Version classiqueVersion mobile

El tabaco y la esclavitud en la rearticulación imperial ibérica (s. xv-xx)

 | 
Santiago de Luxán Meléndez
, 
João Figueirôa-Rêgo

Introducción general. La configuración de los espacios atlánticos ibéricos

De políticas imperiales a políticas nacionales en torno al tabaco (siglos XVII-XX)

Santiago de Luxán Meléndez

Texte intégral

  • 1 Anteriormente hemos realizado sendos trabajos colectivos sobre los que nos fundamentamos en las div (...)
  • 2 Ministerio de Economía y competitividad. HAR2015-66142-R.
  • 3 John H. ELLIOTT, En búsqueda de la historia atlántica. Conferencia de apertura del XIV Coloquio de (...)
  • 4 Sobre la falta de visibilidad de la reciente historiografía insular véase la reflexión de José DAMI (...)
  • 5 Jo GULDI y David ARMITAGE, Manifiesto por la historia, Madrid, Alianza Editorial, 2016.
  • 6 John H. ELLIOTT, Haciendo Historia, Madrid, Taurus, pp. 189-217.
  • 7 Cf. Josep María FRADERA, La nación imperial (1750-1918), Barcelona, Edhasa, 2015. En el caso de Por (...)
  • 8 Santiago de LUXÁN MELÉNDEZ, João FIGUEIROA-REGO y Vicent SANZ ROZALÉN (eds.) (2015), op. cit Josep (...)

1El trasfondo general de este estudio es contribuir al estudio del papel del tabaco en la integración del mundo atlántico (sistema atlántico del tabaco ibérico). En esta obra insistimos tanto en la importancia comercial del tabaco como en la trascendencia fiscal de este producto en la construcción del Estado moderno, papel que se mantiene con una nueva formulación en la primera parte del XIX. Es pertinente recalcar que nuestro análisis se centra especialmente en los imperios español y portugués1. Igualmente apuntemos que se ha intentado en algunos capítulos atender a la cuestión del consumo. Este texto colectivo es fruto de un proyecto de investigación competitivo2 aprobado con el título que figura en el encabezamiento de esta introducción. Se ha elegido el marco de la Historia atlántica3, es decir, la interacción entre Europa-América-África e incluso Asia, sin olvidarnos de sus respectivos archipiélagos4. Se ha optado igualmente por la larga duración con el fin de poder articular un discurso en el que se pueda discernir lo que se mantiene, pero también lo que cambia en el devenir histórico5. El marco metodológico es el de la historia comparada6, teniendo como sujeto y objeto de nuestro relato España y Portugal, desde dos perspectivas distintas. La del período en que se articula una realidad imperial durante el Antiguo Régimen y la del cambio hacia políticas nacionales imperiales, como reza la última parte de nuestro título7. A lo largo del camino recorrido por este proyecto se consideró fructífero abrir el diálogo con el tráfico de esclavos y por tanto también con el trabajo forzado. De ahí que hayamos consagrado la segunda parte a esta línea de investigación. Refuerza esta posición la nueva realidad del siglo XIX, en la que se replantea la nueva política imperial en la que el mantenimiento de la esclavitud se convierte en una cuestión de Estado. En esta entrega, sin embargo, la relación concreta entre la esclavitud y la actividad tabaquera se vislumbra especialmente en algún estudio del caso de Portugal8. En resumen, somos conscientes de la necesidad de tener presente ambas realidades que convergen en nuestro proyecto de investigación, aunque en este caso los resultados que presentamos basculen fundamentalmente sobre el tabaco.

Los tabacos atlánticos ibéricos

2En este texto introductorio es necesario hacer algunas referencias a la lectura comparada del marco institucional del tabaco en los Imperios ibéricos y señalar las grandes etapas de construcción de la renta del tabaco. Este epígrafe articula dos períodos diferenciados, como hemos señalado la etapa imperial y la de los imperios nacionales.

3En la etapa inmediatamente anterior a la creación de los estancos portugués y español (1580-1640), hubo una cierta convergencia - escribe Elliott - entre los Atlánticos español y portugués a una escala lo bastante importante como para permitirnos hablar de ellos como componentes de un solo Atlántico ibérico, en los aspectos defensivos y económicos y de modo especial en el tráfico de esclavos. En los momentos en que se creó el estanco

  • 9 John ELLIOTT (2012), op. cit., pp. 25-26.

Lisboa era el emporio de este Atlántico sureño y portugués. Funcionaba como punto receptor del azúcar y del tabaco brasileño y de la plata y otras mercancías sacadas de contrabando de la América española y además como centro de distribución para su reexportación hacia los puertos del norte de Europa9.

4Nuestra hipótesis de partida, sin embargo, es que los dos monopolios ibéricos se construyeron de manera distinta. La distinción institucional entre ambos Imperios se mantuvo durante la Unión Ibérica y la Restauración articuló un sistema del tabaco con muchas diferencias a partir de 1640.

  • 10 Santiago de LUXÁN MELÉNDEZ, «El proceso de construcción del estanco imperial hispánico 1620-1786. L (...)

5De la parte española se intentó crear un Estanco Imperial Hispánico10, que en realidad hay que entender como un proceso que culminó en la segunda mitad del siglo XVIII, muy ligado a las necesidades militares de defensa de las Indias y cuya interpretación requiere un enfoque conjunto del monopolio español y de los estancos americanos. Tuvo un largo proceso de gestación en el que la dependencia de la trayectoria ocupó un lugar relevante. En este libro Michel Bertrand (Reformar el imperio. De un proyecto político a su realización siglos XVII-XVIII), destaca la continuidad en las reformas quitando peso a la novedad de las realizadas en la época de Carlos III. Su discurso se apoya en el caso de las alcabalas y en la creación de la Casa de la Moneda en México.

  • 11 Maria Filomena MONICA, «Negócios e política: os tabacos (1800-1890)», en Análise Social, vol. XXVII (...)

6Cuando nos referimos a la existencia de un estanco imperial y al marco de la historia atlántica debemos volver a resaltar que el tabaco fue una fuente de recursos fiscales muy importante desde las Indias y para las Indias. Como escribió María Filomena Monica, «Se o tabaco não existisse, os Estados modernos teriam tido de o inventar: o tabaco é o imposto sonhado por todos os governos»11. Hubo además que implementar un aparato administrativo y remitir capital humano y militar desde la metrópoli. Igualmente se trató de coordinar los intercambios y de atenuar las fricciones entre las grandes unidades administrativas americanas. En resumen, se intentó la unificación en la forma de actuar, sin olvidar la lucha contra el contrabando como problema siempre presente del discurso político.

7Desde esta perspectiva hay que adoptar una visión de larga duración para comprender la realidad imperial. Una fase pre-monopólica (1606-1717) y una etapa monopólica (1717-1817), respectivamente. Si nos referimos a las debilidades del sistema, nuestras primeras conclusiones apuntan a una articulación imperfecta con competencias mal definidas y confrontaciones entre las distintas instancias administrativas, tanto en las Indias, como en la metrópoli. A una cierta conflictividad con los intereses de los plantadores y de los comerciantes que se vieron perjudicados por la implantación de la renta. A la gran paradoja de la política mercantilista aplicada al tabaco, puesto que se restringieron las zonas de abastecimiento, teniendo que recurrirse al tabaco externo a las plantaciones americanas. A la apuesta por la Isla de Cuba, no considerándose las posibilidades de otras regiones productoras como suministradoras de la metrópoli, a excepción de Santo Domingo, Luisiana o Puerto Rico. Al relativo aislamiento de los espacios tabaqueros coloniales antes de la creación de la red de estancos americanos, con las consiguientes dificultades para que se desarrollase un mercado del tabaco.

  • 12 Luz Marina ARIAS, «Building Fiscal Capacity in Colonial México: from fragmentation to Centralizació (...)
  • 13 Santiago de LUXÁN MELÉNDEZ, (2014), op. cit, pp. 177-229.

8Las fortalezas procedieron de la experiencia gerencial previa de un monopolio (1636-1740), bajo la fórmula de arrendamiento y en menor medida de administración directa, y su transmisión desde España. De la revisión de los privilegios concedidos en la fase inicial del estanco (por ejemplo, en el caso del Perú), durante el gobierno de Gálvez. Del establecimiento de una organización territorial centralizada siguiendo las demarcaciones eclesiásticas y de las audiencias, con las nuevas intendencias, motivada por la necesidad de incrementar los ingresos, sobre todo a partir de la entrada de la Monarquía española en la Guerra de los Siete Años12. De la puesta en valor de muchas tierras con el contrapunto del hundimiento de muchas economías campesinas. De la experiencia en la gestión de un modelo monopolístico de adquisición de tabaco en la Factoría de La Habana entre 1717-1760 puesto que en la relación con los cultivadores no había práctica previa en España y hubo que adquirirla en Cuba. De la experiencia acumulada en Nueva España a las órdenes de Gálvez en la extensión del sistema de estancos (Guatemala, Nueva Granada) o en la reforma de los ya existentes (Perú). De la enorme capacidad que tuvo el tabaco de generar recursos que sufragasen los gastos de defensa13.

  • 14 José Ignacio MARTÍNEZ RUIZ, «El tabaco de las Indias, las Reales hacienda y el mercado inglés en el (...)
  • 15 José Manuel RODRÍGUEZ GORDILLO, La creación del estanco del tabaco en España. Madrid, Fundación Alt (...)
  • 16 Santiago de LUXÁN MELÉNDEZ, Montserrat GÁRATE OJANGUREN y José Manuel RODRÍGUEZ GORDILLO (2012), op (...)
  • 17 IBÍDEM, pp. 54-68. Igualmente, Santiago de LUXÁN MELÉNDEZ y Lía de LUXÁN HERNÁNDEZ, «Las compañías (...)
  • 18 Agustín GONZÁLEZ ENCISO, «Recuperación y consolidación de la Renta a mediados del siglo XVIII (1740 (...)
  • 19 Santiago de LUXÁN MELÉNDEZ, «El proceso de construcción del estanco imperial hispánico 1620-1786. L (...)
  • 20 Santiago de LUXÁN MELÉNDEZ y Montserrat GÁRATE OJANGUREN, «La segunda Factoría de La Habana antes d (...)

9En suma, hay que tener presente siete grandes momentos fundacionales en la creación de un estanco de dimensión imperial. La Real cédula de 25/05/1620, en primer lugar, con la que se ensayó una estructura centralizada de compra de tabaco para el suministro de la metrópoli desde Trinidad, Cumaná, Guayana y Barinas con el establecimiento de una Factoría en Cartagena de Indias14. La Real cédula de 28/12/1636, unos años después, por la que se implantó el estanco del Tabaco en la Corona de Castilla. En este documento se configuraba el abastecimiento externo desde los territorios antes citados con el añadido de Cuba, con entrada por el puerto de Sevilla como uno de los pilares del monopolio15. La Real cédula de 3/05/1684, en tercer lugar, dio el protagonismo a la Fábrica de San Pedro de Sevilla como instancia receptora del tabaco de las Indias, como transformadora de la hoja importada y como redistribuidora, en último término, del producto en el territorio del estanco. Las puertas se abrían incluso a una nueva venta del tabaco al territorio indiano16. Más tarde la Real cédula de 11/04/1717, significó la apertura de una nueva etapa. El fin de la Guerra de Sucesión española y la presencia de las compañías francesa de Guinea y del asiento británico, en América, pero especialmente en Cuba, condujo a la creación de la Factoría de Tabacos de San Cristóbal de La Habana (en régimen de monopsonio) y al comienzo de una etapa que consagraría a la Isla antillana como principal abastecedora del estanco metropolitano en el que quedaría integrada17. La quinta etapa hay que buscarla en la política del marqués de la Ensenada18 en torno al establecimiento de estancos de tabaco en el territorio imperial, iniciada con una misiva (18/03/1745) al virrey marqués de Villagarcía de Arosa (1735-1745), en la que se le recomendaba la instauración de la Renta del Tabaco. El interés de este documento para el desenvolvimiento de un estanco imperial, es que se volvía a insistir en la idea de 1684, que situaba a Sevilla como centro de la producción del tabaco que debía consumirse en Indias. El resultado fue la creación del Estanco del Perú (26/04/1752) y una serie de intentos y propuestas que no prosperaron en Nueva España y Nueva Granada, pero que marcaron, como los encuadres resaltados anteriormente, el horizonte de la creación de un estanco imperial del tabaco19. El sexto momento fundacional lo encontramos en la política reformista de comienzos del reinado de Carlos III. La llegada al poder de Esquilache significó un cambio de orientación y a la vez de continuismo en la política tabaquera. El cambio vino del propósito de aumentar el peso del tabaco habano en el mercado nacional reduciendo la dependencia del Brasil y del Virginia , dentro de un contexto en el que se reiniciaron las visitas y se empezaron a crear las intendencias, con el fin de racionalizar la administración y tener un mayor control de los recursos fiscales. Esquilache no hizo otra cosa, por otro lado, que recuperar el camino abierto en el reinado anterior, pero esta vez sin titubeos y con un propósito más amplio y generalizado. Fruto de esta política fue la creación de la Segunda Factoría20 (Instrucción del 7/06/1760) en Cuba que vio de este modo reforzada su posición privilegiada con relación al estanco español, incrementándose además la inyección financiera procedente del situado mexicano y la erección del propio estanco en Nueva España (Real Instrucción de 30/06/1764). La Real Orden (Palacio 26 de diciembre de 1765) ratificó la política regia al ordenar la creación de la renta en todo el territorio americano. Finalmente, en séptimo lugar, la Guerra angloamericana (1779-1783) y el encargo de la secretaría de Indias a Gálvez determinaron que la política iniciada por Esquilache, de la que el propio Gálvez había sido ejecutor como visitador general en México (1765-1771), pudiese retomarse y culminar con la extensión a todos los territorios del sistema de estancos.

10En el libro que estamos presentando Montserrat Gárate, como anuncio de su próxima monografía sobre Tabaco y Hacienda en la Isla de Cuba, realiza una valoración general de la extensión del monopolio de tabaco a los territorios indianos (La red de estancos de tabaco en América y la Real hacienda). Entre sus aportaciones hay que resaltar que éstos se localizaron en lugares estratégicos (donde podían producir mayores ingresos). Que aportaron ingresos que se gastaron in situ y sirvieron igualmente para enjugar los déficits de la hacienda metropolitana. El carácter de proveedor imperial del tabaco cubano. La constatación de que la conflagración de 1779-1783 fue uno de los momentos críticos, en que los intendentes tuvieron que dirigir los ingresos del estanco con el fin de atender los gastos de defensa en la propia América.

  • 21 Pierre VERGER, «Rôle joué par le tabac de Bahia dans la traite des esclaves au Golfe du Bénin», en (...)
  • 22 Catherine LUGAR, «The Portuguese tobaco trade and tobacco growers of Bahía in the late colonial per (...)
  • 23 Jean Batiste NARDI, Le Tabac brésilien et ses fonctions dans l'ancien système colonial portugais: 1 (...)

11La presencia de historiadores portugueses que han retomado después de los estudios de Verger (1964)21, de Lugar (1977)22 y de las tesis doctorales de Nardi (1991)23 y de Accioli Lopes (2008), el estudio del estanco del tabaco portugués, nos ha permitido observar las similitudes y diferencias con el caso español. Los capítulos de Figueiroa-Rego (Redes e interesses do tabaco no oceano global. Notas de investigação (Séculos XVII e XVIII)), Münch Miranda (Risco e expectativas monopólio português do tabaco, 1722-1727), Salvado (Uma revolução de escala? O impacte do estanco no comércio de tabaco brasileiro (Lisboa, primeira metade do século XVIII)) y Freire y Salvado (Consumo, inovação organizacional e fiscalidade do tabaco em Portugal (1701-1803)), corroboran la hipótesis de partida de la creación de un marco institucional diferente en el caso del Imperio portugués.

  • 24 Rafael TORRES SÁNCHEZ, «Administración o asiento. La política estatal de suministros militares en l (...)
  • 25 Agustín GONZÁLEZ ENCISO, «Les finances royales et les hommes d’affaires au XVIIIème siècle» en Anne (...)
  • 26 Yves DURAND, Les Fermiers généraux au XVIIIe siècle, Paris, Presses Universitaires de France, 1971. (...)
  • 27 Santiago de LUXÁN MELÉNDEZ (dir.), (2014), op. cit. pp. 9-20.
  • 28 Pierre VERGER (1964), op. cit. p.354.
  • 29 Gustavo ACCIOLI LOPES, Negócio da Costa da Mina e comércio atlântico. Tabaco, açucar, ouro e tráfic (...)
  • 30 Leonor COSTA FREIRE, «Os primórdios do tabaco brasileiro: monopólios e expansão do mercado (1600-17 (...)

12El monopolio portugués, cuya creación es paralela a la del estanco español, estuvo siempre restringido al territorio peninsular y a los dos archipiélagos del Atlántico medio, estando casi toda su historia en manos de arrendadores («Mercantilismo compartido»24), a diferencia de lo que pasó en España25. Este sistema aproxima el estanco portugués al francés, en el que el tabaco entró en el contrato general de los arrendadores en 173026. No hubo pues un estanco Imperial, aunque si podemos referirnos a un sistema atlántico del tabaco lusitano27, puesto que el cultivo de esta planta se realizó en el norte del Brasil y dio lugar a un intercambio regular con el Jardín de Lisboa y con los viveros esclavistas de la costa africana, a los que, después de la caída de San Jorge de Mina en 1637 a manos holandesas, no podían aportar otra mercancía que los rolos de tabaco brasileño, aunque pronto fue muy apreciado a pesar de ser de tercera categoría por la melaza con que se impregnaba28. Otra diferencia fundamental ya conocida, pero en la que hay que seguir insistiendo, es que la vía de entrada del tabaco Brasil a los mercados internacionales no pasó necesariamente por el Jardín del Tabaco, Lisboa. Desde Bahía se abrió un camino nuevo, al margen del mercado europeo, al integrarse el tabaco como mercancía de ida directa (sin pasar por Lisboa) en el comercio de esclavos (Tabaco por esclavos29) con África desde 1644. En la relación Lisboa-Brasil, el comercio del vino, del aceite y, sobre todo del trigo, presionó en la modificación de la oferta brasileña de plantación, dando lugar a que junto a los ingenios azucareros el porfolio exportador se ampliase con el tabaco y se cultivase la hoja de la Nicotiana Tabacum Brasiliensis30.

  • 31 Jorge PEDREIRA, Os Homens de Negócio da Praça de Lisboa de Pombal ao Vintismo: Diferenciação, repro (...)
  • 32 Rafael TORRES SÁNCHEZ, «Capitalismo internacional y política estatal. Los asientos del tabaco en Es (...)

13Esta especial situación con relación a España ha hecho que nuestra mirada se centre en esta fase de la investigación en los agentes nacionales e internacionales del tabaco, tanto en el marco del monopolio y de la importación de tabaco desde el Brasil, como en el comercio internacional de esclavos y de tabaco. Una de las enseñanzas de la historia comparada entre el Imperio portugués y el español, es que en el primer caso el Estado regula el negocio del tabaco, pero llega a un acuerdo con los consorcios empresariales en la gestión del monopolio (Portugal, Azores y Madeira), dejando franco el comercio con el Brasil y el mercado internacional31. Mientras que en el caso español, se opta por la intervención total del negocio en la segunda parte de su historia, asumiendo la administración directa, con el flanco abierto, circunstancia que no ocurre en Portugal, de los asientos del tabaco de Brasil32 y Virginia que dominan una buena parte de nuestro mercado metropolitano. En América, la construcción de un mercado imperial desde la oferta de las Antillas no parece viable y nos encontramos con una realidad de estancos diferenciados y una oferta productiva dispersa.

  • 33 André João ANTONIL, Cultura e opulencia do Brasil por suas drogas e minas. Introdução e comentário (...)
  • 34 Santiago de LUXÁN MELÉNDEZ y Montserrat GÁRATE OJANGUREN, «La creación de un Sistema Atlántico del (...)
  • 35 Carl HANSON, «Monopoly and contraband in the Portuguese tobacco trade 1624-1702» en Luso-Brazilian (...)
  • 36 João Paulo SALVADO, «O estanco do tabaco em Portugal: contrato-geral e consórcios mercantis (1702-1 (...)
  • 37 SALVADO (2014), op. cit.

14Antes de que se implante el estanco portugués tenemos información de su cultivo en el Brasil gracias a la obra de André João Antonil (Lisboa, 1711)33. Podemos considerar en la creación del estanco lusitano cuatro etapas34. El primer escalón tiene lugar en torno a 1623 y es casi coetáneo del ensayo español de crear un monopolio del tabaco en América. El primer contrato de arrendamiento, por valor de 1.500.000 reis, entró en vigor el 15 de abril de 162335 en Goa y rápidamente se extendió por la India portuguesa, para sufragar los gastos militares. La existencia de este estanco pone en evidencia que el tabaco, como en el caso español, todavía no era un producto comercial estratégico, pero que tenía la suficiente relevancia como para convertirse en un recurso fiscal. Su duración no debió ser muy amplia, puesto que en 1634, el Estado de la India quedó fuera del monopolio36. También casi a la vez que, en Castilla, en los años anteriores a la Restauração (1634-1641) se instauró la Renta del tabaco en régimen de estanco, esta vez en el Portugal metropolitano, incluyendo los archipiélagos atlánticos de Azores y Madeira y quedando fuera el Brasil, la India y las plazas del Norte de África. En este período el estanco estuvo arrendado, pero la Restauración portuguesa de 1640 impidió su normal desarrollo. En 1641 el monopolio fue arrendado y casi sin solución de continuidad abolido, ante la presión sobre la corona por parte de los brasileños. Podemos señalar una tercera etapa entre 1644-1674. Efectivamente a partir de 1644 el estanco fue restablecido y arrendado (Alvará de 26/06/1644)37. Con respecto al período anterior la importación de tabaco se incrementó notablemente. Finalmente, entre 1674-1702, con la creación de la «Junta da administração do tabaco» por el regente D. Pedro el estanco adquirió su planta definitiva. A estas alturas Lisboa, con la excepción señalada del comercio directo con Mina desde Bahía, se convirtió en el centro de redistribución internacional del tabaco del Brasil. La Renta antes de finalizar el siglo XVII era el primer ingreso fiscal de la Monarquía. Este período se cierra con las nuevas Ordenanzas de la Junta en 18/10/1702.

  • 38 Jacob M.PRICE y Paul G. E. CLEMENS, «A Revolution of Scale in Overseas Trade: British Firms in the (...)

15Nos interesa el comportamiento de los arrendadores del tabaco, sus contratos, sus éxitos y sus fracasos. El conocimiento de los contratos y de los agentes del tabaco en el siglo XVIII en Portugal (João Paulo Salvado y Susana Miranda) nos lleva a valorar que no se trataba tanto de una revolución del consumo, como señalaron para el caso británico Price y Clemens (1987)38, lo que condujo a la concentración empresarial del negocio del tabaco, sino el propio marco institucional del estanco. En 1722 cuando la firma De Bruijn & Cloots de Lisboa - con una densa red de negocios que se extendía a toda Europa, además de las principales ciudades mercantiles españolas y portuguesas - se hizo con el contrato integró en el negocio la importación desde el Brasil. El fracaso de la casa De Bruijn & Cloots en la gestión del monopolio del tabaco hay que buscarlo en la intersección de varios factores: la presión a través de los precios regulados por parte de la Junta, la reducida escala de las operaciones a nivel nacional, y la exigencia de los pagos mensuales al Tesoro, que obligaban a la compañía a inmovilizar importantes sumas.

16Una de las cuestiones que preocupó a los coetáneos en España y Portugal fue el reparto del ingreso fiscal procedente del tabaco entre la Monarquía y los consorcios empresariales. El sistema permitió que un grupo limitado de hombres de negocios acumulara un considerable nivel de riqueza a finales del siglo XVIII, frente a lo que había ocurrido en la primera mitad. Leonor Costa Freire y João Paulo Salvado aclaran cómo y en qué circunstancias el monopolio favoreció más a los tabaqueros que al Estado, ahondando en un problema sobre el que llamó la atención Maria Filomena Mónica. Se concluye que fue necesario un proceso de «aprendizaje empresarial» que alteró la cadena de distribución del tabaco, pero que también fueron necesarias transformaciones macroeconómicas: aumento de escala del consumo y descenso del precio relativo del tabaco. Sin dejar de representar en torno el 20% de los ingresos de la Monarquía portuguesa, el estanco permitió grandes ganancias a los arrendadores.

  • 39 Stuart B. SCHWARTZ, All Can Be Saved: Religious Tolerance and Salvation in the Iberian Atlantic Wor (...)

17Gracias al contrabando y al tráfico de esclavos (João de Figueiroa-Rego) se tejió una red formada por agentes de diferentes nacionalidades y confesiones (protestantes, católicos y marranos39), que actuaban al margen del marco del monopolio o establecían alianzas equívocas con él por medio de redes consulares y compañías mercantiles. Se constituyeron redes privadas que tuvieron capacidad de interactuar y de buscar sus propias conexiones, privilegiando y forjando alianzas estratégicas. El estudio de los intercambios de azúcar, oro, café y tabaco propende a cerrar la explicación en las balanzas comerciales, en los tráficos transoceánicos, en los intercambios culturales, en el rediseño de nuevas geografías políticas, o en señalar las crisis y fluctuaciones mercantiles, fiscales y monetarias.

  • 40 Santiago de LUXÁN MELÉNDEZ, «Canarias. Una administración ultraperiférica de la renta del tabaco du (...)
  • 41 Santiago de LUXÁN MELÉNDEZ, «La Renta de tabacos en Canarias. Del arrendamiento a la administración (...)
  • 42 John H. ELLIOTT (2012), op. cit. p. 27.
  • 43 Santiago de LUXÁN MELÉNDEZ, La opción agrícola e industrial del tabaco en Canarias. Una perspectiva (...)

18Los estudios consagrados al atlántico portugués se cierran con una mirada sobre la periferia del estanco (Margarida Vaz do Rego Machado, Os contratadores do tabaco nos arquipélagos atlânticos dos Açores e da Madeira). El contrato real del tabaco en las islas de Madeira y Azores constituye un escalón particular de dichos contratos. El protagonista principal en la primera parte del XIX fue Antonio José de Vasconcelos. Los contratistas generales tenían una administración muy centralizada desde Lisboa y sabían que el éxito del contrato dependía en gran medida del rendimiento de los subarrendadores. A pesar de que el contrato del tabaco no permitía una participación directa y autónoma en las rutas internacionales, las ganancias se reinvertían en la compra de productos agrícolas locales para la exportación, integrando de este modo a las islas en el sistema mercantil del Atlántico. La gran diferencia con las Islas Canarias es que éstas eran abastecidas, en gran medida, directamente desde La Habana, debido a su posición privilegiada en la «Carrera de Indias» – los barcos canarios no pasaban por Sevilla –, lo que permitía una cierta autonomía a los administradores de la Renta, desde que en 1717 entró en administración directa40. En consecuencia, el comercio fraudulento fue importante como se demostró a comienzos de siglo XVIII, cuando se trate de establecer la Intendencia (1717–1720)41. En épocas anteriores Canarias, Azores y Madeira formaron parte en su conjunto de lo que rápidamente llegaría a ser un sistema integrado de comercio de contrabando, escribe Elliott42, en torno a los esclavos, el azúcar y la plata y, añadimos nosotros, también del tabaco. Hasta 1717, el estanco del tabaco estuvo a cargo de arrendadores particulares – como en Azores y Madeira. Por otro lado fue decisivo, y es otra diferencia importante, las Islas Canarias entraron en régimen de desestanco después del Real decreto de Puertos Francos de 11/07/1852, quedándose al margen del monopolio español y abriendo la posibilidad, aunque tardó en desarrollarse, de una economía tabaquera en libertad43.

  • 44 Raul ESTEVES DOS SANTOS, Os Tabacos: Sua Influência na Vida da Nação, Lisboa, Seara 462 Nova, 1974.
  • 45 Maria Filomena MÓNICA (1992), op. cit.
  • 46 Tomás André Pinto de ALBUQUERQUE, Qual o papel das redes na construção da carreira de um grande hom (...)
  • 47 Eduardo GALVÁN RODRÍGUEZ, Tabaco y libertad en las Cortes españolas (1810-1900), Madrid, Editorial (...)

19En el siglo XIX las relaciones entre el poder político y económico han sido enunciadas, en lo que al tabaco se refiere en Portugal, por Esteves dos Santos44 y la citada María Filomena Mónica45 o en una tesina muy reciente (de 2017) sobre un gran asentista Jacinto Fernandes Bandeira46. Como en el caso español, del que en este libro se ocupa Galván Rodríguez (Constitución, libertad y estanco del tabaco en los debates parlamentarios del primer constitucionalismo español (1808-1823))47, la cuestión de la abolición del estanco fue muy discutida en las Cortes y en la prensa, y solo en algún breve momento puesta en práctica. Galván explicita en su aportación las principales claves planteadas en los debates parlamentarios de las Cortes de Cádiz y del Trienio Liberal en torno a la posible incompatibilidad entre libertad, propiedad y estanco del tabaco. Pero cómo interpreta el historiador del Derecho, entre desestancar el tabaco o ganar las guerras que jalonan el XIX español, la opción de la mayoría parlamentaria siempre fue clara, con independencia de su adscripción política programática. Y, todo ello, a pesar de la reiterada insistencia de algunos parlamentarios, adalides incansables del desestanco.

20En el proceso de cambio de Imperio a nación, el desestanco del tabaco en la Isla de Cuba (Real Decreto de 23/06/1817) rompió la dependencia con la institución del monopolio y dio entrada a una nueva realidad. Se intentó cultivar tabaco en España, especialmente entre 1824-1833, y fue dificultoso encontrar nuevas fórmulas para abastecer el estanco, una vez que se produjo la disolución de la Factoría de la Habana y culminó el proceso de independencia de las colonias americanas. La prohibición del cultivo del tabaco en España, - no lo olvidemos uno de los fundamentos del sistema - se mantendrá, pero se abrirán grietas: desestancos de las Cortes de Cádiz de 1813 y del Trienio Constitucional en 1820, Puerto Franco de Cádiz en 1828, ensayos de cultivo en diversas partes de la Península y en las Islas Canarias o, finalmente, el Real Decreto de Puertos Francos de Canarias de 11/07/1852, al que ya nos hemos referido(Santiago de Luxán Meléndez: Cultivo, abastecimiento y estanco del tabaco en España en el tránsito del Antiguo Régimen al Estado Liberal).

  • 48 The long nineteenth century es un término acuñado por para referirse al período histórico de 125 añ (...)

21La presencia del tabaco cubano en España siguió siendo importantísima, pero el Habano llegó a la mayoría de edad de su internacionalización en el siglo XIX, que era también la edad del cigarro (Jean Stubbs: Más allá de los espacios atlánticos ibéricos. Entretejidos imperiales en la historia cubana del Habano (1756-1914)). Historias mercantiles y migratorias desempeñaron su papel en un escenario de trastornos políticos y sociales en el largo siglo XIX de Hobsbawm. En este caso se rediseña su inicio en 1756, cuando estalló la Guerra de los Siete Años48. Los acontecimientos que la siguieron, incluyendo la ocupación de La Habana por los ingleses en 1762, contribuyeron a debilitar el control español, abriendo a Cuba a los intereses británicos, franceses, alemanes y estadounidenses en lo que al tabaco cubano se refiere. Con el trasfondo del creciente nacionalismo, insurrección, independencia de España y ocupación estadounidense, la fama decimonónica del Habano fue entretejiéndose en los nuevos imperios, en los que la movilidad y los intereses políticos y sociales facilitaron el alcance y la apropiación de saberes y prácticas. Se trató de recrear la calidad y «autenticidad» del Habano en territorios vecinos como el estado independiente de México, los recién creados Estados Unidos de América y la Jamaica británica; o en el más lejano territorio franco-británico-canadiense de Quebec; e incluso más allá de los espacios atlánticos, en las Indias Orientales Holandesas, transformadas después en Indonesia.

22Este primer apartado del libro se refiere también a la imagen del tabaco desde el lado de la demanda, al estudio del hábito placentero a través de la imagen que nos ha dejado la Historia del Arte. Este tipo de análisis nos ha llevado a incluir a la pintura flamenca y holandesa del siglo XVII, que refleja la revolución del consumo que se produjo durante el Siglo de Oro holandés en el mundo atlántico, puesto que Amsterdam fue un punto de encuentro de los flujos del tabaco de Chesapeake, de las Antillas y del Brasil, desde donde se reenviaba a la Europa báltica y oriental (María de los Reyes Hernández Socorro y Santiago de Luxán Meléndez: Las imágenes como fuente histórica para el estudio del consumo de tabaco. La pintura flamenca y holandesa del siglo XVII). Estamos ante un subgénero relevante dentro de la pintura de costumbres. Holanda y Flandes se adelantaron en este sentido al resto de Europa. El desarrollo de este tipo de pintura no parece responder a una estrategia empresarial, ni siquiera gubernamental, de promoción, prohibición o de censura de su consumo. Durante el siglo XVII el tabaco se convirtió en un producto muy demandado por la sociedad de los Países Bajos, tanto del Norte como del Sur, anunciando la revolución del consumo que trajo consigo el desarrollo de la economía atlántica. Los artistas reflejan esa realidad, o bien, como señalan algunos, presentan un discurso moral, entre los vicios y la representación de los placeres. Lo novedoso, además, es la profusión de estos cuadros de pequeño formato y la existencia de un mercado del arte, donde se compran y se venden. La evidencia pictórica nos muestra, por último, que no hay distinción de género, ni de clase en el uso del tabaco, que en las ciudades y campos de la Europa del NO se realiza a través de la pipa.

23Hemos incluido un elemento más del entramado del sistema atlántico del tabaco, al explorar su prolongación a la Europa del Este, presentando el establecimiento del monopolio del tabaco en Rusia dentro del contexto del comercio internacional de los siglos XVII-XVIII (Irina Yanyshev-Nesterova: Institutional development of the tobacco legislation in Russia in the early 17th- end of the 19th century). En este estudio se explicitan las principales etapas de la formación del monopolio del tabaco en el Imperio Ruso, que después de la inicial prohibición de su consumo, se administraría casi siempre mediante la fórmula de arrendamiento, hasta que a mediados del siglo XVIII se suspendiera el estanco.

Entre el tráfico y la supresión de la esclavitud

  • 49 FFI-2016-76154-P.

24En esta parte del libro incluimos cuatro estudios relacionados con la esclavitud en el amplio marco cronológico de nuestro proyecto. Dos de ellos, de carácter historiográfico, abordan aspectos globales del tráfico esclavista (Oscar Bergasa Perdomo, La esclavitud en los imperios coloniales americanos: tráfico y mercados) y particulares del tráfico (Vicent Sanz Rozalén y Michael Zeuske: Towards a microhistory of the enslaved. Global considerations). El tercer trabajo es fruto de la colaboración con el proyecto de investigación «Portuguesismos atlánticos»49 (Ana Viña Brito, La sociedad canaria del siglo XVI. Conflicto y violencia a raiz de un proceso por sodomía protagonizado por un esclavo). Finalmente, el cuarto texto indaga en el debate de abolición de la esclavitud en España y es una colaboración de nuestro proyecto con el Centro de Estudios Políticos y Constitucionales de Madrid (José María de Luxán Meléndez, La esclavitud una cuestión de Estado en el reinado de Isabel II. Análisis de una política pública durante la regencia de Espartero).

  • 50 Santiago de LUXÁN MELÉNDEZ, y Lía de LUXÁN HERNÁNDEZ, «Las compañías reales de esclavos y la integr (...)
  • 51 Ana VIÑA BRITO, «Delitos y transgresiones en la sociedad palmera del XVI», en Revista de estudios g (...)
  • 52 Ana VIÑA BRITO, «La organización social del trabajo en los ingenios azucareros canarios (siglos XV- (...)
  • 53 El contexto general, en Santiago de LUXÁN MELÉNDEZ y Ana VIÑA BRITO (dirs.): La empresa azucarera e (...)

25En el primer trabajo por orden cronológico, el referido a Canarias en el siglo XVI, podemos visualizar como el tráfico está unido en sus orígenes a la plantación de caña de azúcar, lo que ha obscurecido su importancia para la historiografía en el cultivo del tabaco50. El análisis de las condiciones sociales de los esclavos, entre las que se incluyen los delitos y transgresiones51, es la preocupación de fondo de la profesora Viña Brito52. El estudio del caso del Ingenio azucarero (proceso judicial de 1585)53 de Los Sauces de la Isla de La Palma (Microhistoria de la esclavitud), nos permite entender mucho mejor la cuestión.

  • 54 Millars: Espai i historia, 2017, vol. 42, no 1, pp. 9-21.
  • 55 Michael ZEUSKE, «Atlantic Slavery und Wirtschaftskultur in welt - und globalhistorischer Perspektiv (...)

26El trabajo de Sanz Rozalén y Zeuske, es una ampliación del estudio introductorio del numero monográfico que la revista Millars (Universitat Jaume I) consagró al tema con un importante despliegue bibliográfico, fundamental para conocer el tema54. El marco general del estudio son las economías de exportación atlánticas de commodities - las referencias fundamentales están tomadas de Cuba - en las que se produce un proceso de minimización del estatus del esclavo55. Como en el caso anterior, la cuestión es conocer la vida de esta población. La propuesta pretende superar la narrativa de los propios esclavos, que debe ser cruzada con autos judiciales, con relatos de viajeros etc. La encuesta sobre las fuentes se concentra de modo principal en los registros de bautismos y en los protocolos notariales de compra-venta de esclavos.

27El texto de carácter general de Bergasa, por un lado, traza el marco general del modelo de explotación económico basado en la plantación, un sistema transversal en todos los territorios colonizados de América fueran españoles, portugueses, holandeses, franceses o británicos y clave en la producción en masa de los exportables tabaco, azúcar, y cacao. Por otro, indaga la posición de los intelectuales europeos ante la esclavitud y concluye que en ningún momento hubo una condena explícita y radical de este fenómeno, que desaparece posiblemente por su agotamiento económico y social.

  • 56 Eduardo GALVÁN RODRÍGUEZ, La abolición de la esclavitud en España. Debates parlamentarios, 1810-188 (...)
  • 57 Universität Wien (Hauptgebäude) D1: La esclavitud en el império español: la trata y su abolición Co (...)

28El debate sobre la abolición de la esclavitud - a semejanza del de la supresión o no del estanco del tabaco - llena una gran parte de la historia parlamentaria española del siglo XIX y por lo tanto tiene su correlato en la prensa de la época56. Podemos decir que toda Europa entró en la dinámica del antiesclavismo después de la derrota definitiva de Napoleón y del Congreso de Viena de 181557. España abolió la esclavitud entre 1870 y 1886, primero en la metrópoli, luego en Puerto Rico y finalmente en la Isla de Cuba, pero este asunto quedó al margen de los textos constitucionales decimonónicos. Reducido el Imperio a las islas de Cuba, Puerto Rico y Filipinas, durante la implantación del Estado liberal (1833-1868) los partidos políticos que gobernaron mantuvieron un consenso sobre la «cuestión negrera», es decir, perseguir la trata pero mantener la esclavitud. Para asegurar la integridad colonial, primaron la razón de Estado, atendiendo a los intereses esclavistas de los hacendados cubanos, con el fin de asegurar la estabilidad política después la Guerra Civil Carlista, y poder atender el programa progresista de consolidación del Estado liberal y de fomento de la sociedad industrial. En definitiva, esclavitud-integridad territorial versus abolición-independencia. Situada la esclavitud en la agenda pública desde los valores del liberalismo, por la presión británica, o por el miedo a la revuelta social, la posición de los progresistas perseguía despolitizar la cuestión negrera, sacarla del conflicto político partidista y emplazarla en el ámbito de las cuestiones de Estado, y este es el paso que inició Espartero en su primer gobierno.

29Para concluir, una merecida palabra de aprecio por el trabajo desarrollado por el equipo editorial de CIDEHUS, en especial la Dra. Madalena Vaz Freire, cuya contribución fue fundamental, y Francisco Brito. Bien, así las responsables del centro de investigación y ediciones, respectivamente Prof.as Fernanda Olival y Hermínia Vasconcelos Vilar.

Notes

1 Anteriormente hemos realizado sendos trabajos colectivos sobre los que nos fundamentamos en las diversas publicaciones del Grupo de Estudios del Tabaco (GRETA) entre 1998-2012, principalmente Santiago de LUXÁN MELÉNDEZ, Montserrat GÁRATE OJANGUREN y José Manuel RODRÍGUEZ GORDILLO, Cuba-Canarias-Sevilla. El estanco del tabaco español y Las Antillas 1717-1817. Premio especial de investigación «Relaciones Canarias-América 2010», Las Palmas de Gran Canaria: Ediciones del Cabildo de Gran Canaria; posteriormente, dentro del Seminario permanente de Historia del tabaco del CHAM (Lisboa), con un proyecto de investigación que ha tenido como resultado colectivo los libros: Santiago de LUXÁN MELÉNDEZ (dir.), Política y Hacienda del Tabaco en los Imperios Ibéricos (Siglos XVII-XIX). Madrid, Centro de Estudios Políticos y constitucionales, 2014 y Santiago de LUXÁN MELÉNDEZ, João FIGUEIROA-REGO y Vicent SANZ ROZALÉN (eds.), Tabaco e esclavos nos Impérios Ibéricos. Lisboa, Universidade Nova de Lisboa. Faculdade de Ciências Sociais e Humanas. Centro de História d’Aquém e d’Além Mar, 2015.

2 Ministerio de Economía y competitividad. HAR2015-66142-R.

3 John H. ELLIOTT, En búsqueda de la historia atlántica. Conferencia de apertura del XIV Coloquio de Historia Canario-Americana, Casa de Colón, octubre 2000, Las Palmas de Gran Canaria. Ediciones del Cabildo de Gran Canaria, 2001. Del mismo autor, «El atlántico español y el atlántico luso: divergencias y convergencias», en XX Coloquio de Historia Canario-Americana, 2012, http://coloquioscanariasamerica.casadecolon.com/index.php/CHCA/issue/view/269. Igualmente H. PIETSCHMANN, «Introduction: Atlantic History – History between European History and Global History», en H. PIETSCHMANN (ed.), Atlantic History and the Atlantic System. Gotinga, pp. 38-41; B. BAYLIN, Atlantic History. Concept and Contours, Cambridge, Massachusetts y Londres, 2005 p. 30). Recientemente se ha estudiado el tabaco como una compleja red de comercio dentro del Imperio español. Cf. Laura NATER, «El negocio colonial de tabaco en el Imperio español», en Carlos MARICHAL, Steven TOPIK y Zephyr FRANK, De la plata a la cocaína. Cinco siglos de historia económica de América Latina 1500-2000, México, El Colegio de México-Fondo de Cultura Económica, 2017, pp. 132-165, en el que básicamente se presentan con una nueva perspectiva los resultados de la tesis doctoral de la historiadora de Puerto Rico.

4 Sobre la falta de visibilidad de la reciente historiografía insular véase la reflexión de José DAMIÃO RODRIGUES, Historias atlánticas. Os Açores na primeira modernidade, Ponta Delgada, 2012, p.20.

5 Jo GULDI y David ARMITAGE, Manifiesto por la historia, Madrid, Alianza Editorial, 2016.

6 John H. ELLIOTT, Haciendo Historia, Madrid, Taurus, pp. 189-217.

7 Cf. Josep María FRADERA, La nación imperial (1750-1918), Barcelona, Edhasa, 2015. En el caso de Portugal la historiografía imperial ha señalado tres secuencias. El gran imperio comercial o marítimo inclinado hacia Asia, que se prolonga hasta el final de la Guerra de la Restauração. El Imperio territorial de economía minera y de plantación, que tiene su centro en Brasil y en Lisboa su entrepôt redistribuidor, es decir, un Atlántico luso-afroamericano, como unidad económica viable. Y la fase de nación imperial, Tercer Imperio (1825-1975) o Ciclo africano. Charles Ralph BOXER, O Imperio Colonial Português (1415-1825), Lisboa, Ediçoes 70, 1981(1ª ed. 1969); Gervase CLARENCE-SMITH, The Third Portuguese empire 1825-1975. A study in economic Imperialisme. Manchester University Press, 1985; João Paulo OLIVEIRA E COSTA José DAMIÃO RODRIGUES y Pedro AIRES OLIVEIRA (coord.), História da Expansão e do Império Português, Lisboa, A Esfera dos Livros, 2014.

8 Santiago de LUXÁN MELÉNDEZ, João FIGUEIROA-REGO y Vicent SANZ ROZALÉN (eds.) (2015), op. cit Josep María FRADERA, y C. SCHMIDT-NOWARA, (eds.) Slavery and Antislavery in Spain’s Atlantic Empire, Nueva York, Berghahn Books, 2013.

9 John ELLIOTT (2012), op. cit., pp. 25-26.

10 Santiago de LUXÁN MELÉNDEZ, «El proceso de construcción del estanco imperial hispánico 1620-1786. Las reformas borbónicas del siglo XVIII», en Anuario de Estudios Atlánticos (en prensa).

11 Maria Filomena MONICA, «Negócios e política: os tabacos (1800-1890)», en Análise Social, vol. XXVII, (116-117), 1992 (2°-3°), pp. 461-479. La cita en la p. 461.

12 Luz Marina ARIAS, «Building Fiscal Capacity in Colonial México: from fragmentation to Centralización», in The Journal of Economic History, vol. 73 nº 3, 2013, pp. 662-693.

13 Santiago de LUXÁN MELÉNDEZ, (2014), op. cit, pp. 177-229.

14 José Ignacio MARTÍNEZ RUIZ, «El tabaco de las Indias, las Reales hacienda y el mercado inglés en el primer tercio del siglo XVII», Anuario de Estudios Atlánticos, nº 61, 2014. Santiago de LUXÁN MELÉNDEZ, «Dos proyectos de creación de una estructura centralizada de abastecimiento del estanco español de tabacos (1620-1717). Estudio institucional», en Anais de História de Além-Mar, 2017, pp. 178-205. En el primero de los trabajos se aporta como gran novedad las cifras de exportación de tabaco desde Sevilla a Inglaterra.

15 José Manuel RODRÍGUEZ GORDILLO, La creación del estanco del tabaco en España. Madrid, Fundación Altadis-Ediciones El Umbral, 2002. Santiago de LUXÁN MELÉNDEZ y Oscar BERGASA PERDOMO, «La institucionalización del modelo tabaquero español 1580-1636: la creación del estanco del tabaco en España», en Vegueta, Revista de la Facultad de Geografía e Historia de la ULPGC, 2003, pp. 135-153.

16 Santiago de LUXÁN MELÉNDEZ, Montserrat GÁRATE OJANGUREN y José Manuel RODRÍGUEZ GORDILLO (2012), op. cit., Santiago de LUXÁN MELÉNDEZ, «El marco institucional del tabaco en el Imperio español. La especial integración de Cuba en el estanco español 1684-1727», en Santiago de LUXÁN MELÉNDEZ, João FIGUEIROA-REGO y Vicent SANZ ROZALÉN (eds.) (2015), op. cit., pp. 52-54.

17 IBÍDEM, pp. 54-68. Igualmente, Santiago de LUXÁN MELÉNDEZ y Lía de LUXÁN HERNÁNDEZ, «Las compañías reales de esclavos y la integración de Cuba en el sistema atlántico del tabaco español, 1696-1739», en Anuario de Estudios Atlánticos, 2016, vol. 62.

18 Agustín GONZÁLEZ ENCISO, «Recuperación y consolidación de la Renta a mediados del siglo XVIII (1740-1760)», en Agustín GONZÁLEZ ENCISO (ed.), Política económica y gestión de la Renta del tabaco en el siglo XVIII, Madrid, Fundación Altadis-Ediciones El Umbral, 2008, pp. 175-210.

19 Santiago de LUXÁN MELÉNDEZ, «El proceso de construcción del estanco imperial hispánico 1620-1786. Las reformas borbónicas del siglo XVIII», en Anuario de Estudios Atlánticos (en prensa).

20 Santiago de LUXÁN MELÉNDEZ y Montserrat GÁRATE OJANGUREN, «La segunda Factoría de La Habana antes de la guerra de la independencia de las trece colonias 1760-1779. Una lectura desde el estanco español» en Studia Histórica Moderna, Volumen: 37, 2015, pp. 291-321.

21 Pierre VERGER, «Rôle joué par le tabac de Bahia dans la traite des esclaves au Golfe du Bénin», en Cahiers d'études africaines, 4, nº 15, 1964, pp. 348-369.

22 Catherine LUGAR, «The Portuguese tobaco trade and tobacco growers of Bahía in the late colonial period», en Dauril ALDEN y Warren DEANS (eds.), Essays concerning the socioeconomic history of Brazil and Portuguese India, Gainesville, 1977, pp. 26-70.

23 Jean Batiste NARDI, Le Tabac brésilien et ses fonctions dans l'ancien système colonial portugais: 1570-1830. Marseille, 1991.

24 Rafael TORRES SÁNCHEZ, «Administración o asiento. La política estatal de suministros militares en la Monarquía española del siglo XVIII», Studia Historica Moderna, 35, pp. 159-99.

25 Agustín GONZÁLEZ ENCISO, «Les finances royales et les hommes d’affaires au XVIIIème siècle» en Anne DUBET (ed.), Les finances royales dans la monarchie espagnole (XVIe-XVIIIe siècles), Rennes, Presses Universitaire de Rennes, 2008, pp. 227-244. Del mismo autor, «La supresión de los arrendamientos de impuestos en la España del siglo XVIII», en Tiempos Modernos 30 (2015/1). Del mismo autor, «La historiografía y los arrendatarios de impuestos en la España del siglo XVIII», Mélanges de la Casa de Velázquez [En línea], 46-1 | 2016, Publicado el 01 enero 2018, consultado el 29 marzo 2018. URL: https://journals.openedition.org/mcv/6781?lang=es.

26 Yves DURAND, Les Fermiers généraux au XVIIIe siècle, Paris, Presses Universitaires de France, 1971. Jacob PRICE, France and the Chesapeake. A history of the French Tobacco Monopoly, 1674-1795, and of Its Relationship to the British and American tobacco trades. Michigan, University of Michigan Press, 1973. Eugene WHITE, «From privatized to government-administered tax collection: tax farming in eighteenth-century France», Economic History Review, LVII, 4, 2004, pp. 636-663.

27 Santiago de LUXÁN MELÉNDEZ (dir.), (2014), op. cit. pp. 9-20.

28 Pierre VERGER (1964), op. cit. p.354.

29 Gustavo ACCIOLI LOPES, Negócio da Costa da Mina e comércio atlântico. Tabaco, açucar, ouro e tráfico de escravos: Pernambuco (1654-1760). Tese de doutoramento, São Paulo, Universidade de São Paulo, Faculdade de Filosofia, Letras e Ciências Humanas, www.teses.usp.br/teses/disponiveis/8/8137/tde.../GUSTAVO_ACIOLI_LOPES.pdf. Rafael CHAMBOULEYRON, «Escravos do Atlântico equatorial: tráfico negreiro para o Estado do Maranhão e Pará (século XVII e início do século XVIII)», Revista Brasileira de História, vol. 26, núm. 52, 2006, pp. 79-114.

30 Leonor COSTA FREIRE, «Os primórdios do tabaco brasileiro: monopólios e expansão do mercado (1600-1700)», en Santiago de LUXÁN MELÉNDEZ (dir.), (2014), op. cit., pp. 21-45.

31 Jorge PEDREIRA, Os Homens de Negócio da Praça de Lisboa de Pombal ao Vintismo: Diferenciação, reprodução e identificação de um grupo social, Lisboa, Dissertação de Doutoramento em Sociologia, Faculdade de Ciências Sociais e Humanas da Universidade Nova de Lisboa, 1995, pp. 125-154. Del mismo autor, «Os Negociantes de Lisboa na Segunda Metade do Século XVIII: Padrões de recrutamento e percursos sociais», in Análise Social, vol. 27, n.os 116-117, 1992, pp. 407-440. Del mismo, «Tratos e Contratos: Actividades, interesses e orientações dos investimentos dos negociantes da praça de Lisboa, 1755-1822», in Análise Social, vol. 31, n.os 136-137, 1996, pp. 335-379.

32 Rafael TORRES SÁNCHEZ, «Capitalismo internacional y política estatal. Los asientos del tabaco en España durante la segunda mitad del siglo XVIII», en Agustín GONZÁLEZ ENCISO, y Rafael TORRES SÁNCHEZ (eds.), Tabaco y Economía en el siglo XVIII, Pamplona, EUNSA, pp. 415-456. Del mismo autor, «El Banco de San Carlos y el negocio del tabaco: una investigación de mercado en el siglo XVIII», en Santiago de LUXÁN MELÉNDEZ, Sergio SOLBES FERRI y Juan José LAFORET HERNÁNDEZ (coords.), El mercado del tabaco en España durante el siglo XVIII: fiscalidad y consumo, Fundación Altadis-Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, 2000, pp. 105-150. José Manuel RODRÍGUEZ GORDILLO, «El abastecimiento de tabaco de Brasil a las Reales Fábricas de Sevilla en el primer tercio del siglo XVIII», XIV Coloquio de Historia Canario Americana, Cabildo de Gran Canaria, 2002, pp. 1871-1887;

33 André João ANTONIL, Cultura e opulencia do Brasil por suas drogas e minas. Introdução e comentário crítico por Andrée Mansury DINIZ SILVA, Comissão Nacional para as Comemorações dos Descobrimentos Portugueses, Lisboa, 2001.

34 Santiago de LUXÁN MELÉNDEZ y Montserrat GÁRATE OJANGUREN, «La creación de un Sistema Atlántico del Tabaco (siglos XVII-XVIII). El papel de los monopolios tabaqueros. Una lectura desde la perspectiva española», en Anais de história de além-mar, vol. XI, pp. 145-175.

35 Carl HANSON, «Monopoly and contraband in the Portuguese tobacco trade 1624-1702» en Luso-Brazilian Review 19, 2, 1968, pp. 149-168. Susana MÜNCH MIRANDA, A Administração da Fazenda Real do Estado da Índia (1517-1640), Lisboa, Dissertação de Doutoramento em História dos Descobrimentos e da Expansão Portuguesa apresentada à Faculdade de Ciências Sociais e Humanas da Universidade Nova de Lisboa, 2007.

36 João Paulo SALVADO, «O estanco do tabaco em Portugal: contrato-geral e consórcios mercantis (1702-1755)», en Santiago de LUXÁN MELÉNDEZ (dir.) (2014), op. cit. pp. 133-153.

37 SALVADO (2014), op. cit.

38 Jacob M.PRICE y Paul G. E. CLEMENS, «A Revolution of Scale in Overseas Trade: British Firms in the Chesapeake Trade, 1675-1775», in The Journal of Economic History, vol. 47, n.º 1, 1987, pp. 1-43.

39 Stuart B. SCHWARTZ, All Can Be Saved: Religious Tolerance and Salvation in the Iberian Atlantic World, New York and London, Yale University Press, 2008.

40 Santiago de LUXÁN MELÉNDEZ, «Canarias. Una administración ultraperiférica de la renta del tabaco durante el siglo XVIII», en El monopolio español de tabacos en el siglo XVIII. Consumos y valores: una perspectiva regional, José Manuel RODRÍGUEZ GORDILLO y Montserrat GÁRATE OJANGUREN (dirs.), Madrid, Fundación Altadis, Ediciones El Umbral, 2007, pp. 461-495.

41 Santiago de LUXÁN MELÉNDEZ, «La Renta de tabacos en Canarias. Del arrendamiento a la administración directa», en Anuario de Estudios Atlánticos, V. 49, 2003, pp. 447-473.

42 John H. ELLIOTT (2012), op. cit. p. 27.

43 Santiago de LUXÁN MELÉNDEZ, La opción agrícola e industrial del tabaco en Canarias. Una perspectiva institucional. Los orígenes, 1827-1936, Las Palmas, Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y Sociedad Canaria de Fomento Económico S. A. (PROEXCA), Consejería de Economía y Hacienda del Gobierno de Canarias, 2006.

44 Raul ESTEVES DOS SANTOS, Os Tabacos: Sua Influência na Vida da Nação, Lisboa, Seara 462 Nova, 1974.

45 Maria Filomena MÓNICA (1992), op. cit.

46 Tomás André Pinto de ALBUQUERQUE, Qual o papel das redes na construção da carreira de um grande homem de negócios e sua relevância para o funcionamento do Império?. Tese de Dissertação de Mestrado em História Moderna e dos Descobrimentos, FCSH, UNL, outubro 2016.

47 Eduardo GALVÁN RODRÍGUEZ, Tabaco y libertad en las Cortes españolas (1810-1900), Madrid, Editorial Dykinson, 2017.

48 The long nineteenth century es un término acuñado por para referirse al período histórico de 125 años comprendido entre 1789-1914, frente al The short twentieth century, concepto que el británico tomó del historiador húngaro Iván Bered y que desarrolló anteponiendo al título «La era de los extremos». Eric HOBSBAWM, La era de la revolución 1789-1848, Buenos Aires, Crítica, 1ª reimpresión 2009; La era del capital, 1848-1875, Buenos Aires, Crítica, 2ª reimpresión, 2010 y La era del imperio, 1875-1914, Buenos Aires, Crítica, 1ª reimpresión, 2009. Historia del siglo XX, Buenos Aires, Crítica, 1998.

49 FFI-2016-76154-P.

50 Santiago de LUXÁN MELÉNDEZ, y Lía de LUXÁN HERNÁNDEZ, «Las compañías reales de esclavos y la integración de Cuba en el sistema atlántico del tabaco español, 1696-1739», en Anuario de Estudios Atlánticos, Volumen: 62, 2016.

51 Ana VIÑA BRITO, «Delitos y transgresiones en la sociedad palmera del XVI», en Revista de estudios generales de la Isla de La Palma, Nº. 5, 2011 (Ejemplar dedicado a: Actas del II Congreso, 2008 (II) (Geografía-Historia-Prehistoria) (Bibliografía de La Palma, año 2007)), págs. 311-348.

52 Ana VIÑA BRITO, «La organización social del trabajo en los ingenios azucareros canarios (siglos XV-XVI)», En la España Medieval, 26, 2006, pp. 359-381.

53 El contexto general, en Santiago de LUXÁN MELÉNDEZ y Ana VIÑA BRITO (dirs.): La empresa azucarera en Canarias. Siglos XV-XX, Sevilla, Destilerías Arehucas (Gran Canaria) -Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane (Isla de La Palma), 2009.

54 Millars: Espai i historia, 2017, vol. 42, no 1, pp. 9-21.

55 Michael ZEUSKE, «Atlantic Slavery und Wirtschaftskultur in welt - und globalhistorischer Perspektive», Geschichte in Wissenschaft und Unterricht, vol. 66:5/6, 2015, pp. 280-301.

56 Eduardo GALVÁN RODRÍGUEZ, La abolición de la esclavitud en España. Debates parlamentarios, 1810-1886, Madrid, Dykinson, 2014. Del mismo autor, «El Capitán General de Cuba (1763-1898)», en Javier ALVARADO PLANAS (coord.), La Administración de Cuba en los siglos XVIII y XIX, Centro de Estudios Políticos y Constitucionales - Boletín Oficial del Estado, Madrid, 2017, pp. 307-348.

57 Universität Wien (Hauptgebäude) D1: La esclavitud en el império español: la trata y su abolición Coordinador: Juan Marchena Fernández, XI Encuentro Internacional de ADHILAC, 18 a 22 de septiembre de 2014.

© Publicações do Cidehus, 2018

Licence OpenEdition Books

Acheter

Rechercher dans OpenEdition Search

Vous allez être redirigé vers OpenEdition Search