Version classiqueVersion mobile

Rescate Arqueológico en la cuenca del Río Chixoy 2

 | 
Alain Ichon
, 
Marie-France Fauvet-Berthelot
, 
Christine Plocieniak
, 
et al.

Rescate arqueológico en la cuenca del Rio Chixoy 2- Cauinal

Texte intégral

Introducción

1A fines de 1976 se iniciaron, bajo la supervisión del Instituto Nacional de Electrificación de Guatemala (INDE), los trabajos de construcción de una presa de enrocamiento destinada a proveer, a partir de 1982, cerca de la mitad de la energía hidroeléctrica necesaria para el desarrollo del país. Este proyecto fue denominado Pueblo Viejo – Quixal: el nombre de Pueblo Viejo, en el mismo lugar donde deberá levantarse el dique de la presa, indica la existencia de un sitio arqueológico (al que llamaré, sin embargo, Pueblo Viejo – Chixoy, para distinguirlo de innumerables sitios que llevan el mismo nombre); Quixal es el nombre de la central eléctrica que se encuentra en línea recta, a 26 km. río abajo.

2El curso superior y medio del río Chixoy corresponde a la gran falla llamada “Polochic – Cuilco”, que es la prolongación hacia el Oeste de la fosa de Bartlett en el Mar Caribe. El río, más comúnmente llamado río Negro o río Grande, corre de Oeste a Este en el fondo de un valle muy encajonado, entre los macizos de la Sierra de Chuacús al Sur y de los Cuchumatanes al Norte. Inicia enseguida un vasto meandro antes de tomar una dirección general Sur-Norte y de verterse en el Usumacinta bajo el nombre de río Salinas. La ubicación de la presa fue escogida hacia el centro del meandro, en un estrechamiento del valle que constituye un verdadero cañón de menos de 200 m. de anchura, dominado al Oeste por el impresionante Cerro de la Campana; se encuentra más o menos en el límite de los tres departamentos: Quiché, Baja Verapaz y Alta Verapaz, y en la confluencia de tres ríos (los ríos Carchelá, Agua Fría y Salamá) con el Chixoy.

3La corona de la presa alcanzará la cota de 815 m. sobre el nivel del mar, o sea una altura de unos 110 m. en relación al nivel actual del río. El nivel normal de operación oscilará entre las cotas de 800 y 766 m; la primera representa una zona de embalse de unos cuarenta km. a lo largo del curso sinuoso del río, pero únicamente una superficie inundada de aproximadamente 14 km2, tomando en cuenta la estrechez del valle (el ancho promedio no pasa de 300 m.). Esta estrechez, la escasa extensión de las terrazas fluviales y la rigidez de las pendientes rocosas que se prestan poco al cultivo, hacen a priori este medio poco favorable al establecimiento humano. El informe preliminar sobre el “impacto ecológico” de la presa concluía con optimismo que las pérdidas de recursos agrícolas serían mínimas y que el traslado de población no afectaría más que a un número relativamente reducido de habitantes; también indicaba la existencia de algunos sitios arqueológicos (sólo tres sitios eran conocidos entonces: Pueblo Viejo, Plan de Tierra Negra y Cauinal) señalando que afortunadamente sería posible excavarlos en el límite del tiempo disponible.

4En una publicación anterior (Ichon 1979: 3) hice la reseña del proyecto de rescate de los sitios arqueológicos del valle del Chixoy medio. Para resumir, diremos que en base al informe de los ingenieros del Consorcio LAMI encargado de los estudios preliminares y a iniciativa del INDE, se hizo, en 1977, un contrato entre este organismo y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (IDAEH) para investigación y rescate de los sitios arqueológicos del río Chixoy. Este informe confiaba a la Misión Científica Francesa en Guatemala (la que, en 1978, se convertiría en la R. C. P. 500 del “Centre National de la Recherche Scientifique” (CNRS) la realización del programa de rescate que había propuesto en mayo de 1976. Este “Proyecto Chixoy” preveía el reconocimiento a fondo del valle en la zona inundada y la excavación, tan completa como fuera posible, de los centros ceremoniales más importantes. El rescate se limitaba, pues, a un estudio de la ocupación prehispánica del valle; no podría tratarse, tomando en cuenta las condiciones tanto geográficas como financieras, ni de proteger los conjuntos arqueológicos que hubieran valido la pena por un sistema de presas anexas, ni de trasladarlos, total o parcialmente, a un lugar plano fuera del alcance de las aguas más altas.

5Nuestros trabajos en el valle del Chixoy, financiados en parte por el INDE, en parte por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia y por el C. N. R. S., principiaron en marzo de 1977, en Pueblo Viejo. Desde entonces, han sido conducidos, esencialmente, por los arqueólogos de la Misión y por los estudiantes de arqueología de la Universidad de París I (Sorbona) y de la Universidad de San Carlos de Guatemala (USAC), con la participación de un arqueólogo de la Universidad de Pennsylvania, Robert Hill II. En 1979, para la excavación del sitio más importante, Cauinal, nos beneficiamos de la ayuda suplementaria de la USAC y del Proyecto de Desarrollo de la Cuenca del río Chixoy financiada por el Canadá, ayuda que detallaré más adelante. Estos trabajos, que aún no se han terminado, han permitido determinar unos cincuenta sitios (Fig. 2), distribuidos a todo lo largo del valle, sobre las terrazas bajas que bordean el río y sobre las primeras pendientes. Observamos, desde ya, que esta densidad es sorprendente – aproximadamente tres sitios por km2 – y revela la presencia, en esta parte del valle, de una población de insospechada importancia, sobre todo al final del período postclásico. Este fenómeno no es particular de la época prehispánica: el Dr. Gaitán Sánchez, encargado de la investigación socioeconómica concerniente a la población que debe ser desplazada, hizo el censo de 3,445 habitantes, distribuidos en 4 aldeas, 5 caseríos y 10 parajes (1978: 39).

6La evolución demográfica de esta población prehispánica será el objeto de una publicación ulterior, lo mismo que la descripción detallada del hábitat prehispánico en la zona del embalse. La presente publicación se limitará a la descripción del último sitio estudiado, Cauinal, y de las excavaciones que practicamos allí de noviembre de 1978 a mayo de 1979. El abundante material recolectado será analizado y descrito posteriormente.

7A. I.

  • 1 Sin embargo hemos estudiado con el INDE la posibilidad del "rescate físico" del sitio más important (...)

8Quiero agradecer aquí a todos los que han participado, material o financieramente, a nuestro proyecto de rescate, a los directores de las entidades citadas anteriormente, y especialmente, a los Ing. González Estévez, Director Ejecutivo, Estrada Girón y Casado Aguilar, Asistentes, Corado Ruano, Sub-Director Técnico, y Silva Samayoa, Coordinador Administrativo del Proyecto Hidroeléctrico Pueblo Viejo – Quixal. La traducción del manuscrito al español fue la obra común de Gladys U. de Asturias, Ana M. de Burak, Beatriz A. de Castillo, Elvira R. de Castillo, Miriam U. de Putzeys, Elvira B. de Ruiz y Eugenia Y. de Yurrita; fue revisado por Rita Grignon.1

Fig. 2 –Les Sites archéologiques de la vallée du Chixoy, (Los sitios arqueológicos de la cuenca de Chixoy).

Fig. 2 –Les Sites archéologiques de la vallée du Chixoy, (Los sitios arqueológicos de la cuenca de Chixoy).

Fig. 3 – Le “Grand Cauinal” et les sites voisins. (El “Gran Cauinal’’ y los sitios vecinos).

Notes de fin

1 Sin embargo hemos estudiado con el INDE la posibilidad del "rescate físico" del sitio más importante, Cauinal, por medio de la construcción de una pequeña presa y el desvío del río Cala. El estudio de factibilidad preparado por el Ing. E. Celada Samayoa concluyó, lamentablemente, que esta operación tendría un costo demasiado alto y afectaría el Proyecto general de Pueblo Viejo-Quix al.

Table des illustrations

Titre Fig. 2 –Les Sites archéologiques de la vallée du Chixoy, (Los sitios arqueológicos de la cuenca de Chixoy).
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/8132/img-1.jpg
Fichier image/jpeg, 51k
Légende Fig. 3 – Le “Grand Cauinal” et les sites voisins. (El “Gran Cauinal’’ y los sitios vecinos).
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/8132/img-2.jpg
Fichier image/jpeg, 239k

© Centro de estudios mexicanos y centroamericanos, 2021

Licence OpenEdition Books

Cette publication numérique est issue d’un traitement automatique par reconnaissance optique de caractères.

Acheter

Rechercher dans OpenEdition Search

Vous allez être redirigé vers OpenEdition Search