Version classiqueVersion mobile

Vencer la derrota

 | 
Thomas Calvo

Apéndice II. Confesión de Fabián de Bargas (de Betaza) delante del alcalde mayor (14-1-1704)

Texte intégral

1ahjo, Villa Alta, criminal, leg. 7, exp. 9, fol. I4r-18v

2[Al margen: Confezion de Phavian de Vargas de 22 a[ñ]os. + Ratifica [cio] n]

3En la villa Alta de San Yldephonso en catorze dias de [roto] henero de mil setezientos y cuatro años, yo el [roto] p[ar]a efecto de tomarle su confezion, hise pareser ante mi a un hombre preso en la carsel desta dha villa por esta causa del cual recevi juram[en]to, que hiso en forma a Dios n[uest]ro s[eño]r y a una señal de cruz; so cuyo cargo prometio desir berdad, y se le pregunto y dijo lo sig[uien]te.

4Preguntado como se llama que estado tiene y de donde es natural:

5Dixo que se llama Phavian de Vargas, que es natural del pue[bl]o de Betaza y casado con Maria Mag[dale]na, y que en dho pueblo fue fiscal el año pasado de setez[iento]s y tres.

6Preguntado que save serca de la prision que los naturales de su Pue[bl] o se dise executaron en dos yndios del pue[bl]o de Yalala que traian una carta a esta villa:

7Dixo que lo que save y pasa es que el lunes dies y siete del mes proximo pasado de diz[iembr]e, estando este que confiesa con Sevastian Martin su conpañero que tanbien era fiscal, en la yglesia de dho pueblo que acavavan de resar el rosario llegaron Nicolasa M [arija mug[e]r de Augustin Gonzalo y Juliana Lopes mug[e]r de d[o]n Pe[dr]o de Pas naturales de dho pue[bl] o, y Ysavel de Aparisio mug[e]r de Joseph Bolaños, y les dijeron que en el pue[bl]o de Yalala les avian preso a sus maridos (que esto era después de la orasion) que Joseph, hijo del dho Augustin Gonzalo, y otros que avian ydo a la feria de dho pue[bl]o de Yalala les avian traido dha notisia; que con esta notisia este y dho su conpañero, ba//[roto]aron a la casa de Augustin Benito o Gutierres, escribano adonde hallaron a Nicolas Martin, y Augustin Garcia, alcaldes, Phelipe de Santiago, Juan Nicolas y Juan Martin, rex[ido]res a quienes este y dho su conpañero dieron dha notisia; a que les avian respondido que ya lo savian que a eso se avian juntado, en casa de dho escrivano, y dhos ofisiales, a boses como acostumbran, llamaron a todos los del pue[bl]o, que se juntasen como lo hisieron en la comunidad de dho pue[bl]o, en donde dhos ofisiales y demas naturales, determinaron ynviar guardas como lo exe-cutaron al camino a una angostura que ase en el camino, adelante del rancho en que resiven al ministro, entre dho pue[bl]o y el de Lachitaa; y de los que fueron se acuerda son Nicolas Gregorio, Nicolas de Cuevas, Nicolas Ramos, a quienes dhos ofisiales y demas naturales los nombraron, y dieron baras de justisia p[ar]a lo referido y les ordenaron coxiesen y prendiesen los que pasasen y que los trajeron presos, que haviendo ydo no se pasaron muchas oras, cuando los dhos ministros y otros que fueron con ellos de cuyos nombres no se acuerda bolvieron y trajeron a dho pue[bl]o de Betaza dos yndios maniatados, y los mandaron poner en la carsel y les ynstaron a preguntarles a que yban, y aviendo respondido yban por pan para el P[adr]e ministro de doctrina, le pedian el papel del Padre, si era berdad lo que desian, y que aviendo-los amenasado a ponerles grillos y po//[fol 15r]nerlos de cavesa en el [roto] carta que traian, y que el escribano leyo el sobre [roto] y vieron era para mi dho alcalde mayor que a [roto] determinaron que la dhas yndias viniesen a esta villa y con efecto vinieron con el dho alcae Augustin Garsia a darme q[uen]ta de como les tenian presos sin culpa a sus maridos en Yalala, que con efecto aviendo venido se les avia dado mandam[ien]to.

8Y que cuando se junto el pue[bl]o como lleva confesado ynviaron a abisar a Lachitaa, p[ar]a que si trajesen los presos del dho pue[bl]o de Yalala los quitasen que ellos estavan prevenidos p[ar]a lo mismo con lansas; y que los dhos oficiales y demas del pueblo se alteraron, porque el dho augustin Gonzalo alias sarte [en el margen: 1] es maestro de ydolatria (y por tal se avia huido cuando estuvo el yllustrisimo señor obispo en esta villa), y es el que continuamente en las ocaziones que se ofresen asi de averse perdido algo como de querer saver otras cosas, beve una yerva que en su ydioma llaman cuana bitao, que en castellano dize yerva del dios. Y que a el dho don Pedro lo estiman asi por ser principal como por ser el que los mantiene, disiendoles no an de dejar la ley de sus pasados, y que a y esta el y el pueblo para defenderla. Y que el hijo de don Pedro Martin, Nicolas Martin [en el margen: 2], que esta huido, es uno de los saserdotes diabólicos, y que tanbien lo es veynte años a Nicolas Despina Arasena [en el margen: 3] y Simon Gonsalo [en el margen: 4] alias estansia (que es tuerto) y oy se alla preso, es tanbien maestro de ydolatria; y que Pedro de Vargas, padre des [//roto] que confiesa que ya es difunto, don Juan Martin, y Don Bartolome, su padre Joseph de Selis que tanvien son difuntos eran los maestros antiguos; que este que confiesa lo es pero que no lo a exersido en las ydolatrias que de comun, que son unas beses ocho, otras dies, y los alcaldes que andan diligentes las asen dose y trese beses cada año; y las executan los tres maestros que lleva expresados, que son el dho Nicolas Martin que esta ausente cuatro [años?;] y que el dho Augustin Benito Gutierres escrivano, es tanbien maestro de ydolatria y el mas sientifico y que tiene todos los mas papeles antiguos, y sin quien no asen junta ni determinacion alguna.

9Preguntado si save que el dho don Pedro de Pas fue a desir al pueblo de Yalala a desir que por que asta perder la ultima gota de sangre avian entregado sus ydolos:

10Dijo que tiene por sierto lo diria porque en dho su pueblo de Betaza lo a dho muchas veses. Que a dhas ydolatrias de comun se juntan todos los yndios, yndias a pedir por ynstruzion de dhos maestros la salud y buenas cosechas; que los sitios son uno llamado en dho ydioma Gopa Yeche, que es guarda del pueblo que es junto a la ermita que se les mando demoler años a para la parte que mira asia el pueblo de Yaa. Diabeloa, por otro nombre Yelalao, avajo del dho rancho que esta en dho pueblo y el de Lachitaa, y Lagerio, otro sitio en el camino que ba al pueblo de Yoeche y donde piden agua, que ay una sieneguilla; y siempre an ydo a dhos sitios// [fol. I6r] que desde su jentilidad no an dejado [roto] dhas ydolatrias, que es costumbre antigua [roto] y a otro sitio que llaman Ylao-naa Yeche que es [roto] nos del pueblo, que esta avajo del pueblo, donde ay piedras labradas anchas, y donde piden el buen suseso para sus casamientos, y aeste que confiesa lo llevo el dho su padre y el dho Simon Gonsalo (el tuerto), y llevo cuatro perros tiernos antes que huviesen avierto los ojos, y los degolló el dho Ximon Gonzalo, abiendolo echo a este y a su muger confesar primero con el sus pecados. Que en las idolatrías de comun llevan a sacrificar dos y tres siervos o benados, muchos pavos, y perritos tiernos, asiendoles ayunar, y no juntarse con sus mugeres trese dias, y en ellos no an de entrar en las temascales, sino bañarse en el rio al primero y segundo canto del gallo, y se confiesan antes del sacrifisio con dhos saserdotes, llevando cada uno un real o real y medio, y para persevir dhos reales estan prevenidos alli los rexidores, y que esto que an de llevar se determina antes por el cavildo y dho escrivano y los demas saserdotes. Y que a dhos sacrificios de comun llevan cuatro muchachos pequeños que llaman vigana, que el año proximo pasado fue uno llamado Gaspar, hijo de Jazinto Cabueñas (y que Juan Martin de Cabueñas y don Pedro de Pas son los que disponen como prinsipales, y el dho don Juan el que es mayordomo y guarda todas las vistimas e ynstrumentos// para los sacrifisios), otro llamado chepillo hijo de Juan de Selis, Nicolasillo, hijo de Augustin Gerónimo, Joseph, hijo de Juan Pancho; los cuales cuatro muchachos deguellan los gallos y perros, y por el corason abren los benados, teniendo los dhos animales los sacerdotes, y que el dho Juan Martin de Cabueñas es quien solicita los muchachos que an de asistir y que en dhos sacrificios los adiestra y dise como an de aser. Y que en una porsion de papel de cascara de arbol que tienen puesta echan dha sangre y echo esto, ban llegando todos y yncados de rodillas ban ofresiendo y echando sobre dha sangre y papel un poquito de tavaco (que llaman pisiete) molido, para cuyo efecto tiene cada yndio su calavasito, y que el dho pisiete molido es rebuelto con cal y humedecido con agua; y que los dhos saserdotes y ofisiales en las ocaziones que los juntan para alguna desierva o travajo de comun tienen cuydado de registrar si cada uno tiene su calavasillo con dho pisiete, y al que no lo tiene le dan una repreension, disiendole que es foxo, y sin cuidado en las cosas del servicio del betao sus dioses, que como an de tener valor, si van sin ello, a sus funciones, que no cuidan de su salud y de la del pueblo.

11Y que este que confiesa no a exersido de comun, pero// [foll7r] en ydolatrias de partticulares(quienes en suse[roto] su guiquiag yactao, que es compuesto de papel [roto] arbol, atado con un cordelillo, y en figura de [roto], una plumas, y el pelo a del padre o del abuelo) y algunos destos particulares lo an llamado para que aga dhos sacrifisios, y los a echo, en sus milpas, y este que confiesa para si y por si solo fue dos beses a dhos sacrifisio y sitio llamado Yelalao, aviendo llamado primero al dho Ximon estansia el tuerto, quien con las avillas que tiene echo suertes, y dijo que el dios Yelalao era quien dava la enfermedad que le significava, a su hijo, y por esto fue a dho sitio. Y asi mismo fue a dho sitio a aser otros sacrifisios el uno por su compadre Matheo Martin, y otro por su cuñado Nicolas Martin, y el del dho su cuñado lo hiso en la milpa; y que las avillas libro y calavasillo que tenia ya lo tiene entregado, aunque el calavasillo suyo no, sino el de su padre.

12Y que el dho Juan Martin Cabueñas, el dia martes dies y siete del mes pasado, de los guiquiag yatao que tenia que eran dos escondio el uno disiendo manifestaria uno que no savia el alcalde mayor lo que tenian en sus casas, y que quedaria perdido el pueblo de Betaza y que los mapas o pinturas de ellos en gamusa y de los guiquiag yactaos, lo que tien dentro (sic), los escondio no save en que parte.

13Y que para conprar los pabos, perros y demas para las ydolatrias, sienbra cada barrio, que son tres// sembrados, el de Juan de Pas, el de Juan de Selis, y el de Augustin Garcia (y que cada uno destos tres tiene una casa para guardar los ynstrumentos, y para yr a bever pulque o tepache, y comer despues de los sacrifisios) y quienes son los mayordomos, y quienes benden el mais. Y para ello tienen dies yuntas de bueyes y el dinero de dho mais lo reparten, a dar tres reales en cada peso cada año, y asilo tienen repartido entre los yndios de que tiene las memorias el escrivano. Y que de las sobras del tributo y servicio reales, que tienen muchas, aunque no save cierta que cantidad, pero que de ello a los yndios pobres que no tienen de presente o por los ausentes suplen lo que les pertenece otora de gasto, de que ase memoria dho escrivano, para yrlo cobrando despues, y que en la yglesia no gastan nada desto porque para ello se saca de la cofradia que tienen del rosario, el cual dinero dan ni tienen dado en el pueblo con el mismo logro de tres reales por un peso. Y que para el mantenimiento del ministro de doctrina ay veynte y cuatro mayordomos que dan a tres pesos cada uno, por que los relevan del servicio del pueblo. Y que despues de haser dhos sacrifisios, del dinero que sobra mandan los alcaldes conprar una candelas delgadas, las cuales ponen en los altares, en la yglesia y mandan cantar la letania.

14Y que una pluma grande que tiene la ymagen de nuestra señora, la suelen llevar a los dhos sacrifisios, y se la pone en la cavesa el que esta tocando el tepenastle y can//[fol 18r] tando cantos diabolicos, que los que tocan [roto] Juan Geronimo el viejo, Joseph Luis, Gaspar [roto] vian Luis, y que tienen puestas guardas en diferentes partes mientras los sacrifisios, que den aviso de si ba algun español u otra persona sospechosa para ellos y que despues del sacrifisio una tortillitas de mais crudo que antes an bendito los sacerdotes, las reparten y dan a comer a los prinsipales los dhos saserdotes; quitan cada uno antes una pequeña parte de ella y ofresiendola donde esta el dho papel y sangre, y con dha tortilla les dan una porsiosilla del dho pisiete con cal que ofresen asimismo.

15Y que juntan en el tiempo de las milpas munchos elotes que son masorcas de mais tierno, en los sacrifisios por que cada uno lleva sinco, y que tanbien los vendisen con las tortillas, y que las que destos sobran en una petaca de caña las llevan los rexidores a casa de los saserdotesque ynsensan con ynsensarios que tienen para el efecto echos de barro, con yayala que es una resina de un arbol, que la bendisien disen tu señor eres nuestro dios, a ti te ofrecemos estos elotes para que tus hijos los podamos comer, y que las cavesas de los gallos, llevan los dhos maestros.

16Que de Lachitaa son maestros de ydolatria Nicolas de Selis, Pedro Cano y Joseph de Selis, que oy estan presos, y que la boz que corre es que del pueblo de Yaa lo son don Fernando de Santiago y Joseph de Escobar y Bernabe Pacheco, y Joseph Domingo; y que a Nicolas de selis del pueblo de Lachitaa, por que perfecionase a Gas//par Bauptista y a Phavian Luis, y a Nicolas Martin, por que le dieron veynte y cinco pesos de la cofradia de nuestra señora del Rosario.

17Que en años pasados que huvo una enfermedad de sarampion, de que murieron muchos, el dho Juan Martin Cabueñas desia y lo dijo a los alcaldes, que este que confiesa que era loco bellaco, era el que avia entrado dha enfermedad en el pueblo. Y que es verdad que este que confiesa tiene escondidos dos cuadernillos de sus ritos y cosas antiguas, y protesta aser los traiga su muger y los entregara, y que lo que lleva dho y confesado es lo que sabe pasa y la berdad, so cargo del juramento que lleva fecho en que se afirmo y ratifico. Haviendosele leydo esta su confezion, y lo firmo conmigo, los testigos de mi asistencia, que lo fueron Don Joseph Jaque y el capitan Pedro Boza, e ynterprete y dho su curador.

18Don Diego de Rivera y Cotes, Pedro Boza Spinosa de los Monteros, Joseph Ramos, Joseph de la Cueba y Bohorques, illisible, Favian de Bargas.

© Centro de estudios mexicanos y centroamericanos, 2010

Conditions d’utilisation : http://www.openedition.org/6540

Cette publication numérique est issue d’un traitement automatique par reconnaissance optique de caractères.

Acheter

Rechercher dans OpenEdition Search

Vous allez être redirigé vers OpenEdition Search