Version classiqueVersion mobile
OpenEdition Books

Mentalidad social y niñez abandonada. La Paz (1900-1948)

 | 
Laura Escobari de Querejazu

Prólogo

Marta Irurozqui

Texte intégral

1En mayo de 2007 la Dra. Alicia Alted me invitó a formar parte del Tribunal de Tesis Doctoral encargado de evaluar la investigación de Laura Escobari de Querejazu Mentalidad social y niñez abandonada. La Paz, 1900-1948, presentado en el Departamento de Historia Contemporánea de la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad Nacional Española a Distancia (UNED) de Madrid. Dos años más tarde este pionero trabajo sobre la orfandad infantil, su conversión en problema nacional y su recreación institucional se ha convertido en un libro que lleva el mismo título y que ofrece un tema tanto inédito para la historiografía boliviana, como muy poco trabajado en otros ámbitos historiográficos internacionales.

2Mentalidad social y niñez abandonada. La Paz, 1900-1948 es un estudio sobre los niños abandonados, la evolución del concepto de niño, el proceso de construcción de la sensibilidad social y pública en torno a ellos y la creación de instituciones que los salvaguarden. Esta temática no sólo resulta relevante en sí misma, sino también queda revalorizada por las problemáticas colaterales que conlleva y que aluden a un conjunto de aspectos que permiten ver el funcionamiento de una sociedad. De ahí que el libro no se limite únicamente a estudiar la trayectoria de instituciones y asociaciones ligadas a los menores como la Sociedad Católica de San José (1878), el Hospicio de San José, la Sociedad Protectora de la Infancia (1909) –el Asilo u Hogar Villegas–, el Patronato Nacional de Huérfanos de Guerra y el Patronato Nacional del Menor. Tampoco se centra en exclusiva en los sectores sociales/étnicos más afectados como serían los niños de origen blanco y mestizo. Además de ofrecer el entramado asociativo e institucional mencionado y de caracterizar el tipo de niño sujeto de la beneficencia, para responder a la pregunta central acerca de “cómo las casas de acogida de huérfanos que existían en La Paz recogieron la nueva concepción del menor en general y del abandonado en especial”(p. 303), Laura Escobari de Querejazu ha ampliado su margen de acción historiográfica. Consecuencia de ello es un texto complejo que hace girar en torno al niño abandonado y su tutela un cuantioso número de problemas.

3De ellos quisiera citar en primer lugar los relativos a la relación existente entre las instituciones benéficas privadas, el Estado y la alcaldía de La Paz. Su interacción respecto a la salud pública –higiene, control de enfermedades y vagancia– resalta cómo las medidas privadas, estatales y municipales afectaron al cambio de costumbres, generaron resistencia social –en especial, entre la población indígena– y contribuyeron a los cambios urbanos. En segundo lugar, figura el tema del conflicto entre Estado e Iglesia. La dicotomía entre la caridad católica y la solidaridad laica y la consecuente rivalidad en términos de poder y de control de la población se ejemplifica en la supervisión del trabajo religioso por instancias civiles nacionales y municipales como ilustra, por ejemplo, el caso del pleito de las monjas de la Providencia y las Hijas de Santa Ana. En tercer lugar, destaca el tema de la incidencia de los prejuicios sociales en la selección y tutela de los huérfanos que hace referencia al proceso de construcción histórica de la moralidad y del sentido de la caridad. Y en cuarto lugar está la consideración del orfanato como un núcleo de futuras redes sociales que además de tener una aplicación política de cooptación clientelar partidista, determinan el ascenso social de los huérfanos.

4A esas temáticas referenciales se unen las relativas al laicismo, al entendimiento social y de clase de la pobreza, a la visión de la caridad como prestigio social y la filantropía, como adelanto social y a la movilización de la sociedad civil a favor del menor a través de los bailes, las tertulias, los congresos o la prensa. Respecto a esto último, dado que la mujer es un agente central en tales actividades, Laura Escobari de Querejazu resalta la estrecha relación entre la protección de la infancia y la emancipación femenina. En este sentido, Mentalidad social y niñez abandonada. La Paz, 1900-1948 es libro sobre cómo la liberación de la mujer transforma el tratamiento público del menor abandonado y de cómo la problemática de éste permite la irrupción de la mujer en el espacio público. Cuestiones que también muestran la persistencia de la nitela masculina sobre la mujer que actúa fuera de casa expresada en la constante supervisión de la que son objeto sus acciones por las instituciones con las que ella colabora o en las que trabaja. Pese al mantenimiento de relaciones de subordinación entre géneros, lo subrayable en torno al tema de la beneficencia y la orfandad infantiles son los cambios que su desarrollo provocó en el uso de los espacios públicos y en los actores sociales afectados.

5Por todos los temas tratados, por la vinculación entre ellos y por la diversas interrogantes que quedan abiertas acerca de la interacción elites-Estado-sociedad y de los parámetros de civilización y progreso nacionales, esta investigación sobre la historia y categorización de la infancia abandonada y sobre la actitud de los contemporáneos, al respecto es un estudio sobre el cambio social y sobre las transformaciones institucionales y legales que conlleva. La impresionante y hasta ahora inexplorada documentación que le acompaña permite catalogarlo como un necesario y fructífero esfuerzo para ampliar el horizonte historiografía) boliviano.

© Institut français d’études andines, 2009

Conditions d’utilisation : http://www.openedition.org/6540