Version classiqueVersion mobile
OpenEdition Books

Villes et territoires dans le bassin du Douro à l’Époque romaine

 | 
Milagros Navarro Caballero
, 
Juan José Palao Vicente
, 
Maria Ángeles Magallón Botaya

Corpus de ciudades romanasen el valle del Duero

Cauca

Texte intégral

I. Introducción

— Nombre antiguo de la ciudad: Cauca.

— Nombre actual de la ciudad: Coca.

— Coordenadas geográficas: 41º 14’00” N-04º 32’00” W.

— Coordenadas U.T.M.: X = 371492.267 / Y = 4565873.661.

— Coordenadas geográficas de Ptolomeo: 42º 20’N-10º W.

— División administrativa romana: prouincia Hispania Citerior. conuentus Cluniensis. dioecesis Hispaniarum. prouincia Carthaginensis o Gallaecia.

— División administrativa actual: Coca (Segovia). Castilla y León. España.

— Origen del asentamiento: núcleo urbano sobre asentamiento prerromano.

II. Fuentes

A - Literarias

1App., Hisp., 51.216-217, 52.219, 53.222, 89.386; Fron., Str., 2.11.2; Hid., Chro., 2.1; It. Ant. 435.4; Plin., Nat., 3.3.27; Ptol. 2.6.49; Zos. 4.24.4; Rav. 4.44 [312.21]. FHA, IV, 24-25, 73, 225-226; FHA, IX, 123.

B - Epigráficas

2AE, 1985, 581; AE, 1988, 764; AE, 1991, 1047; AE, 1992, 1032; AE, 1993, 1037. CIL, II, 2727-2729; CIL, VIII, 9390; LICS, 7, 16, 50, 202, 206-207, 275, 298-306; HEp, 1,645; HEp, 3, 412; HEp, 4, 86 (AE, 1914, 22), 605, 944; HEp, 5, 866; HEp, 6, 987.

3Albertos Firmat, M. L. et al. (1981): “Nueva inscripción de Coca (Segovia)”, Numantia, 1, 203-206; Balil Illana, A. (1987): “Una nueva tessera hospitalis della peninsola iberica”, Epigraphica, 49,266; Balil Illana, A. et R. Martín Valls (1988): Tessera hospitalis de Montealegre de Campos (Valladolid). Estudio y contexto arqueológico, Valladolid, 14-44; Blanco García, J. F. (1995): “Nuevos epígrafes de la antigua Cauca”, RevArq, 167, 44-49; Bravo Castañeda, G. (1985): “Avance sobre un nuevo bronce romano hallado en Montealegre (Valladolid): Tessera hospitalis del año 134 p.C.”, Gerion, 3,309-315; id. (1989): “La entidad de la cognatio y el pacto en un nuevo documento de hospitium entre Amallobrigenses y Caucenses”, in: Castillo 1989, 307-323; Castillo García, C. (1989): “Epigrafía jurídica romana de Hispania en el último decenio: época imperial”, in: Castillo 1989, 283-285 (no 4); Le Roux, P. (1994): “La tesserè de Montealegre et l’évolution des communautés indigènes d’Auguste à Hadrien”, Klio, 76, 342-354; Leveau, Ph. (1973): “L’aile II des Thraces, la tribu des Mazices et les praefecti gentis en Afrique du Nord”, AntAfr, 7, 157, (no 2; fig. 4); Martín Rodríguez, J. M. (1972): “Onomásticas segoviana a la luz de las inscripciones lapidarias”, ES, 24, no 71-72, 171-198; Molinero Pérez, A. (1971): Aportaciones de las excavaciones y hallazgos casuales (1941-1959) al Museo Arqueológico de Segovia, EAE 72, Madrid, 34 (n ° 531); Montenegro Duque, A. (1987): “La tessera hospitalis del año 134 p.C. hallada en Montealegre y el municipio romano de Cauca”, in: Narganes 1987, t. I, 517-529; id. (1981-1985): “La tessera hospitalis del año 134 p.C. hallada en Montealegre y el municipio romano de Cauca”, HA, 11-12, 105-118; id. (1992): “Precisiones sobre la transcripción e interpretación de la tessera hospitalis de Montealegre”, HA, 16, 201-221; Santos Yanguas, J. et A. L. Hoces de la Guardia Bermejo (1989): “Inscripciones romanas de Segovia. I: Inscripciones inéditas”, Veleia, 6,228-231; Velaza Frías, J. (1990): “Aportaciones a la interpretación del bronce de Montealegre (Valladolid)”, Faventia, 11/2, 105-120.

C - Numismáticas

4Blanco García, J. F. (1986): Coca arqueológica, Madrid, 21-24; id. (1987): Moneda y circulación monetaria en Coca (siglos ii a. C.-v p.C.), Segovia; Parrado Cuesta, M. S. (1991): “Acerca de un denario romano hallado en Coca”, Numisma, 41, no 228, 93-96; Sagredo San Eustaquio, L. (1989): “Nuevas aportaciones para el estudio de la circulación monetaria en el Valle del Duero”, in: VII Congreso nacional de numismática, Madrid, 351-352; id. (1981): “Posible tesorillo del siglo iii p.C.”, Numisma, 168-173, 73-88; id. (1984-1985): “Tesorillo tardorromano de la Meseta Norte”, Nummus, 7-8, 47-55; Sagredo San Eustaquio, L. et E. Arribas Clemente (1987): Circulación y evolución monetaria en la provincia de Segovia en la antigüedad, Segovia, 76; Sagredo San Eustaquio, L. et L. Zumel Menocal (1985-1986): “Estudio de monedas tardorromanas procedentes de Coca”, Numisma, no 192-203 (35-36), 9-32.

III. Ciudad

1 - Descripción

5El núcleo urbano de Cauca, cuna de Teodosio, se erige en la horquilla que forman los ríos Voltoya y Eresma, sobre una elevación denominada “Cuesta del Mercado”, ocupando la mayor parte de la superficie que encerraron las murallas medievales. Presenta una continuidad de poblamiento, desde finales de la Edad del Bronce hasta la época actual. Será en la I Edad del Hierro, cuando se pueda hablar ya de un núcleo permanente de población. Durante la II Edad del Hierro se produce un proceso de continuo crecimiento demográfico y urbanístico, llegando a alcanzar el núcleo una extensión máxima de 18-20 ha. Tuvo un papel importante en las guerras celtibéricas, según narran los textos clásicos.

6En época romana continuó siendo un núcleo prospero, vinculado a las vías de comunicación –XXIV y XXVI del Itinerario de Antonino– que lo unían con los importantes centros urbanos de la Meseta. Se conoce poco de la vida de Cauca durante el Alto Imperio; sí se sabe que continuó creciendo hacia el este y el sureste, al tiempo que va quedando deshabitada la zona occidental, la de Los Azafranales, primer espacio que estuvo poblado. Desde el s. i p.C. o comienzos del ii p.C. parece producirse una tendencia a la dispersión, que culminará en el s. iv p.C. Durante el s. ii p.C., la ciudad experimenta un crecimiento demográfico y una expansión del espacio urbano y suburbano, reflejo del alto grado de actividad comercial y económica alcanzado en este momento según el numerario. Esta estabilidad descenderá a partir de Antonio Pío, para recuperarse con Marco Aurelio, un hecho que viene a anunciar el futuro prometedor de Cauca en época tardía. Se han hallado abundantes restos bajoimperiales, en Los Azafranales y en el área suburbana de Las Pizarras.

7Por las fuentes que hablan de la conquista romana se sabe que, hacia mediados del s. i a.C., Cauca es atacada por Pompeyo. En época augustea o julio-claudia (fecha del establecimiento del pacto que se renueva en la tessera de Montealegre –134 p.C.–), Cauca es probablemente una ciudad estipendiara sin privilegios jurídicos, pero con una preeminencia política en su entorno. En la actualidad, hay acuerdo general en el carácter de ciuitas estipendiaria de condición peregrina de Cauca, en la época primera del pacto y que la fórmula senatus populusque, que aparece en él, se mantiene como referencia al status más antiguo. Donde no existe acuerdo, es a la hora de analizar el estatuto jurídico de Cauca, a mediados del s. ii p.C. –en época de Adriano–, fecha del documento. Para algunos autores, la referencia a un IIuir de Cauca – M. Valerius Lentulus– es una certificación clara del estatuto municipal de esta ciudad, en época flavia. Algunos, incluso, han propuesto que podría haberlo sido ya en época anterior, cuando Coca aparece representada en la fórmula senatus populusque. Actualmente, no hay documentación suficiente que confirme el rango oficial de municipium para Cauca.

2 - Planta de la ciudad

Perímetro

8A penas se tienen datos arqueológicos sobre la planta de Cauca en la Antigüedad. Se ha calculado que pudo llegar a tener unas 20 ha. Los sondeos realizados en el casco urbano han llevado a proponer una extensión, para la ciudad tardorromana, de 13-15 ha. La Cauca bajoimperial ocupó la superficie intramuros de las murallas medievales –incluido el Ensanche de 1950–, pero no el área de Los Azafranales en su mitad occidental.

9El área de los Azafranales, entre los ríos Voltoya y Eresma, es el de más antiguo poblamiento. A medida que avanza el tiempo, la ciudad se va a ir expandiendo hacia el sur, aproximadamente hasta la línea por la que posteriormente se va a trazar la muralla medieval. El poblado existente en el extremo noroccidental de la Cuesta del Mercado, a 1 km de la Cauca romana, estuvo habitado desde la Edad de Bronce hasta mediados del s. i a.C. El problema está en saber si este poblado castreño era considerado como parte de Cauca o como enclave vecino a ella.

Retícula urbana

10Del trazado urbano, en los primeros siglos, apenas puede decirse nada; únicamente, que los muros de varias edificaciones localizadas presentan una orientación N-S y E-O.

IV. Aspectos arqueológicos

1 - Arquitectura pública y religiosa

Edificio de la Tierra de las Pizarras

11En la Cuesta del Mercado se conoce el área del poblado y la ubicación de la necrópolis vaccea; en la zona de Los Azafranales, todo lo excavado hasta ahora pertenece a un lugar de habitación. La excavación realizada en la Avenida de la Constitución certifica esta idea.

12En la Tierra de las Pizarras se han hallado restos altoimperiales de un gran edificio, posiblemente de carácter público. Junto a él se han encontrado elementos marmóreos, estucos pintados –conservados hasta una altura de 2 m–, columnas y pavimentos, teselas y una inscripción funeraria a Sempronia Reburrina fechada en el s. ii p.C. Ésta es una zona, que se encuentra muy alterada, desde época medieval.

Necrópolis

13Se han localizado varias necrópolis: 1) La necrópolis de Santa Rosalía parece ser de época altoimperial, según los datos con los que se cuentan, aunque no hay que descartar la posibilidad de que fuera utilizada en épocas posteriores. 2) En el Cantosal se halló una necrópolis tardorromana, utilizada también en época visigoda. En ella se encontraron unos treinta y cuatro enterramientos de tipo variado (de fosa simple, sarcófagos trapezoidales, una tumba de muretes y una inhumación en ánfora), orientados de O.-E., además de diferentes objetos (piezas de ajuar, un anillo,…) y cerámicas, predominando los elementos tardorromanos frente a la ausencia de piezas visigodas. La extensión total de esta necrópolis aún no se conoce y se ha apuntado una fecha de utilización desde principios del s. iv hasta el s. vi. 3) Otra necrópolis tardorromana ha sido localizada en la zona de El Tinto, más pequeña que la de El Cantosal. En ella se hallaron dos sepulturas y algunos fragmentos cerámicos tardorromanos en superficie.

Puente

14El denominado Puente Grande, levantado sobre otro romano, comunicaría las dos zonas urbanas de Cauca.

2 - Arquitectura doméstica

15Los restos de construcciones domésticas de época romana son muy escasos, algo similar a lo que sucede con los hallazgos de época prerromana. Causa de ello son las pocas excavaciones y prospecciones llevadas a cabo en este núcleo urbano. En la zona de Los Azafranales se localizaron, sobre restos de hábitat prerromano, las estructuras de un edificio posiblemente una domus– al que se adosa en uno de los extremos un pequeño recinto circular con zócalo de pizarra y cuarcita y alzados en tapial o adobe, estucados y pintados con colores (amarillos, rojos, negros, verdes,…), en esquemas figurativos y geométricos. Su construcción se ha fechado en el s. ii p.C. Los muros siguen una orientación N-S y E-O, al igual que otras estructuras localizadas en el casco urbano de Coca.

16En la calle Azafranales no 5 se localizó un muro de tapial romano, fechado hacia el s. i-ii p.C., que se superponía a una serie de niveles de habitación (muros de adobe, pavimentos de arcilla…) que datan del s. ii a.C.

3 - Arquitectura defensiva: murallas

17La ciudad de Coca cuenta con unas murallas medievales, pero éstas no han sido las únicas, ya que al menos poseyó una muralla prerromana (App., Hisp., 51.217) desde el s. iii a.C. hasta una fecha desconocida. De ella no se conoce ni su ubicación ni sus características. Tampoco se sabe si la ciudad romana poseyó un recinto amurallado o no.

4 - Otros

18En la zona de “Tierra de las Monedas” se localizaron unas instalaciones para la producción de cerámica a torno, de tipo celtibérico, y cerámica a mano tipo Cogotas II. Se hallaron cuatro hornos, adosados a unas estructuras que bien pudieron actuar de taller o alfar. Este complejo artesanal se ha fechado hacia mediados del s. iii a.C. En el área de Los Azafranales fueron vertidas basuras domésticas durante el Bajo Imperio, hecho que viene demostrado por la constatación de varias fosas-basurero bajoimperiales.

5 - Materiales

19En este yacimiento se ha documentado diverso material arqueológico de distintas épocas (desde la Edad del Bronce hasta la actualidad): redes de cloacas, pavimentos musivos, inscripciones (tessera hospitalis, funerarias…), monedas, tesorillos bajoimperiales (numeroso porcentaje de monedas del s. iv p.C.), objetos de bronce, cerámica (ibérica, TSH propia de los alfares riojanos, TSHT, medieval), fíbulas, apliques de bronce, adornos antropomórficos, etc.

Bibliographie

V. Bibliografía

Abásolo Álvarez, J. A. (1993): “La ciudad hispanorromana en la submeseta norte”, in: Bendala 1993, 191-193, 205; id. (1999): “La ciudad romana en la meseta norte durante la antigüedad tardía”, in: García & Rascón 1999, 90, 93; Albertos Firmat, M. L. et al. (1981): “Nueva inscripción de Coca (Segovia)”, Numantia, 1, 203-206; Balil Illana, A. (1987): “Una nueva tessera hospitalis della peninsola iberica”, Epigraphica, 49, 266; Balil Illana, A. et R. Martín Valls (1988): Tessera hospitalis de Montealegre de Campos (Valladolid). Estudio y contexto arqueológico, Valladolid; Barrientos, J. (1936): “Sobre la antigua Cauca”, BSAA, 4.2, 141-142; Blanco García, J. F. (1986): Coca arqueológica, Madrid; id. (1987): Moneda y circulación monetaria en Coca (siglos II a. C.-V p.C.), Segovia; id. (1988): “Coca arqueológica”, RevArq, 81, 46-55; id. (1989): “Caja excisa de Coca (Segovia)”, Veleia, 6, 99-102; id. (1990): “Un horno de cerámica vaccea en Coca”, RevArq, 111, 63; id. (1992): “El circuito amurallado de Coca”, in: III Congreso de arqueología medieval española. II, Comunicaciones, Oviedo, 433-439; id. (1992): “El complejo alfarero vacceo de Coca (Segovia)”, RevArq, 130, 34-41; id. (1993): “Excavación en la Avenida de la Constitución (Coca, Segovia)”, Numantia, 4, 159-174; id. (1993): “La cerámica celtibérica gris estampillada en el Centro de la Cuenca del Duero. Las producciones de Coca (Segovia)”, BSAA, 59, 113-139; id. (1994): “El castro protohistórico de La Cuesta del Mercado (Coca, Segovia)”, CuPAUAM, 21, 35-80; id. (1995): “Nuevos epígrafes de la antigua Cauca”, RevArq, 167, 44-49; id. (1995): “Representaciones figurativas en la cerámica celtibérica pintada de Cauca y el castro de la Cuesta del Mercado”, TAE, 35, fasc. 1, 213-232; id. (1996): “Intervenciones arqueológicas en Coca (Segovia)”, BMAN, 14, 63-69; id. (1997): “Aproximación a la Cauca del bajo imperio”, in: Teja & Pérez 1997, t. II, 377-393; Blanco García, J. F. et L. C. Juan Tovar (1996): “Acerca de M. C. R. y otros alfareros hispánicos: marcas y grafitos en terra sigillata hispánica de Cauca (Coca, Segovia)”, BAEAA, 36,147-155; Bravo Castañeda, G. (1985): “Avance sobre un nuevo bronce romano hallado en Montealegre (Valladolid): Tessera hospitalis del año 134 p.C.”, Gerion, 3, 309315; id. (1989): “La entidad de la cognatio y el pacto en un nuevo documento de hospitium entre Amallobrigenses y Caucenses”, in: Castillo 1989,307-323; Castillo García, C. (1989): “Epigrafía jurídica romana de Hispania en el último decenio: época imperial”, in: Castillo 1989,283-285 (n ° 4); Cedillo, C. de (1913): “Coca, patria de Teodosio el Magno, sus monumentos arqueológicos”, BRAH, 63, cuad. I-II, 364-366; Curchin, L. A. (2004): The Romanization of Central Spain, Londres-Nueva York, 32, 44, 46-49, 67, 87, 89, 92, 107, 109, 120, 127, 143, 151, 164, 202; Díez Asensio, J. (1990): “Toponomástica antigua prerromana en las tierras del sur del Duero medio”, HA, 4, 186-187; Fatás Cabeza, G. et al., eds. (1993): Tabula Imperii Romani. Hoja K-30: Caesaragusta, Clunia, Madrid, 90; Fernández Nieto, F. J. (1985): “Sobre un reciente signaculum ocularii hispano”, Symbolae Ludovico Mitxelena Septuagenario Oblatae, t. I, Vitoria, 607-611; Frutos, J. L. de (1981): Cauca en la romanización, Segovia. Fuentes Domínguez, A. (1996): “La romanidad tardía en los territorios septentrionales de la península ibérica”, in: Fernández 1996, 214; García Merino, C. (1975): Población y poblamiento en Hispania romana. El Conuentus Cluniensis, Valladolid, 37, 52, 54, 287, 290-292, 334-335; Gómez Santa Cruz, J. (1993): La Meseta superior hispana durante la época Antonina, Valladolid, 21, 36 (n. 86), 134-135, 143 (n. 18), 166-167, 176-177, 181, 194 (n. 12), 195 (n. 21), 232, 243-244, 247-249, 256-257, 259, 273, 275-276; Hübner, E. (1899): RE, 3.2, s.v. Cauca, col. 1800-1801; Knapp, R. C. (1992): Latin Inscriptions from Central Spain, Berkeley-Los Ángeles-Oxford, 7, 16, 202, 206-207, 298-306; Le Roux, P. (1994): “La tesserè de Montealegre et l’évolution des communautés indigènes d’Auguste à Hadrien”, Klio, 76, 342-354; Leveau, Ph. (1973): “L’aile II des Thraces, la tribu des Mazices et les praefecti gentis en Afrique du Nord”, AntAfr, 7, 157 (no 2; fig. 4); López Rodríguez, J. R. (1985): Terra sigillata hispánica tardía decorada a molde de la Península Ibérica, Valladolid, 206-207; Lucas de Viñas, M. R. (1971): “Necrópolis de El Cantosal (Coca, Segovia)”, NAH, 16, 381-396; id. (1971): “Nuevos mosaicos romanos y otros hallazgos arqueológicos en la provincia de Segovia”, ES, 23, no 67, 85-86; id. (1973): “Necrópolis de “El Cantosal”, Coca (Segovia)”, ES, 73, 137-157; Mañanes Pérez, T. (1974): “Un sello de oculista romano de Coca (Segovia)”, Durius, 2, 393-397; Mañanes Pérez, T. et J. M. Solana Sainz (1985): Ciudades y vías romanas en la Cuenca del Duero, Valladolid, 11, 58, 60; Marcos Contreras, G. J. (1991): “Producciones de barniz rojo procedentes de Coca (Segovia)”, BSAA, 57, 87-91; Martín Rodríguez, J. M. (1972): “Onomásticas segoviana a la luz de las inscripciones lapidarias”, ES, 24, no 71-72, 171-198; Molinero Pérez, A. (1950): “Diez años de arqueología segoviana: labor de la Comisaría de Excavaciones”, ES, 2, no5-6, 645; id. (1971): Aportaciones de las excavaciones y hallazgos casuales (1941-1959) al Museo Arqueológico de Segovia, EAE 72, Madrid, 34 (no 531); Montenegro Duque, A. (1981-1985): “La tessera hospitalis del año 134 p. C. hallada en Montealegre y el municipio romano de Cauca”, HA, 11-12, 105-118; id. (1987): “La tessera hospitalis del año 134 p. C. hallada en Montealegre y el municipio romano de Cauca”, in: Narganes 1987, t. I, 517-529; id. (1992): “Precisiones sobre la transcripción e interpretación de la tessera hospitalis de Montealegre”, HA, 16, 201-221; Municio González, L. J. (1990): “Investigaciones arqueológicas en Castilla y León: Coca, Segovia”, Numantia, 3,295-296; id. (1993): “Intervenciones preventivas y de urgencia: Coca, Segovia”, Numantia, 4, 352-353; id. (1994): “Intervenciones preventivas y de urgencia: Coca, Segovia”, Numantia, 5, 299; id. (1996): “Intervenciones preventivas y de urgencia: Coca, Segovia”, Numantia, 6, 345; id. (1999): “Intervenciones preventivas y de urgencia: Coca, Segovia”, Numantia, 7, 287; id. (2003): “Protección del patrimonio arqueológico”, Numantia, 8,329; Palol Salellas, P. de (1976): “Perduración de las ciudades augusteas en la zona Norte y la Meseta”, in: Symposion de ciudades augusteas, Zaragoza, t. I, 265-266, 269; id. (1991): “Clunia. Een romeinse stad in Tarragona, Spanje”, in: Palol et al. 1991, 87; Parrado Cuesta, M. S. (1991): “Acerca de un denario romano hallado en Coca”, Numisma, 41, no 228, 93-96; Pérez González, C. et J. F. Blanco García (2000): “Nuevas investigaciones arqueológicas en Cauca”, RevArq, 228, 38-47; Romero Carnicero, M. V. (1993): “Cauca en la Edad del Hierro. Consideraciones sobre la secuencia estratigráfica”, in: Romero et al. 1993,223-261; Sáez Sánchez, C. (1985): “Hallazgo de pizarras visigodas cifradas en Coca de la Vega”, AEM, 15, 35-37; Sagredo San Eustaquio, L. (1981): “Posible tesorillo del siglo iii p. C.”, Numisma, 168-173, 73-88; id. (1984-1985): “Tesorillo tardorromano de la Meseta Norte”, Nummus, 7-8, 47-55; id. (1989): “Nuevas aportaciones para el estudio de la circulación monetaria en el Valle del Duero”, in: VII Congreso nacional de numismática, Madrid, 351-352; Sagredo San Eustaquio, L. et E. Arribas Clemente (1987): Circulación y evolución monetaria en la provincia de Segovia en la antigüedad, Segovia, 76; Sagredo San Eustaquio, L. et L. Zumel Menocal (1985-1986): “Estudio de monedas tardorromanas procedentes de Coca”, Numisma, n° 192-203 (35-36), 9-32; Santos Yanguas, J. (1997): “Cauca, patria de Teodosio. De comunidad ciudadana indígena a ciuitas romana (ss. ii a. C.-ii p.C.)”, in: Teja & Pérez 1997, t. I, 233-240; Santos Yanguas, J. et A. L. Hoces de la Guardia Bermejo (1989): “Inscripciones romanas de Segovia. I: Inscripciones inéditas”, Veleia, 6,228-231; Schulten, A. (1927): “Cauca, eine Stadt der Keltiberer”, Deutsche Zeitung Für Spanien, 12, no 259, 5-7; id. (1928): Cauca (Coca) una ciudad de los celtíberos, Segovia; Solana Sainz, J. M. (1989): “Caucenses, amallobrigenses e intercatienses y sus primeros contactos con los romanos”, in: I Congreso de historia de Zamora, Zamora, t. II, 301-315; Velaza Frías, J. (1990): “Aportaciones a la interpretación del bronce de Montealegre (Valladolid)”, Faventia, 11, 2, 105-120; Wattenberg Sanpere, F. (1959): La región vaccea. Celtiberismo y romanización en la cuenca media del Duero, Madrid, 70, 125; Zamora Canellada, A. (1987): “Segovia en la antigüedad”, in: Tomás 1987, 20-55.

© Ausonius Éditions, 2007

Conditions d’utilisation : http://www.openedition.org/6540