Version classiqueVersion mobile
OpenEdition Books

Noticia y proceso de la Villa de San Felipe de Austria. La Real de Oruro

 | 
Adolfo Mier

Tomo I

A Oruro

Homenaje al protomartir

Texte intégral

DON SEBASTIAN DE PAGADOR CORO

¡Orureños! Que viva Bolivia!
El valiente sagaz Pagador,
Viva el 10 de Febrero, por siempre,
Las ideas de Pátria y honor.

  • 1 mitas, repartos.

"¡Nuestros padres abyectos esclavos!
¡Conquistada la Pátria nativa!
Soportamos los pechos las mitas1
Humillada la frente altiva".

  • 2 Encomiendas, pechos, & fueron el signo de la abyección que sufrieron los americanos.

"Encomiendas, repartos sufrimos2
Abyección, ignorancia supina,
Embutidos en minas profundas,
Como béstias de carga morimos".

Pagador así dijo al pueblo,
Y le dijo aún más á la par:
"¡Orureños, valientes luchemos,
¡Seamos libres, tengamos hogar".

Conocido es yá el martirio
Que este pueblo valiente sufrió,
Con un viva á tí ¡Libertad!
La protesta de Oruro se oyó.

Libertad, esclamando gozosos
Pagador, los Rodríguez y Herreras;
Casi todos, mujeres y niños
Ofrecieron sus vidas gustosos.

Consumada quedó la protesta,
Sin que nadie su sangre escatime;
E iniciada la idea sublime
De tener libertad é igualdad.

Ensalcemos los nombres queridos
De Bolivia, de Oruro á la vez.
Recordando sus fechas exelsas
Trasmitidas á siglos tal vez.

Sebastian Pagador es el nombre
Del insigne patriota que dió
De civismo el sublime ejemplo
De morir por el bien que legó.
Oruro, 10 de Febrero de 1887.
Adolfo Mier.

A PAGADOR. (Canción). CORO

Bravos hijos del grande Sajama
Bendecid de los libres ¡a tierra;
Y al clamor de conquistas y guerra
De la patria en defensa corred.

El pendon nacional levantando
El hogar orureño enzalsemos;
Y con fé sostener ya juremos Libertad, unión é igualdad.
De los héroes que nos enaltecen,
Pagador coloso és de los Andes,
Del honor adalid cual los grandes;
Hoy su gloria patriotas cantad.

A Bolívar y Sucre que nos dieron
Los laureles de la independencia;
De alcanzamos dejó la evidencia
Con su heroismo el titan Pagador.
Su martirio és la gloria de un pueblo;
Se dilata y jamás se deprime;
Pues que, grande glorioso y sublime
Es morir por la patria y el honor.

Ensalsad de febrero la gloria,
Entusiastas cantando el heroisno;
Llenos siempre de ardor y civismo
Conservemos la paz y la unión.
Gloria! á tí valeroso y leal Pueblo
Salvador de las instituciones
Que dijiste: á tus grandes campeones:
Muertes mil preferid al baldon.

Salve, á tí Pagador noble atleta;
Que por dar libertad fuiste grande;
A tu gloria que el tiempo ya espande
Soez envidia quizá contrarió.
Más, sublime tu musa entusiasta
Se elevó majestuosa al Sajama;
Y de allí ya el clarin de la fama
Tus hazañas al mundo anunció.

Tú dijiste años antes que Francia,
Del honor en las santas contiendas:
"Dad gustosos las vidas y haciendas,
Por la patria y por la libertad".
Tu valor y civismo hoy se admira;
Tu consigna es señal de victoria;
Bravos hijos del grande Sajama,
Bendecid de los libres la tierra;
Y al clamor de conquistas y guerra
De la patria en defensa corred.
Oruro, febrero 10 de 1887.
Isauro Sotomayor.

SEBASTIÁN DE PAGADOR

En el templo sagrado que se alza
Por los pueblos, en premio al heroismo;
Hoy; tu nombre, tu excelso civismo
Del Sajama los hijos ensalzan.

Mas si hay uno, que ingrato te olvida
Y tu nombre escarnece un instante
Despreciadlo! pues eres gigante
Y al insecto tu planta domina.

Pagador, nombre augusto del mártir
Que su pecho entregara al acero,
No lo olvida este pueblo sincero;
No lo olvidan tus hijos jamás.

Libertad por dejarnos moriste,
Libertad, fué tu lema sagrado!
A la patria una gloria has dejado
A ella libre, tu nombre bendice.
Oruro, febrero 10 de 1887.
Julio Montealegre.

A SEBASTIAN PAGADOR

El reloj del tiempo, hoy dia, nos convoca,
A celebrar las glorias de un patriota;
De "Pagador", que, en época remota,
Obtuvo una titánica reacción.
Justo es el homenaje que merece,
Y el pueblo todo debe consagrarle:
Sus pujantes hazañas encomiarle,
Con merecida y práctica ovación.

Fué pues: el primer héroe demócrata,
Que inició la bella Independencia:
Poniendo á dura prueba su existencia,
Resuelto proclamó la Libertad.
Desde entonces las leyes renacieron
Y tambien los derechos oprimidos
Durante tantos siglos sometidos
A la más absoluta potestad.

¡Loor! al infatigable y leal soldado,
Génio inmortal de nobles convicciones;
Coloso fundador cuyas lecciones,
Servirán para el bien del porvenir.
Cumpliéronse sus altos pensamientos;
A costa, si, de sangre derramada,
En quince años de lucha encarnizada
Que logró, la constancia, definir.

¡Salve! grandioso 10 de Febrero,
Solemne fecha que recuerda Oruro;
Do "Pagador", con patriotismo puro,
Defendió la gran causa Nacional
Y ayudado por fieles compañeros,
Los Rodríguez, Herreras Montecinos,
Galleguillos, Menacho y otros vecinos
Nos legaron, un tímbre, escepcional.
Oruro, Febrero 10 de 1887.
A. Navarro.

A SEBASTIAN PAGADOR

El jigante Sajama ostenta
En su cumbre este grande letrero:
"Pagador el dia diez de Febrero
En Oruro gritó- Libertad!!
Protestando morir en martirio,
Por legar presuroso al suelo,
Que de cuna le dió el gran cielo,
Una patria con paz é igualdad."

Libertad es el grito sublime
De los hijos del bello Sajama:
Es el eco del viento que brama
En sus campos de cruel soledad.
Libertad es la luz que de Oruro
Pagador de su tumba ilumina
A los Andes del cielo fulmina
Broncos truenos que dicen: "Lealtad".

Pagador!! si tus hijos con velo
Del olvido cubrieron tu gloria:
Inmortal es tu nombre en la historia
De la patria que vió tu sufrir.
El Sajama, que es tu mausoleo,
Esculpida por dioses presenta
Una lápida, donde se ostenta
Tu civismo, que te hizo morir.
Oruro 10 de Febrero de 1887.
Constancio Renjel

AL 10 DE FEBRERO

I

Fecha que recuerda el dia
En que un lauro consiguieron
Los que con valor murieron
Por dejarnos libertad.
Día de inmensa ventura
Para un pueblo valeroso
Que con brazo poderoso
Combatió la adversidad.

Pagador, Menacho, Herrera,
Galleguillos y Rodríguez,
Montecinos ¡Por mil siglos
Vuestros nombres vivirán!
Y los hijos del Sajama
Llevarán siempre en su seno,
Esos nombres, con respeto,
Cual sagrado talisman.

Loor eterno á esos bravos
Cuyos nombres en la historia
Los gravamos, pués que gloria
Nos dió su noble valor,

Y por ellos hoy vivimos
Bajo un cielo de ventura,
Y lucha ¡horrenda impura!
Ya no vemos en rededor

II

A los rayos de un sol de progreso,
Bajo un manto de paz alagüeña,
Ya la patria Contempla risueña
A sus hijos gozar libertad.
Y la guerra, fantasma sombrío
Está oculta en el turbio pasado,
Hoy, Oruro festeja extasiado
Esa aurora de felicidad.

La razon ilustrada, disipa
Esas sombras, llamadas motines
Y los libres dedican festines
A ese triunfo que brinda la paz;
Ahora vemos doquier el progreso
A los sables remplaza la sierra;
La Industria sucede á la guerra
Y todo un pueblo celebra esa paz.

Dura roca sepulta esos lobos
Que de sangre llenaron la tierra
No hay tiranos! y así no hay más guerra,
Pues ya aquesta dejó de existir;
Más, si aún quedan los campos de sangre.
Porque aún sigue usurpando el malvado.
Pelearemos, oh! patria y que el hado
Nos dé triunfo y dichoso vivir.
Oruro, Febrero 10 de 1887.
Augusto Pórrez

LA PATRIA DE PAGADOR. [Al noble pueblo de Oruro.]

Sobre una basta llanura
De la altiplanicie andina
Se alza soberbia y divina,
Una virgen noble y pura
Dotada por la natura
Con rico suelo minero;
Dó el manso Desaguadero
Sus limpias aguas derrama
Y dó el nevado Sajama
Retrata su reverbero.

Ella fué la hermosa villa
Que dió renombre y honor,
A su noble fundador
Manuel de Castro Padilla;
Siempre heróica aunque sencilla.
Luchó con sacro valor
Sin que la inquiete el furor
De la régia magestad,
Cuando gritó- Libertad
El heróico Pagador...

Aún el viejo Continente
No soñaba en su egoismo,
Con el grande cataclismo
Que estallaría rujiente;
Ni la Francia prepotente
La predilecta de Marte,
Plantó su bello estandarte
De la Bastilla en el muro.
Que era del Rey el seguro
Inespugnable baluarte.

Ni el soberano de España
En cuyo reino creía
Que el sol jamás se ponía,
Pensó que una fuerza estraña
Se iba á oponer á su zaña
Que sembró doquier el mal,
Y en su suerte sin igual
Aquel monarca maldito,
Aún gozaba en el delito
Desde su fuerte Escorial.

Y la América aún dormía
De la esclavitud el sueño
Sin sospechar el empeño
De matar la tiranía;
Aún pensaba que aquel dia
Muy lejano se mostraba,
Y así el yugo soportaba
Con triste resignación...
Más su tierno corazon
No dormía, palpitaba.

Palpitaba y su latido
Lleno acaso de dolor,
Lo tradujo Pagador,
El genio puesto en olvido,
En el primer estallido
Contra el despotismo duro;
Y así con brazo seguro
De guerra el pendon levanta
Y lanza á una lucha santa
Al noble pueblo de Oruro

Víctima de su osadía,
De su valor portentoso,
Cayó el soberbio coloso
Retando á la tiranía;
Más en su triste agonía
Al doblar la mustia frente,
Dió el ejemplo á un continente:
Que debía preferir
Morir, mil veces morir,
A no ser independiente.

Pasó el tiempo y semejaba
Que esa voz quedó extinguida
Y en el silencio perdida;
Empero la noble esclava,
Lista, ya solo esperaba
Que Chuquisaca valiente
Diera el grito prepotente,
Para seguir con valor
Las huellas de Pagador
Y así alzarse independiente.

Luchó: los pueblos erguidos
Con su heróica voz de guerra,
Conmueven toda la tierra
Y se aprestan aguerridos
A vencer ó ser vencidos;
Y animada su existencia
Con la fé de su creencia
Se lanzan con heroismo
Derribando el despotismo
A la voz de ¡independencia!

Y entre ellos con gran valor
Oruro busca el momento
De cumplir el testamento
De su padre Pagador;
E inflada en el amor
De la causa bendecida
Confunde su sangre y vida
Con la de los luchadores;
Vence con los vencedores,
Y con ellos es vencida.

Heroica en el campamento
Puesto la primera toma;
Lucha con Arce en Aroma.
Luego en Huaqui hace portento
De valor, y el desaliento
No le prueba ni la muerte,
Pues mientras más sangre vierte
Crece aún más su valentía;
Al peligro desafia
Y el peligro la vé fuerte.

Infatigable aguerrida
Oruro lucha doquiera
Cual numantina guerrera
Que si es mil veces vencida
Mil veces se muestra erguida;
Y no seja su heroismo
Hasta aquel momento mismo,
En que el héroe de Junín
Pone el más glorioso fin
Al Ibero despotismo.

Y hoy que Bolivia levanta
La frente noble y altiva,
Y á su gemir de cautiva
Reemplaza la voz que canta
La augusta libertad santa;
Hoy que en mil himnos de gloria
Recordamos la victoria
Que trocó nuestra desgracia
Con la augusta democracia
Orgullo de nuestra historia.

En el vasto panorama
De los pueblos bolivianos
Estrechados como hermanos
De amor pátrio por la llama
Que á todos ellos inflama,
Uno fuerte por la unión
Alza de pátria el pendón
Con brazo firme y pujante
Y es centinela jigante
Contra la torpe invasión.

Es su noble juventud,
Atleta del pensamiento,
Cuyo poder y talento
Y su cívica virtud
La transforman en alud
Contra todo retroceso:
Y de adelanto al exceso
Sube á las etéreas salas,
De su inteligencia en alas
Y en su cosmos de progreso.

Ella la ciudad central,
La soberbia fortaleza contra la inútil empresa
Del pirata criminal.
Que blandiendo su puñal
A nuestras fronteras toca.
Y en su vehemencia loca.
Como las olas del mar
Vá su poder á estalla
De Oruro contra la roca.

Ella la noble ciudad
En la que la tiranía
Solo encuentra su agonía,
Pues que forma su deidad
La patria y su libertad;
Por eso al ver su valor
Esclaman con santo amor
Y con ternura infinita
¡¡ Bendita seas bendita
Oh patria de Pagador!!
Sucre.—1896.
Benjamin Guzmán C.

A ORURO EN EL DIA DE SU GLORIA.

I

¡Salud ciudad heróica! que en medio del desierto
Altiva te levantas con noble magestad,
Contemplando tu suelo de caudales cubierto,
Brindándole al progreso, trabajo é igualdad

Del fondo de tus cerros rebosan las riquezas
Que el minero atrevido expota sin cesar
En vivo sepultado y haciendo mil proezas
Buscca con sus fatigas el pan para el hogar.

ORURO:— al que los siglos ufanos contemplaron,
Pronosticando al mundo tu grande porvenir;
Y sus blancas cabezas los Andes inclinaron
Formando una cadena que guarda tu existir...

II

En tanto que la Patria, por largo tiempo esclava,
Gemía entre las garras del ibérico leon,
En medio de su llanto la libertad clamaba,
Para aplastar por siempre la intriga y la ambición.

Llamó á sus dignos hijos, que nobles la rodearon,
Sus lágrimas bebiendo para adquirir valor;
Y todos en concierto en sus aras juraron
Romper esas cadenas ahogando al opresor...

III

Llegó el sublime instante, que el pueblo enfurecido,
Astillas hizo el yugo de régia potestad,
Y alzando el estandarte glorioso y bendecido
Se presentó á la lucha, gritando ¡LIBERTAD!

Y en pos de la victoria los héroes se lanzaron,
Siguiendo la divisa marcada en su pendón,

Y los campos de Aroma con su sangre regaron,
Del pueblo de Oropeza en fraternal unión.

Y enardeció la lucha con denuedo constante
Contra enemigo doble que quiso dominar,
Y rojo con la sangre el pabellón triunfante
Izaron de la Patria sobre el sagrado altar...

IV

Más: ¿Cuál ha sido el fruto de lucha tan sangrienta
En la que nuestros padres supieron sucumbir?
Hoy... la virgen Bolivia, contempla con afrenta
Su pasado glorioso, su oscuro porvenir.

Su nombre escarnecido, su manto desgarrado,
Su rico territorio presa de la ambición,
El libro de su historia con escarnio arrojado,
Y en la Patria imperando la infamia y la traición...

Los que hermanos nos llaman, burlones nos insultan,
Cantando nuestras glorias de Ayacucho y Junin,
Al darnos un abrazo con víl traición ocultan
Para asestar el golpe, la daga de Cain...

Uncidos nos llamamos al yugo del tirano,
Y en vez de formar patria de progreso y de paz,
Luchamos insensatos, hermano contra hermano
La deshonra arrojando del mundo ante la faz...

V

Más, vendrá un claro dia, que en el azul del cielo
Orgulloso se ostente el iris tricolor;
Entonces... ni un infame quedará en este suelo;
Y solo entonaremos himnos de paz y amor...

VI

ORURO: pueblo amado, dó mis padres nacieron,
Y ahora mismo contemplo ese sagrado hogar,
Aspirando las brizas que su cuna mecieron,
Con gratitud sincera te quiero saludar.

En esta inmortal fecha, grabada en nuestra historia,
Inclinando la frente con respeto y amor,
Al mirar que te cubren los lauros de la gloria,
Bendiciendo tu nombre, comparto de tu honor.

¡Salud, pueblo querido, de industria y de progreso,
En cuyo seno reina la unión y la igualdad;
Conserva siempre el lema donde se encuentra impreso
El sello sacrosanto de nuestra LIBERTAD!
Oruro, 10 de Febrero de 1908.
José Antonio RAMALLO.

***

LA FUNDACION DE ORURO

1Un dia como hoy 1o de Noviembre del año 1606, se fundó oficialmente la muy noble y muy leal Villa de San Felipe de Austria de Oruro, por el licenciado don Manuel de Castro y Padilla, Oidor en la Real Audiencia de la Plata.

2Hechos los pregones de estilo, se recibió el juramento del poblador. Se bendijo el estandarte, que fué de damasco carnesí; y en señal de pocesión se mandó alzar unos palos con que se hizo una horca, y en el uno de ellos hincó un cuchillo, que fué la espada del gran Capitan Gonzalo Fernandez de Córdova, y en nombre de su majestad eximió esta dicha Villa de la jurisdicción de la ciudad de la Plata; se señaló su jurisdicción y términos; se elijieron los Alcaldes ordinarios, el Alferes Real, Alguacil Mayor, Fiel Ejecutor, Rejidores, Escribanos, Alcaldes de la Santa Hermandad etc.

3Hoy es el aniversario de la vida espectable de Oruro.

4Le rendimos nuestro homenaje de gratitud, por que respiramos su aire libre y saludable, y gozamos del inestimable bien que se llama salud.

5Nos inclinamos reverentes ante esta tierra árida que nos sustenta; que bondadosa nos recibió en su seno, prodigándonos los tiernos afectos de madre.

6¿Qué madre, no es la mejor de las madres para su hijo?

7En este día en que la Iglesia cenmemora el triunfo de los héroes de la fé, que lucharon contra los atractivos de la voluptuosidad, contra los indignos medios que se emplean para obtener la grandeza, contra las seducciones de la lisonja, de la servil adulación, contra los rencores que origina la vil calumnia, la persecución injusta, la negra envidia, etc., cumplimos con el grato deber de recordar de los que tuvieron fé en la existencia y engrandecimiento de Oruro.

8Recordamos y ofrecemos á la memoria de la presente generación, el nombre del descubridor y poblador de San Miguel de Oruro, don Francisco de Medrano, en 1595.

9Recordamos del inteligente y simpático orureño don Juan Pelaez, que fué el primero que publicó en el periódico "El Tagarete" (1886) el acta de la fundación de Oruro, tomada del Libro de Actas del Cavildo de la Villa de San Felipe de Austria de Oruro", que dormía el sueño de la muerte entre los pergaminos del archivo del Tesoro público.

10Recordaremos tambien de Pagador y del virtuoso sacerdote Juan de Espinosa, cuyo nombre y méritos eran desconocidos.

***

Es cópia fiel de su original. F. JUAN DE ESPINOSA.

11(Sello) D.G. [Se conserva la ortografía].

12CÁRLOS IV. Hispaniar um Rex

13

14Un cuartillo.

15Sello cuarto, un cuartillo. Años de mil setecientos noventa y dos, noventa y tres.

16Señor Alcalde

17F. Felipe de Villagomez. Predicador General y Procurador de este Convento de N. P. S. Francisco de la Villa de Oruro, parezco ante la justificación de v.m. en forma de derecho y digo: Que habiéndose encontrado en los Archivos del oficio de Cavildo de esta Villa dos certificaciones auténticas de la muerte preciosa del Padre fray Juan de Espinoza, de mi sagrada comunidad con todas las circunstancias de su santa vida; pareciéndome muy necesario hacer manifiesta su vida y representar ante la Curia Romana, suplicó á la piedad de v.m. se sirva mandar se me dé un testimo autorizado en vastante forma de manera que haga fé en todos tribunales de las dos certificaciones que cito, concitación del Sindicado Procurador general, para seguir este asunto por su naturaleza de tan grave peso, y con este principio practicar las dilijencias que, conduscan á la declaración Pontificia de Beatificación de este varon Justo—Por tanto.

18A v.m. pido y suplico se sirva mandar que el presente escribano me dé á continuación de este escrito el testimonio que pido y para el efecto que solicito, en que reciviré merced con Justicia, y para ello etc. F. Felipe de Villagomez.

19(rúbrica)

20Oruro y Enero 11 de 793.

***

21Dése á esta parte los testimonios que pide con citación del Síndico Procurador General Castillo.

22Proveyó mandó y firmó el decreto antecedente el Señor Don José Mariano del Castillo, vecino y Alcalde Ordinario de segundo voto en esta Villa y su jurisdicción por su Majestad en el dia mes y año de esta fecha.–

23Ante mí Blas Mariano de Vargas Escribano de S. M. P. del G. y G. –Diligencia– en Oruro en dicho dia mes y año: yo el Escribano hize saber el decreto antecedente al R.P. Predicador General y Procurador del Convento de San Francisco F. Felipe Villagomez en su persona, doy fé Vargas.

24Citasion.– En Oruro en catorce dias del mes de Enero de mil setecientos noventa y tres años, yo el Escribano. Cité con el contenido del decreto antecedente á Don Gregorio de Aldave y Salamanca Procurador General en esta Villa, en su persona doy fé– Vargas.

25En cumplimiento de lo pedido y mandado en el decreto precedente; yo el Escribano hize sacar y, saque el testimonio de las dos certificaciones; cuyo tenor sacado á la letra es como sigue–

26Certificación– Los Escribanos que aquí firmamos, en cuanto podemos, y á lugar en derecho; Certificamos y Damos feé y verdadero Testimonio, como habiendo muerto, según se nos anotició ayer catorce del corriente á las ocho de la mañana el Padre Fray Juan de Espinoza Relijioso Sacerdote del Orden del Señor Seráfico San Francisco con la voz que se divulgó, de que su cuerpo se mantenía enjuto sin corrupción alguna, y despidiendo fragancia. Oy á cosa de las doce horas del día concurrimos en el de profundis de este conbento con el Jeneral Dn. Manuel de Herrera Justicia mayor, el Contador Dn. Joaquín de Careaga, Los Generales Dn. Antonio Collazos, y Dn. Juan Pérez Inclan, y otras varias personas que se hallaron presentes, y llegando el olfato á sus pies despedía Realmente un olor de Ámbar muy Rico, y Juzgando fuere aquello supuesto para certificarnos más del hecho, pedimos al Reverendo Padre Guardian le hiciere labar ambos pies, y de efecto se le labaron por dos Religiosos sacerdotes con Agua Caliente á toda nuestra satisfacción, con continuados refregones, y habiendo secado con un paño de manos, fué tanto el olor y fragancia que despedía, que exedió al antecedente; de lo que se certificaron todos los que van espresados, y otras muchas personas, y entre ellos tres Sacerdotes Clérigos que lo fueron Don Pedro Zeballos, Don Miguel Garavito, y Don Miguel Villarreal, Presbíteros.– Y pasando á reconocerle las manos, las hallamos tan suabes con los movimientos como de Bibo, y por consiguiente todo lo demás de su cuerpo.– Y llegando el olfato á la Boca del Cadáver, oídos, y Narices, no sentimos corrupción ninguna - Y para que de ello conste de mandato verbal de dicho Jeneral Don Manuel de Herrera, y pedimiento de dicho Reverendo Padre Guardian, Damos la presente en esta Villa de Oruro en quince dias del mes de Abril de mil setecientos cuarenta y seis años, siendo testigos los que van expresados.– Y en fee de ello, lo signamos y firmamos, en testimonio– "aquí dos signos" de Verdad.– Gaspar Hurtado de Villagomez Escribano de Cabildo y Público.– Antonio de Miranda.

27Concuerda este traslado con las dos certificaciones originales dadas al parecer por los Escribanos Gaspar Hurtado de Villagomes y Antonio Miranda que pasaron ante ellos, que están y quedan entro los autos y papeles de la correspondencia del Oficio del Cavildo, va cierto y verdadero, corregido, concertado á que me remito. Y para que conste en vista de lo pedido y mandado en el proveído antecedente. Doy este en Oruro en 17 dias del mes de Enero de 1793 años siendo testigos don Mateo de Acuña y Cabrera y Don Thomas Jfh de Montesano – En testimonio de verdad.– (signo).– Blas Mariano de Vargas Escribano de Cavildo y público de D. G.

***

GLORIAS DE ORURO

28En la vida de los pueblos hay hechos de importancia trascendental, cuya memoria se conserva al través de los siglos, constituyendo la inmortalidad relativa que circunda á las acciones heróicas, de una época, personificadas en un indivíduo.

29Es tendencia natural en la humanidad presta su admiración y gratitud á las acciones gloriosas que sobrepasan el límite de lo ordinario; es además acto de justicia.

30Obedeciendo á esos sentimientos naturales, en el dia en que se fundó oficialmente la Villa de Oruro, recordamos dos acontecimientos.

31La revolución del 10 de Febrero de mil setecientos ochenta y uno [1781] personificada en Sebastian Pagador, y sintetizada en esta proclama: "Amigos, paisanos y compañeros: Estad ciertos que se intenta la más aleve traición contra nosotros por los chapetones : esta noticia acaba de comunicárseme por mi hija: en ninguna ocasión podemos mejor dar evidentes pruebas de nuestro amor á la patria, sino en esta: no estimemos en nada nuestras vidas, sacrifiquemoslas gustosos en defensa de la libertad".

32¿En esa época, en aquellos tiempos, pudo haberse dado mejor forma al pensamiento dominante entre los hijos de Oruro? y no satisfecho con declaración tan explícita; según el Historiador, recordó las vejaciones que sufrían por el mal gobierno de los ministros del Soberano, los insoportables pechos, que con motivo de la guerra con los ingleses, se imponían á los pueblos, la odiosa exclusión á los americanos de los cargos públicos, y otras razones eficaces para conducir los ánimos al fin que se habia propuesto.

33El resaltado fué que el pueblo desconoció el derecho de conquista, la divinidad del Soberano usurpador, y proclamó los derechos del hombre, invocando patria y libertad.

34Qué magestuoso é imponente se nos ofrece Oruro en 1781.

35Es realmente el Primer pueblo salvador de las instituciones, como se le calificó por el Supremo Decreto de 8 de abril del 49.

36Tiene justo derecho á la inmortalidad.

***

37Otro acontecimiento que ha sido vencedor del tiempo y del olvido, es la preciosa muerte de Fray Juan de Espinoza, religioso del convento de San Francisco, que ya no existe.

38Ese suntuoso y sólido edificio que, parecía desafiar á los siglos, ha desaparecido; mientras tanto, la fama del virtuoso fraile Juan de Espinoza, principia á vivir, despues de más de un siglo.

39Si en elogio de Oruro hemos recordado, el nombre de Pagador, recordamos tambien el del humilde Fraile Juan de Espinoza, cuya beatificación se había solicitado.

40Publicamos á continuación documentos importantes que nos ha obsequiado el laborioso, hábil e intelijente médico doctor Valentin Abecia, á quien rendimos, con este motivo, el testimonio público de la gratitud de Oruro, cuyos sentimientos creemos interpretar, por haberle hecho conocer un documento que quizá hubiese sido víctima de las polillas.

41Ayer la ilustre Cochabamba rendía homenaje escepcional á la memoria de su dignísimo Obispo el doctor Granado, por sus virtudes.

42Sospechamos que así, parecido sería el que rindió Oruro en 1746, al humilde Fraile Juan de Espinoza.

43(De "El Ferrocarril" N° 18, de fecha 3 de noviembre de 1895).

¡GLORIA AL 10 DE FEBRERO DE 1781!

44Involuntariamente, se ofrece á la memoria el pasado de la que es ahora República Boliviana, al ver en el Calendario la fecha histórica 10 de Febrero.

45La afamada República de los Charcas; el Imperio de los Incas; los sangrientos combates entre éstos y los Collas, pasan como sombras fujitivas y se pierden en el largo período de tres siglos de dominación española.

46Los señores del suelo, envilecidos por la esclavitud, no dán señales de vida. Convertidos en béstias de carga, mueren estúpidamente en el laboreo de las minas; los mitayos no vuelven al infeliz hogar.

47Explotados por los corregidores y los curas, pagando el tributo, porque respiran el aire de su patria; soportando los repartimientos, las encomiendas, los pechos, las costumbres, de la idolatria, inventada por los párrocos en esa continuada borrachera de las fiestas; los infelices moradores de estas regiones, se confunden con el no ser: solo ofrecían el estertor de una prolongadísima agonía.

48En ese lamentable estado ocasionado por el terror, oyóse una protesta viril, confirmada con el martirio.

49Un pueblo pequeño por su número, pero inmenso por sus ideas, dice: La ocasión es propicia: no seamos por más tiempo esclavos, seamos libres, tengamos hogar: sacrifiquemos gustosos nuestras vidas en defensa de la patria por amor á la libertad. Y si hemos de morir en las minas como béstias de carga, de apires, muramos, peleando heróicos por la libertad de nuestros hijos."

50Las hondas, lanzan piedras. El estruendo de los mosquetes es acallado por el incendio, originado por las cestas de ají que se echaban á la casa de Endeiza, para contrarrestar con el humo á la acción mortífera de las balas.

51La locura patriótica triunfa del opresor.

52Con sangre heróica, escribióse en los anales de la Real Villa de San Felipe de Austria de Oruro, la fecha inmortal del 10 de Febrero de 1781.– Oruro es libre, respira el aire vivificador de la libertad. Depone la autoridad de la conquista; echa por tierra y pisotea el escudo de las armas reales; constituye, motu propio su Ayuntamiento; proclama á su Justicia Mayor, á los Alcaldes y Procurador General.

53El inmenso poder de la vastísima Monarquía, Española, circunda á Oruro como un mar de fuego.

54Las aguerridas huestes de Reseguin por el Sud, y los 15 mil soldados del Mariscal José del Valle por el Norte, los dos mil y tantos de Ayarza por el Oriente, converjen á Oruro, á castigar su inaudita aspiración: el gran crimen de haber defendido su libertad, su hogar.

55Oruro presencia la muerte de sus hijos, la confiscación de sus bienes, el arrazamiento de sus casas sembradas de sal, el destierro de sus ricos criollos, que no volvieron más, porque murieron en las "Cárceles de Oruro", en Buenos Aires, despues de una prisión de 19 años.

56Las ideas de patria y libertad, lanzadas desde esta altura, por el pueblo heróico de Oruro, confirmadas con su heroico martirio, fueron escuchadas en todo el Continente: no fueron ahorcadas, no murieron.

57La patriótica trajedia del 10 de Febrero, demostró que los conquistadores no eran inmortales ni inconmovible el trono de los Reyes de España; dió origen á las aspiraciones de la independencia americana, que ahora es un hecho.

58Esa aspiración de locos, parecía en esos tiempos de imposible realización.

59Los ricos criollos de Oruro manifestaron que no era imposible dar muerte á los opresores.

60Iniciada la lucha, el éxito debió coronar tarde ó temprano, la causa del derecho, de la justicia.

61¡Gloria á Oruro!– La saludamos emocionados de respetuosa gratitud en la fecha de su inmortal iniciativa.

62Oruro, 10 de Febrero de 1894.

***

63(De "El Americano" N° 37, de fecha 10 de Febrero de 1894.)

***

NOTA.

64"La Relación Histórica" de los sucesos acaecidos en Oruro el diez de Febrero de 1781, el "Informe del Consejo de Indias al Rey" sobre la sublevación de Oruro el 10 de Febrero de 1781; la "Carta del Governador Dn. Juan del Pino Manrique al Exmo. Sor. Dn. José de Galves, informando con documento, el mérito contraido por José Manuel Montecinos, escribano de la misma Villa en la sublevación de Oruro, fechada en Potosí el 16 de Agosto de 1784, copia obtenida del Archivo General de Indias N° 11, así como algunas tradiciones, referentes á Oruro, se reservan para el tomo segundo.

65Oruro, 10 de Febrero de 1909.

66Adolfo Mier

***

Notes

1 mitas, repartos.

2 Encomiendas, pechos, & fueron el signo de la abyección que sufrieron los americanos.

© Institut français d’études andines, 2006

Conditions d’utilisation : http://www.openedition.org/6540

Acheter

Volume papier

amazon.fr