Version classiqueVersion mobile
OpenEdition Books

Paisajes de guerra

 | 
Stéphane Michonneau
, 
Carolina Rodríguez-López
, 
Fernando Vela Cossío

Epílogos. — Prácticas y actores de hoy

Pasado de guerra y horror, presente de reflexión y recuerdo para crear un futuro en paz

Entrevista a Iratxe Momoitio, febrero de 2017

José M. Faraldo, Stéphane Michonneau, Carolina Rodríguez-López et Fernando Vela Cossío

Texte intégral

Nota biográfica

Iratxe Momoitio Astorkia (1972). Filóloga de estudios, es, desde su apertura en el año 1998, la directora del Museo de la Paz de Gernika (Bizkaia). También ha sido la responsable de la investigación histórica relativa al bombardeo de Gernika.

Ha impartido un gran número de charlas y conferencias en torno al tema de la historia de Gernika, bombardeo de Gernika y Guerra Civil, Museos por la Paz, Arte y Paz, y a su trabajo en el Museo de la Paz de Gernika, en lugares de Euskadi, del Estado español y también en el extranjero (numerosas ciudades de Europa, EE.UU., Australia, Corea del Sur, Sudáfrica, Argentina…).

Es autora de varios artículos y coordinadora de las dos colecciones de libros que tiene el museo (Gernika-Lumoko Historia Bilduma [14 vols.] y Museos, Paz y DDHH [4 vols.]), así como de varios proyectos europeos y de numerosos congresos y seminarios internacionales (V Congreso Internacional de Museos de la Paz [2005], encuentros internacionales bianuales de Arte y Paz).

Así mismo, participa —en representación del museo— muy activamente en numerosas redes nacionales e internacionales, como el Foro de Asociaciones en educación para la Paz y los Derechos Humanos de Euskadi, la Red de Museos de la Costa Vasca, AIPAZ, la Red internacional de Museos por la Paz (INMP), IC-MEMO (ICOM), EUROM, International Coalition of Sites of Conscience, etc.

1- ¿En qué circunstancias y con qué premisas generales nació el centro que Vd. dirige?

Iratxe Momoitio Astorkia (IMA): El Museo de la Paz de Gernika nació como Museo Gernika el 7 de abril de 1998, dos años después de la creación, por parte del Ayuntamiento de Gernika-Lumo, de una beca de investigación para recopilar toda la información que hubiera en diferentes archivos y centros de documentación de todo el mundo sobre el bombardeo de Gernika.

Dado que los visitantes que se acercaban a esta ciudad solo podían ver alguna exposición temporal sobre su bombardeo y que el edificio frente al ayuntamiento, en la céntrica plaza de los Fueros —anteriormente ocupado por los Juzgados, Correos y Telégrafos—, había quedado libre, el Ayuntamiento de Gernika decidió embarcarse en solitario en la aventura de crear el Museo Gernika (así llamado hasta 2003).

2- ¿Qué objetivos perseguía en un primer momento y qué otros fueron surgiendo después? ¿Cómo se definieron las pautas del proyecto? ¿Cuáles fueron las dificultades?

IMA: Los objetivos que, en un primer lugar, se propusieron fueron convertirse en un centro de visita y de referencia —a nivel de investigación (gracias al Centro de Documentación especializado en la temática que había nacido tras los dos años de investigación y recopilación de materiales de archivo)— en torno al bombardeo de Gernika y la Guerra Civil española.

Este museo empezó por ocupar una planta del recién remodelado edificio, aprovechando los materiales existentes en la Casa de Cultura de Gernika y el ayuntamiento. Y así, poco a poco fue creciendo y remodelándose. Un gran impulso supuso —tras la petición del Ayuntamiento de Gernika-Lumo del 1% cultural— la recepción de este dinero desde Madrid. Con esta inyección económica no solo se pudieron adecuar nuevas salas de exposición y servicios (ascensor…) sino que además se pudo llevar a cabo un plan museográfico completo (fig. 1).

Fig. 1. — Fotos de la exposición permanente del Museo Gernika en el año 1998

Fig. 1. — Fotos de la exposición permanente del Museo Gernika en el año 1998

©Fundación Museo de la Paz de Gernika.

3- ¿Cómo aplicaron concretamente estos objetivos en el proceso de museificación?

IMA: Fue tras realizar esta gran obra, cuando ya se empezó a plantear el plan museográfico, también el momento en el que el Ayuntamiento de Gernika-Lumo vio que el Museo Gernika tenía un gran potencial más allá de la villa. Por tanto, la alcaldía de Gernika-Lumo se reunió con el Gobierno Vasco y la Diputación Foral de Bizkaia para plantearles que hicieran suyo también ese nuevo proyecto. Ambas instituciones, teniendo en cuenta el potencial y la simbología de Gernika, aceptaron participar, creando así (julio de 2002) un nuevo ente, la Fundación Museo de la Paz de Gernika. Esta fundación estaría participada (y así sigue en la actualidad), a partes iguales, por las tres instituciones.

En ese momento —y por la influencia del trabajo realizado por el Centro de Investigación por la Paz Gernika Gogoratuz, así como por el trabajo a favor de la reconciliación (Gernika-Alemania) llevado a cabo desde el ayuntamiento— fue cuando se decidió que el museo no solo abordaría el tema del bombardeo sino que tendría dos ejes de trabajo: 1. Memoria e Historia (bombardeo de Gernika y Guerra Civil) 2. Cultura de Paz y Derechos Humanos. Y, a partir de ese momento, pasaría de ser Museo Gernika a Museo de la Paz de Gernika (fig. 2).

Fig. 2. — Fachada actual del Museo de la Paz de Gernika

Fig. 2. — Fachada actual del Museo de la Paz de Gernika

4- ¿Cómo se pensó y gestionó el diseño del museo?

IMA: De esta forma, desde 2001 hasta 2003 la dirección del museo (gestionada por Iratxe Momoitio Astorkia desde 1998) se puso manos a la obra —junto a la empresa de museografía Stoa y dos grupos de expertos en la temática histórica y la temática de Cultura de Paz y Derechos Humanos— para llenar de contenidos esta nueva propuesta de museo.

Esta etapa fue un período de muchísimo trabajo, pero muy ilusionante, tanto para el reducido grupo de trabajadoras del museo como para todas las asociaciones, entidades y expertos que se involucraron en el proyecto.

De esta manera, el centro se convirtió en un museo innovador, que carecía de un gran número de objetos pero que quería ser un museo para el recuerdo, un museo para el futuro, un museo que no pretendía ser un narrador más que cuenta historias de la guerra sino un espacio que motivase a creer en la paz, que invitase a buscarla, observarla y confrontarla. Es decir, un museo temático difusor de la cultura de paz que transmitiera ideas, sensaciones producto de la interacción entre la historia, la creatividad y la emotividad.

En consecuencia, el museo demandaba un visitante activo que reflexionase —a lo largo de su nueva exposición permanente— en torno a tres cuestiones:

¿Qué es la paz? Una amplia gama de ideas, conceptos, pensamientos y puntos de vista sobre la paz, y especialmente una idea contemporánea en la que la paz, con el objetivo de resolver conflictos, brota por sí misma de manera positiva en las relaciones entre las personas (fig. 3).

Fig. 3. — Salas de la exposición permanente del Museo de la Paz de Gernika en la actualidad

Fig. 3. — Salas de la exposición permanente del Museo de la Paz de Gernika en la actualidad

¿Qué ocurrió en Gernika en un momento de ausencia de paz? ¿Cuál es el legado del bombardeo de Gernika? Una lectura de la historia de Gernika-Lumo y la Guerra Civil española, el episodio del bombardeo y la ejemplar lección de paz que nos ofrecen los supervivientes de aquel trágico hecho reconciliándose con sus agresores, así como otras reconciliaciones y mediaciones de paz en el mundo (fig. 4).

Fig. 4. — Vistas parciales de diferentes estancias de la exposición permanente del Museo de la Paz de Gernika en la actualidad

Fig. 4. — Vistas parciales de diferentes estancias de la exposición permanente del Museo de la Paz de Gernika en la actualidad

¿Qué ocurre actualmente con la paz y los derechos humanos en el mundo y en Euskadi? Una mirada al mundo a través del Guernica de Picasso, mediante una reflexión sobre los derechos humanos y la violencia en Euskadi, como prismas para observar la situación actual de los derechos humanos y la paz en el mundo (fig. 5).

Fig. 5. — Perspectiva del Guernica de Picasso en una de las salas de la exposición permanente del Museo de la Paz de Gernika

Fig. 5. — Perspectiva del Guernica de Picasso en una de las salas de la exposición permanente del Museo de la Paz de Gernika

Así, el 8 de enero de 2003 el Museo de la Paz de Gernika reabrió sus puertas al público (tras casi un año cerrado para poder realizar las obras de museografía), siendo inaugurado por el lehendakari Ibarretxe, el diputado general de Bizkaia Josu Bergara y el entonces alcalde de Gernika-Lumo, Miguel Ángel Aranaz Ibarra. La misión de la Fundación Museo de la Paz de Gernika es conservar, exponer, difundir, investigar y educar al visitante en las ideas básicas de la cultura de paz y lo que ella ha tenido y tiene que ver con la historia de Gernika-Lumo (Guerra Civil española), para hacer que —junto al trabajo de otras organizaciones del ámbito de la historia y de la paz— Gernika-Lumo, Bizkaia y Euskadi sean referentes (locales, regionales, nacionales e internacionales) de trabajo a favor de la paz y de la cultura.

A partir de 2003 se convirtió en el primer y único Museo de la Paz de Euskadi y del resto del Estado.

5- ¿Quién es el público? ¿Ha habido evolución en la recepción de parte del público?

IMA: Desde su apertura en 1998, han pasado ya veinte años en los que el museo ha crecido enormemente en contenidos, redes, así como en número de público visitante. Si en 1998 fueron unas 19 000 personas las que visitaron el museo, en el año 2016 la cifra se duplicó, al alcanzar 43 606 personas procedentes de muchísimos lugares del mundo. En 2018 ha sobrepasado los 51 000 visitantes.

6- ¿Cómo se financió en su origen y cómo se sigue financiando el centro a día de hoy?

IMA: El museo siempre se ha financiado gracias a la aportación anual de sus tres patronos, la venta de entradas y tienda y las aportaciones puntuales para proyectos.

7-¿Cuáles han sido las nuevas demandas del público a las que el museo ha tenido que adaptarse?

IMA: Las demandas del público han sido muchas y diferentes a lo largo de los últimos años y, haciendo caso a lo demandado, el museo ha creado numerosos servicios desarrollados por un equipo de seis mujeres profesionales que trabajan en las siguientes áreas:

  1. Centro de Documentación especializado en el bombardeo de Gernika, Guerra Civil y exilio, que atiende la consulta de numerosos investigadores, periodistas y otros profesionales, y sigue investigando en archivos nacionales y extranjeros sobre el tema en cuestión.
  2. Departamento educativo que acerca la temática del museo al público escolar, y a las familias a través de talleres, celebración de días especiales (Día Internacional Escolar de la Paz y la No Violencia, Día de los Derechos Humanos…), programa El museo en los centros escolares, etc.
  3. Organización de seminarios y congresos internacionales sobre ambas temáticas trabajadas.
  4. Línea de trabajo sobre Arte y Paz.
  5. Visitas guiadas y tienda.
  6. Proyectos y redes.
  7. Web (<www.museodelapaz.org>) y redes sociales (Facebook, Twitter, YouTube, Flickr, Issuu…).

Así pues, todos los servicios desarrollados a lo largo de estos veinte años tienen como propósito socializar ese trabajo a favor del conocimiento de la historia y de la Cultura de Paz y Derechos Humanos, tanto a través de la exposición permanente como de las exposiciones temporales y demás actividades.

8-¿Cuáles son los planes para el futuro?

IMA: De aquí al futuro, el museo tiene el nuevo reto de volver a remodelar su exposición permanente, que ya cuenta con veinte años de vida y necesita actualizarse.

Table des illustrations

Titre Fig. 1. — Fotos de la exposición permanente del Museo Gernika en el año 1998
Crédits ©Fundación Museo de la Paz de Gernika.
URL http://books.openedition.org/cvz/docannexe/image/8497/img-1.jpg
Fichier image/jpeg, 231k
Titre Fig. 2. — Fachada actual del Museo de la Paz de Gernika
URL http://books.openedition.org/cvz/docannexe/image/8497/img-2.jpg
Fichier image/jpeg, 956k
Titre Fig. 3. — Salas de la exposición permanente del Museo de la Paz de Gernika en la actualidad
URL http://books.openedition.org/cvz/docannexe/image/8497/img-3.jpg
Fichier image/jpeg, 425k
Titre Fig. 4. — Vistas parciales de diferentes estancias de la exposición permanente del Museo de la Paz de Gernika en la actualidad
URL http://books.openedition.org/cvz/docannexe/image/8497/img-4.jpg
Fichier image/jpeg, 339k
Titre Fig. 5. — Perspectiva del Guernica de Picasso en una de las salas de la exposición permanente del Museo de la Paz de Gernika
URL http://books.openedition.org/cvz/docannexe/image/8497/img-5.jpg
Fichier image/jpeg, 193k

© Casa de Velázquez, 2019

Conditions d’utilisation : http://www.openedition.org/6540