Desktop versionMobile version
OpenEdition Books

Araucania-Norpatagonia II

 | 
Paula Núñez
, 
Andrés Núñez
, 
Marcela Tamagnini
, 
et al.

Eje 4: Sentidos y representaciones sociales

Capítulo 15. Tradición y modernidad en arquitectura local. Formas expresivas de la vivienda unifamiliar moderna en Osorno, Chile

Hugo Weibel Fernández

Full text

15. 1. Nuestra tradición moderna

1En Chile, modernidad e identidad no son procesos mutuamente excluyentes. Por el contrario, se encuentran en constante imbricación. Esto es especialmente observable en aquellas expresiones culturales que han tenido lugar en nuestras urbes durante el siglo xx. Período este en el que, fundamentalmente, se ha llevado a cabo la construcción de nuestras ciudades modernas. Dada esta imbricación, sería posible observar que, en el período estudiado, el país ha presentado una manera específica, híbrida, de estar en la modernidad. Esta entrada surge como fruto de un proceso de mediación que tiene su propia trayectoria, ni puramente endógena, ni puramente impuesta (Larraín, 2001).

2Si las reflexiones anteriores son consideraciones a nivel país, a nivel regional, refiriéndose a la cultura en la región de Los Lagos, se ha expuesto que la cultura local es pluricultural. Así también, que sus prácticas culturales, entre ellas las artísticas de autor (y con más especificidad la arquitectura), «plantean en la centralidad de su quehacer un diálogo con la modernidad (y con la tradición) de la que son representativas y representacionales» (Park, 2010, p. 73). Si intentamos exponer, en clave arquitectónica esta idea de diálogo entre cultura y modernidad, es posible acudir al pensamiento del Fernando Pérez O. Respecto de la arquitectura, señala que la actitud generalizada en América del Sur es el escepticismo con respecto a un nuevo comienzo y una preferencia tácita por la continuidad histórica, en lugar de la ruptura radical con el pasado (Pérez, 2014).

3En dicha línea argumental, la labor que se ha venido desarrollando ha tenido por objeto iniciar las indagaciones referidas a una fibra de la trama que ha mediado la construcción de la identidad local. Entendiendo esta como un proceso histórico en permanente obra y reconstrucción (Larraín, 2001) y enfocando en las formas en las que nuestras arquitecturas modernas del cono sur y sur austral del siglo xx han podido o no «servir de medio creativo de expresión y comunicación que permitía dar cuenta de especificidades locales» (Liernur, 2010, p. 282), toda vez que estas arquitecturas modernas locales representan unas formas o significados culturales exteriorizados que han venido integrando, desde la tercera década del pasado siglo, el acervo de cultura pública histórica de nuestras ciudades del sur y sur austral americano (Giménez, 2005). De tal forma, la concepción de estas arquitecturas se verificaría como una actividad social que en cada localidad ha formado parte de unas matrices culturales locales (Sabugo, 2006).

  • 1 Osorno, 40°34´00 S 73°09´000, fundada por colonos españoles en 1558, actualmente es cabecera de la (...)

4Con respecto a dicho ámbito de estudio, se ha abordado una vertiente particular: la vivienda unifamiliar, una temática arquitectónica de importancia dentro de la producción urbana moderna en general y latinoamericana en particular. Siendo esto así, en tanto estos constructos pueden ser observados como un cúmulo de intenciones vertebradas (Días Comas y Adriá, 2003, p. 28). Entre las que se pone mayor énfasis en las diseñadas y materializadas entre 1930 y 1970, período representativo de la producción arquitectónica moderna latino americana y también local. Al abordar dicha línea por medio de la observación y análisis de esta temática específica, inicialmente se hace en una localidad particular: Osorno (región de Los Lagos, Chile).1 Con esta ciudad como ejemplo, también se ha estado abordando el estudio de una parte de nuestras longevas tradiciones arquitectónicas locales, las que hoy en día pueden ser nominadas como nuestra tradición moderna, en tanto algunas de nuestras edificaciones modernas del sur y sur austral americano cuentan ya con más de ochenta años de antigüedad. Sin duda, este es un período en el que han estado integrando de forma sustantiva «un tejido nuevo y gigantesco del que nosotros hoy formamos parte» (Liernur, 2003, p. 24) que aún caracteriza, manteniéndose muchas veces en pleno uso, a importantes sectores de nuestras ciudades.

  • 2 En la línea de Historia, teoría y crítica de la Carrera de Arquitectura, cuyos resultados fueron ex (...)
  • 3 Proyecto de dos años de duración iniciado el año 2010, fomentado por fondos de iniciación en invest (...)
  • 4 Proyecto fomentado por el fondo regular de Investigación la Universidad de Los Lagos, el año 2012, (...)

5La labor realizada en esta línea investigativa cuenta con un estado de avance avalado por la ejecución de dos proyectos de investigación relacionados. Ambos tuvieron como origen y fundamento un conjunto de exploraciones preliminares realizadas en el marco de la labor docente de pregrado en la Universidad de Los Lagos.2 En ellas, se indagó el objeto de estudio en la localidad de Osorno, centrando en los diversos factores incidentes en la concepción de la vivienda local. Estas disquisiciones fundaron la formulación de los dos proyectos de investigación. En el primero fue denominado «Miradas intensivas: revisita de la arquitectura de vivienda unifamiliar en Osorno 1920-1970».3 En él, se abordó el estudio de la concepción de la vivienda moderna local observada como «un reflejo construido de la articulación de lo particular, la propia realidad de la localidad, conexa a los procesos modernizadores locales» (Weibel, 2012, p. 57). Por su parte, el proyecto de continuidad fue titulado «Formas de tensión tradición-modernidad. La expresión arquitectónica de la vivienda unifamiliar moderna en Osorno».4 Esta vez, la labor investigativa se centró en los procesos de tensión o hibridación que median la concepción del objeto de estudio, enfocando en las tensiones entre tradición y modernidad que se observan en su expresión arquitectónica (Weibel, 2015, p. 16).

6En lo sucesivo, se presentarán de forma secuencial los resultados de las exploraciones preliminares u observaciones fundacionales de ambas investigaciones. Así también, los resultados de la primera y segunda investigación.

15. 2. Observaciones fundacionales: factores extraestéticos y estéticos locales

7Las elucubraciones preliminares que fundaron los posteriores proyectos se refirieron a ciertos puntos específicos. En primer lugar, a lo que denominamos como los factores estéticos; es decir, aquellos referidos a los diversos estilos o formas arquitectónicas que se han presentado durante la historia arquitectónica local. En segundo lugar, a los factores extraestéticos; en otras palabras: aquellos asociados al clima, fertilidad, recursos, condición sísmica y formas de vida locales. Ambos son incidentes en el devenir arquitectónico de la localidad de Osorno, por lo que fueron entendidos como vectores de continuidad y cambio.

8Dejando para más adelante los otros, comenzaremos por los factores extraestéticos. Estos representan mayormente los agentes de continuidad incidentes en el desarrollo histórico de nuestras arquitecturas, tanto en aquellas originarias como en las que se han venido sucediendo desde la colonización española.

15. 2. 1. Los factores extraestéticos locales

9El clima local es mayormente templado lluvioso con influencia mediterránea, que se caracteriza por contar con precipitaciones anuales que van entre los 1100 y 2000 mm. A la vez, que cuenta con inviernos fríos y lluviosos, pero también con una breve estación seca y templada de verano. De esta condición, inicialmente se desprende la necesidad de las edificaciones de contar con una forma adecuada de respuesta a las bivalentes condicionantes de clima.

15. 2. 1. 1. La condición sísmica

  • 5 Además del gran terremoto y maremoto de 1960 ocurrido en la zona estudiada, existen reportes de otr (...)

10Esta actividad se ha presentado en el país y la región como una constante cuya presencia fue imprescindible considerar. En particular, Osorno se encuentra en una región en la que históricamente se han reportado sismos de gran violencia.5 Entre ellos, ha sido el más importante el terremoto de Valdivia, cuya magnitud de 9,5 lo sitúa como el de mayor intensidad de la historia moderna. Estos históricos embates de la naturaleza, que han determinado la destrucción de poblados y ciudades tanto hispánicas como republicanas modernas, necesariamente alertaron respecto de la necesidad de prever la reconstrucción considerando dicho factor. Así, este que ha emergido como moderador insoslayable a la hora de concebir las estructuras resistentes que subyacen a las formas de arquitectura locales, las que han debido necesariamente responder a normativas antisísmicas tempranamente decretadas.

15. 2. 1. 2. La fertilidad

11Estrechamente ligado a la condición sísmica, se observa el factor de la fertilidad. Este ha sido modulado y favorecido por la combinación de las condiciones climáticas locales antedichas en conjunto con la calidad del suelo. Este componente es constantemente modificado y enriquecido o fertilizando por la presencia regenerativa de los procesos propios de un abundante y diverso acervo de vegetación nativa. A su vez, es abonado por el histórico accionar de los procesos geológicos locales como las erupciones de volcanes cercanos (Osorno, Puyehue y Cordón del Caulle). Este panorama simbiótico fundamenta la presencia de un suelo fértil, apto para la vida vegetal y para los requerimientos agropecuarios. Paisajísticamente, la representación local de la fertilidad es la de un pródigo telón de fondo. En el caso rural, la región está constituida por campos de topografía ondulada. Incluyen sectores con árboles nativos aislados o formando parte de limitados sectores de bosques remanentes y, en otros más alejados, grandes extensiones de bosque húmedo nativo. En el caso urbano, se presenta como un espacio público dotado de vegetación tanto nativa como introducida, cuyo signo es un excepcional dinamismo producto del cambio estacional.

15. 2. 1. 3. Los recursos y la forma de vida

12Este factor hace referencia a los aspectos económicos limitantes propios de una colectividad periférica naciente. Asimismo, a las dificultades inherentes a la deficiente comunicación con los centros, pero también a la disponibilidad de recursos culturales y materiales locales. La realidad local, a menudo bastante precaria, se encuentra relativizada por casos en los que los progresivos resultados de los esfuerzos de la acción colonizadora supusieron el logro de una mejoría en la condición económica. Respecto de las formas de vida y las prácticas cotidianas, los usos y actos de los habitantes de las localidades quedarían evidenciados en las especializaciones programáticas y/o espaciales, por ende formales, de las arquitecturas que dictan concebir. En el caso estudiado, se observa la relevancia que tuvieron las formas de vida de la colectividad de colonizadores avecindados a mediados de siglo xix, inmigrantes centroeuropeos, para el ulterior desarrollo de la arquitectura de vivienda unifamiliar del siglo xx.

15. 2. 2. Los factores estéticos locales

13Estos refieren a los sistemas artísticos mediante los que históricamente se han concebido las arquitecturas de la urbe, que han pasado a formar parte de las tradiciones constructivas locales. De estas últimas, se presta particular atención a aquellas que se encontraban presentes al momento en que se comienza a diseñar y construir las viviendas modernas locales a partir de la tercera década del siglo xx. Esto es así ya sea por su solidez, su construcción culturalmente asertiva o simplemente por su cercanía temporal con el período estudiado. Asimismo, estos elementos también se refieren al sistema estético moderno como un nuevo y particular factor incidente en la concepción de la arquitectura del siglo xx local.

15. 2. 2. 1. Los factores estéticos locales. El diverso devenir arquitectónico de Osorno

14Los inicios de este proceso se remontan a la fase vernácula, prehispánica, período en el que las etnias originarias desarrollan y construyen sus moradas uniespaciales denominadas rucas (figura 15. 1). Haciendo uso de los medios locales disponibles, fueron materializadas rudimentariamente en madera y fibras vegetales. La estética de estas construcciones, prescindiendo de aspectos decorativos, deriva fundamentalmente de la forma constructiva admitida por la materialidad. Pero también, emana tanto de la consideración utilitaria como de las creencias y ritos de culto tenidos en cuenta para su organización espacial.

Figura 15. 1. Ruca mapuche

Figura 15. 1. Ruca mapuche

Fuente: Colección del Museo Histórico Nacional de Chile. Fotografía de 1946.

15A partir de la ocupación hispánica, se observa la aparición de un nuevo factor estético arquitectónico. Las formas construidas comienzan a asumir ahora otros patrones estéticos preestablecidos, importados de Europa. Estos, a pesar de haber tenido necesariamente que concretarse asumiendo las disponibilidades locales, no siempre culminaron siendo edificaciones adecuadas a dichas condiciones. El sistema estético utilizado, fundamentalmente en las obras mayores, fue el colonial. Las arquitecturas en este período diversifican tanto las temáticas construidas (además de vivienda se construyen fuertes, iglesias, cárceles y otros edificios) como los medios en los que fueron materializadas (piedra, ladrillo y cal, así como también en adobe y madera) y también las técnicas constructivas. Producto de los sismos y el devenir propio del crecimiento urbano, de este acervo no se conserva más que la reconstrucción parcial del fuerte Reina Luisa (figura 15. 2). Semejantes formas constructivas fueron heredadas a la fase de organización de la República.

Figura 15. 2. Fuerte Reina Luisa (restaurado durante el siglo xx), Osorno

Figura 15. 2. Fuerte Reina Luisa (restaurado durante el siglo xx), Osorno

Fuente: Archivo Hugo Weibel (2017).

  • 6 Con el transcurrir de los años, la inicial simplificación dio paso a detalles constructivos neoclás (...)

16Desde mediados del siglo xix, comenzó a tomar curso la colonización centroeuropea del territorio, fundamentalmente llevada a cabo por colonos alemanes. Este grupo, importando nuevos patrones constructivos, tipológicos y espaciales (Pardo, Alencon y Kramm, 2010), asume una actitud ambiental y climáticamente más asertiva. Este cambio se nota al edificar el Osorno decimonónico fundamentalmente en madera y diseñando sus edificios a partir de volúmenes compactos, de uno o dos niveles, con cubiertas a dos aguas (figura 15. 3). Las temáticas arquitectónicas así materializadas, sobre todo en lo que respecta al ornamento, fueron desarrolladas siguiendo patrones estéticos importados del sistema neoclásico, el que inicialmente se presentó como una versión simplificada.6 El paisaje urbano quedó uniformemente constituido por estas edificaciones, inicialmente de formas generales simples y progresivamente más complejas (Cherubini, 2015). Posteriormente, extendieron su influencia temporal en tanto continuaron siendo construidas en paralelo con las nuevas expresiones arquitectónicas que posteriormente surgirían a partir de inicios del siglo xx.

Figura 15. 3. Casa con corredor (circa 1900), ubicada en calle Mackenna esquina Freire, Osorno

Figura 15. 3. Casa con corredor (circa 1900), ubicada en calle Mackenna esquina Freire, Osorno

Fuente: archivo de arquitectura de Hugo Weibel F. (2015).

17En Osorno, las primeras tres décadas del vigésimo siglo son de transición. Las viviendas de madera que continúan siendo edificadas amplían sus programas. La expresión formal se diversifica. Pero en paralelo, comienzan a utilizarse nuevas tecnologías y materiales constructivos, aunque de manera epidérmica solo en fachadas, en combinación con la madera que sigue estructurando espacios interiores. Aunque se mantiene el predominio de obras diseñadas mediante parámetros de expresión formal neoclásica, esta vez los factores estéticos se presentan en cohabitación con algunas edificaciones diseñadas en otros estilos. Por ejemplo, aquellas con influencias marcadas por las vanguardias europeas de inicios de siglo, como el jugendstil, el art nouveau y otras edificaciones netamente eclécticas (figura 15. 4). En este período, también destaca la presencia de grandes estructuras industriales, muchas aún construidas en madera pero otras también en albañilería. Esta fase está marcada por la llegada a la ciudad de los primeros profesionales arquitectos chilenos, como Carlos Buschmann Zwanzger, y también extranjeros, como Herman Meyer, de nacionalidad suiza y los hermanos Fritz y Eugen Freitag, alemanes oriundos de Stuttgart. A partir de este momento, a mediados de los años 20, se comienzan a diseñar los primeros edificios de estética moderna.

Figura 15. 4. Inmueble del año 1927, correspondiente al período inicial, ecléctico, obra del arquitecto Carlos Buschmann Z.

Figura 15. 4. Inmueble del año 1927, correspondiente al período inicial, ecléctico, obra del arquitecto Carlos Buschmann Z.

Fuente: archivo municipal de Osorno (circa 1960).

18A partir de mediados de siglo xix, se avivaron procesos modernizadores que ya se habían estado desarrollando a nivel nacional central. A esto se le sumó la concreción de la idea de una nueva colonización de la región, que se manifestó en la instalación en el territorio (Valdivia, Osorno y entorno del lago Llanquihue) de un importante grupo de colonos alemanes. Como consecuencia, la construcción de la identidad arquitectónica local comienza a gestarse inseparablemente vinculada al arribo del modernismo, en tanto forma de conciencia de la modernidad. Pero dicho modernismo constituye inicialmente solo una parte de la escena en la que se desarrolla la vida de los grupos culturales de la urbe. Esto es así, ya que en él participaban mayormente ciertos grupos, entre otros el de los antedichos colonos, para quienes la modernidad se presentaba más acorde con sus deseos y sensibilidades. Esta situación pudo convertirse en una potencial fuente de contrastes para el conjunto de la sociedad local (Liernur, 2003).

19A partir de dicho impulso, Osorno va construyendo su particular contexto urbano colectivo marcado por un incipiente proceso de modernización, fundamentalmente en el centro de la ciudad, una de cuyas prácticas materiales precoces más expresivas fue la arquitectura. En la primera mitad del siglo xx, las expresiones arquitectónicas de la modernización urbana, entre ellas las de la industrialización, las eclécticas y la de expresión formal propiamente moderna, paulatinamente van emergiendo como una nueva expresión tangible de experiencias culturales locales.

  • 7 Los hermanos Freitag tuvieron su formación disciplinar en arquitectura e ingeniería en la Technisch (...)

20En este período encontramos las experiencias culturales previas que habían formado los caracteres de la construcción local. Es decir, las de los antiguos vecinos de la villa, entre los que estaban los primeros colonos alemanes que habían arribado a mediados de siglo xix, cuyo aporte radicó en las ya reseñadas arquitecturas neoclásicas en madera que llegaron a caracterizar el paisaje urbano de la segunda mitad del siglo xix. Pero en esta etapa, también se sumaron estas otras nuevas experiencias, de parte de locales y de los nuevos inmigrantes. Las contribuciones de los ya nombrados profesionales extranjeros, ligados al impulso modernizador arquitectónico de Osorno, fueron relevantes. Las razones fueron sus contribuciones en el plano de la puesta en obra de nuevas técnicas y saberes constructivos modernos, en particular dado que estas prácticas, lejos de la radicalidad, también se caracterizaban por la moderación o tensión entre tradición y modernidad.7 Esta mezcla es la seña que logra caracterizar a la temprana arquitectura moderna local (figura 15. 5). También apreciable fueron los portes al desarrollo urbano de Osorno realizados por el arquitecto chileno Carlos Buschmann Zwanzger y el arquitecto paisajista alemán, Oscar Prager.

Figura 15. 5. Vivienda unifamiliar en calle O´Higgins n.º 1271, Osorno (corresponde a la casa 12 de la tabla 15.6 de resultados globales)

Figura 15. 5. Vivienda unifamiliar en calle O´Higgins n.º 1271, Osorno (corresponde a la casa 12 de la tabla 15.6 de resultados globales)

Fuente: archivo de arquitectura de Hugo Weibel F. (2012a).

  • 8 Recién el año 1994 se abre la primera escuela de arquitectura en la ciudad. El Departamento de Arqu (...)

21Así, el surgimiento local de la arquitectura moderna está estrechamente ligado a la institución de la academia, si bien no se asentó como una escuela de arquitectura con sede en la ciudad.8 Sin embargo, puede considerarse incidente dado el arribo y acción de profesionales arquitectos. Es necesario puntualizar que nos referimos a la academia chilena pero también a la extranjera, ya que la llegada a Osorno de expertos se verifica casi simultáneamente por ambas vías, específicamente titulados en Chile, Alemania y Suiza.

  • 9 En entrevista realizada el año 2009 al fallecido arquitecto osornino Albrecht Freitag.

22Esta inicial profesionalización en la disciplina local ocurre entre 1920 y 1930 y marca una diferencia notable respecto de la anterior práctica del diseño y construcción en Osorno, que había venido realizándose gracias a la presencia de exponentes de una tradicional escuela de maestros carpinteros locales (Johannes Ide, Heinrich Ghünter, Heinrich Schweickart, entre otros).9 Estos maestros concebían y edificaban las estructuras en madera; entre otras, la vivienda unifamiliar, pero también en muy contadas ocasiones y cuando se requería, el diseño de un edifico de mayor importancia. Para ello, contaban con la participación de arquitectos avecindados en la centralidad de Chile, Santiago o Valparaíso, a quienes se les encargaba las obras.

23Entre los arquitectos extranjeros de temprano arribo se encuentran Herman (Germán) Meyer Ruska, arquitecto suizo con estudios en Zurich, que comienza su acción en Osorno circa 1920. Además, los hermanos Eugen (Eugenio) y Fritz (Federico) Freitag, avecindados en 1925. Estos arquitectos provenían de la escuela de Stuttgart, cuya enseñanza moderna era impartida por maestros como el reconocido profesor Paul Bonatz. Sus aportes, además de innovar en los aspectos de forma (racionalidad y traditionalismus), radican en el acabado conocimiento del cálculo estructural y de los procesos de edificación mediante nuevos métodos constructivos en hormigón. A estos profesionales se suma el ya nombrado Oscar Prager, contratado por la junta de vecinos de la ciudad el año 1929 para realizar la propuesta del Plan de transformación de Osorno.

  • 10 Carlos Buschmann Zwanzger fue reconocido por sus pares el año 1979, con el Premio Nacional de Arqui (...)

24Por su parte, en la tercera década del siglo xx, las escuelas de arquitectura chilenas estaban inmersas aún en un período de transición, en el que coexistía la enseñanza clásica con la moderna. De este período de transición y de la Universidad de Chile es el arquitecto osornino Carlos Buschmann Z.10 Este, tras titularse, vuelve a Osorno a ejercer el año 1927. En su nutrida trayectoria, desarrollada fundamentalmente a nivel local, a veces actúa de forma mancomunada con los hermanos Freitag.

25Asimismo, en 1918 se radica en la ciudad Olegario Ubilla, con experiencia en construcción. En un período de auge económico, y «con la asistencia de arquitectos e ingenieros (Buschmann, Freitag y posteriormente otros) que trabajaban con él» (Diario Austral de Osorno, 2011), se encargará de edificar la mayor parte de las obras modernas diseñadas por los arquitectos antes nombrados.

26De esa forma, antes de 1930, Osorno contaba con un conjunto de profesionales altamente calificados que, actuando en conjunto o de manera independiente, propusieron una nueva forma moderna de hacer arquitectura que se materializó tanto en obras mayores como en vivienda. Dada la procedencia y las escuelas de los extranjeros avecindados, la forma y materialización moderna de un conjunto importante de las obras de este período tiene un marcado acento centroeuropeo.

27A partir de los años 40, la ciudad ve llegar nuevos arquitectos chilenos, muchos ligados a familias descendientes de colonos alemanes y franceses (Mario Recordón, Edwin Weil, Otto Balze, Erwin Piwonka, Ida Von Bischoffhausen, entre otros). Todos estaban formados en la escuela moderna, que en esa época era la indiscutida forma de concebir la arquitectura. Situación que continúa incidiendo en la formalización moderna de la vivienda unifamiliar local que, en su concepción, refleja ya el carácter más multicultural de artífices y de mandantes. De tal forma es posible decir que, más que los aspectos normativos, la acción de este conjunto de profesionales, formados en diversas academias, es un aspecto importante que inicia y también da continuidad al cambio desde la concepción y materialización tradicional de la vivienda, a la particular concepción moderna de Osorno.

  • 11 Se trata de las Actas de sesión municipal de Osorno, libro 12 (1930) y del «Texto del informe que e (...)

28En relación con los aspectos normativos, considerando la información habida, hoy se puede estimar que habría sido menos incidente como un estímulo específico para el cambio de la concepción arquitectónica de la vivienda tradicional a la moderna.11 Entre ella, se puede destacar la documentación encontrada hasta la fecha del primer plan urbano local: el Plan de transformación de Osorno. Realizado en el año 1930 por el arquitecto paisajista Oscar Prager, no se observa en él que contemplara reglamentación referente a estilos arquitectónicos o formas constructivas admitidas o propuestas para la zona residencial o para las viviendas unifamiliares en particular. Al respecto, en el acápite de división de la ciudad en zonas solo se señala que «las manzanas residenciales se edificaran en construcción discontinua» (Diario La Prensa, 1930). No obstante el texto no es explicito respecto de la concepción arquitectónica, si puede observarse que su propuesta favorece un estado de ánimo propicio para el cambio y la modernización urbana y arquitectónica en los actores intervinientes, al decir de Prager: un «plano que contemple el futuro desarrollo de una ciudad» (Diario La Prensa de Osorno, 1930). Algo que también se verifica en las palabras del gobernador provincial de la época, Francisco Lopetegui, quien señalaba que en el plan propuesto por Prager «se consultan todas las modalidades estéticas y arquitectónicas que deben reunir todas las ciudades modernas, considerando su progreso y desarrollo futuro».

29Aquel es el contexto en el que la arquitectura moderna local surge tempranamente, hacia 1930, impulsada por la incidencia de la agencia colonizadora europea pero también fundada sobre la cultura y tradiciones locales previas; a su vez, mediada por tradiciones colonizadoras diversas. La construcción de su identidad moderna se realiza entre tradición y modernidad. De tal forma, la construcción de la modernidad arquitectónica local, dada la continuidad histórica del lugar de origen de sus artífices tempranos, pero también dado este carácter renovador aunque no rupturista de su quehacer, fundó una renovación arquitectónica moderna con carácter particular. Su sello puede ser visto como una innovación en la que, como ya lo señalaba Pérez O. citado al inicio de este escrito, y también lo hace Paula Núñez, «la permanencia fue constitutiva de la modernidad de este lugar colonial» (2015).

30Los factores antes expuestos actuarían como agentes fundacionales de la particular concepción arquitectónica moderna local; a partir de cuyo conocimiento en relación a las edificaciones mismas se pudiera lograr caracterizar las arquitecturas locales, en este caso, la temática de vivienda unifamiliar surgida entre 1930 y 1970 en Osorno.

15. 3. Vivienda unifamiliar moderna en Osorno: dialéctica de continuidad y cambio

31El primero de los proyectos «Miradas intensivas: revisita de la arquitectura de vivienda unifamiliar en Osorno 1920-1970», es un estudio preliminar, desde la arquitectura, acerca de las identidades locales en tiempos de modernidad. Buscó observar las señas que pudieran mostrar a la vivienda unifamiliar de Osorno en tanto un constructo reflejo de la articulación de lo particular, de la propia realidad, conexa a los procesos modernizadores globales (Weibel, 2012). En ella se planteaba, como hipótesis, la existencia de una tensión entre racionalidad y respuesta a condiciones y preexistencias locales. O incluso, la tensión entre modernidad y tradición, en la concepción de la vivienda unifamiliar moderna local. También se planteaba que sería en dicha existencia en la que se fundaría la dialéctica de continuidad y cambio observable en la construcción del acervo de estas viviendas.

32Como objetivo en torno a los planteamientos de la hipótesis, se tuvo el de analizar un grupo de viviendas modernas mediante la proposición y aplicación de un método de estudio ad hoc, que debía ser elaborado para su utilización en esta investigación. La posibilidad de realizar avances sobre las cuestiones planteadas en este proyecto se concretó mediante el diseño de una herramienta de registro de la observación que se denominó Matriz de exploración de vivienda unifamiliar moderna. Una de estas matrices fue referida a los factores estéticos y la otra, a los extraestéticos incidentes (tablas 15. 1 y 15. 2).

  • 12 La selección de las viviendas a estudiar fue resultado de la labor previa que incluyó un registro f (...)
  • 13 Método tomado del validado por el grupo de investigación form (adscrito al Departamento de Proyecto (...)

33La aplicación de dicha herramienta matriz en un universo de estudio de 34 viviendas unifamiliares en el sector centro de Osorno permitió sistematizar las observaciones de campo prestando atención de manera intensa.12 Con esto vale decir, desplegando la observación de cada caso variable por variable, a las diversas formas de respuesta o las maneras en las que estas arquitecturas locales se formalizaron en consideración de los factores incidentes, tanto los extraestéticos como los estéticos. A la vez, observando su formalización en relación a parámetros locales (los que incluyen las tradiciones preexistentes), universales (modernos) o bien en tensión. Estas observaciones fueron realizadas caso a caso (en cada vivienda) in situ, pero también a partir de la interpretación del material fotográfico y planimétrico obtenido en los casos en los que se tuvo acceso.13 La tabla 15. 1 muestra el resultado de un caso particular. Las derivaciones de las observaciones fueron volcándose en sendos cuadros de resultados (tablas 15. 2 y 15. 3), a partir de cuya lectura conjunta se ha podido ensayar unas conclusiones, tanto respecto de las particularidades como del panorama general.

Tabla 15. 1. Matriz de exploración de vivienda unifamiliar moderna en Osorno. Factores extraestéticos

Propietario vivienda: Imagen vivienda
Dirección vivienda:
A. Factores extraestéticos
Variables   Formas de respuesta
    Local Tensión Universal
A1. Clima A 1.1 Volumetría Compacta Pierde compacidad Libertad en formalización del volumen
A 1.2 Cubiertas Inclinada, dos aguas Poco inclinada / esconde inclinación / a un agua Cubierta plana
A 1.3 Aleros Presencia de aleros   Presencia o ausencia de aleros
A 1.4 Vanos Vanos más pequeños   Paños vidriados/ventana corrida
A2. Recursos escasos A 2.1 Envolventes Envolventes no necesariamente eficientes   Envolventes eficientes
A 2.2 Calefacción Núcleo calórico (sistema pasivo) bien orientado/leña   Núcleo calórico (sistema pasivo)/sistemas activos
A 2.3 Materialidades Materiales locales: madera Mixtura de materialidades Hormigón/albañilería reforzada
A3. Condición sísmica A 3.1 Orden planimétrico estructural (planta) Orden y simpleza mediados por factor sismo Orden mediado tanto por factor sismo como por concepción moderna Orden mediado por concepción modernas, no por factor sismo
A 3.2 Construcción Medios y técnica local: competencia sísmica de la madera Técnicas locales y tecnologías importadas Otras tecnologías
A 3.3 Forma Claridad formal obligada por factor sismo Claridad mediada por factor sismo y concepción moderna Claridad formal mediada por concepción moderna
A4. Formas de vida A 4.1 Forma de uso de planta baja Zócalos habitables multifunción   Vivienda a nivel de suelo
A 4.2 Colonias preexistentes Stube   Sin stube
A 4.3 Uso de patios Arquitectura en relación a exterior de uso ornamental y productivo (huerto jardín)   Arquitectura en relación con exterior ornamental y contemplativo (jardín contemplativo)
A 4.4 Procedencia usuario Local (descendiente de español/mapuche) Descendiente de otros inmigrantes centroeuropeos Inmigrante

Fuente: Álvaro Vera N. (2012a)

Tabla 15. 2. Matriz de exploración de vivienda unifamiliar moderna en Osorno. Factores estéticos

Variables   Formas de respuesta
    Local Tensión Universal
B1. Emplazamiento B 1.1 Disposición Definido respecto de su posición en relación a la calle y espacios de uso exteriores   La concepción de la vivienda y espacios exteriores de contemplación zonifican todo el terreno
B2. Expresión corporal B 2.1 Fachadas Sistema estético no moderno influido por neoclásico u otros   Sistema estético moderno (ej. neoplástico/racional)
  B 2.2 Tipologías formales Reinterpretación de tipos tradicionales (volúmenes compactos)   Diseños con tipos modernos universales (casa pabellón, bi-nuclear)
B3. Concepción espacial B 3.1 Fluidez Compartimentación tradicional Solo algunos espacios fluidos generalmente espacios públicos Fluidez espacial
B 3.2 Zonificación/funcionalidad Orden espacial de acuerdo a cánones preestablecidos/axialidades   Zonificación programática/funcionalidad (cada espacio un uso específico)
B 3.3 Conexión interior/exterior Conexión utilitaria entre recintos interiores/espacios exteriores (fertilidad, huerto jardín) Conexión utilitaria y contemplativa Conexión más contemplativa entre recintos interiores/espacios exteriores
B4. Concepción constructivo estructural B 4.1 Concepción estructural A base de muros (riostras) Concepción estructural mixta A base de pilares y eventualmente muros
B 4.2 Orden estructural Disciplina del plano y orden estructural mediado por factor sismo Orden estructural mediado por factor sismo y concepción moderna Orden estructural mediado por concepción moderna
B 4.3 Calce forma/estructura Orden formal no corresponde necesariamente con orden constructivo estructural   Calce orden espacial, constructivo y formal
B 4.4 Concepción constructiva Uniformidad : un material puede resolver todas las funciones (estructura, fachada tabiquería, ornamentación) Un material predominante pero con presencia de otros Especialización: cada material y elemento constructivo cumple función especifica
B 4.5 Técnica constructiva Técnicas constructivas artesanales / Mano de obra con experiencia en técnicas locales Se resuelve mediante ambas técnicas constructivas Técnicas constructivas industrializadas/Mano de obra especializada
B 4.6 Industrialización Producción artesanal   Producción en serie
B5. Artífices (arquitectos) B 5.1 Formación Chileno con estudios en chile Chileno con estudios en el extranjero y/ o Extranjero con estudios en chile Extranjero con estudios en el extranjero

Fuente: Álvaro Vera N. (2012b)

Tabla 15. 3. Resultados de aplicación de ambas matrices en el caso de una vivienda situada en calle Amthauer n.º 1008, Osorno

Tabla 15. 3. Resultados de aplicación de ambas matrices en el caso de una vivienda situada en calle Amthauer n.º 1008, Osorno

Fuente: Álvaro Vera N. (2012)

Fuente: Álvaro Vera N. (2012a)

Tabla 15. 4. Resultados globales de matriz de exploración referentes a factores extraestéticos

A. Factores extraestéticos
Variables Formas de respuesta arquitectónica
Local Tensión Universal
A1. Clima A 1.1 Volumetría 13 13 8
A 1.2 Cubiertas 6 22 6
A 1.3 Aleros 29 3 2
A 1.4 Vanos 4 10 20
A2. Recursos escasos A 2.1 Envolventes 11 5 18
A 2.2 Calefacción 15 0 17
A 2.3 Materialidades 7 21 6
A3. Condición sísmica A 3.1 Orden planimétrico estructural (planta) 34 0 0
A 3.2 Construcción 8 26 0
A 3.3 Forma 0 34 0
A4. Forma de vida A 4.1 Forma de uso de planta baja 18 0 15
A 4.2 Colonias preexistentes 23 0 9
A 4.3 Uso de patios (huerto jardín) 5 0 28
A 4.4 Procedencia usuario
Totales 157 178 132

Fuente: Álvaro Vera N. (2012)

Tabla 15. 5. Resultados globales de matriz de exploración referentes a factores estéticos

B. Factores estéticos
Variables Factores de respuesta arquitectónica
Local Tensión Universal
B1. Emplazamiento B 1.1 Disposición 21 5 8
B2. Expresión formal B 2.1 Fachadas 3 0 31
B 2.2 Tipologías formales 11 19 4
B3. Concepción espacial B 3.1 Fluidez 8 24 0
B 3.2 Zonificación/funcionalidad 0 0 34
B 3.3 Conexión interior/exterior 1 9 24
B4. Concepción instructivo estructural B 4.1 Concepción estructural 34 0 0
B 4.2 Orden estructural 0 34 0
B 4.3 Calce forma/estructura 0 0 34
B 4.4 Concepción constructiva 4 29 1
B 4.5 Técnica constructiva 6 28 0
B 4.6 Industrialización 34 0 0
B5. Artífices (arquitectos) B 5.1 Formación 18 1 2
Totales 141 149 137

Fuente: Álvaro Vera N. (2012c)

34Los resultados numéricos expuestos en las tablas 15. 4 y 15. 5 pueden ser mostrados de forma interpretativa, permitiendo una lectura por variable. Resulta interesante exponer el que se refiere a la volumetría general de las viviendas (figura 15.6), aspecto que es directamente influyente en la concepción espacial de las mismas. Al igual que las otras construidas por la colectividad residente en el siglo xix, en las que también tienen una participación la inmigración alemana que aportó renovadas técnicas y procesos constructivos, las casas modernas locales construidas entre 1930 y 1970 son mayormente compactas. Básicamente, no se observan viviendas extendidas en una planta. Lo anterior se puede asociar, por un lado, con la facilidad constructiva que supone esta opción. Pero por otra parte, a la necesidad de mantener de forma eficiente el calor en los fríos meses de invierno, práctica que sintoniza a estas viviendas con uno de los invariables factores extraestéticos locales.

Figura 15. 6. Vivienda ubicada en calle Phillippi n.º 1268, Población Matthei, n.º 43 de la tabla 15.6)

Figura 15. 6. Vivienda ubicada en calle Phillippi n.º 1268, Población Matthei, n.º 43 de la tabla 15.6)

Fuente: archivo de arquitectura de Hugo Weibel F. (2010a).

35Esta compacidad, además de ser adaptativa en los términos antes mencionados, dificulta la consecución de uno de los más claros caracteres de la concepción de la arquitectura de vivienda unifamiliar canónica: la fluidez o continuidad espacial. La comprobación empírica de esta observación se obtuvo al cotejar el comportamiento en cuanto a la concepción espacial de las plantas de las viviendas. En este, se encontró que no existían viviendas en las que se pudiera apreciar una fluidez espacial a la manera de aquella observable en las viviendas modernas universales; vale decir, con relaciones espaciales amplias entre los recintos públicos. Por el contrario, la mayor parte de estas viviendas mantuvo una espacialidad compartimentada, estableciéndose solo en algunas ocasiones relaciones de continuidad remitidas a ciertos sectores, como entre la sala de estar y comedor. Sin embargo, se manifiestan estas solo en algunas viviendas. En otras, comedor y sala de estar también eran espacios separados, comunicados por puertas comunes o correderas.

36No obstante lo anterior, soslayando las condiciones climáticas prevalentes de frío y lluvia, la voluntad por hacer una vida en relación con los espacios exteriores prevalece, encontrándose viviendas en las que la voluntad de conexión moderna interior-exterior es franca (figura 15. 7). Asimismo, en muchas viviendas, dicha relación construida asume un carácter más contemplativo a partir de la incorporación –en el diseño del espacio exterior– de terrazas relacionadas a los espacios públicos, obviándose el nexo funcional (chacras o huertas productivas) que se advertía en viviendas del período anterior. Mayormente, el patio es ahora un jardín para mirar.

Figura 15. 7. Vivienda 37 de la tabla 15.6, ubicada en calle Alonso de Rivera n.º 1190, Osorno

Figura 15. 7. Vivienda 37 de la tabla 15.6, ubicada en calle Alonso de Rivera n.º 1190, Osorno

Fuente: archivo de arquitectura de Hugo Weibel F. (2012b).

37Otra observación significativa es que estas arquitecturas no siempre se resuelven únicamente en función del comportamiento ante el factor climático. Lo anterior se observa en el diseño de cubiertas. A pesar de no existir un franco predominio de viviendas con cubiertas inclinadas, en la mayoría de ellas sí se presentan aleros, elemento que permite reconocer una preocupación por la lluvia como un principal factor incidente. Así también se observa en relación con los vanos: sin llegar a ser vidriados, en la mayor parte de los casos son extensos, y se privilegian las relaciones visuales con los jardines antes que la mantención del ambiente interno calefaccionado. En algunos casos esta concesión respecto de las necesidades climáticas se debe a que estas viviendas cuentan con sistemas más eficientes de calefacción –a diferencia de las construidas en madera en la tradición arquitectónica preexistente–. Su materialización en ladrillo u hormigón estucado colabora en la eficiencia.

38En relación a los resultados relacionados con la condición sísmica, también se observa diversidad. En algunas viviendas la forma moderna se construye íntegramente en madera. No obstante, en la mayor parte de ellas se utiliza medios constructivos en los que se combinan técnicas locales (aquellas de construcción con estructuras de madera, como el fachwerk) con otras técnicas innovadoras a la fecha (como el cálculo requerido para erigir estructuras en ladrillo u hormigón armado, sobretodo en respuesta a los parámetros sísmicos locales). Donde sí se observa una constante, tanto en construcciones de madera como en las otras, es en el orden planimétrico –siempre claro y concebido mediante ejes precisos en los que prima la ortogonalidad–. También en la concepción de las formas generales –las que siempre atienden a volumetrías simples (figura 15. 8) y geometrías que propician la adecuada respuesta al factor sismo– y sus estructuras subyacentes, no por ello dejando de considerar la consecución de la forma moderna.

Figura 15. 8. Vivienda ubicada en calle Leonardo da Vinci n.º 1664, Osorno, corresponde a la casa 24 de la tabla 15. 6

Figura 15. 8. Vivienda ubicada en calle Leonardo da Vinci n.º 1664, Osorno, corresponde a la casa 24 de la tabla 15. 6

Fuente: archivo de arquitectura de Hugo Weibel F. (2012c).

39Los recursos arquitectónico-constructivos son una nueva fuente de resultados diversos. Por una parte, la escasez de medios se observó en la permanencia en estas viviendas modernas de los envolventes ligeros de uso local previo, generalmente madera, aunque no contribuyeran a responder de manera eficiente a las solicitaciones climáticas. Sin embargo, un grupo importante de viviendas materializó sus envolventes mediante medios constructivos de reciente introducción, más eficientes. La macla de materiales (albañilería u hormigón en primer nivel y madera en segundo) se observa como un medio adaptativo utilizado con frecuencia (figura 15. 9). La razón es que la estructura de material del primer nivel contribuye a la mantención calórica de estos espacios, térmicamente más desfavorecidos. Esta diversidad de medios también se refleja en la permanencia de medios tradicionales de calefacción (estufas a leña) junto a la aparición, en menos casos, de sistemas centrales de calefacción con caldera, también fundamentalmente a leña, los que permitían una calefacción más eficiente y homogénea.

Figura 15. 9. Casa 30 de la tabla 15.6, ubicada en calle Hermanos Philippi n.º 1227, Osorno

Figura 15. 9. Casa 30 de la tabla 15.6, ubicada en calle Hermanos Philippi n.º 1227, Osorno

Fuente: archivo de arquitectura de Hugo Weibel F. (2012d).

40Junto con el cambio en la forma de uso del espacio exterior, otro indicador, esta vez de mantención de forma de vida en estas viviendas respecto de las tradicionales previas, se observa en la permanencia de los Stube. Definidos como lugares de reunión familiar o salas de estar, están normalmente asociados a la cocina. En menor grado, también a los zócalos habitables multifunción, que, sin embargo, en la mayor parte de los casos han simplificado su programa.

41Los resultados obtenidos en este primer trabajo investigativo corroboraron la hipótesis de que la vivienda unifamiliar moderna de Osorno fue concebida en tensión entre tradición y modernidad. Asimismo, fundaron la inquietud de una observación más sistemática de la diversidad de formas expresivas observadas, como resultantes del modo propio de estar en la modernidad de estas viviendas. Esta inquietud dio origen a una nueva investigación específica en torno a la temática. Esta nueva indagación se planteó con un enfoque centrado en «develar los vectores de continuidad y los de cambio que han mediado las antedichas tensiones, así como en observar y categorizar las formas de expresión presentes en estas viviendas a partir de la misma» (Weibel, 2015).

15. 4. Vivienda unifamiliar moderna en Osorno. Medio creativo de expresión local

  • 14 Al igual que el proyecto anterior, este fue desarrollado en la Universidad de Los Lagos, pero fue a (...)
  • 15 «Una fase definida por el proceso de racionalización del mundo, iniciado en la ilustración y que po (...)

42Este segundo proyecto de investigación de continuidad es denominado «Formas de tensión tradición-modernidad. La expresión arquitectónica de la vivienda unifamiliar moderna en Osorno».14 Tiene como objetivo incrementar el conocimiento respecto de las arquitecturas producidas en Latinoamérica bajo el signo de la modernidad,15 profundizando en la observación de la vivienda unifamiliar moderna de Osorno. La investigación se centra en esta localidad en tanto en ella, catalizados tanto por la acción del Estado como por la de los grupos migratorios que se llegados a partir de mediados de siglo xix, se han verificado los antedichos procesos modernizadores.

43El estudio parte del entendimiento de que la modernidad local está referida a una particular matriz cultural. Al respecto, el arquitecto argentino Mario Sabugo señala: «la arquitectura, el diseño y el urbanismo, como actividades sociales, o simplemente cosas, no pueden ser totalmente explicadas por sí mismas, ya que forman parte de una cultura, o más precisamente de una matriz cultural» (2006, p. 2). A partir de lo anterior, asumimos que en las actividades sociales o cosas surgidas en una matriz cultural particular pueden ser observadas –o de alguna forma han quedado plasmados– sus caracteres propios y el lugar cultural del cual provienen. En tal caso, en las cosas surgidas de matrices que reflejan procesos históricos y/o la diversidad o multiculturalidad de sus habitantes, ha de poder observarse tanto una diversidad expresiva como los procesos de hibridación y las tensiones que de ella deriven. Es decir, imaginarios particulares y diferenciadores, además de caracteres de las localidades, más los coexistentes aportes de las diversas colectividades.

44Respecto de la ciudad de Osorno, postulamos que el crisol que daría origen a las tensiones e hibridaciones se encontraría en la yuxtaposición de las culturas aportadas. Entre ellas encontramos, por un lado, los inmigrantes centroeuropeos avecindados hacia mediados de siglo xix, fundamentalmente un grupo de origen alemán, con sus particulares formas de arquitectura desarrolladas en la localidad, que al pasar el tiempo han permanecido y devenido tradicionales. Por otro lado, el posterior advenimiento de la modernidad que ha tomado curso en una sociedad más diversa y multicultural. Una en la que se ha desarrollado su correspondiente correlato arquitectónico moderno local, en relación a las antedichas tradiciones arquitectónicas preexistentes. Esta es la escena en la que la arquitectura de Osorno, y en particular sus viviendas unifamiliares modernas, pudieron «servir de medio creativo de expresión y comunicación que les permitía dar cuenta de especificidades locales (Liernur, 2010, p. 282). Especialmente las que aquí hemos visualizado como especificidades vinculadas con la tradición arquitectónica local.

45Es a partir de la consideración de dicha matriz cultural y sus formas expresivas que nos hemos preguntado: ¿de qué manera ha venido desarrollándose esta yuxtaposición? ¿Qué expresiones arquitectónicas particulares han podido surgir en dicho escenario? Asimismo, los interrogantes que fundaron la labor específica de indagación fueron: ¿de qué forma responde la arquitectura de vivienda unifamiliar de Osorno ante la coexistencia de tradición y modernidad? También: ¿qué expresiones arquitectónicas derivan de dicha situación?

46Concordamos con Mario Sabugo en tanto reconocemos que estas son interrogantes sin cuyas respuestas «difícilmente podamos representarnos nuestra situación cultural con la serenidad de las cosas definitivamente establecidas» (2006, p. 2). Asumimos que la evolución de la arquitectura del siglo xx en Osorno, estrechamente ligada a la presencia de esta diversidad cultural, posibilitaría el surgimiento de nuevas síntesis que sostendrían la construcción en proceso de una identidad arquitectónica local. Esta «actuaría fundamentalmente como mediadora en las reuniones que se establezcan entre civilización y cultura, entre contemporaneidad y tradición y entre globalización y particularización» (Calvo, 2007, p. 101). El patrimonio cultural local sería el crisol de los procesos de hibridación –en tanto procesos de interacciones y transacciones– que, al soslayar la segregación, facilitarían la cimentación de una identidad intercultural, pero por sobre la multicultural (García, 2001, p. 20).

47En relación a las viviendas unifamiliares modernas estudiadas, la hipótesis planteó que en su concepción en Osorno se podría apreciar una diversidad expresiva. Esta estaría propiciada por aquellos procesos de hibridación que, admitiendo fusiones y diálogos, también permiten la expresión de las tensiones, en este caso la tensión tradición-modernidad (Weibel, 2015). Se postuló que la diversidad expresiva se fundó en la amalgama de tiempos culturales y sus expresiones arquitectónicas. Entre ellas, se incluyen las tradiciones arquitectónicas aportadas por inmigrantes centroeuropeos a partir de la segunda mitad del siglo xix. Así como otras nuevas expresiones de misma índole y urbanas: las modernas. Estas han devenido en una nueva tradición, la moderna local, que las erige como producto del quehacer de la sociedad local de la primera mitad del siglo xx.

  • 16 La reestructuración de la matriz fue posible en tanto en la investigación previa fue pensada como u (...)
  • 17 De acuerdo al enfoque de este trabajo, se centra en los factores estéticos y de ellos solo se traba (...)

48Para acceder a realizar las observaciones requeridas, se utilizó la matriz elaborada y practicada en la investigación anterior, esta vez reestructurada.16 Para servir a los objetivos actuales, en este trabajo se la denominó «Matriz de observación de expresión arquitectónica de vivienda unifamiliar». La finalidad de la reestructuración fue permitir el procesamiento sistemático de las observaciones realizadas en cada vivienda en relación al grupo de factores estéticos. Además, de entre ellos, poder centrarse en los incidentes en la expresión arquitectónica, los que fueron observados en virtud de su forma de respuesta local o bien universal.17

  • 18 Mientras el centro histórico surge en los orígenes de la ciudad y combina vivienda individual con e (...)

49El universo de casos estudiados, esta vez de 46 viviendas, se obtuvo nuevamente del centro histórico y la población Matthei.18 Ambos son sectores en los que era esperable encontrar una cantidad significativa de vivienda moderna (figuras 15. 10 y 15. 11). Al igual que en la investigación previa, se realizaron observaciones tanto in situ como a partir de la interpretación del material fotográfico y planimétrico. Los resultados emanaron de la lectura e interpretación de los datos que quedaron plasmados en la matriz a partir de la observación de las viviendas, caso a caso y factor por factor (tabla 15. 6).

Figura 15. 10. Sectores de la ciudad en que se centró el estudio. Sector centro (óvalo a la izquierda) y población Matthei

Figura 15. 10. Sectores de la ciudad en que se centró el estudio. Sector centro (óvalo a la izquierda) y población Matthei

Fuente: Álvaro Vera N. (2012d)

Fuente: Álvaro Vera N. (2012c)

Figura 15. 11. Ubicación de las 46 viviendas estudiadas, situadas en el centro de Osorno y en la población Matthei (núcleo de viviendas que se muestran en el sector derecho e inferior de la imagen)

Figura 15. 11. Ubicación de las 46 viviendas estudiadas, situadas en el centro de Osorno y en la población Matthei (núcleo de viviendas que se muestran en el sector derecho e inferior de la imagen)

Fuente: Álvaro Vera N. (2012d)

Fuente: Álvaro Vera N. (2012d)

Tabla 15. 6. Resultados globales, para Osorno, de la matriz de observación de expresión arquitectónica de vivienda unifamiliar

Tabla 15. 6. Resultados globales, para Osorno, de la matriz de observación de expresión arquitectónica de vivienda unifamiliar

Fuente: Álvaro Vera N. (2012d)

Fuente: Álvaro Vera N. (2012d)

Tabla 15. 7. Clasificación de viviendas de acuerdo con la sumatoria de formas de respuesta

Tipo Local 0
Tipo Tensionada Local 5
Tipo Tensionada Universal 39
Tipo Universal 2

Fuente: Álvaro Vera N. (2012d)

15. 4. 1. Interpretación de datos y categorización

50En la tabla de resultados globales se observa una primera línea de análisis que permitió la identificación y cuantificación de los vectores de continuidad y los de cambio (tradición y modernidad).

51También de la lectura de la tabla 15. 6 se obtuvo que ningún factor estudiado se presenta únicamente como vector de cambio o de continuidad. Dicho de otro modo, se observó que todos los factores de expresión tradicionales mantuvieron una línea de continuidad en las viviendas analizadas. Por tanto, se entiende que la construcción moderna de estas viviendas queda mediada por una diversidad de factores de continuidad que constituyen un extenso pool disponible.

52Constatado lo anterior, se obtuvo una tendencia mayoritaria al cambio: 13 de los 14 factores incidentes en la expresión arquitectónica estudiados resultaron ser vectores mayormente de cambio, al presentarse como una forma de respuesta universal en la mayor cantidad de casos. Al respecto, la matriz permitió identificar, para los 46 casos de estudio, un total de 469 factores (69,89 %) con forma de respuesta universal o moderna versus un total (más reducido) de 202 factores (30,11 %) con forma de respuesta local o tradicional.

53En una segunda línea de análisis se pudo atender a los caracteres que permitieron ensayar una categorización, en la que se pudo identificar las dos categorías de viviendas que se presentan a continuación.

15. 4. 1. 1. Viviendas modernas no tensionadas

54Las viviendas modernas no tensionadas son aquellas cuya expresión formal básicamente no difiere de la universal. Su configuración expresivo-formal no incluye factores de continuidad o tradicionales. Esta categoría, muy minoritaria, la conforman solo 2 de las 46 viviendas (4,35 %). En ellas (casas 14 –figura 15. 12– y 27 de la tabla 15. 6) todos los factores estudiados presentaron formas de respuesta únicamente universales o de cambio.

Figura 15. 12. Vivienda unifamiliar 14, ubicada en calle Prat n.º 336

Figura 15. 12. Vivienda unifamiliar 14, ubicada en calle Prat n.º 336

Fuente: archivo de arquitectura de Hugo Weibel F. (2010b)

15. 4. 1. 2. Viviendas modernas tensionadas

55Aquí se ubican las 44 viviendas restantes (95,65 %). En esta extensa categoría, sin embargo, se diferenciaron dos subgrupos.

56El primero es el de las viviendas modernas tensionadas con presencia mayoritaria de formas expresivas locales de continuidad. Son aquellas viviendas (5 de 44 casos) cuya expresión moderna hace amplio uso de formas expresivas de las arquitecturas tradicionales, como la compacidad volumétrica, simetrías y techumbres a dos aguas. En cada una de estas viviendas existe un predominio de factores analizados con respuesta local o tradicional. Como ejemplo, la casa 17 (figura 15. 13) de la tabla 15. 6, que cuenta con 11 parámetros con forma de respuesta local y 5 universales.

Figura 15. 13. Muestra la vivienda 17, ubicada en calle Barros Arana n.º 1030, Osorno, de Juan Biskupovic

Figura 15. 13.  Muestra la vivienda 17, ubicada en calle Barros Arana n.º 1030, Osorno, de Juan Biskupovic

Fuente: archivo de arquitectura de Hugo Weibel F. (2012e)

57El segundo subgrupo es el de las viviendas modernas tensionadas con presencia mayoritaria de formas expresivas universales o modernas. Cuantitativamente, este grupo es más importante (39 de 44 casos). También es el más complejo, ya que presenta diversas maneras o formas expresivas de estar en este tipo de tensión.

58Por un lado, un grupo de viviendas en el que la materialidad constructiva local, la madera, representa el componente de tensión sobre viviendas cuya formalidad es netamente moderna. Representativa de este caso es la casa 13 (figura 15. 14) de la tabla 15. 6.

Figura 15. 14. Vivienda unifamiliar 13, situada en calle O´Higgins n.º 969, Osorno

Figura 15. 14. Vivienda unifamiliar 13, situada en calle O´Higgins n.º 969, Osorno

Fuente: archivo de arquitectura de Hugo Weibel F. (2010c)

59Por otro lado, un conjunto de casas de forma moderna, racional, cuya tensión radica en la forma compacta en la que se resuelve su planta. Esta es una característica típica de la resolución volumétrica de las viviendas tradicionales precedentes. Un ejemplo es la casa 16 (figura 15. 15) de la tabla 15. 6.

Figura 15. 15. Vivienda unifamiliar 16, ubicada en calle Cochrane n.º 1008.

Figura 15. 15. Vivienda unifamiliar 16, ubicada en calle Cochrane n.º 1008.

Nota: este es un diseño de Carlos Buschmann Zwanzger, Premio Nacional de Arquitectura.

Fuente: archivo de arquitectura de Hugo Weibel F. (2010d)

60Otro tipo lo representa el grupo de expresión moderna compacta cuya racionalidad incorpora diversos elementos propios de la imaginería naval (barandales tubulares y ventanas con forma de ojo de buey, como es el caso de la casa 9 (figura 15. 16) de la tabla 15. 6.

Figura 15. 16. Viviendas unifamiliares pareadas en calle Cochrane n.º 445, Osorno, casa 9

Figura 15. 16. Viviendas unifamiliares pareadas en calle Cochrane n.º 445, Osorno, casa 9

Fuente: archivo de arquitectura de Hugo Weibel F. (2012f)

61Por último, se encuentran las viviendas modernas de altos estándares constructivos y cuya expresión se remite a unos parámetros formales moderados. Estos son característicos de algunos sectores de Centroeuropa como Suiza o el sur de Alemania. Ejemplo es la casa 21 (figura 15. 17) de la tabla 15. 6.

Figura 15. 17. Dos viviendas unifamiliares pareadas del arquitecto suizo German Meyer. Casa 21. Calle Casanova n.º 1010, Osorno

Figura 15. 17. Dos viviendas unifamiliares pareadas del arquitecto suizo German Meyer. Casa 21. Calle Casanova n.º 1010, Osorno

Fuente: archivo de arquitectura de Hugo Weibel F. (2012g)

15. 5. Vivienda moderna. Actitud cultural, diálogos y síntesis

62A partir de la lectura comprensiva de los resultados obtenidos en cada proyecto de investigación, se ha podido elaborar una serie de conclusiones. Dado que ambas han sido indagaciones estrechamente ligadas, se ha estimado pertinente exponer sus conclusiones relevantes de manera conjunta.

63Osorno es una ciudad sudamericana cuyo devenir histórico ha sido construido mediado por diversos procesos migratorios y la multiculturalidad. En ella se han superpuesto significativas expresiones tradicionales sobre diversos y particulares constructos de la modernidad, en una dialéctica de continuidad y cambio. Por esta razón, se presenta como un apropiado caso de estudio en torno a la construcción local de las relaciones entre tradición y modernidad.

64El acervo de vivienda unifamiliar que ha sido objeto de este estudio puede ser visto como una particular forma de expresión arquitectónica local. De característica híbrido, un formato de construcción en el que, se generan diálogos y síntesis propios que definen este particular legado que, aún vigente, asiste a la construcción de identidad local. En palabras de Néstor García Canclini, se trata de una realidad latinoamericana en la que «las tradiciones no se han ido y la modernidad no acaba de llegar» (2001, p. 20). Hibridaciones, pero también tensiones entre tradición y modernidad, fundamentan la diversidad expresiva de estas viviendas. Es así que se puede llegar a las siguientes conclusiones.

65El acervo de vivienda unifamiliar moderna en Osorno es una construcción particular. En tanto reconocen el legado histórico local previo y se nutren de arquitecturas precedentes a la vez que asumen e incorporan diversas expresiones constructivas y formales de la modernidad. Por esta razón, se puede decir que esta clase de inmueble es una construcción particular. Esta particularidad no solo emerge de los caracteres extraestéticos de su locación, sino también de su concepción en tensión entre tradición arquitectónica local y modernidad.

66Este conjunto de arquitecturas diversas son depositarias y continuadoras de una tradicional forma de hacer arquitectura local, caracterizada por su sintonía con los factores estéticos. Esta tradición está a la vista, aún al día de hoy, no solo en las viviendas modernas, sino también en las viviendas que fueron construidas localmente por colonos centroeuropeos. Este balance a menudo resulta ser un importante factor modulador de su concepción.

67Dados ambos aspectos señalados anteriormente, el estudio y comprensión de este legado no podría ser llevado a cabo prescindiendo de dichas relaciones espacio-temporales. Las viviendas modernas de Osorno, al reconocer un legado histórico, constituyen un conjunto en el que prevalece la dialéctica de continuidad y cambio. Es por ello que puede aseverarse que son un claro indicador de que, en lugares sudamericanos como esta ciudad, signados por latos y diversos procesos de colonización, la permanencia es constitutiva de la modernidad.

68Asimismo, se observó que tanto los factores estéticos como los extraestéticos locales pueden accionar como agentes tanto de permanencia como de cambio. Siendo ambos incidentes en la concepción arquitectónica de la vivienda unifamiliar moderna local, puede decirse que posibilitan la diversidad de expresión de la construcción de este conjunto de vivienda estudiado.

69Finalmente, la concepción de la vivienda unifamiliar moderna local que pone en tensión tradición y modernidad se funda en la adecuada selección y uso simultáneo, con amplios grados de libertad, tanto de recursos arquitectónicos modernos como de los medios arquitectónicos locales disponibles. Esta modalidad de realización del proyecto moderno supone una actitud culturalmente asertiva (Fernández, 2004).

70Teniendo lo anterior, es posible aseverar que una de las claves que posibilita la comprensión de nuestras arquitecturas modernas en el concierto sur y sur austral americano es la consideración de ambos grupos de factores que inciden en su concreción, los estéticos y los extraestéticos, presentes ambos tanto en aspectos contextuales ambientales y culturales, como también plasmados en las arquitecturas de la zona. La incidencia de dichos factores admite la particular expresión de las arquitecturas que se formalizan mediante estéticas modernas en nuestras localidades, diferenciándolas de un ideal canónico o de otras erigidas en otras latitudes y concebidas mediante el mismo sistema estético moderno. Así, la construcción de la particular expresión de la vivienda moderna en Osorno importa una actitud cultural caracterizada por la creativa utilización de los medios expresivos a disposición de sus habitantes.

Figura 15. 18. Casa en calle Casanova n.º 926, Osorno, del arquitecto Carlos Buschmann Z.

Figura 15. 18. Casa en calle Casanova n.º 926, Osorno, del arquitecto Carlos Buschmann Z.

Fuente: archivo de arquitectura de Hugo Weibel F. (2012)

Comentario al texto

71Liliana Lolich

72La historiografía de la arquitectura moderna en América Latina privilegió el estudio de novedosos proyectos urbanos como el de Brasilia o conjuntos notables como el campus de la unam en México o la Ciudad Universitaria de Caracas. Abundan también los estudios relacionados con edificios destinados a albergar reparticiones públicas, como el Ministerio de salud y educación, de Lucio Costa, en Río de Janeiro. Al mismo tiempo, las obras de Oscar Niemeyer para la obra pública religiosa y cultural, o las de Wladimiro Acosta para hospitales y el edificio de departamentos para el Hogar obrero en Buenos Aires. Hoy son todos clásicos de la arquitectura moderna en América Latina.

  • 19 Otros autores para posibles consultas sobre la vivienda moderna: Ábalos (2001); Aymonino (1976); Co (...)

73Sin embargo, las investigaciones sobre la problemática de la vivienda moderna han privilegiado la vivienda colectiva y, dentro de esta categoría, la de interés social. En cambio, la vivienda individual de clase media puede ser considerada aún una asignatura pendiente para los estudiosos de esta corriente arquitectónica. Salvo excepciones de viviendas aisladas reconocidas por su valor universal. Un ejemplo de esto es la casa Curutchet, diseñada por Le Corbusier para ser construida entre medianeras en la ciudad de La Plata. La misma que recientemente ha sido incorporada por la unesco en el Listado de Patrimonio de la humanidad. Más cercana a las propuestas del tipo chalet es el caso de la casa del puente, diseñada por Amancio Williams y Delfina Gálvez Bunge en Mar del Plata. De allí que lo valioso del estudio realizado por Hugo Weibel sea el abordaje de casos de vivienda individual erigida en contextos barriales de la ciudad de Osorno, que ayuda a comprender las múltiples maneras en que la modernidad se instaló en nuestras culturas arquitectónicas. La modernidad revolucionó la arquitectura, el diseño y el arte, cobrando preponderancia en el mundo occidental como innovación disruptiva pocas veces vista dentro del proceso cultural de la construcción de las ciudades. Muy especialmente, este escenario es nuevo en América Latina, donde el lenguaje moderno se impuso como discurso hegemónico asociado a la idea de progreso. En ese sentido, Roberto Fernández (1988, p. 21) destaca la generalización del modelo en las ciudades más importantes de países latinoamericanos a partir de la década de 1930. Para el caso de Chile, señala una especial irradiación de los postulados de la arquitectura moderna durante la presidencia de Gabriel González Videla (1946-1952) como parte de su programa masivo de construcción de viviendas y equipamiento urbano. Más allá de la validez indiscutible de las políticas estatales destinadas a resolver problemas sociales, cabe reflexionar sobre los criterios con los cuales se desarrollan las necesarias respuestas. Una vez más, las ideas que se instalan como lugar de prestigio, cambio e innovación arrasan con los procesos de cambio graduales. ¿Cuánta responsabilidad tenemos los intelectuales cuando adoptamos, divulgamos y reproducimos de manera acrítica las teorías que fueron desarrolladas para dar respuestas a otras realidades distintas a las nuestras? Weibel demuestra aquí cómo incidieron las modas arquitectónicas internacionales, más explícitamente las europeas, sobre la ciudad de Osorno. Pero estas circunstancias llegaron no solo de la mano de arquitectos formados en las nuevas tendencias europeas, sino también de chilenos egresados de la propia Academia (de Santiago). Allí, la arquitectura moderna logró instalarse como parte de la currícula y se replicó de manera acrítica en obras realizadas en el interior del país. Pensar la arquitectura moderna tanto en Osorno como en otras ciudades de la región implica matizar el punto de partida a partir de 1930, salvo que podamos demostrar fehacientemente que hubo proyectos de esta materia fechados ese año o, al menos, esa década. Tratándose de un trabajo historiográfico, la metodología debería asignar un especial lugar al fechado de las obras analizadas y que no hemos encontrado en las tablas que acompañan al texto. Incluso, una de las obras iniciáticas de Carlos Buschmann Zwanzger en Osorno, en 1927, es definida como ecléctica en la referencia de la figura 15. 4. Entonces, ¿es posible que la modernidad de su producción posterior se deba a su sociedad con colegas formados en Europa, como los hermanos Freitag? Ello evidencia la migración de arquitectos europeos a causa de las grandes guerras y la expansión de la actividad profesional de los egresados de las Escuelas de Arquitectura de la ciudad capital hacia el interior de nuestros países. Coincidimos, no obstante, en que la arquitectura de autor aplicada a la vivienda individual en nuestras regiones, periferia de la periferia, comenzó hacia la década de 1930 y significó un contraste notable con la otra vernácula. En su crítica a la alteración de contextos tradicionales por parte de la arquitectura moderna –racionalismo, como su versión europea–, Edward Rojas (1988) advierte que implicó una escisión inédita dentro del tradicional proceso evolutivo de las arquitecturas locales. Justificó que la cultura perdió la posibilidad de control y «era el Gobierno central el que imponía ideales progresistas y civilizadores propios». En su análisis de Chiloé, el autor sostiene que la obra pública obró como efecto imitación, lo que nos lleva a preguntarnos si en Osorno no sucedió algo similar que explique el surgimiento de estos nuevos lenguajes arquitectónicos en las viviendas. Agrega, además, que el Municipio comenzó, en esa época, a controlar la obra privada y que, en forma coincidente, aparecieron nuevos profesionales, «fundamentalmente constructores civiles y prácticos», que se ocuparon de construir chalets aislados «por medio de catálogos importados de viviendas modernas en hormigón» (1988, p. 25). Es muy probable que en Osorno haya sucedido algo similar. En tal caso, esos técnicos y profesionales, ¿llegaron como consecuencia de políticas públicas de promoción a la construcción privada? Alberto Petrina marca el contraste cuando señala que la arquitectura moderna, como movimiento, fue producido en países centrales a partir de procesos industriales. Estos, a su vez, eran impulsados por los avances en el campo del arte y de la técnica mientras que «su trasposición a la Argentina y al resto de Iberoamérica no revestirá otro carácter que el de una mera adscripción estética» (2002, p. 148). En tal sentido, el trabajo de Weibel no ha sucumbido a la tentación de identificar las viviendas analizadas como parte del movimiento. De esta manera, habilita la interpretación desde una modernidad que, en muchos casos y lejos de adoptar la tabula rasa como criterio de actuación característico, procuró cierto grado de integración a las condicionantes ambientales, naturales y culturales, de la localidad.Weibel acierta al interpretar la adaptación cultural experimentada en el medio local, indagación que resolviera Cristian Fernández Cox cuando desarrolló el concepto de modernidad apropiada (1989) desde la triple interpretación semántica. Esta era: apropiado en el sentido de tomar algo que es ajeno, adueñado; apropiado como hecho propio, adoptado, acomodado, asemejado y adaptado a las necesidades propias y, finalmente, apropiado como correcto y adecuado al lugar y a su tiempo. Otro Fernández, en este caso Roberto, y antes que García Canclini (1989), identificó esta particular «hibridez en la conformación de la ciudad y la arquitectura de Latinoamérica» y la entendió como parte de nuestra identidad regional, reflejada como «propiedad y ajenidad» (Fernandez, 1988, p. 18). Un fenómeno digno de destacar es la mención que el autor hace en el sentido de que en «algunas viviendas la forma moderna se construye íntegramente en madera». Remarca además que este uno de los aspectos de la modernidad apropiada en la que los materiales y los conocimientos constructivos tradicionales se adaptan a la resolución de expresiones arquitectónicas concebidas, básicamente, para ser erigidas con otros materiales. Los orígenes de la modernidad europea guardan estrecha relación con el interés de aportar, desde la arquitectura, soluciones a las crecientes desigualdades sociales, resultado de la revolución industrial. La Casa del pueblo de Horta, en Bruselas, el movimiento Arts and Crafts, en Inglaterra y el movimiento Werkbund, en Alemania, que derivó en la creación de la Bauhaus y del Congreso Internacional de Arquitectura Moderna (ciam), de donde surge la denominación actual de este tipo de arquitecturas, fueron configurando el proceso de cambio. Destacamos la voluntad de creación de una estética nueva donde la simplificación formal acompañó la necesidad de construir a menor costo para satisfacer la demanda de amplios sectores sociales. Este tipo se correspondía con el sentido dado por Sullivan en cuanto a que la forma sigue a la función y que no tardó en convertirse en el lema identificatorio de la época. No obstante, ese despojo no tardó en convertirse en un estilo de elite y su banalización terminó alejándolo del sentido social original.En cuanto a algunas dudas que nos surgen, y considerando que el vocablo austral denomina a lo que está al sur, ¿qué significa la categoría sur austral adoptada por Weibel, más allá del pleonasmo? Al menos en la Argentina, se sobreentiende que la Patagonia está al sur, por ejemplo al sur de Buenos Aires. Por otro lado, Patagonia austral refiere al extremo sur continental, especialmente a la provincia de Santa Cruz, muy distante a Osorno en términos de latitud geográfica. Otra duda está relacionada con una modernidad escindida de la cultura y de la identidad. Visibles en expresiones tales como: «en Chile modernidad e identidad no son procesos mutuamente excluyentes» y «si intentamos exponer, en clave arquitectónica, esta idea de diálogo entre cultura y modernidad…» ¿Hay modernidad que no sea parte de la cultura y que, al ser replicada en un barrio o una determinada área urbana no pase a formar parte de su identidad?A partir de un esfuerzo notable de registro y análisis, Weibel sistematiza la información en una serie de tablas matrices organizadas según criterios que no siempre aportan suficiente claridad interpretativa. Para una mejor comprensión del marco teórico-metodológico desde el cual efectúa el análisis convendría explicar el significado y sentido atribuido al término factor como categoría analítica. Especialmente, visto que ya están instalados en el campo disciplinar, adoptados y adaptados del campo de las ciencias sociales, conceptos tales como aspecto, arquetipo y patrón (Levi Strauss, Amos Rapoport, Buschmann, Alexander). Además, ¿por qué denomina fertilidad a un factor para el cual la denominación de paisajismo o parquización aparecen como aceptados y consensuados en el campo académico? ¿Qué criterios se usaron para definir las variables de análisis aplicadas? Entre ellas, y solo por mencionar algunas, local-tensión-internacional, recursos escasos o formas de vida, donde vincula funcionalidad con procedencia del usuario Preguntas similares nos surgen con relación a los aspectos referidos a la materialidad: tecnología, estructura, materiales, entre otros.19 ¿Es posible repensar la denominación asignada a las clasificaciones de los tipos de respuestas formales en local, tensionado local, tensionado universal y universal tanto en las tablas como en el análisis de los resultados? Estos criterios metodológicos le restan claridad al análisis. Tampoco se comprende a qué se refiere cuando menciona colonias preexistentes. Estas, al igual que el uso del vocablo Stube, que presumimos como un localismo, merecerían una explicación para facilitar una lectura multidisciplinar e internacional. Las observaciones señaladas arriba son resultado del interés que suscita el trabajo de Weibel como estudio oportuno en tiempos en que la renovación urbana de nuestras ciudades pone en riesgo los más valiosos ejemplos. El escaso conocimiento sobre la vivienda individual la convierte en el eslabón más frágil de la cadena patrimonial. El docomomo, organismo internacional creado ad hoc, acaba de incluir en su listado de patrimonio en peligro la casa Richard Wall de Andresen en Porto, Portugal, denunciando la destrucción de la casa Port Murray de Womersley en South Ayrshire, Escocia. Ello instala la urgencia de estudios historiográficos como el que se aporta aquí, sumando argumentos para su valoración cultural y rescate y protección patrimonial. Porque en el campo de la arquitectura, la vivienda es la que mejor testimonia la vida de los pobladores, actores de nuestra historia y constructores, en su quehacer cotidiano, de las ciudades.

Respuesta al comentario

74Hugo Weibel Fernández

75La acuciosa revisión y comentarios de Liliana Lolich supone una importante oportunidad para volver sobre algunos de los temas planteados, reflexionar sobre su contenido y sumar algunas consideraciones. Agradezco su valioso aporte que también permite tender orientaciones provechosas para futuras indagaciones. Tomo, asimismo, los oportunos comentarios referentes a los aspectos metodológicos como una certera colaboración, una oportunidad para revisar y reformar los aspectos señalados, revisión que posibilitará decantar las clasificaciones y denominaciones en futuras propuestas.

  • 20 Según división del territorio nacional propuesta por corfo, de acuerdo a características climáticas (...)

76Dado lo reducido del espacio del que se dispone, se optó por centrar en dos aspectos relevantes de los aludidos en los comentarios. Primero, sobre el objeto de estudio mismo. Puntualizar que las conclusiones aquí ensayadas respecto de los modos de ser de la vivienda unifamiliar local diseñada por encargo, al contrario de ser meramente conclusivas, pretenden abrir nuevas preguntas, instigar el pensamiento acerca de las posibilidades de comprensión de nuestras arquitecturas modernas en el sur.20 Estos constructos contextuales diversos, a raíz de su sintonía o no con los propios entornos y procesos culturales han tenido la posibilidad alejarse más, o menos, de la réplica acrítica o de la concepción arquitectónica moderna disruptiva o de catálogo, para pasar a ser constructos que pudieran dar cuenta de parte del cambio del medio local de la primera mitad del siglo pasado. En el caso de Osorno nutriéndose, por ejemplo, de tradiciones arquitectónicas locales previas y del rol activo que cumple en la comunidad local un grupo de inmigrantes centroeuropeos avecindados a mediados de siglo xix.

77La vivienda unifamiliar moderna puede ser claramente considerada como parte constituyente del paisaje cultural de nuestras ciudades sudamericanas a partir de la tercera década del siglo xx. En tanto esto, la labor irresuelta es la de llevar a cabo indagaciones sobre identidad en arquitectura, como las aquí propuestas, en otras locaciones sudamericanas. Para ello se debería, teniendo en consideración las particularidades de las diversas escenas y procesos culturales, desarrollar estudios que pudieran dar paso a indagaciones comparativas, incluyendo la perspectiva binacional chileno argentina, apoyando así la labor de los talleres conjuntos entre ambos países, como el que dio origen a esta publicación.

  • 21 Se trata del archivo de originales del arquitecto Carlos Buschmann Zwanzgery de información planimé (...)

78Dejando el foco de la vivienda moderna, interesa exponer algunas reveladoras consideraciones respecto de la data de inicio del proyecto arquitectónico moderno de Osorno, que la sindicarían como una urbe pionera de la modernidad arquitectónica a nivel nacional. En la propia ciudad se ha podido acceder a la información necesaria para demostrarlo.21 Es así que se puede aseverar que el proyecto de arquitectura moderna tuvo lugar antes de 1930 del pasado siglo. También, que este fue impulsado tanto por arquitectos chilenos como por extranjeros establecidos en la ciudad, además de que no solo se debió a obras del Gobierno central. Un ejemplo lo revela la prensa local al señalar que el emblemático proyecto del Hotel Burnier ya estaba en construcción hacia mediados de 1930:

El Sr. Prager expresó que el edificio de la Gobernación debía guardar armonía con la transformación de la Plaza de Armas, con el gran edificio que construye la firma Burnier Hnos. (el Hotel Burnier) en la esquina de la Plaza de Armas y con el estilo moderno de construcciones que se han empezado en Osorno. (Diario La Prensa de Osorno, 8 de junio de 1930)

  • 22 Carlos Buschmann se recibe de arquitecto el año 1924 y Mardones Restat el año 1930, ambos de la Uni (...)

79De dicho proyecto, diseño del arquitecto osornino Carlos Buschmann, en colaboración con su colega Héctor Mardones Restat,22 ambos Premio Nacional de Arquitectura, a la fecha hemos podido verificar su data en un documento original: un plano de instalación de agua caliente datado en 1932.

  • 23 Los arquitectos alemanes Eugen y Fritz Freitag Müller, con estudios de arquitectura e ingeniería en (...)

80A una de aquellas construcciones modernas a las que se hacía referencia en la nota periodística era la nueva iglesia parroquial de Osorno, que se había referido el mismo tabloide meses antes. El texto incluyó un dibujo de la fachada principal de la iglesia, diseño de Eugen y Fritz Freitag.23 Esta era señalada como «la primera obra arquitectónica de este orden que se construye en Chile tratada en estilo moderno» (Diario La Prensa de Osorno, 7 de enero de 1930). De este proyecto se ha tenido acceso a un dibujo original, datado en 1929, que muestra un escorzo de la fachada principal de la iglesia (figura 15. 19). La materialización del proyecto (1930) muestra una imagen construida aún más despojada que sintetiza el acceso, canjea arcos ojivales por otros de medio punto y reemplaza los elementos decorativos del remate por una coronación horizontal franca, vanos circulares y una estricta cruz (figura 15. 20).

Figura 15. 19. Bosquejo de fachada principal de iglesia parroquial de Osorno. Fotografía del dibujo original

Figura 15. 19. Bosquejo de fachada principal de iglesia parroquial de Osorno. Fotografía del dibujo original

Fuente: archivo de arquitectura Hugo Weibel F., Fondo Freitag (s/f).

Figura 15. 20. Iglesia parroquial.

Figura 15. 20. Iglesia parroquial.

Fuente: Museo histórico de Osorno (circa 1945).

81Hallazgos como estos, sobre los que se ha de seguir explorando, sugieren que cuño local y presencia de artífices locales y extranjeros –los que, sin embargo, se encontraban formando parte de una colonia avecindada por décadas en el territorio– son señas que distinguen al impulso de origen del proyecto moderno de Osorno, uno que pareciera haberse respaldado en procesos y expertises disímiles, más complejos que aquellos que pudiesen haber provenido de la mera imposición central.

Bibliography

Lista de fuentes documentales

Diario La Prensa de Osorno (8 de junio de 1930b). Nota sobre el Hotel Burnier.

Diario La Prensa de Osorno (7 de enero de 1930c). Nota sobre la iglesia parroquial de Osorno diseñada por Eugen y Fritz Freitag.

Freitag, Albrecht, arquitecto. Entrevista realizada en Osorno en 2009.

Núñez, P. (abril de 2015). iv Taller binacional Argentino chileno Araucanía-Norpatagonia: Cultura y Espacio. iidypca, Bariloche, Argentina.

Prager, O. (1930, 22 de febrero). Ideas generales sobre urbanismo y transformación de Osorno. Diario La Prensa De Osorno, p. 1.

Prager, O. (1930, 22 de febrero). Ideas generales sobre urbanismo y transformación en Osorno. Conferencia dictada en el Rotary Club de Osorno. En Diario La Prensa de Osorno.

Prager, O. (1930, 22 de junio). Informe: Plan de transformación de Osorno. Diario La Prensa de Osorno, p. 7.

Prager, O. (2011, 27 de marzo). Ubillla Cortés, el Constructor. Suplemento 453 años de Osorno. Diario Austral de Osorno.

Lista de referencias bibliográficas

aa.vv. (2011). La Habitación Popular Bonaerense 1943-1955. Aprendiendo en la historia. Buenos Aires: cedodal.

Ábalos, I. (2001). La buena vida. Visita guiada a las casas de la modernidad. Barcelona: Gili.

Aymonino, C. (1976). La vivienda racional. Barcelona: Gili.

Braun, T. (S/f). Recuperado de http://www.landeskunde-baden-wuerttemberg.de/7588.html [Consultado el 24/08 /2015]

Calvo, A. (2007) Venezuela y el problema de su identidad arquitectónica. Venezuela: Ed. fau-ucv.

Cherubini, G. (enero del 2015). Notas para una historia de la arquitectura en Puerto Montt. El dilema entre el ser y el querer ser en la arquitectura local y el alejamiento de la identidad. En: Tradición y modernidad. Territorio, ciudad y arquitectura en el concierto sur y sur austral americano (p. 17-50). Departamento de Arquitectura de la Universidad de Los Lagos, Osorno. [Inédito].

Colomina, B. (1994). Privacy and Publicity. Modern Architecture as Mass Media. The mit Press. Cambridge: Mas.

Días C. y Adriá, M. (2003). La casa latinoamericana moderna, 20 paradigmas de mediados de siglo xx. México: G. Gili.

Doberti, R. (2011). Habitar. Buenos Aires: Nobuko.

Fernández, C. (2004). Cultural assertiveness. An effective an practical attitude towards an identity in architecture. Recuperado de http:vitruvius.com.br/revistas/read/arquitextos/05.055/515 [Consultado el 20/06/2014].

Fernández, R. (1988). Propiedad y ajenidad en la arquitectura latino-americana. En ars Revista Latinoamericana de Arquitectura, 10, 18-23. Santiago: cedla.

Fernández Cox, C. (1989). Modernidad Apropiada. En ars Revista Latinoamericana de Arquitectura, 11, 1-9. Santiago: cedla.

García Canclini, N. (1989). Culturas híbridas: Estrategias para entrar y salir de la modernidad. México: Grijalbo.

García Canclini, N. (2001). Culturas híbridas. Buenos aires: Paidós.

Giménez, G. (2005). Cultura como identidad e identidad como cultura. Instituto de Investigaciones Sociales de la unam. Recuperado de http://sic.conaculta.gob.mx/documentos/834.doc

Larraín, J. (2001). Identidad chilena. Santiago: lom.

Liernur, J. (2010). Arquitectura en teoría. Escritos 1986-2010. Buenos aires: Nobuko.

Liernur, J. (2003). Escritos de arquitectura del siglo xx en América Latina. España: Tanais.

Martin Hernández, M. (2014). La casa en la arquitectura moderna. Barcelona: Revertè.

Monteyns, X. (2001). Casa collage: Un ensayo sobre la arquitectura de la casa. Barcelona: Gili.

Müller, L. (julio-diciembre de 2007). No todo lo escrito se desvanece en el aire. Una aproximación al debate historiográfico sobre la arquitectura moderna en la Argentina. Palapa, 2, 51-62.

Rojas, E. (1988, junio). Nuevas tensiones para viejas estructuras: poblados históricos en el ojo del volcán. Seminario de Cultura y Desarrollo. Pequeñas ciudades y poblados históricos. Su conservación y rehabilitación. Corrientes; serie Ediciones del Mirmicoleón Bordemarino. [Ponencia].

Pardo, F.; D´Alencon, R. y Kramm F. (2010). Arquitectura alemana en el sur de Chile. Importación y desarrollo de patrones tipológicos, espaciales y constructivos. Actas generales 2010, x Congreso Rehabilitación del patrimonio arquitectónico y edificación (pp. 988-996). Santiago. [cd].

Park, J.; Vallejos, A.; Ávila, S.; Tapia, M. y Riedemann, M. (2010). Una región pluri-cultural: fortaleciendo las identidades de la Región-Los Lagos para el bicentenario. Osorno: Printus.

Pérez, F. (2014). Ortodoxia/Heterodoxia. Santiago: arq.

Petrina, A. (2002). La arquitectura del Estado en la provincia de Buenos Aires (1930-1945). Apuntes para un análisis estilístico. En Temas de la Academia, 3, 135-162. Buenos Aires: Academia Nacional de Bellas Artes.

Sabugo, M. (2006). Hacia una modernidad devorada. A propósito de los cuatro elementos y el debate en la arquitectura latinoamericana. Revista de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Ricardo Palma, 20(2).

Sacriste, E. (2011). Qué es la casa. Buenos Aires: Concentra.

Weibel, H. (2012). Grandes ideas del mundo: una realidad concreta. Tensiones en la vivienda unifamiliar moderna, Osorno, Chile. Revista de Arquitectura, 14, 57-64. Universidad Católica de Colombia.

Weibel, H. (2015). Tensiones en el patrimonio local. Tradición y modernidad de la vivienda unifamiliar en Osorno, Chile. Revista aus, 16, 15-23. Universidad Austral, Chile.

Lista de referencias bibliográficas complementarias

Berg, L. y Cherubini, G. (2009). Ocupación arquitectura y paisaje, Región de Los Lagos, 15 000 años de historia. Santiago de Chile: Editorial Universitaria.

Guarda, G. (1981). Provincia de Osorno. Arquitectura en madera. Santiago: Ediciones de la Universidad Católica de Chile.

Martí Arís, C. (2005). La cimbra y el arco. Barcelona: Fundación Caja de Arquitectos.

Miranda, C. (1979). Carlos Buschmann Zwanzger. Santiago: Ediciones Facultad de Arquitectura y Urbanismo, Departamento Patrimonio Arquitectónico.

Weibel, H. y Angulo, A. (2014). Plaza de Armas de Osorno: territorio, espacio y arquitectura. Osorno: Editorial Universidad de Los Lagos.

Notes

1 Osorno, 40°34´00 S 73°09´000, fundada por colonos españoles en 1558, actualmente es cabecera de la comuna del mismo nombre en la región de Los Lagos, Chile. Cuenta con cerca de 150 000 habitantes.

2 En la línea de Historia, teoría y crítica de la Carrera de Arquitectura, cuyos resultados fueron expuestos en el ix Congreso Argentino Chileno de Estudios históricos e integración cultural, en la ponencia: Arquitectura locales en el concierto sur y sur austral americano; exploraciones preliminares en torno a factores históricos estéticos y extraestéticos: la concepción de la vivienda unifamiliar moderna en Osorno.

3 Proyecto de dos años de duración iniciado el año 2010, fomentado por fondos de iniciación en investigación de la Universidad de Los Lagos. Sus resultados fueron publicados en la Revista de Arquitectura, 14, del año 2012.

4 Proyecto fomentado por el fondo regular de Investigación la Universidad de Los Lagos, el año 2012, cuyos resultados se publicaron en la Revista aus n.º 16, 2015.

5 Además del gran terremoto y maremoto de 1960 ocurrido en la zona estudiada, existen reportes de otros sismos de gran intensidad, entre 7,5; 8,5 y 8,8 de magnitud, en los años 1575, 1737, 1837 y 2010. Fuente: http://www.mop.cl/puentechiloe/Documents/informe%20ejecutivo_12.pdf.

6 Con el transcurrir de los años, la inicial simplificación dio paso a detalles constructivos neoclásicos de mayor elaboración, como se puede comprobar en extensos registros de detalles de puertas y ventanas en viviendas de localidades como Valdivia y Osorno. Los que fueron realizados por el padre Gabriel Guarda, Hernán Montecinos y otros autores.

7 Los hermanos Freitag tuvieron su formación disciplinar en arquitectura e ingeniería en la Technisches Hochschule de Stuttgart, Alemania. En las primeras décadas del siglo xx, el período en el que se verificó su formación, la corriente arquitectónica de dicha escuela era el Traditionalismus, estilo alternativo a la concepción moderna contemporánea más rupturista que representaba a una vertiente de modernidad que propiciaba la conjunción de la modernidad y la tradición moderada (Braun Thomas, s/f).

8 Recién el año 1994 se abre la primera escuela de arquitectura en la ciudad. El Departamento de Arquitectura, perteneciente a la Universidad de Los Lagos, actualmente continúa funcionando en Osorno. Desde el año 2010, también en Puerto Montt.

9 En entrevista realizada el año 2009 al fallecido arquitecto osornino Albrecht Freitag.

10 Carlos Buschmann Zwanzger fue reconocido por sus pares el año 1979, con el Premio Nacional de Arquitectura, máximo galardón a nivel nacional para la profesión. Por primera vez, el premio se concedió a un arquitecto que ha realizado su obra íntegramente en provincia.

11 Se trata de las Actas de sesión municipal de Osorno, libro 12 (1930) y del «Texto del informe que el urbanista, Prager, ha elevado a la Junta de Vecinos», publicado en el Diario La Prensa el día martes 24 de junio de 1930. Aún no se cuenta con el texto de la ordenanza misma.

12 La selección de las viviendas a estudiar fue resultado de la labor previa que incluyó un registro fotográfico extenso mediante el que se reconoció y tendió una primera mirada comprensiva respecto del estado de situación de la temática investigada.

13 Método tomado del validado por el grupo de investigación form (adscrito al Departamento de Proyectos arquitectónicos de la etsab, Universidad Politécnica de Catalunya), en el libro: El proyecto moderno. Pautas de investigación (Gastón y Rovira, 2007).

14 Al igual que el proyecto anterior, este fue desarrollado en la Universidad de Los Lagos, pero fue adjudicado en el seno del Concurso Interno regular de Investigación Científica y Tecnológica, del año 2012.

15 «Una fase definida por el proceso de racionalización del mundo, iniciado en la ilustración y que por medio de las sociedades industrializadas recorre el siglo xix y alcanza a superar la mitad del siguiente» (Müller, 2007, p. 52).

16 La reestructuración de la matriz fue posible en tanto en la investigación previa fue pensada como un formato flexible, que admitiera tanto su reformulación como su utilización en diferentes localidades, aspecto que debía colaborar al objetivo propuesto de contribuir a sentar las bases para el futuro reconocimiento comparativo de la realidad regional sur y sur austral en la temática investigada.

17 De acuerdo al enfoque de este trabajo, se centra en los factores estéticos y de ellos solo se trabajó con los que inciden en la expresión formal. Otros factores estéticos, como los espaciales, solo se incluyen en tanto se observen como colaboradores en la incidencia de la expresión formal.

18 Mientras el centro histórico surge en los orígenes de la ciudad y combina vivienda individual con edificación continua, la población Matthei se origina hacia la cuarta década del siglo xx y constituye un sector urbano diseñado con el concepto de ciudad jardín.

19 Otros autores para posibles consultas sobre la vivienda moderna: Ábalos (2001); Aymonino (1976); Colomina (1994); Doberti (2011), Monteyns (2001); Martin Hernández (2014); Sacriste (2011); aa.vv. (2011).

20 Según división del territorio nacional propuesta por corfo, de acuerdo a características climáticas, Osorno estaría situado en la región sur, cerca del límite con la región sur austral. Así, su área de influencia territorial incluiría ambas regiones, de allí la propuesta de nombre para el texto: «Identidad sur / sur austral”. Tradición y modernidad en la arquitectura local. Formas expresivas de la vivienda unifamiliar moderna en Osorno, Chile».

21 Se trata del archivo de originales del arquitecto Carlos Buschmann Zwanzgery de información planimétrica, también original, de la obra de los arquitectos Fritz y Eugen Freitag. Así como también del archivo de originales del Diario La Prensa de Osorno, perteneciente al Programa de estudio y documentación en ciencias humanas (pedch) de la Universidad de Los Lagos.

22 Carlos Buschmann se recibe de arquitecto el año 1924 y Mardones Restat el año 1930, ambos de la Universidad de Chile.

23 Los arquitectos alemanes Eugen y Fritz Freitag Müller, con estudios de arquitectura e ingeniería en la Technisches Hochschule Stuttgart, se establecieron en la ciudad de Osorno en 1923 y 1925 respectivamente.

List of illustrations

Title Figura 15. 1. Ruca mapuche
Credits Fuente: Colección del Museo Histórico Nacional de Chile. Fotografía de 1946.
URL http://books.openedition.org/eunrn/docannexe/image/1815/img-1.jpg
File image/jpeg, 230k
Title Figura 15. 2. Fuerte Reina Luisa (restaurado durante el siglo xx), Osorno
Credits Fuente: Archivo Hugo Weibel (2017).
URL http://books.openedition.org/eunrn/docannexe/image/1815/img-2.jpg
File image/jpeg, 222k
Title Figura 15. 3. Casa con corredor (circa 1900), ubicada en calle Mackenna esquina Freire, Osorno
Credits Fuente: archivo de arquitectura de Hugo Weibel F. (2015).
URL http://books.openedition.org/eunrn/docannexe/image/1815/img-3.jpg
File image/jpeg, 196k
Title Figura 15. 4. Inmueble del año 1927, correspondiente al período inicial, ecléctico, obra del arquitecto Carlos Buschmann Z.
Credits Fuente: archivo municipal de Osorno (circa 1960).
URL http://books.openedition.org/eunrn/docannexe/image/1815/img-4.jpg
File image/jpeg, 199k
Title Figura 15. 5. Vivienda unifamiliar en calle O´Higgins n.º 1271, Osorno (corresponde a la casa 12 de la tabla 15.6 de resultados globales)
Credits Fuente: archivo de arquitectura de Hugo Weibel F. (2012a).
URL http://books.openedition.org/eunrn/docannexe/image/1815/img-5.jpg
File image/jpeg, 228k
Title Tabla 15. 3. Resultados de aplicación de ambas matrices en el caso de una vivienda situada en calle Amthauer n.º 1008, Osorno
Caption Fuente: Álvaro Vera N. (2012)
Credits Fuente: Álvaro Vera N. (2012a)
URL http://books.openedition.org/eunrn/docannexe/image/1815/img-6.jpg
File image/jpeg, 53k
Title Figura 15. 6. Vivienda ubicada en calle Phillippi n.º 1268, Población Matthei, n.º 43 de la tabla 15.6)
Credits Fuente: archivo de arquitectura de Hugo Weibel F. (2010a).
URL http://books.openedition.org/eunrn/docannexe/image/1815/img-7.jpg
File image/jpeg, 182k
Title Figura 15. 7. Vivienda 37 de la tabla 15.6, ubicada en calle Alonso de Rivera n.º 1190, Osorno
Credits Fuente: archivo de arquitectura de Hugo Weibel F. (2012b).
URL http://books.openedition.org/eunrn/docannexe/image/1815/img-8.jpg
File image/jpeg, 181k
Title Figura 15. 8. Vivienda ubicada en calle Leonardo da Vinci n.º 1664, Osorno, corresponde a la casa 24 de la tabla 15. 6
Credits Fuente: archivo de arquitectura de Hugo Weibel F. (2012c).
URL http://books.openedition.org/eunrn/docannexe/image/1815/img-9.jpg
File image/jpeg, 251k
Title Figura 15. 9. Casa 30 de la tabla 15.6, ubicada en calle Hermanos Philippi n.º 1227, Osorno
Credits Fuente: archivo de arquitectura de Hugo Weibel F. (2012d).
URL http://books.openedition.org/eunrn/docannexe/image/1815/img-10.jpg
File image/jpeg, 252k
Title Figura 15. 10. Sectores de la ciudad en que se centró el estudio. Sector centro (óvalo a la izquierda) y población Matthei
Caption Fuente: Álvaro Vera N. (2012d)
Credits Fuente: Álvaro Vera N. (2012c)
URL http://books.openedition.org/eunrn/docannexe/image/1815/img-11.jpg
File image/jpeg, 229k
Title Figura 15. 11. Ubicación de las 46 viviendas estudiadas, situadas en el centro de Osorno y en la población Matthei (núcleo de viviendas que se muestran en el sector derecho e inferior de la imagen)
Caption Fuente: Álvaro Vera N. (2012d)
Credits Fuente: Álvaro Vera N. (2012d)
URL http://books.openedition.org/eunrn/docannexe/image/1815/img-12.jpg
File image/jpeg, 212k
Title Tabla 15. 6. Resultados globales, para Osorno, de la matriz de observación de expresión arquitectónica de vivienda unifamiliar
Caption Fuente: Álvaro Vera N. (2012d)
Credits Fuente: Álvaro Vera N. (2012d)
URL http://books.openedition.org/eunrn/docannexe/image/1815/img-13.jpg
File image/jpeg, 219k
Title Figura 15. 12. Vivienda unifamiliar 14, ubicada en calle Prat n.º 336
Credits Fuente: archivo de arquitectura de Hugo Weibel F. (2010b)
URL http://books.openedition.org/eunrn/docannexe/image/1815/img-14.jpg
File image/jpeg, 205k
Title Figura 15. 13. Muestra la vivienda 17, ubicada en calle Barros Arana n.º 1030, Osorno, de Juan Biskupovic
Credits Fuente: archivo de arquitectura de Hugo Weibel F. (2012e)
URL http://books.openedition.org/eunrn/docannexe/image/1815/img-15.jpg
File image/jpeg, 231k
Title Figura 15. 14. Vivienda unifamiliar 13, situada en calle O´Higgins n.º 969, Osorno
Credits Fuente: archivo de arquitectura de Hugo Weibel F. (2010c)
URL http://books.openedition.org/eunrn/docannexe/image/1815/img-16.jpg
File image/jpeg, 268k
Title Figura 15. 15. Vivienda unifamiliar 16, ubicada en calle Cochrane n.º 1008.
Caption Nota: este es un diseño de Carlos Buschmann Zwanzger, Premio Nacional de Arquitectura.
Credits Fuente: archivo de arquitectura de Hugo Weibel F. (2010d)
URL http://books.openedition.org/eunrn/docannexe/image/1815/img-17.jpg
File image/jpeg, 192k
Title Figura 15. 16. Viviendas unifamiliares pareadas en calle Cochrane n.º 445, Osorno, casa 9
Credits Fuente: archivo de arquitectura de Hugo Weibel F. (2012f)
URL http://books.openedition.org/eunrn/docannexe/image/1815/img-18.jpg
File image/jpeg, 168k
Title Figura 15. 17. Dos viviendas unifamiliares pareadas del arquitecto suizo German Meyer. Casa 21. Calle Casanova n.º 1010, Osorno
Credits Fuente: archivo de arquitectura de Hugo Weibel F. (2012g)
URL http://books.openedition.org/eunrn/docannexe/image/1815/img-19.jpg
File image/jpeg, 234k
Title Figura 15. 18. Casa en calle Casanova n.º 926, Osorno, del arquitecto Carlos Buschmann Z.
Credits Fuente: archivo de arquitectura de Hugo Weibel F. (2012)
URL http://books.openedition.org/eunrn/docannexe/image/1815/img-20.jpg
File image/jpeg, 220k
Title Figura 15. 19. Bosquejo de fachada principal de iglesia parroquial de Osorno. Fotografía del dibujo original
Credits Fuente: archivo de arquitectura Hugo Weibel F., Fondo Freitag (s/f).
URL http://books.openedition.org/eunrn/docannexe/image/1815/img-21.jpg
File image/jpeg, 336k
Title Figura 15. 20. Iglesia parroquial.
Credits Fuente: Museo histórico de Osorno (circa 1945).
URL http://books.openedition.org/eunrn/docannexe/image/1815/img-22.jpg
File image/jpeg, 80k

Author

Doctor arquitecto por la Universidad Politécnica de Catalunya. Académico del Departamento de Arquitectura y del Centro de Estudios del Desarrollo Regional y Políticas Públicas (CEDER), de la Universidad de Los Lagos, Chile. Investigador del Programa Núcleos de Investigación Científica y Tecnológica de la misma Universidad. Integrante DOCOMOMO y RIPAP. Sus áreas de interés: proyectos arquitectónicos, arquitectura y patrimonio moderno, historia de la arquitectura.