Version classiqueVersion mobile

Correspondencias entre mujeres en la Europa medieval

 | 
Jean-Pierre Jardin
, 
Annabelle Marin
, 
Patricia Rochwert-Zuili
, 
et al.

Introducción

Jean-Pierre Jardin, Patricia Rochwert-Zuili et Hélène Thieulin-Pardo

Texte intégral

1El libro Correspondencias entre mujeres en la Europa medieval que presentamos aquí recoge las actas del primer congreso del programa «MISSIVA – Cartas de mujeres en la Europa medieval (España, Francia, Italia, Portugal, s. VIII-XV)» que se celebró los días 27, 28 y 29 de septiembre de 2018 en la École des Hautes Études Hispaniques et Ibériques – EHEHI, Casa de Velázquez (Madrid).

  • 1 La reflexión sobre las cartas de mujeres se inauguró en abril de 2015, en el marco de un seminario (...)

2Integrado desde septiembre de 2018 en los «programas plurianuales» de la EHEHI, el programa de investigación MISSIVA, cobró forma en el año 2015 con varios encuentros preliminares dedicados a sentar las bases de una reflexión sobre la correspondencia de las mujeres1. Su ambición es catalogar, transcribir y estudiar las cartas que las mujeres medievales escribieron del siglo VIII al siglo XV. Para ello, se explora la documentación existente, se trata de esbozar una tipología de los ámbitos de actuación de las mujeres a través de sus cartas y se investiga la presencia, en ellas, de unos medios y registros específicamente femeninos, o por lo menos, propios del papel que desempeñaron las mujeres.

  • 2 Jean-Pierre JARDIN, José Manuel NIETO SORIA, Patricia ROCHWERT-ZUILI y Hélène THIEULIN-PARDO (dirs. (...)

3El congreso “Cartas de mujeres en la Europa medieval (España, Francia, Italia, Portugal, s. XI-XV)”, celebrado en mayo del 2016 y cuyas actas fueron publicadas en 20182, fue el punto de arranque de MISSIVA. El encuentro reunió a 22 medievalistas franceses, españoles, portugueses e italianos y permitió dar un paso más en la reflexión. Así se destacaron unas vías de análisis particularmente interesantes e incluso asomaron, en los documentos traídos a colación por las diversas aportaciones, algunos marcadores femeninos. Varios fueron los ejes de acercamiento al tema: versaron tanto sobre el carácter informativo de las cartas de mujeres, por ejemplo en unos contextos bélicos o en casos de mediación, negociación y pacificación. Algunos trabajos resaltaron el papel de la correspondencia de las mujeres en el campo de la educación y la atención a unos modelos de comportamiento, otros mostraron cómo aquellas que correspondían entre sí formaban unas verdaderas redes de acción y de influencia. Unos estudios trataron también de las cartas transcritas o ficticias presentes en la historiografía y la literatura, lo que permitió, en algunos casos, estudiar los procesos de integración y creación de este tipo de documentos en los textos. Por fin, en la mayor parte de las cartas, sobresalió el tema de la salud, propio de las litterae de statu, y en el ámbito de lo familiar y privado, asomaron unos rasgos emocionales así como el establecimiento con el interlocutor de un diálogo referente a lo cotidiano.

4Los ejes de investigación apuntados por los primeros estudios presentados en este congreso permitieron pues idear a continuación un programa de encuentros con temáticas específicas.

  • 3 El interés de esta temática fue subrayado por José Manuel Nieto Soria en las conclusiones del encue (...)
  • 4 Patricia ROCHWERT-ZUILI y Hélène THIEULIN-PARDO, «Lettres de femmes en Europe au Moyen Âge: quelque (...)
  • 5 Cf. María del Carmen GARCÍA HERRERO, «La muerte de la infanta Catalina (1439) en las cartas de su h (...)
  • 6 María del Carmen GARCÍA HERRERO, «María de Castilla, reina de Aragón (1416-1458): la mediación inca (...)

5Este volumen ambiciona prolongar en particular uno de los aspectos de la reflexión arriba apuntado: el de «la circulación epistolar intrafemenina»3. Efectivamente, uno de los elementos relevantes de esta correspondencia son las cadenas de mediación que se establecen entre mujeres. Este es por ejemplo el caso de las cartas que escribió Vataza, la camarera mayor de Constanza de Portugal –que desempeñó sin duda en Castilla un papel parecido al de una espía, o por lo menos el de una informadora–, para pedirle a la reina Blanca de Aragón que interviniera ante su esposo Jaime II para la liberación del embajador de Constanza. También se puede mencionar el caso interesante de una carta de María de Molina a la reina de Aragón en la que insiste en la confianza que tiene en ella, pidiéndole que actúe, según dice el documento, como «buena procuradora » suya ante el rey4. Este tipo de mediación da cuenta, en algunas ocasiones, de unas peticiones de diversa índole que apelan a una verdadera solidaridad femenina. Esto es lo que ocurre, por ejemplo, cuando la reina María de Castilla se dirige a Leonor de Alburquerque para evitar que se celebre el matrimonio de su hermana Catalina con el infante don Enrique, maestre de Santiago5. Además, la documentación manejada por María del Carmen García Herrero, en diversos estudios suyos, demuestra que la reina María de Castilla escribió cartas a varias mujeres para apoyarlas cuando estas se encontraban en situaciones difíciles o peligrosas –debidas a su viudedad, a maltratos o injusticias6.

  • 7 Véase el estudio presentado a continuación por Amaia ARIZALETA, «Relatos cruzados: sobre algunas es (...)
  • 8 Gregoria CAVERO DOMÍNGUEZ, «De reinas a monjas en la Castilla bajomedieval: las cartas de Catalina (...)
  • 9 Ibid., p. 209-211.
  • 10 Ibid., p. 220-221.

6Asimismo, las mujeres intercambian cartas para compartir informaciones de tipo político o incluso militar, dedicadas a mantener la comunicación y preservar las relaciones entre los reinos. De lo primero da fe la carta que la reina Berenguela mandó a su hermana la reina Blanca de Castilla para contarle las condiciones en que su padre salió victorioso de la batalla de Las Navas de Tolosa7. Una ilustración de lo segundo es, por ejemplo, una carta de María de Aragón a Teresa de Ayala pidiéndole informaciones sobre las necesidades protocolarias de Toledo antes de viajar a esa ciudad8. Por otra parte, algunas cartas testimonian de las preocupaciones de las mujeres por la preservación de la memoria y los intereses linajísticos, como lo ilustra la correspondencia entre la reina Catalina de Lancaster y la priora Teresa de Ayala acerca del traslado del cuerpo del infante Sancho, hijo ilegítimo del rey Pedro I, al monasterio de Santo Domingo el Real de Toledo9, con el que la familia petrista estaba especialmente vinculada10.

  • 11 Ver María NARBONA CÁRCELES, «“Que de vostres letres nos vesistets”. La casa de María de Castilla (1 (...)
  • 12 Gregoria CAVERO DOMÍNGUEZ, art. cit., p. 223.

7En cuanto a los consejos que se comunican las mujeres por vía epistolar, son particularmente interesantes aquellos que se inscriben en el marco privado. Unos atañen a la concepción, al parto, a la elección de nodrizas o al cuidado de los niños, otros a la elaboración de recetas y a toda clase de remedios11. Estas cartas permiten un valioso acercamiento a la cotidianidad de las mujeres medievales, pues algunos temas escasamente aparecen en otro tipo de documentación. Buen ejemplo de ello es una carta de María de Castilla a Teresa de Ayala en que le pide consejos para concebir, en la que escribe: «rogamos vos affectuosamente si algunas cosas sabez que sin peligro deuan aproveytar»12.

  • 13 Loc. cit. y M. del C. GARCÍA HERRERO, in:Cartas de mujeres en la Europa medieval, op. cit., p. 230.

8En esta cita asoma otro elemento relevante de este tipo de cartas: su tonalidad. En efecto, parece que cuando la correspondencia entre mujeres es de corte más íntimo, estas suelen recurrir a unos términos y unas fórmulas específicas que recalcan afectividad. El adverbio «afectuosamente», en concreto, forma parte de esas voces que se emplean de manera reiterada en la correspondencia intrafemenina13. También destacan en esta relación epistolar unas formulaciones poéticas dedicadas a traducir sus sentimientos, como en la carta que María de Castilla escribe a su prima la duquesa de Borgoña en 1440, pidiéndole que corresponda con ella pues necesita consuelo:

  • 14 Ibid., p. 238.

9[…] muy cara e muy amada […] prima stades mucho luent desta tierra, no res menos qui por mar por via de Flandes, qui por tierra, haueys muchas oportunidades descriuir a menudo de que hauriemos muy grand plazer e consolacion. Aunque los cuerpos sean mucho remotos e absentes, los spiritos junctos por amor siempre son presentes e cada dia por amor se pueden representar por visitaciones de letras14.

10Estos ejemplos, procedentes exclusivamente de la península ibérica, son solo unas muestras de las particularidades de la correspondencia epistolar intrafemenina.

11En la primera parte de este volumen, dedicada al estudio de las redes femeninas de influencia y poder, Myriam White-Le Goff nos propone un encuentro con la famosa Hildegarda de Bingen, a través de su correspondencia con las mujeres (abadesas, reinas…) que la solicitan, y en particular con Elisabeth de Schönau: más allá de una práctica epistolar que asume las debilidades y las fuerzas de lo femenino, existe en esta correspondencia una dimensión política y moral notable. Pasando a otro marco temporal y geográfico, Amaia Arizaleta estudia el espacio político construido por la correspondencia de cuatro princesas españolas (Blanca de Castilla, su hermana Berenguela, Blanca y Berengaria de Navarra) en torno a la victoria cristiana de Las Navas de Tolosa (1212). María Jesús Fuente dedica su estudio a los «gritos de socorro» de dos mujeres en peligro de muerte: Leonor de Guzmán que, después de la muerte de su amante Alfonso XI, se dirige al rey Pedro IV de Aragón para obtener su protección y Blanca de Borbón que, después de su repudio por Pedro I, intenta obtener la ayuda del Papa Inocencio VI. Isabella Lazzarini nos dibuja un cuadro pormenorizado de las prácticas epistolares femeninas en Mantúa en el siglo XIV, mientras que Federico Piseri, a través de la correspondencia de Bianca María Visconti, mujer de Francesco Sforza, demuestra cómo, en el siglo XV, unas preguntas privadas pueden convertirse en preguntas públicas y fundar una educación social impuesta desde la cumbre para asegurar un control social y político. Esta primera parte se cierra con el estudio por Diana Pelaz Flores de las estrategias de colaboración femenina que dejan adivinar las cartas expedidas por la cancillería de la reina de Aragón Juana Enríquez, lugarteniente del reino en ausencia de su esposo.

12En un segundo momento, abandonando el ámbito público y político, nuestro volumen se dedica a unas correspondencias femeninas más propiamente privadas y familiares: en esta segunda parte, Alexandra Beauchamp nos propone un estudio pormenorizado de las 311 cartas que Martha de Armañac, duquesa de Gerona y esposa del futuro Juan I de Aragón, dirige entre 1373 y 1378 a diversas mujeres, comparando estas cartas a las que la duquesa dirige, en los mismos años, a hombres y dibujando a partir del origen de los corresponsales, una división entre dos espacios, francés el primero, hispánico o ibérico el segundo. Annabelle Marin se apoya en las cartas conservadas de las condesas de Feria para interrogarse sobre las posibles especificidades femeninas de este tipo de correspondencia en la alta nobleza castellana del siglo XV. Monica Ferrari, del otro lado del Mediterráneo, estudia el corpus epistolario de diversas «princesas» italianas, en particular de las cortes de Milano y Mantúa, en ese mismo siglo XV, poniendo especial énfasis en los intercambios madre/hija. Son también los aspectos de la vida cotidiana, así como su papel de mediadora, los que Claudia Bischetti pone de relieve en su estudio de la correspondencia de Clarice Orsini (1453-1488), mujer de Lorenzo de Medicis. Por fin, relacionando las dos penínsulas del sur de Europa, Gemma Teresa Colesanti se interesa por la correspondencia de dos hermanas catalanas, Caterina y Joanna Llul, ubicadas la una en la corte de Barcelona y la otra en la de Siracusa, poniendo especial hincapié en los afectos que se expresan en estas cartas, y también en las estrategias familiares creadas y llevadas a bien por estas dos hermanas.

Notes

1 La reflexión sobre las cartas de mujeres se inauguró en abril de 2015, en el marco de un seminario organizado en la Université d’Artois y cuyos resultados fueron publicados en la revista electrónica L’Entre-deux (cf. Patricia ROCHWERT-ZUILI y Sarah VOINIER (dirs.), L’écrit des femmes en Europe (Moyen Âge-Époque Moderne, L’Entre-deux, 1 (1), enero de 2017, URL: https://lentre-deux.com/index.php?b=numero1). A este primer encuentro sucedieron, en la primavera del 2016, dos sesiones de unas jornadas de estudio sobre «Comunicación y negociación en la cultura política hispánica, siglos XIII-XV: fuentes y perspectivas de análisis» organizadas conjuntamente con el equipo de la Universidad Complutense de Madrid dirigido por el Profesor José Manuel Nieto Soria «Prácticas de comunicación y negociación en las relaciones de consenso y pacto de la cultura política castellana, ca. 1230-1500» celebradas en el Colegio de España (París).

2 Jean-Pierre JARDIN, José Manuel NIETO SORIA, Patricia ROCHWERT-ZUILI y Hélène THIEULIN-PARDO (dirs.), Cartas de mujeres en la Europa medieval: España, Francia, Italia, Portugal (s. XI-XV), Madrid: La Ergástula, 2018.

3 El interés de esta temática fue subrayado por José Manuel Nieto Soria en las conclusiones del encuentro de 2016. Véase José Manuel NIETO SORIA, «Conclusiones», in Cartas de mujeres en la Europa medieval, op. cit., p. 379.

4 Patricia ROCHWERT-ZUILI y Hélène THIEULIN-PARDO, «Lettres de femmes en Europe au Moyen Âge: quelques observations et un exemple», L’Entre-deux, 1 (1), 2017, URL: http ://www.lentre-deux.com/1.1.1.ROCHWERT-THIEULIN, notas 90 y 91 [ACA (Archivo de la Corona de Aragón), CR de Jaime II, doc. 2398].

5 Cf. María del Carmen GARCÍA HERRERO, «La muerte de la infanta Catalina (1439) en las cartas de su hermana María de castilla, reina de Aragón», in Cartas de mujeres en la Europa medieval, op. cit., p. 232 [ACA, CR, R., doc. 3108].

6 María del Carmen GARCÍA HERRERO, «María de Castilla, reina de Aragón (1416-1458): la mediación incansable», e-Spania [En línea], 20 | febrero de 2015, URL: http://e-spania.revues.org/24120; DOI: 10.4000/e-spania.24120, § 10 y 15.

7 Véase el estudio presentado a continuación por Amaia ARIZALETA, «Relatos cruzados: sobre algunas esquivas letras de princesas en el primer Doscientos» (https://books.openedition.org/esb/2628)

8 Gregoria CAVERO DOMÍNGUEZ, «De reinas a monjas en la Castilla bajomedieval: las cartas de Catalina de Lancaster y su familia con Teresa de Ayala y su hija María», in Cartas de mujeres en la Europa medieval, op. cit., p. 223.

9 Ibid., p. 209-211.

10 Ibid., p. 220-221.

11 Ver María NARBONA CÁRCELES, «“Que de vostres letres nos vesistets”. La casa de María de Castilla (1416-1458) y la documentación para su estudio», in Mélanges de la Casa de Velázquez, 44 (2), 2014, p. 183-201 y los trabajos de Teresa María VINYOLES I VIDAL, «Cartas de mujeres medievales: mirillas para ver la vida», in: Cristina SEGURA GRAIÑO (ed.), La voz del silencio, vol. 2, 1992, p. 95-135; id., «Cartas de mujeres en el paso de la Edad Media al Renacimiento», in: Iris M. ZAVALE (coord.), Breve historia feminista de la literatura española (en lengua castellana), vol. 6, 2000, p. 51-61; id., «Unes cartes de dones del segle XV, notes sobre la crisis feudal», Acta historica et archaeologica mediaevalia, 25, 2003-2004 (Ejemplar dedicado a: Homenatge a la professora Dra. María Josepa Arnall i Juan), p. 445-460; id., «La cotidianidad escrita por una mujer del siglo XV», in: María del Val GONZÁLEZ DE LA PEÑA (coord.), Mujer y cultura escrita: del mito al siglo XXI, Gijón: Trea, 2005, p. 117-130; Francesc MARTORELL (ed.), Epistolari del segle XV. Recull de cartes privades, Barcelona, Els nostres classics, 1926.

12 Gregoria CAVERO DOMÍNGUEZ, art. cit., p. 223.

13 Loc. cit. y M. del C. GARCÍA HERRERO, in:Cartas de mujeres en la Europa medieval, op. cit., p. 230.

14 Ibid., p. 238.

© e-Spania Books, 2020

Conditions d’utilisation : http://www.openedition.org/6540

Acheter

Rechercher dans OpenEdition Search

Vous allez être redirigé vers OpenEdition Search