Version classiqueVersion mobile
OpenEdition Books

¡Tierra de cristeros!

 | 
Juan Francisco Hernández Hurtado

Capítulo IX. Organización y Levantamiento

Texte intégral

1Siguieron viviendo en Sta. Ma. Del Valle pero a el ya lo perseguia el gobierno, pues el ya deseaba una revolución para llegar a su fin a que estaba destinado.

2En el pueblito de Sta Ma. Habia un sacerdote llamado José H. Moreno y hera un poco timido y según se sabia Calles que hera precidente de la República handaba ya entusiasmado en acabar la Religión e inbentando cosas para ver cual le daria un resultado y la idea que le cayó más fué serrar los templos y fundar Escuelas Laicas para prostituir la Nación.

3Entonces el R Moreno que algunas noticias tenia de sus superiores empieza a ordenar lo que se ha de hacer para ver si Dios lo remediaba sin hacer huzo de las armas porque el casi se moria de miedo.

4Enseguida fundó una Asociación de Obreros hotra asociación que llamaban la A.C.J.M.

5Seguido tenian sus juntas para opinar y balorizar lo que debieran hacer.

6En una vez hopinaron hacer una hora santa o algunas otras penitencias que ordenaba el S. El Papa y el sacerdote Jose Moreno resos extraordinarios que se hacián.

7Entre esos obreros uno hera Victoriano Ramirez. Estaban celebrando su junta cuando en esto llega el P. Moreno. Lo recibieron de ordinario, con su devido respeto.

8Le dejan su asiento de preferencia al lado superior del grupo. Entonses empiezan toda la Mesa Directiva a opinar sobre algunas cosas necesarias tocante a lo que esta por pasar.

9Entonces el P. Moreno hace huzo de la palabra se dirije al grupo de obreros y acejotaeneros y les pregunta.–¿En que forma podiran sacar una opinión buena entre todo el grupo?

10Para poder defender su Religión por medio de penitencia, sacrificios o por medio de las armas.

11El que penzaba algo se levantaba y daba su opinión. Unos desian que por medio del sacrificio, por medio de la penitencia y oraciones Dios en alguna forma acabaria con aquellas intenciones del precidente Elias Calles quién intentaba como ya henos dicho acabar con la religión y cerrar los templos. Otros opinaban que seria necesario por medio de las armas levantar una revolución para ver si asi podían combatir el gobierno que entonses no hera muy fuerte.

12Luego se dirigen a Victoriano Ramírez para ver el que opinaba.

13El ya tenia su opinion.

14Se para, y se la dirije al padre Moreno quien escuchó con atención para ver si hera favorabale a lo que el penzaba.

15Dise con su voz pauzada y grueza. ¡No hay más remedio nomás de echar “cocotazos” por lo cual cauzó mucho disgusto al padre Moreno porque él hera muy tímido y muy corto de espíritu, y el no quería eso por ningún motivo porque creian que ya serian las lelles del “Anticristo”.

16Victoriano que permanecia parado se sienta muy apenado de ver que al padre le habia cauzado disgusto. Entoses el padre lo regaña y le dise; ya porque tú no estas en páz quieres poner todo en movimiento. Le dijo estas palabra que hera un “tonto” que no penzaba en otras cosas.

17Victoriano como no hera rencorista con nadie y menos con el padre no discutia nada en contra de él.

18Permaneció humillado.

19En esto se dá por terminada la sesión y salen cada quien a sus trabajos.

20Victoriano a quien no se le quitaba ese penzamiento; que no tenia otro recurzo más que levantar una rebolución porque el gobierno ya le perseguia y sin tener culpas y al fin que Dios ya lo tenia destinado a ese camino.

21Asi es que esa axpiración no hera por él sino que Dios ya se la daba para que asi pudiera defender su religion.

22De alli invita a sus amigos. Compran unos pollos y se ván a orillas del pueblito de Sta. Maria del Valle a su deporte predilecto que hera “Tiro al Blanco” porque le gustaba de corazón ese deporte.

23Para dar chanza como ya hemos dicho y poder ganar el dinero que valian los pollos dejaba tirar a los más malos, que no heran malos pero a comparación de él si lo heran.

24Estos animales los ponían a larga distancia para perfeccionarse bien. Al mismo tiempo que lo hacian por deporte lo hacian tambien por ejercicio porque ya precentian la revolución.

25Asi pasaban largas horas luego que ya tenian el dinero y algo de dinero al dueño; entonses desia el (14) ¡Ay voy yo hijos de la Madruncia! Cada tiro que tiraba hera un pollo que mataba.

26Todo esto econtesió por el año de 1925 en el mes de junio.

27Siempre seguido habia estas juntas, asambleas en casas particualres en salones o en la calle. Además de estas juntas que se hacian en Sta. Maria habia otros centros de doctrina en los ranchos que seguido los vicitaban la Mesa Directiva de Sta. Maria para hacer sus asambleas organizados por el Presbitero SR. Don José H. Moreno y el precidente de la A.C.J.M. y Asociación de Obreros por el Precidente Juán Barrera.

28Esta junta fué organizada en el rancho de los “Agritos”.

29A estas juntas concurrian jentes de diferentes ranchos. También se encontraba Victoriano en estas juntas que yá tenia ordenes superiores para el levantamiento.

30Dicha junta se trató acerca de recabar fondos para comprar elementos necesarios.

31Principalmente reunión de muchos ricos que quedaron obligados para dar un tanto de dinero para sostener a los levantados.

32Luego que se juntó aquel dinero le dijeron al (14) que hisiera huzo de la palabra el cual les dijo que ¿Qué penzaban hacer? Que pensaran haber quienes le compañaban al levantamiento, a una vida llena de travajos aventuras y sufrimientos.

33Como 7 personas se levantan con toda la intención de ayudar y defender la causa de Cristo Rey por lo cual el padre Moreno abnegado en lagrimas les dá la vendición.

34Les esplica acerca de los que tiene que hacer ¡Primero morir que negar a Cristo Rey! Sin temerle al martirio ni a la muete del modo que viniese.

35Tanto hombres y mujeres que estaban en dicha junta acompañaban al padre en llantos y exclamaciones.

36Unas lloraban porque hiban a perderse muchas vidas de sus esposos, hermanos e hijos que comprometidos estaban.

37Pero al mismo tiempo se sentian honradas con sus familiares ya comprometidos a la revolución. Muchas madres benditas a veces despachavan a sus hijos a defender a Cristo Rey y los sagrados derechos de la Iglecia.

38¡Hijos no sean cobardes! ¡Arriba a defender una causa justa! Esto les decían las madres a sus hijos. Sus hermanas a sus hermanos, sus esposas a sus esposos etc.

39Al mismo tiempo que coreaban todos los gritos de Viva Cristo Reyy la Virgen de Guadalupe.

40Fue una asamblea de las mas extremosas acompañadas de dolor y ánimos que hasta las mismas mujeres sentian ánimo por defender su Dios y su Religión.

41Se dá por terminada la asamblea y todos los que estaban comprometidos a ayudar con dinero se arriman uno por uno a dejar su óbulo en manos del Padre. Depocitaron aproximadamente como $2000.00 pesos y quedando comprometidos a seguir dando.

42Entonses el padre entrega el dinero al (14) para que otro dia emprendiera el levantamiento.

43Se ponen de rodillas para dar gracias a Dios. Rezan sus oraciones de costumbre dando la vendición el padre a todo el público y dandose por terminada con esto la junta.

44Victoriano junta sus guerreos que heran siete hombres.

45El precidente le dá la bandera al P. Y el padre se la pasa a Victoriano que se encontraba con unos de sus hombres.

46Se envuelve en ella se hincan en señal de homenaje a la bandera.

47De esa junta empezó el levantamiento. Unos a sus casas y otros al “Cerro”. Tan tristes los que hiban al cerro como los que hiban a sus casas. Ya hiban, a pasar la primer noche en el cerro. El cual fue el cerro del “Caracol”.

48Se verificó el levantamiento en dic. De 1926.

49De los “Agritos” llegó el padre Moreno a su pueblo con su Mesa “Directiva” la cual como ya hemos dicho se componia de obreros y acejotaemeros. Llegan al pueblo como a las 5 de la tarde.

50Da ordenes de que llamen al pueblo para hacer penitencia. Luego que ya se encuentra el pueblo reunido les ordena dar una entrada de rodillas de distancia de unos 20 metros hasta el templo rezando el rozario para ver si Dios les consedia que no hubiera revolución para no derramar tanta sangre.

51Todo esto lo hacian ya secretamente por que los templos ya los habian cerrado los cultos ya no estaban en los templos, estaba escondido en una casa particular.

52Después del santo rosario hubo una esplicasión que dio el padre Moreno sobre el siguiente tema. Diciendo de lo que opinaba Calles en contra de ellos y de la Religion.

53Dise: ¡Si esto se verifica, hijos; tendré que irme a esconder si es posible debajo de subterraneos, o quien sabe tengamos que irnos a paices extranjeros. Nomás esperamos ordenes del Papa! ¡Uds. Se quedaran solos sin quien los absuelva a la hora de la muerte! No les queda más que hacer su comunión y confeción espiritual para que Dios los lleve al Cielo.

54Mientras a ver si esto se arregla y pódamos volver a nuestros pueblos, a oficiar libremente.

55Otros encargos les voy a hacer yo. Que no desmayen; ¡Adelante! Para luchar por la cauza y por ¡Cristo Rey!.

56Todos los hogares católicos deven llevar escrita en las puertas de sus casas una tablita el nombre del ¡Viva Cristo Rey! Y asi deverian saludar si todos desir Viva Cristo Rey y contestar que Viva, cueste lo que cueste.

57Como uds verán mas delante costó muchas vidas.

58Todo esto que les estoy diciendo són encargos porque yo de la noche a la mañana los tengo que dejar.

59Son cosas que mis superiores me han dicho por escrito. Los letreros de Viva Crito Rey los tenian por pueblos, haciendas y ranchos, los tenian como un simbolo de hogares catolicos.

60Cuando uds. Verán el dia 30 de julio de 1926 fue el último dia que hubo culto público.

61Hace 5 meses y todo vá de peor a peor y tengo que irme inmediatamante porque realmente tengo miedo.

62Asi es que con esto les doy mi despedida que no se ni a donde iré. A ver si puedo defender mi vida. Todos los que se encontraban ahí hiban a pedirle la bendición postrera como si fuera la última encadenandose al mismo tiempo un llanto triste lleno de profundo dolor y abnegación. Porque esperaban una cosa espantoza y triste. Como si fuera el fin de los tiempos o la conclusión de las profesias.

63Duran en el templo 2 o 3 horas.

64Da el reloj las 9 de la noche y todos se dirijen a sus casas tristes y apezadumbrados.

65El Pbro. José H. Moreno vá a areglar su equipaje para salir con ropa de obreros o de campesinos en esa misma noche con rumbo a la ciudad de León Gto. Donde le ofrecian un lugar seguro en unos subterraneos, algo incomodos y húmedos pero a sufrir hiba.

66En enero de 1927 los 7 hombres como ya hemos dicho los traia su jefe Victoriano apodado el (14).

67Los levanta por la mañana del cerro del Caracol donde pasaron la noche.

68Rezan sus oraciones de costumbre se santiguan en el nombre de Dios y da la orden de que traigan los caballos que se encontraban amarrados a corta distancia custodiados por sus jinetes. Hechan silla, preparan sus mochilas para el viaje, se ponen sus rifles al arzón de la silla, se acomodan sus carrilleras y se preparan para montar a la voz de mando de su jefe. Se alinean esperando la voz de ejecución para emprender el viaje.

© Centro de estudios mexicanos y centroamericanos, 2003

Conditions d’utilisation : http://www.openedition.org/6540

Acheter

Volume papier

amazon.fr