Version classiqueVersion mobile

El tour de Francia (1843-1844)

 | 
Flora Tristán

Prefacio

Gaby Cevasco

Texte intégral

1El Centro de la Mujer Peruana Flora Tristán y el Fondo Editorial de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos nos hemos planteado como objetivo publicar las obras más importantes de Flora Tristán para presentar al público del Perú de hoy las ideas transformadoras de esta mujer, precursora del feminismo y del socialismo. El primer libro publicado fue Peregrinaciones de una paria (2003). En esta ocasión presentamos El Tour de Francia, primera edición en español, tarea en la que hemos contado con la colaboración del Instituto Francés de Estudios Andinos (IFEA) y de la Embajada de Francia en el Perú. En el futuro, esperamos continuar con la publicación de nuevos títulos.

2Flora Tristán se adelantó a su tiempo al asumir la empresa de luchar por un futuro diferente para los desposeídos, especialmente las mujeres y la clase trabajadora. Anticipándose a Marx y Engels, planteó en su obra La Unión Obrera la necesidad de una organización partidaria de los trabajadores y el reclamo por los derechos de las mujeres. A partir de denunciar la situación de postergación e injusticia que compartían los miembros de ambos grupos, hizo ver la necesidad de su alianza: las mujeres solas no podrían cambiar la sociedad y ningún movimiento obrero sería exitoso sin la participación de las mujeres.

3Flora Tristán unió sus ideas socialistas y feministas, pero han sido especialmente estas últimas las que le han dado un lugar permanente en la historia del pensamiento por un cambio social. Ideas y utopías que nacieron de su propia experiencia de vida, y que contínúan inspirando al movimiento internacional por la igualdad de las mujeres, y dentro de él al movimiento feminista peruano.

4A lo largo de su vida, y a partir de sus propias vivencias, Flora Tristán comprendió que la mujer no tendría una vida digna sin libertad e independencia. Y fue este deseo de libertad el que la condujo a cuestionar y enfrentar a una sociedad regida por el Código napoleónico, en el que la mujer era considerada una permanente menor de edad que requería la protección del padre, del hermano o del esposo; no existía el divorcio y procedía la separación sólo si era consentida por el cónyuge. Su oposición a esta sociedad significó para Flora vivir fuera de la ley, huyendo de un esposo que la persiguió, que la denunció, la llevó a la cárcel y le disparó, hiriéndola con una bala que se alojó en su pecho para siempre, y que fue devorando lentamente su vida. Desde entonces, gracias a la lucha de mujeres como Flora, mucho se ha avanzado en el acceso a la libertad y a los demás derechos para las mujeres, pero aún persisten obstáculos que impiden que disfruten de ellos plenamente y tengan un mayor protagonismo en la historia de los países; asimismo, que haya una equidad entre su aporte al país y su presencia en los espacios de decisión política. Y en este proceso, la voz de Flora Tristán continúa vigente.

5Flora Tristán hizo de su condición de vida la fuente a partir de la cual abordar las distintas expresiones de marginalidad que vivían las mujeres en su tiempo: su situación de hija ilegítima, de pobreza, de haber llegado a un matrimonio que fue infeliz y violento empujada por la miseria y por una madre que no veía perspectivas para ella en esa sociedad. Es decir, Flora Tristán, allá en el siglo xix, transformó lo personal en político al convertir cada episodio de su existencia en una demanda y en la inspiración para construir su propuesta utópica, expresada en La Unión Obrera. Con este pequeño libro —como ella lo llamaba—, Flora viajó por diversas ciudades de Francia, buscando la integración de los trabajadores en esta Unión. Dicha experiencia, que Flora esperaba llevar a otros países de Europa, es la que presentamos en este libro. Como todo personaje que trasciende su propia existencia, la propuesta de Flora Tristán es universal: busca la unión de todas/os las/os excluidas/os: las mujeres, los obreros, artesanos, campesinos... como hoy lo propone el feminismo de la democracia radical.

6La obra escrita de Flora Tristán es, a la vez, desafío y utopía. El acto mismo de escribir se realiza como expresión de rebeldía y al mismo tiempo de revelación. Flora se dirige a sus lectoras/es como cómplices y aliados en un triple acto: el de confesar la verdad descarnada; el de desmontar la imagen que ha construido de sí misma a través de esta verdad, pues ha actuado obligada por la sociedad para poder sobrevivir; y, finalmente, convencer a ese/a lector/a de la urgencia de transformar esta sociedad cruel, injusta y deshumanizada.

7Flora Tristán asoció la emancipación de las mujeres a la tarea de construir un entorno capaz de garantizar los derechos civiles y políticos. Tal como lo afirma el movimiento feminista, lo que no es bueno para la democracia no es bueno para las mujeres, pues sólo en el marco del estado de derecho es posible la construcción de la igualdad y la equidad para las/os ciudadanas/os. Por ello, Flora planteó como aspecto fundamental, para una convivencia justa, la participación efectiva de la ciudadanía y la exigencia de rendición de cuentas por parte de aquellos que administran el poder.

8La actualidad de Flora Tristán también se revela en sus planteamientos relacionados con la pena de muerte y su oposición a ella. En la insistencia sobre la educación como la herramienta hacia el progreso y a la real ciudadanía de mujeres y hombres. Al avizorar la importancia del periodismo para un pueblo informado. Flora Tristán fue de las primeras en resaltar como un aspecto enriquecedor la diversidad cultural de las poblaciones americanas, y de la peruana en concreto, así como la necesidad de respetar los derechos de cada una de estas identidades.

9Todos estos aspectos expresan la vigencia de la obra de Flora Tristán y la importancia de llevar a las jóvenes generaciones una literatura que estamos seguras/os será fuente de inspiración y de fortaleza, como lo fue para las mujeres que construyeron el feminismo, la revolución más importante del siglo xx, y que hoy continúa en su lucha por hacer realidad la igualdad y la justicia para todas/os.

Auteur

Centro de la Mujer Peruana Flora Tristán

© Institut français d’études andines, 2006

Licence OpenEdition Books

Cette publication numérique est issue d’un traitement automatique par reconnaissance optique de caractères.

Acheter

Rechercher dans OpenEdition Search

Vous allez être redirigé vers OpenEdition Search