Version classiqueVersion mobile

San Antonio Nogalar

 | 
Guy Stresser-Péan

Tercera parte. Industria lítica de San Antonio Nogalar. Objetos fabricados en hueso, en cuerno, en concha o en metal. Restos de fauna

Capítulo 10. Piezas bifaciales diversas, en pedernal o en obsidiana

Texte intégral

1En este capítulo, agrupamos arbitrariamente piezas muy diversas, sin otra relación entre ellas que su talla bifacial (fig. 106).

2Aunque pertenecientes a dos tipos muy diferentes, tres de ellas podrían clasificarse como cuchillos (“knives”) en la terminología americana. Pero el término couteau, en realidad bastante vago, no es aún bien aceptado en el vocabulario francés de la industria lítica, y, por carecer de mango, se titubea en emplear la palabra poignard (puñal, en español) que, por otra parte, implica en general la presencia de una punta aguda.

3Las cuatro siguientes son piezas bifaciales de dos tipos diferentes, las cuales no pueden ser identificadas con puntas de proyectiles debido a su extremidad distal redondeada, al espesor considerable de algunas de ellas, y a la forma curvada o sinuosa de otras.

4La última, finalmente, es una pequeña pieza aberrante, alargada y angosta, con bordes paralelos.

Fragmento de pieza foliácea, bifacial, en obsidiana

5Un solo ejemplar, quebrado y muy incompleto, hallado en la excavación san vi al despejar el muro de contención (fig. 106-1).

Dimensiones en milímetros

6Longitud actual del tiesto: 36 mm.

7Ancho máximo actual: 31 mm.

8Ancho mínimo actual: 23 mm.

9(Longitud mínima probable de la pieza entera: aproximadamente 125 mm.)

Forma

10Pieza bifacial, medianamente espesa, simétrica, alargada, probablemente foliácea. Bordes convergentes ligeramente convexos.

Materia

11Obsidiana negra, zonificada, con delgadas bandas paralelas alternativamente más translúcidas y más opacas.

Técnica

12Talla bifacial hábil y esmerada. Bordes labrados por retoques bifaciales cubrientes, en escamas, delgados, más bien irregulares sobre una cara y casi regulares sobre la otra, transversos sobre un borde y oblicuo sobre el otro. Sobre uno solo de los bordes, finos y cortos retoques marginales unifaciales. Un notable engrasamiento en el lugar de una de las fracturas, tal vez debido a un defecto de la obsidiana, permite suponer que la pieza pudo quebrarse durante su elaboración, lo cual implicaría una práctica local de la talla bifacial de la obsidiana.

Utilización

13Empleo probablemente ceremonial.

Comparaciones

14Es probable que la materia prima de esta pieza proceda de los yacimientos de obsidiana del actual estado de Hidalgo, y no se excluye la posibilidad de que el objeto mismo haya sido importado de la meseta central mexicana. Por comparación con las piezas halladas en Teotihuacán (Linné 1934: 146-147, fig. 296-297; y Linné 1942: 134, figs. 270-271), puede pensarse que este tiesto proviene de una pieza en forma de hoja de laurel, puntiaguda en sus dos extremos. Piezas de este género fueron encontradas en diversas regiones de México, y particularmente en el posclásico de la Huasteca.

Piezas bifaciales delgadas, (en pedernal) de forma rectangular terminado en una punta desviada

15Dos ejemplares, uno hallado en excavación, en san vi, y el otro encontrado en superficie, en san sp 3 (foto 23-35 y fig. 106-2 y 3).

Dimensiones en milímetros

16Longitud: 65 y 69 mm. Promedio: 67 mm.

17Ancho máximo: 36 y 37 mm. Promedio: 36.5 mm.

18Espesor máximo: 10 y 11 mm.

19Promedio: 10.5 mm.

20Longitud del cuerpo rectangular: 36 y 41 mm.

21Promedio: 38.5 mm.

Relaciones entre las dimensiones

22Relación ancho-longitud: 52/100 y 57/100.

23Promedio: 54/100.

24Relación entre la longitud del cuerpo rectangular y la longitud total: 52/100 y 63/100.

25Promedio: 57/100.

26Relación espesor-longitud: 14/100 y 17/100. Promedio: 16/100.

Forma

27Piezas bifaciales, medianamente espesas, claramente disimétricas. Base rectilínea adelgazada. Bordes laterales al principio rectilíneos y paralelos, que luego convergen desigualmente hacia una punta desviada, chata, más o menos aguda.

Materia

28Pedernal gris o amarillento, mate o lustroso.

Técnica

29Talla bastante abrupta, habiendo formado grandes retoques cubrientes irregulares, bastante hondos y generalmente transversos. Base adelgazada, en un caso, por una gran extracción longitudinal mediana. A cada lado de la punta, los bordes convergentes están tallados por retoques más pequeños y más esmerados, a veces marginales y bastante finos.

Utilización

30Piezas que pudieron haber servido como cuchillos o como puñales.

Comparación

31Estas dos piezas son perfectamente homologas. Una de ellas fue encontrada en la excavación san vi, lo cual revela su contemporaneidad con la principal fase de ocupación del sitio. A pesar de una semejanza bastante superficial con las puntas Cody (Wormington, 1957: 267), tienen una forma muy particular y constituyen uno de los elementos más originales del material de San Antonio Nogalar. Si ellas debieran ser consideradas como representativas de un tipo, éste merecería llevar el nombre de “Cuchillo de Nogalar”.

Piezas bifaciales largas, de base recta y punta redondeada

32Dos ejemplares, uno de excavación (de san viii) y uno de superficie (de san sp 1) (foto. 23-26 y fig. 106-4 y 5).

Dimensiones en milímetros

33Longitud: 59 y 75 nun. Promedio: 67 mm.

34Ancho máximo; 31 y 33 mm. Promedio: 32 mm.

35Espesor máximo: 13 y 17 mm. Promedio: 15mm.

Relaciones entre las dimensiones

36Relación ancho-longitud: 44/100 y 53/100.

37Promedio: 48/100.

38Nivel del ancho máximo: 11/100 y 17/100.

39Promedio: 14/100.

40Relación espesor-ancho: 17/100 y 29/100.

41Promedio: 23/100.

Forma

42Pequeños bifaciales, espesos o medianamente espesos, simétricos, de forma triangular muy alargada. Base recta, a veces gruesa, a veces adelgazada y filosa. Punta más o menos achatada, esmeradamente retocada. Bordes laterales rectos o ligeramente convexos, con aristas filosas retocadas en las cercanías de la punta.

Materia

43Pedernal, gris en un caso y negruzco en el otro. La punta está tallada en la parte de pedernal lustroso, de bastante buena calidad. La base está en la parte de pedernal mate, con o sin restos de córtex.

Técnica

44Piezas de talla bifacial, aun cuando una de sus caras sea chata y la otra convexa. La pieza hallada en san viii fue tallada abruptamente, con percutor de piedra, en un pedernal negruzco bastante mediocre. De ahí sus aristas laterales en zigzag y también, sin duda, el hecho de que su base, formada por una cara plana natural con cortex, tenga un ángulo desportillado. La otra pieza, más delgada y más finamente tallada, tiene retoques cubrientes irregulares sobre las dos caras, una base adelgazada, bastante filosa y bordes laterales más regulares, aunque uno de ellos está muy mellado. En ambos casos hay finos retoques marginales, generalmente unifaciales, en la punta y sobre las partes cercanas a los bordes laterales.

Utilización

45La punta, o pequeña extremidad, delgada y finamente retocada, era evidentemente la parte activa de estas herramientas.

Comparaciones

46No nos parece que estas piezas tengan equivalentes exactos en el material lítico publicado de la sierra de Tamaulipas, del valle de Tehuacán y de la gruta de la Nopalera. Recuerdan ciertos puñales de la gruta de la Candelaria, en el estado de Coahuila (Aveleyra, et al. 1956, foto XII), pero son más alargadas y con una punta menos aguda.

Piezas bifaciales foliáceas, largas, delgadas y angostas (en pedernal)

47Dos ejemplares, ambos hallados en superficie (en san sp 3 y en san sp 6) (foto 23-37 y fig. 106-6 y 7).

Dimensiones en milímetros

48Longitud: 57 y 64. Promedio: 60 mm.

49Ancho máximo: 22 y 24 mm. Promedio: 23 mm.

50Espesor máximo: 9 mm.

Relaciones entre las dimensiones

51Relación ancho-longitud: 34/100 y 42/100.

52Promedio: 38/100.

53Nivel del ancho máximo: 44/100 y 55/100.

54Promedio: 49/100.

55Relación espesor-longitud: 14/100 y 16/100.

56Promedio: 15/100.

Forma

57Pequeñas piezas bifaciales, delgadas, largas y angostas, foliáceas, casi simétricas, pero curvadas u onduladas en el sentido de su longitud. Extremos redondeados y delgados, el más angosto formando una especie de punta esmeradamente retocada. Bordes laterales cortantes y escasamente convexos.

Materia

58Pedernal gris o blancuzco, de buena calidad.

Técnica

59Talla enteramente bifacial. La cara cóncava muestra sobre todo extracciones longitudinales, y la cara convexa más bien muestra retoques transversales cubrientes. Finos retoques marginales sobre todo en las cercanías de la punta.

Utilización

60Empleo no determinado. Puede pensarse que piezas como éstas servían de cuchillos, pues sus aristas cortantes, activas y bien retocadas, están en la punta y sus proximidades.

Comparaciones

61Mac Neish no señala piezas de este género en la sierra de Tamaulipas. En el valle de Tehuacán, son las “half-moon side-blades” las que se les parecen un poco (Mac Neish 1967: 92 y fig. 78). En el material de la gruta de la Nopalera, tal vez sea por el lado de ciertas “Raederas Bilaterales” que podrían ser hallados algunos elementos de comparación (García Cook 1967: 82 y foto XX).

Pequeña pieza bifacial (en pedernal), alargada y angosta, con bordes paralelos

62Un solo ejemplar, hallado en superficie, en san sp 1 (foto 23-38 y fig. 106-8).

Dimensiones en milímetros

63Longitud: 62 mm.

64Ancho máximo: 21 mm.

65Espesor máximo: 11 mm.

Relaciones entre las dimensiones

66Relación ancho-longitud: 34/100.

67Relación espesor-longitud: 18/100.

Forma

68Pequeña pieza bifacial, de espesor mediano, de forma alargada y angosta. Bordes laterales casi rectos y paralelos entre sí. Uno de los extremos es redondeado, y el otro casi recto y un poco oblicuo. Bordes cortantes con aristas un poco zigzagueantes.

Materia

69Pedernal negruzco, lustroso, un poco veteado, aparentemente de bastante buena calidad.

Técnica

70Talla enteramente bifacial. Una de las caras presenta sobre todo grandes extracciones de desbaste, y la otra retoques bastante pequeños, rasantes u oblicuos. El extremo redondeado parece conservar un poco de pedernal, y su espesor está disminuido por una gran extracción longitudinal.

Utilización

71Empleo no determinado.

Comparaciones

72Esta pieza única no tiene equivalentes en el material lítico hallado por Mac Neish en la sierra de Tamaulipas, ni en el del valle de Tehuacán. Tal vez sea comparable con ciertos “cuchillos cuadrangulares-alargados” de los niveles clásicos y posclásicos de la gruta de la Nopalera (Garcia Cook 1967: 48, foto IV-5, cuadro 7). Se asemeja a una miniatura de ciertas hachas, en pedernal tallado, del Campiñense francés.

© Centro de estudios mexicanos y centroamericanos, 2000

Conditions d’utilisation : http://www.openedition.org/6540

Cette publication numérique est issue d’un traitement automatique par reconnaissance optique de caractères.

Acheter

Rechercher dans OpenEdition Search

Vous allez être redirigé vers OpenEdition Search