Version classiqueVersion mobile

Cristóbal de Villalón, Gramática castellana

Édition modernisée

[Prólogo y división de la obra]

Texte intégral

1Gramática castellana
Arte breve y compendiosa para saber hablar y escribir en la lengua castellana congrua y decentemente
Por el licenciado Villalón

En Anvers
En casa de Guillermo Simón, a la enseña del avestruz.
M. D. LVIII
Con gracia y privilegio [3]

Carta para el licenciado Sanctander Relator meritísimo del consejo de su Majestad: en la cual el licenciado Villalón, autor de esta obra se la envía suplicándole la vea y ampare

  • 1 En la edición facsímil : contino.

2Señor, en los ratos perdidos y hurtados a mi continuo1 estudio de la sagrada escritura que tengo en esta aldea, vine a soñar este borrón en el cual presumo reducir a arte la lengua castellana, en imitación de la latina y griega. Y porque ninguno es tan buen juez de sus cosas como de las ajenas, se le envío a V. M. confiando que no permitirá que alguno mofe de este su amigo y servidor. Grand merced será para mi querer se poner al peligro que se sigue de lo aprobar y que corra por ambos este interés. Véale V. M. y si no fuere el trabajo de algún valor rasgándole se ganará más.

3Vale in eternum. [5]

Proemio al lector

  • 2 Villalón alude aquí a la Gramática castellana de Antonio de Nebrija, publicada en 1492.

4Pensando muchas veces en el valor, elegancia y perfección de la lengua castellana, y andando a buscar su inventor por le tener en aquella estima y veneración que merece el autor de tanto bien, todos cuantos hacen cuenta de las lenguas y de su autoridad dicen que la perfección y valor de la lengua se debe tomar y deducir de poder ser reducida a arte. Y por esto dicen todos, que las lenguas hebrea, griega y latina son de más perfección. Lo cual me lastimó tanto que de afrenta enmudecí, maravillándome de tanto varón cuerdo y sabio que ha criado esta Castilla con su lengua [6] natural no hubiesen intentado restituirla en su honra, satisfaciéndola con sus ingenios de aquella injuria que se le ha hecho hasta aquí. Y principalmente cuando vine a considerar que la falta no estaba en nuestra lengua, pues, de su parte y copiosidad tiene todo lo que otra, para acomodarse a aquella regla y orden de género y pronunciación que la quieran dar. Antonio de Nebrija tradujo a la lengua castellana el arte que hizo de la lengua latina2. Y por tratar allí muchas cosas muy impertinentes, deja de ser arte para lengua castellana y se tiene por traducción de la latina, por lo cual queda nuestra lengua según común opinión en su prístina barbaridad, pues con el arte se consiguiera la muestra de su perfección. [7]

  • 3 Se trata de una forma verbal oxítona con un pronombre enclítico, no se necesita pues el acento gráf (...)
  • 4 Nombre latino del río Elba.

5Esta nuestra lengua castellana tuvo principio de los reyes de Castilla y León, y comenzó a mostrar su valor y fuerzas en tiempo del muy alto y muy poderoso rey don Alfonso el Sabio, digno de eternidad, por cuyo mandado se escribieron en esta felicísima lengua las Siete Partidas y General historia de España. Pero esta nuestra lengua hasta ahora ha andado suelta sin sujetarse a regla ni ley por la diversidad de gentes extranjeras que en diversos tiempos han venido a nuestra Castilla que la han ensanchado, y aun en gran manera corrompido mezclando con ella vocablos ajenos y extraños hasta nuestra edad, en la cual es venida a tanta pulidez y perfección que si la quisiésemos cotejar con [8] la de hoy a quinientos años, hallaremos tanta ventaja y diferencia cuanta puede ser entre dos lenguas diferentes. Y así ahora yo como siempre procuré engrandecer las cosas de mi nación, porque en ningún tiempo esta lengua nuestra se pudiese perder de la memoria de los hombres, ni aun faltar de su perfección, pero que a la continua fuese colocándose y adelantándose a todas las otras y también porque la pudiesen todas las naciones aprender, pues el bien es mayor cuanto más es comunicado: por estas razones, intenté sujetarla a arte con reglas y leyes. También me movió a este trabajo ver que estamos en edad que es necesario, pues vemos que se precian en todas las naciones muy [9] sabios varones escribir en sus lenguas vulgares, y así lo usan varones castellanos muy eminentes que pudieran en elegante estilo latino escribir. Forzome3 por el consiguiente a esta empresa ver el común de todas las gentes inclinadas a esta dichosa lengua, y que les aplace mucho y se precian de hablar en ella: el flamenco, el italiano, inglés, francés. Y aun en Alemania se huelgan de la hablar, aunque se presume que sea alguna parte de causa ver que el nuestro emperador Carlos se precia de español natural. Que así vimos, que al tiempo que su majestad venció la batalla a Lansgrave y al duque de Sajonia junto al río Albis4, vinieron todas las señorías y [10] principados de Alemania a se le sujetar y obedecer y a demandarle perdón. Y todos le hablaban en español, aunque parece que era algo por le complacer. También vemos que la lengua lo merece en sí, por su elegancia, elocuencia y copiosidad, que cierto es muy acomodada a buen decir. Yo ruego a todos aquellos en cuyas manos viniere este nuestro trabajo recojan su ingenio y lo vean bien, y con especulación se pongan a considerar esta nuestra intención trabajando todos a corregir y acertar aquello en que yo falte, porque en fin hagamos con nuestra posibilidad del estudio de todos juntos una cosa con que ennoblezcamos nuestra lengua y nación. Que de mí protesto y les certifico y aseguro que recibiré gran gracia y placer. [11]

Arte, o gramática para saber hablar y escribir en la lengua castellana, colegida de la autoridad de los sabios, conforme a la costumbre y uso común de la lengua no corrompida

6Ante todas cosas para el principio de este nuestro trabajo quiero presuponer que aunque sea así verdad que pretendemos dar arte para el puro castellano muy desasido del latín, no nos podremos del todo excusar de nos aprovechar de algunos nombres y vocablos de la lengua latina porque en el proceso y orden nos demos mejor a entender. Como de estos vocablos, “nombres”, “verbos”, “declinación”, “conjugación”, “género”, “masculino”, “femenino”, “neutro”, y otros semejantes que en el discurso se ofrecerán. Y esto no por más, que por ser vocablos que en suma y en brevedad tienen gran significación. Lo cual si cada vez se hubiese de decir que del tal vocablo se tuviese [12] necesidad era a cada paso necesario un pliego de papel. Y pues en este arte se debe tratar de la naturaleza y significación de los vocablos en sí: si convienen a machos, o a hembras; si hacer, o padecer para el orden y constitución de la buena oración, o cláusula castellana. Era necesario fingir semejantes vocablos que significasen nuestros concebimientos con brevedad. Y pues los tenemos ya fingidos y compuestos aunque por la lengua latina tomémoselos que ella nos los prestará.

División de la obra

7Cuatro libros, o cuatro partes principales tendrá esta nuestra arte, o gramática. En la primera por cuanto es nuestra intención enseñar un orden y arte por donde se pueda saber hablar congruamente en esta nuestra lengua castellana sin barbarismo ni incongruidad. Y esto se hace comúnmente por cláusulas que el latín llama “oraciones”, y esta cláusula u oración se compone de “nombre”, “verbo” y “conjunciones” y “adverbios” y otras partes de que se compone la oración que el latín llama “indeclinables”, como de partes menos principales de la oración. Digo que luego en el primer libro trataremos de la naturaleza [13] del nombre y sus anejos y allegados. Y en la segunda parte trataremos del verbo, de sus conjugaciones y accidentes. Y en la tercera parte trataremos de la composición de las cláusulas y oraciones, cómo se han de ordenar y componer por evitar barbarismos en el hablar, lo cual llama el latín “construcción”, y el retórico “elocución”. Y en la cuarta parte trataremos de la ortografía, que será saber bien escribir lo que se habla en castellano.

Notes

1 En la edición facsímil : contino.

2 Villalón alude aquí a la Gramática castellana de Antonio de Nebrija, publicada en 1492.

3 Se trata de una forma verbal oxítona con un pronombre enclítico, no se necesita pues el acento gráfico.

4 Nombre latino del río Elba.

© e-Spania Books, 2021

Conditions d’utilisation : http://www.openedition.org/6540

Rechercher dans OpenEdition Search

Vous allez être redirigé vers OpenEdition Search