Vous l’avez sans doute déjà repéré : sur la plateforme OpenEdition Books, une nouvelle interface vient d’être mise en ligne.
En cas d’anomalies au cours de votre navigation, vous pouvez nous les signaler par mail à l’adresse feedback[at]openedition[point]org.

Précédent Suivant

Capítulo 8. Aproximaciones a la identificación de la actividad económica de San Carlos de Bariloche

p. 201-228


Texte intégral

8. 1. Introducción

1La identificación de la base económica de San Carlos de Bariloche (scb) ha sido una preocupación constante de la comunidad, ya que constituye un instrumento indispensable para la toma de decisiones públicas y privadas. Sin embargo, la carencia de información sistematizada y de rigurosidad metodológica plantea obstáculos significativos a la hora de contar con dicho instrumento. El presente trabajo pretende aportar a la mejor comprensión de diversas dificultades asociadas al estudio sistemático sobre las características económico-sectoriales de la localidad.

2scb es una de las 34 ciudades intermedias de la Argentina.1 Asimismo, forma parte de un país clasificado en la trampa de países de ingreso medio (Kharas y Gill, 2015; Paus, 2014; Kozulj, 2017). Este hecho conlleva fuertes incentivos para hallar propuestas que puedan dar lugar a un desarrollo sostenible de la ciudad, en tanto que la economía local es altamente dependiente de la evolución económica nacional, regional e internacional. En tal sentido, la necesidad de identificar la composición de la actividad económica ha sido un punto inicial que luego se vinculó con dos iniciativas importantes para el futuro de scb. Una de ellas ha sido la construcción de escenarios para el prediseño del Parque Industrial y Tecnológico y la otra fue la elaboración del Plan Estratégico de Turismo Sustentable para la ciudad (Kozulj, 2016b, 2018a). Esto se complementa con el desarrollo teórico-conceptual realizado en torno al problema de inserción laboral de sectores de bajos ingresos que permite proponer e integrar dicho problema al de la creación de cadenas de valor vinculadas a la sustentabilidad integral de la ciudad. Este incluye temas de hábitat, mantenimiento urbano, infraestructura y equipamientos menores como actividades capaces de crear empleos para una porción de la población con una débil inserción en el tejido productivo formal (Kozulj, 2017).

3Los objetivos particulares del trabajo son dos. En primer lugar, se busca visualizar problemas tales como la percepción favorable o no de la población residente respecto a la actividad turística, la importancia de dicho sector y su impacto económico sobre otras actividades económicas. También su visión sobre la exposición a la vulnerabilidad de ingresos y empleos ante situaciones y eventos de orden macroeconómico nacional, internacional y natural. Finalmente, su posición en relación con las características particulares del empleo público tratándose de una zona de frontera y el peso del sector científico y tecnológico, entre otros. En segundo lugar, se propone aportar a la comprensión sobre la posible diversificación de la economía a partir de un conjunto de actividades factibles de ser desarrolladas en este territorio, conjuntamente con la identificación de estrategias para fortalecer las existentes.

4El capítulo se organiza de la siguiente manera. En la sección que prosigue (segunda) se describen ciertos aspectos metodológicos. En la tercera sección, se presenta la caracterización económica de la ciudad a partir de los resultados obtenidos, sus limitaciones y los desafíos que restan para lograr tener mediciones periódicas que permitan contribuir a monitorear e interpretar el comportamiento económico de aquella y también el alcance de las propuestas para diversificar su economía. Se finaliza con las conclusiones a modo de reflexión.

8. 2. Aspectos metodológicos

5El Producto Bruto Geográfico (pbg) se mide, en términos generales, como la suma de los valores agregados generados por las unidades productivas residentes en un territorio económico dado y en un período de tiempo determinado. A su vez, el Valor Agregado de una rama de actividad se calcula, habitualmente, por el enfoque de la producción. Es decir, como la diferencia entre esta y el consumo intermedio de los establecimientos productivos de esa rama. En el caso de la medición del pbg de Río Negro, ha habido cambios significativos en la metodología utilizada, además de ciertas discontinuidades marcadas en la publicación de las series (deyc-rn, 2017).2 En pocas palabras, el pgb sería un indicador sintético ideal del esfuerzo productivo realizado en el territorio. Sin embargo, no es posible inferir de la medición del pbg provincial, el peso de la actividad de scb, ni su estructura. Incluso existen razonables dudas respecto a si las principales variables que la medición del pbg provincial utiliza respecto a esta ciudad sean suficientes para medir correctamente la evolución de dicho indicador a nivel provincial. Esto se debe a que el indicador utilizado se reduce a la evolución del número de turistas que anualmente arriban a scb. Sin embargo, tal limitación choca con muchos otros factores que la investigación realizada ha mostrado como relevantes. Por caso, no solo importa el número de turistas, sino también el nivel de su gasto, como así también el impacto indirecto de esta actividad sobre el comercio, servicios, construcción, entre otras.

6En tal sentido, esta línea de investigación retoma las pautas metodológicas de trabajos previos (Kozulj y otros, 1995). Dicha pauta implica identificar de un modo aproximado el valor bruto de producción de la ciudad por sector de actividad y también establecer ciertos comportamientos de estacionalidad que dan cuenta de las fluctuaciones que diversos indicadores registran en distintos meses del año y que afectan al empleo y su calidad, entre otras variables. El trabajo ha consistido en lograr una visión integrada de la composición de las actividades desarrolladas en scb a través de indicadores como ventas y empleo, bases sobre las que luego debería poder ser estimado el pbg si se dispusiera de coeficientes confiables de relación entre el valor de producción y el valor agregado.

7Para alcanzar los resultados obtenidos, ha existido un esfuerzo previo a través de la implementación del Sistema Integrado de Información Económica Local (siel), realizado por la Dirección General de Información y Tecnología de la Municipalidad de scb (mscb). Sin este avance, la tarea realizada hubiera exigido un esfuerzo mucho mayor.

8De este modo, lo que se ha hecho fue procesar los datos de ventas por sector de actividad para un período de treinta meses entre 2013 y 2015, estimar por separado el valor de los salarios del conjunto de las instituciones del sector público en todas las jurisdicciones pertinentes con base en datos del anses e incluir una estimación de otras actividades como las de la construcción y el empleo doméstico sobre la base de los datos de la Encuesta Permanente de Hogares (eph) de 2015, de la que no hubo luego ya continuidad. Los datos obtenidos responden al mismo intento realizado en 1995 de integrar datos de diversas fuentes para obtener una fotografía del nivel de ventas y empleo con sus correspondientes variaciones estacionales.3

8. 3. Caracterización económica de la ciudad: empleo y valor de la producción bruta

9scb se presenta aún como una ciudad predominantemente turística, siendo el tercer destino nacional. El número de arribos se ha incrementado entre 1962 y 2018, aunque no sin fluctuaciones y una clara tendencia hacia una meseta. Actualmente, esta se ubica en unos setecientos mil arribos por año con máximas de hasta poco más de ochocientos mil y mínimas del orden de los quinientos mil. Períodos de bonanza internacional y nacional han marcado las tendencias ascendentes, mientras que las reversiones del ciclo económico y ciertos eventos naturales han impactado para dar cuenta de los registros de menores arribos (véase figura 8. 1). A su vez, y para el período del que se disponen de datos depurados de ventas y estimaciones del gasto medio por tipo de turistas (2013-2016), se puede afirmar que cerca del 15 % de los visitantes han sido extranjeros (9 % de provenientes de países limítrofes, 6 % del resto del mundo), mientras que el 85 % restante provino de distintos puntos del país. Asimismo, cifras más recientes señalan que hacia 2019 la proporción de turistas extranjeros habría crecido representando cerca del 25 %.

Figura 8. 1. Estimación del ingreso anual de turistas 1962-2018

Image

Fuente: estimaciones propias sobre la base de la Secretaría de Turismo de la mscb.

10A pesar de lo dicho anteriormente, cuando se comparan los arribos mensuales de turistas con respecto a la población residente se observa que dicha relación ha sido tendencialmente decreciente (véase figura 8. 2).

Figura 8. 2. Arribo total anual de turistas respecto a la población estimada 1962-2018

Image

Fuente: estimaciones propias sobre la base de indec (censos poblacionales 1942-2010), Secretaría de Turismo de la mscb.

11La alta dependencia de la economía local respecto de la actividad turística redunda en una creciente vulnerabilidad. Las fluctuaciones de la política macroeconómica nacional y los cambios de la economía mundial, así como las contingencias propias de la naturaleza, se suman a la estacionalidad típica de la actividad turística.4 Esto significa que es predecible un incremento en la vulnerabilidad de la economía local y que, para poder tener una idea aproximada de ella es necesario indagar simultáneamente tanto acerca del peso real de la actividad turística, incluida una aproximación de sus impactos multiplicadores, como poder visualizar también nuevas alternativas de desarrollo local estén o no vinculadas al turismo, pero que sean compatibles con ella.

12A diferencia de lo que asume la metodología de cálculo del pgb de Río Negro, el mero número de arribos o visitantes no resulta un indicador suficiente para inferir cómo impactan ellos sobre la economía local. Por ejemplo, cuando se considera el impacto de la actividad turística expresado en términos de fluctuaciones del empleo privado registrado, se tiene que la principal variable explicativa resulta ser el gasto de los turistas y no el número de arribos. Es decir que desde el punto de vista de generación de empleos no solo es necesario pensar en incrementar el arribo del número de turistas, mejorar el factor de utilización de la capacidad instalada en toda clase de alojamientos turísticos, sino también en que esto vaya acompañado de un mayor nivel medio del gasto que cada visitante realiza. A modo de ejemplo para el periodo 1997-2015, la variabilidad explicada del empleo total registrado por los arribos de turistas, controlando por la incidencia de las temporadas, es del 32 % (R2), mientras que cuando se utiliza como variable explicativa las ventas de la industria del turismo este guarismo es de 36 % (véase la tabla A 1 del Anexo, Modelos 1 y 2). El modelo explicativo logra superar ciertas limitaciones de interpretación de resultados por presencia de autocorrelación entre variables, cuando se considera que el empleo privado registrado varía en función de las ventas del sector turismo, del número de arribos y se lo corrige por estacionalidad (véase tabla A 1, Modelo 3). En dicho caso el modelo explica el 62 % de la variación del empleo privado registrado en la base siel. Queda claro así que la mera consideración del ingreso de turistas para explicar el peso del sector en la generación de empleos y valor agregado es insuficiente y hasta distorsivo de las inferencias con respecto a la evolución del pbg de Río Negro.

13Sin embargo, se infiere una elevada correlación entre el empleo del sector de turismo y el ingreso de turistas. El coeficiente de determinación {R} ^ {2} es del orden del 83 % y, en general, los parámetros estadísticos son aceptables a pesar de que subsiste un grado de autocorrelación (tabla A. 8. 2 del Anexo). Estos últimos resultados son de algún modo los esperados en tanto un mayor número de visitantes requiere de empleados para su atención, lo que no es idéntico a suponer que el ingreso de turistas per se pueda explicar la creación de valor y menos aún su magnitud. En cambio, sí es robusta la hipótesis de que el impacto multiplicador de la actividad turística depende del ingreso de turistas y del nivel de gasto que estos realizan. Así, aunque el empleo directo del sector turístico representaría poco menos del 13 % del empleo total estimado, explicaría al menos entre un 55 % de la variación del 42 % del empleo total en unos no menos de 4000 empleos estacionales.

14En efecto, si se consideran las fluctuaciones mensuales del empleo registrado en la base de datos de las declaraciones de tish del mscb entre enero de 2014 y diciembre de 2015, empleo que representa como solo el 42 % del inferido por el indec en la eph de 2014, se tiene que alrededor de 4000 puestos de trabajo varían sistemáticamente entre temporadas altas y bajas (véase figura 8. 3).

Figura 8. 3. Variación del empleo registrado en declaraciones de los agentes para el pago de tish. Período enero 2014-diciembre de 2015

Image

Fuente: estimaciones propias con datos del mscb, base siel.

15Así, la actividad turística es una con ciclos económicos anuales sumamente marcados, lo que propicia el trabajo temporario y refuerza una suerte de precarización laboral en la localidad. En la formulación del Plan estratégico de turismo sustentable de San Carlos de Bariloche: Visión 2025 se han propuesto como metas disminuir la estacionalidad y propender a incrementar el gasto medio por visitante. Para ello, se ha partido de una determinación de las capacidades ociosas por tipo de plazas hoteleras, según categorías y localización a fin de establecer tanto estrategias de mercadeo dirigidas a segmentos de demanda potencial para cada mes del año y, a su vez, establecer el tipo de productos que requieren ser fortalecidos y creados.5

16Sin embargo, el empleo privado registrado en la base del siel representa tan solo 42 % del empleo total reportado por la eph de 2014. Esto significa que, aunque se lograran las ambiciosas metas del citado plan, otras actividades deberían ser creadas para absorber las nuevas demandas laborales.

17A fin de obtener una imagen integrada del empleo en scb, se han contrastado los datos declarados al municipio con los derivados de la eph del indec y, a su vez, se han reasignado empleos de la eph en función de datos de la anses respecto del empleo público.

18La tabla 8. 1 muestra las primeras aproximaciones a la identificación del empleo total en la ciudad hacia 2014-2015. En ella se plantean algunos interrogantes respecto a las diferencias entre lo registrado por el municipio (base siel-tish) y lo estimado por el indec (eph 2014).

Tabla 8. 1. Estimación del empleo total y comparación con la base de datos del siel año 2014

RubrosEmpleo estimado proyectoCantidad promedio de empleados TISHPersonas Ocupadas EPH-INDECDiferenciaEmpleo Público InferidoObservaciones
Administración pública, defensa y seguridad social obligatoria633736633763016301Incluye el conjunto de Municipio, Nación y Provincia no imputado a otras actividades como educación y Salud
Agricultura, ganadería, caza y silvicultura1934193189No capturado por TISH
Comercio al por mayor y al por menor; reparación de vehículos automotores, motocicletas, efectos personales y enseres domésticos100465890100464155No capturado por TISH o sobrestimado por EPH
Construcción498477149844213Captura empleo no TISH
Electricidad, gas y agua18065180115No capturado por TISH
Enseñanza3707185370735233523Serian docentes provincia
Industria manufacturera3514245735141056No capturado por TISH o sobrestimado por EPH
Intermediación financiera y otros servicios financieros40937340936No capturado por TISH o sobrestimado por EPH
Pesca, explotación de criaderos de peces, granjas piscícolas y servicios conexos0000Idéntico/no capturado como actividad
Servicio de transporte, de almacenamiento y de comunicaciones4370184043702530No capturado por TISH o sobrestimado por EPH
Servicios comunitarios, sociales y personales n.c.p2927143429271493No capturado por TISH o sobrestimado por EPH
Servicios de hogares privados que contratan servicio doméstico256725672567No figura en TISH
Servicios de hotelería y restaurantes676467646036-728Mejor información TISH
Servicios inmobiliarios, empresariales y de alquiler394189039413051No capturado por TISH o sobrestimado por EPH
Servicios sociales y de salud2566969256615971597Serian salud provincia
Total general5250521678517783009911421Empleo Público no capturado por TISH-Coincide con datos de ANSES

Fuente: estimaciones propias con datos del mscb, base siel e indec-eph 2014.

19Si se considera válida la aproximación realizada se tendría de este modo una primera imagen de la estructura del empleo en scb (figura 8. 4).

Figura 8. 4. Empleo por grandes sectores de actividad (porcentajes de 2014)

Image

Fuente: estimaciones propias sobre la base del mscb, siel e indec (eph, 2014).

20A su vez, si se reagrupan estos datos con hipótesis respecto a mayores grupos de pertenencia tales como: a) turismo directo e indirecto; b) sector público total; c) construcción y servicio doméstico como empleos de ingresos bajos e inestables; d) resto de comercio, servicios y transporte afectados por mercado interno total, se tiene una imagen aproximada como la de la figura 8. 5. Ella indicaría que la actividad del turismo y la del sector público total darían cuenta de cerca del 42 % del empleo (ambos sometidos a vulnerabilidad macroeconómica, política y otros factores). Asimismo, demostraría que no menos del 13 % de la población trabaja en actividades de baja remuneración y que el comercio, la industria, los servicios y el transporte más vinculados al tamaño total del mercado interno representarían un 45 % del total.

Figura 8. 5. Empleo por grandes grupos de pertenencia. scb 2014-2015

Image

Fuente: estimaciones propias sobre la base del mscb, siel e indec (eph 2014).

21Si bien estas estimaciones requieren ser tal vez refinadas a la luz de nuevos datos, los resultados obtenidos son coincidentes con la percepción generalizada de cómo se compone la estratificación social y la exposición al riesgo de desempleo de la población ocupada. A su vez, esta población ocupada representa solo 67,6 % de la Población en Edad Activa, donde la franja etaria de 20 a 44 años era de más de 50 mil personas en 2010 (véase figura 8. 6).

Figura 8. 6. Población en edad activa según censo del 2010

Image

Fuente: elaboración propia sobre la base del indec (censo poblacional, 2010).

22Estos datos son relevantes para comprender la dinámica y configuración de percepciones ciudadanas sobre cuál es la base económica de la ciudad. Los cruces de miradas sesgadas son un obstáculo para el logro de consensos sobre bases más objetivas. En cuanto a la medición del pbg de la localidad, aún no hay estimaciones confiables a causa de la ausencia de información sistematizada y de coeficientes de valor agregado actualizados, algo ya evidenciado en el pionero estudio de 1995 (Kozulj y otros, 1995). No obstante, como un primer paso, se ha logrado realizar una aproximación al valor bruto de producción. Para ello se utilizaron los datos de ventas declaradas según la base de datos del siel, las estimaciones del ingreso salarial del sector público integrado y se realizaron estimaciones de ventas del sector de la construcción y otros servicios que no han sido incluidos en dicha base de datos (véase figuras 8. 7 y 8. 8).

Figura 8. 7. Estimación preliminar del Valor Bruto de Producción en el año 2015 generado en scb

Image

Fuente: estimaciones propias sobre la base de mscb (tish e Ingresos Brutos).

Figura 8. 8. vbp y ventas por habitante en scb: 1993-1994 y 2014-2015. En millones de dólares corrientes por habitante

Image

Fuente: estimaciones propias provisorias sobre la base de mscb (tish e ingresos brutos) (Kozulj y otros, 2016a; Kozulj y otros, 1995).

23Según los resultados de estas aproximaciones, las ventas registradas en el siel representarían entre 70 y 75 % del valor de la producción bruta de la ciudad frente a una contribución en el empleo del orden del 41-42 %. Aunque estas cifras deberán ser revisadas a la luz de nuevas investigaciones, constituyen un intento de construir una fotografía de la base económica de la ciudad.

24Vale señalar que, como ya fue mencionado, una estimación similar se realizó en 1995, determinando ventas en aquel entonces por 687 millones de dólares a la tasa de cambio oficial. La cifra en 2015 sería de 2150 millones de dólares. Ello indicaría un crecimiento anual acumulativo del orden del 3,9 % entre 1993 y 2015 en términos de valor bruto de producción por habitante.6 Obviamente, estas aproximaciones mostrarían que en los últimos años, al igual que sucedió a nivel nacional, se habría registrado un periodo de bonanza concordante con el escenario favorable entre 2003 y 2008 y luego como efecto de la expansión del poder de compra hasta 2014-2015.

25Un último dato estimado es que el impacto multiplicador directo del gasto realizado por turistas sobre las restantes actividades representa un factor de 2,3, por lo cual el turismo daría cuenta en total, de modo directo, de un 8 a 9 % de las ventas. Otro 10 a 11 % se hallaría en ventas de otros sectores de la mencionada base de datos (comercio y transporte como los más importantes. Véase Anexo: Estimación del impacto directo del gasto turístico sobre sectores distintos a Hoteles y Restaurantes). Esto significaría que cerca del 18 a 20 % del Valor Bruto de Producción (o ventas) sería atribuible al turismo en forma directa; un 13 a 14 % al sector de la construcción (afectado en una parte también por el turismo) y un 12 % al sector público en todas sus jurisdicciones y actividades.

26Aunque el sector comercial representa más de un tercio de las ventas declaradas, una parte de ellas se deriva del gasto realizado por los turistas y lo mismo sucede con el restante 20-21 % de actividades de servicios de muy distinta productividad e ingresos promedio. Restan dudas sobre el peso de otras actividades posiblemente no capturadas en esta fase del estudio y sobre cuál es el impacto multiplicador del gasto turístico sobre actividades internas derivadas de los beneficiarios directos de los ingresos generados por turistas.

8. 4. Reflexiones finales

27Tras los análisis y elementos descriptivos presentados resulta claro que, aunque la actividad turística de la ciudad constituye uno de sus poderosos motores económicos, otro tanto le cabe al generado por el sector público en sus distintos niveles. Ello redunda en una elevada vulnerabilidad del empleo frente al desempeño de la economía nacional, pero también por el impacto de factores externos y naturales.

28Resulta así necesario, tal como se ha expresado en la introducción, avanzar con la diversificación productiva de la localidad. Una primera estrategia sería fortaleciendo aquellas industrias incipientes con potencial de desarrollo, tales como lo son la producción de productos gastronómicos, alimenticios, bebidas, textiles, madereras y otras, junto a la de servicios e industrias especializados de alta tecnología. Todas estas actividades que, a la vez que muchas se hallan ya vinculadas en parte al turismo o al complejo de ciencia y técnica (cyt), deberían poder ser diversificadas en cuanto a los mercados y sus tamaños. En tal sentido, la fabricación de chocolates, cervezas artesanales, dulces, derivados de fruta fina y alimentos gourmet son todas ellas escalables más allá de la demanda del mercado interno local. La incorporación de tecnología a la ciudad e infraestructura de servicios para convertirla en ciudad inteligente y sustentable es otro de los focos donde las actividades de articulación público-privadas ofrecerían un potencial de desarrollo de alto impacto. En particular se recomienda la realización de pequeñas obras de equipamiento urbano, mantenimiento y otras que son pasibles de ser realizadas mediante un mínimo aporte de los turistas y canalizada hacia cooperativas de trabajo que logren generar ingresos de sustento a familias caracterizadas por bajos ingresos y relativamente poca especialización laboral.7

29Por otra parte, dada la baja escala del mercado de scb, lo que puede desalentar la incorporación de tecnología en los emprendimientos productivos y a la vez obstaculizar la posibilidad de insertarse en canales comerciales más amplias, la estrategia de desarrollo del pitba parece constituir una respuesta racional y viable por muchas razones. Para su éxito, sin duda se deberá tender a un claro proyecto exportador de todos aquellos bienes y servicios donde la ciudad podría, con base en su capital humano y tecnológico, realizar un importante salto cualitativo y cuantitativo. Nuevamente, como ejemplo: la exportación de chocolates, alimentos gourmet, cerveza artesanal, aromáticos, madera y subproductos, derivados del complejo cyt entre otros.

30En este contexto, la concreción de dicho Parque Tecnológico Productivo e Industrial de scb, resulta clave para poder imaginar el crecimiento industrial y a la vez permitir un reordenamiento territorial conforme a preservar el espacio urbano y la sustentabilidad ambiental y social. Sin embargo, no basta con su infraestructura, sino que deben generarse numerosos proyectos productivos. Para ello es clave lograr que el empresariado local desee escalar sus iniciativas hacia mercados cada vez mayores. Tal vez la proximidad de un complejo de ciencia y tecnología como el existente en scb sea un elemento alentador, siempre y cuando la interacción entre este sector y el empresariado local sea promovida y facilitada. De hecho, esta es una oportunidad de cara a la cuarta revolución industrial y a la existencia de grandes cadenas de valor, aunque para ello resta dirimir muchas cuestiones, entre ellas la de la infraestructura, la del cuidado del medioambiente y la de una mayor integración social.

31Por su parte, la identificación de las actividades realizadas por el sector público alerta sobre la importancia de esta actividad en términos de fortalecimiento del mercado interno local. Sin duda, la corriente de ingresos públicos asociada a estas actividades se coloca en un orden de importancia similar o próxima a la del turismo, hecho que debe ser resaltado frente a una visión generalmente negativa respecto de la cuestión de la presión tributaria.

32El alto peso relativo del empleo en educación, ciencia y tecnología y la actividad desarrollada por las universidades públicas nacionales conforman las bases necesarias para la acumulación de capital humano apto para la innovación así como para desarrollar actividades de fortalecimiento institucional. Pero también para promover la creación de empresas de base tecnológica y un espíritu de emprendedurismo que considere la creación de empleos como una necesaria condición para la sustentabilidad del desarrollo según los criterios establecidos por los 17 objetivos del desarrollo sostenible de la Agenda 2030 (cepal, 2018).

33En realidad, uno de los mayores escollos a enfrentar reside en la relativamente baja coincidencia de visiones y objetivos que presentan los diferentes actores relevantes, hecho que se ha manifestado en numerosas oportunidades dentro del propio consejo del Plan estratégico e integral de desarrollo de San Carlos de Bariloche.

Bibliographie

Lista de referencias documentales

La economía de Bariloche factura 3000 millones. (2009, 9 de agosto). Diario Río Negro. http://www1.rionegro.com.ar/diario/2009/08/09/1249780426189.php

Plan estratégico e integral de desarrollo de San Carlos de Bariloche. https://www.mininterior.gov.ar/planificacion/pdf/planes-loc/RIONEGRO/Plan-Estrategico-e-Integral-de-Desarrollo-de-San-Carlos-de-Bariloche.pdf.

Presidencia de la Nación, Jefatura de Gabinete de Ministros. Diagnóstico sobre ciudades y desarrollo urbano, Argentina 2030. https://www.argentina.gob.ar/argentina2030/desarrollohumano/documento-participativo-ciudades-y-desarrollo-urbano.

Lista de referencias bibliográficas

cepal. (2018). Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible: una oportunidad para América Latina y el Caribe. Naciones Unidas.

Dirección de Estadísticas y Censos de Río Negro (deyc-rn). (2017). Producto Geográfico Bruto. Resultados Anticipados. 2004-2016. Ministerio de Economía, Dirección de Estadísticas y Censos. Río Negro.

Indermit, S. Gill y Homi Kharas. (2015). The middleincome trap turns ten. Banco Mundial, Policy Research Working Paper 7403.

Kharas, Homi y Indermit S. Gill. (2019). Growth strategies to avoid the middle-income trap. Duke Global Working Paper Series No. 17.

Kozulj, Roberto. (2018a). Plan Estratégico de Turismo Sustentable para San Carlos de Bariloche: Visión 2025. Documento de Trabajo. Secretaría de Turismo de San Carlos de Bariloche y Universidad Nacional de Río Negro.

Kozulj, Roberto. (2017). Cómo lograr el Estado de bienestar en el siglo xxi: Pensamiento económico, desarrollo sustentable y economía mundial (1950-2014). Editorial unrn.

Kozulj, Roberto. (2016b). Línea de base económica Parque Productivo Industrial y Tecnológico de San Carlos de Bariloche. Documento de Trabajo. cfi.

Kozulj, Roberto, Juan José López Martí, Mariano Costa, Matías Patiño Mayer y María Eugenia Ordóñez. (2016a). Aproximaciones a la identificación de la actividad económica de San Carlos de Bariloche años 2014-2015. unrn.

Kozulj, Roberto, Fabiana Del Popolo y Marcela Tieppo. (1995). Análisis de la actividad económica de San Carlos de Bariloche. Documento de Trabajo, Fundación Bariloche y unc-crub.

Paus, Eva. (2014). Latin America and the middle income trap. eclac, Financing for Development Series, (250).

Annexe

Resultado de los análisis econométricos realizados con los datos de ventas y empleo de la base del Sistema de Información Económica Local (siel)

Tabla A. 8. 1. Modelos de empleo privado e ingresos por actividad turística en Bariloche

Variable dependiente: EMPLEO_SIEL_DEPURADO
Método: Mínimos cuadrados
Fecha: 5-10-2020
Muestra: 1 18
Observaciones: 18
VariableModelo 1Modelo 2Modelo 3
C17761,9116875,8418453,82
PICOS_TEMPORADA-1065,36-540,39-1500,79
INGRESO_DE_TURISTAS_TODO0,039-0,039
VENTAS_TURISMO_U$S_TCO0,00003
INFERENCIA_VENTAS_$0,0001
R-cuadrado0,320,370,62
R2 -Ajustado0,230,280,54
Criterio de información de Akaike16,9116,8416,43

Tabla A. 8. 2. Empleo en turismo en función de ingresos de turistas en Bariloche

Variable dependiente: EMPLEO_TURISMO
Método: Mínimos cuadrados
Fecha: 5-10-2020
Muestra: 1 18
Observaciones: 18
VariableModelo 4
INGRESO_DE_TURISTAS_TODO0,025713
PICOS_TEMPORADA-689,61
C2188,20
R-cuadrado0,83
R2 -Ajustado0,81

Composición del empleo público total en San Carlos de Bariloche y área de pertenencia

Como se ha visto el empleo público representaba 22 % del empleo total estimado en scb hacia 2014-2015 (figura 8. 3). En este anexo se presenta su composición en la figura A. 8. 1.

Figura A. 8. 1. Empleo público por grandes áreas de pertenencia y total de instituciones hacia los años 2014-2015

Image

Fuente: estimaciones propias

El mayor peso corresponde al gobierno provincial y agrupa en un solo bloque a empleados de los sectores de seguridad, justicia, educación y salud como los principales. Le sigue en peso relativo el conjunto de agentes municipales que deben atender el vasto radio de la ciudad cuya superficie es de 274 km2, cifra que supera en un 40 % a la de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. La densidad poblacional sería así de solo 473 habitantes por km2, un 3 % de la cifra de aquella. Por su parte el peso de las instituciones de ciencia y técnica junto a las uunn es 16 % del empleo público, lo que representa cerca de 15 trabajadores del sector por cada 1000 habitantes. Finalmente, un 9 % del empleo público corresponde al sector público nacional, donde poco más del 80 % corresponde a organismos de seguridad tales como Ejército Argentino, Gendarmería Nacional, Prefectura Naval y Policía Federal hecho que se explica históricamente por ser zona de frontera.

Estimación del impacto directo del gasto turístico sobre sectores distintos a hoteles y restaurantes

Los datos de ventas de restaurantes y hoteles registrados en la base siel (tish-ib), resultan inferiores a los del gasto medio diario del sector turístico multiplicado por el número estimado de arribos de turistas, estadías medias y tamaño de los grupos encuestados.

Así, si se toman los datos de gasto medio por turista según se trate de residentes argentinos y resto (países limítrofes y resto del mundo), y se ponderan por la participación de cada uno de estos tipos de turistas se obtienen cifras de gasto promedio por mes para el período enero de 2013-junio de 2015. Como se observa en la tabla A 3, los ingresos recalculados superan a los registrados como ventas de hoteles y restaurantes. Ello es natural en la medida en que el gasto diario de los turistas se distribuye entre otras actividades como comercio, transporte, entretenimientos y otros servicios. Esta aproximación permite por lo tanto inferir el impacto indirecto del turismo sobre actividades distintas al núcleo de la hotelería y de la gastronomía.

Tabla A. 8. 3. Hipótesis acerca de los ingresos por ventas del sector turismo

Image

Fuente: Kozulj y otros (2016)

La metodología para calcular los ingresos generados por turistas consistió en: i) tomar los datos de la encuesta de gasto diario por turista interpolándose los valores 2005-2015 para estimar los valores mensuales a imputar en temporadas a residentes y no residentes; ii) ponderar dicho gasto medio por la proporción de arribos de residentes y no residentes a fin de obtener un valor medio mensual del gasto por turista en verano, otoño, invierno y primavera; iii) multiplicar estos últimos valores por los arribos totales mensuales, por el número medio de la estadía y se los divide por 2,5 dado que se estima habitualmente los encuestados gastan en función del grupo que los acompaña.a

Si se comparan los datos de ventas del núcleo del sector turístico (Hoteles y Restaurantes), con un valor hipotético de dicho gasto (el que deviene tanto de la encuesta de gasto, como de inferencias sobre el valor de estos servicios en promedio en distintas temporadas, se obtiene una cifra que es comparable con la de los datos del siel (figura A. 8. 2). A su vez si se comparan estos datos con el ingreso total de ventas por arribo de turistas (ingreso monetario recalculado tabla A. 8. 2), se tiene una aproximación del monto gastado en otros sectores de actividad o impacto multiplicador directo de la actividad sobre otros sectores de actividad bajo las dos hipótesis (figuras A. 8. 2 y A. 8. 3).

Figura A. 8. 2. Ingresos recalculados por ventas del sector turismo: impacto sobre otros sectores de actividad en Bariloche. En pesos corrientes

Image

Fuente: estimaciones propias con datos estimados en la tabla A. 8. 3.

Figura A. 8. 3. Ventas totales del sector turismo (a valores corrientes). Sector hoteles y restaurantes (siel) y estimaciones según hipótesis tabla A. 8. 2

Image

Fuente: tabla A. 8. 3.

Si se correlacionan los datos de ventas del núcleo principal, con el arribo de turistas se obtienen los resultados de la tabla A. 8. 4.

Tabla A. 8. 4. Ingresos declarados del sector turismo

Variable dependiente: VENTAS_TURISMO_$
Método: Mínimos cuadrados
Fecha: 5-10-2020
Muestra: 1 18
Observaciones: 18
VariableModelo 5
INGRESO_DE_TURISTAS_TODO7477,88
C-11225058
R-cuadrado0,59
R2 -Ajustado0,57

Fuente: estimaciones propias con datos del siel y cifras de ingreso de turistas.

En cambio, si se realiza el cálculo con los ingresos recalculados de la tabla A. 8 2, se tienen los resultados de la tabla A. 8. 5.

Tabla A. 8. 5. Ingresos recalculados sector turismo y arribo de turistas

Variable dependiente: INGRESOS_RECALCULADOS_EN
Método: Mínimos cuadrados
Fecha: 5-10-2020
Muestra: 1 18
Observaciones: 18
VariableModelo 6
ARRIBO_DE_TURISTAS4971,19
C-44611928
R-cuadrado0,89
R2 -Ajustado0,89

Fuente: estimaciones propias: a) ingresos recalculados de la tabla A. 8. 3; b) serie mensual de arribo de turistas.

Cabe resaltar que mejora la correlación respecto a la obtenida en la tabla A. 8. 4, aunque no corrige la autocorrelación. En síntesis, estos ejercicios muestran la parcial consistencia de los datos utilizados y permiten aproximar el impacto multiplicador directo del gasto turístico sobre actividades no exclusivamente centradas en el turismo.

Notes de bas de page

1 Para más información al respecto se puede consultar el Diagnóstico sobre ciudades y desarrollo urbano. Argentina 2030 (Presidencia de la Nación, Jefatura de Gabinete de Ministros).

2 Como se indica en el documento de la Dirección de Estadística y Censos: pbg de Río Negro 2009-2013, «los conceptos generales bajo los cuales fueron confeccionadas las estimaciones responden a las definiciones de Naciones Unidas contenidas en Sistemas de Cuentas Nacionales. Además, se siguieron las recomendaciones surgidas del Convenio cepal-Dirección de Estadística de Río Negro en el marco del programa pnud de mejoramiento de estadísticas económicas del año 2003. La base de estimaciones es el año 2004, esto supone que para la estimación de los valores a precios constantes de los años posteriores se supone la permanencia de los precios relativos y condiciones técnicas vigentes en dicho año».

3 Limitadas a una parte de la economía pues se infiere de lo anterior que el siel no logra captar lo que esté por fuera de la actividad registrada sea por los contribuyentes en modalidad de monotributistas o por las declaraciones que corresponden a las de la Tasa de Inspección, Seguridad e Higiene (tish). Esto es, la porción de la economía privada formal que solo da cuenta de una parte del total de la actividad de la ciudad.

4 En la figura 8. 1 se observa el impacto simultáneo de la erupción del volcán Chaitén en Chile, la crisis del 2009 y el brote de Gripe A n1h1. Obviamente es imposible atribuir a cada uno de ellos un factor específico de incidencia. También es claro el impacto de la explosión del volcán Puyehue-Caulle en Chile en 2011 o de la crisis del año 2002 cuando se intenta explicar la caída en el número de arribos. De modo inverso se tienen ciclos de elevada bonanza como ha sido el período 2003-2007, caracterizado por un crecimiento mundial y nacional con pocos precedentes. También se observa una tendencia a alcanzar una meseta en ausencia de una mayor proactividad.

5 Para un mayor detalle véase: Plan estratégico de turismo sustentable de San Carlos de Bariloche: Visión 2025, documento elaborado por la Universidad Nacional de Río Negro según convenio de asistencia técnica firmado con la Municipalidad de San Carlos de Bariloche (cat 001-2017), Bariloche, junio de 2018.

6 Según la información que circulaba antes de este estudio las ventas en scb eran de unos 4500 millones de ar$ en 2010 lo que al tipo de cambio oficial y paralelo vigentes en esa fecha eran solo de unos 1125 millones de u$s, o bien de unos 3000 millones en 2008, es decir poco menos de 1000 millones de u$s. Ambas cifras no obstante reportan a lo que en el presente estudio captura la base integrada de tish (Diario Río Negro, 2009).

7 De hecho, la creación de la Ecotasa entre 2016 y 2017 ha permitido realizar una gran cantidad de obras menores que favorecen al empleo y a su vez a los residentes y turistas. Se puede afirmar que entre otras estas iniciativas deberían poder ser puestas en valor para lograr un mayor grado de consenso ciudadano.

a Dato contrastado mediante múltiples ensayos respecto a la proporción que representaría sobre las ventas del conjunto de los agentes que reportan tish si este divisor no fuera aplicado.

Précédent Suivant

Le texte seul est utilisable sous licence Licence OpenEdition Books. Les autres éléments (illustrations, fichiers annexes importés) sont « Tous droits réservés », sauf mention contraire.