Version classiqueVersion mobile

Tamtok, sitio arqueológico huasteco. Volumen I

 | 
Guy Stresser-Péan
, 
Claude Stresser-Péan

Segunda parte. Plaza Ceremonial / Deuxième partie. Place cérémonielle

Capítulo X. Las estructuras del oeste

Résumé

Chapitre X. Les structures de l’ouest - Les structures de l’ouest peuvent être considérées comme des plates-formes d’habitation sauf AW 5 qui est une sorte de tumulus funéraire et AW 3 qui est un petit autel sans doute annexe à AW 2.

Toutes ces plates-formes sont à plan circulaire avec escalier, mais AW 4, AW 6 et AW 7 ont subi une deuxième phase de construction avec un plan en fer à cheval. La plupart de ces maisons rondes avaient un foyer quasi central, et toutes une offrande dédicatoire à chaque surélévation. Le matériel principal de construction de ces plates-formes est le galet de rivière.

AW 1, monticule du Nord-Ouest. Un matériel de décharge formé surtout de tessons du type Huasteca Noir sur Blanc se trouvait à un mètre du mur sud.

AW 2, lA Tour. Deux stades de construction, deux revêtements de sol superposés, et deux foyers superposés décalés par rapport au centre. Il y eut sans doute un troisième stade de construction que laisse supposer la présence d’une offrande dédicatoire située bien au-dessus du Stuc 2, mais dont l’érosion en a fait disparaître les traces. Le dégagement du Stuc 1 permit de découvrir un anneau de terre jaunâtre témoin d’une ancienne paroi circulaire. La disposition architecturale du deuxième stade de construction (Stuc 2) est identique à celle de Stuc 1. Toutefois le sol extérieur autour de cette deuxième maison était recouvert d’un stuc peint en noir.

AW 3, Autel Anonyme. Cet autel rectangulaire était peut-être une dépendance de la plate-forme AW 2.

AW 4, monticule Au Cerón. Deux phases de construction. Une première plate-forme circulaire de neuf mètres de diamètre environ (AW 4-1) laisse voir les traces d’une maison circulaire de cinq mètres de diamètre avec l’interruption nécessaire à l’ouverture de la porte. À l’extérieur sud-ouest de cette cloison restaient des traces de peinture noire en bandes rayonnantes.

L’agrandissement de la plate-forme primitive est une superposition inachevée avec amplification asymétrique (figure 59). Le plan général de cette nouvelle structure est en “fer à cheval”.

Quelques fragments divers de céramique furent découverts au pied du mur ouest-nord-ouest de AW 4-1.

AW 5, monticule Aux Fresques. Sorte de tumulus de 10 mètres de long, délimité à l’est et au nord par une muraille construite en dalles de grès calcaire. Sur la face nord, en relativement bon état, la couche de stuc était décorée de peintures (appelées “fresques” au Mexique), de couleur rouge foncé. Elles relèvent de l’art abstrait ce qui les différencie des peintures figuratives découvertes dans le site voisin de Consuelo.

Au centre de la surface supérieure de AW 5, un espace d’environ trois mètres de diamètre était recouvert de blocs de poudingue. Au-dessous de ces blocs, entre 40 et 60 centimètres de profondeur, apparut une importante offrande composée de 23 pièces (figure 61). Dans la partie centrale de l’offrande apparurent deux dents humaines d’adulte, quelques débris d’ossements dont quelques fragments d’os longs humains partiellement brûlés. Cette découverte autorise à supposer qu’il s’agit d’une sépulture à incinération.

AW 6, monticule aux Tortues. De forme générale absidale du type “en fer à cheval”, cette plate-forme a une largeur maximale de 12.70 mètres près de la façade, et une longueur de 15 mètres. Au nord de l’escalier se trouvait un petit autel bas. Sous le stuc qui recouvrait la surface supérieure de la structure se trouvaient les fragments d’un brasero du type Huasteca Blanc. Et juste au-delà de la limite nord-ouest actuelle dudit revêtement de sol, se trouvaient deux importantes sculptures sur pierre: une tête animale aux yeux ronds, représentation probable d’une tête de tarpon et, taillée dans une pierre plate, une tête de vieillard du type “Hacha totonaca”.

AW 7, monticule à la Première Statue. Plate-forme d’habitation avec deux phases de construction. Un revêtement de sol, Stuc 1, couvrait une surface circulaire de 9.60 mètres de diamètre, traces d’une maison ronde avec foyer. Le stuc, formant un seuil se prolongeait au-delà de la porte (figures 65 et 66). Le deuxième stade de construction est de plan absidal.

Outre la petite statue en grès calcaire du type “Vieillard voûté” trouvée à la surface d’AW 7, fut découvert au pied du mur de soutènement nord-ouest, un dépôt intentionnel de tessons. En grande majorité ces tessons provenaient de marmites en Pâte Grossière, mais ce dépôt fournit aussi quelques jolies pièces du type Huasteca Polychrome ou Huasteca Noir sur Blanc.

Texte intégral

A. Estructura AW 1 (montículo del Noroeste)

1. LOCALIZACIÓN

1La estructura AW 1 (“montículo del Noroeste”) está situada en el ángulo noroeste de la Plaza Ceremonial, a menos de 10 m de la gran estructura AN 2 (“Montículo Corcovado”) que limita esta plaza hacía el norte. En 1962, y dado que AW 1 estaba un poco hacía atrás en relación con las otras plataformas del oeste, se encontraba algo encubrido entre los escombros que cayeron del cerro de Piedras Paradas. La excavación se hizo entre febrero y marzo de 1963.

2. HIPÓTESIS DE LOS DOS EDIFICIOS SUPERPUESTOS

2Al comenzar el trabajo de despejar, los excavadores se encontraron en presencia de un montículo vagamente circular, de más de 20 m de diámetro, cuya parte superior estaba un poco aplanada. Para lograr encontrar un muro lateral bien conservado, fue necesario quitar en todos los alrededores una masa considerable de escombros formados en parte por una tierra amarillenta y pulverulenta. Estos escombros contenían una enorme cantidad de guijarros y piedras.

3Esto nos hizo pensar, posteriormente, que el edificio, más ο menos intacto que acabábamos de discubrir debió de estar incluido en un edificio de un diámetro más grande, que lo había protegido. Esta superestructura hipotética debió de tener muros frágiles, construidos con guijarros, que se habían derrumbado completamente, y cuya base probablemente no fue advertida a tiempo por los trabajadores de la excavación. Algunos de los restos del lado sur, que daban la impresión de estar en su lugar, parecían indicar que dicha estructura tenía un diámetro de alrededor de 12.50 ó 13 metros.

4Una vez dicho esto, el resto de este capítulo estará dedicado al edificio interior que es el que pudimos verdaderamente estudiar y que llamamos AW 1.

3. FORMA GENERAL, MUROS Y ESCALERAS

5La excavación de AW 1 realizada en febrero y marzo de 1963 dio comienzo despejando el perímetro circundante. Después se exploró el interior, pero solamente en su mitad este. AW 1 apareció como una plataforma circular de unos 11.30 m de base y 1.85 m de altura en su parte central. Presentaba una escalera del lado este. Su muro de contención, un poco inclinado hacia el interior, estaba formado simplemente por guijarros superpuestos, mantenidos y recubiertos con un poco de mortero de cal. Este muro, muy frágil, tenía diferentes alturas según los sitios, que oscilaban entre 40 y 80 cm. Sin embargo, en un punto del lado sur, alcanzaba un metro de altura y en ese punto, estaba coronado por dos lajas horizontales que formaban un saliente hacía el exterior. Es probable que este muro haya tenido una parte inferior inclinada rematada por una parte alta vertical, ligeramente en saliente, lo que daba el perfil clásico de talud y tablero.

Fig. 54 - Montículo del Noroeste AW 1.
Monticule du Nord-Ouest AW 1

6La escalera, con un saliente de 1.05 m, tenía una anchura total de 3 m al ras de los muros de contención de la plataforma y de 3.35 m en la parte baja de los escalones. Cuatro de estos escalones estaban más ο menos conservados. El primera tenía 20 cm de alto y los siguientes alrededor de 15 cm. Cada peralte estaba formado por una ο dos hileras de guijarros que soportaban una laja horizontal. Estos escalones, enmarcados por dos rampas laterales inclinadas, de 70 cm de ancho construidas con guijarros, se encontraban mal conservados.

4. REVESTIMIENTOS DE ESTUCO Y RELLENO DE LA PLATAFORMA

7En la cima del montículo, en la parte central bajo algunos centímetros de tierra, se encontraba el Estuco 2, muy escaso y resquebrajado. Debajo de éste, se encontraba una capa de tierra negra y dura de 40 cm de espesor. Una vez levantada esta capa, apareció, a aproximadamente 1.45 m de altura, un segundo revestimiento, Estuco 1, pero bastante bien conservado. Cubría una superficie circular de unos 6.30 m de diámetro, cuyo borde externo estaba ligeramente levantado. A 35 cm de su centra, estaba interrumpido por una abertura oval de 70 x 80 cm. Esta abertura correspondía a una especie de hondonada estucada, de 14 cm de profundidad, que estaba llena de tierra cenizosa.

8Por debajo de este estuco, la excavación prosiguió y se atravesó primera 40 cm de tierra negra, gravosa, muy dura y después 22 cm de tierra amarillo claro con grava y más adelante, 27 cm de tierra blanca con concreciones calizas; por último, 45 cm de tierra amarillo-anaranjada pulverulenta que contenía guijarros incrustados con caliza. Estas tres últimas capas estaban inclinadas hacía la periferia de la plataforma, como si el relleno hubiese estado hecho de un material blando vertido cerca del centra. Cabe preguntarse si el haberlo depositado ahí fue una primera fase de construcción no terminada, destinada a la confección de un revestimiento de estuco.

5. OFRENDA

9Al centra de la estructura AW 1, equidistante de las dos capas de estuco, se encontró una ofrenda constituida por una trompeta de caracol (gasterópodo marino), una punta de flecha de pedernal blanco y fragmentos de una pequeña vasija con restos de cáscara de huevo. Al parecer tuvo además, una valva de concha, pero esta fue rota por una estaca. El gasterópodo era un molusco de una especie pequeña, Strombus raninus Gmelin. Este caracol, de 7.5 cm de largo presentaba dos agujeros de suspensión y su ápice había sido aserrado para permitir la fijación de un tubo insuflador. La punta de flecha era triangular con entalladuras laterales y base cóncava.

10Esta ofrenda votiva evidentemente había sido depositada durante la fase en que se levantó la plataforma. En otras estructuras de Tamtok se han encontrado ofrendas análogas.

6. MATERIAL DESCUBIERTO

11El relleno interno de AW 1 no contenía absolutamente nada en sus capas inferiores, formadas de un material blancuzco ο amarillento más ο menos pulverulento. Por lo contrario, las dos capas superiores, formadas de tierra negra, contenían, además de la ofrenda descrita, dos cabezas de figurillas del tipo Xipe Totec, dos mangos de sonajeros de terracota, un fragmenta de sílex, uno de calcita perforada y algunos tiestos, entre ellos uno Negro sobre Blanco y otro de Pasta Burda, con cúpulas.

12Los escombros del perímetro circundante de AW 1 contenían un material abundante, sobre todo del lado sur. Cabe destacar el hallazgo de siete fragmentos de figurillas humanas (una de ellas del tipo Xipe Totec), un fragmenta de figurilla zoomorfa, seis fragmentos de vasijas antropomorfas, tres vasijas miniatura, ocho fragmentos de braseros, uno de incensario, una navajilla de obsidiana, un cristal de calcita, una punta de flecha de pedernal y diversos tiestos del tipo Pasta Burda, Huasteca Negro sobre Blanco y Huasteca Policroma. Es preciso hacer mención especial de un montoncillo de tiestos del tipo Huasteca Negro sobre Blanco, que se encontró a cerca de un metro del actual muro de contención sur. Este material de descarga fue probablemente arrojado al pie del muro, que hoy en día ya no existe, de la hipotética superestructura. Comprendía sobre todo, los restas de un gran cántaro de cuello alto y asas laterales (huyul).

AW 1. Material de descarga
Matériel de décharge

7. CONCLUSIONES SOBRE EL MONTÍCULO DEL NOROESTE AW 1

13No cabe duda que la estructura AW 1 fue una plataforma de habitación que, en una primera fase de construcción tenía alrededor de 1.45 m de altura y soportaba una pequeña casa redonda de 6.30 m de diámetro interior. Las paredes de esta casa debieron de ser de madera y adobe. El piso, recubierto de estuco bien alisado, tenía un fogón casi central. Es probable que después haya existido una casa análoga ο un poco más grande, construida 40 cm más arriba, que remplazó a la primera, pero el estuco superior, casi completamente destruido no conservó la planta.

14Estas casas, con una situación elevada y escalera de piedras, probablemente fueron habitaciones de una familia noble. No obstante, su situación en un ángulo un poco apartado de la Plaza Ceremonial, sus muros pobremente construidos con guijarros y el hecho de que el piso de estuco observado no se extendía hacía el exterior de la casa propiamente dicha, nos hace pensar que sus habitantes no eran de la más alta jerarquía social. Sin embargo, su escalera tenía rampas laterales, lo cual era un lujo.

15El material recopilado durante la excavación comprendía un pequeño número de objetos ο fragmentas de objetos de la vida cotidiana: navajillas de obsidiana, ollas, tinajas, una escudilla y un gran cántaro. Pero este material contenía también una punta de flecha y diversos objetos rituales, tales como una cuenta de calcita, vasijas miniatura, incensarios, braseros, sonajas, una caracola marina y sobre todo, fragmentas de braseros. Todo este surtido podría corresponder a las atribuciones de un dignatario con responsabilidades religiosas y militares.

16Cabe destacar que la puerta y la escalera estaban orientadas hacia el este y no hacía el centro de la Plaza Ceremonial. En cuanto al fogón, éste no estaba exactamente al centro de la casa, lo cual corresponde a la tradición actual de los indios huastecos.

B. Estructura AW 2 (La Torre)

1. LOCALIZACIÓN

17La estructura AW 2 (“La Torre”) se encuentra en la parte noroeste de la Plaza Ceremonial a unos 9 m del sureste de AW 1 (montículo del Noroeste”) y a 4.40 m al norte de AW 4 (“montículo del Cerón”). En su parte posterior, del lado del suroeste, AW 2 se encontraba parcialmente escondido entre los escombros de tierra que bajaron de las pendientes del cerro de Piedras Paradas

2. FORMA GENERAL Y MURO DE CONTENCIÓN

18En la excavación de AW 2, realizada en febrero y marzo de 1963, se despejó primero el perímetro circundante. AW 2 apareció como una plataforma circular, con la parte superior redondeada, que media unos 11.3 m de diámetro de base y 1.85 m de altura en su parte central. Tenía una escalera del lado del este-sureste.

19Su muro de contención, muy ligeramente inclinado hacia el interior, estaba formado por una simple capa de guijarros, superpuestos en hiladas horizontales, mantenidos sujetos con mortero de cal. La base de este muro descansaba sobre una hilada de pequeños bloques de pudinga, conglomerado muy dura, de elementos redondeados. Este frágil muro había conservado una altura que variaba entre los 40 y los 90 cm. Del lado suroeste se interrumpía en un tramo de unos 4 m, correspondientes al sector donde la plataforma se encontraba cubierta entre la pendiente de escombros del cerro de Piedras Paradas. Al norte de esta interrupción, en un tramo de varios metros, se extendía, al pie del muro oeste, una especie de banqueta de piedras estucadas de 25 cm de altura.

20Este muro de contención, apenas inclinado, probablemente en otros tiempos tuvo una parte alta, vertical, ligeramente saliente, que le daba el perfil clásico de “talud y tablera”, pero no encontramos restas que nos apoyaran en esta suposición. Las partes conservadas de dicho muro habían estado protegidas por escombros caídos de lo alto de la plataforma. Estos escombros estaban formados de tierra y de piedras, en especial de guijarros.

3. ESCALERA

21La escalera, que sobresalía 105 cm, tenía 3 m de ancho. Estaba completamente en ruinas. Sólo dos de sus escalones estaban más ο menos bien conservados. El primera tenía una contrahuella inclinada y estaba formado por cuatro hiladas de guijarros que soportaban una laja horizontal. El segundo era idéntico, pero con la contrahuella vertical. Estos escalones estaban enmarcados por dos rampas laterales inclinadas, de unos 50 cm de ancho, en muy mal estado, construidas con guijarros.

4. ALZAMIENTO Y RECUBRIMIENTOS CON ESTUCO

22La exploración del relleno interno de AW 2 se hizo sólo en su mitad oriental. Se descubrió así que esta plataforma había sido construida en tres fases. En una primera, alcanzaba un metro de altura y fue parcialmente recubierta por un revestimiento de estuco, que llamaremos Estuco 1. En una segunda etapa, a alrededor de 1.25 m de altura, estuvo recubierta de forma más completa por un revestimiento de estuco, Estuco 2. En la tercera y última etapa la parte superior tenía 1.85 m de altura, pero el Estuco 3, que probablemente la recubría quedó después expuesto a la intemperie y fue totalmente destruido por la erosión.

5. PRIMERA ETAPA, CON UN RECUBRIMIENTO INFERIOR, ESTUCO 1

23En esta primera etapa, AW 2 no tenía más que un metro de altura. Su relleno estudiado por medio de dos sondeos, mostró la existencia de dos capas superpuestas. En la base, una tierra amarillenta pulverulenta, de 45 cm de espesor que casi no contenía tiestos. Por encima, había una capa más gruesa, de tierra negra dura, con abundante grava y algunos tiestos postclásicos. En la base de esta capa arcillosa se encontraron una punta de flecha de pedernal y dos pedazos de estuco, uno con la superficie blanca y el otro con la superficie negra. Un poco más arriba y en el centra de la plataforma aparecieron grandes guijarros y fragmentos de carbón de madera, que evocaban la existencia de un fogón. En virtud de que es muy poco probable que AW 2 haya sido construido de una sola vez hasta una altura de un metro, cabe preguntarse si se empezó por una primera etapa en la que tan sólo tenía 50 cm de alto, pero sin revestimiento de estuco.

24El recubrimiento, Estuco 1, de 3 cm de espesor, estaba formado por una sola capa de estuco muy dura cuya superficie superior, cuidadosamente pulida, era de color beige claro. Cubría una superficie circular de 6.50 m de diámetro cuyo borde sobresalía claramente unos 5 ό 6 cm. Esta superficie redonda, estucada, parecía estar rodeada de una especie de anillo amarillento, blando, de unos 18 ό 20 cm de anchura y 6 cm de profundidad, cuyo color contrastaba vivamente con el de la tierra negruzca que lo rodeaba.

25Era evidente que este anillo de tierra amarillenta daba fe de una antigua pared circular, probablemente formada por bajareque sobre una estructura de madera. Destacaban algunos puntos donde la tierra era más blanda y ligeramente más oscura, lo cual fue interpretado como vestigios de postes. Del lado sur, dos de estos testigos tenían 7 cm de diámetro y dejaban un espacio entre ellos de unos 43 cm. Del lado norte, había otros tres separados entre sí unos 37 cm. Esto supondría en total, unos cuarenta postes incorporados en el mura de una pequeña casa redonda.

26Frente a la escalera, el anillo de tierra amarillenta se interrumpía en un tramo de 83 cm, lo que correspondía evidentemente a la anchura de la puerta de entrada. Esta puerta tenía un umbral de estuco grueso, curvado, del cual un gran fragmento se conservaba en su lugar.

27Cerca del centra, pero con un desfase muy claro hacía la puerta, el recubrimiento de estuco se presentaba más bajo para formar una especie de depresión redonda, de 55 cm de diámetro y 14 cm de profundidad. Este tipo de depresiones eran generalmente fogones. Sin embargo, esta no presentaba cenizas; sino una especie de tierra café-rojiza muy densa en la que aparecieron algunos tiestos y los fragmentos de un brasero de terracota.

6. SEGUNDA ETAPA, CON RECUBRIMIENTO DEL PISO MEDIO, ESTUCO 2

28En la segunda etapa, AW 2 realzado unos 25 cm, había alcanzado una altura de 1.25 m. Sobre el estuco inferior Estuco 1, se habían puesto 15 cm de tierra blancuzca pulverulenta que carecía de tiestos. Más arriba, se añadieron 10 cm de tierra negruzca, bastante compacta, que contenía guijarros y algunos tiestos; y por último, se puso el Estuco 2.

29Este Estuco 2 estaba formado por dos capas superpuestas de estuco blanco, una capa inferior frágil, de 15 mm de espesor y una capa superior sólida de 18 mm de espesor. Este estuco, al igual que el anterior, cubría una superficie circular de alrededor de 6.50 m de diámetro, cuyo borde se levantaba al contacto de un anillo de tierra amarillenta de 20 cm de anchura, y se interrumpía frente a la parte media de la escalera. Existía pues, una casa redonda idéntica a la anterior. Pero alrededor de esta casa, en una anchura de por lo menos 60 cm, el suelo exterior estaba recubierto por los restos, muy deteriorados, de un revestimiento de estuco aparentemente pintado de negro.

30Un corte transversal del anillo de tierra amarillenta nos mostró que éste, aparentemente continuaba a más de 30 cm de altura, como si hubiera subsistido el mismo tabique vertical a pesar de la elevación del nivel de la plataforma. Pero no excluimos la posibilidad de que este tabique haya sido reconstruido sobre la misma planta. En la parte superior de sus restos aparecieron vestigios casi borrados de postes, espaciados entre sí entre 60 y 70 centímetros.

Fig. 55 - La Torre AW 2.
La Tour A W 2

Fig. 56 - La Torre AW 2. Corte suroeste-noreste, fogones superpuestos, pared de bajareque, ofrenda.
La Tour AW2. Coupe sud-ouest-nord-est, foyers superposés, cloison en torchis, offrande

31Cerca del centra, pero con un cierto desfase hacía la escalera, el Estuco 2 se interrumpía en una superficie circular de unos 80 cm de diámetro. Ahí, hasta cerca de 25 cm de profundidad, el suelo estaba formado por una tierra cenizosa, en la cual se encontraron muchas piedras, algunos tiestos y una concha rota. El fogón así definido no presentaba una depresión estucada.

7. TERCERA ETAPA: EL ESTUCO 3 HABÍA DESAPARECIDO

32Después de la destrucción de la pequeña casa redonda de Estuco 2, la plataforma AW 2 fue alzada más de 60 cm y llegó a tener más de 1.85 m de altura. Su superficie superior fue, con toda seguridad, provista de un último piso que debería haberse llamado Estuco 3; pero éste fue destruido por la erosión sin dejar traza alguna (figura 56).

33Durante esta elevación, se depositó una ofrenda dedicatoria a 42 cm arriba del fogón del Estuco 2. Comprendía dos puntas foliáceas anchas y gruesas, una de obsidiana y la otra en pedernal blanco, un pequeño guijarro blanco con vetas negras, dos pequeñas tinajas miniatura y algunos restos de cascarón de un huevo de ave muy pequeño.

34Dicho alzamiento fue esencialmente hecho con una tierra amarillenta que contenía tiestos.

8. MATERIAL DESCUBIERTO

35El material más interesante encontrado en buenas condiciones, fue el de la ofrenda dedicatoria que acabamos de describir. Y también la base de brasero roto encontrado en el fogón del Estuco 1 (figura 56).

36El relleno interno de AW 2, casi estéril en su parte inferior, contenía, más arriba, una laja de obsidiana, algunos tiestos postclásicos, dos fragmentas de figurillas, dos útiles para modelar cerámica y doce pedazos de vasijas miniatura. Los escombros acumulados alrededor de la plataforma, sobre todo al sur, nos dieron una gran cantidad de tiestos y de pequeños y diversos objetos. Citaremos entre ellos tan sólo tres fragmentas de estuco pintado, una punta de pedernal, una cuenta de calcita, un pedazo de metate, cinco fragmentas de figurillas, tres sonajas, dieciocho fragmentas de vasijas miniatura, dos de braseros, dos fragmentas gruesos de vasijas del tipo denominado “crisol” y diversos fragmentas de vasijas efigie.

Fig. 57 - La Torre AW 2. Reconstitución.
La Tour AW2. Reconstitution

9. CONCLUSIONES SOBRE LA ESTRUCTURA AW 2 (LA TORRE)

37El parecido de AW 2 con AW 1 es impresionante: la misma planta circular con una escalera en la parte este, el mismo modo de construcción, dimensiones casi idénticas tanto de la plataforma como del pequeño edificio redondo que soportaba la misma presencia de un fogón casi central, el mismo tipo de ofrenda dedicatoria al hacer los alzamientos, etcétera.

38No cabe duda que estas dos estructuras soportaban casas habitación donde se podía cocinar. A pesar de sus pequeñas dimensiones, AW 2 pudo ser la habitación de un dignatario de la localidad, probablemente noble. Una casa situada al borde de la Plaza Ceremonial, construida sobre una plataforma varias veces alzadas, con cuidadosos recubrimientos de estuco, paredes de adobe y una escalera con rampas laterales, sin duda no se había edificado para un hombre del pueblo humilde. Algunos elementos del material descubierto dan fe de una actividad ceremonial propia: figurillas, sonajas, vasijas miniatura, vasijas efigie y sobre todo, braseros, de los cuales uno se encontraba en el nivel de Estuco I.

C. Estructura AW 3 (altar Anónimo)

1. SITUACIÓN

39La estructura AW 3 (“Altar Anónimo”) está situada entre las plataformas AW 2 (“La Torre”) y AW 4 (“montículo del Cerón), pero un poco hacía delante de sus respectivas fachadas.

2. FORMA GENERAL Y MURO DE CONTENCIÓN

40El 14 de febrero de 1963 fue despejado el perímetro circundante de AW 3. Esta estructura apareció bajo la forma de una plataforma muy pequeña casi cuadrada, de 140 x 145 cm de lado, cuyo flanco este presentaba, en su parte central, una especie de apéndice ο prolongación de 60 cm de ancho, que formaba un saliente lateral de 35 cm. La altura máxima de esta plataforma, de 25 cm, estaba en el lado oeste. Su muro de contención estaba formado por tres hiladas de guijarros. Parece evidente que el apéndice de la cara este representaba el equivalente simbólico de una escalera de acceso. Pero esta escalera simbólica, como la de AC 4 (“altar de las Estatuillas”) no tenía, por supuesto, escalones, pues su altura total era más ο menos la de un peldaño.

Fig. 58 - Altar Anónimo AW 3.
Autel anonyme AW 3

3. MATERIAL DE RELLENO

41El 25 de marzo de 1963 se realizó un sondeo en el que se atravesaron 25 cm de tierra humífera de color oscuro, después 20 cm de un suelo natural análogo y por último, un subsuelo de tierra blancuzca, más ο menos pulverulenta. Estas mismas capas se encontraron en el sondeo externo realizado al borde de esta “escalera”. Se puede pues, concluir que el relleno de AW 3 fue hecho con tierra negruzca del suelo superficial vecino y no con tierra blanca. No se descubrió resto alguno de estuco, pero cerca de la superficie se encontraron unos cuantos tiestos.

4. CONCLUSIONES SOBRE AW 3 (ALTAR ANÓNIMO)

42Una plataforma tan pequeña y de tan poca altura no podía tener otro uso que no fuera ceremonial. Esta interpretación queda confirmada por la comparación con los altares AC 4 y AC 5, cuyo carácter ritual es evidente. Pero AC 4 y AC 5, ubicados en la parte central de la plaza, al parecer fueron destinados a ceremonias de culto público, mientras que AW 3, de aspecto más modesto, parece haber sido dedicado al uso semiprivado de las familias probablemente nobles, que habitaban en las dos plataformas más cercanas, AW 2 (“La Torre”) y AW 4 (“montículo del Cerón”).

43A este respecto, cabe destacar que la orientación de AW 3 corresponde a la de la escalera 2, pero no a la de la fachada y de la escalera de AW 4.

D. Estructura AW 4 (montículo del Cerón)

1. LOCALIZACIÓN

44La estructura AW 4 se encuentra en el extremo noroeste de la Plaza Ceremonial, a unos 2.50 m al sur de AW 2 (“La Torre”) y tan sólo a 0.60 m al norte de AW 5. Debido a su cercanía con el cerro de Piedras Paradas, el suelo sobre el cual se alza tiene una pendiente bastante fuerte hacía el este. En su parte más alta se erguía un árbol de la especie llamada localmente cerón (Phyllostylon brasiliensis) que tuvimos que abatir para poder excavar.

2. FORMA Y MUROS: ESTRUCTURA EN FORMA DE HERRADURA

45El despojo del perímetro de los muros de AW 4, que se realizó entre el 11 y el 14 de febrero de 1963, reveló una plataforma absidal “en forma de herradura” dotada, al este, de una fachada rectilínea con una escalera destruida y, al oeste de una especie de ábside en hemiciclo. Pero el muro semicircular del oeste ha sido apenas construido pues de este lado, la cara superior de la plataforma llegaba a hacer contacto con la vertiente este del cerro de Piedras Paradas.

46Más adelante veremos que la planta en forma de “herradura” se repite en otras plataformas de Tamtok, pero en este caso es un poco asimétrica. En efecto, la fachada de AW 4 no forma un ángulo recto con los muros laterales y su escalera no está en la parte central. Estas irregularidades se deben a la presencia de una plataforma anterior de planta circular que fue englobada, por superposición, en un edificio más amplio como lo explicaremos más adelante.

47La fachada este de AW 4 tiene una longitud total de 10.80 m. Su muro, en la época de nuestra excavación, se reducía a dos filas de guijarros que no se prolongaban de manera exacta, la una con la otra y que estaban separadas por un intervalo de 4.30 m que correspondía a la antigua existencia de una escalera desaparecida. Pero como acabamos de decir, esta escalera virtual no estaba en posición central; se encontraba entre dos partes desiguales del muro este, una de 3.60 m al norte y la otra de 2.90 m al sur.

48Los dos muros laterales se divergían ligeramente hacía el oeste: 11.50 m en la base en lugar de 10.80 m. Ambos estaban marcadamente inclinados hacia el interior. Estaban construidos con piedras redondas, dispuestas en hiladas regulares y mantenidas por mortero de cal. El muro norte, perfectamente rectilíneo de 6.75 m de longitud y una altura máxima de 0.40 m, estaba formado por seis hiladas de guijarros. Más allá de los 7 m, este muro empezaba a doblarse para tomar la curva del hemiciclo. El empalme estaba hecho con torpeza, y el muro en curva empezaba en el interior del otro. Esta parte curva del muro era primero bastante alta pues, a 7 m del ángulo noreste, alcanzaba 1.30 m de altura y tenía 19 hiladas de guijarros. Más allá, su altura iba disminuyendo poco a poco. A los 10.80 m de longitud se interrumpía totalmente y la curva estaba apenas esbozada. El muro sur era análogo al muro norte. Sin embargo, su parte rectilínea de 8 m de longitud, tenía más ο menos la misma altura que el principio de la parte curva, es decir unos 0.60 m y estaba formado por unas diez hiladas de guijarros. Este muro se interrumpía a unos 12.50 m del ángulo sureste.

Fig. 59 - Montículo del Cerón AW 4. Planta y cortes.
Monticule au Cerón AW 4. Plan et coupes

49La superficie superior de la plataforma AW 4 era notoriamente irregular, con una altura máxima de unos 1.85 m en su parte noroeste y una mínima cerca de la fachada este.

3. PLATAFORMA INTERIOR AW 4-1, DE PLANTA CIRCULAR

50La excavación interior de AW 4 se llevó a cabo entre el 10 y el 20 de marzo de 1963. Se descubrió la antigua existencia de una plataforma circular de alrededor de 9 m de diámetro y 0.60 m de altura que había sido posteriormente englobada, por superposición, dentro de una estructura en “herradura”, más grande y más alta. Este edificio anterior, que llamaremos AW 4-1 también tenía un muro de contención construido con guijarros y mortero de cal. Estaba bien conservado en la parte oeste donde alcanzaba una altura de 20 cm y sobre todo al suroeste donde su altura llegaba a los 60 cm y era casi tangente al muro sur de la estructura en forma de “herradura”. Hacía el este, ya no existía este muro, pero evidentemente había estado provisto al origen de una escalera.

51Esta plataforma circular AW 4-1 antiguamente soportaba una pequeña casa redonda, de unos 5 m de diámetro, rodeada por un muro de madera y bajareque. En efecto, la cara superior de AW 4-1 estaba cubierta por una capa de estuco de unos 3 cm de espesor, que se limitaba por una banda circular no estucada de 8 a 20 cm de anchura, que correspondía a la base del susodicho muro desaparecido.

52La zona central del piso de estuco tenía un diámetro de alrededor de 4.95 m, y estaba marcada, en su parte oriental por una especie de ranura norte-sur. En la superficie conservaba algunos vagos restos de pintura negruzca, de los cuales, los más nítidos rodeaban un espacio casi circular no estucado, de alrededor de 70 cm de diámetro, situado entre el centro y el borde sureste. Pero esta parte sin estuco no mostró concavidad con suelo cenizoso.

53La parte externa del estuco estaba unos 10 cm más elevada que la anterior. Tenía una anchura de aproximadamente 1.90 m y llegaba ha hacer contacto con el borde superior del muro circular de AW 4-1, en la parte donde todavía se conservaba el muro. Del lado del norte y del este, este estuco marginal se encontraba en muy mal estado, en partes se había caído y en partes había desaparecido. Por lo contrario, en su cuarto suroeste estaba tan bien conservado que se podían ver, en su superficie, dos anchas bandas divergentes pintadas de negro.

54En el lado este, el anillo no estucado, testigo de la antigua pared de la casa redonda, se interrumpía a lo largo de 78 cm que correspondían evidentemente a la anchura de lo que había sido una puerta de entrada. En este intervalo se encontraron los restos de un umbral en estuco, de bordes redondeados, de 26 cm de ancho y 5 cm de espesor. La función de este umbral fue sin duda compensar la diferencia de niveles entre las dos superficies estucadas, que se elevaban ligeramente al hacer contacto con la pared desaparecida.

4. RELLENO DE LA PLATAFORMA AW 4

55El relleno de AW 4 fue estudiado mediante varios sondeos. El primero, que se realizó en un punto que correspondía más ο menos al centro de la antigua pequeña plataforma circular AW 4-1, atravesó primero 30 cm de tierra negra rica en tiestos, antes de encontrar el piso de estuco. Por debajo de ese estuco apareció otra capa de tierra negruzca, de 50 cm de espesor. Esta capa casi no contenía tiestos, pero a 10 cm de profundidad, se encontró una pequeña plaquita ο dije colgante, de piedra verde pulida y en la mera base, una cabeza de figurilla de terracota. Por último, más abajo, apareció una tierra amarillenta pulverulenta, que no contenía restos arqueológicos.

56En otro sondeo realizado más al norte, se encontró más ο menos la misma secuencia, pero bajo el estuco se distinguía una capa superior color café y una capa inferior negruzca. Más abajo, en este mismo sondeo, se pudo distinguir, en la tierra pulverulenta arqueológicamente estéril, una capa inferior amarillo-anaranjada y una capa superior de un amarillo más claro, con unas especies de “muñecas” de arcilla blanca. El último sondeo, cerca del borde este de la plataforma AW 4, no atravesó más que una capa de tierra negruzca que contenía tiestos.

57De todos estos datos, podemos deducir que el suelo natural que existe bajo la estructura AW 4 eatá formado por una tierra pulverulenta más ο menos amarillenta ο blancuzca, similar a la que forma el cerro de Piedras Paradas y que aparentemente es ceniza volcánica. Sobre este suelo, se formó la primera pequeña plataforma redonda AW 4-1 con un relleno de tierra más ο menos negruzca, coronada por una capa de estuco. Esta pequeña plataforma fue posteriormente englobada en la gran estructura de forma de “herradura”, también formada esencialmente por tierra negruzca que contenía tiestos. Debido a la pendiente, se puede decir grosso modo que al este predomina la tierra negruzca acarreada y que el suelo natural amarillento es más importante hacía el oeste.

5. DETALLE DE UNA SUPERPOSICIÓN INCONCLUSA, CON AMPLIACIÓN ASIMÉTRICA

58Para aumentar la pequeña plataforma primitiva (figura 59), fue preciso extenderla hacía el norte pues, del lado sur, a menos de un metro, se encontraba la estructura AW 5 de la que hablaremos a continuación. Pero al parecer, esta ampliación se realizó en un principio sin alzamiento, conservando la casa redonda que se elevaba en el centra de su piso de estuco. Efectivamente, es muy claro que la nueva estructura en forma de “herradura” fue dotada de una escalera notablemente desplazada hacía el sur, de tal manera que se encontraba frente a la puerta de la casa ya existente.

59Posteriormente, se realzó la nueva plataforma, así ampliada, pero este alzamiento no llegó a completarse. Después de la destrucción de la casa, fue añadida una nueva capa de tierra negruzca sobre toda la superficie en herradura. Pero esta tierra fue depositada de una manera bastante anárquica, de tal suerte que se formé una superficie irregular que no tenía la horizontalidad necesaria para recibir un piso de estuco. Por otra parte, al norte fue aumentada la altura de una parte del muro de contención, usando para ello piedras más pequeñas que las que se habían empleado anteriormente. En cuanto al muro de la fachada este, éste fue prácticamente arrasado, sin duda con la intención de reconstruirlo dotándola, en esta ocasión de una escalera en su parte central. Pero todos estos trabajos quedaron inconclusos.

6. MATERIAL RECOLECTADO

60La mayor parte de los tiestos obtenidos en la excavación de la estructura AW 4, provenían del relleno tardío de la plataforma en forma de “herradura” que quedó inconclusa. Son de la época postclásica reciente, pero dado que provenían de derrumbes, no se pueden analizar para darse una idea del destino que se le dio al edificio en cuestión. En cuanto a los pedazos de estuco pintados, encontrados aquí y allá, parecen dar fe de una decoración mural suntuosa, pero podría darse el caso de que vinieran de otra parte.

61Es posible, aun cuando dudoso, que la plaquita de jadeíta pulida, encontrada en medio del relleno de la pequeña plataforma AW 4-1 haya sido una ofrenda dedicatoria; pero el único depósito indiscutible de objetos votivos es el que se descubrió al pie del muro de contención de esta misma pequeñs plataforma, del lado del oeste-noroeste. Estaba formado por cinco pequeñas ollas miniatura, con la boca hacía abajo, muy juntas, formando un grupo y por otras dos un poco más separadas. Estas dos últimas contenían restos de una sustancia de aspecto resinoso que aparentemente era asfalto. Más adelante veremos que al pie de la estructura AS 1 de Tamtok, se encontró un depósito parecido, pero más importante.

AW 4 - 1.Estuco policromo
Stuc peint polychrome

AW 4 - 1 Depósito ritual
Dépôt rituel

62A menos de un metro de distancia se encontraron otros objetos más ο restos de objetos más ο menos rituales, que no formaban un depósito votivo sino que sin duda habían sido arrojados en ese lugar situado detrás de la pequeña plataforma redonda. Ahí se encontraron dos fragmentos de figurillas, uno de vasija antropomorfa y dos de braseros.

7. CONCLUSIONES SOBRE LA ESTRUCTURA AW 4 (MONTÍCULO DE CERÓN)

63El carácter inconcluso de la gran plataforma en forma de “herradura” nos hace imposible darle alguna interpretación. En cuanto a la pequeña plataforma circular, más antigua, a la que hemos llamado AW 4-1, diremos que se parecía mucho, en más pequeño a las estructuras AW 2 y AW 3 y que soportaba, también, una casita redonda. El piso de esta casa mostraba una especie de fogón, representado por una superficie circular no estucada, rodeado por un anillo pintado de negro, pero esta superficie no estucada no correspondía a una concavidad llena de cenizas. Es probable que la casita redonda de AW 4 haya sido una habitación.

E. Estructura AW 5 (montículo de los Frescos)

1. SITUACIÓN Y ASPECTO ANTES DE LA EXCAVACIÓN

64Antes de la excavación, la estructura AW 5 se presentaba como un pequeño saliente del terreno de unos 10 m de largo, que corría de norte a sur y que interrumpía la pendiente por la que se prolongaba hacía el este, la vertiente oriental del cerro de Piedras Paradas. Este saliente se extendía entre AW 4 (montículo del Cerón), al norte y AW 6 (montículo de las Tortugas), al sur, pero su altura máxima caía fuertemente hacía el oeste, en relación con las fachadas de estas dos plataformas. Del lado este, presentaba una vertiente muy ancha, débilmente inclinada. Del lado oeste, la vertiente, un poco más empinada, cubría una superficie más limitada pues pronto se unía al flanco del cerro de Piedras Paradas.

Fig. 60 - Montículo de los Frescos AW 5. Planta y corte.
Monticule aux Fresques AW 5. Plan et coupe

2. SUPERFICIE CUBIERTA POR BLOQUES DE PUDINGA

65Más ο menos al centra de la vertiente este de la estructura AW 5, se encontraba una superficie vagamente circular de unos 3 m de diámetro, cubierta de bloques de piedra dispuestos en completo desorden. Estos bloques, de formas diversas, cada uno de unos 10 ό 20 cm de diámetro, estaban formados por elementos silíceos redondos inmersos en un cemento silíceo muy dura. Esta roca, llamada pudinga por los petrógrafos, tiene un aspecto particular que la distingue a primera vista de la piedra caliza y de las diversas piedras empleadas en la mayoría de las construcciones de Tamtok. En lengua huasteca se conoce con el nombre de šuhul tuhub (“piedra moteada”) y en español regional con el nombre de “piedra china”. A menos de 2 km de Tamtok, río arriba, existe un lugar llamado Piedras Chinas, desde donde pudieron haber sido llevados los bloques de pudinga a AW 5. Quizá estos bloques cumplían con una función ritual. En todo caso, estaban destinados a llamar la atención, pues recubrían una importante ofrenda ο entierro, como veremos más adelante. Ya mencionamos que en la cima del cerro del Tizate se descubrieron bloques análogos.

3. LIMPIEZA DEL PERÍMETRO

66Los trabajos de limpieza del perímetro de AW 5 se ejecutaron entre el 7 y el 11 de febrero de 1963. No se descubrieron muras de contención ni del lado oeste, ni del lado sur. Al este aparecieron algunos vestigios de un muro construido con lajas de piedra caliza. Este muro, vagamente orientado norte-sur, se encontraba aproximadamente en la prolongación del muro este de AW 4. Al sur, se interrumpía a dos metros de AW 6.

67Tan sólo en el lado norte, AW 5 mostró un muro de contención bastante bien conservado. Este muro, ligeramente curvo, tenía unos 4.20 m de longitud. Medía 40 cm de altura cerca de su extremo oeste y ahí formaba un ángulo redondeado y se interrumpía inmediatamente después. En el otro extremo, se unía a los restas del muro este, formando un ángulo bastante abierto. Este muro, construido con lajas de piedra caliza, había sido recubierto completamente por una capa de estuco, cuya superficie blanca, delicadamente pulida, había sido decorada con pinturas de color rojo.

4. PINTURAS DEL MURO NORTE

68Estas pinturas murales, que convencionalmente llamamos frescos, según el uso mexicano, fueron calcadas in situ por la señorita Fraud y posteriormente llevadas a México por el señor Castillo Negrete. Su color rojo oscuro parece haber sido dado por un óxido de hierro. Se conservaban muy parcialmente, tan sólo donde algunas piedras del muro habían conservado su revestimiento de estuco, con la pintura que lo decoraba. Un primer lote de estas superficies se encontraba cerca del extremo este del muro y cubría una superficie de unos 15 x 20 cm. Más al oeste, se encontraban dos piedras aisladas que habían conservado el estuco pintado. Por último, en su extremo oeste, el muro todavía guardaba una parte de sus frescos en poco más de un metro de largo y una altura que a veces llegaba a los 30 cm. Pero este conjunto estaba formado por fragmentas más ο menos separados, cuyas posiciones reciprocas habían sido ligeramente modificadas por los diversos asentamientos del terreno. Su reproducción necesitó, pues, de un cierto trabajo de reconstitución.

AW 5. Muro norte
Mur nord

69Estos frescos están esencialmente formados por líneas rectas, horizontales ο verticales, y a veces oblicuas, con algunas líneas curvas, y ciertos círculos y espirales. Son figuras de arte abstracto, lo que las diferencia fundamentalmente de las pinturas figurativas descubiertas en Consuelo, cerca de Tamuín, a unos 7 km al noreste de Tamtok y que fueron publicadas por W. Du Solier (1946). Más adelante las describiremos y las estudiaremos, junto con los fragmentas de frescos descubiertas aisladamente en diversos puntos del sitio.

5. ESTRATIGRAFÍA DE AW 5

70La exploración interna de la estructura AW 5 se realizó someramente del 6 al 11 de marzo de 1963 (figura 60), mediante zanjas orientadas este-oeste y norte-sur. A la altura máxima del montículo, se encontró en la zanja este-oeste, una capa, núm. 1, de tierra blanca amarillenta de unos 50 cm de espesor, rica en tiestos, guijarros y piedras. En esta capa, encima de la gran ofrenda de la que hablaremos más adelante, se encontró una pequeña vasija efigie trípode, que represantaba a Quetzalcóatl Ehecatl. Por debajo, venía una capa núm. 2 formada de tierra negra, de unos 30 cm de espesor, con pocas piedras pero con tiestos y una ofrenda importante. Más abajo venían dos capas de suelo natural sin tiestos, a las que se les adjudicaron los números 3 y 4. La capa núm. 3, de 25 a 30 cm de espesor estaba formada por fina tierra amarillo blancuzca, que contenía una gran cantidad de guijarros. Cada uno tenía unos 10 cm de diámetro y estaba envuelto por una concreción calcárea que podía alcanzar varios centímetros de espesor. Por último, la capa núm. 4, de tierra amarillo anaranjada, bastante compacta, contenía solamente algunas piedras pequeñas.

71Todas estas capas estaban en pendiente hacía el este. Las capas 1 y 2 parecían ser de tierra acarreada. Las piedras concrecionadas de la capa núm. 3 nos recordaban las piedras y los grandes bivalvos encontrados bajo la primera terraza, en la zanja del cerro de Piedras Paradas, a un nivel de aproximadamente 42 m de altura.

6. OFRENDA CENTRAL DE AW 5 (ENTIERRO POR INCINERACIÓN)

72Bajo la parte central de la superficie cubierta por bloques de pudinga, en la capa núm. 2 de tierra negra, entre los 40 y los 60 cm de profundidad, aparecieron los diversos elementos de lo que nos pareció ser una importante ofrenda que se componía de 23 piezas dispuestas dentro de una superficie circular de unos 60 ό 70 cm de diámetro. La siguiente lista nos indica la naturaleza y la posición aproximada de cada una de las piezas. Los números corresponden a los de la figura 61.

  1. Guijarro esférico. Al centra.

  2. Guijarro alargado. Al este.

  3. Guijarro alargado. Al sur.

  4. Guijarro piano. Al noroeste.

  5. Metate, sin soportes, con su concavidad hacía el exterior. Al noreste.

  6. Mano de metate. Al sureste.

  7. Tejolote para moler chile. Al sureste.

  8. Plaqueta redonda de jadeíta con dos perforaciones.

  9. Punta de proyectil foliácea de pedernal blanco. Al centra este.

  10. Punta de proyectil foliácea, de pedernal blanco. Al centra oeste.

  11. Punta de proyectil foliácea de pedernal blanco. Al centra norte.

  12. Punta de proyectil foliácea de pedernal blanco. Al centra sur.

  13. Punta de proyectil foliácea de pedernal negro. Al centra oeste.

  14. Vasija miniatura de cerámica Huasteca Negro sobre Blanco. Al norte.

  15. Pequeña olla baja, con una gran abertura, y que se encontró rota in situ. Pasta Burda. Al noreste.

  16. Tetera miniatura, de cerámica Huasteca Negro sobre Blanco. Al noreste (contenida en anterior).

  17. Comal. Pasta Burda. Al este (detrás del metate).

  18. Molcajete trípode, roto, de cerámica Huasteca Negro sobre Blanco. Al sureste.

  19. Plato de cerámica Huasteca con Labio Rojo. Al sur.

  20. Tetera miniatura (asa rota) de cerámica Huasteca Negro sobre blanco. Al centra sur.

  21. Pequeña vasija antropomorfa que posiblemente representaba a Quetzalcóatl Ehecatl. Al centra (dando frente al este). Tipo cerámico Huastecoide.

  22. Pequeño caracol de Strombus raninus Gmelin. Al centra.

  23. Fragmento de concha de Oliva (que servía de idiófono). Al centro.

73Los objetos marcados con los números 2, 3, 5, 6, 7, 14, 15, 16, 17,18 y 19 estaban dispuestos, de manera evidentemente intencional, formando un semicírculo abierto hacía el oeste. En efecto, el metate y la mano de metate, las piedras alargadas 2 y 3, las dos pequeñas vasijas y el tejolote para moler chile estaban colocados más ο menos verticalmente y formaban parte de la cerca. Del lado oeste, la piedra núm. 4, plana y alargada, también colocada verticalmente, se encontraba en la prolongación de la línea semicircular mencionada. Cabe la posibilidad de que antiguamente el círculo había sido completado por diversos objetos de materia perecedera que posteriormente desaparecieron.

74Los otros objetos, marcados con los números 1, 8, 9, 10, 11, 12, 13, 20, 21,22 y 23, aparentemente fueron colocados de una manera especial dentro del círculo. La gran piedra esférica núm. 1 ocupaba una posición central. Estaba acompañada por algunos objetos rituales como la vasija núm. 21 en forma de Quetzalcóatl y los dos caracoles, 22 y 23. Las cuatro puntas foliáceas de pedernal blanco (de la 9 a la 12), estaban aparentemente colocadas alrededor del centra, mirando a los cuatro puntos cardinales. La localización de la plaqueta redonda de jadeíta (núm. 8), la de la punta núm. 13 de pedernal negro y la de la tetera miniatura núm. 20 era probablemente fortuita.

75Un detalle interesante que observó A. Ichon fue que las vasijas marcadas con los números 14, 16,20 y 21, que habían sido colocadas de manera normal, con la boca hacía arriba, estaban llenas de una tierra blancuzca pulverulenta, muy diferente a la tierra negruzca que las rodeaba. Dichas vasijas no contenían restos de osamenta.

76En la parte central de la ofrenda se encontraron dos dientes humanos de adulto (un premolar y un canino) y algunos restos de huesos muy frágiles. Dos de estos restos eran fragmentos de huesos pianos muy delgados. Los otros eran fragmentas de huesos largos de humano, que al parecer fueron incinerados. Uno de ellos, que presenta la V deltoidiana, podría ser, según Gregory Pereira, el húmero derecho de un individuo inmaduro.

77Pensamos que esta “ofrenda” central de AW 5 podría interpretarse como un entierro con restos incinerados. Los objetos caseras que contenía, metate, mano de metate, comal, molcajete con su tejolote, hacían pensar que el cadáver incinerado pertenecía a una mujer, probablemente de un nivel social elevado, a juzgar por la relativa riqueza de su atuendo funerario que comprendía incluso algunos objetos de uso ritual. Por último, el hecho de que las vasijas estuvieran llenas de una tierra diferente a aquélla donde se encontraban, sugiere que quizá se trate de un entierro secundario realizado después de una exhumación, lo cual podría explicar el mal estado en que se encontraban algunas de las piezas de cerámica.

Fig. 61 - Montículo de los Frescos AW 5. Ofrenda central.
Monticule aux Fresques AW 5. Offrande centrale

7. OTRO MATERIAL RECOLECTADO

78Lo más importante del material arqueológico que nos proporcionó la excavación de AW 5 es la ofrenda que acabamos de describir. El resto está formado sobre todo por tiestos y por diversos fragmentos, repartidos al azar entre los escombros al pie del muro norte y en la tierra acarreada de la parte oeste. Se trata, principalmente, de vasijas miniatura (una entera y ocho fragmentos), pero podemos citar también un tiesto de vasija antropomorfa, un fragmento de brasero, un pedazo de sonaja de terracota y un fragmento de figurilla del tipo “anciano”.

79Debemos hacer mención especial de la pequeña vasija miniatura antropomorfa, trípode (bastante maltratada), con un asa lateral y una cara en relieve de Quetzalcóatl Ehecatl. Esta pieza, la núm. 182, del tipo Huasteca Rojo sobre Blanco, se encontraba en la parte central, en la capa de tierra superficial, entre el nivel de los bloques de pudinga y el del entierro. Cabe plantearse la posibilidad de que haya sido fortuitamente separada del resto de la ofrenda al momento de depositarla.

80Por último, en la zanja del lado suroeste, se encontró un extraordinario tiesto policromo “laqueado”, del tipo Cholulteca III, que está fechado en el Postclásico Reciente (1325-1500 A.D). Se trata, evidentemente de un fragmento de alfarería de lujo, importada, procedente de la región de Puebla-Cholula, en el Altiplano Central mexicano.

8. CONCLUSIONES SOBRE AW 5 (MONTÍCULO DE LOS FRESCOS)

81La estructura AW5 es claramente distinta de las otras plataformas que la rodean. Aparentemente no era más que un simple montículo alargado de norte a sur y formado en parte por tierra acarreada, amontonada en la parte baja de la vertiente este del cerro de Piedras Paradas. Al parecer, estaba destinado a la sepultara de un cuerpo incinerado, probablemente de una mujer, cuya localización estaba ostensiblemente señalada en la superficie por un depósito de bloques de pudinga. Le habían dejado, con toda intención, una superficie inclinada que dejaba ver estos bloques de piedras aberrantes. Se le habían levantado, al este y al norte, muros de contención bastante bajos, pero construidos con todo cuidado con losas calizas. Los frescos que adornaban estos muros dan fe de la importancia atribuida a un edificio que, en el aspecto ritual, quizá hacían juego con las dos estelas levantadas del otro lado de la estructura principal AW 6. Pero esta importancia probablemente se redujo posteriormente, pues al parecer, las losas del muro este fueron recuperadas más tarde para darles otro uso.

F Estructura AW 6 (montículo de las Tortugas)

1. SITUACIÓN

82La estructura AW 6 está situada al pie de la loma de Piedras Paradas, aproximadamente en medio de la fila de las estructuras del oeste, entre AW 5 y las dos estelas esculpidas Est. 1 y Est. 2. Antes de nuestras excavaciones, se presentaba como un montículo de tierra de 16 x 20 m aproximadamente, que corría de este a oeste. Fuimos nosotros quienes le dimos el nombre de “montículo de las Tortugas” debido al descubrimiento de varios ejemplares de quelonios de la especie llamada Terrapene mexicana mexicana Gray. Fue limpiado y excavado entre el 30 de enero y el 17 de marzo de 1963.

2. FORMA GENERAL

83Una vez despejados los muros de contención de AW 6, se pudo apreciar una plataforma absidal del tipo que nosotros llamamos de “herradura”, con una fachada oriental rectilínea provista de una escalera mediana, con paredes laterales un poco convergentes hacía el oeste y un extremo occidental redondeado. La anchura máxima cerca de la fachada era de 12.70 m y la longitud promedio de 15 m (o de 16.20 contando la escalera). Dado que AW 6 estaba construido sobre un suelo en declive hacía el este, su altura máxima que era de unos 2 m, se situaba en el medio de su parte oriental. Formando una especie de anexo y al norte de la escalera, se hallaba un pequeño altar de poca altura que le daba a la fachada un elemento de disimetría.

Fig. 62 - Montículo de las Tortugas AW 6. Planta y cortes.
Monticule aux Tortues AW 6. Plan et coupes

3. MUROS DE CONTENCIÓN

84Los muros de contención estaban hechos con guijarros de río dispuestas en hiladas regulares y unidas entre sí por un poco de mortero de cal. Hasta la altura de alrededor de 1.10 m, la parte inferior de estos muros estaba inclinada hacia el interior unos 65° ό 70°. Encima, estaba colocada una hilada horizontal de lajas calizas planas, que formaban un ligero saliente, coronada por un muro vertical de guijarros. Este muro vertical que antiguamente debió de ser de 0.90 m de altura estaba casi totalmente derrumbado. Encontrábamos, pues, aquí el perfil clásico de “talud y tablera”.

85Estos muros fueron edificados sobre un suelo dura, de tierra arcillosa negruzca y no tenían cimientos verdaderos. A cinco metros del ángulo noreste, la base del muro norte se elevaba bruscamente más de 30 cm para seguir la superficie del suelo que formaba ahí un saliente del que pudimos observar una prolongación en la parte meridional de la estructura AW 5. El muro del este no era completamente rectilíneo y sus ángulos noreste y sureste eran redondeados. Del lado sur, una de las lajas que formaban cornisa había conservado su recubrimiento de estuco, de superficie lisa, con restos de pintura rojo oscuro. Es probable que el conjunto de los muros haya estado pintado de rojo.

AW 6
Muro de contención de perfil “talud y tablero”

Mur de soutènement à profil “talud tablero”

4. ESCALERA

86La escalera, de 4.20 m de ancho, sobresalía 1.20 m aproximadamente. No estaba exactamente en la parte central del muro este de AW 6, sino que estaba desviado unos 30 cm hacía el sur, para dar más espacio al altar situado a la derecha. No conservaba más que la parte vertical de su primer escalón, formada por tres hiladas de guijarros. No tenía rampas laterales de superficie inclinada, sino solamente, de cada lado, un muro de contención construido con guijarros. Entre estos dos muros, el relleno estaba formado por una tierra gris, pulverulenta, que prolongaba el relleno de la parte este de AW 6. En efecto, el muro este de AW 6 se interrumpía frente a la escalera donde no quedaba más que una hilera de guijarros. Pero la anchura de este tramo de interrupción era menor que la de la escalera: 3.45 m en lugar de 4.20 metros.

5. ALTAR ANEXO

87A 75 cm al norte de la escalera se descubrió una pequeña plataforma baja, cuyos muros de contención estaban constituidos por dos hiladas de guijarros y cuyo relleno estaba formado por una tierra blancuzca pulverulenta. Esta plataforma tenía una longitud norte-sur de unos 3.40 m, una anchura de alrededor de 1.85 m y una altura de unos 12 cm. En la parte media de su lado este, sobresalía unos 80 cm, una prolongación central de 1.43 m de promedio que sin duda representaba una escalera simbólica.

88Esta pequeña plataforma se mostraba como un altar comparable a AW 3. Pero su existencia pasó inadvertida en un principio, y su parte occidental fue cortada, por descuido, cuando se despejó el muro este de AW 6 en el que se apoyaba.

6. SUPERFICIE SUPERIOR

89Cuando comenzamos nuestras excavaciones, tan sólo la parte media de la superficie de la plataforma AW 6 era plana y horizontal. Hacía los bordes externos, se inclinaba y perdía rápidamente su altura debido a la erosión y al derrumbamiento, por lo menos parcial, de los muros de contención. Por otra parte, estaba dividida en dos partes desiguales, separadas por un murito curvo cuya convexidad miraba al este. La altura de este murito, que estaba formado en su parte central por tres hiladas de guijarros, disminuía poco a poco hacía el norte y hacía el sur y desaparecía completamente cerca de los bordes. Era una especie de muro de contención para la parte occidental de la superficie superior de AW 6, que estaba unos 25 cm más elevada que la parte oriental.

90Esta parte oeste, que era más ο menos circular, había conservado en su parte central, restos de estuco, cuya parte central mostraba todavía vestigios de pintura negra, pero no presentaba la concavidad correspondiente a un fogón. Alrededor de esta superficie estucada no encontramos restos de pared circular ni de un umbral como los que hallamos en las estructuras AW 1, AW 2 y AW 3. Si el estuco en cuestión había cubierto el suelo de una casa redonda de 8 a 9 m de diámetro, hubiéramos esperado encontrar por lo menos los restos del contorno de esta casa, lo cual no fue el caso.

91El estuco parcialmente conservado se encontraba directamente sobre una capa de tierra pulverulenta de color amarillo claro. Cuando empezamos a excavar, estaba recubierto por una capa de tierra vegetal de 10 ό 20 cm de espesor que había contribuido a protegerlo y dentro de la cual se encontraron los fragmentos de un hermoso brasero del tipo Huasteca Blanco. Es probable que esta capa de tierra haya sido más espesa y que haya tenido en aquella época un revestimiento de estuco que posteriormente desapareció por completo. El murito curvo que hemos mencionado marcaba, del lado del este, el límite de este alzamiento de la plataforma.

AW 6
Brasero tipo
Huasteca Blanco
Brasero en céramique blanche

Fig. 63 - Montículo de las Tortugas AW 6. Sondeo central.
Monticule aux Tortues AW 6. Sondage central

7. RELLENO INTERNO

92El relleno interno de AW 6 no era de ninguna manera homogéneo. En un sondeo central (figura 63), que llegó hasta 1.20 m de profundidad, se encontró una sucesión irregular de capas diversas, a veces inclinadas. Algunas de ellas eran negruzcas y más ο menos arcillosas, mientras que otras eran pulverulentas, blancuzcas ο amarillentas. Las primeras, que eran oscuras y de origen aparentemente superficial, generalmente contenían tiestos. Éstos, que eran particularmente abundantes a 80 cm de profundidad, desaparecían totalmente a menos de 1.20 m de profundidad. En otra zanja cavada más al este, entre la escalera y el murito de la parte alta, se encontró una sucesión estratigráfica del mismo tipo, pero en ésta, predominaba el material pulverulento en los niveles superiores. Estos sondeos no descubrieron ninguna superposición arquitectónica, pero si se hubiera cavado más hacía abajo, quizá hubieran encontrado una a menos de 0.80 m de altura. La concha de ostión aislada cerca del centro a poca profundidad, no se podía considerar como una ofrenda dedicatoria.

8. MATERIAL DESCUBIERTO EN LA PERIFERIA

93El material descubierto en la periferia de AW 6 fue bastante pobre. Del lado este, los escombros de la fachada no revelaron prácticamente nada. Lo mismo sucedió con el relleno del altar y con un sondeo que fue practicado al sur de la escalera. Al pie del muro norte, se descubrieron un silbato, una figurilla de terracota, dos fragmentas de braseros, dos fragmentas de vasijas antropomorfas y siete tiestos de vasos miniatura. Del lado oeste, aparecieron un mango de incensario y tres fragmentas de vasos miniatura. A lo largo del muro sur se encontraron un tiesto de vasija antropomorfa, un pedazo de vasija miniatura y dos fragmentas de objetos de piedra difíciles de interpretar.

9. MATERIAL DESCUBIERTO AL NIVEL SUPERIOR

94A excepción de los tiestos, que no mencionaremos aquí, este material puede considerarse como intencionalmente traido y colocado sobre la plataforma AW 6 y por tanto, en relación con la función a que ésta estaba destinada. Se trataba primero de tres vasijas miniatura rituales y un hermoso brasero del tipo Huasteca Blanco, de base cilíndrica calada, ejemplar único en Tamtok. Estas cuatro piezas yacían en la capa de tierra que cubría el estuco.

95Pero lo más importante fueron dos esculturas en piedra descubiertas a unos cuantos centímetros una de la otra, justo después del límite noroeste actual del mencionado estuco, a un nivel un poco inferior a éste. Cabe preguntarse si fueron enterradas ahí antes de la colocación del estuco ο si habían sido dejadas sobre este estuco antes de que éste fuera en parte destruido por la erosión. Una de estas piezas era una cabeza de animal de ojos redondos, de un arte bastante burdo y sin duda de factura local. Se trata probablemente de la representación de una cabeza de tarpón Megalops atlanticus, gran pez de la familia de los Elopidae, llamado en México sábalo. La otra, tallada en una piedra plana, era la cabeza de un anciano, de una alta calidad artística, perteneciente al tipo conocido por los arqueólogos bajo el nombre de “hacha totonaca”. Este tipo evoca regiones costeras más meridionales y una época anterior al Posclásico Reciente.

10. CONCLUSIONES SOBRE AW 6 (MONTÍCULO DE LAS TORTUGAS)

96Por comparación con otras estructuras de forma de “herradura”, no es imposible que AW 6 haya soportado en otros tiempos una casa redonda, bastante grande, de unos ocho metros de diámetro, cuyos muros, el fogón y el umbral no nos han dejado vestigios observables. La presencia, en la parte alta, de un murito curvo habla en este sentido, pues si AW 6 hubiera sido una simple plataforma ceremonial, como AC 1, su superficie superior debió de haber sido completamente plana, pero esto permanece en la duda.

97Como quiera que sea, por su propia situación, esta estructura debió de tener una importancia ritual esencial. En efecto, se encontraba entre la rica tumba de AW 5 y las dos grandes estelas esculpidas Est. 1 y Est. 2. Estaba frente al centra mismo de la Plaza Ceremonial, centra marcado por las estructuras AC 1, AC 2 y AC 3. Su función ritual fue confirmada por el descubrimiento de un brasero de lujo y sobre todo de dos importantes esculturas de piedra. El hecho de que una de estas esculturas representara la cabeza de un anciano nos sugiere el culto a un antiguo dios del fuego, del tipo del Huehueteotl azteca. Pero debemos ser prudentes en la interpretación de una pieza que aparentemente procede de otra región y de una época anterior. El pequeño altar situado al norte de la escalera nos recuerda el de la estructura AC 3, cuyo carácter ritual es indiscutible.

G. Estructura AW 7 (montículo de la Primera Estatua)

1. SITUACIÓN

98La estructura AW 7 se encuentra al pie del cerro de Piedras Paradas, a unos 20 m al sur de AW 6. Es la última estructura de la hilera de edificios del oeste de la plaza. Antes de empezar nuestra excavación, su apariencia era la de un montículo de tierra de unos 18 x 20 m, orientado de este a oeste. El nombre que se le dio venía del descubrimiento de una pequeña estatua de piedra caliza del tipo “Anciano Encorvado”. que se encontró en su superficie el 15 de marzo de 1962. Esta estructura fue excavada en marzo de 1963 por Yves Guidon bajo la dirección de G. Stresser-Péan.

2. FORMA GENERAL

99El despeje de los muros de contención nos reveló una gran plataforma de planta en “herradura”. Su eje mayor, orientado de este-sureste a oeste-noroeste, tenía 16.70 m de longitud. Al este, su fachada rectilínea, tenía 13 m de ancho y presentaba una escalera en la parte central, mientras que al oeste, la anchura de AW 7 alcanzaba 14.50 m cerca del extremo occidental redondeado. Su altura máxima era de unos dos metros.

AW 7
Estatua de piedra caliza del tipo “anciano encorvado”

Statue en grès calcaire du type “vieillard voûté”

3. MUROS DE CONTENCIÓN

100Los muros de contención estaban formados por hiladas regulares de guijarros de rio colocados sobre una base formada por pequeños bloques de pudinga. Estos muros estaban ligeramente inclinados hacia el interior. Su altura variaba entre 30 cm y un metro, según los lugares. En ningún punto ι mostraban cornisa de lajas planas que soportaran una parte superior vertical. Estaban visiblemente incompletos debido al derrumbamiento de las hiladas más altas. Los guijarros encontrados en su base, en los escombros, provenían evidentemente de este derrumbe. Peri esto jarros eran relativamente poco numerosos y no hubieran sido suficientes para elevar los muros hasta dos metros de altura. Existe, pues, el problema de una posible reutilización de estos materiales.

Fig. 64 - Montículo de la Primera Estatua AW 7. Planta y corte en la etapa 2.
Monticule à la Première Statue AW 7. Plan et coupe au stade 2

4. ESCALERA

101La escalera, contruida en el centra de la fachada este tenía 5.20 m de ancho. En este punto, el muro de AW 7 se interrumpía y estaba únicamente representado por una hilera básica, de guijarros. El relleno de la escalera podía así ser una continuación del de la plataforma que, de este lado, estaba formado por cineritas pulverulentas de colores claros. No había rampas inclinadas; tan sólo muras laterales de contención construidos con guijarros y parcialmente conservados en 1.20 m de longitud. Todos los escalones habían desaparecido, por lo que el adelantado de la escalera no se pudo medir de manera precisa.

5. CARA SUPERIOR: ESTUCO SUPERFICIAL Y MURETE

102Cerca de los bordes, la cara superior de AW 7 había sido fuertemente arrastrada por la erosión y mostraba una superficie inclinada. Su parte central, que se había conservado más ο menos horizontal, mostraba en su parte oeste los restos de un piso en estuco cubierto por una capa de tierra de tres a ocho centímetros de espesor. Este Estuco 2, muy resquebrajado, no estaba integramente conservado. Al parecer, cubría una superficie circular cuyos límites no se pudieron precisar. No fue posible encontrar, con seguridad, los restos de un fogón ο de un umbral.

103A unos tres metros de la escalera se encontró un murete curvo, cuya concavidad miraba hacia el oeste. Este murete de poca altura, que en su parte central más alta estaba formado únicamente por dos hileras de guijarros, no sobrepasaba el nivel del suelo superficial. Entre éste y la escalera no se encontraron restos de estuco.

6. RELLENO INTERNO

104En marzo de 1963, se cavaron dos zanjas (figura 64) que nos permitieron observar el relleno interno de AW 7. La primera fue trazada de este a oeste, entre el murete y la extremidad oeste de la plataforma. En su parte central, se encontró primera una capa de 30 cm de tierra vegetal negruzca; debajo de esta, a 130 cm de profundidad, se atravesó un relleno variado en el que dominaba un material pulverulento grisáceo ο blancuzco, con tierra negra intercalada. A 1.65 m de profundidad apareció el Estuco 1.

105Se cavó otra zanja oblicuamente, entre el ángulo sureste de la plataforma y el extremo sur del murete superior. Esta zanja atravesó fundamentalmente capas de material blancuzco pulverulento hasta topar con las cercanías del suelo natural, que era de tierra arenosa café, cuya superficie se elevaba hacía el oeste. De este lado, no se encontró ningún piso de estuco.

7. ESTUCO INFERIOR Y VESTIGIOS DE UNA CASA REDONDA, CON UMBRAL Y FOGÓN

106El Estuco 1, descubierto a 1.65 m de profundidad estaba en buen estado de conservación y Cubría una superficie circular de alrededor de 9.60 m de diámetro. Su borde se elevaba ligeramente, como si hubiera estado en contacto con un muro. Pues bien, precisamente justo contra este borde sobresaliente, apareció un anillo de tierra amarillenta compacta de unos 15 cm de anchura, en el cual se distinguían pequeñas superficies circulares de tierra quebradiza de color oscuro. Era evidente que estábamos en presencia de restos de una pared circular de bajareque, sostenida por postes verticales. Estos postes debían de tener un diámetro reducido y del lado del este estaban muy cerca unos de otros (nueve en dos metros de longitud). En virtud de que la profundidad a la que se encontraba el estuco inferior, el perímetro de éste sólo se pudo reconocer parcialmente por medio de cuatro sondeos. No pudimos, pues, contar el número total de postes. Este número sólo se puede calcular de manera aproximada dado que los espacios que los separan varían de 22 a 40 cm. Si hacemos una especie de promedio, calculamos un total de alrededor de 105 postes.

107Exactamente frente al este, los restos de pared se interrumpían en un tramo de un metro, lο que, evidentemente, correspondía a una puerta. Ahí, el piso de estuco se prolongaba 32 cm, y se hacía más ancho de cada lado y se curvaba hacía abajo, a modo de formar un umbral que, a su vez, se prolongaba hacía el este por una superficie de suelo estucada de alrededor de un metro de ancho.

108Por otra parte, a un poco más de un metro al este-noreste del centra, el revestimiento de estuco se hacía más bajo formando una especie de concavidad de 40 cm de diámetro por 12 cm de profundidad. Esta concavidad era evidentemente un fogón. En el fondo estaba bastante degradado, pero el estuco de los flancos se había conservado liso.

Fig. 65 - Montículo de la Primera Estatua AW 7. Planta y corte en la etapa 1.
Monticule à la Première Statue AW 7. Plan et coupe au stade 1

109Nuestras zanjas no nos permitieron trazar con seguridad el perímetro de la plataforma del Estuco 1. En comparación con AW 1 y AW 2, estimamos que esta plataforma debió de ser circular y haber tenido alrededor de 14 m de diámetro. Pero lo cierto es que no tenía la planta en forma de “herradura” de AW 7 pues la puerta de la casa de Estuco 1 no estaba frente a la parte central de la actual escalera. La diferencia de orientación era de 5°.

8. MATERIAL DESCUBIERTO

110El 15 de marzo de 1962, se encontró por casualidad una pequeña estatua de piedra caliza del tipo “anciano encorvado” en la superficie de AW 7. Esta estatua yacía más ο menos en el centra de la parte oeste del montículo. Debió de haber estado tirada ahí desde hacía mucho tiempo, quiza incluso, desde el abandono del sitio, pues su cara superior estaba completamente erosionada por la acción de la intemperie y de los incendios de la maleza.

111La capa de tierra vegetal superficial no nos proporcionó más que un número pequeño de tiestos. Entre ellos, figuraba un fragmento de brasero y tres de vasijas antropomorfas. No se encontró ofrenda alguna bajo el estuco superior. A poca profundidad, se halló una cuenta de calcita, entre el murete y la escalera, pero probablemente no fue una ofrenda.

Fig. 66 - Montículo de la Primera Estatua AW 7. Estuco 1.
Monticule à la Première Statue AW 7. Stuc 1

112Al pie del muro de contención del lado del noroeste, se descubrió un montón de grandes fragmentos de cerámica. Estos tiestos estaban apilados en forma bastante regular, con sus concavidades hacía arriba, El depósito que formaba era, ciertamente, intencional, pero no podemos asegurar que fuera de carácter ritual. Se encontraron ahí pedazos de unas treinta vasijas, todas incompletas. La gran mayoría de estas vasijas eran ollas de Pasta Burda, pero también había algunas hermosas piezas de cerámica del tipo Huasteca Policromo ο Negro sobre Blanco. Entre estas últimas figuraba un fragmento de base de una vasija antropomorfa, de la cual fue encontrado otro pedazo al sur de AW 7.

AW 7
Depósito de cerámicas del tipo
Huasteca Policromo
Dépôt de poteries type
Huasteca Polychrome

113Los escombros al pie de los muros de contención guardaban fragmentos de figurillas, de braseros, de cucharones, de vasijas antropomorfas y de cerámicas diversas. Al sur se encontró una olla casi completa, del tipo llamado “crisol”. Era estrecha y profunda, de Pasta Burda y paredes espesas y contenía todavía trozos de carbón. Pero las vasijas miniatura, que al parecer tuvieron en Tamtok un carácter ritual importante no estaban representadas más que por un sólo ejemplar completo y dos fragmentos.

9. CONCLUSIONES SOBRE AW 7 (MONTÍCULO DE LA PRIMERA ESTATUA)

114En su primera etapa de construcción, AW 7 debió de estar hecho como una plataforma circular baja, de 20 a 50 cm de altura. Esta plataforma soportaba una casa redonda de 9.60 m de diámetro, de muros de madera y bajareque, con un umbral mirando al este. El piso estucado de esta casa mostraba, no lejos de su centra, una concavidad que correspondía a un fogón. Se trataba, pues, probablemente, de una casa habitación, análoga a las de AW 1 y AW 2, pero más grande.

115En una segunda etapa, AW 7 fue levantado hasta 1.65 m y se convirtió en una gran plataforma en forma de “herradura”, muy parecida a AW 6, aunque más alargada en su parte occidental. Los restos muy deteriorados de un piso de estuco nos hacen pensar que esta nueva plataforma soportaba también una construcción de planta circular que probablemente era la habitación de una familia noble, cuyas prerogativas ceremoniales nos las sugiere la estatua descubierta en la superficie que corresponde, aparentemente a la última fase de ocupación del sitio.

Table des illustrations

URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/4341/img-1.jpg
Fichier image/jpeg, 320k
Légende Fig. 54 - Montículo del Noroeste AW 1.Monticule du Nord-Ouest AW 1
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/4341/img-2.jpg
Fichier image/jpeg, 284k
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/4341/img-3.jpg
Fichier image/jpeg, 60k
Légende AW 1. Material de descargaMatériel de décharge
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/4341/img-4.jpg
Fichier image/jpeg, 56k
Légende Fig. 55 - La Torre AW 2.La Tour A W 2
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/4341/img-5.jpg
Fichier image/jpeg, 352k
Légende Fig. 56 - La Torre AW 2. Corte suroeste-noreste, fogones superpuestos, pared de bajareque, ofrenda.La Tour AW2. Coupe sud-ouest-nord-est, foyers superposés, cloison en torchis, offrande
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/4341/img-6.jpg
Fichier image/jpeg, 536k
Légende Fig. 57 - La Torre AW 2. Reconstitución.La Tour AW2. Reconstitution
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/4341/img-7.jpg
Fichier image/jpeg, 104k
Légende Fig. 58 - Altar Anónimo AW 3.Autel anonyme AW 3
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/4341/img-8.jpg
Fichier image/jpeg, 220k
Légende Fig. 59 - Montículo del Cerón AW 4. Planta y cortes.Monticule au Cerón AW 4. Plan et coupes
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/4341/img-9.jpg
Fichier image/jpeg, 308k
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/4341/img-10.jpg
Fichier image/jpeg, 32k
Légende AW 4 - 1.Estuco policromoStuc peint polychrome
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/4341/img-11.jpg
Fichier image/jpeg, 84k
Légende AW 4 - 1 Depósito ritualDépôt rituel
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/4341/img-12.jpg
Fichier image/jpeg, 148k
Légende Fig. 60 - Montículo de los Frescos AW 5. Planta y corte.Monticule aux Fresques AW 5. Plan et coupe
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/4341/img-13.jpg
Fichier image/jpeg, 428k
Légende AW 5. Muro norteMur nord
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/4341/img-14.jpg
Fichier image/jpeg, 112k
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/4341/img-15.jpg
Fichier image/jpeg, 160k
Légende Fig. 61 - Montículo de los Frescos AW 5. Ofrenda central.Monticule aux Fresques AW 5. Offrande centrale
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/4341/img-16.jpg
Fichier image/jpeg, 688k
Légende Fig. 62 - Montículo de las Tortugas AW 6. Planta y cortes.Monticule aux Tortues AW 6. Plan et coupes
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/4341/img-17.jpg
Fichier image/jpeg, 348k
Légende AW 6Muro de contención de perfil “talud y tablero”Mur de soutènement à profil “talud tablero”
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/4341/img-18.jpg
Fichier image/jpeg, 88k
Légende AW 6Brasero tipo Huasteca BlancoBrasero en céramique blanche
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/4341/img-19.jpg
Fichier image/jpeg, 84k
Légende Fig. 63 - Montículo de las Tortugas AW 6. Sondeo central.Monticule aux Tortues AW 6. Sondage central
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/4341/img-20.jpg
Fichier image/jpeg, 376k
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/4341/img-21.jpg
Fichier image/jpeg, 204k
Légende AW 7Estatua de piedra caliza del tipo “anciano encorvado”Statue en grès calcaire du type “vieillard voûté”
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/4341/img-22.jpg
Fichier image/jpeg, 140k
Légende Fig. 64 - Montículo de la Primera Estatua AW 7. Planta y corte en la etapa 2.Monticule à la Première Statue AW 7. Plan et coupe au stade 2
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/4341/img-23.jpg
Fichier image/jpeg, 420k
Légende Fig. 65 - Montículo de la Primera Estatua AW 7. Planta y corte en la etapa 1.Monticule à la Première Statue AW 7. Plan et coupe au stade 1
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/4341/img-24.jpg
Fichier image/jpeg, 316k
Légende Fig. 66 - Montículo de la Primera Estatua AW 7. Estuco 1.Monticule à la Première Statue AW 7. Stuc 1
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/4341/img-25.jpg
Fichier image/jpeg, 204k
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/4341/img-26.jpg
Fichier image/jpeg, 132k
Légende AW 7Depósito de cerámicas del tipo Huasteca PolicromoDépôt de poteries type Huasteca Polychrome
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/4341/img-27.jpg
Fichier image/jpeg, 59k

© Centro de estudios mexicanos y centroamericanos, 2001

Conditions d’utilisation : http://www.openedition.org/6540

Cette publication numérique est issue d’un traitement automatique par reconnaissance optique de caractères.

Acheter

Rechercher dans OpenEdition Search

Vous allez être redirigé vers OpenEdition Search