Version classiqueVersion mobile

El tabaco y la esclavitud en la rearticulación imperial ibérica (s. xv-xx)

 | 
Santiago de Luxán Meléndez
, 
João Figueirôa-Rêgo

Las imágenes como fuente histórica para el estudio del consumo del tabaco

La pintura flamenca y holandesa del siglo XVII

The images as a historical source for the study of tobacco consumption. The flamenco and dutch paintings of the XVII century

María de los Reyes Hernández Socorro et Santiago de Luxán Meléndez

Résumé

En este texto utilizamos los cuadros de los pintores flamencos y holandeses del siglo XVII, auténticos revolucionarios en la cultura de la imagen, para acercarnos a las pautas de consumo del tabaco en el mundo atlántico. Consideramos que estamos ante un asunto relevante dentro de la pintura de costumbres. Holanda y Flandes se adelantaron en este sentido al resto de Europa. En esta aproximación establecemos una tipología de los usos del tabaco en el siglo XVII siguiendo a los artistas de Holanda y Flandes, teniendo muy presente el marco histórico general que sitúa a Holanda a la cabeza de las finanzas y de la distribución comercial en el llamado Siglo de Oro holandés.

Note de l’auteur

Proyecto de investigación «La configuración de los espacios atlánticos ibéricos. De políticas imperiales a políticas nacionales en torno al tabaco (siglos XVII-XIX)», HAR2015-66142-R

Texte intégral

Introducción: imágenes y tabaco

En el caso de las imágenes – como en tantos otros- su testimonio resulta más fiable cuando nos dicen algo que ellas, en realidad los artistas, no saben. (Peter BURKE, 2005, p.39)

  • 1 Desde el punto de vista histórico para estas cuestiones Lina GÁLVEZ, «Adición, regulación y publici (...)
  • 2 El concepto es utilizado por Gustaaf RENIER para englobar desde la documentación a los cuadros de l (...)

1Desde la introducción del llamado por el historiador del tabaco Rodríguez Gordillo «hábito placentero», los diversos gobiernos de todos los países con monopolios fiscales, o en su caso los comerciantes o las empresas, realizaron políticas activas para incrementar el consumo del tabaco aumentando de este modo su dependencia de los ingresos de la venta de este producto y la adición de la población. No vamos a entrar en este trabajo a analizar los aspectos, económicos, empresariales o de política fiscal relacionados con la actividad tabaquera1. Nuestra intención, desde el lado del consumo, es utilizar como fuente, o como vestigios del pasado2, la obra artística, en la que aparecen los ejemplos de fumadores, y, en menor medida, de fumadoras. Debemos recordar que estas imágenes se generalizarán entre el último tercio del siglo XIX y el final de la Segunda Guerra Mundial.

  • 3 Citado por BURKE (2005), op. cit. p.15.

2En el estudio del consumo una fuente poco explotada hasta ahora ha sido la representación plástica de los artistas, en palabras de Ariès «testimonios de sensibilidad y vida»3, en los que el pintor o grabador actúan como testigos oculares en expresión de Gombrich, pero en los que las obras de arte se nos aparecen como «imágenes mudas» que hay que interpretar. Nos interesa indagar sobre si a estos cuadros de fumadores, o consumidores de tabaco, podemos considerarlos casi como un subgénero pictórico. Si así lo hiciéramos no podemos olvidar que los fumadores se encuentran en géneros ya consagrados por la Historia del Arte, principalmente el retrato, los bodegones, el costumbrismo o pintura de género, e incluso la caricatura.

3También hay que tener en cuenta que el acceso de la mujer en público al consumo del tabaco supone una ruptura con los valores establecidos y que hay que esperar a finales del XIX, con la singularidad manifiesta de los pintores flamencos y holandeses del siglo XVII, objeto de este trabajo, para que los artistas representen en sus retratos a féminas con un cigarrillo en la mano. Es todavía mucho más raro que las recojan fumando cigarros.

4Los artistas utilizaron como soporte en un principio los cuadros con todas las técnicas, materiales etc., pero también los grabados y las publicaciones periódicas e, incluso, los envoltorios y recipientes en los que se distribuían (cajas de tabaco, de cigarros etc.).

  • 4 Alison FRAUNHAR, «Picturing the Nation: Marquillas Cigarerras Cubanas and the Plantation», Visual R (...)
  • 5 Los franceses detectan la existencia de la Tabacomanie, o uso excesivo del tabaco, en los años cent (...)

5Hasta el siglo XIX la forma mayoritaria de consumir fue tomando tabaco en sus diversas variedades, principalmente polvo fino y rapé. A la vez se fumó en pipa, que se convierte en la forma preferida de los flamencos y holandeses que son los primeros que consolidan el tabaco y sus usos como temática pictórica. El cigarro, a su vez, dará origen a una importante industria litográfica, de la que son ejemplos principales las colecciones que nos han llegado del trabajo realizado para ilustrar las cajas de cigarros principalmente de Cuba y Estados Unidos. Estas imágenes, además, fueron parte del discurso identitario del siglo XIX y XX en la citada isla de Cuba4. Finalmente, en la época de la 2ª Revolución Industrial (1870-1945) la generalización del cigarrillo abrió la puerta al consumo masivo5 y a la utilización de la publicidad para aumentar el consumo, o las cuotas de mercado de los productores y en los últimos años del siglo XX para reducirlo. Antes de 1950 los consumidores no eran del todo conscientes de las consecuencias futuras de su hábito placentero. A partir de estas fechas se considera un problema social.

  • 6 R. DODOENS, Crüydeboeck, Amberes, 1554. A. THEVET, Les singularités de la France Antartique, Ambere (...)
  • 7 Recuerdese el texto de Jaime I de Inglaterra, A Counterblaste to Tobacco, Imprinted at London, by R (...)
  • 8 El planteamiento de este problema en Joel BEST, «Economic interests and the Vindication of Deviance (...)
  • 9 Gerónimo de UZTARIZ Theórica y práctica de comercio y de marina en diferentes discursos y calificad (...)
  • 10 Santiago de LUXÁN MELÉNDEZ y Montserrat GÁRATE OJANGUREN, «La influencia de los conflictos bélicos (...)

6En épocas anteriores, especialmente en los siglos XVI-XVII, el tabaco pasó de ser un producto medicinal (recuérdese la obra del médico sevillano Nicolás Monardes o las de Rembert Dodoens, André Thevet, Pietro Andrea Mattioli, Jean Liébault, Petrus Pena, Mathias de L’Obel, Francisco Hernández, Juan Fragoso, o Giles Everard, por citar a los más significativos6) a convertirse en objeto de placer, más tarde fue prohibido como un vicio7 y, finalmente, su consumo será reivindicado como consecuencia de que se convierte en una de las principales fuentes de ingresos del Estado8. De esto último es un buen ejemplo el caso español que es uno de los más conocidos desde el punto de vista fiscal. En 1702 la Renta del tabaco supuso el 7,2% del total de los ingresos; durante los años de la Guerra de Sucesión pasó de 6,2 a 13,4 millones de reales, en cualquier caso, el segundo de los cargos de la Corona por detrás de las rentas provinciales; según Uztariz en términos netos la Renta representaba en 1722 el 13,05%; en 1724 era ya el 16,26%; en 1756, al comienzo de la Guerra de los Siete años, supuso el 20,8%, proporción que se mantenía el año de la toma de La Habana por los británicos en 1762; unos años más tarde, en 1768, había disminuido en términos relativos al 19% para alcanzar poco después, en 1775, el 24,6%; el año en que la Monarquía entra en la Guerra de la Independencia de las Trece Colonias, en 1779, se situaba en el 22,7%, para disminuir desde esta fecha hasta 1786, en que se convierte otra vez en el 21,2%9. En esta larga enumeración podemos observar una coincidencia no casual entre los procesos bélicos y el incremento de los porcentajes del tabaco en el conjunto de los ingresos de la Monarquía española10.

  • 11 Jordan GOODMAN, Tobacco in History. The cultures of dependence, London and New York, Routledge, 199 (...)
  • 12 Carol SHAMMAS, The Pre-industrial consumer in England and America, Oxford, Oxford University Press, (...)
  • 13 GOODMAN (1993), op. cit. p. 58.
  • 14 José Manuel RODRÍGUEZ GORDILLO, La creación del estanco del tabaco en España. Madrid, Fundación Alt (...)

7Como ha señalado Goodman las entradas de tabaco, registradas en los libros portuarios de Inglaterra en el siglo XVII11, son suficiente botón de muestra del acceso a un consumo «masivo», que Shammas realza al señalar que se pasa de 0,01 libs/per cápita en 1620-1629 a 2,30 entre 1698-170212. Sin que podamos definir fechas precisas, si podemos señalar que toda Europa durante el Seiscientos cerraría el ciclo que acabamos de definir y accedería al consumo masivo durante el XVIII13. En el caso de España la temprana creación del estanco del tabaco en 1636 haría más estrechos los plazos del ciclo del tabaco que hemos enunciado anteriormente14.

  • 15 José Manuel RODRÍGUEZ GORDILLO, Diccionario Histórico del tabaco, Madrid, Tabapres, 1993. Los traba (...)
  • 16 Se define el juego de habilitaciones como el conjunto de etiquetas litográficas que las fábricas ta (...)
  • 17 Por ejemplo Rafael Penagos, La jugadora, en Portada para «La Esfera» - Colecciones Arte - retratos. (...)

8En esta aproximación, en la que nos centramos en los pintores holandeses y flamencos, vamos a establecer una tipología en la que tendremos en cuenta el sexo de los consumidores y el tipo de tabaco que es casi exclusivamente en pipa)15. Nos acercamos de modo especial a los propios artistas, bien cuando se autorretratan, bien cuando su adición al hábito es recogida por un colega. Hemos considerado que el consumo se establece de modo regular por la milicia y de hecho puede considerarse una temática especial. Igualmente nos ha llamado la atención el momento de reposo o de sociabilidad que se busca al encender un cigarro o una pipa en un espacio, generalmente cerrado, en el que se compagina con la tertulia, la reunión política, el juego, la bebida etc. Especial mención merecen los interiores domésticos, familiares, en el que el rol masculino del fumador se identifica con el pater-familias. Otros trasuntos de la sociabilidad, aunque nos salgamos del marco cronológico elegido en este trabajo, son las salas de espera de las estaciones o de los puertos e, incluso, los compartimentos del ferrocarril. Es excepcional en los primeros tiempos, como ya hemos apuntado, que se identifique como hábito femenino, pero la industria cubana en sus «habilitaciones»16, no duda en introducir no solo a las mujeres, sino a la población negra –casi siempre difuminados en las vegas donde se cultiva tabaco con la presencia del capataz vigilante- pero también en calidad de consumidora, cuando se quiere identificar la procedencia y la mano de obra cualificada que lo ha producido. También aparece en escena la mujer fumadora y la mujer como reclamo. De mujeres de condición social baja asociadas a toreros y otros arquetipos regionales, saltamos a bailarinas de cabaret o, finalmente, a la Femme fatale, que aparece en las ilustraciones de revistas del lápiz de artistas tan relevantes en la España del primer tercio del siglo XX, como Penagos17. En este caso el intermediario y el que concede efluvios sensuales a la escena, es la boquilla y el humo que llena el aire de la representación. Hoy nos parecen casos extremos e inadecuados el uso de los niños como reclamo, tal y como aparecen en las habilitaciones, no solo ligados a ambientes domésticos en las que el consumidor es el padre, sino ellos mismos como fumadores, convertidos en «hombrecitos», pero también de forma estereotipada como bebés o, finalmente como amorcillos mitológicos. Otro tipo de habilitaciones busca contextualizar el origen exótico y oriental del producto. Es el caso de las habilitaciones de tabaco del Norte de África o de Filipinas. Por todo lo dicho hasta ahora, el tabaco juega un papel importante en las escenas de sociabilidad (costumbristas): restaurantes, cervecerías, tabernas, cafés, espectáculos, transportes, etc. Igualmente podemos referirnos a la representación historicista. Es decir, se trata de mostrar a personajes de épocas pasadas fumando cigarros, cigarrillos o saboreando una pipa. Este recurso será utilizado por las habilitaciones de cigarros de fines del XIX-comienzos del XX, a las que ya nos hemos referido. Otro tema que merece mención aparte es el recurso alegórico o las referencias a los orígenes, como sería la representación de América. Por último, y sin tratar de agotar el tema, podemos fijarnos en la inclusión del tabaco o sus utensilios en el género bodegón.

La hegemonía holandesa en la distribución comercial y en las finanzas del siglo XVII

  • 18 La fabricación de pipas de barro se inició en Inglaterra a fines del XVI. Con el primer Estuardo, c (...)
  • 19 Inmanuel WALLERSTEIN, El Moderno Sistema Mundial. El Mercantilismo y la consolidación de la economí (...)

9La historiografía ha caracterizado una parte del Seiscientos como el tiempo de la hegemonía holandesa en la economía mundial, en la que fueron líderes en la distribución de mercancías y en el sector financiero, con un soporte agroindustrial muy eficiente en un marco cada vez más urbanizado. Desde la pesca, la agricultura intensiva de plantas industriales –entre ellas, el tabaco en la región de Utrecht- y forrajeras, la ganadería, el desarrollo de la producción de tejidos baratos, la construcción de navíos, el refinado del azúcar, las destilerías, las serrerías, la producción de papel y de libros y un largo etc., hasta llegar a las fábricas de tabaco y de pipas para fumar18. Wallerstein lo circunscribe al período comprendido entre 1625-1675, que es el que interesa en este estudio, en el que también debemos valorar la corriente migratoria de los Países Bajos del Sur al Norte por motivos religiosos-principalmente de Amberes a Leyden y Ámsterdam-, que en parte explica las connivencias de la pintura de género19.

  • 20 Georges A. BRONGERS, Tobacco and tobacco smoking in the Netherlands, Amsterdam, H. J. W. Becht's Ui (...)

10El interés por el tabaco podemos encontrarlo en los primeros textos que se ocupan de él en los Países Bajos. Un botón de muestra sería la obra general de botánica de R. Dodoens, o la de G. Everard, anteriormente citadas. Se ha sugerido que la atracción por el tabaco en Holanda fue motivada por los inmigrantes ingleses, que fueron los que potenciaron su comercio, después de que fuera prohibido en Inglaterra; pero también pudieron ser los estudiantes franceses e ingleses que acudían a la Universidad de Leyden e, incluso, los soldados españoles. El negocio de la fabricación de pipas de barro especialmente en Róterdam, que fue el instrumento con el que accedieron los holandeses a su consumo en masa, y su comercio fue dominado en sus comienzos por nativos ingleses que tuvieron que competir con comerciantes judíos de origen portugués en Ámsterdam20.

  • 21 KLOOSTER (2010), op. cit. pp. 19-21. Jan KUPP, «Dutch Notarial Acts Relating to the Tobacco Trade o (...)
  • 22 Cornelius GOSLINGA, The Dutch in the Caribbean and in the Guianas, 1680-1791, Assen, 1985. Gert, OO (...)
  • 23 KUPP (1973), op. cit., p.653.
  • 24 Willem W. KLOOSTER, Illicit Riches. Dutch Trade in the Caribbean, 1648-1795, Leiden, 1995.
  • 25 Mercedes RUIZ TIRADO, Tabaco y sociedad en Barinas, siglo XVII. Universidad de los Andes, 2000.
  • 26 MATSON (1991), op. cit. p.251.
  • 27 Sobre la reexportación del tabaco británico, S. GRAY and V. J. WYCKOFF, «The international tobacco (...)
  • 28 GOODMAN (1993), op. cit. p. 56.
  • 29 En su obra The way to long life and Happiness (Londres, 1691) cit. por Rusell MENARD (1980), op. ci (...)

11Los holandeses se instalaron en algunas islas antillanas del Caribe y en la Guayana, donde consolidaron redes comerciales y empresas de plantación, entre las que hay que citar las consagradas al tabaco, y tuvieron dos experiencias continentales frustradas. De América del Norte salieron en 1667. Allí alcanzaron cierto protagonismo en los comienzos tabaqueros de la Bahía de Chesapeake y mantuvieron pese al cambio de circunstancias el tráfico de este producto con Ámsterdam, aprovechándose primero de la prohibición de importación en Inglaterra hasta 1621, y después del conflicto civil, para incrementar su volumen de negocio, circunstancia que quedaría solo parcialmente abortada tras las Guerras angloholandesas y por la Staple Act de 1663, puesto que hubo un cierto número de holandeses que se naturalizaron en Virginia21. Del Brasil fueron desalojados por los portugueses entre 1652-1654. En este territorio estuvieron concentrados en la economía del azúcar, como harían después en la Guayana22. Las principales instituciones del comercio holandés en estas tierras fueron the Company of Merchant Adventurers of Middelburg antes de 1620, la West-Indische Compagnie (WIC) fundada en 1621 y más tarde otras sociedades23. En el Caribe nos interesa especialmente la ocupación de Curaçao (1634), desde donde participaron en el comercio americano y en el tráfico esclavista, teniendo enfrentamientos múltiples con las autoridades españolas24. En el comercio del tabaco, especialmente desde Venezuela, donde adquirían el tabaco de Barinas25, entraron desde fines del siglo XVI. Pero lo que más nos interesa es que Ámsterdam -que alcanzaría su cenit en el comercio mundial entre 1640/169026- se convierte en el principal centro redistribuidor del tabaco procedente de Inglaterra, Portugal y España y en un importante importador del tabaco de Virginia en la propia Bahía de Chesapeake, desde donde colocaban el producto más barato que Inglaterra en su propio territorio27. Debemos dejar anotado finalmente que el tabaco en Holanda desde el punto de vista del consumo ocuparía, como en Inglaterra, el primer lugar en la demanda de productos exóticos no europeos, antes que el chocolate, el café, el té o el azúcar28. En 1691 Thomas Tyron escribía «a Custom, the Fashiom, all the Mode…so that every Plow-man has his pipe»29.

La pintura flamenco y holandesa de fumadores del siglo XVII

  • 30 Svetlana ALPERS, El arte de describir. El arte holandés en el siglo XVII, Madrid, Editorial Blume, (...)

En Holanda si miramos más allá de lo que normalmente se consideran obras artísticas, encontraremos que las imágenes proliferan por doquier. Están impresas en libros, tejidas en los tapices y en los manteles, pintadas en azulejos y naturalmente enmarcadas en las paredes. Y se representa todo… 30

  • 31 Jakob ROSEMBERG, Seymour CLIVE y E. H. TER KUILE, Arte y arquitectura en Holanda 1600-1800, Madrid, (...)

En el principio era la pintura, no la palabra31

  • 32 BEST (1979), op. cit. p.179.

[Tobacco] As a recreational drug, it was viewed with suspicion and outrage by non-users32.

Entre el vicio y la representación de los placeres

  • 33 Sobre la pintura flamenca: Matías DÍAZ PADRÓN, El siglo de Rubens en el Museo del Prado. Catálogo r (...)
  • 34 Simon SCHAMA, The Embarrassment of Riche: An Interpretation of Dutch Culture in the Goldem Age, Uni (...)
  • 35 Gerard KNUTEL, Adriaen Brouwer. The master and his work, La Haya, Boucher, 1962; K. RENGER, «Flemis (...)

12La primera aparición de fumadores se relaciona con la pintura flamenca y holandesa del siglo XVII33. Historiadores de la cultura como Schama consideraron que los holandeses consagraron casi un subgénero al tabaco, dentro de la pintura costumbrista34.En este texto consideramos que la división entre flamencos y holandeses es prácticamente irrelevante, como demuestra, por ejemplo, el caso de Adriaen Brouwer, que trabajó en Haarlem, Amsterdam y Amberes, lo que significa una situación de vasos comunicantes35.

  • 36 ROSEMBERG, CLIVE y TER KUILE (1981), op. cit. p. 171.
  • 37 Erwin PANOFSKY, Early Netherlandish painting, its origins and character, HarperCollins Publishers, (...)

13Cuando nos referimos a pintura de género entendemos de modo general «escenas de la vida cotidiana» de pequeño formato, pero como señalan Rosenberg y Slive, los holandeses no tuvieron un concepto general que definiese a todas las composiciones que abarcan las fiestas campestres, las escenas de burdel, las tabernas, las figuras etc.36. La historiografía se debate entre un discurso que destaca, de una parte, que la pintura holandesa y, en este caso, también la flamenca, forma parte de la cultura de imágenes, en la que predomina lo descriptivo y en las que éstas documentan por tanto comportamientos. De otra parte, a partir de Panofsky37, se ha planteado que esta pintura, tras su aparente realismo, encierra una fuerte carga simbólica.

  • 38 GODDMAN (1993), op. cit. p. 57. CARMAGNANI (2012), op. cit., p. 149.

14Si la abundancia de imágenes es un indicador del consumo de tabaco, debemos señalar que en 1670 los holandeses consumían 1,5 libs/per cápita, según unas fuentes, mientras que, a fines del XVIII, según otras, estaban en 2/3 kgs. per cápita, frente a los 0,7 de Gran Bretaña.38

  • 39 En una ficha de Adriaen Van Ostade del Museo del Prado se nos recuerda que esta temática se relacio (...)
  • 40 Por ejemplo Los pasatiempos de Flandes: D. Teniers pinx.; J. Ph. Le Bas direc. 1750. Datos de edici (...)
  • 41 Eddy De JONGH, & GER. LUIJTEN, Mirror of Everyday Life. Genreprints in the Netherlands 1550-1700. A (...)
  • 42 CARMAGNANI (2012), op. cit., p. 137.
  • 43 BEST (1979), op. cit., pp. 172-179.

15En los cuadros que hemos seleccionado que definen la temática de «fumadores», con enérgicos contrastes de claroscuro, encontramos en términos generales espacios cerrados - tabernas, interiores domésticos - «smoking rooms», donde uno, dos o más fumadores compaginan actividades cotidianas, como beber, comer, jugar, departir alrededor del fuego etc., con el hábito placentero, generalmente en pipa, que siguiendo a Goodman podríamos denominar el ritual del tabaco. El hecho de que sea Holanda y Flandes donde los pintores introducen el tabaco en los interiores urbanos y campesinos39, sean casas, tabernas o burdeles, evidencia la identificación de estos usos, que los grabados que difundan la obra de los pintores flamencos en Francia llamarán «Pasatems de Flandres»40, con el acceso generalizado a su consumo41. Sin embargo hay pocos ejemplos pictóricos de la actividad tabaquera holandesa en Curaçao y otros territorios. Llama también la atención su conexión con la bebida, con el juego, sin distinción de edades y géneros ¿Es posible que podamos pensar en los hábitos, tanto de las clases populares como de las clases medias o patriciado urbano, e incluso en sus vicios? El tabaco, escribe Carmagnani, se asocia con los productos pecaminosos - cerveza, vino y aguardiente - y tiene además la virtud, según los hombres de la Edad Moderna, de moderar los efectos embriagadores del alcohol y hacer por tanto más fácil la convivencia42. Esta abundancia de escenas pintadas y colgadas en las paredes de las casas ¿Se da en el período de la condena del nuevo hábito placentero como ocurrió en la Inglaterra del primer Estuardo, o en los tiempos de su aceptación? La respuesta puede ir en la línea de que en Holanda, como el sur de Europa (España, Portugal y gran parte de Italia) la legislación prohibitiva de su consumo no aparece, como si lo hace, sin embargo, después de Inglaterra, en el Norte de Europa (Austria, Dinamarca, Francia, Baviera, Colonia, Sajonía, Würtemberg, Rusia, etc.)43.

16No hay una respuesta sencilla puesto que en la Monarquía española que abarca también las Indias y en otros estados (Inglaterra, Francia o Portugal), en los que el tabaco desde fechas muy tempranas juega un importante papel, no encontramos ejemplos de imágenes como en los Países Bajos.

17La morfología social nos enseña que son principalmente las clases populares las que aparecen fumando como objeto y sujeto de la pintura. Entre los ejemplos seleccionados, son menos frecuentes los grandes comerciantes o el patriciado urbano, aunque hay pintores que no dejan de retratarlos, lo cual puede tener el significado de que en la fase en que el consumo se consideraba un vicio estos no fumaban o no se les representaba haciéndolo, pero si encontramos, sin embargo, a los propios artistas.

Esbozo de una tipología de fumadores

  • 44 Konrad RENGER. «Brouwer, Adriaen.» Grove Art Online. Oxford Art Online. Oxford University Press. Ko (...)
  • 45 Una vez instalado en Bruselas a partir de 1650, se inclinó a representar personajes más burgueses e (...)

18En este trabajo nos referimos a los Países Bajos del Sur y del Norte y a pintores que siguen la estela Pieter Bruegel el Viejo y sus dos hijos, al representar escenas campesinas o interiores de tabernas urbanas. Entre ellos, Adriaen Brouwer (1605-1638)44 que trabajó en Haarlem y Ámsterdam, antes de trasladarse a Ámberes, ciudad en la que también realizaron sus obras otros pintores holandeses, casi todos agrupados en la Guilda de San Lucas. Entre sus discípulos hay que mencionar a Joost van Craesbeeck que entró en la citada Guilda como panadero y pintor y que después de la muerte de Brouwer conectó más con la pintura holandesa45. Brouwer pinta a campesinos, vagabundos y trúhanes y no se ocupa de la clase burguesa. Otros pintores que siguen la estela de Brouwers son David ­Teniers el joven, David Ryckaert el joven, y el holandés Adriaen van Ostade. Tanto los artistas de la República Holandesa, como los nacidos en Flandes, realizaron obras parecidas, popularizando las escenas rústicas de la vida cotidiana relacionando estrechamente la pintura flamenca y holandesa. Fuera de la influencia de Brouwers y en la línea de los Caravaggistas de Utrecht hay que citar a Simon de Vos y también en un estilo más italiano a Jan Van Mieris. Muy diferentes a Brouwer son también pintores como Pieter Potter, Willem Pieterszoon Buytewech, Jacob Duck, que estarían dentro de las temáticas de Merry Company o de Cuerpos de Guardia.

19La gran mayoría de los pintores seleccionados (Cuadro 1) en este trabajo nacen entre 1590-1630 y están plenamente activos en el Siglo de Oro holandés (1625-1675), solamente tres de ellos ven la luz entre 1620-1630 (Jan Havicksz Steen, Pieter de Hooch y Jan Van Mieris), pero su obra puede ser integrada plenamente con la de los otros pintores. Entre todos estos artistas queremos destacar a David Teniers el Joven y su taller, por la mayor profusión de su obra. Solamente hemos encontrado una mujer, Judith Jans Leyster, entre la más de una veintena de pintores seleccionados, de la que solamente tenemos constancia de una obra relacionada con el consumo del tabaco.

Cuadro 1 - Pintores flamencos y holandeses que pintan escenas de género con fumadores o son retratados (obras seleccionadas en este estudio)

  • 46 Juego parecido al backgammon o tablas reales en España.

Pieter Potter (1597-1652)

2 obras (Soldados en un cuerpo de guardia fumando y jugando a los dados encima de un tambor, Merry Company)

Willem Pieterszoon Buytewech (1591-1624)

1 (Merry Company)

Jacob Jordaens (1593-1678)

2 obras (El Rey Bebiendo, El Rey bebe)

Jacob Duck (1598-1667)

2 (Merry Company, Soldados en el Cuerpo de Guardia jugando a las cartas)

Pieter van Laer (1599-1642)

1 obra (Interior de Taberna)

Jan Cossiers (1600-1670)

2 (retratado en Fumadores de Brouwer y en Fumadores y bebedores de Vos)

Adriaen Brouwer (1605-1638)

2 obras ([Autorretrato] Fumadores, Interior de una taberna)

Joost van Craesbeeck (1605-1662)

4 obras (El fumador, Fumadores, El estudio del pintor, Cuerpo de guardia)

Jan David de Heem (1606-1684), holandés

2 (retratado en Fumadores de Brouwer y Autoretrato)

Simon de Vos (1606-1673)

2 (Bebedores y fumadores [retrato de tres pintores que incluye su autorretrato y Merry Company]

Cornelis Saftleven (1607–1681)

2 obras (El dúo, Hombre sentado con pipa)

Judith Jans Leyster (1609-1660)

2 obras (Juego del Tric Trac, El alegre bebedor)

Herman Saftleven (1609-1685 o 95).

1 obra (Interior de una cabaña campesina)

David Teniers (1610-1690) + un autor clasificado como seguidor

30 obras + 1(Fumadores en un interior, Fumadores en una taberna, Fumadores y bebedores, La conversación, Las noticias, El soldado alegre, Sin título, El joven. Jugadores de cartas en un interior, La taberna, Los fumadores, El Fumador, El Fumador, Aldeanos bebiendo, Los jugadores de cartas, Interior de cocina con un bebedor y otros campesinos al fondo, Un campesino cargando su pipa, La fiesta campestre, Fiesta y comida aldeana, El juego de petanca, Una mujer y un hombre fumando en pipa sentados, Un hombre alzando una copa y una mujer encendiendo una pipa, Monos fumadores y bebedores,[taberna de monos], Un cuerpo de guardia, El vivac, Monos en una bodega, Fumadores, Grupo de fumadores, Fumadores brabanzones)

Adriaen Van Ostade (1610-1685)

2 obras (Campesinos bebiendo, Interior de una taberna)

Jan Miense Molenaer, (1610 – 1668)

3 obras (Jugando a las cartas, Los cinco sentidos, Un hombre fumando con la copa de vino vacía)

David Ryckaert el joven (1612-1661)

1 obra (Estudio del pintor)

Abraham van den Hecken (1615-1655)

2 obras (Merry Company, Interior de una taberna)

Gerard ter Borch (1617-1681)

1 obra sin título

Jan Havicksz Steen (1626-1679)

4 obras (Cuidado con la lujuria, Interior con una mujer alimentando a un loro, conocido como 'The Parrot Cage', Haciendo trampa en las cartas, Interior de una taberna)

Pieter de Hooch (1629-1683/4)

4 obras (Una mujer bebiendo con dos hombres, El patio, La bebedora, Soldados jugando a las cartas)

Jan Van Mieris (1630-1690)

1 obra (Retrato de un pintor)

Anónimo

Interior de una taberna o burdel con gente bebiendo y jugando Trictrac46

20Establecer una tipología es un ejercicio aventurado (Cuadro 2). Hemos considerado hasta nueve modos distintos, si bien somos conscientes de que es muy difícil, por ejemplo, distinguir entre escenas de taberna, que es el asunto de más interés, y escenas campesinas. En las tabernas aparecen sobre todo grupos de bebedores y fumadores, pero también personajes solitarios o jugadores de cartas. Entre los campesinos fumadores la tipología es la misma que en las tabernas. Nos ha interesado apreciar - aparecen sobre todo en los grabados - como en los gorros campesinos hay un lugar especial para llevar la pipa. Todavía en el mundo campesino, los fumadores tienen su lugar en las fiestas campestres (bodas y bautizos) y en los juegos al aire libre, lo que da al uso de la pipa un carácter, si cabe, más lúdico. Mención especial merece la inclusión de los pintores en los cuadros de fumadores y por eso aparecen en primer lugar. En este caso, sobresalen los autorretratos de artistas «disolutos», es decir entregados a los vicios y los placeres, tanto en grupo, como individualmente. Junto a estas representaciones «el retrato jovial», el «artista como caballero» o, finalmente, un tema muy tratado, tanto por los pintores flamencos como holandeses, el artista en su taller. La taberna, los interiores campesinos, las posadas, son lugares también concurridos por los soldados, que igualmente beben, o juegan a las cartas o al tric tract. Dentro de esta temática adquieren una dimensión específica los cuerpos de guardia. Después nos encontramos con escenas cortesanas y festivas, en las que las clases medias y mercantiles, en espacios urbanos, domésticos o burdeles, disfrutan de los mismos placeres. En este apartado se incluye una temática de gran éxito, como fueron las merry Company, en la frontera con obras en las que podemos captar un sentido moralizante más explícito y que podemos calificar de alegorías del vicio, incluso con la utilización de monos fumadores y bebedores. También hemos querido destacar la presencia de mujeres fumadoras, tanto en el campo, como en la ciudad. Por último es mucho menor la temática de interiores domésticos burgueses.

Cuadro 2 - Tipología de cuadros de fumadores

Tipos

Variantes

1

Inclusión de los pintores en las escenas de fumadores (autorretratos)

1) El artista disoluto en grupo

2) Rostros disolutos

3) El retrato jovial

4) El taller del artista

5)El artista como intelectual y caballero

2

Escenas de tabernas (fumadores, bebedores y jugadores)

1) Imágenes de grupo

2) Bebedores y fumadores solitarios

3) Fumar en pipa, jugar a las cartas y otros pasatiempos

3

Interiores campesinos

1) Campesinos bebiendo y fumando

2) La pipa en el sombrero

4

Fiestas campestres y juegos al aire libre

1) Bodas y bautizos

2) Juegos

5

La milicia y el tabaco

1) Soldados fumando y bebiendo en una taberna

2) Los cuerpos de guardia

6

Escenas cortesanas y festivas

7

Mujeres fumando en pipa

1) Incitación a fumar

2) Mujeres populares fumando en las tabernas

3) Mujeres fumando solas

8

Obras con sentido moral explícito y alegorías del vicio (escenas báquicas)

1) Domésticas

2) Monos fumadores y bebedores

9

Cuadros de fumadores pintados por mujeres

1) La inclusión de los propios pintores en escenas cotidianas.

  • 47 «Engraved by W. Steeling; lithographed by F. H. Weissenbruch [both published in Horst Scholz, Brouw (...)
  • 48 ROSEMBERG, SLIVE y TER KUILE (1981): op. cit., p. 346. VLIEGHE (2000), op. cit., pp. 347-350

21Son conocidos los casos de Adriaen Brouwer47 y sus Fumadores, circa 1636, del Metropolitan Museum of Art de Nueva York (Óleo sobre tabla, 46,4 x 36,8 cm), en la que el propio artista se autorretrata en el centro de la imagen, junto al pintor de bodegones Jan de Heem (1606-1684)48, conformando un abigarrado grupo de fumadores y bebedores, entre los que puede incluirse también al pintor de Amberes Jan Cossiers, situado en la parte izquierda del cuadro; del mismo modo podemos considerar esta pintura como una variante de retrato colectivo pero con sentido burlesco y teatral. Adrien Brouwer, que está más interesado en la actitud gestual, sujeta a la vez la jarra de cerveza y la pipa.

  • 49 Coincide en esta apreciación la ficha del Metropolitan Museum concerniente a los fumadores de Ariae (...)

22Otro autorretrato es El fumador de Joost van Craesbeeck. Es considerado como un ejemplo de «Tronie» (en holandés rostro), género de retratos de pequeño formato del barroco holandés. En este caso, el discípulo de Brouwer ha imitado al máximo el gesto de su maestro, al que durante mucho tiempo estuvo atribuido y sujeta la pipa y la botella. El humo que sale por la boca y por la pipa encendida llena la escena49.

  • 50 Hans VLIEGHE, «À propos d'un portrait de trois hommes par Simon de Vos (1603-1676) au Louvre», La R (...)

23Con un tratamiento distinto hay que referirse al cuadro «jovial» de Simon de Vos (1603-1676) Bebedores y fumadores (1626, 0,63 x 0,93 cm) del Museo del Louvre, de influencia de Caravaggio, en el que el pintor se ha retratado junto a Johan Geerloz, como él pintor, que sujeta una pipa, y a Jan Cossiers que levanta una refulgente copa de vino50. Recuérdese que Vos pintó diversos cuadros del tipo corriente en el arte flamenco del Barroco de «geselschapjeo» o compañero, que en definitiva son escenas de bebedores y fumadores, pero lejos de la estética de Brouwers.

  • 51 Mieris, Jan van, in: Reclams Künstlerlexikon. 2. Auflage, Philipp Reclam jun. GmbH &Co., Stuttgart, (...)

24Un caso muy diferente es el del pintor holandés Jan Van Mieris (1660-1690) del Kunsthalle Hamburg, Retrato de un artista fumando en pipa, de 168851. La imagen del artista representado está lejos de las escenas de fumadores, o de la representación de Brouwers a la que antes nos hemos referido. Mieris se ha captado así mismo en su estudio, como intelectual y caballero y no como artista degradado y disoluto, en un momento en que encender la pipa supone una parada en su trabajo y abre un tiempo de ensoñación creadora. La luz que ilumina la estancia nos sitúa en otra estética de carácter italianizante. Recuérdese que Mieris vivió los últimos años de su vida en Roma. En esta misma línea se encuentra el Autorretrato de Jan Davidsc de Heem (1606-1684), en el que el artista se pinta de modo elegante sujetando la pipa con la mano derecha y la paleta con la izquierda. Es muy significativo que se autorretrate fumando.

  • 52 B. Van HAUTE, David III Ryckaert: A Seventeenth-Century Flemish Peasant Painter, Brepols, Pictura N (...)

25Dentro de este apartado habría que incluir además en una línea diferente de sus cuadros disolutos a El estudio del pintor (óleo sobre madera) de Joost van Craesbeeck (1605-1654/1662). El artista mirando al caballete y dando la espalda al espectador, en un espacio muy luminoso, coloca cinco figuras que representan a los cinco sentidos. El laud (oído), un hombre sosteniendo una copa de vino es el sabor, el que fuma una pipa es el olor, una pareja representa el tacto y, finalmente, la mujer lectora es la vista. En el grupo de los talleres, en el Estudio del Pintor de David Ryckaert el joven (1612-1661) sorprendemos al artista realizando una escena de Campesino fumando en pipa (1638) con el modelo delante52. Finalmente Jan Miense Molenaer (1610–1668) que se incluyó muchas veces en sus composiciones se autorretrata como tañedor de laúd, con una mesa al lado llena de utensilios entre los que ocupa un lugar relevante su pipa.

2) Escenas de tabernas: fumadores, bebedores y jugadores

Imágenes de grupo

26Empezamos este apartado por el Interior de una taberna del propio Brouwer, (1635-1638. Óleo sobre lienzo, 28 x 33 cm), en la que podemos observar la existencia de tres grupos que juegan y beben; destaca sin embargo la presencia de un hombre orinando, en primer término, junto al barril en que dos compadres están fumando, uno de ellos en el momento de cargar la pipa.

  • 53 Casado con una hija de Jan Brueghel y formado en el taller de su padre.
  • 54 La pintura procede del Palacio Real, donde se localizó en 1792.
  • 55 La obra aparece citada en 1746 en la colección de la reina Isabel Farnesio en el Palacio de La Gran (...)
  • 56 Museo del Prado. Inv. Nuevas Adquisiciones (iniciado en 1856). Núm. 1563. Autor: Teniers / 1563. As (...)
  • 57 https://www.museodelprado.es/coleccion/obra-de-arte/fumadores [Consultado el 7/11/2017].
  • 58 https://www.museodelprado.es/coleccion/obra-de-arte/fumadores-y-bebedores.
  • 59 Bebedores y fumadores DAVID TENIERS pintó; C. NATEUIL litogº. Nanteuil, Célestin (1813-1873), Tenie (...)
  • 60 David Teniers, El viejo bebedor, Dauit Teniers pinxit ; Fran vanden Wyngaert fe. et exc., circa 163 (...)
  • 61 Los fumadores, David Teniers lo pintó; J. Ribelles...lo litografió [Inscripción: «Copiado del cuadr (...)

27Pero el pintor más destacado de esta variante del género, localizado en lugares cerrados, es David Teniers (1610-1690)53, que sigue la estela de Brouwer y como él es autor de numerosas versiones de fumadores en tabernas o en espacios domésticos, de los que podemos citar innumerables ejemplos. Es el caso de Fumadores en un interior, (Circa 1637), de la colección Thyssen-Bornemisza de Madrid; Fumadores en una taberna (Circa 1631 - 1640. Óleo sobre tabla, 52 x 65 cm. Museo del Prado)54. Según la ficha del Museo esta imagen ilustra la expansión del tabaco por Europa en el siglo XVII de manera documental, sin que el pintor moralice sobre su consumo. De todas formas, el autor de la citada ficha va más allá y considera que puede ser la representación de un vicio; entraríamos de este modo en el problema, difícil de responder, de qué pretendía el artista al ofrecernos estos espacios de sociabilidad en los que se fumaba. Otro ejemplo es Fumadores y bebedores (1652. Óleo sobre tabla, 34 x 48 cm.), también del Prado55. Pertenece igualmente a esta colección, La conversación (Circa, 1633. Óleo sobre tabla, 31 x 53,5 cm.). Otra variante de Teniers es el cuadro de Las noticias del Kunsthalle Hamburg, en el que se repite la composición de bebedores y fumadores, pero se introduce en el lugar principal al lector de una carta sobre el que se concentra la atención del resto de los parroquianos que fuman y beben; o las obras más generales de fumadores –todo el mundo participa- de La Taberna o de Fumadores brabanzones, (1630 - 1640. Óleo sobre tabla, 36 x 51 cm. Museo del Prado), que contrastan con la escena más íntima de dos personajes cargando la pipa y fumando, también denominada Fumadores (Óleo sobre lámina de cobre, 18 x 17cm. Museo del Prado)56, o con la titulada Grupo de Fumadores (Óleo sobre tabla, 33 x 24 cm. Museo del Prado)57, también perteneciente al gran número de tablas de Teniers que atesora el citado repositorio. Quizá la relación más directa en la composición de personajes en tabernas fumando de Teniers con Brouwer, puede ser El soldado alegre (1631 - 1640. Óleo sobre tabla, 47 x 36 cm. Museo del Prado). Fue propiedad del marqués de la Ensenada, de quien fue adquirido por la reina Isabel Farnesio entre 1759 y 176658, del que existe, además, una variante del propio Teniers, o de su taller, y que se siguió difundiendo en grabado durante el siglo XIX. Véase, por ejemplo, La Litografía de J. J. Martínez59. Otras obras de este pintor flamenco se reprodujeron también a través de láminas, como El viejo bebedor60, Fumadores61, o El bebedor.

  • 62 Francis HASKEL, Patronos y pintores, Madrid, Cátedra, 1984. I bamboccianti. Niederländische Malerre (...)

28Otro pintor de tabernas y fumadores, aunque de peor factura, es Pieter van Laer (1599-1642), artista que vivió entre Haarlem, Roma y Ámsterdam62, entre ellas su Interior de Taberna, [¿1664?], del Museo de Arte Antiga de Lisboa. Fue un realizador de cuadros de pequeño formato dedicados a tabernas, banquetes, bebedores o fumadores.

  • 63 La escena de taberna de la Fundación Thysen según la ficha del museo está muy influenciada «por la (...)

29Jan Havicksz Steem (1626-1679) nos dejó escenas de tabernas de una factura diferente, de ambiente mucho más urbano, en las que se deja ver la clase media63. Más joven que Steem fue Adrian van den Hecken (1615-1659), también pintor de tabernas y escenas alegres. Como otros artistas flamencos su vida profesional transcurrió entre Ámsterdam y La Haya y, como casi todos, perteneció a sagas familiares. Aquí traemos a colación Interior de una taberna (Óleo sobre tabla, 43 x 37 cm.).

Las ensoñaciones del fumador solitario

30Fumar es un acto de sociabilidad, según la pintura flamenca y holandesa nos enseña, pero también es un momento de intimidad, aunque el bullicio del fondo de la taberna o de la escena domestica constituyan el marco visual de referencia que nos transmite las voces y risotadas de bebedores y fumadores. Señalamos, en primer lugar, la obra de Adriaen Van Ostade (1610-1685), Interior de una Taberna, 1661 (Óleo sobre tabla. 32,4 x 24,6 cm. MuseoThyssen-Bornemisza). En este ejemplo un anciano sujeta el vaso en la mano, pero tiene en el taburete próximo la pipa. El rostro nos presenta la soledad de la vejez. Al fondo del local, una partida de cartas llena la escena.

31Aunque hay otros personajes en la composición hay que incluir en este tipo las diversas variables de El Fumador, que salieron de la paleta de Teniers, o de su taller, como el Interior de cocina con un bebedor y otros campesinos al fondo y Un campesino cargando su pipa. Igualmente la obra del coetáneo de Teniers, Jan Miense Molenaer (1610-1668), Un hombre fumando con la copa de vino vacía (circa 1632/34). Un retrato con pipa de un artista, es el de Gerad Ter Boch (1617-1681), Violinista, en la que un músico anciano sujetando su instrumento, tiene en la mesa junto a él su imprescindible pipa. También hemos considerado un grabado de Conrad Waumans, (1584-1640), y de Adriaen Brouwer, Hombre con pipa (Circa 1625-1638. Aguafuerte y buril, Litografía Nacional de España).

Fumar en pipa, jugar a las cartas y otros pasatiempos

32Asociado al beber y fumar aparece siempre el juego. Debemos acudir otra vez a David Teniers y sus Jugadores de cartas en un interior (Óleo sobre tabla, 34.4 x 41.7 cm.), o a sus Jugadores de cartas.

33Es, sin embargo, en escenarios burgueses en los que se desarrollan las escenas de Jan Havicksz Steen (1626-1679). Por ejemplo, su Interior con una mujer alimentando a un loro, conocido como 'The Parrot Cage' (Circa 1660-1670. Rijks Museum de Ámsterdam), o el Haciendo trampa en las cartas. Igualmente se incluye en este grupo, el cuadro anónimo, Interior de una taberna o burdel con gente bebiendo y jugando Trictrac, (Circa 1620-1625). De esta temática la obra de Steem es muy abundante.

  • 64 [A Paris chez Lépicié, graveur du Roi au coin de l'abreuvoir du Quay des Orfèvres Et chez L. Surugu (...)
  • 65 Inscripción debajo del título, tres versos en dos columnas, escritos por M. Moraine: La biere, le t (...)

34Los temas de David Teniers y otros pintores se siguieron reproduciendo a través del grabado durante los siglos XVIII y XIX bajo el rótulo «Pasatiempos de Flandes», como Reunión de francmasones flamencos («Peint par David Teniers.; Gravé par Lépicié», 1747, aguafuerte y buril)64; o Los pasatiempos de Flandes (D. Teniers pinx.; J. Ph. Le Bas direc. 1750. Datos de edición: à Paris chez J. Ph. Le Bas Graveur du Cabinet du Roy rue de la Harpe et a Amsterdam chez Fouquet le jeune. 1 estampa aguafuerte y buril), también de los fondos de la Biblioteca Nacional de España65. En este último grabado, los jugadores están al fondo de la taberna.

3) Interiores campesinos

Campesinos bebiendo y fumando

  • 66 Leblond, Jean (ca. 1590-1666, Brouwer, Adriaen (1605-1638), Groensveld, Jan (ca. 1660-1728), Dos ca (...)
  • 67 A. Brouwer pinxit. I. Gole, aqua forti cum Privilegio ord, Paisanos fumando, Circa 1690-1737. Holls (...)

35Adriaen Brouwer nos ha dejado dos buenos ejemplos de esta temática con Campesinos fumando y bebiendo y Posada con campesinos borrachos del Rijskmuseum de Amsterdam. El citado pintor también tuvo amplia difusión a través del grabado, como por ejemplo, Dos campesinos en una taberna. Uno de ellos fumando (Circa 1630), de los grabadores franceses que se interesaron por la pintura holandesa y flamenca de escenas de la vida cotidiana66 o Paisanos fumando (Circa 1690-1737)67.

36También hay que referirse a las escenas de Teniers, por ejemplo, Aldeanos bebiendo. O a las de Adriaen Van Ostade y sus Campesinos bebiendo de la Colección Thysem, en la que en un interior, dos campesinos departen, uno con una pipa de barro apagada, mientras que detrás otro trastea. Por su parte, Los fumadores del Museo de Arte Antiga de Lisboa de Jost Van Craesbeeck, nos abre una puerta al paisaje donde un campesino laborea. La composición es muy similar a las de los bebedores y fumadores en tabernas. Del mismo autor señalamos, El Albergue (1640. Óleo sobre tabla, 76 x 60 cm. Academia de Bellas Artes de Viena,).

37Otros ejemplos son las diversas composiciones que dedicó Jan Miense Molenaer a este tema, aunque el acto de fumar, en muchos casos, no sea lo principal: Campesinos fumando y bebiendo en una mesa, Figuras fumando y tocando música en una posada, Campesinos en una posada, con una pareja cortejando, o por último Campesinos alegres.

4) Fiestas campestres y juegos al aire libre: bodas y bautizos

  • 68 J. J. LUNA, De Tiziano a Goya. Grandes maestros del Museo del Prado, National Art Museum of China-S (...)

38Presentamos en este apartado dos ejemplos, pero esta vez de exterior. Se trata de momentos significativos de sociabilidad de una comunidad rural, como son la boda de uno de sus parroquianos o la reunión ante el juego un día de asueto. La fiesta campestre de David Teniers (1647. Óleo sobre lienzo, 75 x 112 cm., localizada también en los depósitos del Prado), tiene, además, el valor de ser una de las pocas escenas rurales exteriores de este pintor. Como nos ilustra la ficha técnica del Museo, Antonio González Ruiz en el siglo XVIII hizo un cartón para la Real Fábrica de Tapices de Santa Bárbara, que se conserva en el Palacio Real de Madrid68. En esta misma línea estaría Fiesta y comida de aldeanas (1637. Óleo sobre lienzo, 120 x 188 cm. Museo del Prado). El ejemplo de juego al aire libre es el llamado Juego de petanca (Circa 1645. Óleo sobre tabla, 42 x 71 cm. Museo del Prado) obra igualmente de David Teniers. Aunque la escena y el foco principal se centren sobre el juego, con un fondo de casas y la puerta abierta de una taberna en un día apacible, nuestra mirada se dirige también a un grupo de fumadores y bebedores sentados alrededor de una mesa, ajenos al desarrollo del juego. La ficha del Museo del Prado resalta como singular la presencia de un obelisco conmemorativo.

5) La milicia y el tabaco

Soldados fumando y bebiendo en una taberna

39En la misma línea que las escenas de taberna y con una composición muy parecida Joost van Craesbeeck realizó su Interior de una posada con un campesino fumando una pipa y un soldado bebiendo, con otras figuras fumando y bebiendo en el fondo. En este caso soldados y campesinos departen juntos.

  • 69 Alejandro VERGARA y Mariet WESTERMANN, Vermeer y el interior holandés, Madrid, Museo Nacional del P (...)

40Rompen el marco de las tabernas o de las fiestas campestres, los cuadros de fumadores de Pieter de Hooch (1629-1683/4), pintor de clases medias y altas, que poco tiene que ver los Brouwer, Teniers etc. de las tabernas y de las escenas campesinas. Hooch es un pintor que domina la geometría de los espacios y la luz69. Por ejemplo, Una mujer bebiendo con dos hombres (1658. Óleo sobre tabla. 73,7 x 64,6 cm. National Gallery de Londres). Uno de los dos soldados, cuyo atuendo contrasta con los parroquianos de las tabernas del género fumadores, el que está sentado frente al espectador, lleva dos pipas en la mano y contempla en actitud risueña con el sombrero puesto a una mujer que levanta una copa de cristal, que la luz que entra por la venta hace brillar. A su lado, su compañero de fatigas mira a la escanciadora con el sombrero de plumas descansado en la rodilla. Son dos soldados en una hospedería que se disponen a compartir bebida y tabaco. Un mapa y un cuadro de temática religiosa encima de la chimenea que la criada se dispone a encender, completan el atrezo de la habitación que parece muy amplia y cuya profundidad se aumenta por la extensión del pavimento en blanco y negro. [Firmado «P.D.H.»]. Igualmente, podemos referirnos a Un patio holandés (Circa 1658-1660. Óleo 69,5 x 60 cm. Washington, National Gallery of Art), en la que se repite el motivo de dos soldados servidos por una mujer, que se disponen a compartir el hábito placentero de la pipa, que uno de ellos sostiene, con un buen trago de vino. Otro ejemplo del mismo pintor es Soldados jugando a las cartas, (1657-1658. Óleo sobre tabla, 55.5 x 45.7 cm. Zurich, propiedad particular). En este caso la mujer que está situada detrás de la mesa, se dispone a cargar una pipa. En los tres ejemplos propuestos la acción se concentra en un rincón dejando grandes espacios abiertos.

41Un caso diferente es el de Gerard Ter Borch (1617-1681) y su Mujer bebiendo con un soldado dormido, en el que el militar ha dejado su pipa encima de la mesa en la que también reposa su cabeza. En este caso la mujer que le acompaña también ha dejado su pipa.

Los cuerpos de guardia

  • 70 Jochai ROSEN, «The Dutch Guardroom Scene of the Golden Age: A Definition», Artibus et Historiae, Vo (...)

42Una temática de gran interés es la de los cuerpos de guardia70. El descanso del guerrero, como en las tabernas y posadas, se ameniza con el juego de cartas, con la bebida y con la pipa de tabaco. En este apartado hay que mencionar de modo sobresaliente a Jacob Duck (1598-1667) y su Cuerpo de Guardia con soldados jugando a las cartas (Óleo sobre tabla, 44,5 x 36,3 cm. Hungarian: Szépművészeti Múzeum) o Interior con soldados y mujer de 1650.

43Del mismo tema es la obra de David Teniers, Un cuerpo de guardia del Museo del Prado (Óleo sobre lámina de cobre, 67 x 52 cm). En este caso los fumadores y jugadores están situados en el fondo de la escena, cuya parte inicial ocupan las banderas, armaduras y otros objetos de la soldadesca. Otra lámina del autor del mismo museo es El vivac (1640-1650. Óleo sobre tabla, 63 x 89 cm).

44Una visión que destaca los efectos narcóticos del tabaco es la de Gerard ter Borch. Un soldado profundamente dormido es contemplado por dos compañeros con las pipas cargadas, mientras que la del durmiente reposa encima de un barril y uno de ellos aprovecha para echarle el humo en la cara. En Un oficial dictando una carta, la pipa se encuentra, sin embargo, depositada encima de la mesa.

6) Escenas cortesanas y festivas

45En este apartado hay que situar a Simon de Vos (1606-1673) y su Merry Company de 163171 del Hermitage de San Petersburgo72. Forma parte de las escenas festivas que este autor cultivó. Un grupo de comensales se encuentra alrededor de la mesa de una estancia con cortinajes, en la que la luz entra por una puerta abierta al mundo exterior, que una muchacha se dispone a traspasar. Tres de los personajes, un hombre cubierto con un gorro de piel y dos mujeres también tocadas con sendos sombreros, fuman sus pipas, mientras que el sentado a la cabecera tañe el laúd. La música es siempre en estas escenas festivas el complemento ideal a la comida, el tabaco, la bebida y otros placeres.

46Este mismo tipo de cuadros son los que realizan Jacob Duck, en su Merry Company, Adrian van den Hecken (1615-1659), con A Merry Company in a Tavern (Budapest, Museum of Fine Arts, 1640s), e incluso Jan Miense Molenaer, y su Alegre grupo en una taberna.

7) Mujeres fumando en pipa

47Este epígrafe demuestra que la mujer en gran medida accedió, por lo menos en los estratos sociales más bajos, al hábito placentero. Hemos verificado tres tipologías diferentes. Un tema poco frecuente es la iniciación en el tabaco que nos muestra Jan Steem (Hombre joven ofreciendo una pipa a una mujer). Lo hemos denominado Incitación a fumar. La escena transcurre en un ambiente burgués. Una joven sentada en un sillón sujeta una copa de vino y parece tímidamente declinar la pipa que le ofrece su acompañante. Una cama con las cortinas cerradas y la mesa cubierta con un terciopelo rojo en la que reposa una jarra componen el mobiliario.

48Como hemos señalado otra variante de los cuadros de fumadores es el protagonismo en el consumo de la mujer. No son infrecuentes las escenas en que se incluyen mujeres fumando en pipa, aunque no está claro si se quiere dar a este consumo un sentido moral negativo. En este sentido hay que considerar el cuadro de David Teniers, Una mujer y un hombre fumando en pipa sentados. En este caso el acto de preparar y encender la pipa es compartido por la pareja, que el pintor ha situado sentados en una mesa en primer término. Delante de la mesa una pipa usada ha sido arrojada al suelo. El fondo lo ocupan los consabidos jugadores y fumadores.

49Conocemos al menos otra variante de una mujer cargado una pipa, mientras un hombre, sentado en su misma mesa, alza una copa de vino (Circa 1645. Un hombre alzando una copa y una mujer encendiendo una pipa. 23.8 x 34.3 cm. London, The National Gallery).

50Diferente es el cuadro que nos ofrece Abraham van den Hecken II Interior rústico con figuras. (Circa 1640-1645. Óleo sobre tabla, 31 x 27 cm). En este caso el interior es un establo en el que están sentadas dos mujeres de la vida, una amamantando un niño y la otra fumando alegremente su pipa. Por detrás un soldado la está reclamando su atención.

  • 73 HOLLSTEIN. Dutch and Flemish engravings and woodcuts ca. 1450 -1700, v.3, Boekhorst.

51Como en el caso de los fumadores solitarios, también encontramos mujeres fumando solas. De Adriaen Brouwer, por ejemplo hay un Busto de mujer fumando (Circa 1625-1638. Aguafuerte)73, en la Biblioteca Digital Hispánica. Es de gran calidad el cuadro realizado por Jan Miense Molenaer, en el que observamos a una mujer ebria, abrazada a una cántara de barro, que tiene en la mesa sus objetos de fumar. Otro ejemplo es el cuadro sin título en el que dos mujeres muy alegres, una de ellas la posadera, ofrece una pipa a otra que ostensiblemente ha consumido su jarra de vino. La escena transcurre en presencia de una niña que también sirve en la posada. Hay que tener presente que este pintor no dudó en pintar a un niño fumando su pipa con una copa de cristal en la otra mano.

8) Obras con sentido moral explícito y alegorías del vicio (escenas báquicas)

Domésticas

52Es interesante reseñar que en algunos casos el sentido moralizante es explícito. Nos parece de gran interés el caso de Jan Havicksz Steem y su obra Cuidado con la lujuria (Firmado en el fondo del barril izquierdo, circa 1663. Óleo sobre tabla, 105 x 145.5 cm. Viena, Kunsthistorisches Museum), en la que un niño aparece fumando en pipa en una abigarrada escena llena de sinsentidos, en la que los mayores parecen haber hecho caso omiso de sus responsabilidades. Junto a Steen se encuadra también en este círculo de escenas festivas, la obra de Willem Pietersz Buytewech. En su Feliz compañía (Circa 1610. Rotterdam, Museum Boijmans Van Beuningen), son las clases altas las que se entregan a un placer desbordado. En sendas exposiciones sobre pintura de género holandesa (Haarlen-Hamburgo, Roterdam-Franckfurt, 2005) el cuadro que aquí presentamos dio pie al resurgir del debate entre la existencia de una preocupación por la cultura del engaño, la ilusión, la ambigüedad y la ficción en este tipo de representaciones que encerrarían un sentido moral (el vino, el tabaco y el tablero del juego que está a los pies de uno de los personajes, junto las salchichas y las alcachofas - signos eróticos - representarían el vicio) y la actitud del artista que carece de un sentido moralista explícito. ¿Instrucción o diversión? Los disolutos son disolutos y la rectitud es desbordada por la juventud amante de los placeres. En esta Feliz Compañía, el centro de atención son cuatro jóvenes disolutos vestidos con ropas lujosas y caras en estado de semi-embriaguez. Están fumando y bebiendo, tres de ellos reclinados en sus asientos, mientras que el cuarto se ha situado junto a la ventana con una bacinilla para orinar. El hombre mayor que los atiende con un collar de salchichas al cuello, es un personaje bufonesco del teatro. ¿Estamos ante otra representación de los cinco sentidos?

53Otro ejemplo de este tema, pero menos sofisticado, es el de Abraham van den Hecken, A Merry Company in a Tavern, (1640), del Museo de Bellas Artes de Budapest que ya hemos mencionado en el apartado 6 de escenas festivas.

54En este epígrafe incluímos sendas composiciones de Jan Miense Molenaer relativas a los «Cinco sentidos», de las que al menos conocemos dos. Son cuadros menos complicados y de carácter más popular. En la obra que lleva por título El Gusto (1637. Mauritshuis, La Haya), en un espacio cerrado un hombre se emborracha, mientras que otro se embota con su pipa, bajo la vigilancia de una vieja. En el correspondiente a La Vista (1637. Mauritshuis, La Haya) la escena iluminada con un candil nos permite ver a un hombre al que sirve una tabernera con una pipa en la mano izquierda descansando sobre la pierna. Por su parte en El Olfato (1637. Mauritshuis, La Haya) asociamos la limpieza de un niño con el fumador que se tapa la nariz, después de haber dejado la pipa.

Monos fumadores y bebedores: la fiesta de los animales

  • 74 Matías DÍAZ PADRÓN: El siglo de Rubens en el Museo del Prado: catálogo razonado de pintura flamenca (...)
  • 75 DÍAZ PADRÓN (1995) op. cit., p. 1394.
  • 76 Seis siglos de Arte. Cien Grandes Maestros. México: Museo Soumaya-Fundación Carso. 2006.

55De una intención claramente moralizante son la trasposición del vicio de los hombres a los animales. En este sentido, David Teniers, Monos fumadores y bebedores (1660. Óleo sobre tabla, 21 x 30 cm. Museo del Prado), o Monos en la bodega 74 (Circa 1600. Óleo sobre tabla, 21x30 cm. Museo del Prado). En este asunto de animales comportándose como seres humanos, conocido como «macacadas», «monerías» o en el término con el término francés: singeries, se ha querido ver una sátira de todos los vicios con intención moralizante. La última obra citada forma parte de una colección de seis tablas que se conservan en los fondos del Museo del Prado75. La temática tuvo seguidores, como podemos comprobar en la Taberna de Monos (Museo Soumaya76).

9) Cuadros de fumadores pintados por mujeres

  • 77 Perteneció a la Guilda de San Lucas de la ciudad de Haarlem. La mayor parte de sus obras son del pe (...)

56Solamente hemos encontrado dos cuadros pintados por una mujer artista. Se trata del Juego del Tric Trac y del bebedor alegre de Judith Jans Leyster (1609-1660), casada con el también pintor Jan Miense Molenaer, que se dedicó igualmente a las escenas de género77.

Reflexión final

57A lo largo de este estudio hemos tratado de demostrar que la pintura flamenca y holandesa del siglo XVII es un buen indicador de la dimensión adquirida por el consumo del tabaco en la Europa occidental. En efecto, el tabaco se ha convertido en un producto demandado por la sociedad de los Países Bajos que está en la avanzadilla de la revolución del consumo que trajo consigo el desarrollo de la economía atlántica.

58Los artistas reflejan esa realidad mostrando la omnipresencia del consumo del tabaco en la vida diaria. Parafraseando el título del libro de Johgh y Luijten (1997), estas obras se nos presentan como un espejo de la vida cotidiana. Pero la colocación de estos cuadros de pequeño formato en las paredes de las casas burguesas va más allá del espejo. Al otro lado del mismo es posible encontrar un discurso moral o simplemente la representación de los placeres. No obstante, no podemos olvidar que los vicios y los placeres son parte de la revolución del consumo a la que nos referíamos. De vicios privados, grandes beneficios, escribió Bernard de Mandeville autor de la Fábula de las abejas.

  • 78 Citado por Marten Jan BOCK, «Pricing the Unpriced: how Dutch Seventeenth-Century Painters determine (...)
  • 79 Entre los estudios del mercado del arte flamenco cf. John Michael MONTIAS, Flemish and Dutch Trade (...)

59Lo novedoso, además, es la profusión de estos cuadros y la existencia de un mercado del arte, donde se compran y se venden, cuya producción estimó Van der Woude que se acercó a más de la mitad del valor de la cosecha total de tabaco holandés78. No obstante, este importante tema del mercado del arte y de la determinación de su valor queda fuera de nuestro ámbito de estudio y solamente lo sacamos a colación para una más correcta contextualización del tema79.

60La evidencia pictórica nos muestra que no hay distinción de género, ni de clase, en el uso del tabaco. Apenas hay discontinuidad entre el campo y la ciudad. Finalmente, la pipa es la estrella de los Países Bajos. Por otra parte hay que señalar que el campesinado y las clases bajas urbanas son mucho más protagonistas que los burgueses. Estos últimos, sin embargo, como hemos apuntado son los que compran los cuadros. Relacionado con esto último hay que señalar que la historiografía ha tratado de ver también el carácter amable y cargado de humor que aportan estos pintores. Nos presentan a un campesinado, no degradado por el vicio, que aprovecha sus momentos de sosiego para jugar, beber y fumar. Junto a las tabernas, los cuerpos de guardia son espacios de sociabilidad en los que se aprovecha para consumir tabaco.

61Por último, queremos apuntar que el desarrollo de la pintura consagrada al hábito placentero del tabaco no responde a una estrategia empresarial, ni siquiera gubernamental, de promoción, prohibición o de censura de su consumo.

Ilustraciones

La inclusion de los propios pintores en escenas cotidianas

Escenas de tabernas: fumadores, bebedores y jugadores imágenes de grupo

La milicia y el tabaco

20 - Gerard ter Borch, Cuarto de guardia con un soldado echando el humo en la cara de su compañero dormido, y un tercero mirando

20 - Gerard ter Borch, Cuarto de guardia con un soldado echando el humo en la cara de su compañero dormido, y un tercero mirando

https://upload.wikimedia.org/​wikipedia/​commons/​f/​fa/​Gerard_ter_Borch_-_Wachtstube_wrm_1001_01.jpg

Escenas cortesanas y festivas

Mujeres fumando en pipa

Obras con sentido moral explícito y alegorías del vicio (escenas báquicas)

Fumadores pintados por mujeres

Notes

1 Desde el punto de vista histórico para estas cuestiones Lina GÁLVEZ, «Adición, regulación y publicidad de marcas. El consumo de tabaco en España en el primer tercio del siglo XX», Luis ALONSO ÁLVAREZ, «Pautas de Consumo y cambio tecnológico. La evidencia del tabaco en España 1735-1886», en Luis ALONSO ÁLVAREZ, Lina GÁLVEZ MUÑOZ y Santiago de LUXÁN MELÉNDEZ (ed.), Tabaco e Historia Económica. Estudios sobre fiscalidad, consumo y empresa, Madrid, Fundación Altadis-Ediciones El Umbral, 2006, pp. 367-388 y 246-270.

2 El concepto es utilizado por Gustaaf RENIER para englobar desde la documentación a los cuadros de los pintores. Cit. por Peter BURKE, Visto y no visto. El uso de la imagen como documento histórico. Barcelona, Cultura Libre, Biblioteca de Bolsillo, 2005, p. 16. Y el caudal bibliográfico que en esta obra se cita.

3 Citado por BURKE (2005), op. cit. p.15.

4 Alison FRAUNHAR, «Picturing the Nation: Marquillas Cigarerras Cubanas and the Plantation», Visual Resources an international journal on images and their uses, Volume 22, 2006, 1, pp. 63-80; de la misma autora, «Marquillas cigarreras cubanas: Nation and Desire in the Nineteenth Century» en Hispanic Research Journal, Vol. 9 No. 5, December, 2008, pp. 458–478; Diana ARAMBURU, «Las   fiestas afrocubanas en las marquillas cigarreras del siglo XIX: el "Almanaque profético para el año 1866"», en Afro-Hispanic Review. Vol. 29, No. 1 (SPRING 2010), pp. 11-34; Agnes LUGO-ORTIZ, «Material Culture, Slavery, and Governability in Colonial Cuba: The Humorous Lessons of the Cigarette Marquillas», en Journal of Latin American Cultural Studies, Volume 21, 2012, pp. 61-85.

5 Los franceses detectan la existencia de la Tabacomanie, o uso excesivo del tabaco, en los años centrales del siglo XIX, especialmente en la época de Luis Felipe de Orleans, a través del género caricaturesco que presenta unas implicaciones sociológicas e históricas de gran interés. Cf. Didier NOURRISSON, Histoire sociale du tabac, Paris, Éditions Christian, 2000 y «"Tabacomanie", Histoire par l'image» [en ligne], consulté le 12 Juin 2017. URL: http://www.histoire-image.org/etudes/tabacomanie.

6 R. DODOENS, Crüydeboeck, Amberes, 1554. A. THEVET, Les singularités de la France Antartique, Amberes 1558. P. A. MATTIOLI, Comentario sobre la materia médica de Dioscorides, Praga, 1662. J. LIÉBAULT, L’Agriculture et maison rustique, París 1570. P. PENA y M. de L’OBEL, Stirpium adversaria nova, Londres, 1570-1571. F. HERNÁNDEZ, Cartas al rey Felipe II de España desde la ciudad de Méjico, Méjico 1572. J. FRAGOSO, Discursos de las cosas aromáticas, árboles y frutales (…) que traen de la India Oriental, Madrid, 1572. J. CÁRDENAS, Primera parte de los problemas y secretos maravillosos de Indias, México 1591. G. EVERARD, De herba panacea quam alii tabacum…, Ámberes, 1587. Al respecto cf. José Manuel RODRÍGUEZ GORDILLO, «El descubrimiento y arraigo del tabaco (1492-1700)» en Santiago de LUXÁN MELÉNDEZ, João FIGUEIROA REGO y Vicent SANZ ROZALÉN, (eds.), Tabaco e escravos nos Impérios Ibéricos, Lisboa, Universidade Nova de Lisboa. Faculdade de Ciências Sociais e Humanas. Centro de História d’Aquém e d’Além Mar, 2015, pp. 29-40

7 Recuerdese el texto de Jaime I de Inglaterra, A Counterblaste to Tobacco, Imprinted at London, by R.B.1604 https://catalog.hathitrust.org/Record/009712524

8 El planteamiento de este problema en Joel BEST, «Economic interests and the Vindication of Deviance: Tobacco in Seventeenth Century Europe», en The Sociological Quartely, 1979, Vol. 20, Nº 2, pp. 171-182. La cita en la p. 79.

9 Gerónimo de UZTARIZ Theórica y práctica de comercio y de marina en diferentes discursos y calificados ejemplares… Tercera edición, corregida y enmendada por el autor. Madrid, Imprenta de Antonio Sanz, Impresor del Rey Nuestro Señor y de su Real Consejo, Año de 1757; Pablo FERNÁNDEZ ALBADALEJO, «El decreto de suspensión de pagos de 1739: análisis e implicaciones», en Moneda y Crédito, 142, 1977, pp. 51-83; Miguel ARTOLA, La Hacienda del Antiguo Régimen. Madrid, Alianza Editorial, 1982; José Patricio MERINO NAVARRO, Las cuentas de la Administración Central Española 1750-1820, Madrid, Instituto de Estudios Fiscales, 1987; Renate PIEPER, La Real Hacienda bajo Fernando VI y Carlos III (1753-1788), Madrid, Instituto de Estudios Fiscales, 1992; Agustín GONZÁLEZ ENCISO, «Tabaco y Hacienda 1670-1840», en Luis ALONSO, Lina GÁLVEZ y Santiago de LUXÁN (eds.), Tabaco e Historia Económica. Estudios sobre fiscalidad, consumo y empresa (siglos XVII-XX), Madrid, Fundación Altadis-Ediciones El Umbral, 2006, pp.43-69; José Manuel RODRÍGUEZ GORDILLO, «La renta del tabaco: un complejo camino hacia la administración directa en el siglo XVIII», en Luis ALONSO, Lina GÁLVEZ y Santiago de LUXÁN (eds.), pp. 71-92; Rafael TORRES SÁNCHEZ, «Tabaco y deuda pública en la España de Carlos III», en Luis ALONSO, Lina GÁLVEZ y Santiago de LUXÁN, (eds.), op. cit. pp. 93-119.

10 Santiago de LUXÁN MELÉNDEZ y Montserrat GÁRATE OJANGUREN, «La influencia de los conflictos bélicos imperiales en la definición del mercado tabaquero español durante el siglo XVIII», en Agustín GONZÁLEZ ENCISO (ed.), Un Estado Militar. España 1650-1820, Madrid, Actas, pp. 291-316.

11 Jordan GOODMAN, Tobacco in History. The cultures of dependence, London and New York, Routledge, 1993, especialmente el capítulo 4 «Rituals, Fashions and a Medical Discourse. Tobacco consumption before the cigarette», pp. 56-88. Los libros portuarios fueron utilizados con aprovechamiento por S. GRAY y V. J. WYCKOFF: «The international tobacco trade in the seventeenth century», in The Southern Economic Journal, 1940, pp. 1-26. Igualmente Jacob PRICE, France and the Chesapeake. A History of the French Tobacco Monopoly, 1674-1791, and of Its Relationship to the British and American Tobacco Trades. An Arbor, the University of Michigan Press, 1973.

12 Carol SHAMMAS, The Pre-industrial consumer in England and America, Oxford, Oxford University Press, 1990, p. 79 (reed. 2008). Sobre el consumo cf. Jan de VRIES, The Industrious Revolution, Consumer Behavior and the household Economy 1650 to the Present, Cambridge University Press 2008; Frank TRENTMANN (ed.), The Oxford Handbook of the History of Consumption, Oxford-New York, Oxford University Press, 2012 y Chiara Rita POZZATI, Tabacco Vizio o virtú? Difussione e consumo del tabacco nell’Europa dell’Ancien Regime: Il caso francese, Soldiershope, 2017.

13 GOODMAN (1993), op. cit. p. 58.

14 José Manuel RODRÍGUEZ GORDILLO, La creación del estanco del tabaco en España. Madrid, Fundación Altadis-Ediciones El Umbral, 2002.

15 José Manuel RODRÍGUEZ GORDILLO, Diccionario Histórico del tabaco, Madrid, Tabapres, 1993. Los trabajos de arqueología que últimamente se están realizando en España, documentan la presencia de la pipa en la periferia española (Cataluña, País Vasco, Cartagena, Galicia). Alguno de estos trabajos utiliza la imagen de los pintores como referencia. Cf. por ejemplo, Julia BELTRÁN DE HEREDIA BERCERO y Núria MIRÓ I ALAIX, «Les pipes de caolí del segle xvii quarhis trobades al Jaciment de l’antic Mercat del Born a Barcelona: importacions angleses i holandeses», QUARHIS, Època II, Núm. 4, 2008, pp. 138-157.

16 Se define el juego de habilitaciones como el conjunto de etiquetas litográficas que las fábricas tabaqueras colocaban en las distintas partes de las cajas de cigarros puros con el fin de adornar, proteger y certificar sus productos manufacturados. En la terminología tabaquera «habilitación» es el nombre que recibe la lámina litografiada que cubre la caja de cigarros. Igualmente http://www.bne.es/es/Colecciones/Ephemera/Subcolecciones/fines-decorativos.html. [Consultado el 1/02/2018].

17 Por ejemplo Rafael Penagos, La jugadora, en Portada para «La Esfera» - Colecciones Arte - retratos. Colecciones Fundación MAPFRE. https://coleccionesarte.fundacionmapfre.org/obras/portada-de-la-esfera-4/.

18 La fabricación de pipas de barro se inició en Inglaterra a fines del XVI. Con el primer Estuardo, contrario al tabaco, los fabricantes se desplazaron a Holanda, donde a comienzos del XVII se inicia la fabricación en lugares como Amsterdam, Leiden, Rotterdam y principalmente Gouda. Un indicador del crecimiento del consumo en Holanda a principios del XVIII es que Las fábricas de tabaco y de pipas de Amsterdam ocupaban a cerca de 7.000 trabajadores. Marcelo CARMAGNANI, Las Islas del lujo. Productos exóticos, nuevos consumos y cultura económica europea 1650-1800. El Colegio de México-Marcial Pons Historia, Madrid 2012, p. 149. Sobre las pipas holandesas, especialmente las de Gouda, Don DUCO, Gouda pipemakers’ marks: a guide to the identification of white clay pipes made in Gouda, Holland, Pijpenkamer Icon, Amsterdam 1976. J. van der MEULEN, Goudse pijpnmakers en hun merken. Leiden: Pijpelogische Kring Nederland, Leiden en de Stedelijke Musea Gouda 2003.

19 Inmanuel WALLERSTEIN, El Moderno Sistema Mundial. El Mercantilismo y la consolidación de la economía mundo europea 1600-1750, Madrid, Editorial Siglo XXI, 2017, pp. 83-134. Jan de VRIES, Dutch rural economy in the Golden Age, 1500-1700, (Yale Series in Economic History) New Haven, Yale University Press, 1974. Jonathan Israel, The Dutch Republic. Its Rise, Greatness and Fall, 1477-1806, Oxford, 1995.

20 Georges A. BRONGERS, Tobacco and tobacco smoking in the Netherlands, Amsterdam, H. J. W. Becht's Uitgeversmaatschappij 1965, pp. 19-20. Cf. Win KLOOSTER, «The Tobacco Nation: English tobacco dealers and pipe makers in Rotterdam 1620-1650» en Laura CRUZ y Joel MOKYR (eds.), The Birth of Modern Europe: Culture and Economy, 1400-1800. Essays in Honor of Jan de Vries, BRILL, 2010, pp. 17-34.

21 KLOOSTER (2010), op. cit. pp. 19-21. Jan KUPP, «Dutch Notarial Acts Relating to the Tobacco Trade of Virginia, 1608-1653» in The William and Mary Quarterly, Third Series, Vol. 30, No. 4 (Oct., 1973), pp. 653-655. Oliver A. RINK, Holland on the Hudson: An Economic and Social History of Dutch, Ithaca, N.Y., Cornell University. Cathy MATSON, « The Hollander Interest and Ideas about Free Trade » in Colonial New York : Persistent Influences of the Dutch 1664-1764, in Nancy Zeller and Charles T. Gehring (eds.), A Beautiful and Fruitful Place, Albany NY : New Netherland Publishing, 1991, pp. 251-268. John R. PAGAN, «Dutch Maritime and commercial activity in mid-seventeenth-century Virginia» in The Virginia Magazine of History and Biography, Vol. 90, No. 4 (Oct. 1982), pp. 485- 501. Ana CRESPO SOLANA, «Reflections on Monopolies and Free Trade at the end of the Eighteenth century: A Tobacco Trading Company between Puerto Rico and Amsterdam in 1784». Itinerario. Journal for Overseas History, 2005, 29/2. April Lee HATFIELD, «Dutch and New Netherland Merchants in the Seventeenth-Century English Chesapeake», en Peter COCLAINIS (ed.), in The Atlantic Economy during the Seventeenth and Eighteenth-Centuries. Organization, Operation, Practice, and Personnel. Columbia, South Carolina University Press, 2005, pp. 205-228. Russell R. MENARD, «Plantation Empire: How Sugar and Tobacco Planters Built their Industries and Raised an Empire», en The Agricultural History Society, 2007, 5, pp. 309-332. Agradecemos a Sergio Solbes Ferri su ayuda en la búsqueda de referencias [cf. Sergio SOLBES FERRI, «Ingleses y holandeses en el tráfico tabaquero: la pugna entre dos concepciones distintas del comercio colonial en los siglos XVII Y XVIII», ms. inédito presentado al Seminario Tabaco, Historia Economía y Sociedad, Universidad del País Vasco, San Sebastián 4/03/2010].

22 Cornelius GOSLINGA, The Dutch in the Caribbean and in the Guianas, 1680-1791, Assen, 1985. Gert, OOSTINDIE, Paradise overseas: the Dutch Caribbean: colonialism and its transatlantic legacies. Oxford, Macmillan, 2005. Ana CRESPO SOLANA, América desde otra frontera. La Guayana holandesa (Surinam), 1680-1795, Madrid, 2006. Dela misma autora «El comercio holandés y la integración de espacios económicos entre Cádiz y el Báltico en tiempos de guerra (1699-1723)», en Investigaciones de Historia Económica, 2007, pp. 45 -76.

23 KUPP (1973), op. cit., p.653.

24 Willem W. KLOOSTER, Illicit Riches. Dutch Trade in the Caribbean, 1648-1795, Leiden, 1995.

25 Mercedes RUIZ TIRADO, Tabaco y sociedad en Barinas, siglo XVII. Universidad de los Andes, 2000.

26 MATSON (1991), op. cit. p.251.

27 Sobre la reexportación del tabaco británico, S. GRAY and V. J. WYCKOFF, «The international tobacco trade in the seventeenth century», The Southern Economic Journal, 1940, pp. 1-26. Jacob M PRICE, France and the Chesapeake. A History of the French Tobacco Monopoly, 1674-1791, and of Its Relationship to the British and American Tobacco Trades. An Arbor, the University of Michigan Press, 1973, Vol. II, p. 588.

28 GOODMAN (1993), op. cit. p. 56.

29 En su obra The way to long life and Happiness (Londres, 1691) cit. por Rusell MENARD (1980), op. cit. p. 317

30 Svetlana ALPERS, El arte de describir. El arte holandés en el siglo XVII, Madrid, Editorial Blume, p. 28.

31 Jakob ROSEMBERG, Seymour CLIVE y E. H. TER KUILE, Arte y arquitectura en Holanda 1600-1800, Madrid, Cátedra, 1981, p.171.

32 BEST (1979), op. cit. p.179.

33 Sobre la pintura flamenca: Matías DÍAZ PADRÓN, El siglo de Rubens en el Museo del Prado. Catálogo razonado de pintura flamenca del siglo XVII, Barcelona, Editorial Prensa Ibérica, y Madrid, Museo del Prado, 1995. Hans VLIEGHE, Arte y arquitectura flamenca 1585-1700, Madrid, Cátedra, 2000. Le siècle de Rubens, cat. exp., Bruselas, Musées Royaux des Beaux-Arts de Belgique, 1965. Francine-Claire, LEGRAND, Les peintres flamands de genre au XVIIe siècle, Bruselas, Meddens, 1963.

34 Simon SCHAMA, The Embarrassment of Riche: An Interpretation of Dutch Culture in the Goldem Age, Universidad de California Press, 1988, p. 195.

35 Gerard KNUTEL, Adriaen Brouwer. The master and his work, La Haya, Boucher, 1962; K. RENGER, «Flemish Genre Painting: Low Life-High Life-Daily Life» en P. SUTTON (ed.), The Age of Rubens, Cat. Exp. (Boston, Toledo, Ohio, 1993-1994), Boston-Gante, 1993 [pp. 171-181].

36 ROSEMBERG, CLIVE y TER KUILE (1981), op. cit. p. 171.

37 Erwin PANOFSKY, Early Netherlandish painting, its origins and character, HarperCollins Publishers, 1971.

38 GODDMAN (1993), op. cit. p. 57. CARMAGNANI (2012), op. cit., p. 149.

39 En una ficha de Adriaen Van Ostade del Museo del Prado se nos recuerda que esta temática se relaciona con «la literatura satírica y moralizante de los siglos XV y XVI que, a su vez, hundía sus raíces en los Kerelslied o coplas de campesinos del siglo XIV, compuestos por los caballeros durante las luchas campesinas. Sin embargo el término kerel, que originalmente designaba al campesino libre o pueblerino, pasó a emplearse para describir al gañán, es decir, al campesino zafio, tosco y rudo cuyo comportamiento, dominado por los instintos y las pasiones, se contraponía a las reglas de conducta de la nueva clase burguesa. Este personaje es el protagonista de estas escenas que la burguesía, por su parte, adquiriría para su deleite o instrucción. La aportación original y esencial de Van Ostade al género fue la sustitución del contenido grotesco y violento, por otro amable y cargado de humor, de modo que la narración satírica queda trasformada en una descripción positiva del campesinado, representado en los momentos de descanso y diversión». T. POSADA KUBISSA: Pintura holandesa en el Museo Nacional del Prado. Catálogo razonado, 2009, pp. 98-106].

40 Por ejemplo Los pasatiempos de Flandes: D. Teniers pinx.; J. Ph. Le Bas direc. 1750. Datos de edición: à Paris chez J. Ph. Le Bas Graveur du Cabinet du Roy rue de la Harpe et a Amsterdam chez Fouquet le jeune. Estampa, aguafuerte y buril. Biblioteca digital hispánica.

41 Eddy De JONGH, & GER. LUIJTEN, Mirror of Everyday Life. Genreprints in the Netherlands 1550-1700. Amsterdam, Rijksmuseum/ Ghent, Snoeck-Ducaju, 1997.

42 CARMAGNANI (2012), op. cit., p. 137.

43 BEST (1979), op. cit., pp. 172-179.

44 Konrad RENGER. «Brouwer, Adriaen.» Grove Art Online. Oxford Art Online. Oxford University Press. Konrad RENGER, Claudia DENK, Flämische Malerei des Barock in der Alten Pinakothek, Colonia, DuMont, 2002, En esta obra Renger se ocupa del significado moralizante de Adrien Brouwer y de Bruegel el Viejo. El primero se preocupa por los estados emocionales y los comportamientos humanos.

45 Una vez instalado en Bruselas a partir de 1650, se inclinó a representar personajes más burgueses en escenas lúdicas en tabernas, así como en interiores domésticos, que se pueden relacionar con algunas obras del entorno de la escuela holandesa. Hans VLIEGHE, Arte y arquitectura flamenca 1585-1700, Madrid, Cátedra, 2000, p. 250. Francine-Claire LEGRAND, Les peintres flamands de genre au XVIIe siècle, Bruselas, Meddens, 1963, pp. 129-153.

46 Juego parecido al backgammon o tablas reales en España.

47 «Engraved by W. Steeling; lithographed by F. H. Weissenbruch [both published in Horst Scholz, Brouwer Invenit: druckgraphische Reproduktionen des 17.–19. Jahrhunderts nach Gemälden und Zeichnungen Adriaen Brouwers, Marburg, 1985, pp. 229, 234, figs. 209, 217].This painting commemorates the friendship of Brouwer and the Dutch still-life painter Jan Davidsz. de Heem by including both their portraits: Brouwer's is in the left foreground and de Heem's to the right. The prominent figure at the far left may be the Antwerp painter Jan Cossiers. This picture inspired Teniers, who frequently painted Brouwer-like smoking scenes, to represent himself in Brouwer's place, pose, and setting at least twice (see Díaz Padrón 1975, pls. 261–63). A modest copy of Brouwer's entire composition, but with liberties taken, as in the versions by Teniers, probably was produced in the latter's studio (National Gallery of Ireland, Dublin). The Smoker (Louvre, Paris), most likely by Brouwer's pupil Joos van Craesbeeck, must be another response to, rather than a study for, Brouwer's self-portrait in the Museum's picture».

48 ROSEMBERG, SLIVE y TER KUILE (1981): op. cit., p. 346. VLIEGHE (2000), op. cit., pp. 347-350

49 Coincide en esta apreciación la ficha del Metropolitan Museum concerniente a los fumadores de Ariaen Brouwer, cit. Supra n. 47.

50 Hans VLIEGHE, «À propos d'un portrait de trois hommes par Simon de Vos (1603-1676) au Louvre», La Revue du Louvre, 1988, 1, pp. 37-38.

51 Mieris, Jan van, in: Reclams Künstlerlexikon. 2. Auflage, Philipp Reclam jun. GmbH &Co., Stuttgart, 1995.

52 B. Van HAUTE, David III Ryckaert: A Seventeenth-Century Flemish Peasant Painter, Brepols, Pictura Nova 6, 1999. En esta obra se presenta el tema de la imitación y/o colaboración de los pintores flamencos entre sí. Matías DÍAZ PADRÓN, El siglo de Rubens en el Museo del Prado. Catálogo razonado de pintura flamenca del siglo XVII, Barcelona, Editorial Prensa Ibérica, y Madrid, Museo del Prado, 1995, p. 1171.

53 Casado con una hija de Jan Brueghel y formado en el taller de su padre.

54 La pintura procede del Palacio Real, donde se localizó en 1792.

55 La obra aparece citada en 1746 en la colección de la reina Isabel Farnesio en el Palacio de La Granja.

56 Museo del Prado. Inv. Nuevas Adquisiciones (iniciado en 1856). Núm. 1563. Autor: Teniers / 1563. Asunto: Los fumadores / Tabla: 18 x 17 cm / Nº de catálogo: 2732 / Legado de Fernandez Duran en 1930.

57 https://www.museodelprado.es/coleccion/obra-de-arte/fumadores [Consultado el 7/11/2017].

58 https://www.museodelprado.es/coleccion/obra-de-arte/fumadores-y-bebedores.

59 Bebedores y fumadores DAVID TENIERS pintó; C. NATEUIL litogº. Nanteuil, Célestin (1813-1873), Teniers, David (1610-1690). Litografía de J. J. Martínez (Madrid), 1858.

60 David Teniers, El viejo bebedor, Dauit Teniers pinxit ; Fran vanden Wyngaert fe. et exc., circa 1630 y 1669? Aguafuerte. Wyngaerde, Frans van den (1614-1679), Teniers, David (1610-1690),Wyngaerde, Frans van den (1614-1679). Klinge, Margareta. David Teniers der Jüngere als Zeichner : die Antwerpener Schaffenszeit (1633 -1651), Separata de «Jaarboek, Koninklijk Museum voor Schone Kunsten», Antwerpen, 1997, p. 71 -282.

61 Los fumadores, David Teniers lo pintó; J. Ribelles...lo litografió [Inscripción: «Copiado del cuadro que posee el marqués de Torrecilla», Páez. Repertorio, 1805 – 1]

62 Francis HASKEL, Patronos y pintores, Madrid, Cátedra, 1984. I bamboccianti. Niederländische Malerrebellen im Rom des Barock, cat. exp., Milán, Electa, 1992.

63 La escena de taberna de la Fundación Thysen según la ficha del museo está muy influenciada «por la literatura contemporánea, especialmente por la Commedia dell'arte. En este interior de taberna, como en muchas de sus otras obras, aparece un personaje de pie, al margen de la historia, que contempla la escena y que se ha identificado con el artista. La trama es la conocida historia de la mujer embarazada cuyo joven amante la ofrece en matrimonio a un anciano. Estas escenas de la vida diaria también sugieren al espectador mensajes moralizantes basados en viejos proverbios holandeses».

64 [A Paris chez Lépicié, graveur du Roi au coin de l'abreuvoir du Quay des Orfèvres Et chez L. Surugue aussi graveur du Roi rue des Noyers vis à vis le mur de St Yves, A.P.D.R.] Sin inscripión por estar recortada la estampa, el Inventario de fondos franceses del S. XVIII dice: [Heureux flamands, [...] épure vos désirs.] Bibliothèque Nationale. Fonds français. Siglo XVIII, v. 14, p. 413 -78. Le Blanc, v. 1, p. 266 -4

Firmada por Teniers como pintor y Lépicié como grabador en los ángulos inferiores. No se localiza el original pintado por Teniers.

65 Inscripción debajo del título, tres versos en dos columnas, escritos por M. Moraine: La biere, le tabac, le jeu, la liberté [...] D'en rapeller la douce image.

Hace pareja con Le trictrac, de Le Bas, también en la BN. Numerada en el margen superior izquierdo: Nº. 701. Paris BN Inventaire S. XVIII, v. 13, p. 236 -413. Paris BN Inventaire S. XVIII, v. 13, p. 87, anexo II (Le Bas editor). Con las firmas de Teniers como pintor y Le Bas como director en los ángulos inferiores, se le ha atribuido a él por la multitud de ayudantes que tuvo en su taller. Título en la estampa: LE PASSETEMS [sic] DE FLANDRES.

66 Leblond, Jean (ca. 1590-1666, Brouwer, Adriaen (1605-1638), Groensveld, Jan (ca. 1660-1728), Dos campesinos en una taberna. Uno de ellos fumando, circa 1630 y 1666? Inventaire du fonds français: graveurs du XVIIe. Siècle, v. 7, p. 330, n. 171. Scholz, Horst. Brouwer invenit, 1985, p. 118, Abb. 39 Sin firma de grabador, probablemente grabado por LeBlond

Brouwer, como inventor, según Scholz. En el Inventario de la BNE figura como obra de Jan Gronsveld

Nombre del editor en el ángulo inferior izquierdo. Estampa sin el texto, por estar recortada por la línea de encuadre. Inscripción en francés en cuatro líneas: «Quand ma femme, un catarrhe, ou quelque autre tempeste / Me font quitter le liet, la table et la maison / La pinte et le tabac pour en auoir raison / Me font degobiller cette rage de teste»

67 A. Brouwer pinxit. I. Gole, aqua forti cum Privilegio ord, Paisanos fumando, Circa 1690-1737. Hollstein. Dutch and Flemish, v.7, p.206, 26. Scholz, Horst. Brouwer invenit, 1985, p. 112, n. 16, Abb. 30. Firmada por Brouwer como inventor y Gole como grabador en el margen inferior. Ficha de la Biblioteca Digitalizada de la Biblioteca Nacional.

68 J. J. LUNA, De Tiziano a Goya. Grandes maestros del Museo del Prado, National Art Museum of China-Shanghai Museum, 2007, pp. 258-259). (Consultado el 15/11/2018).

69 Alejandro VERGARA y Mariet WESTERMANN, Vermeer y el interior holandés, Madrid, Museo Nacional del Prado, 2003, p. 211.

70 Jochai ROSEN, «The Dutch Guardroom Scene of the Golden Age: A Definition», Artibus et Historiae, Vol. 27, No. 53 (2006), pp. 151–174; del mismo autor, Soldiers at Leisure, The Guardroom Scene in Dutch Genre Painting of de Golden Age, Amsterdam University Press, 2010.

71 https://www.arthermitage.org/Simon-de-Vos/Merry-Company.html [Consultado el 16/11/2017]. Merry Company o escenas festivas es el término en la historia del arte para una pintura, por lo general, del siglo XVII, que muestra a un pequeño grupo de personas disfrutando, generalmente sentados con bebidas y, a menudo, haciendo música. Estas escenas son un tipo muy común de pintura de género de la Edad de Oro holandesa y el Barroco flamenco; se estima que casi dos tercios de las escenas de género holandesas muestran que las personas beben.

72 VLIEGHE (2000), op. cit. p.235.

73 HOLLSTEIN. Dutch and Flemish engravings and woodcuts ca. 1450 -1700, v.3, Boekhorst.

74 Matías DÍAZ PADRÓN: El siglo de Rubens en el Museo del Prado: catálogo razonado de pintura flamenca del siglo XVII, 1995, p. 1390. Este autor señala el antecedente de los grabados de Lucas de Leyden.

75 DÍAZ PADRÓN (1995) op. cit., p. 1394.

76 Seis siglos de Arte. Cien Grandes Maestros. México: Museo Soumaya-Fundación Carso. 2006.

77 Perteneció a la Guilda de San Lucas de la ciudad de Haarlem. La mayor parte de sus obras son del período 1629-1635. Referencias: W. CHADWICK, Women, Art, and Society, Thames and Hudson, Londres, 1990. Delia GAZE, ed. Dictionary of Women Artists. 2 vols. Chicago: Fitzroy Dearborn, 1997.

78 Citado por Marten Jan BOCK, «Pricing the Unpriced: how Dutch Seventeenth-Century Painters determined the selling price of their work», en Michael NORTH and David ORMROD (ed.), Art Markets in Europe 1400-1800, Routledge, New York, 2016, Ch. 8.

79 Entre los estudios del mercado del arte flamenco cf. John Michael MONTIAS, Flemish and Dutch Trade in Works of Art in the 16th and 17th Centuries, Número 1022 de Working paper (Yale University. Institution for Social and Policy Studies); «Cost and value in Seventeenth-Century Dutch Art», en Art History, vol 10, nº 4, 1987, pp. 455-466; «Notes on economic development and the market for paintings in Amsterdam» en S. CAVACCIOCHI (ed.), Economía e Arte. Secc. XIII-XVIII. Atti della Trentatreesima Settimana di Studi, Istituto Internazionalle de Storia Economica F. Datini, Prato 2001. Florence 2022, pp. 115-130. A.M. Van der WOUDE, «The volume and value of paintings in Holland at the time of the Dutch Republic», en D., FREEDBERG y, J.de VRIES (eds.), Art in history, history in art: studies in seventeenth-century Dutch culture, Santa Monica: Getty Center for the History of Art and the Humanities, pp. 285-329.

Table des illustrations

Titre 1- Adriaen Brouwer, Fumadores
Crédits https://www.metmuseum.org/​art/​collection/​search/​435807
URL http://books.openedition.org/cidehus/docannexe/image/6042/img-1.jpg
Fichier image/jpeg, 184k
Titre 2 - Joost van Craesbeeck, El fumador
Crédits https://www.museodelprado.es/​aprende/​enciclopedia/​voz/​craesbeeck-joost-van
URL http://books.openedition.org/cidehus/docannexe/image/6042/img-2.jpg
Fichier image/jpeg, 56k
Titre 3 - Simon de Vos, Bebedores y fumadores
Crédits http://www.louvre.fr/​en/​oeuvre-notices/​gathering-smokers-and-drinkers
URL http://books.openedition.org/cidehus/docannexe/image/6042/img-3.jpg
Fichier image/jpeg, 148k
Titre 4 - Jan Van Mieris, Retrato de un artista fumando en pipa
Crédits https://commons.wikimedia.org/​wiki/​File:Jan_van_Mieris.jpg
URL http://books.openedition.org/cidehus/docannexe/image/6042/img-4.jpg
Fichier image/jpeg, 56k
Titre 5 - Joost van Craesbeeck, El estudio del pintor
Crédits https://upload.wikimedia.org/​wikipedia/​commons/​a/​ad/​Joos_van_Craesbeeck_-_The_painter%E2%80%99s_studio.jpg
URL http://books.openedition.org/cidehus/docannexe/image/6042/img-5.jpg
Fichier image/jpeg, 3,7M
Titre 6 - David Ryckaert, Estudio del pintor
Crédits https://upload.wikimedia.org/​wikipedia/​commons/​8/​83/​David_Rijckaert_%28III%29_-_Painter%27s_Studio_-_WGA20591.jpg
URL http://books.openedition.org/cidehus/docannexe/image/6042/img-6.jpg
Fichier image/jpeg, 96k
Titre 7 - Davidsz de Heem, Autorretrato
Crédits https://upload.wikimedia.org/​wikipedia/​commons/​7/​7d/​Jan_Davidsz._de_Heem_Self-portrait_1630-1650.jpg
URL http://books.openedition.org/cidehus/docannexe/image/6042/img-7.jpg
Fichier image/jpeg, 904k
Titre 8 - Jan Miense Molenaer, Self-portrait as a Lute Player
Crédits https://upload.wikimedia.org/​wikipedia/​commons/​2/​29/​Jan_Miense_Molenaer_-_Self-portrait_as_a_Luteplayer.jpg
URL http://books.openedition.org/cidehus/docannexe/image/6042/img-8.jpg
Fichier image/jpeg, 260k
Titre 9 – Jan Cossiers, Portrait of a Gentleman said to be Adriaen Brouwer
Crédits https://upload.wikimedia.org/​wikipedia/​commons/​e/​ee/​Jan_Cossiers_-_Portrait_of_a_gentleman%2C_said_to_be_Adriaen_Brouwer.jpeg
URL http://books.openedition.org/cidehus/docannexe/image/6042/img-9.jpg
Fichier image/jpeg, 24k
Titre 10 - Adriaen Brouwer, Interior de una taberna
Crédits https://upload.wikimedia.org/​wikipedia/​commons/​2/​2b/​Adriaen_Brouwer_-_Interior_of_a_Tavern.jpg
URL http://books.openedition.org/cidehus/docannexe/image/6042/img-10.jpg
Fichier image/jpeg, 80k
Titre 11 - David Teniers II, Fumadores en un interior
Crédits https://upload.wikimedia.org/​wikipedia/​commons/​e/​ef/​David_Teniers_%28II%29_-_Smokers_in_an_Interior_-_WGA22081.jpg
URL http://books.openedition.org/cidehus/docannexe/image/6042/img-11.jpg
Fichier image/jpeg, 136k
Titre 12 - David Teniers II, Fumadores en una taberna
Crédits https://upload.wikimedia.org/​wikipedia/​commons/​d/​db/​David_Teniers_%28II%29_-_Smokers_in_a_tavern.jpg
URL http://books.openedition.org/cidehus/docannexe/image/6042/img-12.jpg
Fichier image/jpeg, 1,8M
Titre 13 - David Teniers II, La conversación
Crédits https://upload.wikimedia.org/​wikipedia/​commons/​1/​17/​David_Teniers_II_-_La_conversaci%C3%B3n.jpg
URL http://books.openedition.org/cidehus/docannexe/image/6042/img-13.jpg
Fichier image/jpeg, 1,4M
Titre 14 - David Teniers II, La taberna
Crédits https://upload.wikimedia.org/​wikipedia/​commons/​5/​59/​David_Teniers_II_%28Escena_de_taberna%29.jpg
URL http://books.openedition.org/cidehus/docannexe/image/6042/img-14.jpg
Fichier image/jpeg, 764k
Titre 15 - David Teniers II, Fumadores
Crédits https://upload.wikimedia.org/​wikipedia/​commons/​6/​67/​David_Teniers_%28II%29_-_Smokers.jpg
URL http://books.openedition.org/cidehus/docannexe/image/6042/img-15.jpg
Fichier image/jpeg, 3,1M
Titre 16 - David Teniers II, Grupo de fumadores
Crédits https://upload.wikimedia.org/​wikipedia/​commons/​1/​1a/​David_Teniers_%28II%29_-_Group_of_smokers.jpg
URL http://books.openedition.org/cidehus/docannexe/image/6042/img-16.jpg
Fichier image/jpeg, 1,5M
Titre 17 - David Teniers II, El soldado alegre
Crédits https://upload.wikimedia.org/​wikipedia/​commons/​5/​56/​The_Smoker_LACMA_47.29.18.jpg
URL http://books.openedition.org/cidehus/docannexe/image/6042/img-17.jpg
Fichier image/jpeg, 996k
Titre 18 - Jacob Duck, Guard House with soldiers and a pack of cards
Crédits https://upload.wikimedia.org/​wikipedia/​commons/​f/​f3/​Jacob_Duck_-_Soldiers_Playing_Cards_in_a_Guardroom.jpg
URL http://books.openedition.org/cidehus/docannexe/image/6042/img-18.jpg
Fichier image/jpeg, 272k
Titre 19 - Jacob Duck, Interior con soldados y mujer
Crédits https://upload.wikimedia.org/​wikipedia/​commons/​1/​15/​Jacob_Duck-Interior_with_Soldiers_and_Women.jpg
URL http://books.openedition.org/cidehus/docannexe/image/6042/img-19.jpg
Fichier image/jpeg, 336k
Titre 20 - Gerard ter Borch, Cuarto de guardia con un soldado echando el humo en la cara de su compañero dormido, y un tercero mirando
Crédits https://upload.wikimedia.org/​wikipedia/​commons/​f/​fa/​Gerard_ter_Borch_-_Wachtstube_wrm_1001_01.jpg
URL http://books.openedition.org/cidehus/docannexe/image/6042/img-20.jpg
Fichier image/jpeg, 524k
Titre 21 - Gerard ter Borch, Un oficial dictando una carta
Crédits https://upload.wikimedia.org/​wikipedia/​commons/​e/​ed/​An-Officer-dictating-a-Letter-1655-58-Gerard-ter-Borch.jpg
URL http://books.openedition.org/cidehus/docannexe/image/6042/img-21.jpg
Fichier image/jpeg, 80k
Titre 22 - Simon de Vos, Merry Company
Crédits https://upload.wikimedia.org/​wikipedia/​commons/​2/​26/​Simon_de_Vos_-_Merry_Company_-_WGA25335.jpg
URL http://books.openedition.org/cidehus/docannexe/image/6042/img-22.jpg
Fichier image/jpeg, 980k
Titre 23 - Jacob Duck, Merry company
Crédits https://commons.wikimedia.org/​wiki/​File:Duck-sc%C3%A8ne-galante.jpg
URL http://books.openedition.org/cidehus/docannexe/image/6042/img-23.jpg
Fichier image/jpeg, 92k
Titre 24 - Jan Miense Molenaer, Alegre grupo en una taberna
Crédits https://upload.wikimedia.org/​wikipedia/​commons/​c/​ce/​Jan_Miense_Molenaer_Fr%C3%B6hliche_Gesellschaft_in_einer_Wirtsstube.jpg
URL http://books.openedition.org/cidehus/docannexe/image/6042/img-24.jpg
Fichier image/jpeg, 2,5M
Titre 25 - Jan Havicksz Steen, Hombre joven ofreciendo una pipa a una mujer
Crédits https://upload.wikimedia.org/​wikipedia/​commons/​5/​52/​Jan_Steen_-_Lovers_at_Wine_L07033-7-lr-1.jpg
URL http://books.openedition.org/cidehus/docannexe/image/6042/img-25.jpg
Fichier image/jpeg, 688k
Titre 26 - David Teniers, Un hombre alzando una copa y una mujer encendiendo una pipa
Crédits https://upload.wikimedia.org/​wikipedia/​commons/​8/​8b/​David_Teniers_%28II%29_-_Interior_of_a_Kitchen.jpg
URL http://books.openedition.org/cidehus/docannexe/image/6042/img-26.jpg
Fichier image/jpeg, 76k
Titre 27 - Jan Miense Molenaer, Mujer sosteniendo una jarra
Crédits https://upload.wikimedia.org/​wikipedia/​commons/​f/​f0/​Jan_Miense_Molenaer_-_A_Woman_Holding_a_Jug.jpg
URL http://books.openedition.org/cidehus/docannexe/image/6042/img-27.jpg
Fichier image/jpeg, 540k
Titre 28 - Jan Havicksz Steen, Cuidado con la lujuria
Crédits https://upload.wikimedia.org/​wikipedia/​commons/​f/​f3/​Jan_Steen_004.jpg
URL http://books.openedition.org/cidehus/docannexe/image/6042/img-28.jpg
Fichier image/jpeg, 384k
Titre 29 - Jan Miense Molenaer, Los cinco sentidos (1)
Crédits https://upload.wikimedia.org/​wikipedia/​commons/​0/​09/​Jan_Miense_Molenaer_011.jpg
URL http://books.openedition.org/cidehus/docannexe/image/6042/img-29.jpg
Fichier image/jpeg, 540k
Titre 30 - Jan Miense Molenaer, Los cinco sentidos (2)
Crédits https://upload.wikimedia.org/​wikipedia/​commons/​3/​37/​Jan_Miense_Molenaer_010.jpg
URL http://books.openedition.org/cidehus/docannexe/image/6042/img-30.jpg
Fichier image/jpeg, 636k
Titre 31 - Pietersz Buytewech, Merry Company
Crédits https://upload.wikimedia.org/​wikipedia/​commons/​9/​97/​Willem_Pietersz._Buytewech_Merry_Company.jpg
URL http://books.openedition.org/cidehus/docannexe/image/6042/img-31.jpg
Fichier image/jpeg, 372k
Titre 32 - David Teniers, Monos fumadores y bebedores
Crédits https://upload.wikimedia.org/​wikipedia/​commons/​a/​ab/​David_Teniers_%28II%29_-_Smoking_and_drinking_monkeys.jpg?uselang=es
URL http://books.openedition.org/cidehus/docannexe/image/6042/img-32.jpg
Fichier image/jpeg, 2,0M
Titre 33 - Judith Jans Leyster, El bebedor alegre
Crédits https://upload.wikimedia.org/​wikipedia/​commons/​5/​5a/​Judith_Leyster_Jolly_Toper.jpg
URL http://books.openedition.org/cidehus/docannexe/image/6042/img-33.jpg
Fichier image/jpeg, 3,5M

© Publicações do Cidehus, 2018

Licence OpenEdition Books

Acheter

Rechercher dans OpenEdition Search

Vous allez être redirigé vers OpenEdition Search