente facilitaron la segunda reforma educativa en 1955.

25En este esfuerzo por sintetizar el desarrollo de la educación formal preuniversitaria en Bolivia queda claro que todavía hay áreas sobre las que no sabemos lo suficiente. Faltan series sobre la matrícula escolar, los establecimientos educativos, el número de docentes y la evolución del gasto educativo. Estas series deben además distinguir entre los diferentes niveles (primaria, secundaria, universidades) y sectores (urbano/rural). Asimismo, queda por investigar el desarrollo institucional del ministerio de educación y de las normales. El breve análisis realizado indica que la educación privada creció, ¿a qué se debió ese crecimiento? Desde una perspectiva comparativa, ¿cómo se compara el desarrollo del sistema educativo boliviano con el de otros países? Este artículo sugiere que los procesos en Bolivia fueron muy similares, sin embargo, ¿qué de los resultados? En fin, hay más interrogantes que respuestas y sin duda el campo de la historia de la educación en el siglo xx ofrece grandes posibilidades, máxime cuando la educación ha adquirido una gran importancia para el desarrollo de los países.

Notes

1 Trabajo preparado para el II Encuentro “El Siglo xx en Bolivia y América Latina: Visiones de fin de Siglo”, Cochabamba, 27 al 31 de julio de 1998.
Agradezco los comentarios de Miguel Urquiola a una versión anterior. Los errores y omisiones son de exclusiva responsabiidad del autor.
Versión preliminar. Comentarios bienvenidos. Favor no citar sin autorización del autor.
Héctor Ruben Cucuzza, “A manera de prólogo” en Héctor Rubén Cucuzza (comp.) Historia de la educación en debate, Buenos Aires Niño y Dávila Editores. 1996, pp. 9-10.

2 Gregorio Wienberg, “Algunas reflexiones sobre Modelos Educativos en la historia de América Latina”, en Cucuzza (comp.). Historia de la educación en debate, pp.17. 34.

3 Rafael A. Reyeros, Historia de la educación. De la independencia a la Revolución Federal. La Paz, Universo, 1952, y Cristóbal Suárez Arnez. Desarrollo de la educación en Bolivia. Universo 1970 y Faustino Suárez Arnez, Historia de la educación en Bolivia La Paz, s.e., s.f..

4 Ver, por ejemplo, Juan Albarracín Millán, Sociología Boliviana Contemporánea, vol, II El gran debate. Positivismo e irracionalismo en el estudio de la sociedad boliviana. La Paz, Universo, 1978 y José Luis Gómez Martínez. Bolivia: Un pueblo en busca de su identidad. La Paz-Cochabamba. Los Amigos del Libro, 1988.

5 Charles Arnade, The historiography of modern and colonial Bolivia, en Hispanic American Historical Review, pp 333-384, ver el ensayo bibliográfico de Herbert S. Klein en su Bolivia. The evolution of a multi-ethnic society. 2da. ed. Nueva York, Oxford University Press. 1992, y Silvia Arze, Rossana Barragán y Ximena Medinaceli, Un panorama de las investigaciones históricas, 1970-1992 en Revista Unitas No. 13-14 (1994) pp. 104-145.

6 Carlos Newland. The Estado Docente and its Expansion: Spanish American Elementary Education, 1900-1950 en Journal of Latín American Studies, vol. 26, (1994) pp. 449-467.

7 Manuel E. Contreras, Estaño, ferrocarriles y modernización: 1900-1930, en Alberto Crespo, José Crespo y María Luisa Kent (coords) Los Bolivianos en el tiempo. Cuadernos de historia. La Paz, indeaa, 1995, Pp. 282-292.

8 “Discurso en la inauguración del año escolar de 1908 pronunciado en la umsa” en Revista Boliviana de Instrucción Pública, No. 56 (1908) citado Albarracín Millán, El gran debate, p. 67.

9 Argumento que la segunda reforma fue la de 1955 y la tercera la actual en Manuel E. Contreras, Análisis comparativo de tres reformas educativas en el Siglo xx en Bolivia, trabajo presentado al III Congreso Ibeoramericano de Historia de la Educación Latinoamericana, 10 al 14 de junio de 1996, Caracas, Venezuela.

10 La reforma educacional en Bolivia, La Paz, 1917.

11 A principios de siglo más del 90% de los establecimientos educativos estaban en poder de los municipios, Raúl Calderón Jemio, “La ‘deuda social’ de los liberales de principios de siglo: una aproximación a la educación elemental entre 1900 y 1910” en data 5 (1994) Pp. 53-83. Sin embargo, su recuperación fue un proceso gradual y en 1926, el 50% de los establecimientos de primaria eran fiscales, el 28% municipales y el 22% privados, calculado de Memoria que presenta el Ministro de Instrucción Pública y Agricultura... al Congreso Nacional de 1926, La Paz, Renacimiento, 1926, p. 89.

12 Manuel E. Contreras. The Formation of a Technical Elite in Latin America: Mining Engineering and the Engineering Profession, 1900-1954 tesis doctoral inédita, Columbia University, 1990, p. 316.

13 La reforma educacional en Bolivia pp. 58-59.

14 Sobre las escuelas indigenales, ver Karen Claure. Las escuelas indigenales: otra forma de resistencia comunitaria, La Paz, Hisbol, 1989.

15 Sobre el desarrollo de la ingeniería de minas en la primera mitad de este siglo ver. Contreras, The Formation of a Technical Elite.

16 Creación de una pedagogía nacional. La Paz, Biblioteca del Sesquicentenario de la República 1975. Sobre el debate entre Franz Tamayo y Felipe Guzmán véase Gómez Martínez, Bolivia: Un pueblo en busca de su identidad, pp. 102-104. La posición de Tamayo está bien contextualizada y sintetizada en Albarracín Millán, El gran debate, pp. 215-223.

17 Mark B. Ginzburg, Susan Cooper, Rajeshwari Raghu y Hugo Zegarra, National and World-System Explanations of Education Reform Comparative Education Review, Noviembre, 1990, pp. 474-499, argumenta que para que se lleven a cabo reformas se deben esos dos factores. También agrega las crisis económicas como contexto favorable. El caso boliviano en el siglo xx parece confirmar esta propuesta, ver Contreras, Análisis comparativo de tres reformas educativas en el Siglo xx en Bolivia.

18 Raymond H. Nelson, Education in Bolivia (Washington, 1949) pp. 8, 11.

19 Ver Vitaliano Soria Choque, Los caciques apoderados y la lucha por la escuela (1900-1952) y Humberto Mamani Capchiri, La educación india en la visión de la sociedad criolla: (1920-1943 en Roberto, et. al. Educación indígena: ¿ciudadanía o colonización? (La Paz, 1992) Citas, p. 76.

20 Ibid, p. 11.

21 Ibid, pp. 21-22.

22 Melvin Burke, Land Reform in the Lake Titicaca Region, en James Malloy y Richard S. Thorn (eds.) Beyong the Revolution. Bolivia since 1952 Pittsburg, Pittsburg University Press, 1971, pp. 301-339.

23 Vicente Donoso Tórres, Filosofìa de la educación en Bolivia. Buenos Aires, Editorial Atlántida, S.A. 1946, pp. 132-133.

24 Ministerio de Hacienda, Dirección General de Estadísticas y Censos, Boletín Estadístico, No. 89 (1964) p. 60.

25 Andy Green, Education and State Formation. The rise of éducation Systems in England, France, and the U.S.a. Londres, The Macmillan Press, 1922, pp. 308.09 y Luis Ratinoff, Las retóricas educativas en América Latina, Boletín del Proyecto Principal de Educación, 35 (1994), pp. 22.35.

Table des illustrations

Titre Cuadro N° 1. Población estudiantil, alfabetismo y recursos fiscales en la educación 1900-1950
Légende Fuentes: Población estudiantil y alfabetismo: Herbert 8. Klein, Parties and Political Change in Bolivia 1880-1952. Cambridge, Cambridge University Press, 1989, p. 392; Proporción de la población en educación primaria: Carlos Newland “The Estado Docente and its Expansion: Spanish American Elementary Education, 1900-1950” en Journal of Latín American Studies, vol. 26 (1994), p.450: Porcentaje del presupuesto: Manuel E. Contreras, “The Formation of a Technical Elite in Latin America: Mining Engineering and the Engineering Profession, 1900-1954”, tesis doctoral inédita, Columbia University, 1990, pp. 316-317.
URL http://books.openedition.org/ifea/docannexe/image/7284/img-1.jpg
Fichier image/jpeg, 53k

Auteur

La Paz, Bolivia

© Institut français d’études andines, 2001

Conditions d’utilisation : http://www.openedition.org/6540