Version classiqueVersion mobile

Juvenes - The Middle Ages seen by Young Researchers

 | 
André Filipe Oliveira da Silva
, 
André Madruga Coelho
, 
José Simões
, 
et al.

De la antigüedad tardía al mundo árabe

El paisaje urbano y rural de la Vega de Granada entre los siglos VIII-X

Juan José Sánchez Carrasco

Résumé

La Vega de Granada es un espacio agrícola privilegiado que durante toda la Edad Media experimentó grandes transformaciones paisajísticas. Los árabes tras su llegada a la Península Ibérica, se encuentran un espacio antropizado por los romanos y se asientan tanto en el ámbito rural como en la ciudad de Ilíberis. Encontramos evidencias de las primeras alquerías de la zona durante la mitad del siglo VIII, las cuales fueron construidas por árabes y beréberes. Además, una importante ciudad que fue la capital de la provincia es fundada a finales de la mencionada centuria. Sin embargo, sabemos poco de la convivencia entre los musulmanes y los hispano-visigodos.

Texte intégral

Introducción

1El presente ensayo propone un estudio diacrónico sobre la evolución del poblamiento urbano y rural en un espacio geográfico concreto: la comarca conocida como Vega de Granada. La horquilla cronológica que estudiamos abarca los siglos VIII-X. La estructura del texto recoge los antecedentes históricos de la región, el desarrollo del poblamiento que se desarrolla a la par que acontecimientos políticos relevantes y la creación de Medina Elvira. Además, se ha prestado atención a lo que sabemos de la convivencia entre cristianos, judíos y musulmanes. Para el estudio hemos empleado distintos tipos de fuentes: textos árabes, bibliografía específica sobre los diversos procesos históricos que ocurren en la zona en el periodo analizado y resultados de labores arqueológicas.

2A modo de resumen histórico y para comprender el paisaje del siglo VIII debemos introducir brevemente los principales cambios que se dan en la zona por la presencia romana. En la comarca encontramos soldados itálicos desde finales del siglo III a.C. en el contexto de la Segunda Guerra Púnica. No obstante, los cambios más importantes a nivel paisajístico se apreciarán en la Tardoantigüedad. La concepción del espacio agrícola en época romana orbitaba en torno a la relación entre el ager y la civitas. Para los romanos el ager es la oposición y el complemento de la civitas, siendo los asentamientos del ager dependientes de la administración urbana y responsables del abastecimiento de la ciudad. Durante la crisis del Bajo Imperio, esto va a cambiar ya que el ager va a tener una capacidad autónoma que lo va a liberar de su relación con la ciudad. Es en este momento cuando las oligarquías urbanas se van a sus villae. Cédulas autónomas que servían como motor de una gran extensión de terreno (latifundia).

  • 1 BROGIOLO, Gian Pietro, CHAVARRÍA ARNAU, Alexandra (2008) - «El final de las villas y las transforma (...)
  • 2 SALVADOR VENTURA, Francisco José (1988) - El poblamiento en la provincia de Granada durante los sig (...)
  • 3 ORFILA PONS, Margarita, MAESO TAVIRO, Carlos, SÁNCHEZ LÓPEZ, Elena y MORENO PÉREZ, Santiago (2011-2 (...)
  • 4 MARÍN DÍAZ, Purificación (2014-2015) - Qualis villa, talis vita. El mosaico romano como fuente docu (...)

3Estas villae van a concentrar las actividades agrícolas desde el siglo III y van a ir concentrando población, y siendo transformadas en función intereses de los propietarios, construyéndose edificios para almacenar y manufacturar los excedentes. Algunas villae desaparecen desde el siglo V, no obstante, y en menor su menor medida, algunas siguen pobladas hasta el siglo VII. Aunque con una función más de poblados1. La villa solía contar con grandes extensiones de terreno en los que se daba cierta diversidad agrícola, estando la zona más cercana destinada a cultivos hortícolas de los que se pasaba a una gran extensión en la que se practicaba la agricultura de secano extensiva, donde se sembraban vides, cereales y olivos. Finalmente, en las zonas periféricas se daba un aprovechamiento de bosques, pastos y baldíos2. Estas estaban dotadas de infraestructuras para transformar los productos agrícolas que se producían en el territorio que por ellas era gestionado. De esta forma es frecuente encontrar prensas de vino y de aceite o hornos en los yacimientos que han sido excavados, sobre todo desde los años 80 de la pasada centuria3. Entre los cambios que sufren estos centros productivos, sobre todo aquellos que estuvieron en uso hasta el siglo VI, encontramos como las zonas lúdicas se fueron abandonando y sus materiales se reutilizan, pudiendo decirse que estas fincas se «ruralizan». En varias excavaciones arqueológicas se han encontrado zonas industriales donde antiguas columnas de mármol eran quemadas para hacer cal, o huesos de animales en otrora ricos patios con decoración musiva4.

  • 5 WICKHAM, Chris (2002) - «Asentamientos rurales en el Mediterráneo occidental en la Alta Edad Media» (...)
  • 6 SALVADOR VENTURA, Francisco José (1988) - El poblamiento en la provincia de Granada durante los sig (...)

4Lo anteriormente expuesto nos indica que, con el transcurso de los siglos, la doble funcionalidad de estas villae: vivienda de elites y centros productivos, fue cambiando en detrimento de la función lúdica y dando lugar núcleos rurales autosuficientes. Respecto a la población de la región, fue viéndose atraída por estos núcleos, una gran parte de los habitantes de la zona residía en ellos hasta el siglo VI, momento en que una gran parte de estas villae se abandonan al igual que ocurre en todo el Mediterráneo occidental5. A la par que estas villae existieron otros asentamientos rurales, pequeñas aldeas de campesinos denominadas vici, en las cuales se practicaría una agricultura de subsistencia y que poco a poco fueron cayendo en las redes de dependencia personales con los poseedores de los latifundia6.

  • 7 ADROHER AUROUX, Andrés María (2014) - Granada antes de Granada: origen, desarrollo y romanización e (...)

5En ámbito urbano la crisis del Bajo Imperio va a afectar a las ciudades, las elites hispanorromanas se van a vivir a sus villae, abandonando las ciudades que empiezan a perder importancia. En la comarca existía la importante ciudad de Ilíberis. Su origen es íbero y tuvo su apogeo cómo oppidum entre los siglos VI y V. a.C7. Sufrió una nueva configuración como ciudad durante el periodo romano y estaba ubicada en un lugar elevado estratégico, bajo el actual barrio granadino del Albaicín, concretamente en la zona de la Alcazaba. Esta ciudad cuenta con la particularidad de que no sufrió una crisis tan aguda como otras urbes y mantuvo una importante dinámica de vida urbana hasta el siglo VII. En el siglo IV en Ilíberis se celebró el primer concilio cristiano peninsular, al que acudieron obispos de todas las diócesis hispánicas.

  • 8 ADROHER AUROUX, Andrés María (2001) – Excavaciones Arqueológicas en el Albaicín (Granada). I. El Ca (...)
  • 9 LAFUENTE ALCÁNTARA, Emilio (ed.) (1867) - Ajbār Machmuâ. Crónica anónima del siglo XI. Traducción y (...)

6Con la llegada de los visigodos la zona quedó encuadrada en la región administrativa de la Baetica, heredera del mundo romano. La población de la comarca estaba compuesta mayoritariamente por hispanorromanos, ya que ninguno de los pueblos germanos que llegaron a la península, ni los bizantinos que ocuparon la costa se asentaron directamente en la región. De esta forma, la zona quedó como un área fronteriza entre godos que dejaron un contingente con funciones administrativas y militares, y los bizantinos. Si bien es cierto que la presencia visigoda afectó a la ciudad de Ilíberis ya que estos se asientan en un nuevo núcleo llamado Castilia, en la ladera sur de Sierra Elvira a unos 10 kilómetros de la ciudad. Este nuevo poblamiento de carácter militar poblado por los visigodos que no quisieron convivir en el mismo espacio con los judíos e hispanorromanos de la región afectó a la capitalidad de la comarca, ya que pudieron de alguna forma emplear o trasladar el nombre del municipium de la antigua ciudad del Ilíberis a su nuevo asentamiento8. Sabemos que en la región también debió de habitar una comunidad hebrea de cierta entidad, sobre todo a raíz de la conquista árabe, ya que en las fuentes musulmanas aparece indicada la buena acogida que lo dieron los judíos a los árabes, sobre todo por la radicalización de las leyes contra los semitas por parte de algunos reyes visigodos, especialmente los edictos promulgados durante el reinado de Sisebuto9.

La llegada de los musulmanes a la Península Ibérica, su asentamiento en ámbito rural y la evolución del paisaje hasta el siglo X

  • 10 LAFUENTE ALCÁNTARA, Emilio (ed.) (1867) - Ajbār Machmuâ. Crónica anónima del siglo XI. Traducción y (...)

7La presencia islámica en la comarca se da desde el año 711. La zona se rinde sin oposición y como vemos en las fuentes árabes, la ciudad fue entregada por la comunidad hebrea que veía con buenos ojos la llegada de los musulmanes: «sitiaron y tomaron su capital, y encontraron en ella muchos judíos. Cuando tal les acontecía en una comarca reunían todos los judíos de la capital»10. Los judíos al igual que los mozárabes quedarían en calidad de dhimmis, pero al contrario que la comunidad cristiana en territorio andalusí, la cual fue disminuyendo progresivamente. La comunidad israelita se mantendrá en la región hasta la conquista del Reino Nazarí por parte de la Corona de Castilla a finales del siglo XV.

  • 11 DE FELIPE, Helena (1977) – Identidad onomástica de los beréberes en de al-Andalus. Madrid: CSIC, pp (...)
  • 12 IBN AL-QUTIYYA (1868) - ta’rif iftitah al-Andalus. Traducción y edición de Julián Ribera. Madrid: I (...)

8En cuanto a los primeros núcleos rurales musulmanes que aparecen en la zona, se dan debido al establecimiento de árabes y beréberes que van a fundar alquerías en la comarca desde prácticamente su llegada a la Península Ibérica. Un ejemplo de ello lo tenemos con los Banū Gassan o los Banū Abi Zamanīn11. No obstante, su asentamiento analizado desde una perspectiva jurídica es complejo, por no decir ilícito y se da aprovechando que los valíes estaban en territorios ultrapirenaicos combatiendo contra los francos, y las numerosas revueltas y disturbios que acaecieron en al-Andalus durante la primera mitad del s. VIII. El acto de posesión de la tierra se efectuó de diversas maneras. En primer lugar, por derecho de conquista, este tipo de tierras se denominan fay’, pertenecen a la comunidad islámica y no está permitida la privatización de las mismas. Algunos autores árabes como al-Rāzī, escriben que al-Andalus había sido conquistado por la fuerza de las armas y los califas habían aceptado las posesiones a los conquistadores. Esto no fue del todo así, por lo que posiblemente sea una forma de legitimar tierras expropiadas de forma ilícita. En segundo lugar y siendo el caso que corresponde a la mayor parte del territorio, la población nativa realizó pactos de índole privada con los dirigentes islámicos. Estas tierras permanecen en manos de sus propietarios que deben pagar un impuesto denominado jaraŷ. No obstante, algunas de las propiedades que quedan en propiedad de elites hispanogodas van a ser cedidas por los mismos a distintos grupos musulmanes. Un ejemplo de ello lo tenemos con Artobás, hijo del rey visigodo Vitiza que al pactar con Mūsā conservó un inmenso patrimonio, en parte del cual asentó a grupos árabes y beréberes, posiblemente con la intención de ejercer poder, influencia y crear redes clientelares12.

  • 13 MANZANO MORENO, Eduardo (2006) - Conquistadores, Emires y Califas. Barcelona: Crítica, pp. 44-49.
  • 14 LÓPEZ PEREIRA, José Eduardo (ed.) (1980) - Crónica Mozárabe de 754. José Eduardo López Pereira (ed. (...)
  • 15 CARVAJAL LÓPEZ, José Cristóbal (2007) - El poblamiento altomedieval en la Vega de Granada a través (...)

9La otra forma de obtener tierras era por parte de los enlaces matrimoniales entre mujeres indígenas y musulmanes. Lo que parece que se llevó a cabo con bastante normalidad entre las elites de ambos grupos étnicos. Estas uniones conllevaba a la integración de las esposas en las estructuras de parentesco patrilineal propia de los árabes, así como las propiedades de las que estas mujeres eran herederas13. Otra forma de apropiarse de bienes inmuebles se dio mediante la usurpación, de la cual hay indicios en las fuentes árabes, como por ejemplo durante el mandado del gobernador Yahyà ibn Salāma al-Kalbī (726-728) que: «Llevado por su naturaleza severa y su duro carácter, persiguió a los moros y sarracenos de Hispania por lo que se habían apropiado en tiempo de paz y devolvió muchas cosas a los cristianos»14. Pese a como vemos, algunos gobernadores intentaron controlar esta situación, los califas, por la distancia entre Damasco y al-Andalus, a lo que debemos sumar la inestabilidad que se dio en territorio andalusí, no tuvieron más remedio que aceptar estas ocupaciones de tierras de forma ilegal, sobre todo con el fin de evitar las continuas sublevaciones15.

  • 16 PENELAS MELÉNDEZ, Mayte (2002) - La conquista de al-Andalus (Fath al-Andalus). Traducción y edición (...)
  • 17 PENELAS MELÉNDEZ, Mayte (2002) - La conquista de al-Andalus (Fath al-Andalus). Traducción y edición (...)
  • 18 PENELAS MELÉNDEZ, Mayte (2002) - La conquista de al-Andalus (Fath al-Andalus). Traducción y edición (...)

10Hubo dos grupos islámicos diferenciados por la fecha de su llegada a al-Andalus: Los baladíes que fueron los musulmanes que se asientan en la Península Ibérica durante las dos primeras décadas después de la conquista y los ŷund-s, que eran soldados sirios que habían sido derrotados por los beréberes en la rebelión generalizada que se dio en el norte de África en el año 740. En el año 741 estos ŷund-s llegan a Al-Andalus y empiezan a instalarse por el territorio peninsular16. La Llegada e instalación de los ŷund-s causó revueltas sociales por toda la Península Ibérica y el conflicto armado entre ambos grupos, siendo los sirios los vencedores de las batallas que se libraron. Lo que ocasionó que el gobernador de Ifrīqiya enviase a Abū-l-Ḫaṭṭār al-Ḥusām ibn Ḍirār al-Kalbī en el año 74317. La principal misión del nuevo gobernador de al-Andalus fue poner paz entre los dos grupos. Su primera acción fue alejar a los ŷund-s de Córdoba, instalándolos en ambiro rural junto a los árabes baladíes. Para evitar más enfrentamientos separó los ŷund-s en función de su origen y los distribuyó por el sur de al-Andalus. En la comarca de Granada se establecieron los árabes oriundos de Damasco, lo cual es de capital importancia para comprender la distribución de los primeros asentamientos árabes en la región, tal y como veremos más adelante. También les concedió a los ŷund-s la tercera parte de los tributarios cristianos y judíos de las regiones donde habían sido realojados. Lo que hay que entenderlo como que parte de las rentas de los habitantes nativos de estas zonas irían para los sirios. A los baladíes se les restauró los bienes que les habían arrebatado. No obstante, lejos de traer la paz, estos repartimientos causaron nuevos enfrentamientos étnicos ya que el valí favoreció a los yemeníes en los repartos. Lo que ocasionó que los árabes qaysíes se sublevasen18. Aunque ya visto los acontecimientos históricos de especial relevancia para la zona ámbito de estudio, procedemos a ver el origen y estructura de los asentamientos que surgen en la Vega de Granada.

  • 19 JIMÉNEZ MATA, María del Carmen (1987) - La Granada islámica: contribución a su estudio geográfico-p (...)
  • 20 TRILLO SAN JOSÉ, Carmen (2004) - Agua, tierra y hombres en el Al-Andalus. La dimensión agrícola del (...)

11De las primeras alquerías árabes que se fundan en la comarca granadina, solo conocemos aquellas que aparecen en las fuentes árabes, debido a que en ellas acontecen episodios relevantes para la historia de al-Andalus. No obstante, a tenor de su ubicación y del registro arqueológico que se ha documentado casi todas tienen elementos comunes. La mayor parte de estas primeras aldeas musulmanas se crean sobre un paisaje que había sido previamente antropizado y explotado agrícolamente. Es más, estas alquerías surgen en zonas donde habían existido numerosas villae tardoantiguas. En estas fechas casi todas las villae se habían abandonado, sin embargo, sin duda debieron convivir con poblados de origen anterior, procedentes de estas villae, fundi o pagi. Si prestamos atención a los topónimos varias de estas primeras alquerías, son de origen latino, pudiendo poner como ejemplo: Caparacena, Frontil o Armilla19. La forma en la que se dio el propio asentamiento según los patrones gentilicios propios de la sociedad árabe, ocasionó que el territorio quedara estructurado por entidades familiares fuertemente enraizadas20.

  • 21 JIMÉNEZ MATA, María del Carmen (1987) - La Granada islámica: contribución a su estudio geográfico-p (...)
  • 22 CARVAJAL LÓPEZ, José Cristóbal (2007) - El poblamiento altomedieval en la Vega de Granada a través (...)

12La explicación que podemos dar a que los lugares elegidos para estos asentamientos coincidan con áreas con una larga ocupación humana, estando la mayor parte de las primeras alquerías conocidas en la zona sur de la Vega de Granada. Es el aprovechamiento del terreno previamente antropizado, con unas áreas de cultivo ya definidas y con la presencia de villae, muchas de ellas abandonadas y sobre las que se erigieron los poblamientos musulmanes, usándose en ocasiones los materiales de las mismas para la edificación de las alquerías. Otro fenómeno que podemos ver durante la primera mitad del siglo VIII es que estas aldeas musulmanas tienen barrios separados por patrones gentilicios o la existencia de dos alquerías con el mismo topónimo que están ubicadas en un espacio muy próximo. Entre las aldeas árabes con estas características encontramos Armilla, ubicada al sur de la ciudad de Granada y que actualmente es un municipio granadino. Esta zona contaba con varias villae tardoantiguas y aquí desde fechas muy tempranas del siglo VIII aparece poblamiento islámico. Esta alquería estaba formada por dos núcleos: Armillat al-Kubra y Armillat al-Sugra, cuyo significado es la Grande y la Chica. Lo que nos indica las dimensiones y jerarquización de ambos poblamientos21. Esta alquería la conocemos gracias a que en ella Al-Fihrī, ultimo gobernador de al-Andalus se rinde ante Abd al-Raḥmān en el año 75622. El pasaje viene así referido en el Ajbār Machmuâ:

  • 23 LAFUENTE ALCÁNTARA, Emilio (ed.) (1867) - Ajbār Machmuâ. Crónica anónima del siglo XI. Traducción y (...)

«hasta llegar [Abderramán] á una de las alquerías de la vega de Elvira, llamada Armilla. Hubo mensajes de una y otra parte, y Yócuf y As-Somaii propusiéronle que le reconocerían si les aseguraba sus bienes y casas, y concedía un perdón general»23.

  • 24 MALPICA CUELLO, ANTONIO (2013) - Madinat Ilbira y Madinat Garnata. Andalucía en la Historia, Sevill (...)
  • 25 JIMÉNEZ MATA, María del Carmen (1987) - La Granada islámica: contribución a su estudio geográfico-p (...)

13Como podemos apreciar, habla de alquerías en plural, aunque desgraciadamente, no conocemos el nombre de todos los poblamientos que existían en la zona. Sin embargo, sí sabemos de la existencia de otras aldeas como Yéjar o Tígnar. Yéjar estaba ubicada también al sur de la actual ciudad de Granada, en el entorno del municipio de La Zubia. Nuevamente vemos un asentamiento islámico temprano en una zona con abundantes yacimientos tardoantiguos y al igual que Armilla, el núcleo estaba formado por dos entidades: la alquería poblada por los baladíes y la poblada por los ŷund-s, lo cual nos indica que uno de los núcleos es un poco más antiguo que el otro24. Esto responde a la instalación por grupos gentilicios y a la segmentación social que se da a raíz de la llegada de los sirios, que como vemos se asientan en el mismo espacio que los árabes que habían llegado en la segunda década del siglo VIII, con los que cohabitan, pero sin convivir. Finalmente tenemos la alquería de Tígnar que junto a los dos Yéjar y Armilla, es otro de los primeros asentamientos árabes de los que se tiene constancia en la Vega de Granada. Fue un núcleo fundado por los baladíes, en este caso al noroeste de la ciudad de Granada, cerca de Castilia, guarnición visigoda y actualmente bajo el municipio de Albolote25.

  • 26 MALPICA CUELLO, Antonio (2006) - El paisaje rural medieval en la Vega de Granada y la ciudad de Ilb (...)
  • 27 MALPICA CUELLO, Antonio (2012-2013) - Formación y desarrollo del agroecosistema irrigado en al-Anda (...)
  • 28 CARVAJAL LÓPEZ, José Cristóbal (2007) - El poblamiento altomedieval en la Vega de Granada a través (...)
  • 29 MALPICA CUELLO, ANTONIO (2013) - Madinat Ilbira y Madinat Garnata. Andalucía en la Historia, Sevill (...)

14Estos poblamientos se integran en la nueva estructura territorial que se fue gestando bajo la hegemonía de los omeyas, siendo Córdoba la capital administrativa del emirato andalusí26. Los árabes se adaptaron a su entorno y lo trasforman paulatinamente, van introduciendo a lo largo de la Alta Edad Media cultivos que no eran autóctonos y desarrollando métodos de riego orientales. Sin embargo, no abandonaron los cultivos de secano que ya se venían dando en la zona desde siglos atrás, por ello, podemos decir que, en la Vega, se dio una hibridación entre dos tipos de agricultura, la mediterránea tradicional y la importada por los árabes desde oriente27. Este es uno de los primeros cambios que se registran en la zona a nivel social, ya que la sociedad tardoantigua del sur de la península poco o nada tenía que ver con las formas de organización de la sociedad islámica. En el marco rural, las relaciones entre el Estado y los campesinos son opuestas. Los baladíes imponen sus pautas de organización en los procesos de trabajo. Para ello aportan su conocimiento de los medios de producción que gradualmente va transformando el entorno que les rodea ya que su forma de extracción del excedente tiene unas características específicas28. De esta forma vemos que a finales del siglo VIII los poblamientos islámicos de la región ya contaban con pequeños espacios irrigados para el cultivo de regadío29.

  • 30 GARCÍA SANJUÁN, Alejandro (2006) - «El concepto tributario y la caracterización de la sociedad anda (...)
  • 31 GUICHARD, Pierre (2001) - Al-Andalus frente a la conquista cristiana. Madrid: Biblioteca Nueva, Uni (...)
  • 32 JIMÉNEZ PUERTAS, Miguel (2002) - El poblamiento del territorio de Loja en la edad media. Granada: U (...)
  • 33 MALPICA CUELLO, Antonio (1996) - Poblamiento y Castillos en Granada. Barcelona: El Legado Andalusí- (...)

15La forma de organización de estos poblamientos ha sido debatida ampliamente por la historiografía sobre al-Andalus desde los años 70 del pasado siglo30. Nosotros nos inclinamos por la teoría sobre la estructura y organización tribal del mundo agrario andalusí, el cual estaría formado por comunidades campesinas con capacidad de autogestionar su territorio, estas aldeas o alquerías (qurà plural, qarya en singular) estarían articuladas en torno a una fortaleza gestionada por el Estado, la cual era el centro de extracción del tributo y donde se refugiarían los campesinos en caso de necesidad31. En torno a estos primeros asentamientos aparecen algunos linajes que apoyan a Abderramán I desde su llegada a la Península Ibérica. Los cuales van a estar muy presentes en el mismo territorio hasta la guerra civil o fitna que acaeció en al-Andalus a finales del siglo IX y cuyo resultado fue la creación del califato. Podemos poner como ejemplo la figura de Abd Allāh ibn Ḥālid, un importante líder árabe que se había asentado en la alquería de al-Funtayn (Frontil), cerca de la ciudad de Loja, en el extremo más occidental de la Vega de Granada. Parece que esta propiedad agrícola había sido donada por Artobás, el hijo del rey visigodo Vitiza, el cual donó a caudillos árabes tierras y aldeas para que se asentasen32. Abd Allāh ibn Ḥālid fue el fundador de los Banū Ḥālid que mantuvieron fueres vínculos con el territorio en el que se habían asentado desde el siglo VIII. Muchos de los miembros de esta familia estuvieron vinculados a la corte emiral, aunque durante la guerra civil que culminó con la proclamación del califato en el siglo IX, el castillo o ḥiṣn los que los Banū Ḥālid habían construido en al-Funtayn, fue atacado por las tropas omeyas. El motivo fue que esta dinastía se habían sublevado contra el estado cordobés tal y como nos cuenta Ibn Ḥayyān en su obra al-Muqtabis33.

  • 34 JIMÉNEZ PUERTAS, Miguel (2002) - El poblamiento del territorio de Loja en la edad media. Granada: U (...)

16Encontramos paralelismos entre las transformaciones que se están dando en las alquerías mencionadas anteriormente y el asentamiento de los Banū Ḥālid, el cual se encontraba a unos 45 kilómetros al oeste de los núcleos rurales que surgen cerca de la actual ciudad de Granada. En el Frontil desde el siglo VIII los Banū Ḥālid empiezan a construir infraestructuras hidráulicas, después de la fitna del siglo IX, esta dinastía se va a asentar en la ciudad de Loja, donde también van a influir en el desarrollo de la huerta de esta medina34. Vemos entonces que tanto la estructura económica de Frontil como la de Loja, corresponden a un proceso de formación propio de la concepción del espacio agrícola musulmán. Estas innovaciones agrícolas se van gestando por las comunidades rurales, la mayor parte de ellas anónimas, pero que actúan de la misma forma que los Banū Ḥālid, artífices de la transformación del territorio en el que estaban asentados.

  • 35 CARVAJAL LÓPEZ, José Cristóbal (2007) - El poblamiento altomedieval en la Vega de Granada a través (...)

17Paralelamente, el estado cordobés controlaba estos territorios desde las medinas, siendo los líderes de los clanes influyentes los que tercian entre el Estado y las comunidades rurales. Esta tipa de administración va a durar hasta la fitna de al-Andalus, con el afianzamiento del califato de Córdoba los funcionarios enviados desde Córdoba, van a ser los encargados de que cobrar los impuestos y controlar política y militarmente las distintas provincias. Estos funcionarios son los nuevos actores políticos que aparecen en los territorios que venían gestándose desde el s. VIII y responden a un proceso de consolidación del Estado Islámico35.

El mundo urbano en la Vega de Granada entre el siglo VIII y el siglo X. Medina Elvira y Garnāṭa

  • 36 SÁNCHEZ MARTÍNEZ, Manuel (1975-1976) - La cora de Ilbira (Granada y Almería) en los siglos X y XI, (...)

18Tras la instauración del poder omeya en Córdoba, el emirato andalusí es dividido en provincias llamadas koras. Estos distritos tenían una finalidad militar, administrativa y fiscal. La zona ámbito de estudio pertenecía a la kora de Elvira, con capital en la ciudad de Elvira de la que hablaremos a continuación. Sobre la organización interna del distrito contamos con la descripción de Al-'Uḏrī, el cual nos cuenta que a su vez estaban divididas en circunscipciones más pequeñas, estos distritos eran denominados aŷzā (plural ŷuz’). En la kora de Elvira encontramos tres ŷuz’; Lawša (Loja), Turruš (Torrox) y Saŷna (Cesna). Otro tipo de división que aparece en el mismo espacio geográfico a la par que los aŷzā son los iqlīm. El citado geógrafo almeriense nombra el iqlīm (clima) de al-Tāŷara (Tájara), el cual incluye tres nucleos; Tāŷarat al-Ŷabal, Tāŷarat al-Wādī y Tāŷarat al-Laŷam36. Para explicar la diferencia estructural y juridica entre los climas y los distritos dentro de una kora, podemos recurrir a la clásica teoria de Hussein Monés:

  • 37 MONÉS, Hussein (1957) - La división político-administrativa en la España musulmana. Revista del Ins (...)

«el territorio de la kūrao de la ciudad-provincia, se divide en iqlīm/s, que comprenden los sectores cultivados donde abundan las aldeas, y los ŷuz’/s, sectores de pastos para el ganado. Eran tierras comunales, exentas de impuestos […] Los ŷuz’/s estaban en su mayor parte atribuidos a ciudades (Talavera, al-Ŷazira, al-Bayda, Murviedro, etc.) o a tribus (Masmuda, Banu Gatil)»37.

  • 38 CRESSIER, Patrice (1984) - Le chateau et la división territoriale dans l’Alpujarra médiévale: du ḥi (...)
  • 39 JIMÉNEZ PUERTAS, Miguel (2002) - El poblamiento del territorio de Loja en la edad media. Granada: U (...)

19Sin embargo, el arqueólogo Patrice Cressier en su estudio sobre La Alpujarra rebatió esta definición. Su teoría es que cada ŷuz’ está formado por un grupo de alquerías que ocupan una zona geográfica homogénea, cuya economía está basada en la agricultura de regadío, y no están asociados a tribus en mayor medida que los climas. El otro elemento característico de este tipo de población es el castillo (ḥiṣn) que constituye el elemento central del ŷuz’, lugar de refugio temporal para los habitantes de las alquerías del distrito en caso de necesidad, pero también donde está representado el poder del emir o del califa38. Jiménez Puertas considera que la distinción entre clima y ŷuz’ no era económica ni fiscal, sino político-militar39. De esta forma, cada kora quedaría al mando de un gobernador designado por el emir, siendo éste el que a su vez nombraría a los alcaides, cuya labor era la gestión del entorno rural y percibían los impuestos que eran enviados a Córdoba.

  • 40 ROMÁN PUNZÓN, Julio M. (2002-2003) - Jarritos funerarios en las necrópolis rurales tardoantiguas en (...)

20La formación de la ciudad árabe que dio nombre a la kora, parece responder a un proceso de evolución del poblamiento árabe de la región, estos asentamientos de los que hemos hablado y de los que aún se tienen dudas sobre si se fundan ex novo o sobre asentamientos preexistentes, empiezan a cambiar el paisaje el siglo VIII. Sin embargo, no podemos precisar con claridad cómo fue el proceso exacto mediante el cual se constituyó esta ciudad. Nuevamente las fuentes son parcas al respecto y la arqueología no ha respondido a todos los interrogantes que aún existen sobre la cuestión, ya que no se han documentado restos árabes anteriores al siglo IX, pese a que las fuentes inciden en la presencia de los árabes en la medina desde principios del siglo VIII. No cabe duda que en el entorno donde a mediados del siglo IX estaba ya consolidada Medina Elvira, existió poblamiento preislámico. En este lugar estaba el núcleo de Castilia, habitado por indígenas y cerca de donde se consolidó la ciudad árabe. Julio Román opina que en función de una necrópolis tardoantigua, sobre la que hablaremos más adelante y que se asocia al núcleo de Castilia, la posibilidad de cierta continuidad poblacional entre el poblamiento tardoantiguo y la medina islámica40.

  • 41 MALPICA CUELLO, Antonio (2006) - El paisaje rural medieval en la Vega de Granada y la ciudad de Ilb (...)
  • 42 MALPICA CUELLO, Antonio (2006) - El paisaje rural medieval en la Vega de Granada y la ciudad de Ilb (...)
  • 43 MARTÍNEZ ENAMORADO, Virgilio (2003) - Al-Andalus desde la periferia. La formación de una sociedad m (...)
  • 44 TERÉS, Elías (1957) - Linajes Árabes en Al-Andalus según la Yamhara de Ibn Hazm. Al-Andalus revista (...)
  • 45 MARTÍNEZ ENAMORADO, Virgilio (2003) - Al-Andalus desde la periferia. La formación de una sociedad m (...)
  • 46 MARTÍNEZ ENAMORADO, Virgilio (2003) - Al-Andalus desde la periferia. La formación de una sociedad m (...)

21El arqueólogo Antonio Malpica es la persona que más ha estudiado el yacimiento de Medina Elvira y arroja dos posibles hipótesis para explicar la fundación de la ciudad: en primer lugar que el núcleo urbano se formase mediante la homogeneización de las alquerías rurales que aparecen por la zona41. La otra posibilidad que baraja el mencionado autor es que la ciudad se crease de cero, mediante la asignación de espacios a los distintos grupos que allí se asentaron42. Sin embargo, la hipótesis que más peso tiene en la actualidad es la primera gracias a una traducción de Ibn al-Jaṭīb realizada por Virgilio Martínez Enamorado, en la cual hace referencia a Elvira y que coincide con la hipótesis de Antonio Malpica. La traducción mencionada, es una reseña biográfica de un personaje llamado Abd al-Māyid ibn Mūsā ibn Afān al-Balawī al-Ilbirī que murió en el año 823-82443. Por su nisba podemos extraer dos conclusiones, la primera la de su filiación tribal, los Balawī (Baliyy), una tribu de origen yemení, descendientes de Zuḥayr ibn Kays al-Balawī, compañero del profeta que en compañía de ʿUqba ibn Nāfiʿ, famoso conquistador del Magreb había participado en las campañas del norte de África durante el gobierno de Mu'āwīyah44.La segunda es que también incluye el gentilicio al-Ilbirī, lo que nos indica la existencia de un núcleo que podemos entender como urbano ya en el primer cuarto del siglo IX. Ibn al-Jaṭīb sobre el citado personaje nos dice que su abuelo (del cual no tenemos el nombre), se asentó en la alquería de Afiluh que es conocida como la alquería de Castilia, capital de Ilbīra y su barrio (hara) es conocido hoy por el barrio de Balawī (hārat Balawī)45. Gracias a esta biografía vemos que desde la llegada del abuelo de Abd al-Māyid a al-Andalus, el cual debió ser uno de los primeros árabes que se instalaron en la zona en la primera mitad del siglo VIII (sin saber si era baladí o miembro del yund de Damasco), y la muerte de su nieto, el antiguo asentamiento con denominación tribal gentilicia, que es tildado de alquería, se ha integrado como barrio en un entramado urbano consolidado que ya es denominado ciudad46.

  • 47 MALPICA CUELLO, ANTONIO (2013) - Madinat Ilbira y Madinat Garnata. Andalucía en la Historia, Sevill (...)
  • 48 FIERRO BELLO, Maribel y MARÍN NIÑO, Manuela (1998) - «La islamización de las ciudades andalusíes a (...)

22El proceso de consolidación de la capital de la kora coincide con otros datos que tenemos sobre la madīna, por ejemplo, la construcción de una muralla o la ampliación que se hace de la mezquita durante el gobierno de Muḥammad I (852-886), lo que acaeció durante el aumento de población musulmana en las ciudades, que a su vez nos indica los avances en el proceso de islamización en al-Andalus47. A finales del gobierno de Muḥammad I se dio la fitna de al-Andalus; en este periodo del siglo IX en el que parece que Ilbīra era ya considerada una madīna, encontramos alguna noticia interesante nuevamente en fuentes biográficas. En esta ocasión sobre los cadíes y ulemas de la cora de Elvira. Por ejemplo, sabemos que el cargo de cadí era ejercido por miembros del yund de Damasco, que seguían teniendo mucha influencia en la kora. Está también constatado que cuando Abd al-Raḥmān III salió triunfante de la fitna y se fundó el califato, fue un cadí de este mismo yund el que prestó fidelidad al nuevo califa en nombre de todos los habitantes de la kora48.

23La otra entidad urbana que hay en la región conocida como la Vega de Granada durante la Edad Media es Garnāṭa, sobre la que se encuentra la actual ciudad de Granada. No obstante, este núcleo arroja aún bastantes interrogantes ya que la fundación oficial del mismo como medina se hace en el siglo XI tras la descomposición del Califato y la creación de las taifas. Sin embargo, existen como veremos a continuación referencias a Garnāṭa durante los siglos IX y X.

24Entre los que acontecimientos acaecidos entre el VIII y el siglo X, es decir, entre la llegada de los árabes a la Península Ibérica, la consolidación del emirato de Córdoba y la fitna. Está constatada la creación de Media Elvira, no obstante, en las fuentes las menciones a Garnāṭa son recurrentes. Lafuente Alcántara ya escribió a mediados del siglo XIX, que durante el conflicto por el control de al-Andalus, en el que se enfrentaron el dúo formado por al-Fihrī y al-Ṣumayl contra Abd al-Rahman I y que como sabemos desembocó en el triunfo del omeya. Ambos se refugiaron en Torres Bermejas, ubicación que hoy en día está cerca de La Alhambra, para hacer frente al futuro emir y a su ejército. La convivencia en la Vega de Granada no debió ser fácil, ya que parece que muladíes y mozárabes pusieron bastante resistencia a los árabes incluso en la segunda mitad del siglo VIII. El primer gobernador omeya de la kora de Elvira fortificó las colinas del Albaicín por ofrecer mayor seguridad y control que la vecina ciudad de Elvira:

  • 49 LAFUENTE ALCÁNTARA, Miguel (1850) - El libro del viajero en Granada. Edición facsímil de 1981, Gran (...)

«reunió obreros, acopió chinarro, cal y arena, construyó aljibes y cuarteles, y comenzó a ceñir con espesos torreones y sólidos cubos de argamasa el collado que hoy forma parte de la ciudad de Granada con el nombre de Alcazaba. Ased no pudo ver concluidas las fortificaciones, porque murió de una herida de lanza y de un saetazo en un ataque contra los rebeldes. Abdelsalen-Ben-Ibrahim, caballero de la Siria, ilustre y rico, fue nombrado sucesor de Ased por el rey Abderraman, y terminó las obras que aún subsisten majestuosas en el collado del Albaicín»49.

  • 50 CARVAJAL LÓPEZ, José Cristóbal (2007) - El poblamiento altomedieval en la Vega de Granada a través (...)
  • 51 FIERRO BELLO, Maribel y MARÍN NIÑO, Manuela (1998) - «La islamización de las ciudades andalusíes a (...)

25Posteriormente durante la fitna, en la zona se alzaron primero los muladíes y posteriormente grupos árabes contra el emirato. Sabemos que el célebre caudillo rebelde Umar ibn Ḥafṣūn, oriundo de Málaga, estuvo en Elvira en dos ocasiones. La primera en el año 888-889, donde por la llamada de los muladíes de la ciudad acudió e intento tomar Garnāta. En esta primera ocasión fue derrotado, sin embargo, uno de sus hombres consiguió asesinar a Sawwār caudillo de los árabes que comandaba en la región, y que era oriundo de la alquería de Caparacena, cercana a la ciudad de Elvira. Umar ibn Ḥafṣūn volvió a la ciudad de Elvira en el año 891-892, nuevamente fue convocado por los muladíes y esta vez venció a los árabes que acudieron desde Garnāta para expulsarlo de la alcazaba de Elvira. El famoso rebelde malagueño no pudo tomar Granada tras la batalla y finalmente se retiró a su fortaleza de Bobastro. No obstante, dejó una guarnición de sus hombres en Elvira para apoyar los muladíes. Finalmente los árabes de Granada toman Ilbīra en el año 89350. Durante este convulso periodo de guerra civil, sabemos gracias a la biografía de varios ulemas que algunos mueren en combate durante la fitna y que otros emigran a ciudades como Pechina (Bayyana) o Garnāṭa51 Lo Realmente interesante de este episodio es que vemos alusión constantemente a dos núcleos, Elvira y Garnāta. Miguel Lafuente Alcántara opinaba sobre Garnāṭa que:

  • 52 LAFUENTE ALCÁNTARA, Miguel (1843) - Historia de Granada. Tomo I, edición facsímil de 1992, Granada: (...)

«ya existía Granada según la opinión más probable y fundada en datos irrecusables, aunque haya algún testimonio que la contradiga. Granada era entonces, segun dicen los historiadores árabes, una alquería, ó más bien un arrabal y castillo inmediata á Elvira, y habitado por Judios, donde los conquistadores para mayor defensa de la ciudad vecina pusieron una guarnición»52.

  • 53 ROMÁN PUNZÓN, Julio M. (2014) - Redescubriendo la Granada tardoantigua. Eliberri entre los siglos I (...)
  • 54 SARR MARROCO, Bilal (2014) - ʿAbd al-Raḥmān b. Muʿāwiya fut celui qui la fonda…». Madīnat Ilbīra à (...)
  • 55 SOTOMAYOR MURO, Manuel (2008) ¿Dónde estuvo Ilíberri? Una larga y agitada controversia ya superada. (...)

26De esta forma parece que la ciudad de Elvira fue el centro administrativo de la región y que articuló el poblamiento rural de esta época, en detrimento de la antigua Ilíberis, la cual parece ser que en cierto modo continuó poblada, pero de forma residual53. La interpretación actual sobre ambos núcleos entre los siglos VIII y X es que la ciudad de Elvira ostentó la capitalidad de la región desde el año 711, lo cual es debido a que ya antes de la llegada de los musulmanes Castilia había adquirido el estatus de ciudad, mientras que Ilíberis pese a seguir existiendo, no era una población de entidad54. El otro núcleo mencionado: Garnāta, sería la antigua ciudad de origen íbero, lo cual originó un amplio debate historiográfico entre medievalistas y arqueólogos el cual ya está superado. A modo de resumen diremos que que existían partidarios de que la Ilíberis se encontraba en las faldas de Sierra Elvira, donde luego se erigió Medina Elvira, mientras que otros pensaban que se encontraba en el Albaicín, donde las pruebas arqueológicas han determinado que era donde se encontraba55. La polémica surgió por el desplazamiento del topónimo, el cual se da tras el asentamiento visigodo en Castilia.

27El último punto que trataremos es el de la continuidad poblacional. Se ha mencionado varias veces el poblamiento de Castilia. Creado por los visigodos como posición fortificada y que seguía poblado en el siglo VIII. También hemos visto que incluso en fuentes árabes, este núcleo es nombrado, como alquería. Y que posteriormente es un barrio de la ciudad de Elvira. Sin embargo, no hay estudios centrados en si hubo o no continuidad poblacional en la zona, algo bastante llamativo teniendo en cuenta la cantidad de excavaciones que se han dado en el yacimiento de la medina árabe. Respecto al sistema tradicional de ocupación de los espacios conquistados o anexionados, sabemos que los musulmanes operaban desde las ciudades, controlando el espacio rural circundante desde las mismas, en estos núcleos se daría una convivencia e interactuación entre ambos grupos. Los cristianos y judíos que en territorio musulmán quedaban con la condición de dhimmis pagando un tributo por poder seguir ejerciendo su religión.

  • 56 SÁNCHEZ MARTÍNEZ, Manuel (1975-1976) - La cora de Ilbira (Granada y Almería) en los siglos X y XI, (...)
  • 57 CARVAJAL LÓPEZ, José Cristóbal (2007) - El poblamiento altomedieval en la Vega de Granada a través (...)
  • 58 SARR MARROCO, Bilal (2014) - ʿAbd al-Raḥmān b. Muʿāwiya fut celui qui la fonda…». Madīnat Ilbīra à (...)
  • 59 SARR MARROCO, Bilal (2014) - ʿAbd al-Raḥmān b. Muʿāwiya fut celui qui la fonda…». Madīnat Ilbīra à (...)

28En función a los impuestos extraídos de la kora de Elvira sabemos que era la región administrativa de todo el emirato en la que más se recaudaba, ascendiendo la cantidad hasta los 109.603 dinares56. Esto puede ser un indicativo de que la población de la región de origen árabe, bereber, conversos muladíes, mozárabes y judíos que tributaban según la fiscalidad islámica era muy numerosa en la región57. Durante los dos primeros siglos de dominación árabe (siglos VIII y IX), la población indígena, que era mayoritaria, paulatinamente se va islamizando. Aunque no sabemos en qué grado los mozárabes se van a convertir al islam y pasar a ser muladíes. No obstante, hasta el siglo X encontramos referencias a que en Medina Elvira seguían existiendo grupos sociales distintos: árabes, muladíes y mozárabes58. Es más, a tenor de las crónicas se habla de mozárabes en la Vega de Granada hasta el siglo XI, no obstante, el vestigio material más tardío encontrado que certifica la presencia de cristianos en la zona es una lápida fechada en el año 1002 con una inscripción latina, la cual fue encontrada por Manuel Gómez Moreno en el año 187059.

Conclusiones

29Hemos visto como en la zona se han experimentado grandes cambios paisajísticos desde época romana. Aunque los más importantes se dan desde la llegada de los musulmanes, los cuales van a transformar el espacio rural y urbano según la concepción islámica. Pese a que Granada, ciudad que fue capital del último emirato musulmán de la Península Ibérica en las fechas estudiadas era un poblamiento menor, posiblemente un ḥiṣn y que los mayores vestigios arqueológicos que se conservan son precisamente de época nazarí. Las transformaciones llevadas a cabo en la Vega de Granada por los musulmanes entre los siglos VIII y X siembran un importante precedente que servirá para definir los espacios y el paisaje, no es baladí que las alquerías que hemos mencionado y cuyo origen data de la primera mitad del siglo VIII permanecen pobladas durante todo el medievo, e incluso algunas como Armilla o Caparacena son actualmente municipios.

  • 60 SARR MARROCO, Bilal (2014) - ʿAbd al-Raḥmān b. Muʿāwiya fut celui qui la fonda…». Madīnat Ilbīra à (...)

30Sin embargo, la nota negativa está en que pese a los numerosos estudios que se han realizado sobre la comarca tanto en época tardoantigua como islámica, aún desconocemos el grado de convivencia entre cristianos, judíos y musulmanes durante la Alta Edad Media en la Vega de Granada. Un yacimiento que podría arrojar algo de luz sobre las incógnitas que aún existen sobre estos aspectos de índole social es la necrópolis de Marugán, ubicada dentro del yacimiento de Medina Elvira. Este cementerio de origen tardorromano está vinculado al núcleo de Castilia. Su descubrimiento fue documentado por Gómez Moreno en el año 184060. Pero debido a la metodología del siglo XIX la metodología empleada para su estudio adolece de carácter científico. La última excavación que se realizó en la necrópolis fue hace más de cuarenta años, nuevamente con unas técnicas deficientes, a lo que debemos sumar que al ser un yacimiento conocido desde el siglo XIX, muchas de las inhumaciones han sido expoliadas.

  • 61 MARÍN DÍAZ, Purificación (2016) - Otium, Salubritas, Amoenitas. Granada: Universidad de Granada, Te (...)
  • 62 ROMÁN PUNZÓN, Julio M. (2014) - Redescubriendo la Granada tardoantigua. Eliberri entre los siglos I (...)
  • 63 ROMÁN PUNZÓN, Julio M. (2002-2003) - Jarritos funerarios en las necrópolis rurales tardoantiguas en (...)
  • 64 MALPICA CUELLO, Antonio (2006) - El paisaje rural medieval en la Vega de Granada y la ciudad de Ilb (...)

31El yacimiento tiene documentadas más de 1200 tumbas y entre los ajuares documentados se encontraron restos cerámicos. alhajas y decoración personal típica de inhumaciones visigodas, que han sido interpretados como pertenecientes a nobleza guerrera que se asentó inicialmente aquí para defender la zona norte de la Vega de posibles incursiones bizantinas61. Julio Román señala por la entidad de la necrópolis que debió existir un importante poblamiento tardoantigua en la zona de Castilia ya que, se registra un incremento de las inhumaciones en los siglos VI y VII62. Por ello, no se puede descartar cierta continuidad poblacional entre Castilia y Medina Elvira63. No obstante, para poder confirmar tal hecho, es necesario realizar un estudio sistemático en la necrópolis de Marugán, el cual podría responder a una de las grandes incógnitas sobre el poblamiento en la zona: si la ciudad de Elvira surge ex novo en la primera mitad del siglo X mediante la cohesión de distintas alquerías o si por el contrario la ciudad surge sobre un poblamiento tardoantiguo precedente64. Por ello, es necesario realizar un estudio transversal y multidisciplinar dejando al margen los estudios en los que prima la compartimentación histórica, ya que, de realizarse una investigación de las características demandadas en el yacimiento expuesto, se podría avanzar en el conocimiento de un periodo tan interesante de la historia andalusí.

  • 65 Elaboración propia con el programa de software libre QGIS, las capas han sido extraídas de la web d (...)

Mapa 1 - Poblamiento de la Vega de Granada en la tardoantigüedad y la Alta Edad Media65

Mapa 1 - Poblamiento de la Vega de Granada en la tardoantigüedad y la Alta Edad Media65

Bibliographie

ABU IRMEIS, Ibrahim (2003) - «Historia de la muralla de Granada». en: Actas del II Congreso de Historia de Andalucía. Córdoba: Cajasur. Obra social y cultural, pp. 383-401.

ADROHER AUROUX, Andrés María (2001) - Excavaciones Arqueológicas en el Albaicín (Granada). I. El Callejón del Gallo. Andrés Adroher y Antonio López (ed.). Granada: Fundación Patrimonio Albaicín-Granada, pp. 216-235.

ADROHER AUROUX, Andrés María (2014) - Granada antes de Granada: origen, desarrollo y romanización en el oppidum ibérico de Iliberri. Cuadernos de los Amigos de los Museos de Osuna, Osuna (Sevilla), nº 16, pp.74-81.

BROGIOLO, Gian Pietro, CHAVARRÍA ARNAU, Alexandra (2008) - «El final de las villas y las transformaciones del territorio rural en Occidente (Siglos V-VIII)». en: Carmen Fernández Ochoa, Virginia García Entero y Fernando Gil Sendino (ed.). Las villae tardorromanas en el occidente del Imperio: Arquitectura y función. IV Coloquio Internacional de Arqueología en Gijón, Gijón: Trea, pp. 193-213.

CARVAJAL LÓPEZ, José Cristóbal (2007) - El poblamiento altomedieval en la Vega de Granada a través de su cerámica. Granada: Universidad de Granada. Tesis doctoral.

CRESSIER, Patrice y OSUNA VARGAS, María del Mar (2003) – «Loin des lieux communs: la construction des espaces irrigués de la Vega de Grenade (Espagne)». En: KLÁPŠTE, J. (ed.) Water Management in Medieval Rural Economy. Les usages de l'eau en milieu rural au Moyen Âge. Ruralia 5, pp. 49-54.

CRESSIER, Patrice (1984) - Le chateau et la división territoriale dans l’Alpujarra médiévale: du ḥiṣn a la tā‘a. Mélanges de la Casa de Velázquez, Madrid, nº XX, pp. 115-144.

DE FELIPE, Helena (1977) – Identidad onomástica de los beréberes en de al-Andalus. Madrid: CSIC.

FIERRO BELLO, Maribel y MARÍN NIÑO, Manuela (1998) - «La islamización de las ciudades andalusíes a través de sus ulemas (s. II/VIII – Comienzos s. IV/X)». en: Genèse de la ville islamique en al-Andalus et au Maghreb occidental, Madrid: Casa de Velázquez, pp. 65-98.

GARCÍA SANJUÁN, Alejandro (2006) - «El concepto tributario y la caracterización de la sociedad andalusí: Treinta años de debate historiográfico». En: García Sanjuán, Alejandro. (ed.). Saber y sociedad en Al-Andalus IV-V jornadas de cultura islámica, Almonaster la Real (Huelva), Huelva: Universidad de Huelva, pp. 81-152.

GONZÁLEZ SALINERO, Raúl (2016) - Los judíos en la Hispania romana y visigoda. Desperta Ferro. Arqueología e Historia, Madrid, nº 9, pp. 6-11.

GUICHARD, Pierre (2001) - Al-Andalus frente a la conquista cristiana. Madrid: Biblioteca Nueva, Universitat de Valencia.

IBN AL-QUTIYYA (1868) - ta’rif iftitah al-Andalus. Traducción y edición de Julián Ribera. Madrid: Imprenta de Ribadeneyra.

JIMÉNEZ MATA, María del Carmen (1987) - La Granada islámica: contribución a su estudio geográfico-político-administrativo a través de la toponimia. Granada: Universidad de Granada. Tesis doctoral.

JIMÉNEZ PUERTAS, Miguel (2002) - El poblamiento del territorio de Loja en la edad media. Granada: Universidad de Granada. Tesis doctoral.

LAFUENTE ALCÁNTARA, Emilio (ed.) (1867) - Ajbār Machmuâ. Crónica anónima del siglo XI. Traducción y edición de Emilio Lafuente Alcántara. Madrid: Imprenta de M. Rivadeneyra.

LAFUENTE ALCÁNTARA, Miguel (1843) - Historia de Granada. Tomo I, edición facsímil de 1992, Granada: Universidad de Granada.

LAFUENTE ALCÁNTARA, Miguel (1850) - El libro del viajero en Granada. Edición facsímil de 1981, Granada: Editorial D. Quijote.

LÓPEZ PEREIRA, José Eduardo (ed.) (1980) - Crónica Mozárabe de 754. José Eduardo López Pereira (ed.). Zaragoza: Anubar.

MALPICA CUELLO, Antonio (1996) - Poblamiento y Castillos en Granada. Barcelona: El Legado Andalusí-Lunwerg Edt.

MALPICA CUELLO, Antonio (2006) - El paisaje rural medieval en la Vega de Granada y la ciudad de Ilbira. Arqueología Espacial, Teruel, nº 26, pp. 227-242.

MALPICA CUELLO, Antonio (2012-2013) - Formación y desarrollo del agroecosistema irrigado en al-Andalus. Norba. Revista de Historia, Cáceres, vol. 25-26, pp. 41-60.

MALPICA CUELLO, ANTONIO (2013) - Madinat Ilbira y Madinat Garnata. Andalucía en la Historia, Sevilla, nº 3, pp. 24-27.

MANZANO MORENO, Eduardo (2006) - Conquistadores, Emires y Califas. Barcelona: Crítica.

MARÍN DÍAZ, Purificación (2014-2015) - Qualis villa, talis vita. El mosaico romano como fuente documental para el Bajo Impero y los inicios de la Tardoantigüedad en la Vega de Granada. Anales de arqueología cordobesa, Córdoba, nº 25-26, pp. 169-190.

MARÍN DÍAZ, Purificación (2016) - Otium, Salubritas, Amoenitas. Granada: Universidad de Granada, Tesis doctoral.

MARTÍNEZ ENAMORADO, Virgilio (2003) - Al-Andalus desde la periferia. La formación de una sociedad musulmana en tierras malagueñas (siglos VIII-X). Málaga: Diputación de Málaga.

MONÉS, Hussein (1957) - La división político-administrativa en la España musulmana. Revista del Instituto Egipcio de Estudios Islámicos en Madrid, Madrid, nº V, pp. 79-135.

ORFILA PONS, Margarita, MAESO TAVIRO, Carlos, SÁNCHEZ LÓPEZ, Elena y MORENO PÉREZ, Santiago (2011-2012) - La ocupación rural de la Vega de Granada. Villae, Aceite y Vino. De vino at oleo hispaniae, AnMurcia, Murcia, nº 27-28, pp. 421-429.

PENELAS MELÉNDEZ, Mayte (2002) - La conquista de al-Andalus (Fath al-Andalus). Traducción y edición de Mayte Penelas Meléndez. Madrid: Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

ROMÁN PUNZÓN, Julio M. (2002-2003) - Jarritos funerarios en las necrópolis rurales tardoantiguas en (s. IV-VIII d. C.) de la Provincia de Granada. CVDAS: Revista de Arqueología e Historia, Jaén, nº 3-4, pp. 103-118.

ROMÁN PUNZÓN, Julio M. (2014) - Redescubriendo la Granada tardoantigua. Eliberri entre los siglos IV al VIII d. C. Cuadernos de prehistoria y arqueología de la Universidad de Granada, Granada, nº 24, pp. 497-533.

SALVADOR VENTURA, Francisco José (1988) - El poblamiento en la provincia de Granada durante los siglos VI y VII. Antigüedad y cristianismo: Monografías históricas sobre la Antigüedad tardía, Murcia, nº 5, pp. 339-352.

SÁNCHEZ MARTÍNEZ, Manuel (1975-1976) - La cora de Ilbira (Granada y Almería) en los siglos X y XI, según al-‘Uḏrī (1003-1085). Cuadernos de Historia del Islam, Granada, nº 7, (1975-1976), pp. 7-64.

SARR MARROCO, Bilal (2014) - ʿAbd al-Raḥmān b. Muʿāwiya fut celui qui la fonda…». Madīnat Ilbīra à travers les sourcesécrites. Studia Islamica, Paris, nº 109, pp. 62-116.

SARR MARROCO, Bilal (2009). La Granada Zirí (1013-1090). Análisis de una taifa andalusí, Granada: Universidad de Granada. Tesis doctoral.

SOTOMAYOR MURO, Manuel (2008) - ¿Dónde estuvo Ilíberri? Una larga y agitada controversia ya superada. en: Granada en época romana: Florentia Iliberritana (Exposición: Museo Arqueológico y Etnológico), Sevilla: Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, pp. 23-32.

TERÉS, Elías (1957) - Linajes Árabes en Al-Andalus según la Yamhara de Ibn Hazm. Al-Andalus revista de las escuelas árabes de Madrid y Granada, Madrid-Granada, vol. XXII, pp. 55-111.

TRILLO SAN JOSÉ, Carmen (2004) - Agua, tierra y hombres en el Al-Andalus. La dimensión agrícola del mundo nazarí. Granada: Ajbar colección de historia.

WICKHAM, Chris (2002) - «Asentamientos rurales en el Mediterráneo occidental en la Alta Edad Media». en: Carmen Trillo San José (coord.). Asentamientos rurales en el Mediterráneo medieval. Granada: Athos-Pérgamos, pp. 11-29.

Notes

1 BROGIOLO, Gian Pietro, CHAVARRÍA ARNAU, Alexandra (2008) - «El final de las villas y las transformaciones del territorio rural en Occidente (Siglos V-VIII)». en: Carmen Fernández Ochoa, Virginia García Entero y Fernando Gil Sendino (ed.). Las villae tardorromanas en el occidente del Imperio: Arquitectura y función. IV Coloquio Internacional de Arqueología en Gijón, Gijón: Trea, pp. 193-213.

2 SALVADOR VENTURA, Francisco José (1988) - El poblamiento en la provincia de Granada durante los siglos VI y VII. Antigüedad y cristianismo: Monografías históricas sobre la Antigüedad tardía, Murcia, nº 5, p. 347.

3 ORFILA PONS, Margarita, MAESO TAVIRO, Carlos, SÁNCHEZ LÓPEZ, Elena y MORENO PÉREZ, Santiago (2011-2012) - La ocupación rural de la Vega de Granada. Villae, Aceite y Vino. De vino at oleo hispaniae, AnMurcia, Murcia, nº 27-28, p. 423. pp.

4 MARÍN DÍAZ, Purificación (2014-2015) - Qualis villa, talis vita. El mosaico romano como fuente documental para el Bajo Impero y los inicios de la Tardoantigüedad en la Vega de Granada. Anales de arqueología cordobesa, Córdoba, nº 25-26, pp. 169-190.

5 WICKHAM, Chris (2002) - «Asentamientos rurales en el Mediterráneo occidental en la Alta Edad Media». en: Carmen Trillo San José (coord.). Asentamientos rurales en el Mediterráneo medieval. Granada: Athos-Pérgamos, pp. 11-29.

6 SALVADOR VENTURA, Francisco José (1988) - El poblamiento en la provincia de Granada durante los siglos VI y VII. Antigüedad y cristianismo: Monografías históricas sobre la Antigüedad tardía, Murcia, nº 5, p. 347.

7 ADROHER AUROUX, Andrés María (2014) - Granada antes de Granada: origen, desarrollo y romanización en el oppidum ibérico de Iliberri. Cuadernos de los Amigos de los Museos de Osuna, Osuna (Sevilla), nº 16, pp.74-81.

8 ADROHER AUROUX, Andrés María (2001) – Excavaciones Arqueológicas en el Albaicín (Granada). I. El Callejón del Gallo. Andrés Adroher y Antonio López (ed.). Granada: Fundación Patrimonio Albaicín-Granada, pp. 216-235.

9 LAFUENTE ALCÁNTARA, Emilio (ed.) (1867) - Ajbār Machmuâ. Crónica anónima del siglo XI. Traducción y edición de Emilio Lafuente Alcántara. Madrid: Imprenta de M. Rivadeneyra, p. 183 y GONZÁLEZ SALINERO, Raúl (2016) - Los judíos en la Hispania romana y visigoda. Desperta Ferro. Arqueología e Historia, Madrid, nº 9, pp. 6-11.

10 LAFUENTE ALCÁNTARA, Emilio (ed.) (1867) - Ajbār Machmuâ. Crónica anónima del siglo XI. Traducción y edición de Emilio Lafuente Alcántara. Madrid: Imprenta de M. Rivadeneyra, p. 183.

11 DE FELIPE, Helena (1977) – Identidad onomástica de los beréberes en de al-Andalus. Madrid: CSIC, pp. 249-255.

12 IBN AL-QUTIYYA (1868) - ta’rif iftitah al-Andalus. Traducción y edición de Julián Ribera. Madrid: Imprenta de Ribadeneyra, pp. 38-40.

13 MANZANO MORENO, Eduardo (2006) - Conquistadores, Emires y Califas. Barcelona: Crítica, pp. 44-49.

14 LÓPEZ PEREIRA, José Eduardo (ed.) (1980) - Crónica Mozárabe de 754. José Eduardo López Pereira (ed.). Zaragoza: Anubar, p. 90.

15 CARVAJAL LÓPEZ, José Cristóbal (2007) - El poblamiento altomedieval en la Vega de Granada a través de su cerámica. Granada: Universidad de Granada. Tesis doctoral, p.118.

16 PENELAS MELÉNDEZ, Mayte (2002) - La conquista de al-Andalus (Fath al-Andalus). Traducción y edición de Mayte Penelas Meléndez. Madrid: Consejo Superior de Investigaciones Científicas, p. 42.

17 PENELAS MELÉNDEZ, Mayte (2002) - La conquista de al-Andalus (Fath al-Andalus). Traducción y edición de Mayte Penelas Meléndez. Madrid: Consejo Superior de Investigaciones Científicas, p. 47.

18 PENELAS MELÉNDEZ, Mayte (2002) - La conquista de al-Andalus (Fath al-Andalus). Traducción y edición de Mayte Penelas Meléndez. Madrid: Consejo Superior de Investigaciones Científicas, pp. 48-51.

19 JIMÉNEZ MATA, María del Carmen (1987) - La Granada islámica: contribución a su estudio geográfico-político-administrativo a través de la toponimia. Granada: Universidad de Granada. Tesis doctoral, p. 272 y p. 309.

20 TRILLO SAN JOSÉ, Carmen (2004) - Agua, tierra y hombres en el Al-Andalus. La dimensión agrícola del mundo nazarí. Granada: Ajbar colección de historia, pp. 23-24.

21 JIMÉNEZ MATA, María del Carmen (1987) - La Granada islámica: contribución a su estudio geográfico-político-administrativo a través de la toponimia. Granada: Universidad de Granada. Tesis doctoral, pp. 272-273.

22 CARVAJAL LÓPEZ, José Cristóbal (2007) - El poblamiento altomedieval en la Vega de Granada a través de su cerámica. Granada: Universidad de Granada. Tesis doctoral, p. 140.

23 LAFUENTE ALCÁNTARA, Emilio (ed.) (1867) - Ajbār Machmuâ. Crónica anónima del siglo XI. Traducción y edición de Emilio Lafuente Alcántara. Madrid: Imprenta de M. Rivadeneyra, p. 89.

24 MALPICA CUELLO, ANTONIO (2013) - Madinat Ilbira y Madinat Garnata. Andalucía en la Historia, Sevilla, nº 3, p. 25.

25 JIMÉNEZ MATA, María del Carmen (1987) - La Granada islámica: contribución a su estudio geográfico-político-administrativo a través de la toponimia. Granada: Universidad de Granada. Tesis doctoral, p. 650.

26 MALPICA CUELLO, Antonio (2006) - El paisaje rural medieval en la Vega de Granada y la ciudad de Ilbira. Arqueología Espacial, Teruel, nº 26 p. 238.

27 MALPICA CUELLO, Antonio (2012-2013) - Formación y desarrollo del agroecosistema irrigado en al-Andalus. Norba. Revista de Historia, Cáceres, vol. 25-26, pp. 41-60.

28 CARVAJAL LÓPEZ, José Cristóbal (2007) - El poblamiento altomedieval en la Vega de Granada a través de su cerámica. Granada: Universidad de Granada. Tesis doctoral, p. 116.

29 MALPICA CUELLO, ANTONIO (2013) - Madinat Ilbira y Madinat Garnata. Andalucía en la Historia, Sevilla, nº 3, p. 25 y CRESSIER, Patrice y OSUNA VARGAS, María del Mar (2003) – «Loin des lieux communs: la construction des espaces irrigués de la Vega de Grenade (Espagne)». En: J. KLÁPŠTE (ed.) Water Management in Medieval Rural Economy. Les usages de l'eau en milieu rural au Moyen Âge. Ruralia 5, pp. 49-54.

30 GARCÍA SANJUÁN, Alejandro (2006) - «El concepto tributario y la caracterización de la sociedad andalusí: Treinta años de debate historiográfico». En: García Sanjuán, Alejandro. (ed.). Saber y sociedad en Al-Andalus IV-V jornadas de cultura islámica, Almonaster la Real (Huelva), Huelva: Universidad de Huelva, pp. 81-152.

31 GUICHARD, Pierre (2001) - Al-Andalus frente a la conquista cristiana. Madrid: Biblioteca Nueva, Universitat de Valencia, pp. 304-305.

32 JIMÉNEZ PUERTAS, Miguel (2002) - El poblamiento del territorio de Loja en la edad media. Granada: Universidad de Granada. Tesis doctoral, pp. 116-120.

33 MALPICA CUELLO, Antonio (1996) - Poblamiento y Castillos en Granada. Barcelona: El Legado Andalusí-Lunwerg Edt, p. 43.

34 JIMÉNEZ PUERTAS, Miguel (2002) - El poblamiento del territorio de Loja en la edad media. Granada: Universidad de Granada. Tesis doctoral, p. 118.

35 CARVAJAL LÓPEZ, José Cristóbal (2007) - El poblamiento altomedieval en la Vega de Granada a través de su cerámica. Granada: Universidad de Granada. Tesis doctoral, p. 138.

36 SÁNCHEZ MARTÍNEZ, Manuel (1975-1976) - La cora de Ilbira (Granada y Almería) en los siglos X y XI, según al-‘Uḏrī (1003-1085). Cuadernos de Historia del Islam, Granada, nº 7, (1975-1976), pp. 63-64.

37 MONÉS, Hussein (1957) - La división político-administrativa en la España musulmana. Revista del Instituto Egipcio de Estudios Islámicos en Madrid, Madrid, nº V, p.122.

38 CRESSIER, Patrice (1984) - Le chateau et la división territoriale dans l’Alpujarra médiévale: du ḥiṣn a la tā‘a. Mélanges de la Casa de Velázquez, Madrid, nº XX, pp. 143-144.

39 JIMÉNEZ PUERTAS, Miguel (2002) - El poblamiento del territorio de Loja en la edad media. Granada: Universidad de Granada. Tesis doctoral, p. 127.

40 ROMÁN PUNZÓN, Julio M. (2002-2003) - Jarritos funerarios en las necrópolis rurales tardoantiguas en (s. IV-VIII d. C.) de la Provincia de Granada. CVDAS: Revista de Arqueología e Historia, Jaén, nº 3-4, pp. 103-118.

41 MALPICA CUELLO, Antonio (2006) - El paisaje rural medieval en la Vega de Granada y la ciudad de Ilbira. Arqueología Espacial, Teruel, nº 26, p. 238.

42 MALPICA CUELLO, Antonio (2006) - El paisaje rural medieval en la Vega de Granada y la ciudad de Ilbira. Arqueología Espacial, Teruel, nº 26, p. 239.

43 MARTÍNEZ ENAMORADO, Virgilio (2003) - Al-Andalus desde la periferia. La formación de una sociedad musulmana en tierras malagueñas (siglos VIII-X). Málaga: Diputación de Málaga, p. 325.

44 TERÉS, Elías (1957) - Linajes Árabes en Al-Andalus según la Yamhara de Ibn Hazm. Al-Andalus revista de las escuelas árabes de Madrid y Granada, Madrid-Granada, vol. XXII, pp. 55-111.

45 MARTÍNEZ ENAMORADO, Virgilio (2003) - Al-Andalus desde la periferia. La formación de una sociedad musulmana en tierras malagueñas (siglos VIII-X). Málaga: Diputación de Málaga, p. 325.

46 MARTÍNEZ ENAMORADO, Virgilio (2003) - Al-Andalus desde la periferia. La formación de una sociedad musulmana en tierras malagueñas (siglos VIII-X). Málaga: Diputación de Málaga, p. 325.

47 MALPICA CUELLO, ANTONIO (2013) - Madinat Ilbira y Madinat Garnata. Andalucía en la Historia, Sevilla, nº 3, p. 25 y FIERRO BELLO, Maribel y MARÍN NIÑO, Manuela (1998) - «La islamización de las ciudades andalusíes a través de sus ulemas (s. II/VIII – Comienzos s. IV/X)». en: Genèse de la ville islamique en al-Andalus et au Maghreb occidental, Madrid: Casa de Velázquez, p. 71.

48 FIERRO BELLO, Maribel y MARÍN NIÑO, Manuela (1998) - «La islamización de las ciudades andalusíes a través de sus ulemas (s. II/VIII – Comienzos s. IV/X)». en: Genèse de la ville islamique en al-Andalus et au Maghreb occidental, Madrid: Casa de Velázquez, p. 80.

49 LAFUENTE ALCÁNTARA, Miguel (1850) - El libro del viajero en Granada. Edición facsímil de 1981, Granada: Editorial D. Quijote, pp. 15-16.

50 CARVAJAL LÓPEZ, José Cristóbal (2007) - El poblamiento altomedieval en la Vega de Granada a través de su cerámica. Granada: Universidad de Granada. Tesis doctoral, pp. 146-147.

51 FIERRO BELLO, Maribel y MARÍN NIÑO, Manuela (1998) - «La islamización de las ciudades andalusíes a través de sus ulemas (s. II/VIII – Comienzos s. IV/X)». en: Genèse de la ville islamique en al-Andalus et au Maghreb occidental, Madrid: Casa de Velázquez, pp. 65-98.

52 LAFUENTE ALCÁNTARA, Miguel (1843) - Historia de Granada. Tomo I, edición facsímil de 1992, Granada: Universidad de Granada, p. 366.

53 ROMÁN PUNZÓN, Julio M. (2014) - Redescubriendo la Granada tardoantigua. Eliberri entre los siglos IV al VIII d. C. Cuadernos de prehistoria y arqueología de la Universidad de Granada, Granada, nº 24, pp. 497-533.y ABU IRMEIS, Ibrahim (2003) - «Historia de la muralla de Granada». en: Actas del II Congreso de Historia de Andalucía. Córdoba: Cajasur. Obra social y cultural, pp. 383-401.

54 SARR MARROCO, Bilal (2014) - ʿAbd al-Raḥmān b. Muʿāwiya fut celui qui la fonda…». Madīnat Ilbīra à travers les sourcesécrites. Studia Islamica, Paris, nº 109, p. 69. pp. 62-70.

55 SOTOMAYOR MURO, Manuel (2008) ¿Dónde estuvo Ilíberri? Una larga y agitada controversia ya superada. en: Granada en época romana: Florentia Iliberritana (Exposición: Museo Arqueológico y Etnológico), Sevilla: Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, pp. 23-32 y SARR MARROCO, Bilal (2009). La Granada Zirí (1013-1090). Análisis de una taifa andalusí, Granada: Universidad de Granada. Tesis doctoral, p. 114.

56 SÁNCHEZ MARTÍNEZ, Manuel (1975-1976) - La cora de Ilbira (Granada y Almería) en los siglos X y XI, según al-‘Uḏrī (1003-1085). Cuadernos de Historia del Islam, Granada, nº 7, (1975-1976), pp. 7-64.

57 CARVAJAL LÓPEZ, José Cristóbal (2007) - El poblamiento altomedieval en la Vega de Granada a través de su cerámica. Granada: Universidad de Granada. Tesis doctoral, pp. 140-141.

58 SARR MARROCO, Bilal (2014) - ʿAbd al-Raḥmān b. Muʿāwiya fut celui qui la fonda…». Madīnat Ilbīra à travers les sourcesécrites. Studia Islamica, Paris, nº 109, p. 69.

59 SARR MARROCO, Bilal (2014) - ʿAbd al-Raḥmān b. Muʿāwiya fut celui qui la fonda…». Madīnat Ilbīra à travers les sourcesécrites. Studia Islamica, Paris, nº 109, p. 69.

60 SARR MARROCO, Bilal (2014) - ʿAbd al-Raḥmān b. Muʿāwiya fut celui qui la fonda…». Madīnat Ilbīra à travers les sourcesécrites. Studia Islamica, Paris, nº 109, p. 69.

61 MARÍN DÍAZ, Purificación (2016) - Otium, Salubritas, Amoenitas. Granada: Universidad de Granada, Tesis doctoral, p. 53.

62 ROMÁN PUNZÓN, Julio M. (2014) - Redescubriendo la Granada tardoantigua. Eliberri entre los siglos IV al VIII d. C. Cuadernos de prehistoria y arqueología de la Universidad de Granada, Granada, nº 24, pp. 497-533.

63 ROMÁN PUNZÓN, Julio M. (2002-2003) - Jarritos funerarios en las necrópolis rurales tardoantiguas en (s. IV-VIII d. C.) de la Provincia de Granada. CVDAS: Revista de Arqueología e Historia, Jaén, nº 3-4, pp. 103-118.

64 MALPICA CUELLO, Antonio (2006) - El paisaje rural medieval en la Vega de Granada y la ciudad de Ilbira. Arqueología Espacial, Teruel, nº 26, p. 238.

65 Elaboración propia con el programa de software libre QGIS, las capas han sido extraídas de la web de la Junta de Andalucía http://www.juntadeandalucia.es. Los núcleos han sido marcados gracias a los trabajos ya citados de Salvador Ventura, Marín Díaz, Orfila Pons, Malpica Cuello, Jiménez Matas, Jiménez Puertas, Román Punzón y Carvajal López.

Table des illustrations

Titre Mapa 1 - Poblamiento de la Vega de Granada en la tardoantigüedad y la Alta Edad Media65
URL http://books.openedition.org/cidehus/docannexe/image/19422/img-1.png
Fichier image/png, 424k

Auteur

Universidad de Granada, j.j.sanchezc@hotmail.com, jjsanchezc@ugr.es
Contratado predoctoral del Departamento de Historia Medieval y Ciencias y Técnicas Historiográficas de la Universidad de Granada. Financiado por el Ministerio de Universidades.

© Publicações do Cidehus, 2022

Licence OpenEdition Books

Acheter

Rechercher dans OpenEdition Search

Vous allez être redirigé vers OpenEdition Search