Version classiqueVersion mobile
OpenEdition Books

Tecnologías prehispánicas de la obsidiana

 | 
Véronique Darras

Capítulo I. La obtención de los datos

Texte intégral

LA PROSPECCIÓN DE SUPERFICIE

1Las condiciones generales que me llevaron a explorar en la región de Zináparo fueron expuestas en el capítulo anterior, donde hice hincapié especialmente en la toponimia. De acuerdo con los datos preliminares, los objetivos iniciales incluyeron el registro de toda manifestación de orden geológico o arqueológico que pudieran justificar la existencia del topónimo: yacimientos naturales de obsidiana, vestigios de explotación minera, talleres, etc. Aunadas a ese procedimiento específico, las actividades de prospección tuvieron también como objetivo la identificación de los vestigios antrópicos de toda clase: viviendas construidas o en cuevas, concentraciones de material en la superficie, etc. Ni las características del terreno (aspereza del relieve, densidad de la vegetación o sectores fuertemente erosionados), ni los 100 km2 seleccionados previamente facilitaron el reconocimiento sistemático que implicaba una cobertura exhaustiva de la zona; consecuentemente, adoptamos la técnica de prospección que incluye la participación de informantes. Para facilitar el procedimiento, dividimos la zona en sectores arbitrariamente en función de las particularidades geomorfológicas o de los territorios de localidades modernas:

  1. El Noreste del macizo, que corresponde a las laderas erosionadas del cerro Zináparo, cuesta arriba de la localidad del mismo nombre.

  2. El sector Sur y Sudeste, que corresponde a las formaciones volcánicas de los cerros El Varal y Grande, ocupado por una serie de pequeños pueblos.

  3. El sector Oeste, caracterizado por la presencia del cerro Churintzio y el municipio del mismo nombre.

  4. El Norte del macizo, cerca del pueblo de Jalapa.

  5. El cerro Prieto.

2La recolección de datos se extendió a lo largo de todo un año, durante el cual intentamos cubrir la zona estudiada de la manera más exhaustiva posible. Siempre bajo la guía de los informantes, recorrimos a pie cada sector, con el propósito de verificar las indicaciones proporcionadas y encontrar otras manifestaciones antrópicas que hubiesen escapado a la observación de los informantes. Recorrimos también las laderas, sus rellanos y las cimas, las barrancas encajonadas entre dos coladas de lava y, asimismo, las zonas al pie de las montañas. Cada sitio arqueológico fue consignado en un mapa topográfico (en escala 1:50 000) y después descrito con precisión en formularios adecuados. Se hizo un croquis de la situación parcial o total de los sitios basado en la brújula y se tomó una serie sistemática de fotografías. Además de los croquis, recordemos que muchos de los sitios fueron objeto, después, de levantamientos topográficos precisos. En la mayoría de los sitios se hizo una recolección selectiva o sistemática, constituida principalmente por tepalcates de cerámica, obsidiana trabajada o natural, y otros vestigios líticos.

CLASIFICACIÓN MORFOLÓGICA Y FUNCIONAL DE LOS SITIOS

Los criterios de clasificación

3Las actividades de prospección dieron como resultado el registro de 45 sitios arqueológicos (fig. 6). La primera clasificación se basó en la identificación de los vestigios arqueológicos observables en la superficie. En ella, se dio preferencia a pautas de orden morfológico, ya que éstas se imponían por caracterizar con exactitud sitios intrínsecamente distintos. Los elementos de diferenciación remiten a atributos cualitativos y cuantitativos.

Figura 6 - Ubicación de los sitios en el macizo de Zináparo-Churintzio y en el cerro Prieto.

4Naturaleza de los vestigios observables:

  • Presencia de elementos arquitectónicos.

  • Montones de obsidiana trabajada (fig. 7).

  • Concentraciones de obsidiana natural.

  • Campos de cerámica y de industrias líticas (producción doméstica).

  • Abrigos rocosos, cuevas.

  • Manifestaciones rupestres.

  • Modificaciones antrópicas de la topografía.

  • Naturaleza probable de las concentraciones: talla especializada o doméstica.

5Abundancia de los vestigios observados:

  • Importancia de las concentraciones de material en la superficie; esta evaluación cuantitativa es indispensable para diferenciar los centros de producción de obsidiana de las otras áreas de actividad lítica, probablemente domésticas.

  • Extensión global de los sitios.

Figura 7 - Vista aérea del sitio La Zinapera del Salvador (MICH.377).

6El análisis combinado de varios de esos atributos desembocó en una visión sinóptica y en la distinción de cinco grupos principales:

Grupo 1: los centros de explotación de obsidiana.

Grupo 2: los asentamientos con arquitectura.

Grupo 3: las ocupaciones en cuevas o abrigos rocosos.

Grupo 4: los campos de material arqueológico.

Grupo 5: las otras manifestaciones antrópicas.

7Cada grupo obedece a normas morfológicas específicas, pero comprende aspectos diferenciales que permitieron la individualización de ciertos sitios con respecto a otros. La función fue el factor que se tomó en cuenta para establecer la distinción más precisa de los diversos tipos de sitio.

8Grupo 1:

  • Naturaleza de las concentraciones de obsidiana.

  • Presencia o ausencia de vestigios de minas.

  • Naturaleza del modo de extracción.

  • Presencia o ausencia de talleres.

  • Presencia o ausencia de vestigios arquitectónicos.

  • Naturaleza de los vestigios arquitectónicos.

9Grupo 2:

  • Naturaleza de los vestigios arquitectónicos.

  • Número y disposición espacial.

  • Naturaleza del material arqueológico encontrado en la superficie.

10Grupo 3:

11• Naturaleza y situación.

12Grupo 4:

13• Naturaleza y situación.

14Grupo 5:

15• Naturaleza y situación.

Descripción de los tipos de sitios (cuadro 1)

Grupo 1: los centros de explotación de obsidiana (14 sitios)

Tipo 1: minas de explotación subterráneas y a cielo abierto, talleres

16Un sólo sitio (mich.155), situado en el sector 2, responde a las características de este tipo. La entrada de la única mina subterránea fue obstruida por los hundimientos de bloques riolíticos. Los talleres se encuentran sobre las prominencias inferiores de las depresiones de extracción y sobre las pendientes vecinas.

*(Trabajos efectuados): 1, Reconocimiento sin recolección de superficie. 2, Reconocimiento con recolección de superficie. 3, Sondeos estratigráficos. 4, Excavaciones y, o, sondeos estratigráficos. 5, Levantamientos topográficos. 6, Croquis de situación.
Cuadro 1 - Clasificación de los sitios y trabajos efectuados.

Tipo 2: minas de explotación subterráneas

17Un solo sitio, situado en el sector 1 (mich.121), sobre una ladera abrupta, corresponde a este tipo. La entrada de la mina permaneció abierta; los montones de obsidiana que es posible observar en la parte inferior son el derivado de las actividades de extracción. Los indicios de actividades de talla en las cercanías son poco numerosos, pero la ladera se encuentra salpicada de nodulos extraídos o liberados de manera natural por los procesos de erosión.

Tipo 3: minas de explotación subterráneas, talleres

18Sólo existe un sitio de este tipo, situado en el sector 2 (mich.151); está compuesto por una mina, cuya entrada se encuentra bloqueada actualmente, y por un solo taller, bien delimitado pero complemente modificado por las actividades agrícolas.

Tipo 4: minas de explotación a cielo abierto, talleres

19Siete sitios, situados en los sectores 1, 2 y 4, sólo presentan una forma de explotación, la cual consistía en la excavación en varios puntos dotados de vetas superficiales, lo que creó pequeñas depresiones. Los talleres se encuentran en las pendientes suaves contiguas.

Tipo 5: minas de explotación subterráneas y, o, a cielo abierto, talleres y áreas de habitación

20Estos centros de explotación de obsidiana pueden combinar varios modos de extracción e incluyen estructuras de habitación situadas en los espacios libres de obsidiana. Cuatro sitios presentan esas características. Los vestigios de las estructuras son de morfología diversa. Algunas pequeñas terrazas agrícolas acompañan en ocasiones a esos conjuntos, que raramente están constituidos por más de 10 estructuras.

Grupo 2: los asentamientos con arquitectura (18 sitios)

21De manera general, el avanzado estado de destrucción de los restos arquitectónicos no permitió una clasificación muy detallada. Por lo que fue posible observar, los sitios son todos de dimensiones reducidas, con un número de estructuras que varía entre tres y 15 (sin contar las terrazas agrícolas), y cuya función era sobre todo residencial; sin embargo, es posible que muchas de ellas hayan sido más extensas en el momento de su ocupación. También es posible que algunas estructuras de mayor tamaño, asociadas en ocasiones a las instalaciones domésticas, hayan podido desempeñar funciones religiosas o públicas.

22Para clasificar esos sitios, se tomó en consideración la naturaleza de cuatro categorías de vestigios: los montículos de más de tres metros de altura, los montículos menos elevados (plataformas), los restos de muros y las terrazas agrícolas. Sólo se hizo la definición de dos tipos de sitios: los de habitación destinados exclusivamente a la vivienda y los de habitación que incluyen estructuras de función pública.

Figura 8 - Zona de habitación La Barranca del Diablo (MICH. 344).

Tipo 1: sitios de habitación simples (fig. 8)

23Los sitios de este tipo conforman la mayoría de los asentamientos encontrados en la zona. Se encuentran instalados indiferentemente en las laderas del macizo o al pie de las montañas que lo forman. La disposición de las estructuras está organizada en función de la inclinación de la pendiente, mientras que su orientación la determina la orientación de la ladera. Los sitios son de tamaño reducido y están constituidos a menudo por algunas plataformas acondicionadas que sostenían restos de casas (fig. 9). Es frecuente que algunas pequeñas terrazas agrícolas acompañen a esos sitios.

Tipo 2: sitios de habitación con estructuras públicas (fig. 10)

24Algunos de los sitios son de mayor extensión (más de 10 casas), como mich.344. Ocupan indiferentemente la parte baja de las pendientes, las laderas o las cimas. La disposición de los restos arquitectónicos es en ocasiones ortogonal, lo que crea un espacio libre que puede ser interpretado como una plaza. Las estructuras públicas se presentan bajo el aspecto de montículos elevados (fig. 11) o de estructuras lineales de dimensiones y formas particulares; una de ellas, rectangular y de grandes dimensiones (40 m x 12 m), fue interpretada como los restos de un juego de pelota (mich.378, estructura A). El caserío de la Barranca del Diablo (sitio 344) presenta, en el centro de los restos de una docena de casas, una estructura de gran tamaño en forma de L, así como los restos de un montículo dispuesto sobre una plataforma.

Figura 9 - Las Cocinas (MICH. 156). Restos de una plataforma.

Grupo 3: las ocupaciones en cuevas o abrigos rocosos (4 sitios)

25El abrigo rocoso y las tres cuevas donde fueron encontrados indicios de ocupación humana están situados todos en las laderas de barrancas encajonadas.

Grupo 4: los campos de material arqueológico (4 sitios)

26Los sitios integrados en este grupo presentan una alta densidad de material arqueológico, en general tepalcates de cerámica asociados con productos líticos, en un espacio igualmente bien delimitado. No es visible en ellos ningún vestigio de construcción, pero las concentraciones están situadas siempre en zonas muy alteradas por las actividades agrícolas, que pudieron haber destruido conjuntos construidos. El material lítico comprende productos usados, de consumo en un ámbito domestico (herramientas de obsidiana y andesita, industria de lascas). En algunos casos, los campos aparecen sembrados de piedras de construcciones y los informantes afirman que muchas veces observaron alineamientos de piedras en otros tiempos. En el sitio mich.386, únicamente se observó una concentración de desechos de obsidiana que puede ser interpretada como un área donde se llevaron a cabo actividades de talla puntuales.

Grupo 5: las otras manifestaciones antrópicas (4 sitios)

27En este grupo fueron integrados todos los vestigios antrópicos aislados de naturaleza diferente a la de los casos ya expuestos. Se trata de grupos de petroglifos (mich.375), de una calzada acondicionada y sobre elevada (mich.370), de una cantera de piedra de construcción (mich.154) y de una pequeña cavidad que podría haber sido cavada para extraer muy pequeños nodulos de obsidiana (mich.381).

Figura 10 - Zona de habitación Niña Chole-Durazno-Llano del Tesoro (mich.378-384).

Figura II - El Llano del Tesoro (mich.378). Vista del montículo.

Balance de la clasificación y distribución espacial de los sitios

28La clasificación de las localidades arqueológicas permitió identificar tres categorías de sitios de funciones distintas: sitios especializados destinados a una actividad económica, la explotación de obsidiana; sitios de habitación que revelan la presencia de poblaciones sedentarias, quizá vinculadas estrechamente al trabajo de la obsidiana, pero que aseguraban su existencia, al menos en parte, gracias a la agricultura y a actividades conexas; y, finalmente, vestigios antrópicos situados al aire libre o en abrigos naturales y cuya índole no permite una identificación cronocultural confiable. La clasificación de los sitios desemboca igualmente en observaciones de orden espacial, dado que del macizo Zináparo-Churintzio se desprenden muy claramente tres conjuntos espaciales:

29Conjunto 1: cubre las zonas Noreste, Este y Sur del macizo y en él se observa la mayoría de las minas taller de obsidiana. La distribución obedece sobre todo a factores geológicos, pues los domos riolíticos se encuentran en esa parte del macizo; sin embargo, los afloramientos de obsidiana observados en el extremo norte del macizo (conglomerados volcánicos compuestos de cenizas consolidadas y nódulos de obsidiana), así como las diversas concentraciones dispersas de pequeños nódulos rodados, liberados por los procesos de erosión, no presentan ningún indicio de explotación organizada. En la mayoría de los casos, se comprobó la proximidad inmediata o un poco alejada de los sitios de habitación.

30Conjunto 2: las zonas Oeste y Noroeste del macizo de Zináparo están básicamente ocupadas por sitios de habitación de función agrícola, sin asociación espacial directa con los centros de explotación. Se trata de asentamientos un poco más importantes en cuanto al número de las estructuras visibles; todos los sitios que incluyen estructuras de función pública se encuentran igualmente situados en la parte Oeste.

31Conjunto 3: el extremo Norte del macizo reagrupa la mayoría de los sitios de habitación en cuevas, petroglifos y concentraciones de material arqueológico en la superficie.

32De manera general, los sitios ocupan los linderos del macizo y están situados en pendientes poco acentuadas o en rellanos. Todos esos lugares, sin excepción, se encuentran próximos a fuentes de agua permanentes y a zonas cultivables. Se observa cierta constancia en la ubicación de las minas taller de obsidiana que ocupan una franja que oscila entre los 1 950 y los 2 150 msnm, a excepción del sitio mich.348, instalado en la cima del cerro Zináparo (2 550 msnm). La diferenciación entre los tres conjuntos espaciales se presenta como un fenómeno natural en lo que se refiere a la distribución de las áreas de explotación de la obsidiana. La ausencia de ese tipo de actividad en el extremo Norte se explica probablemente por la naturaleza de los afloramientos y de los nódulos de obsidiana. La concentración de la mayoría de los sitios de habitación en la zona Oeste se deriva quizá también de una elección determinada por las condiciones del terreno: presencia de ojos de agua y de mejores tierras arables. Así, se puede pensar que su instalación de ese lado fue hecha deliberadamente fuera de los lugares de explotación y de las concentraciones de obsidiana. Dado que la ladera estaba totalmente dedicada a la economía de la obsidiana, los pueblos debieron de desarrollarse sobre todo en las otras zonas del macizo. Debe recalcarse, finalmente, que los pocos indicios del paso de poblaciones nómadas sólo son perceptibles en la ladera norte del macizo.

LAS OPERACIONES DE SONDEO

El método de sondeo

33Cuando se llevó a cabo la prospección, el potencial de excavación de los sitios fue evaluado según su importanda, la densidad de material visible en la superficie, la profundidad aparente de los depósitos y, en fin, el grado de perturbación (antrópica o natural). Los sondeos fueron realizados siguiendo la estratificación natural de los depósitos, hasta alcanzar el substrato. En todos los casos, la tierra extraída fue pasada por un tamiz de malla de 3 mm, se tomó una muestra de tierra por cada capa excavada y todas las capas estériles fueron sondeadas en una profundidad de 30 cm.

34Para el estudio de los centros de explotación de obsidiana, se nos presentaron problemas de orden metodológico: cómo abordar de manera coherente los sitios de gran extensión, situados en su mayoría en laderas de fuerte pendiente, perturbados a menudo por los imponderables del tiempo (factores antrópicos o ecológicos) y, por supuesto, caracterizados por acumulaciones considerables de desechos de obsidiana, mezclados con un poco de tierra (figs. 5 y 7). Para empezar, esas particularidades excluían un enfoque tradicional de excavaciones mediante la extracción de capas horizontales. Dadas esas limitantes, era necesario encontrar un término medio satisfactorio, aplicando un método que permitiera obtener el máximo de información.

35Entre las diversas opciones con que se contaba (Darras, 1991), la decisión se inclinó por efectuar una serie de sondeos en cada uno de los sitios seleccionados para el estudio de las modalidades de explotación. Los sondeos tuvieron una extensión variable de entre 1 m2 y 4 m2, y la gran abundancia del material arqueológico exigió en ocasiones la práctica de muestreos selectivos; no obstante, cuando el contexto lo permitió, la recolección abarcó la totalidad del material de obsidiana. En ciertos casos, se llevó a cabo en el lugar una clasificación morfológica reducida a su expresión más simple, seguida de un muestreo consecuente. La elección metodológica, justificada por las condiciones muy especiales del terreno, tiene no obstante ciertas limitantes: no se puede pretender que el resultado de un sondeo hecho en un lugar específico represente el conjunto de una zona, dado que la profundidad de los depósitos y la naturaleza, y cantidad, de los vestigios pueden fluctuar en una misma zona de explotación. Por otra parte, aun cuando ha sido demostrado su valor científico, la práctica de muestreos no permite el acceso a ciertos campos de información.

Situación de los sondeos

Sondeos en las zonas de explotación de la obsidiana

36Los múltiples recorridos metodológicos proporcionaron una buena visión de conjunto y las recolecciones de superficie ofrecieron los primeros datos sobre la naturaleza de los montones de obsidiana (antrópicos o naturales) que permitieron evaluar la distribución diferencial del material. Supusimos que las características de la dispersión en la superficie debían de ser prueba de la naturaleza del material de las capas inferiores. Algunos lugares específicos fueron seleccionados en función de esos primeros datos para llevar a cabo los sondeos estratigráficos, conforme a los objetivos determinados por la problemática general:

  • Reconocer la profundidad y naturaleza de las concentraciones de obsidiana en la entrada, y en el interior de las minas.

  • Verificar la función y profundidad de las depresiones de extracción abiertas, con miras a alcanzar las lavas riolíticas.

  • Verificar, en la medida de lo posible, el espesor de las acumulaciones de material trabajado en los talleres.

  • Identificar las eventuales variaciones cualitativas y, o, cuantitativas de los montones.

  • Obtener una muestra representativa del material.

37Fueron 13 los sondeos llevados a cabo en las zonas de explotación de obsidiana.

Sondeos hechos en las minas de explotación subterráneas:

  • Uno en el piso de relleno, en la entrada de la mina mich.121.

  • Uno en el talud de desecho, frente a la misma mina.

Sondeos hechos en los demás centros de explotación:

  • Uno en la concavidad cnc1 del sector b de mich.117.

  • Uno en el talud lateral de la misma concavidad.

  • Uno en la parte oeste, no topografiada, de mich.117.

  • Dos en el talud de una depresión de extracción y en los talleres del sector c de mich.117.

  • Uno en la depresión abierta cnc1 del sector a de mich.156.

  • Uno en el taller que se encuentra colina arriba de cnc1 del sector a de mich.156.

  • Tres en el talud de dos depresiones de extracción del sector a de mich.105.

  • Uno en la única depresión de extracción de mich.157.

Sondeos en los sitios de habitación

38Las operaciones de sondeo estratigráfico que fueron efectuadas en los sitios de habitación pertenecientes a los grupos 1 y 2 tenían como primer objetivo obtener información de orden cronológico. Se trataba de resituar las poblaciones prehispánicas locales en su contexto espacio-temporal, recolectando material cerámico y lírico suficiente para determinar su lugar en la secuencia cronológica. Los sondeos fueron realizados de preferencia en el interior de las habitaciones y en los lugares que hubieran podido recibir los detritus evacuados de las casas. Los resultados de los primeros trabajos fueron más bien decepcionantes: la roca madre se alcanzaba a menudo a poca profundidad, mientras que el material recolectado resultaba ser insuficiente y estar en muy mal estado como para proporcionar toda la información necesaria. Debido a esos inconvenientes, se decidió no multiplicar inútilmente los sondeos estratigráficos, parcos de información, lo cual explica el que algunos abarquen una superficie mínima de 1 m2. Esos pequeños sondeos de prueba efectuados de manera preliminar decidieron en general la orientación los trabajos posteriores; es preciso señalar que la profundidad de los depósitos y las cantidades de material recolectado fueron determinantes. Habría sido posible perseverar y repetir en diversos lugares ese tipo de sondeos, con el fin de recolectar cantidades más importantes de material, pero la limitante de tiempo, las restricciones materiales y, sobre todo, la problemática general, más centrada en el estudio de los yacimientos de obsidiana, explican la selección de sondeos hechos en los sitios de habitación:

Sondeos en las áreas de habitación asociadas a los centros de explotación de obsidiana:

• Cuatro sondeos estratigráficos en mich.156.

• Dos sondeos estratigráficos en mich.117.

Sondeos en los sitios de habitación simples:

• Un sondeo en mich.379.

• Dos sondeos en mich.372.

• Un sondeo en mich.382.

• Un sondeo en mich.380.

Sondeos en los sitios de habitación con estructuras públicas:

• Cuatro sondeos en mich.344.

• Tres sondeos en mich.378-384.

• Un sondeo en mich.351.

Sondeos en los otros tipos de instalaciones:

• En el abrigo rocoso mich.371, las fuertes perturbaciones no permitieron la continuación de las excavaciones previstas en la totalidad de la superficie de la cueva; consecuentemente, sólo se pudo efectuar un sondeo en una de las zonas menos perturbadas.

• Un sondeo en mich.345, en el talud de la entrada de la mina.

Los primeros resultados

Las zonas de explotación de obsidiana

39Las operaciones de sondeo efectuadas en las áreas de extracción y en los talleres de obsidiana proporcionaron datos de diferente naturaleza que fueron extremadamente útiles para la comprensión de los múltiples aspectos de la investigación. En la tesis expuse e integré ampliamente los resultados, por lo que en este trabajo sólo mencionaré los más significativos:

401) En cuatro casos fue alcanzada la roca madre, lo cual proporcionó una idea exacta de la profundidad de los depósitos, que varía entre 1 m y 2 m en los talleres y entre 1.20 m y 2.10 m en las depresiones de extracción a cielo abierto; por lo tanto, se puede considerar que estas últimas, cuya función es indudable, fueron excavadas hasta esa profundidad. Como puede probarlo la coexistencia en el substrato de riolitas alteradas y obsidianas muy fragmentadas, los afloramientos eran explotados casi siempre hasta su agotamiento.

412) Los sondeos permitieron apoyar las observaciones preliminares de superficie y realzar la especificidad funcional de los diferentes espacios. Durante los estudios de superficie, en efecto, se había observado una distribución diferencial del material, la cual parecía ser el resultado de fenómenos naturales, pero, igualmente, podía derivar de una especialización funcional de ciertos espacios: los taludes y la parte baja de las pendientes estaban compuestos esencialmente de grandes desechos; el material visible sobre las pequeñas lomas, en la cima de los taludes, estaba constituido en su mayor parte por esquirlas y pequeños fragmentos mezclados con una tierra humífera más abundante; y las pendientes suaves presentaban un material con módulos menos diferenciados. Las pequeñas lomas, que en realidad eran los lugares preferidos para la talla, servían igualmente (y sirven todavía hoy) como zona de paso, pues, gracias a las operaciones de limpieza, se encontraban libres de los desechos más grandes, a lo que contribuía igualmente el paso constante; asimismo, el fenómeno de gravedad se encargaba después de acelerar el proceso de caída.

423) En la misma óptica, los sondeos proporcionaron también datos concernientes a los modos de estratificación de los desechos. En efecto, los montones de obsidiana se encuentran acompañados de muy pocos sedimentos y su densidad da prueba de intensas actividades de talla, sin interrupciones de larga duración, en un espacio especializado donde se acumulaban rápida y exclusivamente los productos resultado de esas actividades (figs. 12 y 13); en los montones, no obstan te, sobre todo en los lugares destinados únicamente a la talla, fueron identificadas capas en base a las diferenciaciones morfológicas de los sedimentos y también a la diferenciación del orden de superposición de los desechos (fig. 13). En cada capa, el amontonamiento natural tiene una significación de orden cronológico en cuanto al proceso de talla, puesto que ilustra su desarrollo. Partiendo del límite superior de la capa, se observa globalmente una superposición de desechos de dimensiones variadas, seguidos de desechos más grandes (de desbaste o no) y, después, de bloques en bruto o de bloques de los cuales se sacaron unas cuantas lascas (mezclado todo con un poco de tierra y esquirlas); abajo, se observa a menudo una concentración más importante de pequeñas esquirlas y polvo de obsidiana (fig. 14). Así, el depósito de arena de obsidiana y esquirlas se sitúa en la parte inferior de las capas, lo que parece lógico, pues esos desechos finos, producidos inevitablemente a lo largo de la talla, pasaban fácilmente a través de las acumulaciones de desechos de obsidiana. Este esquema global de superposición no es aplicable en el caso de la capa superficial, que fue objeto de numerosas perturbaciones (antrópicas o naturales) y que generalmente presenta una proporción mucho más alta de tierra humífera (tal es el caso, sobre todo, de la superficie de las lomitas, compuesta de materiales de pequeño calibre que constituyen sólo una parte de los productos de la talla pues los grandes desechos producidos fueron arrastrados en su mayoría pendiente abajo).

434) La diferenciación de varias capas en los montones incita a plantear la cuestión de su cronología. Además de los diferentes factores que intervienen en el orden en que se depositaron los desechos de obsidiana, la homogeneidad de la talla se observó de una capa a otra, siendo las variaciones observadas esencialmente de orden cuantitativo. Consecuentemente, la homogeneidad aparente de las acumulaciones, confirmada ulteriormente por los análisis del material, se debe a actividades de talla de la misma naturaleza, desde el inicio hasta el fin; sin embargo, la presencia de varias capas puede ser prueba de interrupciones de duración indeterminada (fig. 15), seguidas por la vuelta a las actividades (en el espacio comprendido por el sondeo).

445) En ese mismo orden de ideas, la identificación de pisos en los montones parece indicar el abandono episódico de ciertos lugares de trabajo que servían entonces de área de paso. Esos pisos, en efecto, se caracterizan por una tierra compacta, más abundante, y por desechos de obsidiana dispuestos horizontalmente, como si todo hubiese sido objeto de un apisonamiento regular. Su naturaleza indica claramente que se trata de superficies en contacto con el aire libre durante cierto tiempo, lo que, por lo demás, se puede observar en la actualidad sobre las pequeñas lomas.

Figura 12 - Sondeo en los talleres norte de Los Tzinapus del Cerro Prieto (mich.105). Lomita adyacente a la depresión 2. Sondeo ab, capas 1 y 2.

Figura 13 - Sondeo en los talleres norte de Los Tzinapus del Cerro Prieto (mich.105). Lomita adyacente a la depresión 3. Sondeo cd, capas 1-3.

Figura 14 - Corte estratigráfico del sondeo CD (mich. 105) y plano del final de la capa 1.

Los sitios de habitación

45En este caso, es posible señalar tres características recurrentes en la gran mayoría de los sondeos:

461) La carencia de profundidad, puesto que la roca madre fue alcanzada en promedio entre los 20 cm y los 50 cm bajo la superficie del piso (fig. 16), si bien unos cuantos sondeos revelaron depósitos más profundos, como en mich.384 o en mich.379.

472) La ausencia de una estratificación significativa: una sola o a veces hasta tres capas antrópicas que no presentaban ninguna variabilidad en cuanto a la naturaleza de su material; ningún piso de ocupación fue identificado en los sondeos efectuados en las casas.

483) En fin, la baja proporción de material arqueológico; algunos sondeos hechos en las plataformas de habitación proporcionaron una media de 50 tepalcates por m3.

Figura 15 - Corte estratigráfico del sondeo 1, del taller norte de Las Navajas (mich.117).

Annexes

ANEXO 1. CATÁLOGO DE LOS SITIOS REGISTRADOS

Grupo 1. Los centros de explotación de obsidiana

mich.105: Los Tzinapus del Cerro Prieto

Situación: ladera sur del cerro Prieto, a 3 km de Torrecillas.

Coordenadas geográficas: 20°02’24“; 101°59’43”.

Altitud media: 2 200-2 250 msnm.

Superficie aproximada: unas 8 hectáreas.

Medio geológico: domo riolítico recubierto por un conjunto andesítico. Algunos afloramientos riolíticos fueron identificados en la parte sur, entre 2 250 y 2 300 msnm. No se identificó obsidiana natural in situ.

Características ópticas de la obsidiana: obsidiana con pequeños microlitos de plagioclasa, en proceso de cristalización, de aspecto mate, áspera y de color gris azulado.

Medio ambiente: bosque ralo de encinos. Recursos de agua: ojo de agua a aproximadamente 250 m al este, curso de agua temporal.

Naturaleza del sitio: centro de explotación de obsidiana; comprende bloques en bruto esparcidos, unidades de extracción a cielo abierto, talleres y un área de habitación.

Descripción del sitio: sitio topografiado que comprende tres sectores claramente delimitados:

a) El sector norte presenta los vestigios más importantes de explotación: fueron observadas 9 depresiones de extracción a cielo abierto, grandes talleres contiguos y taludes de desecho. Se observan alineamientos de piedras (entre 5 m y 10 m de longitud), cuesta arriba de dos unidades de extracción (núms. 2 y 9). La depresión núm. 10 podría ser un pozo de extracción rellenado. Cerca de dicha depresión fue identificada una laja riolítica que presenta un trabajo de punteado e incisiones; probablemente se trata de un instrumento de molienda en proceso de fabricación.

b) El sector central estaba dedicado sobre todo a la extracción y recolección de bloques en superficie. Presenta cuatro depresiones de extracción a cielo abierto; las pendientes adyacentes están recubiertas de fragmentos de riolitas, de bloques en bruto (extraídos o liberados por los procesos de erosión), desechos derivados de la extracción y desechos de desbaste.

Figura 16 - Sondeo estraíigráfico en Las Cocinas, estructura b. La roca madre fue alcanzada a menos de 20 cm de profundidad.

c) El sector sur, que es el más extenso, abarca varias concentraciones que suman un total de 21 depresiones de extracción a cielo abierto asociadas a talleres. Algunas concentraciones comprenden esencialmente bloques y lajas de obsidiana en estado bruto, así como productos de desbaste. Las actividades de talla parecen haber sido menos intensas en este sector que en el norte y las etapas de trabajo posteriores al desbaste están muy poco representadas. Los bloques de obsidiana en estado bruto con desechos de desbaste se encuentran esparcidos en una extensión que va más allá del sector explotado, al suroeste. En ese sector fueron identificados muchos restos de estructuras en dos de las concentraciones de obsidiana; en él se observó lo siguiente:

• Una estructura circular de 3 metros de diámetro que reposa sobre una gran plataforma.

• Un conjunto (situado a 35 m al norte de la primera estructura) dispuesto sobre una gran plataforma y compuesto por una estructura cuadrada de aproximadamente 5 m por lado y dos estructuras circulares de 3 m de diámetro asociadas a dos alineamientos de piedras.

Cuesta arriba del sitio de habitación descrito, a aproximadamente 200 m al suroeste, fueron identificados los restos de otra estructura cuadrada de las mismas dimensiones, pero dispuesta de manera diferente (con bloques andesíticos). Cerca de ahí, se observan zonas llanas bastante extensas, delimitadas por alineamientos de piedras naturales o groseramente acondicionadas (¿terrazas?, ¿plataformas?). En la tierra de una madriguera hecha en esa estructura se encontró cerámica moderna, la cual fue recogida.

Material encontrado: bloques y lajas de obsidiana, percutores de andesita, núcleos cónicos, cepillos-núcleo, raspadores circulares, preformas bifaciales y productos de desbaste y de talla.

Y echamiento: de acuerdo con la cerámica y el estudio de la distribución de los productos de obsidiana fabricados en los talleres, entre final de la fase Lupe e inicio de la fase Palacio.

mich.117: LasNavajas

mich.118: La Cueva del Agua Blanca

Situación: sobre una de las laderas del cerro El Varal, situado al sur del macizo de Zináparo.

Coordenadas geográficas: de 20°06’00” a 20°06’36“; de 102°00’13” a 102°00’29”.

Altitud media: 2 150 msnm.

Superficie aproximada: parte central de 3.5 hectáreas.

Medio geológico: domo riolítico del cerro El Varal, recubierto particularmente por las emisiones de lavas andesíticas del cerro Grande; vetas masivas de obsidiana situadas en la parte inferior de los derrames rio-líticos; afloramientos que incluyen nódulos con córtex rodado.

Características ópticas de la obsidiana: de excelente calidad, brillante, opaca o translúcida, gris homogéneo, gris veteado.

Medio ambiente: bosque de encinos y, o, espinos bajos, helechos, cactáceas.

Recursos de agua: un manantial permanente a aproximadamente 200 m al sur de la mina mich.118.

Naturaleza del sitio: centro de explotación de obsidiana que combina áreas de extracción subterráneas y a cielo abierto, talleres y restos de casas.

Descripción del sitio: sitio topográfico que comprende:

• Una entrada de mina que permaneció abierta (mich.118, la Cueva del Agua Blanca) y otras dos obturadas; cada una de ellas incluye sus taludes de desecho.

• Quince depresiones de extracción a cielo abierto en la parte central; los talleres se encuentran situados sobre todo en torno a las unidades de extracción a cielo abierto.

• Restos de cuatro casas dispuestas sobre plataformas y algunos alineamientos de piedras (terrazas) situados cuesta arriba de las entradas de mina. Material encontrado: nódulos, percutores de andesita, núcleos de cara plana agotados de navajas o macro-navajas, núcleos cónicos de navajas, agotados o abandonados en el proceso de talla, productos de preparación del desbaste laminar, productos laminares, herramienta en productos laminares, preformas bifaciales y desechos de trabajo bifacial. En las áreas de habitación, cerámica y herramienta, en lascas de obsidiana y andesita, y en productos laminares.

Fechamiento: una fecha calibrada (1 sigma) al 14C que se sitúa en el intervalo de 783 a 990 d.C, perteneciente a la fase La Joya.

mich.120: La Zinapera

Situación: sobre una de las laderas del cerro Zináparo, al sur de mich.121.

Coordenadas geográficas: 20°08’00“; 102°00’00”, en promedio.

Altitud: 2 250 msnm.

Superficie aproximada: 3 500 m2.

Medio geológico: domo riolítico del cerro Zináparo, recubierto particularmente por las emisiones andesíticas del cerro Grande; conglomerados riolíticos que incluyen bloques de obsidiana.

Características ópticas de la obsidiana: de muy buena calidad, brillante, opaca, de color negro y, o, café rojizo, anaranjado, azulado o gris.

Medio ambiente: vegetación secundaria de pie de montaña (palo dulce, casahuate, nopal).

Recursos de agua: un manantial temporal a aproximadamente 100 m de las concentraciones.

Naturaleza del sitio: explotación a cielo abierto asociada a áreas de talla.

Descripción del sitio: es difícil apreciar el número de concentraciones (depresiones y talleres) debido a los cultivos.

Material encontrado: núcleos de cara plana agotados de navajas, productos de preparación del desbaste laminar, navajas, y algunas preformas bifaciales con sus desechos de preparación.

Fechamiento: ningún fechamiento directo, pero los sitios de habitación próximos (mich.352 y 353) proporcionaron una cerámica de las fases La Joya-inicio de Palacio.

mich.121: La Guanumeña

Situación: en una de las laderas del cerro Zináparo, orientada hacia el noreste.

Coordenadas geográficas: 20°08’17”; 102°00’03”. Altitud: 2 120 msnm.

Extensión: 25 m de largo, entre l m y 3 m de alto y entre 1 m y 3 m de ancho.

Medio geológico: domo riolítico del cerro Zináparo; veta masiva de obsidiana.

Características ópticas de la obsidiana: de muy buena calidad, brillante, opaca, de color negro y, o, café rojizo, azulado, gris con reflejos verdosos.

Medio ambiente: matorral de pie de montaña.

Recursos de agua: un manantial que surge de un afloramiento de obsidiana, a una veintena de metros de la mina.

Naturaleza del sitio: mina de extracción subterránea.

Descripción del sitio: galería excavada en la ladera; comprende un suelo de relleno importante.

Material encontrado: nódulos de obsidiana, ganga, arenas de obsidiana, desechos derivados de la extracción, productos de talla, preformas bifaciales.

Fechamiento: fase Palacio(?), fase Milpillas(?).

Mich.151: El Jagüey de Rey nagua

Situación: sobre un promontorio, al sur del cerro El Varal.

Coordenadas geográficas: 20°05’17”; 101°09’31”. Altitud: 2 000 msnm.

Superficie aproximada: unos 2 500 m2 observados.

Medio geológico: domo riolítico del cerro El Varal; veta masiva de obsidiana en la parte baja de un derrame riolítico.

Características ópticas de la obsidiana: de muy buena calidad, translúcida, de tono grisáceo o café.

Medio ambiente: antiguo campo de cultivo utilizado para pastoreo.

Recursos de agua: manantial permanente (el mismo que en el caso de mich.117-118) a 500 m de distancia.

Naturaleza del sitio: explotación subterránea con taller.

Descripción del sitio: una mina subterránea llena de escombros, asociada a un taller bien delimitado, aunque fuertemente perturbado por los factores antrópicos.

Material encontrado: principalmente nódulos, núcleos de cara plana agotados de navajas y macronavajas, productos de preparación del desbaste laminar, productos laminares.

Fechamiento: sin fechamiento directo.

mich.152: El Varal Suroeste

Situación: sobre las laderas de una barranca, al sur del cerro El Varal.

Coordenadas geográficas: 20°05’49”; 102°00’42”, en promedio.

Altitud: 2 120 msnm.

Superficie aproximada: 5 000 m2.

Medio geológico: domo riolítico del cerro El Varal; afloramientos con nódulos de obsidiana.

Características ópticas de la obsidiana: de muy buena calidad, brillante, opaca o translúcida, de color gris homogéneo o gris veteado, en ocasiones con reflejos cafés o verdosos.

Medio ambiente: bosque de encinos, palo dulce, copal y nopales.

Recursos de agua: manantial permanente y curso de agua temporal situados en el fondo de la barranca.

Naturaleza del sitio: explotación a cielo abierto asociada con áreas de talla.

Descripción del sitio: una decena de depresiones de extracción. Los talleres ocupan la ladera, muy empinada, de la barranca.

Material encontrado: principalmente nódulos, núcleos de cara plana agotados de navajas, núcleos cónicos de navajas, productos de preparación del desbaste laminar, productos laminares, preformas bifaciales.

Fechamiento: sin fechamiento directo.

mich.153: El Cerrito de la Piedra

Situación: en la ladera oeste y en el extremo de la Barranca del Fresno, en la cara sur del macizo de Zináparo.

Coordenadas geográficas: 20°06’00”; 102°01’21”, en promedio.

Altitud: 1 980 msnm.

Superficie aproximada: 1 ha., distribuida en dos concentraciones.

Medio geológico: domo riolítico del cerro El Varal; afloramientos con bloques de obsidiana; vetas de obsidiana situadas en la parte inferior del derrame riolítico.

Características ópticas de la obsidiana: de muy buena calidad, opaca brillante, de color gris y, en ocasiones, azulada.

Medio ambiente: bosque escaso de encinos y acacias.

Recursos de agua: manantial permanente y cursos de agua temporales situados en el fondo de la barranca.

Naturaleza del sitio: explotación subterránea y a cielo abierto asociada a talleres y a restos de estructuras construidas.

Descripción del sitio:

• Una mina subterránea rellena por desprendimientos de bloques riolíticos, situada en medio de la ladera oeste. En la cima se observa una zanja de unos 20 m de longitud y aproximadamente 2 m de profundidad que fue excavada a lo largo de una pared riolítica.

• Una decena de depresiones de extracción a cielo abierto situadas en la cima y también en la pendiente. La más importante se encuentra en la cima, mientras que la mayoría de las pequeñas que ocupan la ladera han sido rellenadas por las caídas de material y sólo los pequeños taludes de los extremos siguen siendo visibles. Los desechos de la talla se encuentran esparcidos por toda la ladera, muy inclinada, y en la cima de la barranca.

• Cuesta arriba de esas concentraciones de obsidiana, se encuentran los restos de una casa que debió de medir 3 m por lado aproximadamente. Material encontrado: nódulos, bloques angulares, percutores, núcleos de cara plana agotados de navajas y macronavajas, núcleos cónicos de navajas, productos de preparación del desbaste laminar, productos laminares.

Fechamiento: sin fechamiento directo.

mich.155: El Pozo del Diablo

Situación: al sur del macizo de Zináparo.

Coordenadas geográficas: 20°06’30”; 102°01’11”.

Altitud: 2 090 msnm.

Superficie aproximada: 8 000 m2.

Medio geológico: domo riolítico del cerro El Varal; vetas de obsidiana heterogéneas que presentan una ganga muy deleznable.

Características ópticas de la obsidiana: de muy buena calidad, opaca brillante gris o translúcida, veteada, de color gris.

Medio ambiente: matorral bajo de encinos.

Recursos de agua: manantiales permanentes en el fondo de la barranca, a aproximadamente un kilómetro.

Naturaleza del sitio: explotación subterránea y a cielo abierto asociada a áreas de talla.

Descripción del sitio: las concentraciones de obsidiana ocupan toda la ladera y se puede observar lo siguiente:

• Una mina llena por los desprendimientos internos, pero cuya entrada sigue siendo visible en una profundidad de aproximadamente 5 metros.

• Once pequeñas depresiones de extracción identificadas, muy cercanas unas de otras.

Material encontrado: nódulos de córtex rodado, bloques extraídos, percutores, núcleos de cara plana agotados de navajas y macronavajas, núcleos cónicos de navajas, productos de preparación del desbaste laminar, productos laminares.

Fechamiento: sin fechamiento directo.

mich.156: Las Cocinas

Situación: sobre la ladera sur del macizo de Zináparo. Coordenadas geográficas: 20°06’36”; 102°01’32”.

Altitud: 2 050 msnm.

Superficie aproximada: 5 ha en total; las concentraciones de obsidiana ocupan una superficie de aproximadamente 1 hectárea.

Medio geológico: domo riolítico del cerro El Varal; afloramientos que incluyen nódulos de obsidiana.

Características ópticas de la obsidiana: de muy buena calidad, brillante, opaca, gris con reflejos azulados.

Medio ambiente: bosque de encinos y de madroños.

Recursos de agua: tres manantiales permanentes, uno situado en la Barranca del Fresno, a 300 m; otro, situado a la misma distancia, en la parte baja del sitio y el tercero, situado cuesta arriba, a aproximadamente 1 km del punto más alto del sitio.

Naturaleza del sitio: explotación a cielo abierto asociada a talleres y a restos de estructuras construidas.

Descripción del sitio: sitio topográfico compuesto por dos sectores:

a) Sector norte: una importante concentración de obsidiana que comprende 10 depresiones de extracción y se extiende a todo lo largo, hacia arriba y hacia abajo. Al noroeste se encuentra otra concentración de desechos de obsidiana. En las proximidades se ven algunas terrazas agrícolas y una estructura circular de acondicionamiento probablemente reciente.

b) Sector sur: numerosos vestigios de construcciones; entre ellos, cinco plataformas sobre las que fueron acondicionadas algunas casas, así como un sistema de terrazas agrícolas cerca de las áreas de habitación. Este conjunto está separado por una vasta concentración de obsidianas en estado natural.

Material encontrado: en las concentraciones de obsidiana fueron encontrados nódulos de córtex rodado, percutores, núcleos de cara plana agotados de navajas y macronavajas, núcleos cónicos de navajas y productos del desbaste laminar; en las áreas de habitación se hizo la recolección de material cerámico y lítico (en obsidiana y andesita: industria de lascas, herramientas de productos laminares, material de molienda).

Fechamiento: fase Palacio.

mich.157: La Mata de Casirpes

Situación: sobre una pendiente suave, al pie de la ladera de cerro Grande, al sureste del macizo de Zináparo.

Coordenadas geográficas: 20°06’42”; 102°00’03”.

Altitud: 1 990 msnm.

Superficie aproximada: 450 m2.

Medio geológico: domo riolítico del cerro El Varal, recubierto por el aparato volcánico del cerro Grande. Cuesta arriba del sitio, algunos afloramientos de riolitas muy alteradas.

Características ópticas de la obsidiana: de buena calidad, opaca, brillante, de color gris.

Medio ambiente: alternancia de pastizales y campos de cultivo; en el lugar del sitio, bosquecillo de acacias y nopales.

Recursos de agua: manantial permanente a aproximadamente 500 metros.

Naturaleza del sitio: explotación a cielo abierto asociada a un área de talla.

Descripción del sitio: cuesta abajo, una depresión de extracción poco profunda y, cuesta arriba, una concentración de obsidiana muy bien delimitada.

Material encontrado: percutores, nódulos, desbaste laminar, núcleos de cara plana de navajas, productos del desbaste laminar.

Fechamiento: ningún fechamiento directo.

mich.346: Las Peñas del Tajo

Situación: sobre la ladera noreste del cerro Zináparo.

Coordenadas geográficas: 20°09’14”; 101°00’00”.

Altitud: 1 970 msnm.

Superficie aproximada: unos 2 500 m2.

Medio geológico: domo riolítico del cerro Zináparo; afloramientos con bloques de obsidiana.

Características ópticas de la obsidiana: de buena calidad, opaca, brillante, de color gris, negro y café rojizo.

Medio ambiente: vegetación rala de encinos y madroños.

Recursos de agua: manantial permanente a aproximadamente 200 metros.

Naturaleza del sitio: explotación a cielo abierto asociada a áreas de talla.

Descripción del sitio: las concentraciones de obsidiana se extienden sobre toda la ladera. Según los informantes, cerca del sitio había restos de casas, pero la vegetación y la fuerte destrucción causada por los cultivos no permitieron su identificación.

Material encontrado: percutores, nódulos, desbaste laminar, núcleos de cara plana de navajas, productos del desbaste laminar, preformas bifaciales.

Fechamiento: sin fechamiento directo.

mich.348: El Puerto del Aire

Situación: en la cima y sobre la ladera sur del cerro Zináparo.

Coordenadas geográficas: 20°07’37”; 102°00’57”.

Altitud: 2 420 msnm.

Superficie aproximada: 2 500 m2.

Medio geológico: domo riolítico del cerro Zináparo; sin afloramientos riolíticos visibles.

Características ópticas de la obsidiana: de buena calidad, opaca, brillante, de color gris.

Medio ambiente: bosque de encinos.

Recursos de agua: manantial permanente, que baja por la Barranca de Las Cucharas, a 400 metros.

Naturaleza del sitio: explotación a cielo abierto asociada a áreas de talla.

Descripción del sitio: dos depresiones de extracción observadas. Las concentraciones de obsidiana ocupan una buena parte de la ladera.

Material encontrado: nódulos, percutores, núcleos de cara plana de navajas, desbaste laminar, desechos de desbaste y talla.

Fechamiento: sin fechamiento directo.

mich.376: Loma frente al Ojo de Agua

Situación: sobre la ladera noreste del cerro Zináparo.

Coordenadas geográficas: 20°08’27”; 102°59’47”.

Altitud: 2 070 msnm.

Superficie aproximada: 3 000 m2

Medio geológico: domo riolítico del cerro Zináparo; zona muy erosionada; afloramientos riolíticos; nódulos liberados por los procesos de erosión.

Características ópticas de la obsidiana: de buena calidad, opaca, brillante, de color gris con reflejos verdosos, azulados o con inclusiones café rojizo.

Medio ambiente: bosque ralo de encinos; matorral subtropical.

Recursos de agua: manantial permanente en el pueblo El Ojo de Agua.

Naturaleza del sitio: explotación a cielo abierto asociada a áreas de talla.

Descripción del sitio: combinación de pequeñas depresiones de extracción a cielo abierto y concentraciones de desechos de talla.

Material encontrado: nódulos, percutores, núcleos de cara plana de navajas y macronavajas, productos de desbaste laminar.

Fechamiento: sin fechamiento directo.

mich.377: La Zinápera de El Salvador

Situación: al pie del cerro Zináparo, lado noreste.

Coordenadas geográficas: 20°08’29”; 101°59’24”.

Altitud: 1 980 msnm.

Superficie aproximada: 3 000 m2.

Medio geológico: domo riolítico del cerro Zináparo; afloramientos; nódulos liberados por los procesos de erosión.

Características ópticas de la obsidiana: de buena calidad, opaca, brillante, de color gris con reflejos verdosos, azulados o con inclusiones café rojizo.

Medio ambiente: bosque ralo de encinos.

Recursos de agua: manantial permanente de El Ojo de Agua, a 500 metros.

Naturaleza del sitio: explotación a cielo abierto asociada a áreas de talla. Recolección de bloques.

Descripción del sitio: combinación de pequeñas depresiones a cielo abierto y concentraciones de desechos de talla.

Material encontrado: nódulos, percutores, núcleos de cara plana de navajas y macronavajas, productos de talla laminar.

Fechamiento: sin fechamiento directo.

Grupo 2. Los asentamientos con arquitectura

mich.158: El Tapanco

Situación: ladera sureste del cerro Grande. Coordenadas geográficas: 20°06’58”; 102°00’58”.

Altitud: 2 190 msnm.

Superficie aproximada: área observada de 2 500 m2.

Medio geológico: aparato volcánico del cerro Grande.

Medio ambiente: matorral bajo espinoso, con predominio de acacias.

Recursos de agua: manantial a 500 m al oeste.

Naturaleza del sitio: tipo 1, sitio de habitación.

Descripción del sitio: tres plataformas y restos de casas; terrazas agrícolas.

Material encontrado: talla y herramientas de obsidiana y andesita; un poco de cerámica.

Fechamiento: fase Palacio.

mich.159: Las Y acatas frente al Cerrito de los Puercos Situación: ladera sur del cerro Grande. Coordenadas geográficas: 20°07’50"; 102°01’27". Altitud: 2 400 msnm. Superficie aproximada: desconocida. Municipio: Penjamillo.

Medio geológico: aparato volcánico del cerro Grande con algunos afloramientos riolíticos del cerro Zináparo.

Medio ambiente: bosque de encinos.

Recursos de agua: manantial permanente a 200 m al oeste.

Naturaleza del sitio: tipo 2, sitio de habitación con, al menos, dos estructuras ceremoniales.

Descripción del sitio: dos plataformas de habitación; restos de una estructura rectangular; restos de dos montículos de aproximadamente 3 m de altura; pequeñas terrazas agrícolas.

Material encontrado: un poco de cerámica, talla y herramientas de obsidiana y andesita.

Trabajos efectuados: recolecciones selectivas de superficie.

Fechamiento: fase Palacio (?).

mich.344: La Barranca del Diablo

Situación: al pie de la ladera oeste de la Barranca del Diablo.

Coordenadas geográficas: 20°07’01"; 102°02’03".

Altitud: 1 950 msnm.

Superficie aproximada total: 1 hectárea.

Medio geológico: aparato andesítico del cerro Grande.

Medio ambiente: bosque ralo espinoso.

Recursos de agua: manantial permanente El Chupadero, a aproximadamente 500 metros.

Naturaleza del sitio: tipo 2, sitio de habitación con restos de una probable estructura ceremonial.

Descripción del sitio: una quincena de restos de casas; una de las estructuras es de grandes dimensiones y presenta una forma en L. Cuesta arriba del sitio, dos grandes plataformas acondicionadas y un montículo.

Material encontrado: cerámica, desechos de talla y herramientas de obsidiana.

Trabajos efectuados: recolecciones selectivas de superficie; cuatro sondeos estratigráficos.

Fechamiento: fase Palacio (?).

mich.347: La Mesa de la Barranca de los Guajolotes

Situación: rellano occidental cuesta abajo de la Barranca de los Guajolotes, al sur del macizo de Zináparo.

Coordenadas geográficas: 20°07’36” 102°02’26”.

Altitud: 2 115 msnm.

Superficie: desconocida.

Medio geológico: andesitas del cerro Grande.

Medio ambiente: bosque ralo de encinos con matorral bajo espinoso.

Recursos de agua: manantial permanente El Ojo de Agua del Carrizo, a 300 metros.

Naturaleza del sitio: tipo 1, sitio de habitación.

Descripción del sitio: completamente destruido por los cultivos, pero los montones de piedras de construcción indican la existencia original de estructuras. A una centena de metros del sitio fueron identificados algunos alineamientos de piedras que podrían ser terrazas agrícolas. Los vestigios consisten sobre todo en concentraciones de material cerámico y lítico en la superficie.

Material encontrado: cerámica muy erosionada, productos de industria de lascas, muchos desechos de trabajo bifacial, preformas bifaciales.

Trabajos efectuados: recolecciones selectivas de superficie.

Fechamiento: fin de la fase Lupe-fase Palacio.

mich.349: La Majada

Situación: sobre un promontorio situado al este del cerro Zináparo.

Coordenadas geográficas: 20°07’47”; 102°00’50”.

Altitud: 2 200 msnm.

Superficie aproximada: 400 m2.

Medio geológico: domo riolítico del cerro Zináparo.

Medio ambiente: matorral bajo espinoso.

Recursos de agua: manantial permanente de El Ojo de Agua, a aproximadamente 800 metros.

Naturaleza del sitio: tipo 1, sitio de habitación.

Descripción del sitio: tres estructuras de habitación, sitio muy destruido por los trabajos agrícolas.

Material encontrado: desechos de talla; herramientas de obsidiana y andesita; y un poco de cerámica muy erosionada.

Trabajos efectuados: recolecciones selectivas de superficie.

Fechamiento: ninguno.

mich.350: Las Iglesias de la Loma Blanca

Situación: rellano al noreste del macizo de Zináparo.

Coordenadas geográficas: 20°07’57”; 101°59’24”.

Altitud: 2 040 msnm.

Superficie aproximada: 2 000 m2.

Medio geológico: domo riolítico del cerro Zináparo.

Medio ambiente: matorral bajo espinoso.

Recursos de agua: manantial permanente El Ojo de Agua.

Naturaleza del sitio: tipo 2, sitio de habitación con estructuras “públicas”.

Descripción del sitio: un montículo asociado a restos de casas.

Material encontrado: desechos de talla y herramientas de obsidiana y andesita; un poco de cerámica.

Trabajos efectuados: recolecciones selectivas de superficie.

Fechamiento: ninguno.

mich.351: Las Yácatas del Cerro Pelón

Situación: en la cima del cerro Pelón, la cual domina el pueblo de Churintzio.

Coordenadas geográficas: 20°09’08”; 102°03’17”.

Altitud: 2 020 msnm.

Superficie: 4 000 m2.

Medio geológico: aparato básico del cerro Churintzio. Medio ambiente: matorral bajo espinoso; zonas de cultivo.

Recursos de agua: manantial permanente en el pueblo.

Naturaleza del sitio: tipo 2, sitio de habitación, con restos de estructuras ceremoniales.

Descripción del sitio: muy destruido por los cultivos; aproximadamente una decena de estructuras cuadradas o rectangulares y montículos dispuestos sobre plataformas artificiales.

Material encontrado: muchos productos de talla y herramientas de andesita y obsidiana; cerámica.

Trabajos efectuados: recolecciones selectivas de superficie y un pozo estratigráfico.

Fechamiento: fin de la fase Lupe.

mich.352: El Tisate

Situación: al pie de la montaña, en la cara este del cerro Zináparo y al sur de mich.121.

Coordenadas geográficas: 20°09’00”; 102°00’00”.

Altitud: 1 990 msnm.

Superficie aproximada: unos 100 m2.

Medio geológico: domo riolítico del cerro Zináparo; cenizas volcánicas; conglomerados piroclásticos con nódulos de obsidiana.

Medio ambiente: bosque ralo de encinos, con huisaches y nopales.

Recursos de agua: dos manantiales permanentes situados cuesta abajo, a 300 y 500 m, respectivamente.

Naturaleza del sitio: tipo 1, sitio de habitación.

Descripción del sitio: tres restos de estructuras construidas con lajas delgadas. El conjunto está muy destruido por los cultivos.

Material encontrado: cerámica, productos de industria de lascas de obsidiana, herramientas en navajas de obsidiana.

Trabajos efectuados: recolecciones selectivas de superficie.

Fechamiento: fase Lupe-fase Palacio.

mich.353: Las Iglesias de Zináparo

Situación: sobre la ladera este del cerro Zináparo, próximo a mich.352.

Coordenadas geográficas: 20°08’42”; 101°09’55”.

Altitud: 2 010 msnm.

Superficie aproximada: unos 1 500 m2.

Medio geológico: aparato riolítico del cerro Zináparo; conglomerados piroclásticos que incluyen nódulos de obsidiana.

Medio ambiente: bosque ralo de encinos, huisaches, nopales y casahuates.

Recursos de agua: dos manantiales permanentes a aproximadamente 300 metros.

Naturaleza del sitio: sitio de habitación.

Descripción del sitio: cinco restos de estructuras; el conjunto se encuentra en muy mal estado debido a los cultivos.

Material encontrado: muy poco de cerámica, productos de talla de obsidiana.

Trabajos efectuados: recolecciones selectivas en la superficie.

Fechamiento: fase La Joya.

mich.354: El Cerro de San Antonio

Situación: al pie de la ladera de la Barranca de la Hornilla.

Coordenadas geográficas: 20°08’29”; 102°03’32”.

Altitud: 1 910 msnm.

Superficie aproximada: unos 800 m2.

Medio geológico: aparato básico del cerro Churintzio. Medio ambiente: bosque ralo de palo dulce, casahuate y nopal.

Recursos de agua: manantial temporal a aproximadamente 300 metros.

Naturaleza del sitio: tipo 1, con función agrícola.

Descripción del sitio: pequeñas terrazas acondicionadas.

Material encontrado: muy poco de cerámica, productos de talla de andesita y obsidiana.

Trabajos efectuados: recolecciones selectivas de superficie.

Fechamiento: ninguno.

mich.355: Las Yácatas de la Mina

Situación: sobre un rellano al suroeste del cerro Churintzio.

Coordenadas geográficas: 20°08’24”; 102°03’20”. Altitud: 1 950 msnm. Superficie: desconocida. Medio geológico: riolitas del cerro El Varal. Medio ambiente: bosque ralo de palo dulce, casahuate y nopal.

Recursos de agua: manantial temporal cuesta arriba.

Naturaleza del sitio: tipo 2, sitio de habitación, con una estructura ceremonial.

Descripción del sitio: un montículo de más de 3 m de altura y restos de estructuras cuesta abajo. Este sitio puede estar asociado a las terrazas de mich.354.

Material encontrado: cerámica, productos de talla y herramientas de andesita y obsidiana.

Trabajos efectuados: recolecciones selectivas de superficie.

Fechamiento: fase Palacio.

mich.372: El Chupadero

Situación: sobre la ladera sur del macizo de Zináparo, al otro lado de la Barranca del Diablo.

Coordenadas geográficas: 20°06’57”; 102°02’25”.

Altitud: 1 985 msnm.

Superficie: desconocida.

Medio geológico: materiales volcánicos básicos.

Medio ambiente: matorral bajo espinoso.

Recursos de agua: dos manantiales permanentes a 50 m y 300 m, respectivamente.

Naturaleza del sitio: sitio de habitación.

Descripción del sitio: cuatro plataformas acondicionadas y restos de una casa.

Material encontrado: desechos de talla y herramientas de obsidiana y andesita; muy poco de cerámica.

Trabajos efectuados: recolecciones sistemáticas de superficie; dos pozos estratigráficos.

Fechamiento: una fecha obtenida al l4C, calibrada entre 898 y 1260 d.C. Según la cerámica, fase Palacio.

mich.369: Las Yácatas del Tesoro mich.378: Las Iglesias del Llano del Tesoro mich.384: La Niña Chole

Estos tres sitios, diferenciados en el momento de los trabajos de reconocimiento, fueron finalmente reagrupados en un solo sitio.

Situación: al pie de la ladera norte del cerro Zináparo, a aproximadamente 1 500 m al sur del actual pueblo de Jalapa.

Coordenadas geográficas: 20°09’02”; 102°01’44”, en promedio.

Altitud: 2 050 msnm.

Superficie aproximada: 3 hectáreas.

Municipio: Zináparo.

Medio geológico: aparato riolítico del cerro Zináparo.

Medio ambiente: matorral bajo de espinos, zonas de cultivo y de pastoreo.

Recursos de agua: arroyo temporal.

Naturaleza del sitio: tipo 2, sitio de habitación vinculada a estructuras ceremoniales y agrícolas.

Descripción del sitio:

a) Las Iglesias del Llano del Tesoro: este grupo se compone de restos de tres estructuras muy destruidas situadas en un campo de cultivo, un montículo de aproximadamente 3 m de altura, que puede ser interpretado como la base de una pirámide que presenta huellas de saqueo, y tres grandes plataformas acondicionadas que se suceden y desembocan en un juego de pelota, en el extremo norte del sitio.

b) La Niña Chole: un montículo de al menos 3 m de altura que presenta en la cima un altar reciente, en recuerdo de una niña enterrada en ese lugar y cuyo cuerpo se había conservado milagrosamente. En las cercanías se observa una serie de pequeñas terrazas.

c) Las Yácatas del Tesoro: restos de plataformas acondicionadas y de terrazas.

Material encontrado: desechos de talla y herramientas de obsidiana y andesita; instrumentos de molienda; cerámica.

Trabajos efectuados: recolecciones selectivas y sistemáticas de superficie; tres pozos estratigráficos.

Fechamiento: fin de la fase Lupe.

mich.379: Las Iglesias del Zapote

Situación: sobre la ladera norte del macizo de Zináparo.

Coordenadas geográficas: 20°09’00”; 102°02’00”.

Altitud: 2 040 msnm.

Superficie aproximada: 1 000 m2.

Medio geológico: domo riolítico del cerro Zináparo. Medio ambiente: matorral bajo espinoso con residuos de bosque de encinos.

Recursos de agua: manantial permanente El Carrizillo, a aproximadamente 1 500 metros.

Naturaleza del sitio: tipo 1, sitio de habitación.

Descripción del sitio: tres plataformas acondicionadas con los restos de una estructura; el sitio está muy destruido; hay unos muros bajos hechos con las piedras de las construcciones.

Material encontrado: productos de talla, herramientas de obsidiana y andesita; cerámica.

Trabajos efectuados: recolecciones sistemáticas de superficie; un pozo estratigráfico.

Fechamiento: una fecha obtenida al 14C, calibrada entre 1280 y 1440 d.C, esto es, fase Milpillas, pero, según la cerámica asociada, fin de la fase Lupe-principio de la fase Palacio.

mich.380: La Mesa del Gonzalo

Situación: sobre la ladera norte del macizo de Zináparo, en línea recta al sur de mich.379.

Coordenadas geográficas: 20°09’00”; 102°02’15”.

Altitud: 2 070 msnm.

Superficie aproximada: 1 000 m2.

Medio geológico: domo riolítico del cerro Zináparo.

Medio ambiente: matorral espinoso con algunos encinos.

Recursos de agua: curso de agua temporal río de La Palma.

Naturaleza del sitio: tipo 1, sitio de habitación.

Descripción del sitio: tres grandes plataformas en sucesión, con orientación norte-sur; restos de una estructura cuadrangular sobre la plataforma 1.

Material encontrado: muy poco material en la superficie: lítica y algunos tepalcates muy erosionados.

Trabajos efectuados: recolecciones selectivas de superficie; un pozo estratigráfico.

Fechamiento: fase Palacio.

mich.382: El jagüey del Gonzalo

Situación: al norte de mich.380, sobre la misma ladera.

Coordenadas geográficas: 20°09’08”; 102°02’17”.

Altitud: 1 970 msnm.

Superficie aproximada: 500 m2.

Medio geológico: lavas riolíticas del cerro Churintzio.

Medio ambiente: bosque ralo de encinos con matorral bajo de espinos.

Recursos de agua: curso de agua temporal río de La Palma, a aproximadamente 500 metros.

Naturaleza del sitio: tipo 1, sitio de habitación.

Descripción del sitio: dos plataformas con restos de estructuras.

Material encontrado: poco abundante en la superficie y en las excavaciones, productos de talla y herramientas de obsidiana y andesita; muy poco de cerámica.

Trabajos efectuados: recolecciones sistemáticas y selectivas de superficie; un sondeo estratigráfico.

Fechamiento: ninguno.

Grupo 3. Las cuevas y los abrigos rocosos

mich.119: La Cueva de la Escalera

Situación: ladera sur del cerro Grande.

Coordenadas geográficas: 20°07’13”; 102°00’48”.

Altitud: 2 400 msnm.

Superficie: desconocida.

Medio geológico: andesitas del cerro Grande.

Medio ambiente: bosque ralo de encinos.

Recursos de agua: curso de agua temporal a aproximadamente 150 metros.

Naturaleza del sitio: excavación en pozo.

Descripción del sitio: pozo de aproximadamente 11 m de profundidad, con una escalera someramente acondicionada en un tronco de madera situado al fondo.

Material encontrado: posible mina de extracción de algún mineral.

Trabajos efectuados: ninguno.

Fechamiento: ninguno.

mich.345: La Cueva del Salitrillo

Situación: en la ladera este de la Barranca del Salitrillo, al norte del macizo de Zináparo.

Coordenadas geográficas: 20°09’07”; 102°01’05”.

Altitud: 2 050 msnm.

Superficie: desconocida.

Medio geológico: aparato riolítico del cerro Zináparo; numerosos afloramientos que incluyen nódulos de obsidiana.

Medio ambiente: bosque ralo de encinos.

Recursos de agua: manantial permanente a 50 metros.

Naturaleza del sitio: cueva.

Descripción del sitio: cueva con una profundidad de aproximadamente 20 m. El talud exterior es de grandes dimensiones. En el interior de la mina, numerosos nódulos pequeños y grava de obsidiana, pero ningún rastro visible de vetas de obsidiana en las paredes. Cuesta arriba de la cueva, numerosos filones de obsidiana.

Material encontrado: muy poco de cerámica.

Trabajos efectuados: recolecciones selectivas de superficie; un sondeo estratigráfico.

Fechamiento: ninguno.

mich.371: La Cueva del Portal

Situación: al norte del macizo de Zináparo. Coordenadas geográficas: 20°08’22”; 102°01’34”.

Altitud: 2 260 msnm.

Superficie aproximada: unos 70 m2.

Medio geológico: domo riolítico del cerro Zináparo.

Medio ambiente: bosque ralo de encinos.

Recursos de agua: manantial permanente a 50 m, cuesta arriba de la cueva.

Naturaleza del sitio: abrigo rocoso.

Descripción del sitio: abrigo rocoso ocupado esporádicamente por ganado.

Material encontrado: cerámica, un alto porcentaje de material lítico y puntas de proyectil en la superficie y en excavaciones.

Trabajos efectuados: sondeo estratigráfico y excavación por capas.

Fechamiento: fases la Joya-Palacio.

mich.373: La Cueva de la Barranca del Diablo Situación: en la ladera este de la Barranca del Diablo, situada al sur del macizo de Zináparo. Coordenadas geográficas: 20°07’11”; 102°02’13”.

Altitud: 2 060 msnm. Superficie: desconocida.

Medio geológico: aparato básico del cerro Grande.

Medio ambiente: matorral de pie de montaña. Recursos de agua: manantial permanente la Carámica a 300 m, sobre la otra ladera.

Naturaleza del sitio: cueva.

Descripción del sitio: cueva profunda, constituida por un corredor que desemboca en una sala rellena por desprendimientos de las paredes.

Material encontrado: cerámica moderna y una lasca de preparación bifacial en andesita. Según los informantes, ahí fueron encontradas osamentas.

Trabajos efectuados: recolecciones selectivas de superficie.

Fechamiento: ninguno.

Grupo 4. Campos de material arqueológico

mich.374: Las Pomas

Situación: sobre la ladera este de la Barranca del Diablo, arriba de mich.373.

Coordenadas geográficas: 20°07’05”; 102°02’06”.

Altitud: 2 060 msnm.

Superficie: desconocida.

Medio geológico: aparato básico del cerro Grande.

Medio ambiente: matorral bajo subtropical.

Recursos de agua: manantial permanente el Chupadero.

Naturaleza y descripción del sitio: concentraciones de material cerámico y lítico en la superficie.

Elementos particulares: petroglifo.

Trabajos efectuados: recolecciones selectivas de superficie.

Fechamiento: ninguno.

mich.386: El Cerrito Pelón

Situación: en la cima del cerrito Pelón, situado en el extremo norte del macizo de Zináparo, cerca del pueblo de Jalapa.

Coordenadas geográficas: 20°09’53”; 102°GT00”.

Altitud: 1 940 msnm.

Superficie aproximada: 30 m2.

Medio geológico: volcán monogénico de tipo básico.

Medio ambiente: matorral bajo espinoso.

Naturaleza del sitio: área de actividad lítica.

Descripción del sitio: concentraciones de material de obsidiana tallada dispersas en la superficie.

Material encontrado: industria de lascas; un artefacto en navaja.

Trabajos efectuados: recolección sistemática de superficie.

Fechamiento: ninguno.

mich.387: El Varal de Churintzio

Situación: en el extremo oeste del macizo de Zináparo, sobre la ladera sur.

Coordenadas geográficas: 20°08’42”; 102°03’20”.

Altitud: 1 950 msnm.

Superficie aproximada: 2 000 m2.

Medio geológico: aparato riolítico.

Medio ambiente: campos de maíz.

Recursos de agua: curso de agua temporal a aproximadamente 300 metros.

Naturaleza del sitio: campo de materiales arqueológicos en la superficie.

Descripción del sitio: el sitio está muy destruido por los cultivos. Se encuentra situado sobre una fuerte pendiente y los trabajos agrícolas han puesto al descubierto concentraciones importantes de tepalcates, material Utico y algunos fragmentos óseos. Cuesta arriba, hay dos pequeñas terrazas acondicionadas, con orientación este-oeste, que no parecen muy antiguas.

Material encontrado: cerámica abundante en muy buen estado de conservación; herramientas de andesita, navajas de obsidiana.

Trabajos efectuados: recolección sistemática sobre una superficie de 3 m x 3 m.

Fechamiento: fin de la fase Lupe-principios de la fase Palacio.

Grupo 5. Otras manifestaciones antrópicas

mich.154: El Banco de Cantera

Situación: sobre la ladera sur del macizo de Zináparo, en la Barranca del Fresno.

Coordenadas geográficas: 20°06’12”; 102°01’08”.

Altitud: 1 950 msnm.

Superficie: desconocida.

Medio geológico: aparato riolítico del cerro El Varal.

Medio ambiente: bosque ralo de encinos y matorral bajo espinoso.

Recursos de agua: manantial permanente en la Barranca del Fresno.

Naturaleza y descripción del sitio: cantera de piedra de construcción; la pared riolítica ha conservado huellas del trabajo; el suelo está sembrado de piedras de forma rectangular talladas o en proceso de talla.

Material encontrado: piedras de construcción.

Trabajos efectuados: ninguno.

Fechamiento: ninguno.

mich.370: El Arenal

Situación: al norte del macizo de Zináparo. Coordenadas geográficas: 20°08’47”; 102°01’17”.

Altitud: 2 150 msnm.

Superficie: desconocida.

Medio geológico: aparato riolítico del cerro Zináparo. Medio ambiente: matorral bajo de espinos; áreas de cultivo.

Recursos de agua: manantial permanente del Salitri-11o, a 200 m al sur.

Naturaleza y descripción del sitio: “calzada” acondicionada que une dos laderas y tiene una orientación norte-sur. Forma una línea recta de 70 m de longitud y 5 m de ancho y está elevada aproximadamente 1 m sobre el nivel del suelo. En su elaboración se utilizó grava de obsidiana. Se ignora la función de la calzada, pero es conocida comúnmente como “mercado de indios”.

Fechamiento: ninguno.

mich.375: Las Estacas

Situación: sobre la ladera oeste de la Barranca de las Estacas, al norte del macizo de Zináparo.

Coordenadas geográficas: 20°09’00”; 102°00’33”.

Altitud: 2 250 msnm.

Superficie: desconocida.

Medio geológico: aparato riolítico número 1, cerro Zináparo.

Medio ambiente: bosque ralo de encinos.

Recursos de agua: manantial permanente a aproximadamente 1 000 metros.

Naturaleza del sitio: petroglifos.

Descripción del sitio: petroglifos aislados, situados sobre un pequeño promontorio que domina la Barranca de las Estacas. El soporte de los petroglifos es una roca riolítica en capas y las representaciones son figurativas, algunas antropomorfas. El conjunto ocupa actualmente una superficie de 4 m2. Numerosos pedazos de lajas grabadas han desaparecido. No se observó ningún vestigio antrópico en los alrededores.

Fechamiento: ninguno.

mich.381: La Cueva Carlos

Situación: en la ribera del arroyo El Carrizillo, al norte del macizo de Zináparo.

Coordenadas geográficas: 20°09’20”; 102°02’07”.

Altitud: 1 960 msnm.

Superficie: desconocida.

Medio geológico: conglomerados piroclásticos, los cuales recubrieron cenizas riolíticas que incluyen pequeños nodulos de obsidiana.

Medio ambiente: matorral bajo espinoso.

Naturaleza del sitio: cavidad de aproximadamente 2.50 m de largo sobre uno y medio de altura, y uno y medio de profundidad que podría haber sido excavada para extraer nodulos de obsidiana de tamaño muy reducido.

Descripción del sitio: pequeña cavidad, quizá artificial y poco profunda. Multitud de nodulitos esparcidos por el suelo.

Material encontrado: pequeños nodulos de obsidiana.

Fechamiento: sin fechamiento directo.

ANEXO 2. DESCRIPCIÓN DE LOS SONDEOS

Grupo 1. Los centros de explotación de obsidiana

mich.105: Los Tzinapus del Cerro Prieto

Sondeo 1:

Situación: sobre la pequeña loma de la depresión número 9 del sector norte.

Forma: 1.50 m x 1.50 m x 0.50 m.

Tipo de recolección: sistemática, en un área de 0.30 m x 0.30 m x 0.30 m; clasificación en el lugar.

Capa 1: 0-50 cm

• Desechos de obsidiana y esquirlas mezclados con tierra humífera heterogénea de color café claro.

Sondeo 2:

Situación: en los talleres del sector norte, sobre la pequeña loma de la depresión 3.

Forma: 2 m x 1 m (a y b).

Tipo de recolección: muestreo. Capa 1: 0-10 cm

• Tierra humífera, de color café medio, mezclada con pequeñas esquirlas y fragmentos de obsidiana. Capa 2: 10-30 cm

• Desechos de talla mezclados con un poco de tierra humífera de color café medio. Presencia de algunos bloques en bruto al final de la capa.

Capa 3: 30-15 cm

• De -30 a -42 cm: desechos de obsidiana y bloques naturales o apenas desbastados, mezclados con tierra humífera de color café claro heterogéneo. Muy pocas esquirlas.

• De -42 a -45 cm: esquirlas y pequeños fragmentos de obsidiana mezclados con un poco de tierra humífera heterogénea de color café claro. En la parte sur del cuadro a, se observa, hasta -47 cm, un bolsón de tierra humífera arenosa de color café medio, muy dura, que incluye un poco de material de obsidiana, con excepción de su parte inferior, donde se encuentran grandes cantidades de esquirlas. Capa 4: 45-100 cm

• De -45 a -67 cm: desechos de talla mezclados con tierra humífera de color café claro.

• De -67 a -75 cm: desechos de talla y nódulos mezclados con sedimentos arenosos de color ocre; pocas esquirlas.

• De -75 a -100 cm: el derrumbe de las paredes del sondeo obligó a detener la excavación a esta profundidad.

El material que seguía inmediatamente a los últimos desechos excavados estaba constituido por esquirlas y pequeños fragmentos de obsidiana.

Sondeo 3:

Situación: en los talleres del sector norte, sobre la pequeña loma de la depresión 2.

Forma: 2 m x 1 m (c y d).

Tipo de recolección: muestreo.

Capa 1: 0-16 cm

• Esquirlas y pequeños fragmentos de obsidiana en la superficie; después, desechos de talla mezclados con una tierra humífera heterogénea de color café medio. Presencia de raíces gruesas. Se observa una concentración de pequeños percutores de andesita: 6 ejemplares reagrupados en el cuadrado d, 2 en el ángulo sureste del mismo cuadrado y 3 en la parte inferior de la capa, en contacto con la capa siguiente. Capa 2: 16-20 cm

• Piso constituido por una tierra humífera de color café medio muy homogénea, apisonada, de dureza media, que incluye desechos de obsidiana dispuestos horizontalmente. Todo el material proveniente de esta capa fue recolectado.

Capa 3: 20-48 cm

• De -20 a -22 cm: capa delgada de esquirlas y pequeños fragmentos de talla de obsidiana mezclados con tierra humífera heterogénea de color café claro.

• De -22 a -48 cm: desechos de talla mezclados con esquirlas y un poco de tierra humífera heterogénea de color café claro. Presencia de raíces.

Capa 4: 48-89 cm

• Nódulos y desechos de talla mezclados con un poco de tierra heterogénea de color café ocre. Pocas esquirlas y pequeños fragmentos; 19 bloques de obsidiana (con un peso promedio de 2 a 3 kg), en ocasiones, con algunos negativos de desprendimientos, contados en un volumen de 0.2 m3 (1 x 1 x 0.2 m). Una pieza desbastada de preforma bifacial. El derrumbe de las paredes obligó a detener el sondeo. El material que seguía estaba constituido por esquirlas y pequeños fragmentos de obsidiana.

mich.117-118: Las Navajas y La Cueva del Agua Blanca

Sondeo 1: zona de explotación

Situación: en el taller situado sobre la ladera del cerro El Varal, en la parte norte de mich.117. Forma: sondeo de 1 m x 1 m. Tipo de recolección: muestreo. Capa 1: 0-50 cm

• En la parte superior de la capa, desechos de obsidiana y esquirlas mezclados con tierra humífera de color café oscuro. La parte inferior está constituida por una mayor proporción de bloques y grandes lascas de descortezado. Nivel perturbado por la presencia de raíces.

Capa 2: 50-78 cm

• Bloques naturales, desechos de obsidiana y esquirlas mezclados con tierra de color café medio, de textura muy suave.

Capa 3: 78-105 cm

• Desechos de talla y esquirlas mezclados con tierra arcillosa de color ocre; ninguna modificación de la naturaleza del material; presencia un poco más importante de nódulos en bruto.

Contacto con la roca madre a -105 cm.

Sondeo 2: zona de explotación

Los trabajos realizados en la depresión cnc1 comenzaron por una limpieza metódica con el propósito de poner de manifiesto la topografía del terreno y evaluar bien su profundidad.

Situación: en la concavidad cnc1 del sector B; parte inferior de la pendiente norte.

Forma: sondeo de 2 m x 3 m.

Tipo de recolección: muestreo.

Capa 1: 0-50 cm

• Desechos de obsidiana mezclados con tierra humífera de color café medio.

• A esta profundidad fue alcanzada la capa estéril, constituida de bloques naturales de obsidiana, sedimentos arcillosos y sedimentos derivados de la alteración de las riolitas.

Sondeo 3: zona de explotación

Situación: sobre la pequeña loma lateral al norte de CNC1, con una orientación sur-este.

Forma: sondeo de 2 m x 1 m. Tipo de recolección: muestreo. Capa 1: 0-32 cm

• Desechos de obsidiana con un poco de esquirlas mezclados con muy poco de tierra humífera de color café medio. A -25 cm, presencia de grandes desechos y bloques de obsidiana.

Capa 2: 32-57 cm

• Desechos de obsidiana mezclados con un poco de tierra humífera de color café obscuro. Se observa la presencia importante de bloques de obsidiana al final de la capa y una mayor concentración de esquirlas; ninguna modificación cualitativa del material.

Se decidió la detención arbitraria del sondeo al final de la capa 2.

Sondeo 4: zona de explotación;

Situación: sobre la pequeña loma de la depresión núm. 11.

Forma: sondeo de 1.50 m x 1.50 m x 0.50 m. Tipo de recolección: muestreo sistemático en un área de 0.30 m x 0.30 m x 0.30 m. Capa 1: 0-6 cm

• Esquirlas y pequeños fragmentos en la superficie, mezclados con tierra humífera de color café obscuro, heterogénea. Presencia de raíces.

Capa 2: 6-50 cm

• Desechos de obsidiana mezclados con tierra de naturaleza más arcillosa, de color café medio, heterogénea. Al final de la capa se encuentra una mayor proporción de esquirlas.

Sondeo 5: zona de explotación;

Situación: sobre la ladera, al norte de la depresión núm. 11.

Forma: sondeo de 1.50 m x 1.50 m x 0.50 m. Objetivos: identificación del material; clasificación en el lugar de todo el material recolectado. Tipo de recolección: muestreo.

• 0-50 cm: grandes desechos de preparación; núcleos de obsidiana mezclados con muy poco de tierra humífera de color café medio muy heterogénea. Muy pocas esquirlas. Presencia de raíces. A -39 cm, la tierra se vuelve más arcillosa.

Sondeo 6: área de habitación

Situación: sobre el rellano acondicionado, a 95 cm del muro norte de la casa núm. 1, con 15 grados de desviación al noroeste.

Forma: sondeo de 4 m x 1 m.

Capa 1: 0-14 cm

• Tierra humifera de color café medio, fina y homogénea, de dureza media. Presencia de grava y raíces.

Capa 2: 14-25 cm

• Tierra de naturaleza arcillosa de color café claro, tirando a ocre, homogénea, de textura muy polvosa y de dureza media. Presencia de piedras y raíces. Capa 3: 25-36 cm

• Tierra derivada de la roca alterada, de color ocre, homogénea y fina, de dureza media. Presencia de piedras, grava y raíces.

A los 36 cm de profundidad se alcanzó la roca madre.

Sondeo 7: área de habitación

Situación: sobre el rellano acondicionado, entre la casa núm. 1 y las casas núms. 2 y 3, con 34 grados de desviación al noroeste.

Forma: sondeo de 2 m x 1 m.

Capa 1: 0-25 cm

• Tierra humifera de color café medio, homogénea y fina, de dureza media. Presencia de piedras y raíces. Capa 2: 25-57 cm

• Tierra de naturaleza arcillosa de color café claro a ocre, homogénea y fina, de dureza media. A 30 cm, inicio de un muro de lajas con orientación norte-sur. Capa 3: 57-84 cm

• Parte noroeste del cuadrado d, bolsón de tierra orgánica y arcillosa muy compacta, de color café obscuro, en la que se encontró carbón y una gran cantidad de material cerámico.

Capa 4: 84-94 cm

• Parte noroeste del cuadrado d, arcilla muy compacta de color gris-crema.

mich.121: La Guanumeña

Sondeo 1:

Situación: a la entrada de la mina, con una orientación este-oeste.

Forma: sondeo de 4 m x 1 m, denominado hijk. Capa 1: 0-38 cm

• Productos de obsidiana derivados de la extracción, mezclados con tierra humifera de color café claro y con arena de alteración de la ganga. Presencia de pedazos de ganga. Se observa la presencia de productos de desbaste y de talla.

Capa 2: 38-84 cm

• Productos de obsidiana derivados de la extracción, mezclados con tierra arenosa de color rojizo a ocre. Arena de alteración de la ganga. Presencia de productos de talla y de algunos grandes nodulos extraídos.

Capa 3: 84-110 cm

• Productos de obsidiana derivados de la extracción, mezclados con una arena de alteración de la ganga, de color rojizo. Presencia de numerosos nodulos de pequeño tamaño.

Capa 4: 110-174 cm

• Productos de obsidiana derivados de la extracción, mezclados con una arena de alteración de la ganga, de color rojizo. Arena en cantidades más abundantes que en la capa 3. Productos de talla y núcleos. Capa 5: 174-210 cm

• Desechos de obsidiana mezclados con una arena muy abundante de alteración de la ganga. Productos de talla y núcleos.

Sondeo 2:

Situación: sobre el talud de desecho, a 5 m de la salida de la mina.

Forma: sondeo de 2 m x 1 m. Capa 1: 0-80 cm

• Tierra humifera de color café muy homogénea, de textura arenosa y dureza media, mezclada con productos de obsidiana derivados de la extracción y productos de talla. Un fragmento de preforma bifacial. Presencia de grava.

Capa 2: 80-110 cm

• Tierra de color café claro mezclada con pedazos de ganga y arenas de alteración de esta última. Presencia de piedras y raíces.

A esta profundidad se alcanzó la roca madre.

mich.156: Las Cocinas

Sondeo 1: área de habitación

Situación: sobre la plataforma a.

Forma: sondeo de 2 m x 1 m.

Capa 1: 0-25 cm

• Tierra humifera de color café obscuro, homogénea y compacta. Presencia de piedras. Material muy poco abundante, constituido por tepalcates de cerámica y material lítico.

Capa 2: 25-40 cm

• Tierra de color ocre, muy compacta, homogénea. La parte inferior de la capa corresponde al relleno artificial de la plataforma. Material poco abundante. A esta profundidad fue alcanzada la roca madre.

Sondeo 2: área de habitación

Situación: sobre la plataforma b.

Forma: sondeo de 2 m x 1 m.

Capa 1: 0-15 cm

• Tierra humifera de color café obscuro, homogénea, muy compacta. Presencia de raíces y piedras. Material poco abundante consistente en tepalcates de cerámica y material lítico.

Capa 2: 15-35 cm

• Tierra humífera de color café claro, homogénea, muy compacta. Material poco abundante. Presencia de raíces y piedras.

Capa 3: 35-52 cm

• Tierra arenosa y fina de color café rojizo a ocre. Presencia de piedras. La parte inferior de esta capa constituye el relleno artificial de la plataforma: bloques de piedra y nodulos de obsidiana mezclados con la tierra.

A esta profundidad se alcanzó la roca madre. Sondeo 3: área de habitación

Situación: en la casa núm. 1, situada sobre la plataforma b.

Forma: sondeo de 2 m x 1 m.

Capa 1: 0-15 cm

• Tierra humífera de color café obscuro, homogénea y fina. Presencia de raíces y piedras. Capa de relleno natural. Material poco abundante.

Capa 2: 15-33 cm

• Tierra humífera de color café medio, homogénea y fina. Material poco abundante.

Capa 3: 33-55 cm

• Tierra de naturaleza arcillosa de color ocre, fina, de descomposición orgánica y humífera en la parte superior de la capa, mezclada, más abajo, con material coluvial de color ocre. Presencia de piedras y pequeños nódulos de obsidiana. Capa de relleno artificial de la plataforma. Material poco abundante. A esta profundidad se alcanzó la roca madre.

Sondeo 4: área de habitación

Situación: en el interior de la estructura circular e. Forma: sondeo de 2 m x 1 m. Capa 1: 0-25 cm

• Tierra humífera de color café obscuro. Presencia de piedras. Material arqueológico poco abundante.

A esta profundidad se alcanzó la roca madre.

Sondeo 5: zona de explotación

Situación: sector 1, a 5 m al norte de la estructura circular, sobre la pendiente.

Forma: sondeo de 1 m x 1 m.

Tipo de recolección: sistemático y muestreo.

Capa 1: 0-18 cm

• Desechos de obsidiana y esquirlas mezclados con tierra humífera café obscuro, fina y muy blanda. Presencia abundante de fragmentos de riolita y de pequeños nódulos de obsidiana. Raíces abundantes. Capa 2: 18-44 cm

• Desechos de obsidiana mezclados con tierra arcillosa de color café claro. Presencia de raíces, fragmentos de roca riolítica y pequeños nódulos de obsidiana. Esquirlas de obsidiana en cantidades más grandes en la parte superior de la capa y bloques naturales en mayor proporción en su parte inferior. Ninguna modificación cualitativa del material. Capa 3: 44-119 cm

• Nódulos y desechos de obsidiana mezclados con tierra muy arcillosa, de color café claro a ocre. Presencia de fragmentos de roca riolítica. En la parte inferior de la capa, disminución cuantitativa del material y aumento de materiales no útiles: riolitas, pequeños nódulos de obsidiana y tierra.

A esta profundidad se alcanzó una capa de arcilla estéril, mezclada con una gran proporción de fragmentos de roca riolítica; la capa fue verificada en una extensión de 20 cm.

Sondeo 6: zona de explotación

Situación: en la depresión cnc1 del sector 1, a 25 m al norte de la estructura circular.

Forma: sondeo de 3 m x 1 m.

Tipo de recolección: muestreo.

Capa 1: 0-50 cm

• Desechos de obsidiana sin tierra en la superficie, después, mezclados con una tierra humífera de color café medio, heterogénea. Presencia de bloques naturales, en ocasiones con desprendimientos. Pocas esquirlas y pequeños fragmentos.

Capa 2: 50-215 cm

• Desechos de obsidiana mezclados con tierra arcillosa compacta de color café rojizo claro.

A esta profundidad se llegó a la roca, fracturada y compuesta por riolita y veta de obsidiana.

mich.157: La Mata de Casirpes Sondeo 1: mina taller

Situación: en la única depresión de extracción.

Forma: sondeo de 3 m x 1 m.

Tipo de recolección: muestreo.

Capa 1: 0-25 cm

• Desechos de obsidiana mezclados con tierra humífera de color café obscuro. Presencia de raíces.

Capa 2: 25-12 cm

• Desechos de obsidiana mezclados con tierra arcillosa muy compacta de color café obscuro.

Capa 3: 42-80 cm

• Desechos de obsidiana mezclados con arcilla compacta de color café rojizo obscuro.

Bajo la última capa se encontró una capa de arcilla estéril.

Grupo 2. Los asentamientos con arquitectura

mich.344: La Barranca del Diablo

Sondeo 1:

Situación: a 1 m al suroeste de la estructura rectangular.

Forma: sondeo de 2 m x 1 m.

Capa 1: 0-24 cm

• Tierra humífera de color café medio, heterogénea y de textura fina. Presencia de piedras y raíces. Poco material arqueológico.

Capa 2: 24-35 cm

• Tierra humífera de color café sombreado, heterogénea y de textura fina. Presencia de piedras y raíces. Poco material arqueológico.

Capa 3: 35-45 cm

• Tierra con tendencia arcillosa, de color café rojizo, resultado, en parte, de la descomposición de la roca; heterogénea. Presencia importante de piedras y raíces. Capa prácticamente estéril.

A esta profundidad se alcanzó la roca madre.

Sondeo 2:

Situación: a 1 m al norte de la estructura en l.

Forma: sondeo de 2 m x 1 m.

Capa 1: 0-19 cm

• Tierra humífera de color café claro, heterogénea, muy fina. Muy poco material arqueológico. Capa 2: 19-33 cm

• Tierra humífera de color café medio, heterogénea y fina. Presencia de piedras. Muy poco material arqueológico.

Capa 3: 33-44 cm

• Tierra con tendencia arcillosa, de color café rojizo claro, producto de la descomposición de la roca madre. Presencia importante de piedras y grava. Muy poco material arqueológico.

La roca madre fue alcanzada a esta profundidad.

Sondeo 3:

Situación: a 1.5 m al oeste de la estructura 1. Forma: sondeo de 2 m x 1 m. Capa 1: 0-23 cm

• Tierra humífera de color café sombrío, heterogénea y fina. Presencia de piedras. Muy poco material arqueológico.

Capa 2: 23-37 cm

• Tierra arcillosa de color café rojizo obscuro, heterogénea. Concentraciones de piedras. Poco material arqueológico.

Capa 3: 37-43 cm

• Tierra arcillosa de color café rojizo medio, heterogénea. Concentraciones de piedras. Capa prácticamente estéril.

A esta profundidad se alcanzó la roca madre.

Sondeo 4:

Situación: a 8 m al sur de la estructura 1 (conjunto b).

Forma: sondeo de 2 m x 1 m.

Capa 1: 0-20 cm

• Tierra humífera de color café claro, heterogénea y fina. Presencia de piedras y raíces. Muy poco material arqueológico.

Capa 2: 20-40 cm

• Tierra humífera de color café medio, heterogénea. Presencia de piedras y raíces. Muy poco material arqueológico.

Capa 3: 40-47 cm

• Tierra arcillosa de color café rojizo obscuro. Muy poco material arqueológico.

A esta profundidad se alcanzó la roca madre alterada.

mich.351: Las Yácatas del Cerro Pelón Sondeo 1:

Situación: a 3.10 m al sur de la estructura 3, con una desviación de 15 grados.

Forma: sondeo de 2 m x 1 m.

Capa 1: 0-5 cm

• Tierra humífera arcillosa de color café gris claro, heterogénea, de dureza media. Presencia de raíces. Concentraciones de piedras de desprendimientos a -5 cm. Poco material arqueológico.

Capa 2: 5-18 cm

• Tierra arcillosa de color café obscuro a negruzco, muy compacta. Capa estéril.

mich.372: El Chupadero Sondeo 1:

Situación: sobre la plataforma 2, a 5 m de la estructura a.

Forma: sondeo de 2 m x 1 m. Capa 1: 0-30 cm

• Tierra humífera de color café medio, muy heterogénea. Presencia de piedras y raíces. Muy poco material arqueológico.

Capa 2: 30-85 cm

• Tierra humífera de color café medio. Concentración de carbón a 50 cm de profundidad. Muy poco material arqueológico.

Capa 3: 85-120 cm

• Piedras y bloques basálticos que sirvieron para el relleno de la plataforma, mezclados con tierra humífera de color café medio. Capa estéril.

Sondeo 2:

Situación: a 1.5 metros al sur de la estructura a, sobre la plataforma 2.

Forma: sondeo de 1 m x 1 m.

Capa 1: 0-16 cm

• Tierra humifera de color café gris obscuro. Presencia de raíces y piedras de construcción. Muy poco material arqueológico.

Capa 2: 16-51 cm

• Tierra humifera de color café obscuro. Presencia de raíces y piedras de construcción. Poco material arqueológico.

Capa 3: 51-85 cm

• Bloques de andesita que sirvieron para el relleno de la plataforma, mezclados con una tierra humifera de color café obscuro. Capa estéril.

mich.369: Las Yácatas del Tesoro

mich.378: Las Iglesias del Llano del Tesoro

mich.384: La Niña Chole Sondeo 1:

mich.378

Situación: en la milpa, a 5.70 m al sur del montículo a.

Forma: sondeo de 2 m x 1 m. Capa 1: 0-23 cm

• Tierra humifera de color café gris claro. Presencia de piedras de construcción. Muy poco material arqueológico.

Capa 2: 23-52 cm

• Tierra arcillosa de color café medio, anaranjada. Concentraciones de bloques volcánicos en el cuadrado d y nodulos de obsidiana. Muy poco material arqueológico.

Capa 3: 52-57 cm

• Arcilla muy compacta de color rojizo. Capa estéril. La excavación se detuvo a esta profundidad, después de una verificación de 30 cm de profundidad.

Sondeo 2: mich.384

Situación: sobre la ladera oeste, a aproximadamente 30 m al norte del montículo B, sobre una de las terrazas agrícolas.

Forma: sondeo de 1 m x 1 m.

Capa 1: 0-20 cm

• Tierra humifera de color café gris claro. Presencia de piedras y raíces. Una gran cantidad de material arqueológico.

Capa 2: 20-35 cm

• Tierra arcillosa de color café medio. Presencia de piedras y raíces. Muy poco material arqueológico. Capa 3: 35-67 cm

• Tierra arcillosa de color café anaranjado. Presencia de piedras. Muy poco material arqueológico. Capa 4: 67-110 cm

• Tierra arcillosa de color café claro con una alta proporción de piedras. Poco material arqueológico.

A esta profundidad fue alcanzada la roca madre, compuesta de riolita y pequeños nodulos de obsidiana.

Sondeo 3: mich.354

Situación: sobre la ladera oeste, a 30 metros al norte del montículo b, sobre una pequeña terraza, cuesta arriba del sondeo 2.

Forma: sondeo de 2 m x 1 m.

Capa 1: 0-18 cm

• Tierra humifera de color café gris claro. Presencia de piedras y raíces. Muy poco material arqueológico. Capa 2: 18-35 cm

• Tierra arenosa de color café claro. En el lado oeste, en la parte inferior de la capa, fue encontrada una escudilla trípode completa. El ángulo noroeste estaba ocupado por piedras de construcción acondicionadas.

Capa 3: 35-78 cm

• Tierra arcillosa de color café claro anaranjado. En la pared norte, a 45 cm de profundidad, fue encontrada otra escudilla trípode asociada a una punta de proyectil. El ángulo noroeste seguía estando ocupado por el alineamiento de piedras de construcción. Presencia de pequeños nodulos de obsidiana, algunos de los cuales provienen del yacimiento del cerro Prieto.

Capa 4: 78-96 cm

• Tierra arcillosa de color café claro. Concentraciones de piedras. Capa casi estéril hasta la roca madre.

mich.379: Las Iglesias del Zapote

Sondeo 1:

Situación: sobre la plataforma 2, a 8 m del muro de sostén.

Forma: sondeo de 2 m x 1 m. Capa 1: 0-34 cm

• Tierra humifera de color café gris claro. Presencia de piedras y raíces. Muy poco material arqueológico. Capa 2: 34-65 cm

• Tierra humifera arcillosa de color café medio. Presencia de piedras y nódulos de obsidiana. Presencia de carbón y tierra quemada. Material arqueológico poco abundante.

Capa 3: 65-78 cm

• Tierra arcillosa y de alteración de la roca de color café claro a ocre en la parte inferior de la capa. Concentraciones de piedras. Material arqueológico poco abundante.

A esta profundidad se alcanzó la capa estéril.

mich.380: La Mesa del Gonzalo

Sondeo 1:

Situación: sobre la plataforma 1, atrás de la estructura.

Forma: sondeo de 1 m x 1 m. Capa 1: 0-15 cm

• Tierra humífera de color café gris obscuro, fina. Presencia de piedras. Material arqueológico poco abundante.

A esta profundidad se alcanzó una capa estéril de arcilla de alteración de la roca madre.

mich.382: El Jagüey del Gonzalo Sondeo 1:

Situación: sobre la plataforma 1, atrás de la estructura.

Forma: sondeo de 1 m x 1 m. Capa 1: 0-39 cm

• Tierra humífera de color café gris claro. Presencia de piedras y pequeños nódulos naturales. Material arqueológico poco abundante.

Capa 2: 39-50 cm

• Tierra arcillosa de color café medio a ocre de alteración de la roca madre. Capa estéril.

Grupo 3. Las cuevas y los abrigos rocosos

mich.371: La Cueva del Portal

Se eligió la parte norte del abrigo, la menos perturbada por la ocupación moderna y por los saqueos. Se hizo una cuadrícula por metro cuadrado, en la que los cuadrados fueron codificados, en abcisa, de a a i y, en ordenada, de 1 a 8. Se excavaron 24 cuadros hasta una profundidad de 15 cm, sin embargo, la importancia de las perturbaciones y la abundancia del material moderno llevaron a continuar la excavación únicamente en c3, c4 y f6. Los dos primeros cuadrados fueron excavados hasta la roca madre, mientras que f6 fue interrumpido cuando se alcanzó la capa de alteración de la roca madre, a una profundidad de 30 cm.

Capa 1: 0-40 cm

• Tierra de descomposición orgánica, depósitos eólicos, de color café claro y textura muy polvosa. A 18 cm de profundidad, apareció una capa muy delgada de tierra compacta con grava, de color gris. En la parte sur de c3, a una profundidad de 10 cm, fue descubierta una lentícula de cenizas provenientes de una hoguera reciente. El material arqueológico era abundante, aunque estaba muy mezclado con vestigios modernos.

Capa 2: 40-52 cm

• Tierra de alteración de la roca madre, de color gris claro. Presencia de piedras. Capa casi estéril.

Table des illustrations

Légende Figura 6 - Ubicación de los sitios en el macizo de Zináparo-Churintzio y en el cerro Prieto.
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/2406/img-1.jpg
Fichier image/jpeg, 556k
Légende Figura 7 - Vista aérea del sitio La Zinapera del Salvador (MICH.377).
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/2406/img-2.jpg
Fichier image/jpeg, 500k
Légende *(Trabajos efectuados): 1, Reconocimiento sin recolección de superficie. 2, Reconocimiento con recolección de superficie. 3, Sondeos estratigráficos. 4, Excavaciones y, o, sondeos estratigráficos. 5, Levantamientos topográficos. 6, Croquis de situación.Cuadro 1 - Clasificación de los sitios y trabajos efectuados.
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/2406/img-3.jpg
Fichier image/jpeg, 412k
Légende Figura 8 - Zona de habitación La Barranca del Diablo (MICH. 344).
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/2406/img-4.jpg
Fichier image/jpeg, 152k
Légende Figura 9 - Las Cocinas (MICH. 156). Restos de una plataforma.
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/2406/img-5.jpg
Fichier image/jpeg, 464k
Légende Figura 10 - Zona de habitación Niña Chole-Durazno-Llano del Tesoro (mich.378-384).
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/2406/img-6.jpg
Fichier image/jpeg, 356k
Légende Figura II - El Llano del Tesoro (mich.378). Vista del montículo.
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/2406/img-7.jpg
Fichier image/jpeg, 396k
Légende Figura 12 - Sondeo en los talleres norte de Los Tzinapus del Cerro Prieto (mich.105). Lomita adyacente a la depresión 2. Sondeo ab, capas 1 y 2.
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/2406/img-8.jpg
Fichier image/jpeg, 512k
Légende Figura 13 - Sondeo en los talleres norte de Los Tzinapus del Cerro Prieto (mich.105). Lomita adyacente a la depresión 3. Sondeo cd, capas 1-3.
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/2406/img-9.jpg
Fichier image/jpeg, 440k
Légende Figura 14 - Corte estratigráfico del sondeo CD (mich. 105) y plano del final de la capa 1.
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/2406/img-10.jpg
Fichier image/jpeg, 484k
Légende Figura 15 - Corte estratigráfico del sondeo 1, del taller norte de Las Navajas (mich.117).
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/2406/img-11.jpg
Fichier image/jpeg, 432k
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/2406/img-12.jpg
Fichier image/jpeg, 524k

© Centro de estudios mexicanos y centroamericanos, 1999

Conditions d’utilisation : http://www.openedition.org/6540

Acheter

Volume papier

amazon.fr