Version classiqueVersion mobile

Un protagonismo recobrado

 | 
Olga Ulianova
, 
Alessandro Santoni
, 
Raffaele Nocera

Agradecimientos

Texte intégral

1Muchas son las personas que colaboraron o acompañaron, y a las cuales van nuestros agradecimientos. Sería imposible mencionarlos a todas/os y probablemente terminaríamos siendo injustos, olvidando o desconociendo a muchos que estarían en esta lista, si Olga pudiera estar acá.

2Sí, debemos mencionar a Juan Pablo Fuentealba, quien ha sido algo más que un ayudante de proyecto, sino gran amigo y “brazo derecho” de su investigadora responsable. Él nos apoyó enormemente en conseguir y realizar las entrevistas a personeros del partido, ocupándose además de su transcripción, así como del fichaje del material de archivo y prensa.

3Manuel Loyola nos impulsó a retomar el proyecto, dándonos la posibilidad de publicarlo con Ariadna. Natalia Raggio, Patricio Jiménez y Marco Morra colaboraron en el proceso final de edición. Alfredo Riquelme, quien fue amigo y colaborador de Olga durante muchos años es a quien debemos la idea de fondo para el título final. Imaginamos que cumplimos con lo que hubiese deseado nuestra amiga, quien siempre pedía consejos a Alfredo al momento de ponerle un nombre a sus libros y artículos.

4También quisiéramos agradecer, porque contribuyeron directa o indirectamente a las ideas que están en estas páginas o simplemente porque estuvieron cerca en ese momento, a: Carmen Gloria Bravo, Carmen Frei y familia, Pedro Rosas, Adriana Palomera, Fernando Camacho, Tanya Harmer, Eugenia Peliaraki, Joaquín Fermandois, Alessandro Guida, Luciano Sáez, José Luis Morales, Julio Pinto y los colegas del Departamento de Historia de la Universidad de Santiago de Chile.

5Por otra parte, es casi imposible formular agradecimientos personales a los amigos y amigas en el Instituto de Estudios Avanzados de la Universidad de Santiago, donde Olga se desempeñó a lo largo de toda su vida académica. Simplemente deberíamos mencionar a todos. Escoger a unos nombres obligaría a hacerle injusticia a otros. Por supuesto algunos tuvieron un papel más importante: quisiéramos con esto hacerles un guiño a los y las colegas del área de Estudios Internacionales, cuyos consejos fueron muy valiosos al momento de tomar decisiones sobre este texto. Sé que entenderán y nos perdonarán para no mencionarlos por nombre y apellido.

6Para finalizar, el cariño y el agradecimiento más grande van sin duda a la familia de Olga, a su compañero José Luis y a su hija Nadia, quienes estuvieron a su lado en esos últimos difíciles años, dándole la razón para luchar, y a quienes debemos la posibilidad misma de sacar este libro.

© Ariadna Ediciones, 2021

Licence OpenEdition Books

Acheter

Rechercher dans OpenEdition Search

Vous allez être redirigé vers OpenEdition Search