Version classiqueVersion mobile
OpenEdition Books

Pensar el otro

 | 
Patrick Deshayes
, 
Barbara Keifenheim

Segunda parte. El otro aliado, el otro conjunto, el otro de dentro

Capítulo VII. El sí y el otro de dentro

Texte intégral

1Hemos descrito las tres grandes divisiones de la sociedad Huni Kuin. La primera división separa la sociedad en dos grupos tan diferentes que podríamos imaginar que se trata de dos comunidades distintas. Esto es realmente exagerado pero es cierto que los Inubake y los Duabake se consideran muy diferentes. Los Inubake dicen que antes de la etapa actual de la creación todos los hombres eran Inu; mientras que los Duabake afirman que ha transformado a los hombres en animales un rechazo de alianza y que es un Duabake el que está en el origen de los Huni Kuin. Los mitos que se cuentan se interpretan de manera diferente según que quien los cuenta sea un Inubake o un Duabake.

2Pero estas diferencias lejos de oponer las dos mitades fundamentan su complementariedad. Las diferencias de unos y otros se apoyan en que cada uno posee una mitad de todo lo que es vital para el grupo. El matrimonio, con su mecanismo dictado por la exogamia, define la alianza como relación de vida del grupo entero. Es, según la expresión de P Clastres, lo que define la comunidad como un nosotros colectivo. Este nosotros colectivo supone la diferencia y la alianza y no la reducción unitaria que los borraría. Las alianzas se apoyan al inicio sobre una constante: la existencia de un Otro diferente. Antes de concebirle como aliado conviene admitir al Otro como diferente del Sí. Esto es precisamente lo que hace la sociedad Huni Kuin como muchas otras sociedades indígenas. A partir de este momento el Otro y el Si no connotan pues, como dice R. Jaulin, la Nada y el Todo. El Si y el Otro son complementarios y definen un tejido relacional dando una cohesión al grupo sin tener que recurrir para mantenerse a la coerción. Nos parece que antes de referirse a una posibilidad de medida, el Si y el Otro se distinguen en la afirmación de sus diferencias y de sus especificidades.

3Por eso, antes de hablar de matrimonio y alianzas, etc., conviene decir lo que conocemos de los Inubake y de los Duabake sobre lo que se apoya la primera concepción del Sí y del Otro. Ciertamente no existe una mitad del “Sí” y una mitad del “Otro”. El Otro y el Si, al ser conjuntos definidos relacionalmente, se constituyen solamente en las relaciones recíprocas. Así, cada miembro de una mitad es para otro miembro de esta misma mitad alguien del “Sí”, mientras que es alguien del “Otro” para un miembro de la segunda mitad. El sistema Si / Otro en el sistema de los Huni Kuin se constituye con las mitades totémicas exógamas y define el sistema de las relaciones sociales según los individuos sean Inubake o Duabake, hombres o mujeres, del mismo grupo generacional o no.

© Institut français d’études andines, 2003

Conditions d’utilisation : http://www.openedition.org/6540

Acheter

Volume papier

amazon.fr