Version classiqueVersion mobile

Paisagens sonoras históricas

Interdisciplinaridades

Musicología, Sound studies, Sound history

Juan José Carreras

Résumé

En los últimos veinte años, el contexto epistemológico en el que se han desarrollado las investigaciones de la musicología urbana ha cambiado sustancialmente. Sin duda, una de las diferencias fundamentales radica en la extraordinaria expansión de los estudios culturales en torno al sonido que ha descentrado el papel hasta ahora exclusivo de la musicología como conjunto de disciplinas relacionadas con la dimensión acústica de la cultura humana. Tras una presentación de las principales corrientes presentes en los Sound Studies, se discuten los presupuestos básicos de la llamada Sound history, un enfoque prácticamente ausente hasta la fecha en la historiografía española. Lejos de considerar estas corrientes como una amenaza para la musicología, la Sound history constituye una oportunidad de encuentro y enriquecimiento, particularmente de campos de la musicología tradicionalmente ligados al sonido como son, además de la musicología urbana, la historia de la audición musical, o la interpretación histórica de la música antigua.

Texte intégral

  • 1 BOMBI, Andrea; CARRERAS, Juan José; MARÍN, Miguel-Ángel; (eds.) (2005) - Música y cultura urbana en (...)

1El sonido de la ciudad ha cambiado. Hace veinte años, con motivo de la celebración del congreso valenciano Música y cultura urbana en la Edad Moderna, la fértil metáfora del «paisaje sonoro» inició entre nosotros una serie de líneas de investigación que comenzaron a explorar las dimensiones sonoras de la ciudad. Años después, su mayor o menor impacto científico puede comprobarse en el volumen Hearing the City in Early Modern Europe, fruto de un importante congreso celebrado en Barcelona1. Sin embargo, lejos de situarnos en un panorama de plácida continuidad, un cambio crucial ha sucedido entre el congreso valenciano de 2000 y el barcelonés de 2015. Un cambio que no puede ni debe dejarnos indiferentes. Definitivamente, la musicología, — toda la musicología — (desde la etnomusicología a la musicología histórica, pasando por la antropología musical, la sociología de la música y los enfoques sistemáticos), ha dejado de estar sola en su primordial interés por el sonido.

  • 2 BULL, Michael; BACK, Les (eds.) (2003) – The Auditory Culture Reader. Nueva York: Berg (segunda edi (...)
  • 3 Véase, por ejemplo, BRAUN, Hans-Joachim (2017) – An Acoustic Turn? Recent Developments and Future P (...)

2Como es notorio, en los últimos años ha tenido lugar una auténtica explosión de publicaciones y proyectos de investigación que se han interesado, en el sentido más amplio posible, por la dimensión sonora —acústica— de toda experiencia humana. La aparición de una serie de colecciones de estudios, antologías de lecturas y manuales pertenecientes al vasto campo interdisciplinar de los estudios sobre el sonido documenta perfectamente esta situación, en la que se han reconstruido también las genealogías de las distintas epistemologías sonoras2. Algo semejante parece poder afirmarse también en el caso de la historia. Tras el reino de la imagen — tras el llamado giro visual o icónico que, por una parte, vino a oxigenar un concepto de historia obsesivamente encerrada en la textualidad de la fuente escrita —, el sonido adquiere ahora un nuevo protagonismo, rectificando o ampliando para muchos historiadores una historiografía que, a su vez, se había revelado presa de una hegemonía visual entendida como racionalización de una modernidad eliminadora de todo vestigio aural. Como veremos, este nuevo protagonismo sonoro no es seguramente razón suficiente como para plantear, como han hecho algunos autores entusiastas, un giro acústico o un nuevo paradigma historiográfico, pero sí propicia una consideración del posible papel del sonido en una renovación y ampliación de los horizontes de la historia3.

3En cualquier caso, resulta innegable la percepción de que el sonido está en nuestro entorno más presente que nunca (en detrimento del silencio, el gran ausente de nuestra contemporaneidad). En primer lugar y de forma espectacular, el sonido aparece como fuente medial en registros sonoros de todo tipo, como discursos, músicas, sonidos de ambiente, jingles, sintonías etc., sonidos todos ellos asociados de inmediato a un tiempo histórico. La historia ha dejado de ser una película muda. Sabemos como suena —en su materialidad acústica original, formateada por un determinado soporte técnico e independiente de todo contenido o estilo— un noticiario franquista, o un anuncio de los años ochenta, por no hablar del sound musical de una determinada década. En segundo lugar, algunos objetos conservan su sonido a través del tiempo, por ejemplo, motores y máquinas, campanas, sirenas de fábrica, aparatos e instrumentos musicales. Por último, pero no por ello menos importante, el sonido está presente en la escritura y en las imágenes: bien en textos que utilizan el lenguaje verbal para describir la experiencia o percepción de eventos sonoros; bien en escrituras técnicas como notaciones e instrucciones musicales que remiten a acciones e ideas acerca de la producción sonora; o bien en imágenes que trasmiten actitudes, espacios, reacciones humanas frente al sonido.

  • 4 En alemán se emplea igualmente el término de Klanggeschichte, véase por ejemplo, MISSFELDER, Jan-Fr (...)
  • 5 Todas las traducciones de las citas en este artículo son propias.

4Todas estas posibilidades de archivo material y medial permiten sortear el escollo fundamental de todo estudio del sonido, tanto pasado como presente: su carácter efímero — soni pereunt, los sonidos se desvanecen (y solo permanecen en la memoria), observaba Isidoro de Sevilla ya a principios de la Edad Media. Este problema se acentúa, desde luego, en el caso de una historiografía del sonido que desee reconstruir las experiencias aurales de las sociedades del pasado: la llamada Sound history en el mundo anglosajón, etiqueta ampliamente usada como denominación global también en otros idiomas4. Esta Sound history no se concibe como un mero añadido a las historiografías anteriores, a la manera de una «banda sonora» o mera ambientación acústica de las narrativas establecidas, sino que, por el contrario, pretende matizar y perspectivizar la interpretación histórica de las fuentes y testimonios. Su lugar epistemológico se encuentra, por tanto, entre lo que sería una mera historiografía complementaria y una historia autónoma. Para conseguir este objetivo, no basta, por supuesto, con un mero inventario de sonidos reconstruidos a través de textos o grabaciones (que, a su vez, no son el sonido mismo, sino representaciones del evento sonoro original), pues también en lo sonoro habría —aunque pudiera parecer en principio lo contrario— una radical diferencia entre el ayer y el hoy. Para Mark Smith, uno de los pioneros de la Sound History americana (enmarcada en una historia más amplia de los sentidos corporales), «mientras es posible reproducir […] un determinado sonido del pasado, la manera en que nosotros comprendemos, experimentamos, ‘consumimos’ ese sonido es radicalmente distinta, en contenido y significado, de la manera en que se entendía y experimentaba en el pasado» (SMITH, 2007a, 841)5. Desde este punto de vista, la solución de esta diferencia hermenéutica entre emisión original y recepción actual exige una interpretación de las fuentes que historice consecuentemente la experiencia acústica.

  • 6 CORBIN, Alain (1994) – Les cloches de la terre. Paysage sonore et culture sensible dans les campagn (...)

5Alain Corbin, autor de una extraordinaria monografía sobre las campanas como protagonistas del paisaje sonoro y la cultura sensible de la campiña gala del siglo XIX, señala el peligro de no tener cuenta la historicidad de la sensación acústica de la campana, dependiente, en su constitución como experiencia humana, «de las modalidades de atención, de los umbrales de percepción, del significado de los ruidos, de la configuración de lo tolerable e intolerable» (CORBIN, 1990, 229-230). El caso de las campanas francesas del siglo XIX, cuyo sonido original puede reconstruirse sin demasiadas dificultades, es un buen ejemplo precisamente porque Corbin avisa de los cambios de sonoridad y toques a finales del siglo. Podemos, efectivamente, escuchar el mismo sonido, pero la diferencia histórica —antropológica— permanece. Reconstruida por el historiador (a través fundamentalmente de la mediación de las trazas de los procesos judiciales entre Iglesia y República), esta diferencia depende de tres factores históricos fundamentales que condicionan decisivamente la experiencia acústica, allí y entonces: la textura del medio ambiente sensorial (es decir, el contexto y la jerarquía implícita de los sentidos), las modalidades de atención (ligadas a un sistema de intensidades emocionales) y los procedimientos comunicativos de decodificación de los toques (que al ser locales fundamentan la identidad de las comunidades auditivas)6.

6La cuestión fundamental de la Sound History no es, por tanto, el qué, sino el cómo, y aquí radicaría una diferencia sustancial con la historiografía de la música, esta sí interesada — siempre que esto sea posible — en los contenidos de la audición. Para la historia del sonido, por el contrario, cómo oían las personas en un contexto determinado, «era no sólo más importante que lo que oían, sino que, de hecho, constituía lo que oían» (SMITH, 2007a, 848). El método que guía las investigaciones de la historia del sonido debería, por tanto, tratar de responder a la pregunta de lo que determinados sonidos significaron para un grupo de personas o, pongamos, para una ciudad entera en un momento dado. En otras palabras, se trata de investigar para cada comunidad de oyentes, «qué niveles de significado y qué semantizaciones extra-acústicas se relacionan con sus experiencias auditivas» pues «los sonidos no suenan simplemente así como así, sino que se convierten en hechos sociales a través de su articulación y recepción» (MISSFELDER, 2015, 634). Como vemos, desde el punto de vista semiótico, los intereses de la musicología histórica y la historia del sonido no solo difieren en aspectos que son constitutivos, sino que también coinciden y se complementan en su interés común por el sonido. La dialéctica entre las categorías históricas y relacionales de sonido, ruido y música — el concreto significado de estos términos en cada momento — se revela fundamental en esta distinción.

  • 7 MÜLLER, Jürgen (2012) – The Sound of History and Acoustic Memory: Where psychology and history conv (...)
  • 8 Pese a su título, las consideraciones de LLANO, Samuel; WHITTAKER, Tom; (2019) – Spanish Sound Stud (...)
  • 9 Sobre la musicología urbana, además de los volúmenes citados de los congresos de Valencia y Barcelo (...)

7El reconocimiento de la Sound history por la historiografía general ha sido tardío y precario, pues no fue hasta hace unos diez años, cuando aparecieron en revistas institucionalmente relevantes los primeros artículos de síntesis sobre lo que sus autores denominaron el «sonido de la historia» o el «oído histórico»7. En España, la ausencia de trabajos que consideren en su conjunto este importante campo es evidente, haciendo muy difícil la orientación en un área de estudios tan dinámica como inabarcable8. Por ello, después de esta introducción a los conceptos básicos de la Sound history, pasaré a considerar en primer lugar la cuestión del impacto de los Sound Studies en el concepto actual de sonido, para pasar después a plantear su posible relación con la musicología histórica a fin de aquilatar mejor su potencial renovador. En el centro de mis observaciones estarán los estudios de musicología urbana, sorprendentemente ausentes en casi todas las discusiones acerca de la presencia de la música en los estudios relacionados con el sonido9.

  • 10 Sobre la audición en general, véase además de las referencias de la nota 2: MORAT, Daniel (2011) – (...)

8En uno de los manuales de referencia, los Sound Studies se definían en 2004 como «un área interdisciplinar emergente que estudia la producción material y el consumo de música, sonido, ruido y silencio, y cómo estos han cambiado a lo largo de la historia en distintas sociedades» (PINCH et al., 2012, 6-7). Se abría así una amplísima paleta de opciones que incluía temas tan distintos como la ecología acústica, el diseño de entornos sonoros (Soundscape Design), la función de la audición en la medicina, la antropología de los sentidos, los estudios de vida cotidiana, y, en general, todas las investigaciones relacionadas con la tecnología del sonido (conocidos como STS – Science and Technology Studies). Indudablemente, este nuevo entorno epistemológico —que ampliamente desborda los antiguos estudios sobre la dimensión sonora de la radio y del cine, por no hablar ya de la musicología — se encuentra íntimamente relacionado con el profundo cambio sufrido por lo que en nuestro tiempo entendemos por «sonido». El sonido, efectivamente, ya no es lo que era. El mismo manual al que me acabo de referir señala que, en la actualidad, «el sonido ya no es simplemente sonido; se ha transformado en sonido producido y mediado tecnológicamente» (PINCH et al., 2012, 4). Esto que parecería de interés tan solo para los que estudian los paisajes sonoros históricos a partir del siglo XX tiene, en realidad, efectos mucho más amplios y profundos, pues la posibilidad de registrar y archivar el sonido, de reproducirlo, analizarlo y manipularlo a través de la tecnología, altera definitivamente el concepto de este (y por tanto también el concepto de ese particular estatuto del sonido que denominamos «música»). Además, el sonido tecnológicamente mediado redefine su relación tanto con la percepción (audición) como con los contextos concretos de esa audición, lo que incluye de manera destacada el espacio, real o imaginado. La audición cobra así un nuevo protagonismo10.

  • 11 SCHLÖGEL, Karl (2007) - En el espacio leemos el tiempo. Sobre Historia de la civilización y Geopolí (...)

9También en el caso de los estudios sobre los paisajes sonoros históricos, el acento fundamental se desplaza del espacio a la audición, o mejor dicho, sitúa la audición en el espacio (en sus distintos conceptos, pues la noción de espacio también se ha problematizado). Si a finales del anterior milenio, la »musicología urbana« aprovechaba en gran medida las posibilidades del llamado giro espacial de las ciencias culturales11, dialogando en el marco de la ciudad con disciplinas como la geografía, la economía, la sociología, la antropología, o la historia social (que a su vez comenzaban a interesarse y a integrar la dimensión sonora en sus investigaciones), ahora el interés se centra cada vez más en el significado social y cultural de la audición en general y en el impacto que la percepción sonora supone para nuestra visión del mundo.

10Si se examina la principal bibliografía aparecida en los últimos veinte años relacionada con el inabarcable campo de los Sound Studies, es fácil comprobar que estamos ante una tradición de estudios fundamentalmente angloamericana a la que en los últimos años se ha ido sumando una pléyade cada vez más nutrida de investigadores y grandes proyectos de investigación encuadrados en el ámbito de la historiografía y de las Kulturwissenschaften germanas. Ante esta avalancha de publicaciones en torno al sonido en sus más variadas manifestaciones, no es de extrañar que su consecuencia — el descentramiento de la música como expresión sonora privilegiada — haya suscitado en la musicología ansiedades e inseguridades, lo que resulta comprensible si se tiene en cuenta el patente desconocimiento exhibido en más de una ocasión por los Sound Studies acerca de sus aportaciones. Se trata de una imagen persistente y tópica que reduce la musicología a una disciplina obsesionada por los grandes textos musicales del canon europeo, incapaz de concebir nada que vaya más allá de la sacrosanta partitura. Obsesión de la que la musicología solo habría sido liberada, a finales del siglo anterior, por la New Musicology estadounidense, apoyada por el interés de los historiadores generales, súbitamente convertidos a la causa musical, quienes solo entonces habrían descubierto las dimensiones sociales y políticas de la música.

11En un campo tan amplio como el que proclaman los Sound Studies, cabe preguntarse, en efecto, qué lugar ocupa o puede ocupar la musicología, particularmente la musicología histórica en relación con los soundscapes del pasado. En ese sentido, resulta cuando menos sorprendente el hecho de que en algunos de los surveys o balances que presentan los Sound Studies, las prácticas musicales del pasado estén total y absolutamente ausentes. Lo que no deja de llamar la atención, pues si adoptáramos la visión de un visitante de Marte, este sin duda, más allá de valoraciones estéticas, señalaría, en relación con la actual dimensión acústica de la cultura humana, la existencia de una serie de lugares centrales en el tejido urbano de determinadas grandes ciudades, donde grupos de humanos se reúnen periódicamente para escuchar la acción de otros humanos emitiendo sonidos con herramientas específicas o utilizando el propio cuerpo. En esta descripción externa, cabe imaginar que se destaque el hecho de que los ámbitos arquitectónicos en los que se desarrollan estas actividades simbólicas aparecen escrupulosamente protegidos y separados de los sonidos de la vida cotidiana, que el silencio y la inhibición corporal suelen acompañar estas acciones y que la participación aparece marcada por la acción de entrechocar las palmas de las manos en determinados momentos pautados, sujetos siempre a una determinada secuencia, acción que suele desencadenar muestras de placer y agradecimiento en los humanos acústicamente activos en estos rituales. (Si el marciano, además, consigue comunicarse con los humanos, descubriría sin duda que, para muchos de los terráqueos, las intensas emociones vividas durante estos eventos y las representaciones asociadas a ellas tienen una influencia fundamental en sus vidas).

  • 12 JOHNSON, James H. (1995) – Listening in Paris. A Cultural History. Berkeley-Los Ángeles: University (...)
  • 13 CARRERAS, Juan José (2005) – Música y ciudad: de la historia local a la historia cultural, en BOMBI (...)

12Es cierto que una parte de la musicología ha ignorado hechos como los descritos o ha preferido dedicarse a otras cuestiones — también fundamentales, por supuesto — como la edición o el análisis. Pero no es menos cierto, por centrarnos ahora en la experiencia particular de nuestro marciano, que hay un corpus muy significativo de estudios musicológicos referido a las prácticas materiales del concierto y a las prácticas auditivas que lo acompañan. En este sentido, es de lamentar que la cita ritual de la sugestiva monografía de un historiador cultural como James Johnson sobre la audición musical en París sea prácticamente la única referencia, si es que se cita alguna relacionada con la música, que se nombre en las referidas panorámicas interdisciplinares12. No es difícil constatar la incomodidad que supone la inclusión de esta parte de la vida cultural de las sociedades europeas del pasado y del presente —l a llamada música clásica o culta — en la amplísima paleta de los estudios sobre el sonido. Hay aquí, evidentemente, un problema de comunicación, pero también de intereses, memoria y jerarquía de las propias disciplinas. Es sorprendente, por ejemplo, lo poco que se cita la apertura que en muchos aspectos supuso la historiografía musical ilustrada en su curiosidad enciclopédica por la música en la diversidad de sus manifestaciones sonoras. En otros lugares, he recordado el interés de los apuntes etnográficos urbanos de Charles Burney, particularmente en los dos volúmenes publicados en 1773 y 1775, dedicados al Present State of Music en Francia, Italia y los países germánicos. El interés por los espacios urbanos, la relación entre arquitectura y acústica, o las manifestaciones de la street-music abrieron ya en su momento perspectivas que han sido retomadas más tarde por la posterior musicología13.

  • 14 BOMBI, Andrea (ed.) (2015) – Pasados presentes. Tradiciones historiográficas en la musicología euro (...)
  • 15 Véase, por ejemplo, PELINSKI, Ramón (2007) – Sobre la teoría y práctica de la investigación musical (...)
  • 16 KELMAN, Ari Y. (2010) – Rethinking the Soundscape: A Critical Genealogy of a Key Term in Sound Stud (...)
  • 17 Véase, por ejemplo, SCHWAB, Heinrich W. (1971) – Konzert. Öffentliche Musikdarbietung vom 17. Bis 1 (...)
  • 18 Por ejemplo, MISSFELDER, Jan-Friedrich (2012) y (2015); MORAT, Daniel (2010) – Sound Studies /Sound (...)

13Como es sabido, la rígida imagen de la musicología textualista tiene una precisa genealogía que se remonta a la identificación de la institución de la Musikwissenschaft germana de inicios del siglo XX con toda la musicología. Esta confusión entre institución académica y disciplina científica ignora las diversas alternativas que — al margen, pero también en el propio seno de la Musikwissenschaft — se desarrollaron a lo largo del tiempo14. En el caso de la musicología histórica (por no hablar ya de la etnomusicología, mucho más abierta a la reflexión teórica en torno a la dimensión sonora de las prácticas musicales)15, conviene recordar, por ejemplo, la importancia del sonido en el movimiento de la recuperación de la música antigua (particularmente en los años veinte del siglo XX y, más tarde, a partir de los sesenta, bajo la etiqueta cosmopolita de la Early Music). Un movimiento que significativamente comparte algunos de sus dilemas y problemas fundacionales con la propia noción de soundscape16 y, en general, con la Sound history. Me refiero a problemas como la idealización pastoral en la recuperación nostálgica de «los sonidos del pasado«, o el objetivismo ingenuo del »wie es eigentlich geklungen», del «cómo sonó realmente», parafraseando la ambigua afirmación de Ranke. Otras propuestas como, por poner otro ejemplo, las de la iconografía musical, particularmente en proyectos como el de una historia visual de la música (Musikgeschichte in Bildern) concebida en los años sesenta en la antigua República Democrática Alemana, plantean cuestiones relacionadas con el sonido como la representación visual de la interpretación y audición musical en diversas culturas. Los volúmenes de esa serie dedicados a la historia social del concierto (y, en general, de la audición musical) en la Edad Moderna y Contemporánea abrieron perspectivas que han permitido concebir otros tipos de musicología muy alejados del tópico textualista17. En este sentido, en lugar de una amenaza para la musicología histórica, la nueva situación que suponen los Sound Studies podría pensarse más bien en términos de oportunidad. Oportunidad sobre todo para abrir horizontes, particularmente en el ámbito de los estudios culturales interesados en la relación entre historia, espacio y sonido. Así, el actual desarrollo de la historiografía del sonido, desarrollo problemático en muchos aspectos pero estimulante en muchos otros, permite concebir la posibilidad de un enriquecedor dialogo inter- y transdisciplinar en el que participe la musicología. Para ello habrá que tener sobre todo en cuenta aquellas propuestas metodológicas de la reciente historiografía del sonido interesadas en ese dialogo18. Dialogo en el que la musicología puede, por un lado, aportar reflexión y análisis desde su propia experiencia y, por otro, beneficiarse de una apertura a contextos e intereses más amplios —y cruciales, en tanto que el sonido es un aspecto fundamental en cualquier concepto de lo musical—, que la ayuden en la necesidad que toda ciencia tiene de renovación y comunicación con otras disciplinas.

Bibliographie

AVALLONE, Alessandro (2019) – Retinking the Soundscape. Musical Events and the Soundscape of the Italian Cities. Semestrale di Studi e Ricerche di Geografia, vol. XXXI, 2, pp. 179-182.

BACHMANN-MEDICK, Doris (2018) - Cultural Turns. Neuorientierungen in den Kulturwissenschaften. Reinbeck bei Hamburg: Rohwolt, pp. 285-329 [ed. inglesa (2016): Cultural Turns: Orientations in the Study of Culture, Berlín-Boston: De Gruyter.

BERNIUS, Volker; [et al.] (ed.) (2006) - Der Aufstand des Ohrs — die neue Lust am Hören. Gotinga: Vandenhoeck & Ruprecht

BOMBI, Andrea; CARRERAS, Juan José; MARÍN, Miguel-Ángel; (eds.) (2005) - Música y cultura urbana en la Edad Moderna. Valencia: Universitat de València

BOMBI, Andrea (ed.) (2015) – Pasados presentes. Tradiciones historiográficas en la musicología europea (1870-1930). Valencia: Universitat de València.

BORN, Georgina (ed.) (2013) – Music, Sound and Space. Cambridge: Cambridge University Press.

BRENSCHEIDT genannt JOST, Diana; DE GUNTHER DELGADO, Leonel (2018) – Música y cultura auditiva. Repercusiones del giro auditivo en la investigación musicológica. VI Encuentro Latinoamericano de Metodología de las Ciencias Sociales (ELMeCS) Universidad de Cuenca (Ecuador), 7-9 de noviembre de 2018. Disponible en www: http://elmecs.fahce.unlp.edu.ar

BULL, Michael; BACK, Les (eds.) (2003) – The Auditory Culture Reader. Nueva York: Berg (segunda edición 2015, Londres: Routledge)

BULL, Michael (ed.) (2013) – Sound Studies. Critical Concepts in Media and Cultural Studies. Londres-Nueva York: Routledge

CARRERAS, Juan José (2005) – Música y ciudad: de la historia local a la historia cultural, en BOMBI, Andrea; et al. (2005), Música y cultura urbana en la Edad Moderna. Valencia: Universitat de València, pp. 17-51.

CARRERAS, Juan José (2016) - “Música nacional, historia de un concepto”, en Enric Ucelay-Da Cal, Alfonso Colorado, Mariona Lloret (eds.), El pentagrama político. Ensayos sobre música y nacionalismo. Barcelona: Universidad Pompeu Fabra – Ministerio de Educación, pp. 27-52. [disponible en http://grens.weebly.com/publicacions.html].

CORBIN, Alain (1994) – Les cloches de la terre. Paysage sonore et culture sensible dans les campagnes au XIXe siècle. París: Albin Michel.

DAMOUSI, Joy; HAMILTON, Paula (eds.) (2017) – A Cultural History of Sound, Memory and the Senses. Nueva York y Londres: Routledge

DROBNICK, Jim (ed.) (2004) – Aural Cultures. Toronto: YYZ Books

ERLMANN, Veit (ed.) (2004) - Hearing Cultures. Essays on Sound, Listening and Modernity. Nueva York: Berg

GAUTHIER, Laure; TRAVERSIER, Mélanie, (eds.) (2008) - Mélodies urbaines. La musique dans les villes d’Europe (XVe-XIXe siècles). París: Presses de l’Université Paris-Sorbonne.

GÜNZEL, Stephan (ed.) (2012) – Raumwissenschaften. Frankfurt am Main: Suhrkamp.

HUIZINGA, Johan (2003) – El otoño de la Edad Media. Madrid: Alianza Editorial.

JOHNSON, James H. (1995) – Listening in Paris. A Cultural History. Berkely-Los Ángeles: University of California Press.

KELMAN, Ari Y. (2010) – Rethinking the Soundscape: A Critical Genealogy of a Key Term in Sound Studies, Senses & Society, 5:2, pp. 212-234.

KNIGHTON, Tess; MAZUELA-ANGUITA, Ascensión; (eds.) (2018) – Hearing the City in Early Modern Europe, Turnhout: Brepols.

LLANO, Samuel; WHITTAKER, Tom; (2019) – Spanish Sound Studies. Journal of Spanish Cultural Studies, 20:3, pp. 199-208.

MEYER, Petra M. (ed.) (2008) – Acoustic Turn. Paderborn: Wilhelm Fink

MISSFELDER, Jan-Friedrich (2012) – Period Ear. Perspektiven einer Klanggeschichte der Neuzeit. Geschichte und Gesellschaft 38, pp. 21-47.

MISSFELDER, Jan-Friedrich (2015) – Der Klang der Geschichte. Begriffe, Traditionen und Methoden der Sound history. Geschichte in Wissenschaft und Unterricht 66, nº 11/12, pp. 633-649

MORAT, Daniel (2010) – Sound Studies – Sound Histories. Zur Frage nach dem Klang in der Geschichtswissenschaft und der Geschichte in der Klangwissenschaft [en línea]. kunsttexte.de/auditive Perspektiven, nº 1 (8 páginas), disponible en www: kunsttexte.de

MORAT, Daniel (2011) – Der Klang der Zeitgeschichte: Eine Einleitung. Zeithistorische Forschungen/Studies in Contemporary History 8, pp. 172-177.

MORAT, Daniel; ZIEMER, Hansjakob; (eds.) (2018) - Handbuch Sound. Geschichte – Begriffe – Ansätze. Stuttgart: J.B. Metzler.

MÜLLER, Jürgen (2012) – The Sound of History and Acoustic Memory: Where psychology and history converge. Culture & Psychology vol. 18, nº. 4, pp. 443-464 [versión inglesa revisada de MÜLLER, Jürgen (2011) – The “Sound of Silence”. Von der Unhörbarkeit der Vergangenheit zur Geschichte des Hörens. Historische Zeitschrift 292, pp. 1-29].

OSTERHAMMEL, Jürgen (1998) – Die Wiederkehr des Raumes. Geopolitik, Geohistorie und historische Geographie. Neue Politische Literatur 43, pp. 374-397

OSTERHAMMEL, Jürgen (2015) – La transformación del mundo. Una historia global del siglo XIX. Barcelona: Crítica, pp. 123-174.

PELINSKI, Ramón (2007) – Sobre la teoría y práctica de la investigación musical. Ad usum musicae scientiae. Jentilbaratz 9, pp. 273-291.

PELINSKI, Ramón (2000) – Invitación a la etnomusicología. Quince fragmentos y un tango. Madrid: Akal.

PINCH, Trevor; BIJSTERVELD, Karin (eds.) (2012) - The Oxford Handbook of Sound Studies. Oxford: Oxford University Press

ROSENFELD, Sophia (2011) – On Being Heard: A case for Paying Attention to the Historical Ear. American Historical Review 116, pp. 316-334.

SALMEN, Walter (1969) – Haus- und Kammermusik. Privates Musizieren im gesellschaftlichen Wandel zwischen 1600 und 1900. Leipzig: VEB Deutscher Verlag.

SCHLÖGEL, Karl (2007) - En el espacio leemos el tiempo. Sobre Historia de la civilización y Geopolítica. Múnich-Viena: Carl Hanser

SCHULZE, H. (ed.) (2008) - Sound Studies. Traditionen – Methoden – Desiderate. Eine Einführung. Bielefeld: Transcript

SCHWAB, Heinrich W. (1971) – Konzert. Öffentliche Musikdarbietung vom 17. Bis 19. Jahrhundert. Leipzig: VEB Deutscher Verlag für Musik

SMITH, Mark M. (2001) – Listening to Nineteenth-Century America. Chapell Hill: University of North Carolina.

SMITH, Mark M. (ed.) (2004), Hearing History. Athens: University of Georgia Press

SMITH, Mark M. (2007) – Sensing the Past. Seeing, Hearing, Smelling, tasting, and Touching in History. Berkeley-Los Ángeles: University of California Press.

SMITH, Mark M. (2007a) – Producing Sense, Consuming Sense, Making Sense: Perils and Prospects for Sensory History. Journal of Social History 40, pp. 841-858.

STERNE, Jonhatan (ed.) (2012) – The Sound Studies Reader. Londres: Routledge.

STOBART, Henry (ed.) (2008) – The New (Etno)Musicologies. Lanham: Scarecrow Press.

VOLMAR, Axel; SCHRÖTER, Jens (eds.) (2013) - Auditive Medienkulturen. Techniken des Hörens und Praktiken der Klanggestaltung. Bielefeld: Transcript

Notes

1 BOMBI, Andrea; CARRERAS, Juan José; MARÍN, Miguel-Ángel; (eds.) (2005) - Música y cultura urbana en la Edad Moderna. Valencia: Universitat de València; KNIGHTON, Tess; MAZUELA-ANGUITA, Ascensión; (eds.) (2018) – Hearing the City in Early Modern Europe, Turnhout: Brepols.

2 BULL, Michael; BACK, Les (eds.) (2003) – The Auditory Culture Reader. Nueva York: Berg (segunda edición 2015, Londres: Routledge); DROBNICK, Jim (ed.) (2004) – Aural Cultures. Toronto: YYZ Books; ERLMANN, Veit (ed.) (2004) - Hearing Cultures. Essays on Sound, Listening and Modernity. Nueva York: Berg; BERNIUS, Volker; [et al.] (ed.) (2006) - Der Aufstand des Ohrs — die neue Lust am Hören. Gotinga: Vandenhoeck & Ruprecht; SCHULZE, Holger; WULF, Christoph; (eds.) (2007) – Klanganthropologie. Performativität-Imagination-Narration. Oldenburg: Akademie Verlag; MEYER, Petra M. (ed.) (2008) – Acoustic Turn. Paderborn: Wilhelm Fink; PINCH, Trevor; BIJSTERVELD, Karin (eds.) (2012) - The Oxford Handbook of Sound Studies. Oxford: Oxford University Press; SCHULZE, Holger (ed.) (2008) - Sound Studies. Traditionen – Methoden – Desiderate. Eine Einführung. Bielefeld: Transcript; KELLY, Caleb (ed.) (2011) – Sound. Cambridge, Mass.: MIT Press; STERNE, Jonhatan (ed.) (2012) – The Sound Studies Reader. Londres: Routledge; BULL, Michael (ed.) (2013) – Sound Studies. Critical Concepts in Media and Cultural Studies. Londres-Nueva York: Routledge; VOLMAR, Axel; SCHRÖTER, Jens (eds.) (2013) - Auditive Medienkulturen. Techniken des Hörens und Praktiken der Klanggestaltung. Bielefeld: Transcript; DAMOUSI, Joy; HAMILTON, Paula (eds.) (2017) – A Cultural History of Sound, Memory and the Senses. Nueva York y Londres: Routledge; BULL, Michael (ed.) (2018) - The Routledge Companion to Sound Studies. Londres: Routledge; MORAT, Daniel; ZIEMER, Hansjakob; (eds.) (2018) - Handbuch Sound. Geschichte – Begriffe – Ansätze. Stuttgart: J.B. Metzler.

3 Véase, por ejemplo, BRAUN, Hans-Joachim (2017) – An Acoustic Turn? Recent Developments and Future Perspectives of Sound Studies. AVANT, vol. III, nº 1, pp. 75-91. Para una visión crítica de los distintos giros culturales resultan muy útiles las reflexiones de BACHMANN-MEDICK, Doris (2018), Cultural Turns. Neuorientierungen in den Kulturwissenschaften. Reinbeck bei Hamburg: Rohwolt [existe ed. inglesa (2016): Cultural Turns: Orientations in the Study of Culture, Berlín-Boston: De Gruyter].

4 En alemán se emplea igualmente el término de Klanggeschichte, véase por ejemplo, MISSFELDER, Jan-Friedrich (2012) – Period Ear. Perspektiven einer Klanggeschichte der Neuzeit. Geschichte und Gesellschaft 38, pp. 21-47. Entre las referencias fundacionales de la Sound history americana cabe citar los trabajos del historiador Mark M. SMITH, (2001) – Listening to Nineteenth-Century America. Chapell Hill: University of North Carolina; SMITH, Mark M. (ed.) (2004), Hearing History. Athens: University of Georgia Press; SMITH, Mark M. (2007) – Sensing the Past. Seeing, Hearing, Smelling, tasting, and Touching in History. Berkeley-Los Ángeles: University of California Press.

5 Todas las traducciones de las citas en este artículo son propias.

6 CORBIN, Alain (1994) – Les cloches de la terre. Paysage sonore et culture sensible dans les campagnes au XIXe siècle. París: Albin Michel.

7 MÜLLER, Jürgen (2012) – The Sound of History and Acoustic Memory: Where psychology and history converge. Culture & Psychology vol. 18, nº. 4, pp. 443-464 [versión inglesa revisada de MÜLLER, Jürgen (2011) – The “Sound of Silence”. Von der Unhörbarkeit der Vergangenheit zur Geschichte des Hörens. Historische Zeitschrift 292, pp. 1-29]; ROSENFELD, Sophia (2011) – On Being Heard: A Case for Paying Attention to the Historical Ear. American Historical Review 116, pp. 316-334.

8 Pese a su título, las consideraciones de LLANO, Samuel; WHITTAKER, Tom; (2019) – Spanish Sound Studies. Journal of Spanish Cultural Studies, 20:3, pp. 199-208, se refieren sobre todo a los estudios culturales británicos sobre temática española; en el campo de la musicología, las reflexiones básicas de BRENSCHEIDT genannt JOST, Diana; DE GUNTHER DELGADO, Leonel (2018) – Música y cultura auditiva. Repercusiones del giro auditivo en la investigación musicológica [en línea], trazan una primera genealogía de los estudios sobre el sonido a partir de la distinción categorial ruido/música.

9 Sobre la musicología urbana, además de los volúmenes citados de los congresos de Valencia y Barcelona (con abundantes referencias bibliográficas), véase GAUTHIER, Laure; TRAVERSIER, Mélanie, (eds.) (2008), Mélodies urbaines. La musique dans les villes d’Europe (XVe-XIXe siècles). París: Presses de l’Université Paris-Sorbonne; TRAVERSIER, Mélanie (2012) – Musica e storia urbana. Appunti di storiografia. Contemporanea 15/3, pp. 516-520.

10 Sobre la audición en general, véase además de las referencias de la nota 2: MORAT, Daniel (2011) – Zur Geschichte des Hörens. Ein Forschungsbericht. Archiv für Sozialgeschichte, 51, pp. 695-716 (con amplia bibliografía); MORAT, Daniel (coord.) (2017) - Wissensgeschichte des Hörens in der Moderne. Berlín/Boston: Walter de Gruyter. Sobre la audición musical, véanse las reflexiones de MARÍN, Miguel Ángel (2020) – El oyente a debate: la escucha en perspectiva histórica [recensión de THORAU, Christian; ZIEMER, Hansjakob; (eds.) (2019) – The Oxford Handbook of Music Listening in the 19th and 20th Centuries. Oxford: Oxford Univesity Press], Revista de Musicología XLIII, nº 1, pp. 330-340.

11 SCHLÖGEL, Karl (2007) - En el espacio leemos el tiempo. Sobre Historia de la civilización y Geopolítica. Múnich-Viena: Carl Hanser. Sobre los distintos conceptos de espacio en las disciplinas culturales (incluyendo la música), véase GÜNZEL, Stephan (ed.) (2012) – Raumwissenschaften. Frankfurt am Main: Suhrkamp, así como BORN, Georgina (ed.) (2013) – Music, Sound and Space. Cambridge: Cambridge University Press. Como es notorio en la reciente historiografía, el espacio ha vuelto a desempeñar un papel fundamental, como puede comprobarse en OSTERHAMMEL, Jürgen (1998) – Die Wiederkehr des Raumes. Geopolitik, Geohistorie und historische Geographie. Neue Politische Literatur 43, pp. 374-397; OSTERHAMMEL, Jürgen (2015) – La transformación del mundo. Una historia global del siglo XIX. Barcelona: Crítica, pp. 123-174.

12 JOHNSON, James H. (1995) – Listening in Paris. A Cultural History. Berkeley-Los Ángeles: University of California Press.

13 CARRERAS, Juan José (2005) – Música y ciudad: de la historia local a la historia cultural, en BOMBI, Andrea; et al. (2005), pp. 17-51 (especialmente pp. 24-27); CARRERAS, Juan José (2016) “Música nacional, historia de un concepto”, en Enric Ucelay-Da Cal, Alfonso Colorado, Mariona Lloret (eds.), El pentagrama político. Ensayos sobre música y nacionalismo, pp. 27-52. Barcelona: Universidad Pompeu Fabra – Ministerio de Educación. [disponible en http://grens.weebly.com/publicacions.html].

14 BOMBI, Andrea (ed.) (2015) – Pasados presentes. Tradiciones historiográficas en la musicología europea (1870-1930). Valencia: Universitat de València.

15 Véase, por ejemplo, PELINSKI, Ramón (2007) – Sobre la teoría y práctica de la investigación musical. Ad usum musicae scientiae. Jentilbaratz 9, pp. 273-291; PELINSKI, Ramón (2000) – Invitación a la etnomusicología. Quince fragmentos y un tango. Madrid: Akal; STOBART, Henry (ed.) (2008) – The New (Etno)Musicologies. Lanham: Scarecrow Press.

16 KELMAN, Ari Y. (2010) – Rethinking the Soundscape: A Critical Genealogy of a Key Term in Sound Studies, Senses & Society, 5:2, pp. 212-234. En Italia, en lugar de soundscape, sigue vigente también el término de fonosfera como señala Antonio Rostagno, cf. AVALLONE, Alessandro (2019) – Retinking the Soundscape. Musical Events and the Soundscape of the Italian Cities. Semestrale di Studi e Ricerche di Geografia, vol. XXXI,2, pp. 179-182.

17 Véase, por ejemplo, SCHWAB, Heinrich W. (1971) – Konzert. Öffentliche Musikdarbietung vom 17. Bis 19. Jahrhundert. Leipzig: VEB Deutscher Verlag für Musik; SALMEN, Walter (1969) – Haus- und Kammermusik. Privates Musizieren im gesellschaftlichen Wandel zwischen 1600 und 1900. Leipzig: VEB Deutscher Verlag.

18 Por ejemplo, MISSFELDER, Jan-Friedrich (2012) y (2015); MORAT, Daniel (2010) – Sound Studies /Sound Histories. Zur Frage nach dem Klang in der Geschichtswissenschaft und der Geschichte in der Klangwissenschaft [en línea]. kunsttexte.de/auditive Perspektiven, nº 1, disponible en www: kunsttexte.de; MORAT, Daniel (2011) – Der Klang der Zeitgeschichte: Eine Einleitung. Zeithistorische Forschungen/Studies in Contemporary History 8, pp. 172-177. Para una visión contraria, interpretando la categoría de música como interferencia epistemológica, véase SMITH, Mark M. (2007), p. 42.

Auteur

Universidad de Zaragoza

© Publicações do Cidehus, 2021

Licence OpenEdition Books

Acheter

Rechercher dans OpenEdition Search

Vous allez être redirigé vers OpenEdition Search