Version classiqueVersion mobile
OpenEdition Books

¡Tierra de cristeros!

 | 
Juan Francisco Hernández Hurtado

Capítulo XIX. Martires por Cristo Rey en el año 1927

Texte intégral

1Que fueron los siguientes Anacleto G. Flores, Luis Padilla, los hermanos Jorge y Ramón Vargas los martires de Sahuayo y Don Pedro Esqueda martires de 1927. Primer leyenda de martires el licenciado Anacleto Gonzales Flores.

2(Copia)

(“ENTRE LAS PATAS DE LOS CABALLOS”)

3“A principios de abril de 1927 sufrimos fuerte golpe con la muerte de Anacleto González Flores, precidente, lider católico.

4Necesitamos jefes y el callismo asesinó al que destacaba con mayores meritos.

5Organizador incansable, fundador de muchas asociaciones, dio catedra de oratoria apologetica sociolojia, psiologia, literatura, impulso la A.C.J.M. que fue su obra predilecta, tomo parte en el primer Congreso Nacional Obrero reunido en Guad. Del que salió la confederación Nacional Católica de trabajo. Organizó la Unión Popular de Jalisco y fue el primero delegado regional de la Liga Defensora de la Libertad de su Edo.

6Orador y escritor era la esperanza de quienes sienten la necesidad de un jefe que enarbole la Bandera de la Justicia Social proclamada por Cristo y anhelada por el pueblo Mexicano. Pero esto lo sabia tambien el Generar Ferreira Callista de las Operaciones Militares del Edo de Jal. Quién ordenó la aprehensión del Maestro Cleto como le desian con simpatia y respeto quienes lo trataban.

7Se encontraba el Maestro Cleto en casa de la Sra. Elvira G. De Vargas cuyos hijos Ramón Jorge y Florentino eran sus infatigables colaboradores cuando soldados de la Guarnición de la plaza y Agentes de la policia rodearon la casa previa ocupación de los previos vecinos, efectuandose el asalto el 1° de abril a las 4 de la madrugada.

8Al verse rodeado Anacleto avanzó solo hacia sus aprehensores diciendoles; si me buscan aqui estoy, pero dejen en paz a los demás.

9Lejos de ceder a la petición del Maestro Cleto amarraban a él y a sus tres jóvenes compañeros conduciendolos inmediatamente al Cuartel Colorado de Guadalajara.

10A la señora Vargas la llevaron a la Inspeción de Policia con sus cinco pequeños hijos y una sirvienta.

11En el cuartel Colorado estaba ya otro compañero de Anacleto, Luis Padilla Gómez precidente de la A.C.J.M. en Guad.

12Encontraron al general Ferreira en estado de gran exitación, pués, amonestado por su incapacidad para pacificar el Edo. Queria víctimas que ofrecer a sus superiores señalandolos como responsables del levantamiento de los Cristeros.

13Sin darles algo de comer los tuvieron amarrados hasta las 2 de la tarde hora en que empezaron su martirio.

14Acusaron al Maestro Cleto de tener comunicación con los alzados en armas, lo que negó enfáticamente, le formularon interminables interrogatorios pretendiendo les diera detalles acerca de la forma como estaba organizada la Unión Popular transformada en Delegación Regional de la Liga Defensora de la Livertad. Querian los nombres de todos los jefes asi como saber cuales eran sus planes y de modo muy especial que les dijera donde se escondia el viril Arsovispo de Guad. El Ilustrisimo Sr. Francisco Orosco y Jiménez.

15Viendo que nada podian obtener de él pues justamente negó traicionar al Sr. Arzovispo y a sus compañeros de la Unión Popular.

16Recurrieron a la tortura fícica; lo desnudaron lo suspendieron de los dedos pulgares, lo flagelaron y como insistiera en su negativa le cortaron los pies y el cuerpo con hojas de razurar, exclamando él entonses:

17Una sola cosa diré y es que he trabajado con todo desinteres por defender la causa de JC: y de su Iglecia; uds. Me matarán pero sepan que conmigo no morirá la causa, muchos están detrás de mi dispuestos a defenderla hasta el martirio, me voy pero con la seguridad de que veré pronto desde el cielo el triunfo de la Religión y de mi Patria.

18Después dejandolo asi colgado atormentaron frente a él a los hermanos Vargas Gonzales. Anacleto exclamó: ¡No se ensañen con niños si quieren sangre de hombres aquí estoy yo!. Dirigiendose a Luis Padilla que pedia confeción le dijo: no hermano, ya no es tiempo de confesarse, sino de pedir perdon y perdonar, es un padre y no un juez el que nos espera. Tu misma sangre te purificará.

19Obedeciendo ordenes del General Ferreira un soldado atravesó el costado izquiedo de Anacleto con su bayoneta, y como perdiera mucha sangre el general ordenó formar el cuadro de ejecución.

20Anaclelto habló a los soldados en tales terminos que estos se negaron a disparar y hubieron de sustituilos por otro pelotón.

21Entonses el Maestro Cleto con el resto de sus desfayecientes fuerzas exclamó: ¡yo muero pero Dios no muere! ¡Viva Cristo Rey!

22Una descarga cerrada ahogó sus últimas palabras recibiendo en el cuerpo el impacto de catorse balas.

23Enseguida fusilaron a dos de los hermanos Vargas. A Florentino lo perdonaron en vista de su corta edad y fue él quién dio los detalles del martirio y ejecución de los martires del Cuartel Colorado.

24Mientras torturaban a Anacleto su esposa se precentó a las puertas del cuartel (exibiendo) pidiendo una orden judicial que amparaba a los detenidos; pero no le franquearon el paso ni se dieron por enterados del documento hasta que consumada la infamia le permitieron pasar ya solo para ver el cadaber de su marido ahún suspendido por los pulgares desnudo y mutilado.

25Luis Padilla Gomes y otro jóven cuyo nombre se desconose fueron fusilados por la espalda ese mismo viernes en el Cementerio Municipal.

26Por la noche entregaron los cadaveres a los familiares. La madre y hermanos de los Vargas fueron puestos en libertad y al ver áquella a su hijo Florentino junto a los despojos de Jorge y de Ramón exlcama: ¡Ah! Querido hijo que cerca has estado de la corona del martirio, tal vez necesitas ser aun mejor para merecerlo.

27Miles de personas de todas condiciones sociales desfilaron ante los cadaveres.

28Anacleto parecia sonreir. Tenia los ojos abiertos y ninguna contracción desfiguraba su rostro, lo cual cauzaba la admiración de todos los que lo veian.

29Tocaban a su cuerpo crucifijos, medallas, rosarios y flores y una infinidad de objetos. Cuando fue llevado a su casa la sangre le fluia y aún con élla empaparon numerosos liensos, despues los cortaron en pequeños que conserban como reliquias incontables personas. El sabado a las 3 de la tarde fue el entierro fomando el cortejo una inmensa multitud encabezada por obreros los que llebaban ofrendas florales cruciformes.

30En el cementerio dos jovenes y un obrero tomaron la palabra para hacer el helo-jio de Anacleto G. Flores y su obra, poniendo en su oratoria, el fuego del que clama justicia y el sentimiento del amigo que sufre y el dolor de una gran perdida y la indignación de un crimen.

31Aquello no parecia un entierro sino un dia de triunfo. La multitud entusiamada prorrumpia en gritos coreaban los que otros lanzaban; los gritos de Viva Cristo Rey y la Virgen de Guadalupe se repetian insesablemtne.

32Los dos jóvenes que hablaron en el Cementerio lo pagaron con sus vidas, pues fueron seguidos por agentes secretos aprendidos y fusilados escapando tán solo el obrero que logró escabullirse entre la multitud”.

MARTIRES DE SAHUAYO MICH

33Se cuenta que en el templo Parroquial de Sahuayo fueron encerrados 29 cristros que fueron hechos pricioneros el dia 20 de Marzo de 1927, por la federación creyendo que con estos se hiban a dar cuenta de todo el movimiento.

34Otro dia por la mañana 21 de marzo de 1927 como a las 10 de la mañana ocurren la federación en las puertas del templo para investigar a los cristeros.

35Llaman al primero y todos se apresuran hacia ellos. A cual más querían ser los primeros para el martirio.

36Nada más querían a uno para investigarlos, e inmediatamente les preguntan acerca del movimiento cristero... Que ¿quiénes heran los que llevaban parque y dinero a los cristeros y que quienes heran los jefes que hacen los donativos. Lo exigen a que hable y dijera la verdad. Y como negara a hablar lo que se le preguntaba lo amenazan con el fusilamiento y les dise: ¿Qué esperan? ¡tarde se me hace!. Empezando a gritar con todas sus fuersas ¡Viva Cristo Rey! Y la Virgen de Guadalupe!

37Indignados los federales le forman el cuadro y lo fusilan quedando bien muerto.

38Llaman al el cual serenamente se afrenta hacia ellos. Creyendo sacarle algo; por ver que su compañero ya habia muerto lo investigan siendo todo igual. Al mismo tiempo el Viva Cristo Rey. Fue fusilado tambien.

39Asi pasó con el 3o 4o 5° con todos hasta llegar con el número 27 dejando nada más uno porque no tenia la edad de fusilamiento y al jefe lo dejaron para investigarlo, después martirizandolo para ver si asi entregaba algo.

40Después de consumada la infamia en el atrio del Templo Parroquial de Sahuayo hicieron el montón de muertos de 27 Cristeros que murieron confesando el nombre bendito de Viva Cristo Rey y la Virgen de Gpe.

41Ahí los dejaron disque para escarmiento de los demás. Estando en el atrio la sangre encharcada en espacio de algunos metros.

42Al poco rato del suseso empezó a nublarse el cielo y a enlutarse empezandose a soltarse un fuerte viento que en realidad fue estremoso.

43Habia en el atrio de la Parroquia muchas Bugambilias llenas de flores. El huracán las destrozó llendo a ponerlas encima de nuestros martires de Sahuayo.

44Después de que el aire colmó de flores a los cadaberes martirizados, se soltó una fuerte tomenta que lavó por completo la sangre encharcada donde corrió por las calles llendo a resumirse hacia el oriente de la población las aguas rojas teñidas por la sangre.

45Para que veamos que Dios después de la muerte de los martires. El mismo con sus fenómenos atmosfericos les dio su merecido. Por medio del aire les puso flores y por medio del agua lavó sus sangres llevada por la corriente a donde no huviera quien la pisara.

46Al muchacho Cristero en vista de su corta edad lo metiron a la Escuela Correccional disque para correjirlo y quitarle lo fanático, pero a los pocos dias no lo volvieron a ver se fue de ahí ¿Quién sabe si acaso se haya ido a engrozar las filas una ves más! Y al jefe de ellos fué investigado martirizado y por último fusilado igual que sus compañeros, gritando lo mismo que los otros, acabando asi con todos los martires de Sahuayo que son: Miguel Contreras, de Quitupán, Jal. Celedonio Capistrán, de Santa Fé, Jal. Manuel Lopez, de Quitupán Jal. Francisco Orosco, de Piedra Grande “Mich. Juan Orozco, del mismo lugar. Demetrio Ochoa, de los “Llanitos” Mich._Juan Salceda de la Galera Mich._ Rafael Barajas 1° de “El Agua Blanca” Mich._ Rafael Barajas 2° de la “Agua Blanca” Michoacán. Juan Muratalla de El Agua Blanca Mich. Jesús Zambrano del “Moral” Mich. Rafael Galbán de “Poca Sangre” Mich._ Tomás Guerrero de “Pueblo Nuevo” Jal. Antonio Valdovinos de San Antonio, Jal. Antonio Lopez, de “La Caramicua” Michoacán, José de Jesús Lopez hijo de Don Antonio de la Caramicua... Reinaldo Alvarez de Cotija, Mich. Wuenceslao Lopez de “La Guadalupe” Mich. Juan Capistan de Sta Fé, Mich. Paulo Barajas de Cotija Mich. Epifanio Lopez del “Quiringual” Jal._ Ahbrám González, de Quitupán Jal. _ Aurelio Cardenas se ignora, Don José, el secretario de los “Altos de Jalisco.

© Centro de estudios mexicanos y centroamericanos, 2003

Conditions d’utilisation : http://www.openedition.org/6540

Acheter

Volume papier

amazon.fr