Version classiqueVersion mobile
OpenEdition Books

Bibliotecas para a Vida II

 | 
José António Calixto

Leitura, educação e desenvolvimento pessoal e social: o papel das bibliotecas

La biblioteca como centro de recursos para el aprendizaje en educación infantil

María Jesús Martínez Huelve et María Olaran Múgica

Résumé

Explica a importância das Bibliotecas Escolares na Educacão Infantil como apoio aos programas de estimulação precoz. Trata-se dos serviços onde convergem as atividades pedagógicas do centro e o entorno familiar e social da criança.
Após uma visão global dos objectivos, funcões, servicos, fundos e instalacões com os que deve contar um centro destas características, passa-se a detalhar a forma na qual o docente-bibliotecario deve gerir o acervo, analisando os diversos meios que atuam como suporte ao processo ensino-aprendizagem para o desenvolvimento das habilidades motoras, cognitivas, sociais e afetivas. Menciona-se uma série de atividades a serem realizadas na biblioteca escolar infantil que precisam da adaptação não só ao tipo de escola, mas também aos diferentes grupos de alunos que a conformam, sem esquecer-nos de darmos apóio às necesidades docentes e fomentar a participação das famílias na formação da crianca.
Conclui-se sinalizando que a convergência entre os objectivos da biblioteca escolar e os programas educativos do centro, fornecem à crianca as destrezas para o aprendizado que deverá desenvolver nas etapas seguintes, capacitando-o na busca e análise da informação e conhecimento ao longo da sua vida.

The importance of school libraries as a support for early learning stimulation programmes in child education is reviewed and placed into context with the role of libraries as a focal point for the integration of school teaching activities with the children’s social and familial environment.
An overview will be presented of the concepts, aims, functions, services, financing and infrastructure that this type of library system should possess. Ways in which the teachers and librarian should manage the collections will then be examined, along with analyses of how different types of media contribute to the teaching-learning programmes for the development of motor, cognitive, social and emotional skills and awareness. A range of different activities will be outlined that can be undertaken in school libraries some of which may require tailoring of the library environment owing to differences in the types of schools and their children’s needs. This will take into account the support needed for teaching staff and the help required to promote parental involvement in the children’s education.
It is concluded that the convergence of the purposes and aims of both the school library and school teaching programmes will enable the child to acquire fundamental learning skills that will improve their abilities to search and evaluate knowledge and information throughout their lives.

Texte intégral

1. Origen y desarrollo de las bibliotecas escolares.

1Las bibliotecas escolares surgen en Estados Unidos en el siglo XIX y se desarrollan plenamente al iniciarse el siglo XX. En un principio se legisló sobre el tema, promulgándose en 1835 una ley que permitía a los distritos escolares crear bibliotecas con cargo a su presupuesto. Más adelante se definieron sus objetivos, se fijaron sus standards y hasta se fundó una asociación de bibliotecarios escolares. Sin embargo, su impulso definitivo será a partir de mediados del siglo XX, cuando en EEUU se conciben como mediatecas, integrando a la tradicional colección de libros una variada selección de recursos audiovisuales. Posteriormente se fueron desarrollando bibliotecas escolares en Canadá, en los países nórdicos, en la URSS y en Japón.

2Como precedente de las bibliotecas escolares en España están las bibliotecas populares, creadas durante el siglo XIX para el fomento de la lectura entre la población, sin olvidarse de los usuarios más jóvenes. Durante la Segunda República, en el siglo XX, se fundó el Patronato de Misiones Pedagógicas, llevado de la mano de grandes personajes como Bartolomé Cossío o María Moliner, gracias al cual, entre 1931 y 1935, se establecieron a lo largo de todo el territorio más de 5.000 bibliotecas populares, especialmente en las zonas menos desarrolladas. Desde entonces las bibliotecas escolares han sido las grandes olvidadas en la política educativa y cultural española. Sin embargo, la reforma educativa llevada a cabo durante estos últimos años, pone énfasis en los currículos de todas las áreas y niveles para que se utilicen fuentes de información en cualquier soporte. Además, el profesorado debe atender a las diversas capacidades y diferentes ritmos de aprendizaje de los alumnos, para lo que necesita disponer de material adecuado y consultar constantemente la biblioteca escolar.

  • 1 International Federation of Library Associations and Institutions.
  • 2 School Libraries and Resource Centers Section.

3Actualmente las bibliotecas escolares están despertando interés a nivel internacional habiéndose creado en el seno de la IFLA1 una sección2 dedicada al estudio de las bibliotecas escolares y los centros de recursos. Desde ella se han generado textos fundamentales para la fijación del concepto, recursos y actividades a desarrollar en estos centros, como es el Manifiesto Unesco/IFLA sobre la Biblioteca Escolar publicado en 2000, o las Directrices de la IFLA/Unesco para la Biblioteca Escolar de 2001, que tratan de guiar y apoyar en la creación de bibliotecas escolares.

  • 3 International Association of School Librarianship.
  • 4 American Library Association.
  • 5 American Association of School Librarians.
  • 6 Association for Library Service to Children.
  • 7 Australian School Library Association.
  • 8 Fundación Germán Sánchez Ruipérez.
  • 9 Federación Española de Asociaciones de Archiveros, Bibliotecarios, Arqueólogos, Museólogos y Docume (...)
  • 10 Centro de Estudios de Promoción de la Lectura y Literatura Infantil de la UCLM.
  • 11 Asociación Galega polas Bibliotecas Escolares e a Lectura.

4Existen además otros organismos y asociaciones que centran su ámbito de estudios en las bibliotecas escolares, como la IASL3 a nivel internacional; las dos secciones de la ALA4: AASL5 y ALSC6 en Estados Unidos, o su equivalente en Australia ASLA7; o la FGSR8, la ANABAD9 mediante su Observatorio de la Biblioteca Escolar, el CEPLI10 en Cuenca, o la AGABEL11 en Galicia, por citar sólo algunas dentro del ámbito español.

  • 12 School Library Information Portal.

5También se han creado numerosas herramientas de comunicación y debate entre los profesionales de las bibliotecas escolares como los foros o las listas de distribución: SCHOOL-L, BESCOLAR, PUBLICAS, ANIMA-CIONALALECTURA, etc., portales informativos sobre las bibliotecas escolares: SLIP12, recopilaciones de páginas web creadas por bibliotecarios escolares de todo el mundo: School-libraries. net, diversos blogs, la celebración de encuentros o congresos: Conferencia Europea de Lectura, Jornadas de Bibliotecas Infantiles, Congreso Nacional sobre Bibliotecas Escolares, etc.

2. Objetivos de la biblioteca escolar infantil.

6“Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo pequeñas cosas, puede cambiar el mundo” (Proverbio africano).

7La biblioteca escolar infantil del siglo XXI debe enfocarse hacia una serie de objetivos muy claros, complementarios y transversales entre sí:

  • Dar soporte al proceso enseñanza-aprendizaje.

  • Iniciar al niño en la alfabetización informacional (ALFIN).

  • Formar al niño en el conocimiento de la biblioteca.

8Estos objetivos se relacionan con la atención temprana al niño, que trata de lograr su desarrollo integral desde su nacimiento hasta los seis años de edad interviniendo, entre otros, en los aspectos psicopedagógicos y didácticos de su educación. Con ella, se pretende estimular el desarrollo global del niño, prevenir y detectar posibles carencias en el mismo, y rehabilitar en los casos de problemas y secuelas de enfermedades, eliminando o menguando los diversos trastornos y deficiencias. Además, debe tenerse en cuenta que todas las destrezas y habilidades adquiridas durante la infancia marcarán las etapas posteriores de la vida. Es importante desarrollar las habilidades sensomotrices, cognitivas, afectivas, sociales, morales y lingüísticas en el niño. La meta es alcanzar su desarrollo integral mediante diversos planes y acciones que, desde un enfoque tridimensional, tanto educativo, como familiar y bibliotecario, pretendan lograr la adquisición de diversas habilidades y destrezas.

2.1. Dar soporte al proceso enseñanza-aprendizaje.

9Como parte integrante del organigrama del centro, la biblioteca trabajará en estrecha colaboración con los profesores, recogiendo sus propuestas y sugerencias.

10Se ha comprobado que mediante la utilización de la biblioteca se pueden reforzar los contenidos curriculares en el proceso de enseñanza--aprendizaje, por lo que es importantísimo realizarlas en estrecha colaboración con los docentes. La mayoría de las actividades realizadas para la consecución de este objetivo se centran en la adquisición del hábito lector, de la confianza en sí mismo, el desarrollo de la inteligencia, la imaginación, el vocabulario, la expresión, la capacidad de atención, la curiosidad, y la identificación de sus emociones y sentimientos.

11Es importante tener presente el libro Atención Temprana en Educación Infantil, coordinado por la profesora Rosalía Aranda, en donde se indica que “el concepto de atención temprana partió de la oferta educativa para niños que presentaban algún tipo de discapacidad, por lo que se orientaba sobre todo a fines rehabilitadores. Hoy día se considera que lo que sucede en el primer periodo de la infancia es determinante de las etapas posteriores, por lo que se orienta más a la prevención y a la estimulación. Y éste es el objetivo principal del libro: que padres, maestros y educadores puedan atender a las necesidades de todos los niños, con y sin dificultades, para lograr su máximo desarrollo y su mejor integración escolar y social.”

2.2. Iniciar al niño en la alfabetización informacional (ALFIN).

12La ALFIN viene de la mano de los cambios producidos en el contexto educativo donde la creciente utilización de las tecnologías de la información y la comunicación (TICs) que facilitan el acceso a una mayor cantidad de recursos multimedia, unido al modelo de enseñanza--aprendizaje que se está imponiendo en Europa, fomentan el aprendizaje autónomo y modifican las técnicas pedagógicas basándolas en el aprendizaje activo y el desarrollo del pensamiento crítico. La ALFIN va estrechamente unida al concepto de la educación permanente en la vida, y trata de proporcionar al alumno conocimientos, habilidades y actitudes para actuar en la Sociedad de la Información generando conocimiento.

13El Manifiesto de Alejandría sobre Bibliotecas reflexiona sobre la contribución de las mismas al desarrollo de la Sociedad de la Información y el Conocimiento contrarrestando la brecha digital y atendiendo a las necesidades multiculturales. En esta declaración se refleja un cambio radical de actitud pasando a concebirse la biblioteca como un centro de recursos para el aprendizaje, es decir, como un espacio dinámico de recursos multimedia. En él, el bibliotecario escolar debe alfabetizar informacionalmente desde las edades más tempranas haciendo que el niño adquiera progresivamente las destrezas y competencias necesarias para:

  • acceder a la información mediante las TICs,

  • comprender la información,

  • realizar un análisis crítico, y

  • aplicar la información para generar nuevo conocimiento.

14Se trata de “aprender a aprender” principio incluido en las Directrices de la IFLA/Unesco para la Biblioteca Escolar, cuando indican que “la biblioteca escolar ayuda a los alumnos a desarrollar destrezas de aprendizaje de carácter vitalicio, así como su imaginación”. Por tanto, el niño debe aprender progresivamente cuándo y porque necesita información, dónde puede localizarla y cómo evaluarla, utilizarla y comunicarla de forma ética (Standards ACRL, 2000).

2.3. Formar al niño en el conocimiento de la biblioteca.

15Se debe fomentar el contacto de los niños con los recursos de la biblioteca para que conozcan desde pequeños la biblioteca, su funcionamiento, sus fondos y sus servicios. Para eso se deberán realizar visitas guiadas tanto a la biblioteca escolar como a la sección infantil de la biblioteca pública de la zona.

16También es recomendable llevar con frecuencia a los niños a la biblioteca para enseñarles a disfrutar en actitud tranquila y respetuosa del espacio y los libros. Los niños más pequeños, de 0 a 6 años, deben permanecer en la biblioteca en compañía de un adulto, compartiendo así sus primeras lecturas.

17Los estudios sobre la lectura y su aprendizaje demuestran que hay actividades y juegos que se pueden hacer en el hogar para ayudar a los niños y niñas a convertirse en grandes lectores desde la niñez. Después de todo leer es la base de una buena educación, así como un talento que de por vida permite obtener no sólo conocimiento, sino también placer.

3. Funciones, servicios y fondos de la biblioteca escolar en Educación Infantil.

3.1. La biblioteca escolar física.

18El Manifiesto Unesco/IFLA sobre la Biblioteca Escolar indica que su misión es ofrecer “servicios de aprendizaje, libros y otros recursos que permitan a todos los miembros de la comunidad escolar forjarse un pensamiento crítico y utilizar eficazmente la información en cualquier formato y medio de comunicación”. Esta es una definición global referida a todas las etapas de la escolarización, pero para ser más precisos, se debería definir la biblioteca escolar en Educación Infantil como un centro de recursos para el aprendizaje, centro de encuentro y comunicación donde se dinamice la lectura y se desarrollen las actividades pertinentes para dar a conocer los materiales escolares y no escolares y se puedan disfrutar con toda intensidad. El CRA escolar es un recurso imprescindible en todas las etapas de la educación.

19Alberga la colección organizada de todos los materiales que necesita el centro para desarrollar su labor docente. Debe integrarse plenamente en el Proyecto Educativo, Curricular y en la Programación Anual del Centro, colaborando en estrecha relación con los profesores, recogiendo sus propuestas y sugerencias para la consecución de los objetivos marcados.

20Contará con todos los recursos materiales y humanos que se requieran para el cumplimiento de sus fines, ocupando un espacio central en el colegio.

21En resumen, debe disponer de:

  • espacio,

  • gestión técnica de la colección la cual debe ser adecuada y centra

  • lizada,

  • personal cualificado,

  • equipo de apoyo, y

  • colaboradores, para poder dar un servicio adecuado.

22La labor del docente-bibliotecario es mucho más delicada de lo que parece a primera vista, ya que no solo debe conocer el fondo de su biblioteca sino a cada niño para ofrecerle el material que necesita.

3.2. La biblioteca digital.

23Siguiendo la definición establecida en el artículo 2, h. de la Ley 10/2007 de la Lectura, del Libro y de las Bibliotecas, las “bibliotecas digitales son colecciones organizadas de contenidos digitales que se ponen a disposición del público. Pueden contener materiales digitalizados (tales como ejemplares digitales de libros u otro material documental procedente de bibliotecas, archivos y museos), o basarse en información producida directamente en formato digital.” Respecto a la organización de las bibliotecas digitales en la Educación Infantil, existe una tendencia generalizada a clasificarlas según un perfil de usuarios: alumnos, profesores y padres. A partir de este perfil, se estructuran por edades o ciclos educativos, subdividiéndose a continuación según sus contenidos temáticos.

24Respecto a los contenidos de las bibliotecas digitales para niños hasta los seis años de edad se observan dos tendencias:

251) Biblioteca digital con documentos exclusivamente monográficos, como la International Children’s Digital Library. Sin embargo, este tipo de bibliotecas no tiene una aplicación pedagógica, siendo su principal objetivo el de animación a la lectura facilitando el acceso a una colección de libros destacables en todas las culturas e idiomas.

262) Bibliotecas que reúnen diversos tipos de recursos digitales multimedia con un claro enfoque pedagógico. La mayoría de ellas se han desarrollado en el área anglosajona, siendo buenos ejemplos de ello:

  • la Lexington Elementary School Libraries, estructurada en seis niveles de estudio diferentes, con multitud de actividades para afianzar el aprendizaje en matemáticas, ciencias, lenguaje, etc.

  • La Preschool Education.com, con organización y contenidos muy similares a la Lexington Elementary School Libraries. Son destacables los fuertes contrastes de colorido utilizados como recurso para captar la atención del usuario.

  • La Story Place de la Public Library of Charlotte & Mecklenburg County permite navegar en inglés o en español a través de montones de páginas repletas de cuentos y actividades para niños.

27En España, la Fundación Germán Sánchez Ruipérez a través del Centro Internacional de Tecnologías Avanzadas (CITA) ha desarrollado una biblioteca digital escolar con apartados diferenciados para los estudiantes de cada ciclo educativo y para el profesorado. En la sección dedicada a la Educación Infantil hay una buena colección de materiales de apoyo para la enseñanza-aprendizaje de diversos contenidos como la informática, la música, etc., la mayoría de ellos aptos para ser utilizados a partir de los dos años de edad.

3.3. Las Bebetecas.

28Cada día tiene mayor importancia el acercamiento de los más pequeños a la biblioteca pública, práctica poco habitual hasta hace pocos años. En la actualidad, la presencia en la biblioteca de los padres con sus hijos se analiza como una gran posibilidad que permite apoyar la estimulación temprana, la educación de los sentidos y la formación de hábitos, no sólo en cuanto al fomento de la lectura sino como una herramienta importantísima para la imaginación, la creatividad y el desarrollo de la inteligencia.

29La Unesco, entre las misiones de la biblioteca menciona las de “crear y consolidar los hábitos de lectura en los niños desde los primeros años”, “brindar posibilidades para el desarrollo personal creativo” y “estimular la imaginación y creatividad de los niños y jóvenes”. Por eso defiende la adquisición del hábito lector desde la edad más temprana.

30Del entorno anglosajón llega a la biblioteca pública un nuevo modelo de servicio para los más pequeños, las Bebetecas, que Mercé Escardó i Bas, define como “servicio de atención especial para la pequeña infancia (de 0 a 6 años) que incluye, además de un espacio y un fondo de libros escogidos para satisfacer las necesidades de los más pequeños y de sus padres, el préstamo de estos libros, charlas periódicas sobre su uso y sobre los cuentos, asesoramiento y una atención constante por parte de los profesionales de las bibliotecas hacia los usuarios”.

31Junto con el bibliotecario, los padres a través de la Bebeteca van a conseguir en sus hijos la adquisición y desarrollo de habilidades físico-motoras, cognitivas, afectivas, sociales, morales y lingüísticas. Se trata de un servicio de similares características al de la Biblioteca Escolar en Infantil, adaptado a la etapa preescolar.

32Hay que tener en cuenta que estas áreas han de desarrollarse en un ambiente adecuado, por eso, el espacio de la Bebeteca, sus fondos y sus actividades deben estar perfectamente estudiados para lograr con éxito los objetivos marcados:

  • El espacio debe ser fácilmente accesible, cálido, confortable, tener mobiliario adecuado, estar diferenciado de otras zonas y bien se ñalizado.

  • Los fondos se seleccionarán atendiendo a su contenido y presen tación.

  • Se realizarán actividades de cuenta-cuentos, conocimiento del libro mediante el tacto, animación de la lectura, lectura de cuentos en voz alta seguidos de comentarios, se le dejará seleccionar sus libros, etc. Se cuidará especialmente la forma de dirigirse a los niños tratando de infundirles el mayor entusiasmo posible.

4. Actividades de la biblioteca escolar infantil.

33Una biblioteca escolar infantil debe ofrecer un selectivo y variado programa de actividades enfocadas al logro de sus objetivos. La programación debe presentarse al inicio del curso escolar y tiene que ser continuada hasta su finalización. Muchas de las actividades que favorecen el aprendizaje de la lectura y posteriormente afianzan el disfrute de la misma pueden ser llevadas a cabo indistintamente en el aula y en casa, siendo muy recomendable que las experiencias realizadas en el colegio sean reforzadas en el ámbito familiar. Cuando sea posible, habrá que integrar en las diversas actividades a los docentes y a los familiares del niño.

34Hoy existen numerosos centros con políticas de integración para niños con algún tipo de discapacidad (ceguera o baja visión, sordera o dificultades en la audición, síndrome de down, discapacidad motora o parálisis cerebral, etc.). La biblioteca escolar debe tener presente en todo momento a estos usuarios y adaptar para ellos las actividades que organiza, tratando de integrar a niños normales con niños discapacitados. Para ello es importante seleccionar un tema adecuado que fomente la integración de niños con diferencias y trabajar aquellos aspectos que precisen un mayor refuerzo para la comprensión de la actividad.

35Respecto a la diversidad cultural existente en España, la biblioteca escolar infantil no tiene que dejar de lado su aspecto social y humano, más aún cuando las políticas europeas buscan la formación de espacios de convivencia entre pueblos cuyas tradiciones culturales son muy dispares. Los problemas de integración social de los alumnos, el fracaso escolar de los jóvenes, derivado de problemas sociales muy diferentes, encuentran una esperanza para la comprensión de las diferencias, normales entre culturas, en la utilización de las bibliotecas escolares cuando éstas responden a unas pautas técnicas. El hermanamiento de centros escolares europeos es otra estrategia de la Unión Europea para esta integración global. En el diseño de actividades de la biblioteca deben seleccionarse temas relacionados con la inmigración, viviendas de otros países, comida internacional, etc., que favorezcan la integración multicultural.

4.1. Actividades a realizar en el colegio.

36La labor de selección de libros y orientación en la biblioteca escolar infantil es mucho más delicada de lo que a primera vista parece ya que, aparte de las obras de carácter general para todos los niños, cada niño necesita otros libros que satisfagan su situación especial, por lo cual el bibliotecario necesita conocer no solo el fondo de que dispone, sino además a sus usuarios para poder poner en sus manos el libro adecuado.

37Es evidente que los más pequeños no pueden leer las mismas obras que los mayores por varios motivos:

  • no responden a sus gustos,

  • no se hallan al alcance de su desarrollo intelectual,

  • algunos libros pueden perjudicarles.

38Los libros han de ser de un formato resistente, con imágenes visibles, claras, sus historias se referirán a la familia, a los niños, a los animales, siendo sus relatos breves y sencillos, empleando un lenguaje que les sea familiar. En el aula también se debe disponer de una gran variedad de libros que cubran las necesidades de los alumnos.

39Es muy importante conseguir el entusiasmo de los más pequeños estimulándoles a través de la lectura para trabajar valores como el desarrollo de la imaginación, la inteligencia, la confianza en sí mismos, el descubrimiento de sus sentimientos y emociones, la estimulación de la memoria, la introducción al lenguaje escrito, el desarrollo de la comunicación, el enriquecimiento de su vocabulario, etc.

40Las actividades más apropiadas para realizar en la biblioteca escolar infantil son:

  • el conocimiento de la biblioteca,

  • los cuentacuentos, preferentemente con la participación de los familiares,

  • la interpretación de rimas,

  • los talleres de manualidades (plastilinas, tijeras y papel, etc.),

  • los talleres temáticos (proyección de vídeos didácticos, juegos en inglés asistidos por personal especializado, aplicaciones multimedia para el inicio en la informática, etc.).

  • interpretaciones musicales en forma de canciones, conciertos para niños, etc.,

  • las representaciones teatrales de cuentos, el teatro guiñol, el teatro de sombras,

  • las exposiciones de libros infantiles,

  • la lectura de imágenes,

  • realización de dibujos relacionados con un cuento,

  • las actividades para padres (selección de libros, animación a la lectura, curso sobre cómo contar un cuento, etc.).

  • etc.

4.2. Actividades para realizar en casa.

41La mejor manera de crear niños lectores desde el entorno familiar es leyéndoles cuentos desde que son pequeños. Las distintas experiencias que el niño va adquirir antes de saber leer, van a determinar en gran medida su actitud ante los libros y hacia el mundo en general. Algunas de las actividades que se pueden realizar en casa cuando los niños aun son muy pequeños y no saben leer son:

  • contarles un cuento todos los días,

  • dejar que el niño toque los libros,

  • amenizar el relato con gestos y entonaciones.

Cuando los niños ya comienzan a leer, a partir de los cinco años, puede ser muy positivo:

  • crear un ambiente de lectura en casa,

  • leer conjuntamente sus cuentos con ellos,

  • procurar regalarle libros,

  • proporcionarle espacios para colocar sus libros,

  • comprar con él sus libros y dejarle iniciativa,

  • procurar que utilice el carnet de la biblioteca.

  • Etc.

5. Conclusiones.

42Desde finales del s. XX se observa una revolución en la concepción de los modelos docentes en Europa, que está comenzando por la universidad con el denominado EEES, modelo educativo que progresivamente está afectando a todos los niveles. La incorporación de nuevas materias en el currículo de los más pequeños como el inglés, la música o la informática, hacen que las bibliotecas se conviertan en un centro de recursos para proporcionar al niño de manera natural las herramientas necesarias desde sus primeros años. Está demostrado que sus posibilidades de aprendizaje quedan definidas en gran manera por lo que ha recibido en sus primeros años. La convergencia entre los objetivos de la biblioteca escolar y los programas educativos del centro deben proporcionar al niño la adquisición de destrezas para el aprendizaje que deberá desarrollar en etapas posteriores, capacitándole en la búsqueda y análisis de información y conocimiento a lo largo de su vida.

43Aunque se han producido grandes avances en la historia de las bibliotecas escolares y se observa un mayor interés en el marco de su legislación por parte de las administraciones públicas, en España su situación sigue siendo muy deficitaria: no se cumplen las recomendaciones internacionales en cuanto al espacio, dotación documental, equipamiento tecnológico, presupuesto y personal para las bibliotecas escolares, agravándose más esta situación cuando se trata de las bibliotecas infantiles. Sin embargo, los países más desarrollados de Europa cuentan con una red de bibliotecas escolares numerosa, bien dotada y muy utilizada por los alumnos.

44La biblioteca escolar infantil trata de motivar a la lectura, mediante una adecuada animación aportando al niño otra forma de jugar y estimular su creatividad e inteligencia. La especialista colombiana Yolanda Reyes señala que “está demostrado que las carencias lingüísticas y comunicativas durante los tres primeros años de vida afectan a la calidad de la alfabetización posterior”. Además, plantea que una persona comienza a “leer” desde la cuna, por lo que a través de las bebetecas se pueden desarrollar experiencias de estimulación temprana. Se trata de un proyecto en el que se ha de implicar a toda la comunidad escolar: profesores, alumnos, familiares y administraciones, dada la gran importancia de la biblioteca infantil en el desarrollo del proceso enseñanza-aprendizaje de los niños ayudándoles a desarrollar habilidades motoras, cognitivas y socio-afectivas y, observando al mismo tiempo, los cambios en su desarrollo. Es muy importante, por ello, potenciar la figura del bibliotecario escolar. Debe existir una íntima colaboración entre la biblioteca escolar y la biblioteca pública.

45En resumen, la biblioteca escolar infantil debe entenderse como un centro de recursos para el aprendizaje activo de todas las áreas, que dinamice la lectura, y donde se desarrollen las actividades necesarias para dar a conocer los materiales escolares y no escolares y disfrutarlos, sin dejar de tener presente su apoyo al proyecto educativo y curricular del Centro. Debe favorecer todos los objetivos de la educación, transversales entre sí, y el fomento de la lectura, atendiendo a todos los niños con sus diferencias y necesidades especiales sin olvidar la interculturalidad que cada vez se da más en nuestros centros educativos.

Bibliographie

AMERICAN LIBRARY ASSOCIATION. [En línea]. Illinois: ALA, 2009. > [Consulta: 12 jun. 2009]. Disponivel em: < http://www.ala.org/ala/aboutala/offices/library/index.cfm

AMERICAN LIBRARY ASSOCIATION. American Association of School Librarians. [En línea]. Illinois: ALA, 2009. [Consulta: 12 jun. 2009]. Disponivel em: < http://www.ala.org/ala/mgrps/divs/aasl/index.cfm >

AMERICAN LIBRARY ASSOCIATION. Association for Library Service to Children. [En línea]. Illinois: ALA, cop. 2009. [Consulta: 12 jun. 2009]. Disponivel em: < http://www.ala.org/ala/mgrps/divs/alsc/index.cfm >

ANABAD. Observatorio de la Biblioteca Escolar. [En línea]. Madrid: ANABAD, 2001. [Consulta: 1 jun. 2009]. Disponivel em: < http://www.anabad.org/observatorio/>

ANIMACIONALALECTURA [en línea]. Lista de discusión. (Archivo de los mensajes publicados desde mayo de 2005.) [Consulta: 16 jun. 2009]. Disponivel em: < http://listserv.rediris.es/archives/animacionalalectura.html > < animacionalalectura@listserv.rediris.es

ASOCIACIÓN ESPANÔLA DE AMIGOS DEL LIBRO INFANTIL E. [En línea]. Madrid: AEALIJ, [200-?].[Consulta: 18 jun. 2009]. Disponivel em: <

ASOCIATCION GALEGA POLAS BIBLOTECAS ESCOLARES E A LECTURA. [En línea]. [Galicia]: AGABEL, 2001. [Consulta: 12 jun. 2009]. Disponivel em: < http://agabel00.tripod.com/home.htm >

ASSOCIACION OF COLLEGE AND RESEARCH LIBRARIES. Information Literacy Competency Standards for Higher Education [en línea]. Illinois: ACRL, 2009. [Consulta: 15 jun. 2009]. Disponivel em: < http://www.ala.org/ala/mgrps/divs/acrl/standards/informationliteracycompetency.cfm >

BAS, Mercé Escardó i. Bebetecas. En: EDDUCACIÓN Y BIBLIOTECA, n.100 (abril de 1999), pp.: 8/11.

BESCOLAR [en línea]. Lista de discusión en el servidor Archivo de los mensajes publicados desde julio de 1999. [Consulta: 16 jun. 2009]. Disponivel

em: < listserv@listserv.rediris.es >. < bescola@listserv.rediris.es > http://listserv.rediris.es/bescolar.html

BIBLIOTECAS ESCOLAR DIGITAL. [En línea]. Salamanca: CITA, FGSR, [200- ?]. [Consulta: 17 jun. 2009]. Disponivel em: < http://www.bibliotecaescolardigital.es/>

CEPLI (Centro de Estudios de Promoción de la Lectura y Literatura Infantil). [En línea]. Cuenca: UCLM, [200-?]. [Consulta: 17 jun. 2009]. Disponivel em: < http://www.uclm.es/cepli/index.asp?id=1 >.

ESPAÑA. Ministerio de Cultura. Travesía, el Portal en Internet de las Bibliotecas Públicas Españolas [en línea]. Madrid: Subdirección General de Coordenación Bibliotecaria, [200-¿]. [Consulta: 18 jun. 2009]. Disponivel em: < http://travesia.mcu.es/>

FUNDACIÓN GERMÁN SÁNCHEZ RUIPÉREZ. [en línea]. [Consulta:]. Disponivel em: http://www.fundaciongsr.es/ [Consulta:17jun.2009]. Disponivel em: AMERICAN LIBRARY ASSOCIATION. [En línea]. Chicago, Illinois: ALA, cop. 2009. [Consulta: 12 jun. 2009]. Disponivel em: < http://www.ala.org/ala/aboutala/offices/library/index.cfm >

Grupo de Investigación DOTEINE. [En línea]. Madrid: DOTEINE, [200-?]. [Consulta: 12 jun. 2009]. Disponivel em: < http://doteine.uc3m.es/>

IFLA. Directrices de la IFLA/Unesco para la biblioteca escolar [en línea]. Unesco. [La Haya]: IFLA, [2002]. [Consulta: 17 jun. 2009]. Disponivel em: < http://www.ifla.org.sg/VII/s11/pubs/sguide02-s. pdf >

IFLA. Manifiesto de Alejandría sobre Bibliotecas [en línea]. [La Haya]: IFLA, [2005?]. [Consulta: 17 jun. 2009]. Disponivel em: < http://www.ifla.org.sg/III/wsis/AlexandriaManifesto-es.html >

IFLA. Manifiesto de la Biblioteca Escolar [en línea]. Unesco. [La Haya]: IFLA, [1999]. [Consulta: 17 jun. 2009]. Disponivel em: < http://www.ifla.org.sg/VII/s11/pubs/mani-s.htm >

IFLA. School Libraries and Resource Centers Section. [En línea]. [La Haya]: IFLA, [2005?]. [Consulta: 17 jun. 2009]. Disponivel em: < http://www.ifla.org/about-school-libraries-resource-centers >

INTERNATIONAL ASSOCIATION OF SCHOOL [En línea]. Queensland: IASL, [200-?]. [Consulta: 18 jun. 2009]. Disponivel em: < http://www.iasl-online.org/>

INTERNATIONAL CHILDREN’S DIGITAL LIBRARY. [En línea]. Boston: ICDL Foundation,[200-?]. [Consulta: 17 jun. 2009]. Disponivel em: < http://en.childrenslibrary.org/>

LAZARILLO: revista de la Asociación de Amigos del Libro Infantil y Juvenil. Madrid: AALIJ, D. L. 2000-.

LEXINGTON ELEMENTARY SCHOOL LIBRARIES. [En línea]. Lexington: Lexington Public School’s Department of Libraries and Information Technologies, 1997-1998. [Consulta: 17 jun. 2009]. Disponivel em: < http://lps.lexingtonma.org/Libdept/elem.html >

ORTEGArtega Y GASSET, José. Misión del bibliotecario. México: Biblioteca del Honorable Congreso de la Unión, 1997.

PRESCHOOL EDUCATION [En línea]. [Estados Unidos]: Preschool Education, cop. 1997. [Consulta: 17 jun. 2009]. Disponivel em: < http://www.preschooleducation.com/>

PUBLICAS [en línea]. Lista de discusión en el servidor Archivo de los mensajes publicados. [Consulta: 17 jun. 2009]. Disponivel em: < listas@listas.bcl.jcyl.es >. < publicas@listas.bcl.jcyl.es > http://listas.bcl.jcyl.es:81/read/?forum=publicas

REDRUELL, Rosalia E. Aranda (coord.). Atención temprana en educación infantil. Las Rozas (Madrid): Wolters Kluwer España, 2008.

ROCA, Glòria Durban. La biblioteca escolar como herramienta educativa [en línea]. [S. l.]: GDR, 2003. [Consulta: 17 jun. 2009]. Disponivel em: < http://www.bibliotecaescolar.info/castellano.htm >.

SCHOOL-LIBRARIES. [En línea]. [Bronx, New York]: The H. W. Wilson Company, [200-?]. [Consulta: 17 jun. 2009]. Disponivel em: < http://www.school-libraries.net/>

SLIP (School Library Information Portal). [En línea]. [Canadá]: SLIP, [200-?]. [Consulta: 17 jun. 2009]. Disponivel em: < http://www.cla.ca/slip/advocacy.htm >

SOBRINO, Hipólito Escolar. Historia de las bibliotecas. 3ª ed. Peñaranda de Bracamonte: Fundación Germán Sánchez Ruipérez, 1990.

STORY PLACE [En línea]. Charlotte, NC: Public Library of Charlotte: Mecklenburg County, cop. 1999. [Consulta: 17 jun. 2009]. Disponivel em: < http://www.storyplace.org/>

Notes

1 International Federation of Library Associations and Institutions.

2 School Libraries and Resource Centers Section.

3 International Association of School Librarianship.

4 American Library Association.

5 American Association of School Librarians.

6 Association for Library Service to Children.

7 Australian School Library Association.

8 Fundación Germán Sánchez Ruipérez.

9 Federación Española de Asociaciones de Archiveros, Bibliotecarios, Arqueólogos, Museólogos y Documentalistas.

10 Centro de Estudios de Promoción de la Lectura y Literatura Infantil de la UCLM.

11 Asociación Galega polas Bibliotecas Escolares e a Lectura.

12 School Library Information Portal.

Auteurs

Directora de la Biblioteca de Educación de la Universidad Autónoma de Madrid.

Facultativo de Bibliotecas de la Universidad Autónoma de Madrid.

© Publicações do Cidehus, 2010

Conditions d’utilisation : http://www.openedition.org/6540

Acheter

Volume papier

amazon.fr