Version classiqueVersion mobile
OpenEdition Books

Villes et territoires dans le bassin du Douro à l’Époque romaine

 | 
Milagros Navarro Caballero
, 
Juan José Palao Vicente
, 
Maria Ángeles Magallón Botaya

Corpus de ciudades romanasen el valle del Duero

Duratón

Texte intégral

I. Introducción

Nombre antiguo de la ciudad: No se conoce (¿Comfluenta?; ¿ Noua Augusta?).

Nombre actual de la ciudad: Los Mercados. Duratón (Segovia).

Coordenadas geográficas: 41º 17’ 03” N-04º 19’ 13” W.

Coordenadas U.T.M.: X = 389434.554 / Y = 4571224.106.

Coordenadas geográficas de Ptolomeo: 42º 35’ N-11º W (Comfluenta)/42º 10’ N-13º 15’W (Noua Augusta).

División administrativa romana: prouincia Hispania Citerior. conuentus Cluniensis. dioecesis Hispaniarum. prouincia Carthaginensis.

División administrativa actual: Duratón (Segovia). Castilla y León. España.

Origen del asentamiento: núcleo urbano sobre asentamiento prerromano.

II. Fuentes

A - Literarias.

1Para Comfluenta: Ptol. 2.6.55.

2Para Noua Augusta: Plin., Nat., 3.3.27; Ptol. 2.6.55.

B - Epigráficas

3CIL, II, 2763 (ILER, 444), 2764-2771, 5090; LICS, 290-311; HEp, 3, 322-323; HEp, 4,601-609; HEp, 5, 684; HEp, 6, 875 (AE, 1995, 862); HEp, 7, 764 (AE, 1996, 893), 765.

4Conte Bragado, D. et I. Fernández Bernaldo de Quirós (1993): Introducción a la arqueología en el cañón del Duratón, Segovia, 122-124; Crespo Ortiz de Zárate, S. et Á. Alonso Ávila (2000): Auctarium a los corpora de epigrafía romana en el territorio de Castilla y León: novedades y revisiones. Fuentes epigráficas para la historia social de la Hispania romana, Valladolid, 62-63 (no N-108, N-109, N-110); id. (1999): Las manifestaciones religiosas del mundo antiguo en Hispania romana: el territorio de Castilla y León. I. Las fuentes epigráficas, Valladolid, 52-53 (no 59); 158-159 (no 223); Fontaneda Berthet, C. et L. Hernández Guerra (1996): “Las inscripciones de la Colección Eugenio Fontaneda”, HA, 20, 92-94 (no 1); Gómez Pantoja, J. (1999): “Las Madres de Clunia”, in: Villar & Beltrán 1999,423 (no 8 (a y b)); Hernández Guerra, L. (1999): “El culto a las Matres en la Península Ibérica”, in: XI Congreso internazionale di epigrafia greca e latina, t. I, Roma, 732 (no 10); id. (1996): “La epigrafía en la Meseta Norte”, Homenaje al Prof. Manuel Fernández Miranda, t. I, Madrid, 472; Hoyo Calleja, J. del (1995): “Duratón, municipio romano: A propósito de un fragmento inédito de ley municipal”, ZPE, 108, 140-144; Jiménez de Furundarena, A. et L. Hernández Guerra (1999): “La convivencia entre militares y civiles en Petauonium: una oportunidad para el evergetismo de los caballeros romanos”, Conimbriga, 38, 73; Kajanto, I. (1981): “Fortuna”, ANRW, 2, 17.1, 509; Le Roux, P. (1982): L’Armée Romaine et l’Organisation des Provinces Iberiques d’Auguste a l’invasion de 409, París, 159, 221 (no 176); Molinero Pérez, A. (1971): Aportaciones de las excavaciones y hallazgos casuales (1941-1959) al Museo Arqueológico de Segovia, EAE 72, Madrid, 25 (no 22a), 34 (no 531), 44 (no 1193), 49 (no 1445); Roldán Hervás, J. M. (1974): Hispania y el ejército romano. Contribución a la historia social de la España antigua, Salamanca, 475 (no 725); Sagredo San Eustaquio, L. et A. Jiménez de Furundarena (1996): “La Religión practicada por los militares del ejército romano de Hispania durante el Alto Imperio (ss. i-iii)”, ETF (HistAnt), 9,314 (no 4); Santos Yanguas, J. et A. L. Hoces de la Guardia Bermejo (1989): “Inscripciones romanas de Segovia. I: Inscripciones inéditas”, Veleia, 6, 231-233 (no 12-13); VV. AA. (1994): Últimos años de arqueología en Segovia. Catálogo de la exposición temporal del Museo de Segovia, 1994-1995, Segovia, 36 (no 6).

C - Numismáticas

5Conte Bragado, D. et L. Fernández Bernaldo de Quirós (1993): Introducción a la arqueología en el cañón del Duratón, Segovia, 121-122; Gómez Santa Cruz, J. (1993): La Meseta superior hispana durante la época Antonina, Valladolid, 134; Sagredo San Eustaquio, L. et E. Arribas Clemente (1987): Circulación y evolución monetaria en la provincia de Segovia en la antigüedad, Segovia, 100-137 (n° 21-110).

III. Ciudad

1 - Descripción física e histórica

6Este núcleo urbano se encuentra ubicado en la zona oriental de la provincia de Segovia, en el curso medio del río del mismo nombre, sobre una pequeña loma que posee 932 m de altura máxima. Se encuentra dominando la confluencia de los ríos Duratón y Serrano. Este yacimiento era un punto estratégico, ya que estaba ubicado junto a uno de los accesos de la Meseta norte, además de convertirse en un importante núcleo de comunicación tanto del eje E-O (unía Segouia con Termes) como del eje N-S (conectaba Segouia con Clunia y Rauda); fue un establecimiento fundamental del circuito comercial del sur del Duero. Se desconoce el nombre de la ciudad, pero hay quienes opinan que podría corresponder a la Comfluenta de Ptolomeo, quien la cita entre las ciudades arévacas, y cuyo nombre podría estar relacionado con la ubicación de la ciudad en la confluencia de los dos ríos citados anteriormente; mientras que otros, la han identificado con Noua Augusta. Se ha comentado la posibilidad de que el término “Duratón” pudiera aludir a un topónimo latino relacionado con “Duero pequeño”.

7A partir de una serie de prospecciones realizadas, donde se han localizado materiales de la II Edad del Hierro, se ha podido aventurar la posibilidad de que, antes del asentamiento de la ciudad romana de Duratón, existió una pequeña ocupación anterior. Parece ser que a partir del s. i a.C., el poblado prerromano de Sepúlveda –centro urbano importante de la región entre el s. iv-ii a.C.– deja de ser un núcleo de población importante y se empieza a configurar, a lo largo de este siglo, una gran ciudad romana en Duratón. Ésta se asentará en una zona llana, fácil de comunicar y organizar urbanísticamente. De época imperial no se tiene mucha información, aunque los trabajos de prospección terrestre sugieren la existencia de una ocupación importante del núcleo durante el s. ii p.C. En época tardorromana, el yacimiento sigue estando ocupado al menos hasta el s. vi, ya que se ha localizado una necrópolis visigoda y numeroso material de esta época en diferentes zonas de la ciudad.

8Se ha argumentado que esta ciudad a lo largo del s. i p.C., en un momento no posterior a Domiciano, debió convertirse en un municipum romano. Para ello se han basado: a) en los fragmentos de una inscripción en bronce que podrían hacer referencia a una lex municipalis; b) en la inscripción rupestre de Puente Talcano que conmemora la restauración de un puente sobre el Duratón, por magistrados municipales, hacia el 94 p.C.; c) en una base honorífica dedicada a Sexto Terencio que indica la presencia del sevirato municipal en el 191 p.C. Sin embargo, aún no se cuenta con datos suficientemente claros como para sacar conclusiones concretas acerca de este aspecto.

2 - Planta de la ciudad

Perímetro

9La superficie de la ciudad se ha calculado en unas 70-80 ha, teniendo en cuenta la dispersión del material hallado en superficie.

Retícula urbana

10La dispersión de materiales constructivos y de ornamentación permite diferenciar las zonas de hábitat de las públicas, confirmando lo que podría ser un plano urbano organizado. Además, los trabajos que actualmente se están llevando a cabo en Duratón vienen a indicar que existiría un planteamiento racional y ordenado del núcleo en donde calles e infraestructuras urbanas jugaron un papel primordial. Los sondeos practicados en la zona central de la ciudad indican, que los edificios se encontraban distribuidos en función de un eje NO-SE.

IV. Aspectos arqueológicos

1 - Arquitectura pública y religiosa

Acceso meridional de la ciudad

11Se trata de un acceso aterrazado en rampa que permitiría la subida a la parte alta de la ciudad, por el lado sur, desde las orillas del río Duratón. La rampa está, por un lado, flanqueada por un muro de contención que viene a aterrazar el área superior al que se accede, por el otro lado, se encuentra recorrida longitudinalmente por un canal de opus caementicium, que serviría para la evacuación del agua.

12Cronología: la construcción de este acceso se ha fechado en el s. i p.C., momento en que la ciudad sufre una importante transformación en esta zona, ya que se han hallado estructuras anteriores bajo el relleno de la calle.

Edificios del centro de la ciudad

13Diversos sondeos realizados en esta zona han sacado a la luz restos de estancias pertenecientes a diversos edificios de grandes dimensiones, con muros de opus caementicium, revestidos de pinturas y cimientos de hasta 4 m de profundidad. Poco más se conoce de ellos, ya que únicamente se tienen datos sesgados.

Necrópolis

14— Necrópolis tardorromana

15Debió existir una necrópolis tardorromana, a la que pertenecerían las inscripciones halladas en el núcleo urbano de Duratón. Cronología: los epígrafes encontrados se suelen fechar en época romana avanzada.

16— Necrópolis visigoda

17Esta necrópolis se halla excavada casi por completo; de ella se conocen más de 700 tumbas, algunas dobles o triples. Bajo ella se hallaron materiales constructivos de época romana (capiteles corintios, fustes, ladrillos,…) y varios muros romanos. Cronología: se han hallado materiales fechados en el s. vi.

Recinto de Las Paredes

18Es una estructura de planta cuadrada, con orientación NE-SO, localizada en la zona noreste del yacimiento y paralela a la vía que atraviesa Duratón. Está construida en opus caementicium, ataludada –1 m en la base–, sin apenas cimientos –0,20 m– y encierra un área de 150 por 150 m. De esta edificación no se conoce ni funcionalidad ni cronología, aunque se ha pensado que su misión estaría relacionada con el cierre y definición del área interior, donde debió llevarse a cabo algún tipo de actividad de cierta envergadura para el núcleo urbano, lo que justificaría la gran inversión pública que esta edificación debió suponer para la ciudad.

Termas

19Se ha comentado la existencia de unas posibles termas junto a la fuente donde se localizó un epígrafe dedicado a la Fortuna Balneari por Valerius Tucco, soldado de la legio II Adiutrix. Ya A. Gómez de Somorrostro mencionó la presencia de unas posibles termas, basándose en las excavaciones llevadas a cabo por Juan de Villanueva en 1795, en una zona del área central de la ciudad. Aquí se ha localizado, a partir de un sondeo, una gran estancia realizada en opus caementicium, con muros gruesos que llegan a tener 4 m de profundidad; posee una puerta en cada uno de los tres lados. Parece ser que se trata de una estancia de paso, que formaría parte de un gran edificio del centro de la ciudad –¿termas?–, donde también se ha hallado una canalización con orientación E-O.

2 - Arquitectura doméstica

20Se han localizado numerosas estructuras de habitación, pero actualmente apenas se conoce nada sobre ellas, no pudiendo establecer características arquitectónicas, pictóricas o musivarias al respecto. Las acumulaciones de enormes recipientes de almacenaje y escorias parecen indicar la existencia de áreas de talleres o de producción.

3 - Materiales

21Los materiales arqueológicos hallados en esta ciudad son muy numerosos y de fechas variadas –desde la II Edad del Hierro hasta época visigoda–: inscripciones romanas, objetos de bronce y hueso, monedas, elementos arquitectónicos y decorativos, cerámica (celtibérica, común, TSH), tegulae, pondus, vidrio, opus spicatum, pavimentos musivarios, sistemas hidraúlicos de canalización.

Bibliographie

V. Bibliografía

Balil Illana, A. (1983): “Varia de arqueología: 110. Torso viril”, BSAA, 49, 222-224; Barrio Martín, J. (1999): La II Edad del Hierro en Segovia (España). Estudio arqueológico del territorio y la cultura material de los pueblos prerromanos, Oxford, 32, 35, 81-83; Conte Bragado, D. et I. Fernández Bernaldo de Quirós (1993): Introducción a la arqueología en el cañón del Duratón, Segovia, 121-124, 151-158; Crespo Ortiz de Zárate, S. et A. Alonso Ávila (1999): Las manifestaciones religiosas del mundo antiguo en Hispania romana: el territorio de Castilla y León. I. Las fuentes epigráficas, Valladolid, 52-53 (no 59); 158-159 (no 223); id. (2000): Auctarium a los corpora de epigrafía romana en el territorio de Castilla y León: novedades y revisiones. Fuentes epigráficas para la historia social de la Hispania romana, Valladolid, 62-63 (no N-108, N-109, N-110); Curchin, L. A. (2004): The Romanization of Central Spain, Londres-Nueva York, 89; Fontaneda Berthet, C. et L. Hernández Guerra (1996): “Las inscripciones de la colección Eugenio Fontaneda”, HA, 20, 92-94 (no 1); García Merino, C. (1975): Población y poblamiento en la Hispania romana. El Conuentus Cluniensis, Valladolid, 290; Gómez de Somorrostro, A. (1987): El acueducto y otras antigüedades de Segovia, 1820, Madrid, 45-48; Gómez Pantoja, J. (1999): “Las Madres de Clunia”, in: Villar & Beltrán 1999, 423, (no 8 a y b); Gómez Santa Cruz, J. (1993): La Meseta superior hispana durante la época Antonina, Valladolid, 134, 244, 248, 256; Hernández Guerra, L. (1996): “La epigrafía en la Meseta Norte”, Homenaje al Prof. Manuel Fernández Miranda, t. I, Madrid, 472; id. (1999): “El culto a las Matres en la Península Ibérica”, in: XI Congreso internazionale di epigrafia greca e latina, t. I, Roma, 732 (no 10); Hoyo Calleja, J. del (1995): “Duratón, municipio romano: a propósito de un fragmento inédito de ley municipal”, ZPE, 108,140-144; id. (1995): “Duratón, municipio romano: a propósito de un fragmento inédito de ley municipal”, TAE, 35(3), 107-113; Jiménez de Furundarena, A. et L. Hernández Guerra (1999): “La convivencia entre militares y civiles en Petauonium: una oportunidad para el evergetismo de los caballeros romanos”, Conimbriga, 38, 73; Kajanto, I. (1981): “Fortuna”, ANRW, 2, 17.1, 509; Knapp, R. C. (1992): Latin Inscripctions from Central Spain, Berkeley-Los Ángeles-Oxford, 262-284; Le Roux, P. (1982): L’Armée Romaine et l’Organisation des Provinces Iberiques d’Auguste a l’invasion de 409, París, 159,221 (no 176); Martín Aymerich, D. et al. (1991): Las murallas de Sepúlveda, Segovia; Martínez Caballero, S. et G. Prieto Vázquez (2002): “Duratón romano. El yacimiento arqueológico de los Mercados de Duratón”, Historia Digital, ( http://inicia.es/de/Historiadigital/articulo0_1.htm); Martínez Caballero, S. et al. (2000): Segovia Romana, Segovia; id. (2004): “Duratón, ciudad romana”, RevArq, 272, 46-53; Molinero Pérez, A. (1948): La necrópolis del Duratón (Segovia). Excavaciones del Plan Nacional de 1942 y 1943, Madrid; id. (1949): “Excavaciones antiguas y modernas en Duratón”, ES, 1, 569-584; id. (1971): Aportaciones de las excavaciones y hallazgos casuales (1941-1959) al Museo arqueológico de Segovia, EAE 72, Madrid; id. (1979): Un hecho digno de ser recordado en su primer cincuentenario: el descubrimiento de la necrópolis visigoda de Duratón (1929-1979), Segovia; Molinero Pérez, A. et A. Linage Conde (1986): “Unas excavaciones romanas inéditas de 1949 en el pueblo de Duratón, Sepúlveda”, in: Homenaje a Pedro Sainz Rodríguez, Madrid, t. I, 235-247; Roldán Hervás, J. M. (1974): Hispania y el ejército romano. Contribución a la historia social de la España antigua, Salamanca, 475 (no 725); Sagredo San Eustaquio, L. et E. Arribas Clemente (1987): Circulación y evolución monetaria en la provincia de Segovia en la Antigüedad, Segovia, 100-137 (no 21-110); Sagredo San Eustaquio, L. et A. Jiménez de Furundarena (1996): “La Religión practicada por los militares del ejército romano de Hispania durante el Alto Imperio (ss. i-iii)”, ETF (HistAnt), 9,314 (no 4); Santos Yanguas, J. et A. L. Hoces de la Guardia Bermejo (1989): “Inscripciones romanas de Segovia. I: Inscripciones inéditas”, Veleia, 6, 231-233 (no 12-13); VV. AA. (1994): Últimos años de arqueología en Segovia. Catálogo de la exposición temporal del Museo de Segovia, 1994-1995, Segovia, 36 (no 6); id. (2002): “Finaliza la campaña de excavaciones arqueológicas en la ciudad romana de Duratón”, RevArq, 258, 8; Zamora Canellada, A. (1987): “Segovia en la Antigüedad”, in: Tomás 1987, 45-48.

© Ausonius Éditions, 2007

Conditions d’utilisation : http://www.openedition.org/6540