Version classiqueVersion mobile
OpenEdition Books

Por tierras occidentales: entre sierras y barrancas

 | 
Léon Diguet

2. Nota sobre algunas pirámides de los alrededores de Ixtlán (México)1, 1898

Texte intégral

  • 1 L'Anthropologie, París, IX, 1898: 660-665.
  • 1 Ixtlán está situado a 100 kilómetros aproximadamente al E.-S.-E. de Tepic, capital del territorio. (...)

1En los terrenos cercanos a Ixtlán,1 pequeña ciudad del territorio de Tepic situada a una altitud de 930 metros sobre la carretera nacional de Guadalajara a Tepic, se encuentran dispersos numerosos montículos de forma semiesférica que presentan una amplia base y una elevación de unos cuantos metros.

2Esos montículos, recubiertos en su mayoría por una tupida vegetación, no habían llamado la atención hasta ahora y parecían más bien producto de los accidentes topográficos de la región que obra de extintas poblaciones civilizadas, las cuales ocupaban la comarca en el momento de la Conquista española.

3Puede decirse que accidentalmente el señor Navarro, cura de Ixtlán, descubrió el verdadero origen de esos montículos y los consideró como lo que se ha acordado en designar con la denominación de pirámides mexicanas.

4Una gran trinchera excavada en toda la extensión de uno de esos montículos, y luego otras más pequeñas ejecutadas en diferentes direcciones, pusieron al descubierto, bajo un terraplén de 5 metros de altura en su parte central y de 166 metros de circunferencia, dos edificaciones: l2 un recinto de forma circular construido con piedras planas cimentadas con arcilla; 2°dos escaleras orientadas de norte a sur y que conducen a la parte inferior del edificio (Fig. 1).

Figura 1
AA) Recinto de piedras planas, esquistosas y cimentadas con tierra (grosor: 88 cm). B) Muralla de revestimiento de la parte sur (grosor: 88 cm).
CC) Embaldosado de piedras planas que lleva a la escalera (ancho: 1.54 a 2 m). DD) Escaleras del mismo ancho que el embaldosado.

5El recinto tiene un grosor de 0.8 m sobre una altura de 2.60 m y se extiende sobre una circunferencia de 72 metros. El conjunto de la pirámide mide, en la base, 53 metros de diámetro y 166 metros de circunferencia. La construcción es regular y fue cuidadosamente ejecutada. Otro muro del mismo grosor, hecho con piedras redondas, refuerza el recinto en la parte orientada hacia el sur y tiene unos cuantos metros de largo.

6Las dos escaleras son de piedras talladas con esmero; miden 1.50 m de largo (Fig. 2) y desembocan a 2 metros, aproximadamente, una de otra en el suelo del edificio. Esta disposición, así como la del recinto relacionado con el montículo, están indicadas en el plano de la pirámide (Fig. 1). La presencia de numerosas pirámides en la región y su estructura interna pueden dar lugar a toda clase de conjeturas; sobre todo porque la historia proporciona escasos datos acerca de las poblaciones que ocupaban esta porción del territorio y las cuales fueron sometidas por los conquistadores Nuño de Guzmán y Chiriccos (sic)

7Una suposición bastante acertada consistiría en considerar a estas pirámides como vestigios de antiguos templos o adoratorios nahuas, como los que figuran en las pinturas jeroglíficas de los textos mexicanos.

8Aquellos templos consistían en pequeños edificios colocados cada uno sobre un montículo de forma cónica y contaban con una pendiente bastante suave por la cual los fieles accedían al adoratorio para sus prácticas religiosas.

9Tal como está hoy, la pirámide representaría la base del edificio y una parte de los escombros de este último; casi siempre las construcciones de este tipo estaban hechas de adobe (ladrillos de barro secados al sol). El edificio habría sido saqueado y destruido al establecerse los españoles; el basamento del edificio, representado por el recinto circular que ocupaba el centro de la pirámide, habría sido rellenado con restos de la demolición de dicho edificio; el tiempo y las condiciones climáticas aunadas a la destrucción, habrían determinado la forma actual de los vestigios.

10Las siguientes observaciones hechas sobre los materiales en su estado actual contribuyen a sostener este planteamiento. La parte inferior de la pirámide, hasta la altura del recinto, está compuesta por piedras agrupadas con bastante regularidad y que parecen haber sido cimentadas con tierra (Fig. 3). A partir de esa zona, que aparece como la base recortada en talud del adoratorio, siguen nuevos cimientos constituidos solamente por una mezcla desordenada de tierra y de piedras.

11Esta segunda zona sería entonces el producto de la destrucción del edificio que había servido en parte para rellenar los espacios vacíos del basamento; las calzadas que conducen a las escaleras orientadas de norte a sur indicarían el lugar en el que estaban colocadas las puertas del adoratorio.

12Finalmente, un hecho importante que se añade a los demás y proporciona un nuevo apoyo a la conjetura sobre el origen religioso del monumento frente al cual nos encontramos, es que el señor Navarro encontró, a corta distancia de la pirámide, fragmentos arquitectónicos ejecutados en piedra volcánica y una estatua burdamente tallada en una piedra de la misma naturaleza. La forma hierática de la estatua permite considerarla como una divinidad originaria de uno de los edificios (Fig. 4).

Figura 2
Vista norte de la escalera.

Figura 3
Vista de la parte inferior del recinto.

13En torno a esas pirámides se localizan túmulos funerarios en donde las excavaciones permitieron descubrir, entre las osamentas, numerosas figurillas, la mayoría de cerámica. Habitualmente, los cuerpos hallados en estos túmulos están colocados en posición horizontal y en sus extremidades se encuentran recipientes que contienen diversos objetos o figurillas de dimensiones bastante grandes; a lo largo del cuerpo están colocados minúsculos objetos trabajados en cerámica o tallados en piedras duras.

Figura 4
Ídolo de roca volcánica

Notes

1 Ixtlán está situado a 100 kilómetros aproximadamente al E.-S.-E. de Tepic, capital del territorio. Un censo realizado en 1890 dio la cifra de 4 800 habitantes para la población. (Latitud: 21° 9', longitud de París: 106° 43'.)

Notes de fin

1 L'Anthropologie, París, IX, 1898: 660-665.

Table des illustrations

Légende Figura 1AA) Recinto de piedras planas, esquistosas y cimentadas con tierra (grosor: 88 cm). B) Muralla de revestimiento de la parte sur (grosor: 88 cm).CC) Embaldosado de piedras planas que lleva a la escalera (ancho: 1.54 a 2 m). DD) Escaleras del mismo ancho que el embaldosado.
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/1434/img-1.jpg
Fichier image/jpeg, 132k
Légende Figura 2Vista norte de la escalera.
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/1434/img-2.jpg
Fichier image/jpeg, 332k
Légende Figura 3Vista de la parte inferior del recinto.
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/1434/img-3.jpg
Fichier image/jpeg, 180k
Légende Figura 4Ídolo de roca volcánica
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/1434/img-4.jpg
Fichier image/jpeg, 72k

© Centro de estudios mexicanos y centroamericanos, 2005

Conditions d’utilisation : http://www.openedition.org/6540

Acheter

Volume papier

amazon.fr