Version classiqueVersion mobile
OpenEdition Books

Bibliotecas para a Vida II

 | 
José António Calixto

Contextos de promoção da leitura: bibliotecas públicas, escolares, universitárias e outras

Las bibliotecas públicas como promotoras de la lectura

La experiencia de Cataluña

Núria Ventura

Résumé

Las bibliotecas catalanas se caracterizaron, desde sus inicios a principios del s.XX, por querer acercar la cultura a las clases populares, trabajar en red y por realizar actividades de fomento de la lectura. Cataluña, 90 años más tarde, mantiene estos tres aspectos básicos y presenta un panorama adecuado a los nuevos retos: 330 bibliotecas públicas y 11 bibliobuses ofrecen sus servicios a una población de 7.400.000 habitantes.
Fomentar la lectura, en su sentido más amplio, supone todo tipo de acciones que acercan a los libros y al conocimiento, desde las actividades como conferencias, narraciones o presentación de autores hasta la realización de recursos electrónicos que pueden consultarse a través de la web.
Las bibliotecas se han convertido en el referente cultural de la población y los ayuntamientos muestran un nuevo interés por la realización de programas estables que se llevan a cabo a lo largo del año. Con el fin de que puedan disponer de una oferta más amplia, la Diputación de Barcelona ofrece a los municipios de la Red de Bibliotecas Municipales la posibilidad de integrarse en un plan de fomento de la lectura en forma de catálogo de actividades.

Since the early XXth cent Catalan libraries have been characterized by a commitment to approach culture to the citizens, to network and to promote reading activities. 90 years later Catalonia presents a good panorama for new challenges: 330 public libraries and 11 mobile libraries serve a population of 7.400.000 inhabitants.
Reading promotion, in its broadest sense, means any action designed to approach books and knowledge; from activities such as lectures, storytelling or author presentations to the electronic resources libraries make available through the web.
Libraries have become a cultural reference to the population and municipalities show a renewed interest in the achievement of stable programs to be conducted throughout the year. In order that municipalities have a wider choice, Diputació de Barcelona offers them the possibility to be integrated into a plan to promote reading which has a broad catalogue of activities associated.

Texte intégral

1Las bibliotecas públicas en Cataluña tienen una larga historia. Nacidas a principios del s.XX (1918) con el objetivo de formar y facilitar el acceso a la cultura a las clases populares menos favorecidas – de aquí su primer nombre de Bibliotecas Populares – se caracterizan desde sus inicios por funcionar en red y disponer de un servicio central de soporte bibliotecario. Este servicio asesoraba a las bibliotecas, dándoles directrices técnicas y velaba por la calidad de los servicios ofrecidos, con la idea de implantar un sistema bibliotecario para Cataluña que tuviera en cuenta todo el territorio y los diversos tipos de bibliotecas.

2Otra característica de estas bibliotecas era el interés mostrado por abrir las puertas al mundo de la cultura de manera que poetas, novelistas y todo tipo de intelectuales se acercaron a las bibliotecas para dar conferencias o recitales.

3Venimos de una historia compleja, porque el s.XX nos proporcionó grandes altibajos sociales y culturales (entre ellos una guerra civil) pero a pesar de todo pudimos conservar tres cosas: el trabajo en red con unos servicios centrales de soporte, disponer de profesionales bibliotecarios dirigiendo las bibliotecas y la idea arraigada de que la biblioteca pública no había de ser únicamente una gran sala llena de libros, sino un espacio vivo en el que la lectura y el libro habían de actuar como motor cultural de la población.

Para situarnos: Cataluña, comunidad autónoma

4España, desde el año 1978 está organizada en comunidades autónomas que tienen transferidas competencias que se gestionan desde cada gobierno autónomo.

5Cataluña, situada el nordeste de España y bañada por el Mediterráneo, está divida en 4 provincias: Barcelona, Tarragona, Lérida y Gerona. El gobierno autónomo recibe el nombre de Generalitat de Catalunya y tiene transferidas una serie de competencias, entre las cuales educación y cultura.

6De otra parte existen las diputaciones provinciales, que son organismos de ámbito supramunicipal, que tienen por misión ayudar a los municipios en aquellas cuestiones que son de competencia municipal, como es el caso de las bibliotecas públicas. De aquí la implicación de la Diputación de Barcelona en la gestión de bibliotecas.

7Algunas cifras:

  • Cataluña tiene 7.400.000 habitantes, con un total de 946 municipios

  • 592 municipios tienen menos de 1.000 habitantes

  • La provincia de Barcelona, donde se agrupan los municipios más poblados, tiene 5.400.000 habitantes

  • Un 60% de la población vive en el área metropolitana de la ciudad de Barcelona, que es la capital.

8Cataluña, debido a su dinámica industrial, a su situación cerca de la frontera con Francia y dentro del ámbito del mediterráneo, ha sido siempre tierra de paso y un potente foco de atracción para los emigrantes. El crecimiento espectacular de la población vino en los años 1950-1970 por la emigración de otras regiones de España y más recientemente (1990-) por la emigración extranjera, especialmente de Marruecos, pero también de Latinoamérica (Ecuador, Bolivia, Colombia). Esta población inmigrante representa actualmente el 14,8% de la población de Cataluña.

Las Bibliotecas públicas:

9En Cataluña hay un total de 330 bibliotecas públicas y 11 bibliobuses

10En la provincia de Barcelona hay 192 bibliotecas y 9 bibliobuses Según la Ley del Sistema Bibliotecario de Cataluña (1993) las bibliotecas públicas son municipales, pero pueden recibir ayudas de las diputaciones provinciales para su gestión y funcionamiento. Este es el caso de la provincia de Barcelona, donde la Diputación colabora estrechamente con los municipios en la planificación, construcción y gestión de las bibliotecas, por medio de unos servicios centrales de soporte técnico.

11En el resto de las provincias catalanas es la Generalitat de Catalunya quien realiza algunas de estas funciones, siendo la ayuda de las diputaciones menos relevante.

12Según la Ley del Sistema Bibliotecario de Cataluña todos los municipios de más de 5.000 habitantes están obligados a tener biblioteca pública. Para los municipios de entre 3.000 i 5.000 habitantes se crean bibliotecas filiales, que dependen de otra biblioteca central de su zona. Los municipios de menos de 3.000 habitantes obtienen servicios bibliotecarios por medio de los bibliobuses.

Fomentar la lectura: un concepto muy amplio

13En la gestión de las bibliotecas públicas hay aspectos que están muy homogeneizados, como son los temas técnicos: todas las bibliotecas disponen de un mismo sistema informático, idénticas normas de descripción bibliográfica, un mismo carné de préstamo (en la provincia de Barcelona) etc. Pero en cuanto a la realización de programas de fomento de la lectura, cada biblioteca organiza sus actividades de acuerdo con su ayuntamiento y teniendo en cuenta los intereses de éste, así como a los públicos a los que quieren dar prioridad: algunos municipios dedican sus esfuerzos mayoritariamente a un público infantil o juvenil, trabajando con las escuelas; otros, que tienen una importante población inmigrada, dan preferencia a temas de inserción social; otros reparten sus actividades de forma proporcional, etc.

14En los últimos 15 años se ha avanzado en algunos aspectos importantes de gestión y se trabaja de forma planificada durante todo el año, de manera que las actividades de fomento de la lectura no son actividades puntuales que se realizan únicamente en momentos determinados del calendario (por Navidad, o por la Fiesta del Libro), si no que se trata de hacer una programación a lo largo del año, que implique a diferentes públicos y que cree un cierto hábito de asistencia entre la población.

¿Qué entendemos por fomento de la lectura?

15Partimos de una idea muy amplia: todas aquellas acciones, actividades o medios que ayuden a incrementar la lectura, no sólo en cuanto a uso de libros, sino también de recursos electrónicos, audiovisuales o documentos de cualquier otro tipo que la biblioteca posee de alguna forma. Por tanto estamos hablando de actividades, pero también de facilidades para tener estos medios al alcance de todos y de su difusión.

16Las bibliotecas consideran fomento de la lectura todo tipo de acciones que suponen un acercamiento a los libros y al conocimiento, como pueden ser la realización de la hora del cuento, una conferencia de un escritor o un recital poético, pero también un concierto, una conferencia sobre un tema social o científico y la asistencia a una representación teatral o a una ruta literaria. Que estas actividades se conviertan en impulsoras de la lectura dependerá, en gran parte, de cómo se presentan, si van acompañadas de una selección de los libros sobre aquel tema o autor, de la labor de acercar todos estos documentos al usuario que acude a una actividad y sale de ella con nuevos intereses y a poder ser, con algún libro o documento.

17También podemos considerar fomento de la lectura todos aquellos recursos electrónicos que se ponen al alcance de cualquier ciudadano a través de la página Web, ya sea la digitalización de revistas o una página de recomendaciones de libros hecha por los propios niños por medio de su Web infantil.

El rol de los ayuntamientos

18Las bibliotecas públicas de Cataluña son municipales, aunque reciben soporte técnico y económico de la Diputación de Barcelona (en la provincia de Barcelona) o de la Generalitat (en el caso de las otras tres provincias). Todos los temas referentes al día a día de las bibliotecas (horarios, gestión de recursos humanos, mantenimiento de las infraestructuras, así como la realización de actividades, difusión de servicios…) dependen de cada ayuntamiento.

19En los últimos 20 años las bibliotecas han experimentado un importante crecimiento, tanto en edificios como en fondos bibliográficos y documentales, variedad de servicios, informatización, etc.

20Los ayuntamientos creen en el papel dinamizador de la biblioteca, como parte integrante del entramado cultural de cada ciudad o pueblo y en este sentido están promoviendo que en las bibliotecas públicas se lleven a cabo todo tipo de actividades, como parte de la dinámica de funcionamiento de las bibliotecas.

21La programación de las actividades la realiza cada biblioteca de acuerdo con los responsables de cultura de su ayuntamiento, teniendo en cuenta los intereses y prioridades de la política municipal, con el fin de no interferir en la programación de otras entidades culturales o recreativas, para evitar duplicidades, pero buscando al mismo tiempo la colaboración y el soporte de estas.

22Podemos decir que las bibliotecas ofrecen una programación cultural importante, especialmente en aquellos municipios más pequeños en los que, a menudo, la biblioteca es el principal impulsor de actividades culturales. A ello también ha contribuido el hecho de que los edificios de bibliotecas son mucho más grandes y flexibles para la realización de actividades. Y que casi todos disponen de salas polivalentes que permiten realizar exposiciones, conferencias o recitales (estos espacios se incluyen en los programas de construcción de bibliotecas).

23En la provincia de Barcelona cada biblioteca realiza un promedio de 100 actividades anuales, cantidad ampliamente superada por las bibliotecas de ciudades grandes (más de 30.000 habitantes) que fácilmente pueden realizar 200 actividades anuales o más, si tenemos en cuenta desde la hora del cuento que se realiza semanalmente, hasta las exposiciones, conferencias o clubes de lectura.

Empezar por los más pequeños: nuestros futuros lectores

24Las actividades de fomento de la lectura dirigidas a niños acostumbran a tener un gran éxito y son las que tradicionalmente la mayoría de bibliotecas realizan: la hora del cuento semanal, talleres, espectáculos de títeres o pequeñas dramatizaciones a partir de una narración, para citar algunos de los más usuales y de sobras conocidos por todos los bibliotecarios. Pero los lectores (y a sus familias) hay que captarlos des de la más tierna edad y por ello desde hace 5 años un grupo de bibliotecas, bajo el amparo del Colegio Oficial de Bibliotecarios – Documentalistas de Cataluña, han puesto en marcha un programa llamado Nascuts per llegir (Nacidos para leer) que se dirige a los bebés y a sus familias, con el objetivo de involucrar a la comunidad que se ocupa de los niños y niñas, en la promoción de la lectura desde el primer mes de vida, estableciendo un vínculo afectivo entre adultos y pequeños por medio del libro.

25Para ello se ha buscado la complicidad de los médicos pediatras, comadronas, familias y las bibliotecas, con la finalidad de introducir libros en los espacios más frecuentados por madres de bebés, como son las salas de consulta médica de los centros sanitarios, siendo así un primer paso para acercar los libros a los más pequeños. De su parte, las bibliotecas incrementan la compra de libros y materiales para estas edades, registran a las familias que participan en el proyecto, dan consejos a los padres sobre cómo iniciar a los niños para que tengan los libros como un objeto de vida cotidiana y crean un rincón de padres y madres en el que se puede encontrar todo tipo de información sobre el crecimiento y desarrollo de los niños, especialmente del hábito lector.

26Los ayuntamientos colaboran regalando un libro y el carné de la biblioteca a todos los niños nacidos durante el año, haciendo difusión del proyecto y organizando actividades para padres y bebés, como juegos de falda, o talleres.

27Otro ámbito en el que trabajan muchas bibliotecas es en el de la colaboración con las escuelas y especialmente en la formación de usuarios. Concretamente desde el Servicio de Bibliotecas se impulsó un programa llamado Exploradors de Biblioteques (Exploradores de Bibliotecas) que pretende formar a los alumnos de primaria en el uso de las bibliotecas, ya sean escolares o públicas. Se trata de un programa personalizado, adaptado a los diferentes niveles escolares, que requiere de la participación activa de formadores y alumnos. También promueve la colaboración entre biblioteca escolar y biblioteca pública, con el objetivo de poner al alcance de los alumnos los instrumentos de información y lectura necesarios para su currículum y para mejorar su proceso lector.

28El material base de este programa está formado por una fichas que han de trabajar los escolares en diferentes sesiones, según las indicaciones del bibliotecario o del profesor. El programa está pensado para realizarlo en 3 niveles y la dificultad va aumentando a medida que se pasa de nivel. Estas fichas están planteadas como un juego y no como un trabajo escolar. El objetivo final es que los niños y niñas aprendan a manejar el catálogo informatizado, sean más autosuficientes el las búsquedas documentales, tanto de libros como de material electrónico y conozcan mejor los recursos de las bibliotecas.

29Un tercer ejemplo de materiales para el fomento de la lectura, es la Web infantil Chilias creada por la Diputación de Barcelona con la finalidad de ser la puerta de entrada del catálogo colectivo de las bibliotecas de la Red. Chilias, que nació como un programa europeo, va mucho mas allá al ser una página dinámica, en la que se pueden encontrar desde recomendaciones para navegar por Internet con seguridad, hasta bibliografías temáticas, comentarios hechos por los propios niños sobre los libros leídos, juegos y pasatiempos, información sobre las bibliotecas y sus actividades, documentación en cualquier soporte sobre las principales celebraciones anuales, etc.

30Chilias es una de las páginas Web más consultadas de nuestra Red y así en el año 2008 tuvo más de 6.000 visitas diarias

Actividades para adultos

31Programar las actividades para adultos es siempre más arriesgado, porque este público no siempre responde a las ofertas que desde las bibliotecas se están presentando. Para que una actividad tenga éxito hay que conocer bien al público de la biblioteca, sus intereses, sus horarios, la disponibilidad que puedan tener en un día determinado, así como saber buscar los resortes o complicidades que van a atraer a un público determinado. Y sobre todo ¡ que no falle la difusión!

32Algunos municipios de ciudades grandes (de más de 50.000 habitantes) suelen tener una amplia programación de actividades que suponen, a veces, una dedicación casi exclusiva para su gestión, ya sea por medio de personal especializado de la propia biblioteca o por el área de cultura del ayuntamiento. En municipios más pequeños, es la biblioteca con sus recursos, la que tiene que organizarlo todo, bajo la supervisión del técnico o responsable de cultura del ayuntamiento. En cualquier caso, programar actividades para adultos es una labor compleja, que requiere también de buenos contactos y presupuesto municipal. Además la biblioteca no es una entidad solitaria que programa a su aire, sino que debe tener en cuenta la programación de otras entidades o asociaciones (evitando duplicidades), las directrices y prioridades municipales, los eventos o efemérides del año, los temas que despiertan el interés de la población en un momento determinado…

33De las actividades dirigidas a adultos más usuales de las bibliotecas, cabe destacar: conferencias, charlas con escritores, narraciones o lecturas dramatizadas, recitales de poesía, pequeños conciertos, exposiciones, clubes de lectura, entre otras.

Una oferta para los municipios

34Para ayudar a las bibliotecas en la programación y realización de actividades, la Diputación de Barcelona creó el año 2004 un programa llamado Tot l’any lectura (Todo el año lectura) al que pueden adherirse todos los municipios que lo solicitan. Este programa ofrece un catálogo de más de 200 actividades de todo tipo, tanto del ámbito infantil como de adultos, en el que cada biblioteca puede escoger lo que más le interesa, teniendo en cuenta un baremo según el número de habitantes del municipio y la cantidad de actividades dirigidas a un público infantil o de adultos. En esta amplia oferta cultural se puede encontrar desde una conferencia de la bióloga que hizo la primera fecundación in Vitro de España, hasta un grupo de música celta que ofrecen un pequeño concierto. Y también talleres de escritura creativa, actividades y charlas para padres sobre los problemas de la educación de los niños, o rutas literarias que consisten en recorridos guiados por las calles donde transcurre alguna de las novelas leídas por los clubes de lectura.

35La gestión de este catálogo la realiza una empresa de servicios culturales y las actividades están subvencionadas parcialmente por la Diputación de Barcelona, que asume el 40% del coste de la actividad y la totalidad del coste de la gestión. Con ello las bibliotecas, además de un ahorro de tiempo y dinero, tienen a su alcance una amplísima gama de profesionales de cualquier especialidad (escritores, músicos, pedagogos, narradores, científicos) que en muchos casos tendrían dificultades para acceder a ellos. Y siempre a unos precios más ajustados, por tratarse de bibliotecas.

36En el año 2009 participan en este programa 71 municipios con 87 bibliotecas.

37En estos 5 años del programa Tot l’any lectura, 95.000 personas han participado en las 2.472 actividades programadas por las bibliotecas de la Red.

38La existencia de este programa no impide que las bibliotecas también programen por su cuenta otras actividades, ya sea con profesionales o voluntarios del propio municipio o de otras zonas, con el fin de completar la oferta cultural de la biblioteca.

El fenómeno de los Clubes de lectura

39En una época en que la información virtual parecía que tenía que acabar con la presencia de usuarios en las bibliotecas, nos encontramos que existe un público que está muy interesado en participar en actividades presenciales que suponen contacto humano, nuevas amistades, intercambio de ideas y opiniones. Justamente estos son los elementos base que han propiciado el éxito de los clubes de lectura, estos encuentros periódicos de persones que se reúnen para hablar de un libro y del cual quieren intercambiar opiniones, bajo la batuta de una persona experta que actúa de moderador o animador.

40La dinámica es sencilla: las bibliotecas proporcionan los ejemplares del título que se va a discutir y los lectores tienen un mes para leer aquella obra. El día concertado, los miembros del club exponen sus opiniones y en algunos casos se invita al autor o autora a participar en la reunión.

41En los clubes se leen todo tipo de novelas: de actualidad, clásicas, juveniles… También existen clubes de lecturas en inglés, alemán, italiano o sobre novela negra, sobre cómics, ciencia ficción o en lectura fácil, para aquellas personas que no dominan nuestra lengua. El fenómeno de los clubes de lectura ha puesto de manifiesto el papel social que sigue jugando la biblioteca pública y su capacidad de conexión. Una prueba de ello es que el año pasado se hicieron en Barcelona dos encuentros de Clubes de lectura: el primero de clubes de lectura fácil, con personas que tienen dificultades para leer, ya sea porque no conocen bien el idioma o porque no disponen de las capacidades lingüísticas adecuadas, por todo lo cual se les proporcionan textos adaptados para su mejor comprensión. El segundo encuentro, más masivo, fue para asistir a la representación de una obra de teatro, de una conocida autora catalana, Mercè Rodoreda, para lo cual se desplazaron a Barcelona más de 800 personas de diferentes municipios.

42En la actualidad, en la provincia de Barcelona, 152 bibliotecas acogen clubes de lectura i 7.300 personas participan en ellos. Cabe destacar también la preponderancia de mujeres en estos clubes.

43También existen algunos clubes de lectura virtuales entre los cuales cabe destacar el organizado por las bibliotecas de la ciudad de Barcelona y otro de la Generalitat, llamado Qué llegeixes? (Qué lees), que forma parte del Plan de Fomento de la Lectura de Cataluña, que tiene casi 7.000 usuarios que se intercambian recomendaciones de libros, opinan, participan en concursos y en definitiva, hablan de libros.

Fomentar la lectura por medio de los bibliobuses

44Las poblaciones de menos de 3.000 habitantes, según nuestra Ley de Bibliotecas, no están obligadas a tener biblioteca pública y en realidad tampoco podrían mantenerlas. Pero sus habitantes tienen igual derecho al acceso a la lectura y para ello disponemos de una red de bibliobuses que sirve a estos municipios. En Cataluña funcionan 11 bibliobuses, de los cuales 9 están en la provincia de Barcelona y dependen de la Diputación, que corre con todos sus gastos y se ocupa de su gestión.

45Los bibliobuses ofrecen los mismos servicios que una biblioteca pública, de forma que también se llevan a cabo diversas actividades. Cada año se organiza una campaña de fomento de la lectura dedicada a los niños de todos los municipios que sirven los bibliobuses (100 municipios). Las campañas parten de un tema sobre el que se programa un espectáculo, el cual va acompañado de materiales documentales para que puedan ser utilizados en las escuelas como centros de interés. Algunos de los temas tratados han sido el teatro, la música, la poesía, la magia o los payasos.

46Algunos bibliobuses también realizan una campaña similar dirigida a adultos: recitales de poesía, de música, narraciones son espectáculos llevados a cabo recientemente en los municipios.

El eterno tema de la evaluación

47Valorar las actividades realizadas, más allá del número de asistentes o de la cantidad de actividades realizadas es siempre difícil, porque estamos delante de unos valores difíciles de evaluar, ya sea porque no pueden desligarse del conjunto de servicios o porque son valores intangibles. ¿Cuántos libros más se han dejado en préstamo a partir de las acciones llevadas a cabo? ¿Ha aumentado el conocimiento de un tema y por tanto su búsqueda bibliográfica a partir de una conferencia, exposición o espectáculo? Estos valores cualitativos, son los más difíciles de medir pero sabemos algunas cosas:

  • las bibliotecas se consideran hoy, en nuestra sociedad, como uno de los equipamientos culturales mejor valorados por la ciudadanía y esto lo sabemos porque hemos realizado encuestas que así lo indican

  • los responsables de los ayuntamientos han entendido el poder de convocatoria de las bibliotecas y la calidad del servicio que estas ofrecen y están dispuestos a invertir esfuerzos humanos y económicos para dotar correctamente a las bibliotecas municipales. Una prueba de ello es que se están llevando a cabo planes de lectura de ciudad, con el fin de implicar el máximo de agentes sociales y educativos en el fomento de la lectura.

  • La percepción de los profesionales de las bibliotecas es que por fin las bibliotecas tienen su papel en el entramado cultural del municipio: el salir más allá de los muros de la propia biblioteca, en parte gracias a las actividades, programas y también por la presencia en el mundo virtual, nos hace mantener esta presencia tan importante para seguir ampliando nuestro público.

48Fomentar la lectura en un entorno tan cambiante como el actual, no es fácil. La llegada de nuevos públicos, la crisis económica, los cambios en los hábitos culturales, las demandas producidas por nuevas situaciones sociales (Ej.: actualmente estamos organizando cursos de formación para persona en paro), todo ello supone tener que replantearse continuamente nuestras políticas de fomento de la lectura e ir adaptando nuestra oferta y nuestros esfuerzos a las nuevas situaciones que se puedan producir.

Bibliographie

Bibliografía:

ANUARI Xarxa de Biblioteques Municipals de la Diputació de Barcelona 2001-2006. Barcelona: Diputació de Barcelona, 2009

BUNDÓ NIN, M.; GABARRÓ PARERA, M. – La Biblioteca escolar i la Biblioteca pública: idees per a la col. laboració. Barcelona: Generalitat de Catalunya, 2008

CATÀLEG d’experiències per al foment de la lectura a les biblioteques de la Xarxa. Barcelona. Diputació de Barcelona, 2001

MONTSERRAT, C.; VENTURA, N. – Los bibliobuses: la respuesta bibliotecaria a los municipios rurales. Barcelona: Diputación de Barcelona, 2004

Webs:

Red de Bibliotecas Municipales de la Diputación de Barcelona www. diba. cat / biblioteques
Web infantil
Chilias: http://chilias.diba.cat

Bibliotecas de la ciudad de Barcelona y Club de Lectura virtual: www. bcn. cat/biblioteques Bibliotecas de la Generalitat de Catalunya www. gencat. cat/biblioteques

La lectura font de plaer i de coneixement (Banco de recursos). www. xtec. cat/sgfp/crp/recursos/banc/lectura/index. Htm

Plan de Fomento de la Lectura 2008-2011. Generalitat de Catalunya. www. gencat. cat/portal/site/culturaDepartament

Programa Què llegeixes? www. quellegeixes. cat

Auteur

Jefe de Servicios Bibliotecarios. Gerencia de Servicios de Bibliotecas. Diputación de Barcelona.

© Publicações do Cidehus, 2010

Conditions d’utilisation : http://www.openedition.org/6540

Acheter

Volume papier

amazon.fr