Version classiqueVersion mobile
OpenEdition Books

La ofrenda sacrificial entre los tlapanecos de Guerrero

 | 
Danièle Dehouve

6. Las variantes teleológicas

Texte intégral

1Los capítulos anteriores han detallado los componentes del depósito ritual. Hemos visto que éste pone en escena una invitación, al construir un asiento y una mesa, los cuales soportan el sacrificio. Las palabras, así como los objetos y el animal inmolado, representan los dones aptos a desencadenar los contra-dones. El depósito puede también aparecer como un rezo compuesto de dos partes, una verbal y la otra material, que transmiten informaciones. Además, está hecho a manera de crear una identificación entre los seres de potencia y los hombres. Finalmente, posee una eficacia cósmica, en particular porque reitera las etapas de la creación del mundo.

2Disponemos, en teoría, de todas las llaves necesarias para analizar cualquier depósito efectivamente realizado en la región de Acatepec. Para mostrarlo, ese capítulo tomará unos casos en ejemplo, pero, sobre todo, planteará una interrogante: ¿Cómo es que los rezanderos se dirigen a entidades distintas por medio del mismo modelo de depósito? ¿Cómo hacen para distinguir entre el Fuego y el Manantial, entre las peticiones precisas dirigidas al uno y al otro? En otros términos, ¿De qué modo la intención, el proyecto y la finalidad que se expresan en el depósito –es decir, su telenomia – se notan en su configuración?

3Examinaremos algunas variantes teleológicas (en función de su objetivo) de los depósitos, tomando nuestros ejemplos en dos pueblos: Agua Tordillo y Barranca Pobre.

Agua Tordillo

4Agua Tordillo realiza varios tipos de depósitos rituales, de los cuales tomaremos tres variantes: al Fuego, al gato y al perro. Por supuesto, cada rezo oral transmite un mensaje distinto según el caso. Pero, ¿qué pasa con el rezo material? ¿Es posible distinguir los depósitos unos de otros? Mostraremos que, de manera general, se repite el mismo modelo. Eso no impide que se den diferencias sutiles, notables en el significado atribuido a los objetos de cuatro y ocho elementos, gracias a la polisemia de los números.

El depósito ritual al Fuego

5El rezandero confecciona el Fuego en forma de un cuadrado de leños (32 leños dispuestos en cuadrado y el mismo número de maderos de pino colocados verticalmente en medio). Los objetos que conforman el depósito ritual se depositan enfrente del brasero en el siguiente orden (figura 3).

  • 32 palmas (A).
  • 4 conjuntos de 8 manojos de 8 hojuelas (B).
  • 4 collares de 8 flores (C).
  • Un pedazo de algodón (D).
  • 4 conjuntos de 8 mechas de hilos de algodón (E).
  • 4 grandes cortezas de copal.(F).
  • 4 collares de flores amarillas colocados verticalmente (G).
  • 4 ramilletes colocados verticalmente (H).
  • Presentación de los amarres (conjunto de dos cortezas de copal amarradas por un doble hilo de algodón destinado a estar dejada en el lugar); en este momento, los amarres se depositan cerca del Fuego (I).
  • Un gran collar (J).
  • Velas (K).Un pavo degollado (L).
  • Polvo metálico, derramado sobre el pavo. Luego se desatan las patas del ave, el cual está depositado en el brasero (M).
  • 3 ramilletes (N).
  • Los amarres son levantados y amarrados en el arco florido encima del Fuego. Ahí permanecerán durante un año (O).

6Para terminar, el depósito vegetal se consume en el Fuego.

7Para analizar este depósito hay que recordar que los números cuatro y ocho son compartidos por los seres divinos y humanos, pese a su especificidad, pues el cuatro es más apropiado para las potencias naturales y cósmicas y el ocho para los hombres.

8En este caso preciso, el número cuatro designa al Fuego. Los 32 manojos (B) nombrados “4-8” (ajko magiñon) representan a las autoridades y a los vecinos que constituyen el asiento del ser divino. Este significado aparece claramente en el hecho de que los manojos están agrupados en cuatro conjuntos de ocho (B), coronados de cuatro collares honoríficos (C); así, el Fuego está representado por el número cuatro, pero su asiento está conformado por los hombres encarnados en el número ocho. El asiento y la mesa, representados en la mesa de algodón (D), entremezclan los seres divinos y humanos, y las mechas de algodón (E) por igual.

Figura 3. Esquema de depósito ritual al Fuego en Agua Tordillo

Figura 3. Esquema de depósito ritual al Fuego en Agua Tordillo
  • 1Ka giriga xkanejtia namaraón xti ejña, xti xabia” (rezo).

9Las cuatro cortezas grandes de copal (F) y los cuatro ramilletes (H) representan el Fuego, que recibe los cuatro collares de flores amarillas (G) directamente depositados en el cuadrado de fuego, y un collar muy largo (J). Estos collares están compuestos por las flores que representan a los gobernantes y a los vecinos simbólicamente “cargados” por el ser divino. Así, el rezandero dice al Fuego: “He aquí el asiento donde vas a estar sentado, cargando a tus hijos en los hombros”;1 dicha frase suena como un eco a las representaciones prehispánicas del Fuego acuclillado, con un brasero en el lomo. La imagen evocada es la de un ser sentado sobre los hombres representados por los manojos, vestido de hombres figurados por las mechas y llevando en el cuello a los hombres encarnados en las flores que componen los collares.

10Delante de este ser se depositan las velas (K), y el pavo sacrificado (L) salpicado de polvo metálico (M). Encima de ese montón se colocan tres ramilletes (N); todo es ahumado con copal y lanzado al brasero. Los amarres (O) se cuelgan en el arco florido que domina el Fuego.

Los depósitos rituales al gato y al perro

11El depósito ritual cerrado por el sacrificio del gato está realizado para proveer al comisario con la fuerza de hacer justicia; el que termina por el sacrificio del perro da al comandante el valor de ejercer sus funciones de policía. Los sacrificios se hacen en el edificio comunal. El gato se entierra debajo de la mesa y del banco del comisario, y el perro se inhuma en el umbral de la puerta; ambos miran hacia las personas que penetran en el local. Este depósito y el sacrificio asociado se renuevan cada año, mientras los desechos del año anterior se tiran en el Manantial, si no han completamente desaparecido por la acción destructora de la Tierra (figura 4).

  • 32 palmas (A).
  • 8 conjuntos de 4 manojos de 8 hojuelas (B).
  • 4 collares de 8 hojas (C).
  • Un pedazo de algodón (D).
  • 4 conjuntos de 8 mechas de hilos de algodón (E).
  • 4 grandes cortezas de copal (F).
  • Un gran collar (G).
  • Velas (H).

Figura 4. Esquema del depósito ritual al gato en Agua Tordillo

Figura 4. Esquema del depósito ritual al gato en Agua Tordillo
  • 4 ramilletes colocados verticalmente (I).
  • Un gato (o un perro). Un collar se pone al cuello del animal sentado frente a la entrada del edificio comunal (J).
  • Polvo metálico (K).3 ramilletes (L).
  • Bancos miniaturizados embarrados con una mezcla de tabaco que simboliza la penitencia efectuada por las autoridades del pueblo (M).

12Para terminar, se ahumea el depósito con copal, se cubre con un cartón y se sepulta debajo de la Tierra.

13Las únicas variantes aparentes entre los depósitos dirigidos al gato y al perro y el destinado al Fuego han sido señaladas en cursivas y se refieren a B, J y M. Esas distinciones pueden aparecer como mínimas, sin embargo expresan los significados específicos de cada tipo de acto ritual.

14Los depósitos coronados por el gato y el perro representan el asiento de los gobernantes y no el banco del ser divino, como en el caso del Fuego. Cierto es que se invita a la Tierra para que consuma el cuerpo de los sacrificados a cambio de su protección, pero aquí el hombre no busca identificarse con ella, sino con el jaguar (símbolo del juez) que mata con sus garras potentes, y con el perro (símbolo del policía) capaz de correr tras los malhechores. El rezandero impone esta interpretación al jugar sobre la polisemia del cuatro y del ocho. En efecto, él agrupa los 32 manojos (B) en ocho conjuntos de cuatro (en lugar de cuatro de ocho) y, de esta manera, da importancia al ocho, número específico del hombre. El cuatro está presente, simbolizando el cosmos y la Tierra, pero el acento está puesto sobre el comisario y el gato macho (o el comandante y el perro), encarnados en el ocho; ellos son los que están representados en el nivel de base, es decir, el asiento que conlleva la mayor eficacia ritual.

15Encima, el gato (o el perro) (J) está sacrificado y enterrado, sentado frente al umbral de la puerta del edificio comunal, en la posición honorífica adoptada por el comisario en ejercicio. Este sacrificio reemplazan al del pollo ofrecido al brasero (y secundariamente a la Tierra) en el depósito al Fuego. Aquí, el gato y el perro tienen un doble significado: por una parte representan un don a la Tierra que los come, pero por la otra encarnan un ser potente.

16Para terminar, en lugar de los amarres que representaban a los hombres en el depósito anterior, se deposita la representación miniaturizada de los asientos de los gobernantes (M), símbolos de su cargo. Estos simulacros se untan con la mezcla de tabaco con cal tragada por los cargueros a guisa de penitencia. Por lo tanto, los bancos representan los 32 días de ayuno y abstinencia sexual.

17La imagen que corresponde a este depósito es la del comisario y sus ayudantes, sentados en sus asientos conformados por los manojos que los representan y llevando en su cuello a los vecinos. En efecto, las numerosas flores que conforman el collar del gato encarnan a los vecinos cargados en los hombros del gobernante:

  • 2 Entrevista a Amador, El Naranjo, 2000.

El que tiene la cadena más larga, parece que carga muchos hijos suyos, como pollitos, así también está cargando todos los vecinos. Como cuando somos autoridad, nosotros nos sentamos en medio, todo el pueblo es la cadena que tienen ellos.2

18Es notable la diferencia entre las imágenes conllevadas por el depósito al Fuego, el cual representa el asiento de la deidad, hecho de hombres, y el depósito al gato, el cual figura el asiento de los dirigentes municipales, conformado por ellos mismos.

Barranca Pobre

19El pueblo de Barranca Pobre dedica también depósitos distintos a varios seres. Examinaremos los consagrados al Cerro y al gato.

El depósito ritual al Cerro

20El depósito ritual está presentado encima del Cerro (figura 5, p. 171).

  • 32 palmas (A).
  • 32 manojos de 32 hojuelas (B).
  • 4 collares de 8 hojas cada uno (C).
  • Un collar de 7 hojas (D).
  • Un pedazo de algodón (E).
  • 32 mechas de 4 hilos de algodón (F).
  • 4 grandes cortezas de copal (G).
  • Un gran collar (H).
  • Velas y los dos ramilletes que las acompañan (I).
  • 3 ramilletes (J).
  • Pollo sacrificado (K).
  • Polvo metálico (L).
  • Los amarres se dejan en el lugar durante un año, en los cerros de mayor potencia (M).

21El depósito ritual figura el asiento del dueño del Cerro. Los manojos (B) representan a los hombres sobre los cuales está sentado. Los cuatro collares de ocho hojas (C) adornan a ajku, visto como un ser predominantemente masculino (ocho); el collar de siete hojas (D) se destina a su mujer, es decir, su parte femenina. La complementariedad de estos números es de importancia, ya que la parte masculina de ajku reúne y simboliza a todos los animales domésticos machos y las plantas cultivadas, en primer lugar el maíz. Su parte femenina comprende los animales y las plantas hembras. Por este medio es posible representar el conjunto de los animales y de los vegetales. Las 32 mechas representan a los hombres y sus peticiones concernientes al ciclo agrícola.

22Las cuatro cortezas de copal (G) designan ajku en sus múltiples manifestaciones (cerros y cuevas comprendidos en el territorio comunal, en medio de las cuatro direcciones). El rezo los menciona todos, siguiendo un recorrido que empieza al Norte y da vuelta en sentido inverso a las agujas del reloj.

  • 3Sima gakri’í si’gn, guwá ijma masmana, gitwá ijma magón, ikángo ginakha xugwí kíxno ekha, di ríga (...)

23Quien habla de agricultura y de crianza evoca el ciclo de crecimiento anual. Por eso es que las flores que constituyen el collar llevado por ajku (H) no representan a los vecinos (como en el caso del depósito al gato), sino a los días y las semanas: “Contentos van a terminar el año, las 12 semanas, los 12 meses; por esa razón todo está bien contado, he aquí el collar de flores que vas a recibir por todos los días por venir”.3

24El depósito se cierra con la presentación de las velas y de los ramilletes (I, J), el sacrificio del pollo cubierto de polvo metálico (K, L), el ahumamiento y la puesta de los amarres en las ramas que dominan el depósito (M).

Figura 5. Esquema del depósito ritual al Cerro en Barranca Pobre

Figura 5. Esquema del depósito ritual al Cerro en Barranca Pobre

25Así pues, el asiento de ajku está conformado por los hombres, pero también por los seres masculinos y femeninos que representan todo lo que crece en este mundo, todos ellos encarnados en los manojos; lleva en su cuello las divisiones del tiempo anual, ya que él es quien se encarga del ciclo agrícola marcado por la llegada y la partida de las lluvias.

El depósito ritual al gato

26Este pueblo realiza dos depósitos rituales, que concluyen con el sacrificio de un gato y un perro. Aquí no analizaremos más que el primero, de notable complejidad (figura 6).

Figura 6. Esquema del depósito ritual al gato en Barranca Pobre

Figura 6. Esquema del depósito ritual al gato en Barranca Pobre

27Igual que en el pueblo de Agua Tordillo, el depósito representa el asiento de los gobernantes, conformado por la misma representación de los cargueros, colocado debajo de la mesa, en el lugar reservado al comisario; sin embargo, en este pueblo el edificio comunal está hecho de concreto y, por lo tanto, se ha vuelto imposible enterrar el depósito debajo de la mesa. Por eso es que los vecinos han construido un pequeño sarcófago destinado a recibir el depósito coronado por el cadáver del gato. Cada año se vuelve a abrir el sarcófago, se tiran en el Manantial los desechos del año anterior y se realiza un nuevo sacrificio.

28En este caso, el depósito ofrece una pintura muy figurativa de las autoridades sentadas en su banco, llevando sus bastones de mando floridos y comiendo platillos de penitencia. El gato domina el depósito y comparte su comida. Dada la complejidad de la representación, proporcionaremos las explicaciones a medida que avance la descripción.

29Confección del asiento-mesa

  • 32 palmas (A).
  • 32 manojos de 32 hojuelas (B).
  • 32 pedazos de cadenas de 8 hojas de Tradescancia (C).
  • Un pedazo de algodón (D).

30Representación de las autoridades

  • 32 mechas de 4 hilos (que figuran a los hombres vestidos de textiles) (E).
  • 4 conjuntos de 8 bancos miniaturizados nombrados burritos (que representan los asientos de las autoridades) (F).
  • 4 paquetes de 8 cortezas de copal (que representan los cuerpos de las autoridades) (G).

31Representación de la Tierra y del cosmos

  • 4 grandes cortezas de copal (H). Representación de los bastones de mando floridos
  • 4 ramilletes de 8 varitas de flores blancas (que representan las flores que adornan los bastones de mando) (I).
  • 4 ramilletes de 8 varitas de Tradescancia (que representan los bastones de mando) (J).

32Representación de la comida de las autoridades

  • 4 conjuntos de 8 tamales miniaturizados (K).
  • 4 conjuntos de 8 pedazos de totopos (L).
  • 4 veces 8 dosis de atole (M).

33Representación de la comida de la Tierra y del cosmos

  • 4 grandes pedazos de totopos (N).
  • Una dosis de atole de maíz en las 4 esquinas (O).

34Representación de la penitencia de las autoridades

  • 4 veces 8 bolitas de tabaco con cal (P).

35Sacrificio

  • Tras su degollamiento, se desligan las patas del gato; el animal está acostado en posición de comer los tamales (Q).

36Tributo

  • Polvo metálico (R).

37Representación de los vecinos cargados por el gato

  • 2 (o 4) collares de Tradescancia para el gato (S).

38Fin del depósito

  • 3 ramilletes (T). Presentación de las peticiones
  • Presentación de las velas (U).

39Tras haber sido ahumado con copal, el gato se cubre con un cartón y es sepultado bajo la tierra.

  • 4Kajxi inó, kajxí ri'í xúkwi námopho, mabá ndiñu ejña, treinta y dos días” (rezo).

40Los manojos (B) que componen el asiento encarnan a la vez a las autoridades y sus días de penitencia, como lo comprueba el rezo: “La hoja y la flor están completas como el número de días de penitencia de tus hijos, los 32 días”.4 Así pues, el asiento está conformado por los hombres y su promesa de ayuno y abstinencia, así como por los seres divinos representados por el número cuatro. Encima de este nivel, los gobernantes mismos están figurados de manera realista (G), sentados en sus bancos (F), cargando sus insignias honoríficas (I, J), comiendo sus platillos de ayuno (K, L, M), así como las bolitas de tabaco con cal (P), las cuales queman la garganta y simbolizan su penitencia. La relación entre los hombres y el cosmos se expresa por medio de las cuatro cortezas grandes (H), a las cuales se proporcionan cuatro dosis de comida (N, O). Para terminar, el gato carga a los vecinos en el collar de su cuello (S), y al mismo tiempo comparte la comida de tamales, ya que el rezandero coloca cuidadosamente delante de su hocico los tamales miniaturizados (K). El conjunto se ahumea con copal, se complementa con las velas (U) y se cierra el sarcófago.

41Terminada esa fase ritual los gobernantes se sientan en sus bancos con los pies en el depósito ritual, disimulado debajo de la mesa, y comen a su vez unos tamales; luego el xiña les hace tragar cuatro veces una bolita de tabaco con cal. La teatralización de la escena sigue su representación miniaturizada.

La polisemia teleológica

42Con la excepción del sacrificio del gato, cuya complejidad es obvia, el observador pudiera pensar que todos los depósitos rituales examinados siguen el mismo modelo; sin embargo hemos visto que su significado varía, así como los personajes que representan.

43Los deslizamientos semánticos están realizados por medio de un juego sobre el sentido del cuatro y del ocho, es decir, las relaciones específicas entre los hombres y las potencias. De esta manera, si bien los manojos representan siempre a los hombres asociados con las deidades, hay veces en las cuales los hombres constituyen la materia prima del asiento de las mismas, mientras, que en otras ocasiones, conforman su propio asiento. A veces están presentes con sus peticiones (como en los depósitos al Cerro) y, en otras partes, con sus días de penitencia (como en los depósitos al gato).

44Cierto es que las cuatro grandes cortezas designan siempre a los seres divinos, pero a veces ese número se encarna, según el caso, en el Fuego, el Manantial, el Cerro o la Tierra.

45Finalmente los collares se componen de muchas flores, cuyo significado varía según el caso. A veces figuran las autoridades (cargadas en los hombros del Fuego), a veces los vecinos (cargados en el cuello del gobernante) y a veces los días (cargados en el lomo de ajku, como dueño del ciclo agrícola). De ahí se puede concluir que los mismos materiales, los mismos números y las mismas formas pueden ser depositarios de significados distintos. El contexto es el que determina el sentido principal de los conjuntos de cuatro y ocho elementos. En consecuencia, las cosas aparentemente idénticas se diferencian en función de su finalidad.

Notes

1Ka giriga xkanejtia namaraón xti ejña, xti xabia” (rezo).

2 Entrevista a Amador, El Naranjo, 2000.

3Sima gakri’í si’gn, guwá ijma masmana, gitwá ijma magón, ikángo ginakha xugwí kíxno ekha, di ríga ri’i chamba, dí kamba mbi’i matrigú ikhá” (rezo).

4Kajxi inó, kajxí ri'í xúkwi námopho, mabá ndiñu ejña, treinta y dos días” (rezo).

Table des illustrations

Titre Figura 3. Esquema de depósito ritual al Fuego en Agua Tordillo
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/890/img-1.jpg
Fichier image/jpeg, 143k
Titre Figura 4. Esquema del depósito ritual al gato en Agua Tordillo
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/890/img-2.jpg
Fichier image/jpeg, 120k
Titre Figura 5. Esquema del depósito ritual al Cerro en Barranca Pobre
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/890/img-3.jpg
Fichier image/jpeg, 166k
Titre Figura 6. Esquema del depósito ritual al gato en Barranca Pobre
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/890/img-4.jpg
Fichier image/jpeg, 175k

© Centro de estudios mexicanos y centroamericanos, 2009

Conditions d’utilisation : http://www.openedition.org/6540

Acheter

Volume papier

amazon.fr