Version classiqueVersion mobile

San Antonio Nogalar

 | 
Guy Stresser-Péan

Tercera parte. Industria lítica de San Antonio Nogalar. Objetos fabricados en hueso, en cuerno, en concha o en metal. Restos de fauna

Capítulo 20. Fragmento de estatua de piedra

Texte intégral

Procedencia y descripción

1Un fragmento de estatua en piedra nos fue dado, en 1969, por un campesino que, según dijo, la encontró en un campo de cultivo ubicado al noroeste del pueblo actual, sobre la margen derecha del Arroyo del Cojo.

2Se trata de una cabeza incompleta, de foyaíta, probablemente tallada en un canto rodado de rio, pero tallada con bastante esmero por picoteo. La pieza entera debió tener una forma vagamente ovalada, con una base plana (fig. 138-5 y foto 26).

3En su estado actual falta la parte anterior e inferior del rostro, como consecuencia del desprendimiento —aparentemente natural— de una gruesa lasca de la piedra. Un resto de protuberancia, abajo a la derecha, indica que la boca o el mentón debió formar un relieve considerable, en posición muy baja.

4A excepción de la boca faltante, los rasgos faciales están evocados por cúpulas poco profundas. Las de las ventanas nasales son ligeramente alargadas, siendo sus diámetros de 18 a 22 mm y su profundidad de aproximadamente 5 mm. Las cúpulas que figuran los ojos son circulares, con un diámetro de 40 mm y una profundidad de 11 a 12 mm. El reborde externo de las órbitas cerca de las sienes, está marcado por un ligero relieve. En cambio, no existía protuberancia alguna correspondiente a la nariz.

5La parte superior de la cabeza estaba ocupada por una gran cúpula de 70 mm de diámetro y de 20 mm de profundidad, de la cual sólo subsiste una parte, pues toda la cara posterior de la cabeza está actualmente quebrada. Da la impresión de que jamás hubo cuello alguno, pues la pieza se asienta simplemente sobre una base plana.

6La altura total de la pieza es de 130 mm, y su ancho máximo de 144 mm. De adelante hacia atrás, la longitud máxima actual es de 149 mm.

Comentario

7No existe motivo alguno para poner en duda la procedencia de esta pieza, pues la roca en la que fue tallada demuestra su origen local. En cambio, no hay certeza de que sea contemporánea de la fase principal de ocupación del sitio, aun cuando esto nos parezca probable.

8En el estado actual de nuestros conocimientos, esta pieza constituye el ejemplar de escultura más septentrional que haya sido encontrado en todo el noreste de México.

9A primera vista, parece que sólo se trata de la representación de un cráneo. No obstante, la ausencia de la boca impide afirmar esto sin reservas. En efecto, se sabe que tanto en la Huasteca como en el México central, el simio es representado convencionalmente con ojos redondos.

10La gran cúpula en la parte superior de la cabeza resulta difícil de explicar. Sería arriesgado pretender identificar en ella una forma particular del brasero que lleva sobre su cabeza el viejo dios del fuego, cuyo culto está atestiguado desde la época preclásica hasta la conquista española.

11En el Valle de México, la escultura sobre piedra hace su aparición en el preclásico superior. Por lo general, las numerosas estatuas descubiertas en la Huasteca no tienen procedencia precisa, pero casi todas al parecer pertenecen al posclásico. Sin embargo, creemos que la escultura sobre piedra era practicada en la Huasteca en la época clásica.

© Centro de estudios mexicanos y centroamericanos, 2000

Conditions d’utilisation : http://www.openedition.org/6540

Cette publication numérique est issue d’un traitement automatique par reconnaissance optique de caractères.

Acheter

Rechercher dans OpenEdition Search

Vous allez être redirigé vers OpenEdition Search