Version classiqueVersion mobile
OpenEdition Books

Las teorías de la guerra justa en el siglo XVI y sus expresiones contemporáneas

 | 
Gilles Bataillon
, 
Gilles Bienvenu
, 
Ambrosio Velasco Gômez

Introducción

Gilles Bataillon, Gilles Bienvenu et Ambrosio Velasco Gómez

Texte intégral

1Los textos que componen este volumen fueron preparados originalmente para el coloquio ”Las teorías de la guerra justa en el siglo xvi y sus expresiones contemporáneas”, efectuado en la ciudad de México del 1 al 4 de abril de 2003 y organizado por el Centro de Estudios Mexicanos y Centroamericanos (cemca), la División de Historia del Centro de Investigación y Docencia Económicas (cide), la Embajada de Francia, y la Facultad de Filosofía y Letras de la unam a través del proyecto ”Republicanismo, ciudadanía y multiculturalismo”. Auspiciado por la Facultad de Filosofía e inaugurado por Philippe Faure, embajador de Francia en México, y Silvio Zavala, profesor emérito del Colegio de México, este coloquio surgió de la coyuntura política internacional del momento, y de la necesidad de reflexionar sobre los debates en torno a la posibilidad de una guerra en Irak y de la legitimidad o ilegitimidad de esa guerra.

2Dos hechos llamaron particularmente nuestra atención. El primero tiene que ver con el resurgimiento, en la mayoría de los argumentos intercambiados por partidarios y opositores a aquella guerra, de las temáticas de la ”guerra justa” — resurgimiento por lo demás, claramente explícito en ambas posturas. También nos pareció digno de ser comentado, el gran debate que suscitó el argumento del multilateralismo. La Carta de América, publicada el 14 de febrero de 2002, por Michael Walzer (autor del famoso Just and unjust wars), y otros destacados intelectuales norteamericanos (Francis Fukuyama, Samuel Huntington, Robert Putnam, Michael Novak, Theodor Skocpol, entre otros), en la cual se declararon a favor de la guerra; es una excelente muestra del tono de estos debates. Sus argumentos planteaban que ”la razón moral universal, en otras palabras la ley moral universal, puede y debe aplicarse a la guerra”, que ”existen verdades morales universales” y que éstas ”valen para todos”. Los firmantes de aquella carta añadían — apoyándose en San Agustín — , ”que la primera justificación moral de la guerra es la protección del inocente en contra del mal” y escribían lo siguiente: ”Si se tiene la prueba irrefutable que el uso de la fuerza puede impedir la matanza de inocentes incapaces de defenderse a sí mismos, entonces el principio moral del amor al prójimo nos ordena emplear la fuerza”. Comentaban que si ”algunos piensan que el uso de la fuerza debe estar aprobado y respaldado por una instancia internacional reconocida, como la onu, tal propuesta es por lo demás, cuestionable. Esto es una novedad — continúa su argumento — : históricamente la aprobación internacional nunca fue considerada por los teóricos de la guerra justa como una exigencia justa. Además nada prueba que una instancia como la onu sea la mejor para decidir cuándo y cómo se puede recurrir de manera justificada a la fuerza. Hacer de la onu la pálida imitación de un Estado para reglamentar el uso de la fuerza tendría algo de suicida”. Algunos intelectuales neoconservadores como Bernard Lewis o Fouad Ajami, subrayaron que parte del mundo árabe musulmán debía ser ayudado a progresar, y esto aunque fuera en ciertas ocasiones contra su voluntad.

3Frente a estas opciones, algunas grandes voces internacionales, como el secretario de la onu, Koffi Arman, el representante de la Unión Europea, Javier Solana, o Juan Pablo II, subrayaron la necesidad de acudir al multilateralismo, ante la pretensión de un Estado — en este caso Estados Unidos — de pensarse y de actuar etnocéntricamente, como si fuera la encarnación de valores universales. Una posición alternativa fue propuesta por Pierre Hassner, reconocido internacionalista francés quien, basándose en el análisis de las recientes intervenciones de la otan en Kosovo, así como de la primera guerra de Irak, subraya la necesidad de acudir a otras posturas matizando tanto las teorías de la guerra justa como la fe ciega en el multilateralismo.

4Tomando en cuenta la manera en la cual estos debates retomaban sus argumentos de los grandes debates en torno a la noción de guerra justa, o de seguridad colectiva a través del multilateralismo, nos propusimos invitar a reflexionar más allá de la actualidad inmediata. Quisimos reflexionar no sólo en tomo a las teorías de la guerra justa y del multilateralismo, sino analizarlas a la luz de estudios de caso concretos en los cuales estas teorías fueron o siguen siendo consideradas.

5Nos pareció conveniente que los conflictos en torno a la conquista de América fueran el punto de partida de nuestra reflexión. Así, el libro comienza con el trabajo de Alfredo López Austin (unam) que nos presenta ”Las razones de la guerra en Mesoamérica”, mientras Alberto Carrillo Cázares (Colegio de Michoacán) comenta los debates teológico-políticos relativos a la conquista de los chichimecas y Louise Bénat-Tachot (Universidad de Marne-la-Vallée) analiza ”las figuras y la configuración del enemigo americano” en las Crónicas de las Indias de Gonzalo Fernández de Oviedo y de Francisco López de Gómara.

6Un segundo grupo de trabajo se enfocó a analizar los debates en torno a la legitimidad de la conquista. Mauricio Beuchot (unam) presenta las ”controversias sobre la guerra justa durante la Colonia”, mientras Jean-Pierre Clément (Universidad de París iv) discute los argumentos desarrollados por Las Casas en su Historia de las Indias y Nestor Capdevila (Universidad de París xii) confronta los argumentos lascasianos a los de Sepúlveda y Vitoria. Gilíes Bienvenu (Embajada de Francia) destaca los fundamentos ”humanistas” de la defensa del derecho de los españoles a hacer la guerra a los indígenas planteados por Sepúlveda y propone observar en la Controversia de Valladolid, la primera expresión moderna de un debate que no deja de crecer desde entonces y opone los defensores de valores universales del derecho a los teóricos del relativismo absoluto de los valores. Ambrosio Velasco (unam) reconstruye las ideas republicanas y multiculturalistas de Bartolomé de las Casas y fray Alonso de la Veracruz como fundamento de la crítica a la legitimidad de la guerra de conquista y del dominio español. Marialba Pastor (unam) analiza las limitaciones de la visión cristiana del sacrificio en Nueva España.

7¿Cómo pensar las teorías de la guerra civil, de la justicia y de la soberanía? constituye el telón de fondo de las contribuciones de Marie-Danielle Demélas (Universidad de París iv), quien examina las teorías hispánicas de la guerra civil del siglo xvi, y de Étienne Balibar (profesor emérito de la Universidad de París i) en su análisis de las antinomias schmittianas relativas a la justicia y a la soberanía. Miguel Soto (unam), Gilíes Bataillon (cemca-cide), Bruce Bagley (Miami University-cide) examinan las justificaciones de la guerra durante la rebelión de Texas, las guerras nicaragüenses de los siglos xix y xx y la guerra colombiana de las ultimas décadas del siglo xx respectivamente. Farid Kahhat (cide) reflexiona en torno a ”Jus in bello, terrorismo y daños colaterales” en las guerras en Cercano y Medio Oriente, mientras Hamit Bozarslan (ehss) analiza la guerra justa en el Islam, tanto en la doctrina clásica como en sus percepciones actuales. Agnès Lejbowicz y Hubert Védrine (ex Canciller de Francia) subrayan cómo la problemática de la guerra justa ha sido remodelada por el derecho internacional contemporáneo.

8Como puede observarse, el libro reúne un amplio conjunto de trabajos que desde la historia, la antropología, la filosofía, el derecho, la teoría política y la sociología buscan comprender y esclarecer el problema de la justificación de las guerras. También se muestra cómo este problema ha sido desde hace casi cinco siglos una cuestión de intenso debate, aún no resuelto en forma definitiva. Muchos de los argumentos y contraargumentos que se elaboraron en las controversias en torno a la conquista de América, se continúan esgrimiendo en nuestros días para justificar o condenar guerras como la de Irak.

9Además, es importante destacar la afinidad de preocupaciones intelectuales, éticas y políticas del nutrido número de académicos de diversas instituciones de México y Francia que se reunieron en este coloquio internacional para dialogar y poner en evidencia la relevancia de las humanidades y las ciencias sociales para la comprensión crítica de uno de los más grandes problemas del mundo actual. Esperamos que este volumen aliente más esfuerzos de colaboración entre universidades de estos dos países.

Auteurs

Universidad de Caen--CEMS-CIDE

Embajada de Francia

© Centro de estudios mexicanos y centroamericanos, 1998

Conditions d’utilisation : http://www.openedition.org/6540

Acheter

Volume papier

amazon.fr