Version classiqueVersion mobile
OpenEdition Books

¡Tierra de cristeros!

 | 
Juan Francisco Hernández Hurtado

Capítulo XXVI. Combate de Sta. Anita

Texte intégral

1El P. Pedroza salió del “Carretero” a Piedra Amarilla saliendo otro dia por la mañana al “Saus de Cajigal”. Al poco caminar se empezó a oir un toroteo, caminaron más y se encontraron 2 soldados de Jesús Macias y dicen: que en el Ranco de Santa Ana y Sn Judas se encuentra una partida de Govierno que comanda Don Abraham León. El padre Pedroza traia solamente su escolta. Dispone que se compartan en dos avanzadas siendo cada una de 75 o 80 hombres para que una avanzada atacara al Oriente y otra al Poniente para atacar a los federales que eran 90 y que estaban pocicionados de un lienzo. La gente del padre obedece las ordenes. La gente del padre se agolpa sin tener miedo logrando sacarlos de sus pociciones. El govierno de nuevo toma otra pocición en unos corrales poniendose dificil para sacarlos de ahí.

2Se sostubo el combate desde las 8 hasta medio dia. El padre Aristeo Pedroza ordena retirada para ver si el govierno largaba las pociciones. Pero como ya habia sufrido varias vajas como ya estaba algo derrotado no salió.

3En la retirada que se dieron vieron que no podian desalojarlos. En ese mientras pasa a la distancia otra partida de govierno que era la gente del general Garza. Los Cristeros de alli se retiran con rumbo al cerro de la “Culebra”. Pasando la tarde en ese rancho y en la noche salieron hasta el cerro del Aguila llegando ahí y disperzandose para volverse a juntar otra vez dentro de poco.

4La gente del Padre Vega la del Mayor Valdez y también la gente de Victoriano que se encontraban huerfanos sin su jefe; (más elllos no sabian porque no les habian dicho lo que habia pasado con el Catorse por temor de que se les fueran a rebelar ahunque todos los cristeros ya precentian aquello.

5Ya hacia 4 dias que no lo vian ni sabian de él.

6Muchos ya lo contaban como muerto, ya sabian lo que le acumulaban sus mismos compañeros y todo por culpa de Valdez)

7Como se hiba diciendo, de Tepa se ván con rumbo a Sapotlanejo donde sufrieron un fuerte cuartelazo por las fuerzas federales. Despues de ser explusados de Zapotlanejo, salen en partidas corriendo en defenza volviendose a reunirse en una distancia lejos. Mandan llamar a los demás que estaban en Tepatitlán que heran como 5000 hombres. Salen la gente de Tepa a Sapotlanejo o donde se encontraban los otros o sea la gente del cura Vega y la de Victoriano.

8Ahí se reunen volviendo a hacer la disperción por los cerros sufriendo las mas fuertes calamidade del hambre, la sed, frios, etc. Estando en la interperie por 4 dias en el centro de los cerros en forma de escondidos y protejidos nada más con la mano del Todo poderoso siendo alimentados solamente con carne de rez y a veces hasta cruda.

9Ya tenian ganas ahunque fuera de un pedazo de pan o frijoles.

10La gente de Victoriano y la de Reyes Vega la pasaron los 4 dias en una hacienda propoiedad del sr. Rosario Orozco.

11Dicho hombre era governista.

12A los 3 dias de estar ahí sufriendo las calamidades del hambre se desertaron 11 cristeros desesperados por el hambre, la sed y los sufrimientos.

13El p. Vega habla al ejercito que estaba ahí que no perdiran el ánimo ni la fe, que primeramente Dios otro dia tendrian suficiente que comer.

14El comestible llegaria de Tepatitlán el pueblo realmente cristero y escojido por Dios. Que tendiran que ayudarlos mandandoles proviciones.

15Teniendo que llevar las proviciones la misma gente de Tepa. Levandoles harto que comer desde pan, arroz, galletas etc. Aprobechando la noche para poderles llevar el alimento. Esa noche por la madrugada fue un gran banquete para los cristeros que creian no llenarse por tener aquellas cosas que tanto anhelaban y tanto deseo tenian de comer.

16El padre dise al ejéricito que estaba ahí después de comer. Uds. No saben cual es el fin de permanecer aqui. Es que estamos esperando que avancen los compañeros de Colima igual que los de Nayarit para organizar bien las fuerzas rebeldes para asi poder atacar a Guadalajara resguardando nada más por el general Z Martinez. Guadalajara tenia suficiente gente para atacar, nomás esperaban gente de afuera para tener mas ayuda. Parecia que su control se handaba verificando teniendo a que atenerse proque ya contaban con mucha gente, su ejercito era numersoso y mas o menos bien guarnecidos y bien organizados por medio de sus correos. Mas no sabian que en ese tiempo hubiera una cosa de por medio que el General Almazán se se o volteó al partido Rebelde, con un ejercito numeroso del mismo govierno y se decia de otros más generales como era Topete, Caraveo etc pero el efectivo era Almazán le dieron mucho dinero o tuvo miedo entrego la campaña. Fue suficiente motivo para que los Cristeros no entraran a Guadalajara.

17La gente sale a Sapotlán del Rey desamoralizados y tristes por no ver relizado su empresa. En Zapotlán pasaron el dia la gente de Victoriano y la del Padre Vega.

18Se ponen de acuerdo con la gente de Jesús Macias y con Don Miguel Hernández y la demás comandada por la gente revolucionaria de los Altos, con el fin de descarrilar un tren que traia objetos de valor y elementos de guerra para asi atacar al Sato de Juanacatlán; habiendo una liena de fuego abarcando a Poncitlán. Sn Jacinto, Miraflores, Atequiza, La Estación de la Capilla y Puente Grande que eran 14 leguas de distancia entre todos estos puntos. No todo seguido pero en cada retazo habia Rebeldez empezando el combate como a las 4 de la mañana hasta las 4 de la noche que fue la hora mas propia para la retirada.

19En Sn Jacinto, perdió mucha gente el gobierno. Al llegar el tren vio quemarse el puente de ayi se regresan a Ocotlán a traer federación y empesó el combate con la gente de Victoriano y la del padre Vega.

20Como a las 8 de la mañana llegan 2 trenes de Guad dejando gente Callista en las partes mencionadas o sea donde habia linea de fuego.

21A las 12 del dia llegaron otros dos trenes en los que venia el General Zeta Martines dejando gente donde más se nececitaba.

22El lugar como ya hemos dicho donde el Govierno perdió cientos de hombres. Fue en Sn Jacinto.

23Estaba el rio Lerma de por medio. Los Rebeldes se encontraban pocicionados en un vallado y el Govierno a camporazo a distancia de 15 o 80 metros lugar cercano donde se bajaban del tren, bajando según ellos avanzando en marcha, en lugar parejo sin tener más fortines mas que su propio cuerpo y los Rebeldes con tan buena pocición y tan cercas era nomás de abentar balazos y asi los mataban fácil ahí perdio mucha gente el govierno perdiendo también un clase afamado y consentido por la tropa donde ahí mismo le dan sepultura y despues de pasada la refiega le eriguieron su monumento el cual existe hasta la fecha.

24La gente Cristera regresa a donde cada quien habitaba o sea a los Altos, duraron unos dias para volverse a reforsar de parque y dinero.

25Ya que se reforsan la gente se dirigen a Sn Francisco el Rincón Gto para ver si era posible atacar la estación del Rincón.

26Hubo combate en Sn Francisco en la estación de Sn Pedro, la estación de las Lomas cercas de Lagos. Ese mismo dia fue el combate en las tres partes. En Sn Francisco como daba el padre Pedroza, en Sn Pedro Lauro Rocha y en las Lomas la gente de Victoriano la del padre Vega y la de Don Miguel Hdes comensando los combates como alas 6 de la mañanas. Estando todos de acuerdo, combatiendo hasta las 12 del dia o sea sea desde las 6 hata las 12. Haciendo muchas hazañas heroicas y rezaltando entre ellas el cabesilla llamado J. Ma. Rodrigues apodado el “Diablo Berde”.

27Empiezan a llegar trenes de Lagos de M. La estación más cercas para reforsar a donde estaban combatiendo. Los Rebeldes se retiran con rumbo a la Unión de Sn Antonio Jal, y de ahí salen por la noche con Dirección a Sn Julián Jal.

28Ahí pasaron la siguiente noche. De ahí se van nuevamente a donde cada quién le correspondian sus urnas, para reforsarse de parque.

© Centro de estudios mexicanos y centroamericanos, 2003

Conditions d’utilisation : http://www.openedition.org/6540

Acheter

Volume papier

amazon.fr