Version classiqueVersion mobile

Travesía de la Esperanza

 | 
Froilán Ramos Rodríguez

Capítulo IV. Participación y proyección de los inmigrantes portugueses en la ciudad de barquisimeto (1970- 1990)

Texte intégral

1Los 12 de octubre de cada año se presentaban decenas de extranjeros en la Plaza Bolívar para jurar la nacionalidad venezolana. El número de estos “nuevos venezolanos” se incrementó sustancialmente durante las décadas de los años sesenta y setenta, como resultado de los miles de inmigrantes llegados entre 1948 y 1958, cuya influencia perdura hasta más allá de los inicios del siglo XXI.

Nacimiento de los Clubes Sociales de origen portugués en Barquisimeto (1967-1990)

2El crecimiento de los inmigrantes portugueses conlleva a que la comunidad lusitana comience a organizarse y reunirse en diferentes clubes sociales. Lo anterior como una forma de integración social y cultural, en virtud de conservar las tradiciones y la heredad de su patria lejana. En este sentido se conforma, en primer lugar, el Centro Portugués de Barquisimeto, que luego dará paso al Centro Luso Larense, mientras se constituye también el Centro Atlántico Madeira Club. En 1952 comienzan las primeras formas de organización de los portugueses en Venezuela, a través de asociaciones y centros comunitarios. Años más tarde, el 10 de junio de 1958, se funda el Centro Portugués de Caracas.

Centro Portugués de Barquisimeto (1967-1977)

3El Centro Social Deportivo Portugués fue conformado el 26 de marzo de 1967 por lusitanos provenientes de la región de Algarve (Sur de Portugal Continental). Dentro de este grupo están: João De Almeida Teixeira, Edmundo Guerreiro Viegas, con la pronta integración de José Cumbinho Brito. El Centro Portugués tuvo su primera sede en un inmueble alquilado en Santa Isabel. Luego se traslada a la 48 con 18 (cerca de las Tres Torres).

4La Junta Directiva 1968-1969 está compuesta por los siguientes miembros: Manuel Valente, Presidente; Fabian Dias Laranjo, Secretario de Actas y Correspondencia; Juan Teixeira Guiso, Secretario de Finanzas; Albino Teixeira, Tesorero; Francisco Galvao, Secretario de Organización; Antonio Loureiro, Secretario de Deportes; y Carmelino De Oliveira, Ernesto Neves, José Gregorio Ferreira y Alexandre Da Corte Ferreira, como Vocales. Posteriormente, entre 1969 y 1970, Sidonio de Sousa ejerció la presidencia del Centro Portugués de Barquisimeto.

Centro Luso Larense (1977-1990)

  • 214 Consulta de información disponible en: http://lusolarense.com.ve/nosotros.php

5El Centro Luso Larense214 se funda en octubre del año de 1977; heredero del anterior Centro Portugués, tendrá su sede en la calle 39 con carrera 16, donde estaba ubicada antiguamente la Casa del Telégrafo. Luego, en 1986, se trasladaría al sector El Manzano, en la vía a Río Claro, con la intención de proporcionar un espacio físico mayor para el esparcimiento y la recreación de sus socios y/o miembros.

6El proceso de fundación de la nueva organización de la comunidad lusitana de Barquisimeto se desarrolló durante varios meses del año 1977. En estos encuentros de diálogo y trabajo procuraban el entendimiento sobre la conformación de una casa portuguesa en la que pudiesen los paisanos compartir espacios de entretenimiento, reunirse, platicar y sobre todo mantener la preocupación por preservar de los valores y las tradiciones lusitanas. Todo lo anterior llevó al siguiente grupo de portugueses a organizarse: Arlindo Sidonio de Sousa, José Gonçalves de Castro, Alvarinho Cardoso, Pedro Ferreira, Adelino Rodrigues, António R. Nobrega, Juan Alberto Quintal, entre otros, quienes llevaron adelante la propuesta de materializar un nuevo club que los agrupara.

Imagen 2. Escudo del Centro Luso Larense.

Fotografía del Correio de Venezuela, marzo 31, 2011.

7De esta forma, los proyectos divulgados en la prensa neosegoviana con el intención de captar más adeptos a la idea e integrarlos a la misma, se pudieron concretar con la fundación del Centro Luso Larense, el día 3 de agosto de 1977, en las instalaciones de la Hostería El Obelisco. Desde allí germina, definitivamente la nueva organización social que con el transcurrir de los años irá creciendo gradualmente, tanto en sus nuevas sedes, como en el número de miembros asociados. A su vez el club se nutre con el crecimiento de la comunidad portuguesa en Barquisimeto. A los primeros inmigrantes y socios se les van sumando los inmigrantes de la “segunda oleada” de los años sesenta y setena, los que llegaron en avión, así como también los lusovenezolanos en crecimiento, los nietos, todos reunidos en una misma raíz cultural.

8Las tres palabras, “União Faz Força”, representan las metas trazadas por los inmigrantes lusitanos, fundadores de la organización en la ciudad barquisimetana, las cuales están plasmadas en su escudo. De la misma manera, el Centro Luso Larense se convierte en el espacio de reunión de los lusitanos para compartir con la familia, ver los partidos de futbol de las ligas europeas y los Mundiales, pero especialmente para convertirse en un pequeño baluarte para la conservación y la preservación de las tradiciones, las costumbres y los valores lusitanos, sus bailes, su música, su gastronomía, entre otros motivos y acciones, como el de inculcar conocimientos a los descendientes de los inmigrantes portugueses sobre su origen y divulgar en la población barquisimetana y larense su presencia y los aportes culturales en la convivencia pacífica en estas tierras del trópico americano.

9Para mediados de los años ochenta el Centro Luso Larense se había consolidado como centro social de la comunidad portuguesa en la región, teniendo un número considerable de acciones (700 acciones en 1988) y permitiendo la incorporación de socios dentro de su seno, a venezolanos y extranjeros de distintas nacionalidades (italianos, gallegos, asiáticos, de Medio Oriente y China, entre otros), con lo cual sus expectativas de crecimiento se expanden.

Cuadro 36. Presidentes del Centro Luso Larense (1978-1990)

Presidentes del Centro Luso Larense

Tiempo

Arlindo Sidonio De Sousa

1978-1981

José Gonçalves De Castro

1981-1983

Arlindo Sidonio De Sousa

1983-1984

Antonio Guedez Díaz

1984-1985

Arlindo Sidonio De Sousa

1985-1987

Juan María Da Silva

1987-1988

Acácio Pedro Ferreira

1988-1990

Fuente: Centro Luso Larense. Elaboración: F.J. Ramos-Rodríguez

Centro Atlántico Madeira Club (1984-1990)

10El crecimiento de la comunidad lusitana en Barquisimeto, a finales de los años setenta y principios de los ochenta, producto del flujo migratorio aún existente, sumado a las familias constituidas y los lusodescendientes,

11representó un número cada vez más significativo en la ciudad crepuscular. No obstante, las diferencias entre los portugueses del continente y los insulares, conllevó a la fundación de otro centro social por parte de estos últimos.

Imagen 3. Escudo del Centro Atlántico Madeira Club.

Fotografía tomada del Álbum Madeira Club Año 1985.

  • 215 Consulta de información disponible en: http://madeiraclublara.com/

12El Centro Atlántico Madeira Club215 se fundó el 26 de agosto de 1984, luego de jornadas, de reuniones, de trabajo organizativo y de acuerdos por encaminar las propuestas de un grupo de inmigrantes madeirenses interesados en tener un espacio de recreación, distracción y esparcimiento, que les brindara la posibilidad de compartir con sus familiares y otros madeirenses el ambiente cultural de la isla. Así se logra la constitución definitiva del nuevo centro social. Participaron en la fundación: João Correia, António Gonçalves, Adelino Rodrigues, Alverinho Cardoso. Uno de los primeros socios (el N° 6) fue el señor José Rodrigues De Caires.

  • 216 Correia, João. “Por Madeira y su cultura”. Entrevista realizada por F.J. Ramos-Rodríguez, el día 11 (...)

13De acuerdo con Correia216, el Madeira Club nació “por la inquietud por compartir y difundir la cultura de Madeira, como una muestra de la misma, por parte de un grupo de inmigrantes madeirenses”. Esto es significativo, puesto que la mayor parte de los inmigrantes portugueses venidos a Venezuela y Barquisimeto proceden de la Isla de Madeira. De allí el esfuerzo, por un lado, de preservar los valores culturales regionales de la isla y los madeirenses; y por el otro, de promover la divulgación de las tradiciones propias de Madeira y sus rasgos típicos a todos los larenses.

14De modo que el Club Madeira, como es comúnmente llamado, se constituyó formalmente como Asociación Civil Centro Atlántico Madeira Club. Para el 14 de diciembre de 1984 se instala su sede de Agua Viva, en el Distrito Palavecino, lugar de ubicación especial, cercano a las ciudades de Cabudare y Barquisimeto, con amplios espacios, favorables para la ampliación de sus instalaciones, puesto que con el tiempo se fueron incorporando construcciones destinadas al esparcimiento.

15Desde su fundación una preocupación constante del Club Madeira ha sido la integración de la comunidad inmigrante madeirense, procurando fortalecer el orgullo de sus integrantes, en especial, a partir de 1976, con el otorgamiento de mayor autonomía al archipiélago. Esto sirvió de ejemplo y renovación en el entusiasmo de los emigrados de la isla para celebrar el 1° de Julio el de día de Madeira, su terruño, con demostraciones culturales y de su folklore (música, bailes, platos típicos), en los que pudiesen expresar con libertad su sentir regional como madeirenses y portugueses a la vez.

Cuadro 37. Presidentes del Centro Atlántico Madeira Club (1984-1990)

Presidentes del C.A. Madeira Club

Tiempo

Alvarino Vasconcelos Vieira Cardoso

1984-1986

Adelino Mendes Rodrigues

1986-1988

Leonardo Da Corte

1988-1990

Fuente: Archivo del Centro Atlántico Madeira Club. Elaboración: F.J. Ramos-Rodríguez

Religiosidad portuguesa: Nossa Senhora de Fátima

16Nuestra Señora de Fátima ha sido venerada en Portugal como su santa patrona, desde su aparición, en mayo de 1917, a tres niños campesinos, a los cuales reveló mensajes. Entre el día 13 de mayo y el 13 de octubre de 1917 ocurren una serie a “apariciones” de la virgen de Fátima a tres niños campesinos: Lucía dos Santos, diez años; y sus primos, Jacinta y Francisco Marto (seis y nueve, respectivamente), quienes apreciaron la luz de una señora de vestimentas blancas.

  • 217 Confrontar con: Rivero, Ángel. Nuestra Señora de Fátima y el nacionalismo del Estado Novo. Relacion (...)

17Creció con el tiempo y espontáneamente dentro del ámbito familiar la devoción religiosa por la Virgen de Nuestra Señora de Fátima y también por el Estado Novo217, el cual fomentó la religión católica como medio de fortalecimiento de la nacionalidad portuguesa y su tradición, así como también –posiblemente– el control de las actividades políticas de la sociedad lusa.

18De este modo hay un fuerte arraigo de la fe católica en la población portuguesa, la cual se traslada con ellos al cruzar el Atlántico. Por esto la religiosidad católica de los inmigrantes lusitanos explica las distintas celebraciones con motivos cristianos durante el año, puesto que cuentan con fechas relacionadas dentro del calendario, dedicadas especialmente a santos y vírgenes con numerosos devotos en la comunidad lusa.

Cuadro 38. Festividades celebradas por los portugueses en Barquisimeto.

Día

Motivo

Actividades

1° de Janeiro

Ano Novo

Año Nueva

Fevereiro

Festa de Carnaval

(días rotativos)

29 de Maio

Día de Nossa Senhora de
Fátima.

Religiosa. Misa.

10 de Junho

Día Nacional de Portugal.

Nacional, del poeta
Camões y las comunidades portuguesas.

13 de Junho

Día São António

Religiosa. Misa.

24 de Junho

Día São João

Religiosa. Misa.

1° de Julho

Día de la Autónoma de
Madeira.

Regional madeirense.
Misa, ofrenda floral, brindis y fiesta.

15 de Agosto

Nossa Senhora Do Monte, patrona de Funchal, capital de
Madeira.

Religiosa. Misa.

2 de Outubro

Aniversario Centro Luso

Club regional.

25 de
Dezembro

Festa de Natal

Navidad.

Fuente: Centro Luso Larense, Centro Atlántico Madeira Club, Correio de Venezuela. Elaboración: F.J. Ramos-Rodríguez

Actividades de la comunidad madeirense de Barquisimeto (1984-1990)

19Las actividades realizadas por los clubes sociales portugueses en la ciudad de Barquisimeto ha sido amplia y variada: abarca aspectos sociales, culturales, deportivos, gastronómicos y económicos, dentro de los que pueden mencionarse la celebración de las fiestas nacionales y regionales, además de espacios de recreación y esparcimiento, la práctica de diversas disciplinas deportivas y diferentes platos típicos lusitanos, bailes y música, entre otras formas que sirven para el encuentro comunitario.

Imagen 4. Rally por el Día de Portugal. 1985.

Album fotográfico del Centro Atlántico Madeira Club. 1985.

20Además del rally por el día de Portugal, los inmigrantes portugueses y sus descendientes organizaron la competición y un recorrido, la enumeración de los automóviles participantes y la premiación. Esta es una muestra de la adaptación de los inmigrantes lusitanos a la celebración de sus fiestas y la disposición a compartir.

21Una de las actividades dedicadas a la belleza de la mujer lusitana y sus descendientes ha sido la elección de las madrinas de los clubes portugueses en Barquisimeto. En algunos casos, también se eligen reinas infantiles y señoritas madrinas. De esta forma, las jovencitas hijas y las nietas de inmigrantes portugueses participan y demuestran sus cualidades. También estos espacios sirven para otras actividades: verbenas, comidas típicas madeirenses, golosinas, celebración de carnavales.

Imagen 5. Verbena del 1° de Mayo. 1985.

Album fotográfico del Centro Atlántico Madeira Club. 1985.

22Otro día para compartir en familia por la comunidad portuguesa que crece en Barquisimeto en la década de los ochenta es el Día del Padre. Esta es una fecha significativa, puesto que las familias van en aumento con el paso de los años: el padre inmigrante, sus descendientes, la primera generación nacida en la Venezuela, a la que se suman los nietos (es decir, se encuentran las generaciones con un vínculo común). Asimismo, el Día del Padre representa un día familiar, algo muy valorado por los lusitanos, en el que se comparten comidas, bebidas, juegos de dominó, bolas criollas. Los primeros inmigrantes, aún con su castellano con acento luso, ven crecer a sus nietos y nietas venezolanos.

Folklore de los inmigrantes madeirenses en Barquisimeto (1984-1990)

23En las fiestas tradicionales, celebradas por los inmigrantes portugueses en Barquisimeto, y especialmente por los madeirenses, sobresalen las expresiones emotivas y los trajes coloridos. Tanto hombres como mujeres utilizan trajes típicos, evocan cantos, música y bailes. Los hombres visten con pantalones y camisas blancas, con una cinta roja en la cintura, botas cortas de cuero marrón claro, llamadas “botachas”, tradicionalmente elaboradas con piel de cabra; mientras que las mujeres usan una capa y un bolero rojo, con faldas de rayas amarillas y rojas, bastante vistosas por la intensidad de los colores.

Imágenes 6 y 7. Grupo folklórico del Madeira Club, e interpretación de danza típica.

Álbum fotográfico del Centro Atlántico Madeira Club. 1985.

24Igualmente, los instrumentos musicales utilizados son guitarras, acordeones y tambores. Los bailes y la música interpretada por los inmigrantes madeirenses en Barquisimeto rememoran las costumbres campestres y pueblerinas de la otrora Madeira rural. En sus manifestaciones se plasman distintos sentimientos humanos que infunden e influyen en los inmigrantes y sus descendientes la tristeza y el amor por la tierra dejada.

Iglesia de Nuestra Señora de Fátima: espacio de la fe portuguesa en Barquisimeto (1973-1990)

25El levantamiento de la Iglesia de Nuestra Señora de Fátima, en la década de los setenta en Barquisimeto, se puede concretar con la iniciativa del Padre João da Assunção Jorge para difundir la idea dentro de la feligresía, sus gestiones con Honorio Sigala, exgobernador del estado Lara, entre 1939-1941, para la donación de terrenos y construir una iglesia consagrada a “Nossa Senhora de Fátima”, contando también con el apoyo de monseñor Críspulo Benítez Fonturvel (1905-1991), primer Arzobispo de Barquisimeto desde 1966.

  • 218 AAB. Fe y Acción. N° 810. Octubre 8, de 1972. p. 3.
  • 219 AAB. Fe y Acción. N° 893. Segunda Quincena de Septiembre, 1975. p. 4.
  • 220 Tavares de Araujo, María Regina. Presencia de inmigrantes portugueses en el Estado Lara. 1945- 1983(...)

26Ya durante la década de los setenta los portugueses participaban y colaboraban con la publicación de Fe y Acción, el órgano divulgativo de las actividades impulsadas por el Arzobispado de Barquisimeto, que había sido fundada por Benítez Fonturvel. En Fe y Acción se podía ver, en sus entregas quincenales, la presencia de establecimientos comerciales de origen lusitano. Por ejemplo: Abasto “Madeira”218 (carrera 16 con calle 38), Panadería “Fátima”219 (urbanización Bararida), Súper Mercado “Madeira” (carrera 17 entre calle 27). A partir de lo anterior se pueden observar dos elementos significativos: el primero, el crecimiento de los negocios fundados por lusitanos y su preocupación por publicitar sus comercios; y el segundo, la intención de presentarse en un medio religioso, posiblemente fundamentado en la devoción, que la mayoría de los portugueses profesa por la fe católica. En este sentido, la historiadora María Regina Tavares de Araujo220 explica:

La Iglesia Nuestra Señora de Fátima Peregrina, edificada en 1974, marcó la pauta para ver hecho realidad un sueño, sueño que se había iniciado en los años sesenta con la creación del extinto Centro Portugués de Barquisimeto, institución pionera que dio paso a un proyecto de mayor envergadura y retomado con mayor fuerza, compromiso y dedicación, alcanzando a proyectarse en la aurora del siglo XXI: el Centro Luso Larense.

27Para Tavares de Araujo la construcción de una iglesia dedicada a Nuestra Señora de Fátima, como proyecto asumido por la comunidad lusitana, alentado primeramente por el antiguo Centro Portugués, representó un punto de partida para la integración, la unidad y el fortalecimiento de los inmigrante lusitanos en torno a una meta común, la cual luego dio paso a la consolidación del Centro Luso Larense, el cual permanece en plena actividad hasta la actualidad. De esta manera, la suma de esfuerzos en un espacio para la religiosidad portuguesa sentó un logro para la comunidad luso-barquisimetana en los años setenta y abrió un horizonte mayor a los lusitanos.

28La Iglesia de Nuestra Señora de Fátima se construye en 1974, cerca de la urbanización Barici, a partir de los diversos aportes económicos y campañas profondos. Participa con sus donativos la comunidad portuguesa asentada en Barquisimeto y también venezolanos que contribuyen monetariamente con obra, que poco a poco se levanta en estos meses sucesivos, cuidando los detalles simbólicos religiosos y cercanos a las iglesias tradicionales de Portugal, al guardar un “aire” de rencuentro, fe, nostalgia y costumbres con todo lo que muchos inmigrantes habían conocido y dejado en su patria lejana.

  • 221 AAB. Decreto del Arzobispo de Barquisimeto, Monseñor Dr. Críspulo Benítez Fonturvel, del 14 de Octu (...)

29El documento de Decreto del 14 de octubre de 1976, emitido por monseñor Benítez Fonturvel221, establece lo siguiente:

Cuarto: El Párroco de N. S. de Fátima, además de la Jurisdicción territorial, tendrá jurisdicción sobre los fieles de habla o nacionalidad portuguesa residenciados en Barquisimeto, pero esta jurisdicción no exclusiva, sino cumulativa con los párrocos locales y para los efectos matrimoniales, cuando uno o ambos contrayentes sean portugueses pueden acudir a esta Parroquia para recibir el Sacramento de Matrimonio.

30Como lo especifica el Arzobispo de Barquisimeto, el Párroco de la Iglesia Nuestra Señora de Fátima, el Padre João da Assunção Jorge quedaba facultado para atender a los creyentes bajo su jurisdicción parroquial, así como también a los feligreses portugueses de la ciudad de Barquisimeto, con lo cual hay un reconcomiendo de la Iglesia Católica barquisimetana a la creciente comunidad lusitana residente en la urbe crepuscular. Esto significa que los devotos portugueses podrán concurrir a un espacio especialmente dedicado a su patrona nacional –la Virgen de Fátima– y a su vez ser orientados espiritualmente por un sacerdote portugués que pueda escuchar sus confesiones y angustias existenciales en ese mismo idioma.

  • 222 AAB. Begni, Renzo. Arzobispado de Barquisimeto. 1982. p. 78.

31El Padre Renzo Begni222 explica lo siguiente sobre la recién fundada

32parroquia:

Por Decreto del 14 de Octubre de 1976. Desmembraba de la de Santa Rosa y San Antonio María Claret.
Sup. Hab.
Lim. N. Av. Lara
S. Orillas del Turbio
E. Zanjón
OE. Calle 7
Dirección urbanización Barici – Colinas del Turbio.
Parr. Pbro. Joao da Assuncao Jorge

33De acuerdo con el Padre Begni, la naciente parroquia eclesiástica surgía de los espacios jurisdiccionales de las antiguas Parroquias de Santa Rosa y San Antonio María Claret, quedando delimitado el nuevo territorio de administración religiosa en el este de la ciudad de Barquisimeto, con una población de feligreses estimada en 600.000 habitantes, según datos del mismo sacerdote.

Imagen 8. Iglesia Nuestra Señora de Fátima.

Fotografía de Carmen Milexa Rodríguez. 2012.

  • 223 AAB. Fe y Acción. Segunda Quincena de Enero, 1977. p. 5.

34Para el año siguiente a su creación, en 1977, se anuncia223 la integración de la Iglesia Nuestra Señora de Fátima, a la visita realizada por la Divina Pastora, patrona regional larense, en los templos católicos locales, correspondiéndole a la nueva iglesia, los días 2 y 3 de abril de ese año, con lo cual se incorpora, formal, devota y plenamente, el centro espiritual promovido por el Padre João y la comunidad lusitana a la religiosidad barquisimetana.

Esbozo biográfico del Padre João da Assunção Jorge (1908-2003)

35Por más de tres décadas, el Padre João da Assunção Jorge, cariñosamente llamado “Padre João” por la comunidad lusitana, consagró sus esfuerzos como religioso con la fundación de la Iglesia Nuestra Señora de Fátima, el sostenimiento de su parroquia, la docencia eclesiástica a los seminaristas y la orientación espiritual de los feligreses portugueses y venezolanos que acudían sus misas, dejando una huella de humildad y mística en su actuar, en quienes lo conocieron y convivieron con él. Amigos, estudiantes y fieles coinciden ello.

Imagen 9. Padre João da Assunção Jorge.

Album fotográfico del Centro Atlántico Madeira Club. 1985.

  • 224 AAB. Arzobispado de Barquisimeto. Archivo de Sacerdotes. Assunção Jorge, João.

36João da Assunção Jorge224 nació en Codes Sardoal, Portugal, el 13 de octubre de 1908. Estudio en el Seminario de Macão e Gavião, Diócesis de Portalegre, cursos de preparatorios de Teología. Luego obtuvo el título de Licenciado en Teología y el Doctorado en Teología Dogmática en la Pontifica Universidad de Salamanca, España. El Padre Jorge fue ordenado Sacerdote en diciembre de 1930, en la Diócesis de Portalegre, de Castelo Branco, Portugal.

37A partir de su ordenación sacerdotal, el Padre Jorge desarrollará una extensa y amplia la labor religiosa, dedicada a la docencia eclesiástica, impartiendo diversas cátedras y en distintos institutos, tanto en Portugal como en Venezuela. El Padre Jorge ejerció como profesor de Latinidad y Prefecto en el Seminario Diocesano de Portalegre, en Alcains; enseñó Filosofía y Teología Dogmática, Historia Eclesiástica en el Seminario Diocesano de Portalegre, además de ser Prefecto de Disciplina.

38Asimismo, el Padre Jorge continuó como profesor de Bienséanses Ecclesiastiques en el Seminario Diocesano de Alcains; fue Párroco de Tramagal, en Crato-Alentejo; en Castelo Branco Arcipreste y Párroco; profesor de Psicología y Moral en la Escola de Enfermagem; profesor de Moral en la Escola do Magisterio Primario. Igualmente ejerció como Asistente Eclesiástico de organismos masculinos y femeninos de Acção Catolica; Prefecto de Obra de Criada e de S. Vicente de Paulo de Catequiza de la Mocedade Portuguesa, en Beira Baixa; Párroco de Ciudad Episcopal de Portalegre y sus alrededores, Arcipreste de Aro, profesor de Escola do Magisterio Primario de Portalegre; asesor de Curia Mater Dei Legião de María y fundador diocesano de este movimiento.

39Posteriormente, en 1970, el Padre Jorge es misionero de emigrantes, actividad aupada por Paulo VI. Llega a Venezuela, inicia su labor religiosa como parte de la Misión Religiosa Portuguesa, primero en San Cristóbal estado Táchira, y luego en Barquisimeto, estado Lara. En la ciudad de los crepúsculos ejerce nuevamente como Profesor de Latín y Teología en el Seminario Diocesano de Barquisimeto.

40El Padre Jorge desarrollo activas gestiones desde 1974 para la materialización de un viejo proyecto de la comunidad lusitana residente en Barquisimeto: la construcción de una iglesia, dedicada a Nuestra Señora De Fátima, Virgen Patrona de Portugal, la cual sirviese de espacio para la meditación y la oración religiosa de los inmigrantes portugueses, es decir, un centro para la orientación espiritual. De allí que el Padre João entregara sus energías a esta empresa religiosa, realizando distintos diálogos para la obtención del terreno, auspiciando la recaudación de fondos para la edificación; canalizando aportes, colaboraciones, hasta ver la obra terminada con el paso del tiempo. En octubre de 1976, monseñor Críspulo Benítez Fonturvel, Arzobispo de Barquisimeto, creó en una parroquia eclesiástica y designó párroco de la iglesia al Padre Jorge, facultándolo para la atención de la comunidad inmigrante portuguesa local. Además, el sacerdote lusitano contribuyó a la fundación de la Casa Parroquial y la Casa de Religiosas, destinadas a servir y administrar la parroquia.

  • 225 Consulta de ordenes conferedias por la Predicencia de Portugal a ciudadanos portugueses, Orden Infa (...)

41A principios de los años ochenta, llegarían importantes reconocimientos a su esfuerzo y servicio activo en sus creencias e ideales. El 9 de junio de 1980, por ejemplo, el Presidente de la República Portuguesa225, António dos Santos Ramalho Eanes, le confirió al Padre Jorge la condecoración de Orden Infante Don Henrique (Henrique, el Navegante, 1394-1460), en grado de Comendador, la cual le fue otorgada en ceremonia especial, en la ciudad de Caracas, por el Embajador de Portugal en Venezuela.

42De igual manera, en 1981, Su Santidad Juan Pablo II (Ioannes Paulus PP. II, 1920-2005) le concedió al Padre Jorge las Bodas de Oro por sus cincuenta años sacerdote ordenado, en el otorgamiento de la condecoración Pro Ecclesia et Pontifice, la cual fue entregada por monseñor Benítez Fonturvel, en representación del Papa, en la Catedral Arzobispal de Barquisimeto.

43El Padre João da Assunção Jorge falleció en Portugal el 21 de diciembre de 2003, después de dedicar toda su vida al servicio religioso – más de treinta y un años como párroco de la Iglesia Nuestra Señora de Fátima– y de haberse ganado la estimación de la comunidad portuguesa de Barquisimeto, de sus colegas y alumnos religiosos venezolanos. A su muerte se hicieron presentes varios obituarios de condolencia en la prensa regional neosegoviana, tanto institucionales como a título personal:

Imagen 10. Nota de Condolencia al Padre Jorge.

El Impulso. Diciembre 23, 2003. Página A6.

Imagen 11. Obituario para el Padre Jorge.

El Impulso. Diciembre 28, 2003. P. “Arquidiocesana”, B9.

Los lusovenezolanos de Barquisimeto (1970-1990)

44Los inmigrantes portugueses fueron paulatinamente interrelacionándose con la sociedad barquisimetana. Conforme avanzaban los lustros, sus descendientes, los lusovenezolanos, iban naciendo en la ciudad. Descendientes directos de los inmigrantes portugueses establecidos en Barquisimeto, adquieren la nacionalidad venezolana, comparten juegos infantiles con los niños venezolanos, asisten a las escuelas primarias, los liceos y las universidades venezolanas; establecen amistades con venezolanos, reciben clases en castellano, leen textos escolares y libros en la misma lengua. Por todo lo anterior los lusodescendientes tomaron el castellano como su lengua materna y el portugués, hablado en el hogar, como su lengua secundaria. Todo esto contribuyó a afianzar los lazos de vinculación y pertenencia con la nación venezolana.

45La mayoría de los lusovenezolanos crecieron en hogares cuyos padres practicaban la fe católica, conformados por el padre inmigrante, dedicado al mantenimiento del pequeño negocio familiar (abasto, panadería, otros) y la madre abocada a las tareas domesticas, la crianza de los hijos. Estos lusovenezolanos crecieron con el castellano como su lengua materna primaria y el portugués como lengua de los padres, interrelacionando e integrando la cultura lusitana del ambiente familiar y los rasgos culturales venezolanos con los cuales tenían contacto por diversos medios (la escuela, los compañeros de clase, la televisión, la prensa, amigos, entre otros).

46En su adolescencia muchos de los lusovenezolanos se integraban a las tareas familiares, las jovencitas con las madres en las labores del hogar y los varones en las tareas de ayuda en el negocio del padre. De este modo, había, implícitamente, una separación de funciones de acuerdo al género, todo ello enmarcado en la fuerte figura paterna, jefe de familia y aportador del dinero. El respeto a los mayores, la realización del Bautismo, la Primera Comunión y la Confirmación, todo esto conformaba el ambiente donde crecía la primera generación de lusodescendientes en Venezuela.

47Al crecer y hacerse adultos temprano, los padres ejercían un fuerte influencia sobre los lusovenezolanos en algunos casos, bien sea a través de palabras de orientación y consejo, o por medio de la manipulación, la cara “seria”, el retiro del trato, entre otras actitudes, para direccionar a los jóvenes. La mayoría de los lusodescendientes hombres y mujeres pudieron acceder y lograr una profesión universitaria en diversas áreas de conocimiento (docencia, medicina, ingeniería, administración). Otros optaron por dedicarse al comercio y/o al negocio familiar. También hubo casos en los que los padres inmigrantes proporcionaron todo lo posibles a sus descendientes para que estos no pasaran las necesidades que los progenitores, lo que sumado a la Venezuela de bonanza petrolera de los sesenta y principio de los ochenta generó cierto relajamiento.

48Dentro del negocio familiar, ya crecidos los niños, los jóvenes lusodescendientes trabajaban en el establecimiento de los padres: los varones dedicados a las tareas de mayor exigencia física, el traslado de las mercancías, el arreglo de los inventarios, la recepción de los proveedores, los despachos y surtir productos; las jovencitas, mientras tanto, se dedicaban a la atención al público, la cobranza, los pedidos, la organización de las facturas, las cuentas por pagar, entre otras tareas. Junto con estas jornadas de ayuda temporal –tardes, fines de semana, períodos de vacaciones, navidades– iban creciendo y haciéndose hombres y mujeres estos lusovenezolanos.

49Por otro lado, en cuanto a la conformación de la familia por parte de los lusovenezolanos, también hubo muestras de influencia de los padres inmigrantes en lo concerniente a la elección del marido y la esposa de sus hijos. Para las mujeres lusodescendientes fue más fuerte, en algunos casos impositiva, la aceptación de un novio y marido, puesto que los padres inmigrantes preferían casar a sus hijas con otros inmigrantes portugueses venidos a Venezuela en años posteriores (o bien con hijos de otros inmigrantes portugueses). La idea era mantener los lazos de vinculación con Portugal, quizá con alguna esperanza albergada de volver a las tierras lusas. Esta situación, compleja, y hasta cierto punto inaccesible, representó un momento decisivo en la vida de las lusodescendientes, en algunos casos hasta traumática, al terminar en divorcio muchas relaciones en los años noventa.

50Mientras tanto, para el hombre luso descendiente fue un poco más sencillo, puesto que si bien sus padres inmigrantes preferían una unión matrimonial con alguna hija de portugueses, o descendiente de europeos, estos tenían mayor libertad para poder entablar relaciones y noviazgo con venezolanas, formal o informalmente. Esta situación, para ambos sexos, se mantuvo hasta finales de los años noventa. Luego, con la elección de diversas parejas, se abrió un mayor espacio de acción y decisión por parte de los lusovenezolanos.

Los apellidos de origen portugués en Barquisimeto (1948-2007)

51Uno de los aspectos poco conocidos sobre la integración social, cultural y familiar de los inmigrantes portugueses en Venezuela y Barquisimeto ha sido el uso de los apellidos lusitanos de los padres. Tradicionalmente, en Portugal, se coloca a los niños el nombre de pila, seguido del segundo apellido de la madre; luego, el segundo apellido del padre, quedando conformado así el nombre legal registrado civilmente.

  • 226 Para estos años se encontraba vigente el Código Civil de 1942, el cual normaba la presentación en l (...)

52En Venezuela226, herencia de la tradición española, se coloca el nombre de pila, a continuación del primer apellido paterno, seguido del primer apellido materno, reconociéndose legalmente el primer apellido como el del progenitor. Esta diferencia en la ubicación de los apellidos ha representado un cambio para los descendientes de portugueses en la nación (debido a que en ocasiones debieron registrar los apellidos cambiados, bajo la forma tradicional lusitana).

53Una particularidad suscitada con algunos portugueses en Venezuela, al momento de hacer registros, documentos oficiales, presentación de sus descendientes, ocurrió con las distorsiones de pronunciación y/o alteraciones ortográficas de los apellidos, sobre todo si se tiene en consideración la inexistencia –en el castellano– de algunos caracteres: ã, ç, nh, õ (o signos de acentuación); por lo cual, en ocasiones, era complicado realizar un trámite formal, así quedaban modificados los nombres y los apellidos en las partidas de nacimiento y las cedulas de identidad.

54Por ejemplo: un niño nacido en Portugal, siendo su padre João Pereira Da Costa y su madre María Lopes De Castro, quedaría registrado como “António Castro Da Costa”. Mientras que en Venezuela, de herencia hispánica, como ya se dijo, el mismo individuo sería presentado como: “Antonio Da Costa Castro”. Esta fue una situación habitual, afrontada por las familias portuguesas establecidas en Barquisimeto y Venezuela cuando se trataba de realizar alguna gestión de documentación oficial.

55Los apellidos portugueses en Venezuela y Barquisimeto están ampliamente extendidos, muchas veces enraizados y familiarizados en la población criolla, debido a la constante presencia en el devenir histórico venezolano de los lusitanos venidos a estas tierras, hasta el punto de que muchos criollos desconocen el origen y la procedencia de su apellido. Algunos, los de más reciente data, conservan su relación en el árbol familiar. En todo ello se denota la cercanía y la presencia continua en el tiempo de los portugueses en estas regiones equinocciales de la América de Sur.

  • 227 Marrufo Olivera, Dulce. La Comunidad Judía y su presencia en la vida económica, política, social y (...)

56De la misma manera, varios apellidos de origen portugués sefardita llegaron a Venezuela desde el siglo XIX, a través de Coro, desde la Isla de Curazao: Alvares, Correia, Dias, Gomes, Da Costa, Da Silva, De Castro, Fonseca, Olivera, Pereira, entre otros. Al respecto explica la historiadora Dulce Marrufo Olivera227:

[...] se puede apreciar como algunos de ellos [los apellidos portugueses sefardíes] posteriores a los conflictos anti-judíos (1831 y 1855) se van a localizar en ciudades como: Caracas, Maracaibo y cantón Carora específicamente, el resto de ellos estará reflejado y vinculado aún en el presente, en la historia de Falcón […]

57Tal como lo señala Marrufo Olivera, la presencia de algunos apellidos de origen portugués sefardí tienen un incipiente y significativo momento desde el siglo diecinueve, lo cual representa la constancia de los lusitanos en distintas etapas del devenir histórico venezolano, así como también el asiento de los primeros en Carora, ciudad ubicada al oeste de Barquisimeto, con una importante dinámica económica agropecuaria durante el siglo diecinueve, circunstancia que posiblemente permitió a los portadores de algunos de estos apellidos movilizarse hacia la capital regional, Barquisimeto.

  • 228 Apellidos presentes en el área metropolitana de la ciudad de Barquisimeto. En CANTV. Páginas Amaril (...)

58Algunos apellidos de origen portugues presentes en Barquisimeto228: Abreu, Acosta, Alcantara, Alvares, Alves, Araujo, Barbosa, Batista, Caldeira, Brazao, Castro, Correia, Coutinho, Cunha, Da Nobrega, Da Corte, Da Costa, Da Paixao, Da Silva, De Abreu, De Almeida, De Araujo, De Caires, De Castro, De Cunha, De Freitas, De Gouveia, De Los Santos, De Matos, De Nobrega, De Oliveira, De Pinho, De Sousa, Dias, Dos Ramos, Dos Santos, Fernandes, Ferreira, Figueira, Freitas, Galvao, Gomes, Goncalves, Gouveia, Gutierres, Jardim, Lopes, Maceiras, Machado, Maneiro, Marques, Martins, Melo, Mendes, Moreira, Mourino, Nogueira, Nunes, Oliveira, Pateiro, Pereira, Pires, Ribeiro, Rodrigues, Silveira, Simoes, Sousa, Soares, Tavares, Teixeira, Veiga, Vieira¸ Yanes, entre otros.

Los portugueses en Barquisimeto según los censos de 1981 y 1990

59La comunidad portuguesa contabilizada la Barquisimeto, entre 1981 y 1990, representa el crecimiento del grupo inmigrante de los que llegaron principalmente a partir de 1945 y hasta 1983 (aproximadamente). Dentro dicho grupo se distinguen los “primeros” (o pioneros) inmigrantes de asentados en la ciudad, entre 1945 y 1958; naturalmente, por motivos vitales, tienden a ser adultos mayores; sumado a lo anterior, se encuentra un “segundo” grupo (oleada relevante), los venidos en mayor cuantía durante la década de los años sesenta, entre 1966 y 1979 (aproximadamente) y su edad se corresponde con la de los adultos maduros; y la última parte, entre 1979 y 1983, cuando se observa en general una tendencia a la disminución de la inmigración portuguesa a Venezuela, particularmente en Barquisimeto, motivado por factores tanto internos como externos.

Cuadro 39. Población nacida en el exterior, residente en el Estado Lara y el Distrito Iribarren, según el Censo de 1981.

Cuadro 39. Población nacida en el exterior, residente en el Estado Lara y el Distrito Iribarren, según el Censo de 1981.

Fuente: XI Censo General de Población y Vivienda de 1981 Estado Lara. 1985. pp. 72, 74, 76, 79.

60En el cuadro de arriba, de acuerdo con el censo de 1981, se puede observar la población general del Estado Lara y los extranjeros residentes en la entidad federal, 18.272, en relación con los portugueses, varones y hembras, 2.150, que habitan en suelo larense. Esto quiere decir que los lusitanos constituyen el 11,76 % de los foráneos que residen en Lara, un número significativo, comparándolo con otras nacionalidades.

Cuadro 40. Población nacida en el exterior, residente en el Estado Lara y el Distrito Iribarren, según Censo1990.

Cuadro 40. Población nacida en el exterior, residente en el Estado Lara y el Distrito Iribarren, según Censo1990.

Fuente: XII Censo General de Población y Vivienda de 1990 Estado Lara. 1995. p. 27.

  • 229 Se firmó en Lisboa, el 12 de junio de 1985, el Acta de Adhesión de Portugal a la Comunidad Económic (...)

61De igual forma, en el censo de 1990, se observa un aumento natural de la población del Estado Lara, del Distrito Iribarren (donde se asienta Barquisimeto) y del número de extranjeros residentes en territorio larense, 25.316. No obstante, se advierten dos elementos importantes: por un lado, la disminución de los portugueses en Lara e Iribarren, lo cual se puede explicar, entre otras cosas, por las repercusiones de la devaluación de la moneda, el bolívar, en febrero de 1983; y además, debido a la institucionalización de la democracia en Portugal, sumado a la incorporación229 de la nación lusa a la Comunidad Económica Europea (CEE, futura Unión Europea, UE), a partir de 1986; estos factores influyeron en el retorno de algunos lusitanos a su país; y también hay que contar, como es lógico, los casos de los primeros inmigrantes fallecidos; y por el otro lado, se evidencia la alta concentración de los portugueses en la ciudad de Barquisimeto, reuniendo el 79,24 % de los lusitanos residentes en toda la entidad federal larense.

Consulado Honorario de Barquisimeto (1978)

62Uno de los logros de la comunidad portuguesa asentada en Barquisimeto, y en el estado Lara, fue el establecimiento del Consulado Honorario de Portugal en la ciudad en 1978, con gestiones del señor José De Castro, siendo nombrado Cónsul honorario, cuya sede fue inicialmente abierta en la Avenida Vargas y luego trasladada a la Avenida Morán, entre carreras 23 y 24 (Res. Adicora). Esto les facilito a los lusitanos realizar sus trámites consulares en la misma ciudad de Barquisimeto, dado que anteriormente debían trasladarse primero a Caracas y luego a Valencia; pero en este caso las distancias, el trabajo y las labores correspondientes, los llevó a tomar la iniciativa de solicitar la apertura de la sede consular en la antigua Nueva Segovia.

Celebración del 10 de Junho de cada año

63La comunidad de inmigrantes lusitanos, cada vez más organizados a través del Centro Portugués, formalizan la celebración del Día Nacional de Portugal, el 10 de junio. Año tras año se congregan en la Plaza Bolívar para una ofrenda floral, una misa en la Iglesia de Nuestra Señora de Fátima y el compartir una comida. Este hábito se vuelve costumbre y se transforma en tradición. A lo largo de los lustros, los portugueses y sus descendientes se congregan y desarrollan actividades sociales, culturales y deportivas que abarcan varios días. Tal y como lo recoge la prensa barquisimetana, comienzan a aparecer pequeñas reseñas sobre tal celebración lusitana, hasta volverse común. Ya para el año 1968 se reseña en la primera página. Además, se retrata en la sección de Sociales, con fotografías y seguimiento del encuentro lusitano.

Imagen 12. Los directivos salientes del Centro Portugués de Barquisimeto: Mario Almeida, Abino Teixeira, Francisco Galvao e Ilidio de Almeida.

Diario El Impulso, Junio 11, 1968. Página A-4 Sociales. Foto de Orellana.

  • 230 Luiz Vas de Camões nació en 1524. Murió en Lisboa, el 10 de Junio de 1580. Autor de Os Luísiadas, p (...)
  • 231 “Día Nacional de Portugal”. El Informador. Junio 10, 1982. Primera página.

64En este sentido, el 10 de junio se conmemora la muerte de Luiz Vas de Camões230, importante poeta portugués del siglo XV, representante por excelencia de las letras lusitanas. El Gobierno portugués, del Estado Novo, instituyó la fecha de desaparición física del escritor, el 10 de junio, como su día nacional, el comenzó a celebrarse a partir de 1933. Ya para el año 1982, la envergadura de la actividad es mayor, tal como lo retrata el día El Informador231 en primera página:

Para celebrar el Día Nacional de Portugal en Barquisimeto se encuentra en esta ciudad el doctor Alberto Joao Jardim Gobernador Regional de Madeira y representante del presidente de la República de Portugal. Asimismo le acompañan el embajador y Cónsul General de ese país en Venezuela, doctores Pedro Manuel Madeira de Andrade y Manuel López de Costa y el cónsul de la región Centroccidental José Castro.

65Esta representación oficial de Portugal en Venezuela congregada en la ciudad de Barquisimeto para la celebración del 10 de junio sugiere la importancia que había adquirido la comunidad lusitana y la urbe misma, debido al reconocimiento que se hace en la prensa y la presencia de relevantes funcionarios diplomáticos del gobierno portugués.

Imagen 13. José de Gonçalves De Castro.

El Informador, junio 11, 1990. Foto de Jairo Nieto.

  • 232 El Impulso. Junio 10, 1985.

66A la vez que crecen las festividades portuguesas en Barquisimeto por el 10 de junio, tanto en organización como en actividades, también crecen las muestras de reconocimiento de su comunidad en la ciudad. Así lo expresan los anuncios en la prensa regional232 de establecimientos económicos que congratulan a los lusitanos residentes en la nación. Esto es una evidencia significativa de que los inmigrantes portugueses no solo habían adquirido un mayor crecimiento numérico, con sus descendientes, además de un ascenso social y un elevado poder económico local, sino que además recibían muestras de acercamiento de la población barquisimetana hacia ellos.

Imágenes 14 y 15. Anuncio publicado en el diario El Impulso, junio 10, 1985.

Imágenes 14 y 15. Anuncio publicado en el diario El Impulso, junio 10, 1985.

Imagen 16. Arlindo Sidonio de Sousa. Presidente del Centro Luso Larense, 1985.

Diario El Informador. Junio 15, 1985. Página: Sociales.

  • 233 Autor de una variada y reconocida obra poética: Tempestade de Verão, Os Quatro Cantos do Tempo, Do (...)
  • 234 “Día de Portugal”. El Informador. Junio 10, 1990. Primera página.

67Para 1990 la repercusión del 10 de junio en Venezuela es notable, pues en los actos centrales de celebración de Día de Portugal en Caracas participa el entonces Presidente de la República –Carlos Andrés Pérez– y Mario Soáres en representación del presidente del gobierno portugués, así como también el poeta y novelista David Mourão Ferreira233 (1927-1996). Así lo expresaba el diario larense El Informador234. Mientras tanto, en la ciudad crepuscular, las actividades festivas son organizadas por el Centro Atlético Madeira Club. En ellas interviene José Goncalves De Castro, el Cónsul de Portugal en Barquisimeto.

  • 235 BN. Sección Publicaciones Oficiales. Gacetas Oficiales de la República de Venezuela, 1974-1983.

68Paralelo al crecimiento de la comunidad portuguesa, y su organización cada vez mayor, también se incrementa el número de portugueses naturalizados, tal y como se puede evidenciar en la cantidad creciente de apellidos lusitanos en las cartas de naturalización, publicadas en Gaceta Oficial235 y los actos de juramentación de los “nuevos” ciudadanos venezolanos que se celebran, año tras año, el día 12 de octubre. Esta tendencia de portugueses que adoptan la ciudadanía venezolana se observa en mayor número desde la década de los setenta, circunstancia en parte auspiciada por los sobrecargos de impuestos a los extranjeros en actividades comerciales en Venezuela, hasta principios de los años ochenta, en los cuales la tendencia comienza a disminuir notablemente.

  • 236 Confrontar con: Urbaneja, Diego Bautista. “La política venezolana desde 1958 hasta nuestros días”. (...)

69En este particular, como elemento significativo, el 18 de febrero de 1983, se produce en la Venezuela un hecho que traerá consigo relevantes repercusiones en los años posteriores: la depreciación de la moneda nacional, el bolívar, el cual pasa de Bs. 4.30 por cada dólar estadounidense a Bs. 7.40 por divisa norteamericana. Esto representa una devaluación de 74 %, lo que ha sido llamado en la histórica económica venezolana “el viernes negro”236. Consecuentemente, los efectos de tal diferencia cambiaria serán severos para la economía nacional, sobre todo si se considera el rasgo importador de la misma.

Celebración del 1° de julho de cada año

  • 237 Constitução da República Portuguesa. Abril 25, 1976. Artigo 6°, Estado Unitário. p. 2.

70Desde 1976, con la aprobación de la nueva Constitución Nacional Portuguesa, queda establecido lo siguiente: “os arquipélagos dos Açores e da Madeira constituem regiões autónomas dotadas de estatutos político-adminitrativos e de órgãos de governo próprio”237. De esta forma, la Autonomía de Madeira se conmemora el 1° de julio de cada año. Esta celebración, de carácter regional, se trasladó a Venezuela y a Barquisimeto, como parte de una vieja aspiración de la comunidad de emigrantes portugueses insulares que había demandado históricamente mayor espacio de independencia para la isla.

71En la ciudad de Barquisimeto y en especial el Centro Atlántico Madeira Club, se organiza la agenda y el programa. Los actos del día cuentan con la presencia del Consulado de Portugal y Centro Luso Larense. Los actos conmemorativos del Día de la Autonomía de Madeira incluyen una serie de eventos protocolares, religiosos, sociales y culturales, la ofrenda floral en la Plaza Bolívar, los oficios de una misa y el brindis.

72En 1986 visita la ciudad de Barquisimeto el Obispo de la Arquidiócesis de Funchal, monseñor Teodoro de Farías, quien participa en los actos programados por el club Madeira, en aniversario de la autonomía de la isla.

Imagen 17. Actividades con motivo del 1° de julho, 1986.

El Impulso. Julio 5, 1986. Página C- 4.

  • 238 Pérez, Carlos Andrés. El quehacer y la historia: textos doctrinarios y la memoria de una vivencia. (...)

73Una muestra de acercamiento, a inicios de los setenta, está en las gestiones de Nicolás Perazzo, Embajador de Venezuela en Portugal, quien promovió la erección de la estatua de Simón Bolívar en Lisboa, Portugal (1971). Asimismo, con los cambios políticos de vive Portugal, en los años setenta, a raíz de la llamada Revolución de los Claveles, el 25 de abril de 1974, toda la comunidad lusitana en Barquisimeto y Venezuela siguen de cerca los pormenores de los acontecimientos, la extinción del Estado Novo, las guerras coloniales y la apertura democrática brinda esperanzas a algunos antiguos inmigrantes de volver a Portugal. También, por estos años, el 29 de noviembre de 1976, se realiza la primera visita oficial de un Jefe de Estado venezolano a Portugal. Carlos Andrés Pérez, entonces Presidente, dice: “llego con el mensaje de un país tradicionalmente amigo”238, en referencia a las relaciones lusovenezolanas a lo largo del tiempo, a la vez que participa en un banquete que ofreció el Presidente de Portugal, el General Ramalho Eanes.

La inmigración portuguesa a Venezuela en la literatura lusitana y venezolana (1970-2005)

  • 239 Gouveia, Horácio Bento de. En Contos Madeirenses. 2005. pp. 65-94.

74La literatura portuguesa ha retratado de manera creativa y realista las vicisitudes de la emigración portuguesa a lo largo del tiempo. Este había sido un tema presente en varias publicaciones literarias durante el siglo XX. En el caso particular de los emigrantes lusitanos a Venezuela destaca la novela Ana María239, 1972, de Horácio Bento de Gouveia (1901-1983). La obra retrata al prototipo del emigrante madeirense, en el personaje de José Rodrigues, de origen campesino, con ambiciones de superación; llega a Venezuela en los años cincuenta.

75Se tratan también las diversas realidades que afrontan los inmigrantes: por un lado, la pobreza rural, la estrechez y las limitaciones económicas que viven en los campos de Madeira; y por el otro, la Venezuela pujante económicamente de los años cincuenta, con autopistas, avenidas, automóviles de último modelo; y luego, aparece la realidad de volver a Madeira, con los anhelos de mostrar a los conocidos y parientes – dejados atrás antes de emigrar– la fortuna y el provecho que han hecho con los años de trabajo en tierras venezolanas, procurando lucir mejores ropas y un auto, como sinónimo del éxito alcanzado; en este sentido, la literatura tiene la licencia de explorar y adentrarse en el mundo psicológico de los personajes, en este caso, de los emigrantes madeirenses, su origen rural y humilde, sus aspiraciones y anhelos por un “futuro melhor”, permitiendo la posibilidad de adentrarse en el complejo mundo de valores y sentimientos contrapuestos (el del lugar que dejan atrás y el del país que los recibe).

  • 240 González León, Adriano. País Portátil. 2009. p. 42.

76Por otra parte, hay un reflejo de la presencia de la inmigración portuguesa en Venezuela, como lo retrata en su novela País Portátil, de 1968, el escritor trujillano Adriano González León (1931-2008). Al preguntarle por una dirección, un portugués responde: “… <<Edificcciu Unión… Lu más cerca es pur aquí mismu… >>”240, lo cual revela la interrelación de los inmigrantes lusitanos en las principales ciudades venezolanas –y su contacto de castellano entre cortado– con la población criolla.

  • 241 Consultado en la página web de la Academia Venezolana de la Lengua (AVL), sección Individuos de Núm (...)
  • 242 “Isla Rizaro”, en: Marta Sosa, Joaquín. Los Barcos de la Memoria. Poesía completa 1964- 2005. 2005. (...)

77Otro caso relevante de expresiones literarias sobre el proceso migratorio portugués hacia Venezuela lo constituye el realizado por el venezolano descendiente de portugueses Joaquín Marta Sosa. Nacido en Nogueira241, Portugal, en 1940, llegado con 6 años a Caracas, en su obra Los Barcos de la Memoria, Marta Sosa recoge a través de sus poemas las expresiones e impresiones que se cargan en la mente de los inmigrantes y sus descendientes en torno a la travesía, el viaje a los recuerdos, el dejar todo atrás; las emociones diversas, marcadas por las vivencias en las embarcaciones y el movimiento. En uno de sus versos, Marta Sosa242, dice:

este barco en el mar
mujeres, hombres, niños
con alimentos, gallinas, ropas
un viaje sin confines
el amor verdadero borroso en el horizonte un barco
rosa extraviada
voces masticadas por todas las palabras abrazos definitivos
prohibidos
sólo este barco en el mar
lleno de gente, vacío,
sin otra propiedad
que ser la gente de ese barco
solo, único,
inexistente

78En estas palabras con forma poética Marta Sosa recrea una experiencia posible, cercana para muchos inmigrantes portugueses embarcados hacia Venezuela, hombres, mujeres y niños que se encontraban navegando durante días por el Atlántico, con pocas pertenencias personales, cargados con las imágenes del país que dejaban. Las líneas que ofrece el poeta venezolano, quizá autobiográficas, puesto que de niño viajó desde Portugal hasta las tierras criollas, permiten explorar y ahondar en el imaginario existencial del emigrante lusitano.

  • 243 “Los portugueses”, en: Uslar Pietri, Arturo. El Globo de Colores. 1975. p. 131.

79De igual forma, la relación de Portugal y Venezuela traspasa las cercanas relaciones migratorias: al tener expresiones humanas, plasmadas en la literatura, como licencia de entendimiento del país y su idiosincrasia, Uslar Pietri243 reflexionaba sobre la naturaleza de los portugueses:

[…] con sus estatuas yacentes, están las tumbas de Vasco de Gama y de Camoens. La gran memoria del navegante y la gran memoria del poeta que cantó al navegante. Los hombres que perfeccionaron una lengua y un destino para una raza. Son como las figuras tutelares de la nacionalidad portuguesa y el compendio del genio de este pueblo sereno y laborioso. Realizar grandes hazañas en el mar tenebroso para sacar a luz las lejanas tierras desconocidas, y después saberlas cantar en versos de una belleza inmarchitable. La historia se hace materia literaria, y las bellas palabras se hacen historia.

80Uslar Pietri, en el párrafo anterior refleja lo que según su criterio son dos de los elementos relevantes de la historia de Portugal como pueblo y nación, la navegación y la lengua portuguesa, representadas por Vasco de Gama y Luis de Camões, hombres del siglo XVI que contribuyeron a moldear los rasgos de sus connacionales. Con esto el pensador venezolano intenta aproximarse a la esencia cultural portuguesa a través de sus más destacados exploradores (dentro de otros, igualmente, con méritos), particularmente el autor de Las Luísidas, cuyo día se festeja también el día de Portugal, el 10 de junio.

  • 244 Morón, Guillermo. “Los portugueses en Venezuela”. Boletín de la Academia Nacional de la Historia. N (...)

81Por otra parte es notoria la preocupación de varios intelectuales venezolanos hacia este pequeño país del extremo occidental de Europa. Así como el propio Uslar Pietri, el historiador larense Guillermo Morón244 y anteriormente Acosta Saignes, desde perspectivas distintas, han mostrado interés por conocer más sobre la nación de procedencia de los centenares y miles de lusitanos que llegaban a Venezuela. Se trata de la inquietud por saber más de este pueblo que llegaba a desempeñar diferentes tareas de trabajo y oficios modestos en comunidades populares de las principales ciudades de Venezuela, como Barquisimeto.

Expresiones folklóricas de los portugueses en Barquisimeto (1978-1990)

82La conservación de las tradiciones y el folklore portugués ha sido una de las preocupaciones de la comunidad lusitana asentada en la ciudad de los crepúsculos. Desde tempranas fechas, después de la organización de la comunidad, en los años sesenta comienzan las primeras angustias por preservar las costumbres de la patria lusa. Es de allí que con el pasar de los años las iniciativas se van concretando y materializando a través de los centros sociales, asumidos como los espacios de auspicio para el desarrollo de estas actividades.

83En el Centro Luso Larense se funda, en los años ochenta, el Grupo Folklórico Pérola do Atlántico. Se conforma con algunos inmigrantes y sus descendientes. Dedicados a la práctica de bailes, coreografías, música y cantos portugueses, ensayan e interpretan distintas manifestaciones tradicionales. El grupo folklórico ofrece presentaciones durante el 10 de junio y el 5 de julio, día de la firma del Acta de la Independencia venezolana, entre otras fechas festivas. Inclusive, llegan a presentarse en otros escenarios nacionales).

84Dentro de los trajes típicos utilizados en las representaciones folklóricas tradicionales se encuentra la vestimenta femenina típicamente portuguesa, es decir, el traje de labradora, o campesina lusitana; los varones, por su parte, visten sombrero, camisa de lino, chaleco de lana, pantalones de paño, chaquetilla corta con alamares e hileras de botones en las mandas, medias de lino, botas o zapatos blancos, faja negra o azul en la cintura.

Imagen 18. Grupo Folklórico del Centro Luso Larense, 1986.

El Impulso. Julio 5, 1986.

Expresiones musicales portuguesas en Barquisimeto: el fado (1970-1990)

  • 245 Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua. 2001. (http://buscon.rae.es/draeI/)
  • 246 Confrontar con: Caufriez, Anne. “Guitare portuguaise et fado”. Anuario Musical: Revista de Musicolo (...)

85El fado constituye uno de los estilos musicales tradicionales de Portugal. Etimológicamente, la palabra fado proviene del latín fatum245, análoga de destino. El fado246 es una expresión musical que tiene generalmente como temas de inspiración los momentos difíciles de la vida: el desamor, la melancolía, la tristeza, la nostalgia, la fatalidad, entre otros. Sus canciones son comúnmente interpretadas por una sola voz, de hombre o mujer, acompañados de una guitarra clásica, la guitarra portuguesa. Sus orígenes son modestos, desde mediados y finales del siglo XIX, en los barrios de Lisboa, desde donde se extendieron popularmente al resto de Portugal, ganando influencia.

86El espacio radiofónico permitió la difusión dentro de la comunidad portuguesa en la región de escuchar fado y música portuguesa, recordar la vieja patria, ahogar saudades, nostalgias calmadas con las melodías de la guitarra y posiblemente con la voz de Amália Rodrigues (1920-1999), virtuosa interprete de fado, con merecida fama y larga trayectoria, conocida como la Reina del fado. En los años setenta aparecen diversos programas de radio: Panorama Portugués, conducido por Silvio Oliveira en Radio Melodía, en el aire hasta mitad de los años ochenta; también, hacia 1986, João Correia fundó y condujo Portugal en Fiesta, en Radio Barquisimeto, en el cual se trasmitía música portuguesa, tradicional y contemporánea, noticias deportivas de Portugal y Venezuela. Dicho programa se trasmitía los días sábados y domingos durante 3 horas. Se mantuvo al aire, luego en la Radio Cima 94, hasta el 2006.

87Asimismo, probablemente, una tarde domingo, reunidos varios inmigrantes lusitanos, llegados a Venezuela, ya maduros en edad, se sentaban a intercambiar impresiones de la vida cotidiana, acompañados de una pieza de la Reina del fado, mientras pasa el tiempo, y los hijos lusovenezolanos crecen.

Expresiones gastronómicas portuguesas en Barquisimeto (1970-1990)

88La cocina barquisimetana había estado tradicionalmente basada en hervidos de chivo preparado de diferentes maneras: sueros (algunos picantes), quesos, natillas, carnes de res y cerdo, caraotas negras.

89Bajo las influencias hispánicas, así como las contribuciones caroreñas y tocuyanas a la mesa crepuscular, cuyo consumo de pescado es escaso, en la interrelación de los inmigrantes portugueses se presentan adaptaciones de platos y se diversifican los gustos, a la vez que se incorporan nuevos productos de forma extendida: mayor consumo de pescados, sardinas, atún, bacalao, pan salado de trigo. Todo esto vino a nutrir y ampliar el paladar barquisimetano.

90Los portugueses se adaptaron a la comida venezolana, al fusionar e integrar en muchas ocasiones con productos criollos sus recetas familiares. Las comidas típicas servidas en las reuniones –las celebraciones, los brindis y los eventos sociales de la comunidad portuguesa en Barquisimeto– han sido las siguientes: caldo verde, papa con chorizo, sopa de repollo (tomada de entrada al plato principal); açorda (sopa con ajo y pan); bacalao (preparado de diversas formas); espetada (carne de res asada en pinchos); cocido portugués (combinación de vegetales, legumbres, con carnes de ternera y cerdo); y cerdo asado, todos estos platos acompañados de bolo do caco (pan).

91Entre los postres lusitanos en Barquisimeto sobresale la torta bolo de mel, la torta negra, las broas de mel (galletas de miel). Dentro de las bebidas que acompañan las comidas portuguesas barquisimetanas destaca el vino tinto, el blanco, la sangría y también el popular poncha (aguardiente con miel).

  • 247 Lovera, José Rafael. Historia de los alimentos en Venezuela. 1988. p. 175.

92Asimismo, varios de los alimentos básicos de la cocina portuguesa han sido ampliamente asimilados por la gastronomía venezolana: el pan, el perejil, el aceite de oliva (la marca Gallo, singularmente). Sobre el primer elemento mencionado, es decir, el consumo de trigo, analiza José Rafael Lovera247:

En materia de consumo de cereales, el maíz, que había venido predominando en el ámbito nacional desde la Conquista, fue desplazado, entre 1950 y 1960, por el trigo, cuya harina fue importada cada vez en mayores magnitudes. A partir de los años 60 aparecen indicios inequívocos de los cambios que venía sufriendo la dieta del venezolano.

93Como lo señala Lovera, de la mano del proceso de crecimiento de la población urbana en Venezuela, cambian los hábitos alimenticios de los venezolanos: el maíz va siendo desplazado por el trigo como el primer cereal de consumo en las principales ciudades de la nación, dentro ellas Barquisimeto, con lo cual aumenta el número de panaderías en las urbes, para así vender todas las variedades de panes. En dicho ramo los inmigrantes portugueses tienen participación notable, en la expansión de estos centros de producción y ventas de panes.

  • 248 Para el año 1981 el incremento de consumo promedio de pan de trigo por habitante en Venezuela se es (...)

94El pan, desde los años sesenta en adelante, ha ganado mayores espacios en las mesas criollas ante la tradicional arepa, puesto que esta requería mayor tiempo para su elaboración (desgranar la mazorca de maíz, hervir el grano, molerlo, amasar, dar la forma redondea a la arepa, cocerla en el budare y luego en girasador, generalmente a leña o kerosén en los hogares modestos), mientras que el pan de trigo, ya utilizado en la región andina venezolana, se podía adquirir en una panadería cercana y consumir acompañado del planto principal. Esto sobre todo tuvo mayor impacto en una sociedad cambiante, al quedar menos tiempo que dedicar a la cocina, puesto que ahora tanto hombres como mujeres debían salir a trabajar; de modo que el consumo de pan en Barquisimeto y Venezuela ha ido en aumento248 desde los setenta, apoyado en la rapidez de adquisición, el precio accesible, la variedad de formas y sabores (pan francés, campesino, canilla, entre otros) y su versatilidad como acompañante en la mesa.

95El consumo de perejil –petroselinum sativum, planta herbácea– para aderezar distintos platos y recetas también representa un aporte introducido por la cocina portuguesa. Claro está, no se trata de un producto desconocido para la Venezuela del siglo XX, pero su uso se hace más extendido desde mediados de esta centuria. El perejil se fue haciendo cada vez más común en mojos, mojitos, guasacacas, presentación de platos, entre otros.

  • 249 Cartay, Rafael. Aportes de los inmigrantes a la conformación del régimen alimentario venezolano en (...)

96Por otro lado, también el aceite de oliva producido en Portugal, singularmente asociado a la marca Gallo, se ha extendido en la población barquisimetana –y en otras de Venezuela– como acompañante y aderezo de variados platos: ensaladas, sopas, arroz a la marinera; en ocasiones simplemente consumido con pan de trigo jamón, queso, salchichón, o incluso empleado en la preparación de jarabes para toz y otros remedios caseros; las personas suelen pedirlo –o llamarlo– sencillamente “Gallo”, para hacer alusión al aceite de oliva propiamente dicho. En este sentido, sobre la impresión causada por los inmigrantes portugueses y sus aportes gastronómicos, Rafael Cartay249 señala lo siguiente:

Aparte de la imagen excesiva, aunque verdadera en algunos casos, que veía a todos los inmigrantes consumiendo una barra de pan con mortadela, acompañada de una Pepsi Cola como bebida y un cambur como postre, consecuencia del fuerte espíritu de ahorro de una comunidad pobre y desesperada que emigra en busca de mejores condiciones de vida, lo cierto es que esos inmigrantes hicieron una gran contribución a la alimentación del pueblo venezolano, ampliándola, diversificándola, enriqueciéndola. […] Los portugueses, en sus panaderías nos fueron enseñando a apreciar aún más las distintas posibilidades de preparar y presentar el pan salado de trigo, que fue durante mucho tiempo, y aún sigue siendo, uno de los alimentos urbanos por excelencia.

97En este sentido, tal y como lo expresa Cartay, deben distinguirse dos aspectos relevantes: el primero, la impresión hasta cierto punto estereotipada en el imaginario popular venezolano del inmigrante europeo pobre, con rígidas autolimitaciones en su dieta de jornada de trabajo, que dedicaba su esfuerzo al ahorro monetario; y el segundo, la asociación de los lusitanos con las panaderías y el expendio de pan salado de trigo, un alimento presente en la imagen que retrata el imaginario criollo, pero también en su extendida contribución a masificar el consumo de pan en casi toda Venezuela, convirtiendo este alimento en un complemento alternativo a la arepa; e incluso en las principales ciudades de la nación, como Barquisimeto, llega a hacerse más común en las mesas del día a día.

Expresiones Deportivas de los portugueses de Barquisimeto (1970- 1990)

98Los portugueses se interesaron en diferentes actividades deportivas: la Escudería Portuguesa, en el automovilismo nacional; la União Ciclista Portugal, fundada en febrero de 1948, compitió en la vuelta a Venezuela y en varios eventos internacionales; también, en el ámbito futbolístico, figuran los siguientes equipos: Deportivo Portugués, Real Sport, Club Sport Marítimo, de trayectoria en el fútbol profesional venezolano de Primera División (1958-1982). Otros portugueses y descendientes lusitanos han practicado otras disciplinas: lucha grecorromana, halterofilia, atletismo, entre otros. En cambio, en Barquisimeto, las condiciones eran otras –tanto de preparación técnica como de organización empresarial– para poder participar en liga profesional de Venezuela.

  • 250 Caires, José Rodrigues de. “Viné de polisón”. Entrevista realizada por F.J. Ramos-Rodríguez el día  (...)

99Un inmigrante luso recuerda250: “me gustaba ver el futbol, lo veía con algunos amigos portugueses, al Lara Fútbol Club cuando fue campeón de Venezuela, íbamos a Caracas y Valencia, y lo acompañábamos, en los años 63, 64… 66”. De este testimonio se evidencia una de las mayores pasiones deportivas de los inmigrantes portugueses, como lo es el fútbol. Ya en los años sesenta, por ejemplo, algunos lusitanos radicados en Barquisimeto asistían a los partidos del Lara F.C. de primera división profesional, e incluso acompañaban al equipo en sus encuentros en otras ciudades.

  • 251 Lara Fútbol Club fue fundado en 1965, participó en la Primera División (profesional) entre 1965 y 1 (...)

100En el año 1965 el Lara251 F.C. debuto en la Primera División y consiguió el título de Campeón y fue el primer conjunto del interior del país en lograr para la fecha tal cosa. Entonces, ya desde la década de los setenta se organizan diversos torneos de futbol (varios durante un mismo año). Estos encuentros futbolísticos se realizan de manera espontanea. Los equipos se conforman de acuerdo con las regiones de origen en Portugal y Madeira. Motivados por el entusiasmo de una comunidad que crece durante estos años, son torneos amateur, sin regularidad, ni organización profesional. Los partidos se desarrollan en la cancha de futbol cercana a la Avenida Pedro León Torres (en el actual centro metropolitano Javier), en el Estadio Farid Richa y en la cancha de fútbol de la Mueblería Portuguesa (en la vía hacia Acarigua).

101Especialmente el fútbol adquirirá un espacio de recreo y esparcimiento deportivo para los inmigrantes lusitanos. Esta práctica tendrá sus propios rasgos característicos: la conformación de los equipos no representaba un orden regular, eran más bien “caimaneras”, es decir, grupos de hombres de distintas edades, pesos y condición física, provenientes de diversas regiones de Portugal, la mayoría de Madeira. Los uniformes eran patrocinados por ellos mismos, con la ayuda y colaboración de todos, así como de sus familiares, con un arbitraje y unas reglas generales flexibles, adaptadas a las particularidades de cada partido y torneo. Igualmente, de acuerdo a las condiciones del día y el número de jugadores presentes, los encuentros podían pasar de fútbol de campo a futbolito.

102Además, con el paso de los años se iban incorporando inmigrantes de más reciente llegada a Barquisimeto, particularmente desde los sesenta hasta finales de los setenta; y los lusovenezolanos, animados por sus familiares, se sumaban a la práctica del fútbol amateur con algunos amigos venezolanos, aunque el deporte más popular en casi toda Venezuela seguía siendo el beisbol. En las celebraciones que se llevaban a cabo en los centros sociales, también se desarrollan otras actividades deportivas: bolas criollas, voleibol, dominó, juegos de mesa.

Los inmigrantes portugueses y la organización del sector panadero en Barquisimeto (1978-1984)

103Uno de los sectores comerciales en los que más se destacan los portugueses radicados en Barquisimeto –y también en Venezuela– ha sido en el de la conformación y la multiplicación de panaderías. Ya en los años cincuenta los lusitanos constituyen estos establecimientos en la urbe neosegoviana. Pasan a ser todo un centro de expendio del pan de trigo salado de acompañamiento para la dieta diaria de los barquisimetanos y un elemento distintivo de los procesos de urbanización y modernización que experimenta la ciudad.

104En este orden de ideas, de las panaderías “incipientes” de los cincuenta –en el centro de la ciudad crepuscular– se pasará en las décadas posteriores –sesenta y setenta– al acompañamiento de expansión y crecimiento urbano de Barquisimeto, a través de la fundación de panaderías en las comunidades y los barrios populares que iban creciendo. Esto quedó íntimamente asociado dentro del imaginario criollo al portugués humilde trabajador que vendía variedad de panes salados de trigo todos los días del año. Así, con el crecimiento del sector panadero en Barquisimeto, surgió la motivación de agruparse y mantener una representación formal que les permitirá defender sus intereses (obtención de materia prima de harina de trigo, precios, participación, entre otros).

  • 252 Consulta de informaciόn, disponible en: http://fevipan.org/fevipan.html

105De este modo, luego de diversas gestiones y reuniones se organizó el 28 de febrero de 1980 la Asociación de Industriales de Panaderías, Similares y Afines del Estado Lara (AIPASIEL). Esta agrupación reunía a más de cincuenta panaderías, de las cuales cuarenta y seis pertenecían a portugueses. Con esto se evidencia su amplia participación en el sector panadero en la región. También en el ámbito nacional se integró la Federación Venezolana de Pan (FEVIPAN). Su primer presidente entre 1980 y 1982 fue Domingo Nunes Terra, portugués radicado desde hacía años en Barquisimeto. Para el 2012 este ente representativo del sector panificador nacional integraba252 a 22 asociaciones legalmente constituidas en cada estado de Venezuela.

Notes

214 Consulta de información disponible en: http://lusolarense.com.ve/nosotros.php

215 Consulta de información disponible en: http://madeiraclublara.com/

216 Correia, João. “Por Madeira y su cultura”. Entrevista realizada por F.J. Ramos-Rodríguez, el día 11. II.2012.

217 Confrontar con: Rivero, Ángel. Nuestra Señora de Fátima y el nacionalismo del Estado Novo. Relaciones Internacionales: Revista académica cuatrismestre de publicación electrónica. 2008. 12 páginas.

218 AAB. Fe y Acción. N° 810. Octubre 8, de 1972. p. 3.

219 AAB. Fe y Acción. N° 893. Segunda Quincena de Septiembre, 1975. p. 4.

220 Tavares de Araujo, María Regina. Presencia de inmigrantes portugueses en el Estado Lara. 1945- 1983. Tesis doctoral [no publicada]. Tomo II. 2010. pp. 497-498.

221 AAB. Decreto del Arzobispo de Barquisimeto, Monseñor Dr. Críspulo Benítez Fonturvel, del 14 de Octubre de 1976.

222 AAB. Begni, Renzo. Arzobispado de Barquisimeto. 1982. p. 78.

223 AAB. Fe y Acción. Segunda Quincena de Enero, 1977. p. 5.

224 AAB. Arzobispado de Barquisimeto. Archivo de Sacerdotes. Assunção Jorge, João.

225 Consulta de ordenes conferedias por la Predicencia de Portugal a ciudadanos portugueses, Orden Infante Don Henrique. Disponible en: http://www.ordens.presidencia.pt/

226 Para estos años se encontraba vigente el Código Civil de 1942, el cual normaba la presentación en los registros civiles. Código Civil de los Estados Unidos de Venezuela, del 13 de Julio de 1942. Artículos 448, y 466. Partidas de Nacimiento. pp. 108, 114.

227 Marrufo Olivera, Dulce. La Comunidad Judía y su presencia en la vida económica, política, social y cultural de Coro. Tesis doctoral [no publicada]. 2002. p. 234.

228 Apellidos presentes en el área metropolitana de la ciudad de Barquisimeto. En CANTV. Páginas Amarillas. Centro Occidente 2007. Cojedes, Falcón, Lara, Portuguesa Yaracuy. Sección Residencial Barquisimeto. pp. 71-183.

229 Se firmó en Lisboa, el 12 de junio de 1985, el Acta de Adhesión de Portugal a la Comunidad Económica Europea, al ingresar como miembro el 1° de enero de 1986. Diario Oficial N° L 302 de 15 de noviembre de 1985. Disponible en: http://eurlex.europa.eu/es/treaties/.

230 Luiz Vas de Camões nació en 1524. Murió en Lisboa, el 10 de Junio de 1580. Autor de Os Luísiadas, poema épico portugués que fue publicado en 1572.

231 “Día Nacional de Portugal”. El Informador. Junio 10, 1982. Primera página.

232 El Impulso. Junio 10, 1985.

233 Autor de una variada y reconocida obra poética: Tempestade de Verão, Os Quatro Cantos do Tempo, Do Tempo ao Coração, Ode à Música, Os Ramos Os Remos, No Veio do Cristal, entre otras.

234 “Día de Portugal”. El Informador. Junio 10, 1990. Primera página.

235 BN. Sección Publicaciones Oficiales. Gacetas Oficiales de la República de Venezuela, 1974-1983.

236 Confrontar con: Urbaneja, Diego Bautista. “La política venezolana desde 1958 hasta nuestros días”. En: Temas de Formación Sociopolítica. 2007. pp. 68-69.

237 Constitução da República Portuguesa. Abril 25, 1976. Artigo 6°, Estado Unitário. p. 2.

238 Pérez, Carlos Andrés. El quehacer y la historia: textos doctrinarios y la memoria de una vivencia. 1988. p. 61

239 Gouveia, Horácio Bento de. En Contos Madeirenses. 2005. pp. 65-94.

240 González León, Adriano. País Portátil. 2009. p. 42.

241 Consultado en la página web de la Academia Venezolana de la Lengua (AVL), sección Individuos de Número. Disponible en: http://avelengua.org.ve/individuos-de-numero/dr-joaquin-marta-sosa/

242 “Isla Rizaro”, en: Marta Sosa, Joaquín. Los Barcos de la Memoria. Poesía completa 1964- 2005. 2005. p. 167.

243 “Los portugueses”, en: Uslar Pietri, Arturo. El Globo de Colores. 1975. p. 131.

244 Morón, Guillermo. “Los portugueses en Venezuela”. Boletín de la Academia Nacional de la Historia. N° 301. Volumen LXXVI. Enero-Marzo 1993. pp. 33-37.

245 Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua. 2001. (http://buscon.rae.es/draeI/)

246 Confrontar con: Caufriez, Anne. “Guitare portuguaise et fado”. Anuario Musical: Revista de Musicología del CSIC. 1998. pp. 247-256.

247 Lovera, José Rafael. Historia de los alimentos en Venezuela. 1988. p. 175.

248 Para el año 1981 el incremento de consumo promedio de pan de trigo por habitante en Venezuela se estima de 25kg/persona, p. 17. En: Abreu Olivero, Edgard y Elvira Ablan de Flórez. ¿Qué ha cambiado en Venezuela desde 1970 en cuanto a la disponibilidad de alimentos para el consumo humano? En Agroalimentaria. N° 19. Julio-Diciembre 2004. pp. 13-33.

249 Cartay, Rafael. Aportes de los inmigrantes a la conformación del régimen alimentario venezolano en el siglo XX. Agroalimentaria. N° 20. Enero-Junio 2005. p. 54.

250 Caires, José Rodrigues de. “Viné de polisón”. Entrevista realizada por F.J. Ramos-Rodríguez el día 20. III.2012.

251 Lara Fútbol Club fue fundado en 1965, participó en la Primera División (profesional) entre 1965 y 1971, fue Campeón de Venezuela en 1965 y representó a la nación en la Copa Libertadores de 1966.

252 Consulta de informaciόn, disponible en: http://fevipan.org/fevipan.html

Table des illustrations

URL http://books.openedition.org/ariadnaediciones/docannexe/image/8438/img-1.jpg
Fichier image/jpeg, 44k
URL http://books.openedition.org/ariadnaediciones/docannexe/image/8438/img-2.jpg
Fichier image/jpeg, 26k
URL http://books.openedition.org/ariadnaediciones/docannexe/image/8438/img-3.jpg
Fichier image/jpeg, 22k
URL http://books.openedition.org/ariadnaediciones/docannexe/image/8438/img-4.jpg
Fichier image/jpeg, 33k
URL http://books.openedition.org/ariadnaediciones/docannexe/image/8438/img-5.jpg
Fichier image/jpeg, 34k
URL http://books.openedition.org/ariadnaediciones/docannexe/image/8438/img-6.jpg
Fichier image/jpeg, 25k
URL http://books.openedition.org/ariadnaediciones/docannexe/image/8438/img-7.jpg
Fichier image/jpeg, 23k
URL http://books.openedition.org/ariadnaediciones/docannexe/image/8438/img-8.jpg
Fichier image/jpeg, 33k
URL http://books.openedition.org/ariadnaediciones/docannexe/image/8438/img-9.jpg
Fichier image/jpeg, 30k
Titre Cuadro 39. Población nacida en el exterior, residente en el Estado Lara y el Distrito Iribarren, según el Censo de 1981.
Crédits Fuente: XI Censo General de Población y Vivienda de 1981 Estado Lara. 1985. pp. 72, 74, 76, 79.
URL http://books.openedition.org/ariadnaediciones/docannexe/image/8438/img-10.jpg
Fichier image/jpeg, 18k
Titre Cuadro 40. Población nacida en el exterior, residente en el Estado Lara y el Distrito Iribarren, según Censo1990.
Crédits Fuente: XII Censo General de Población y Vivienda de 1990 Estado Lara. 1995. p. 27.
URL http://books.openedition.org/ariadnaediciones/docannexe/image/8438/img-11.jpg
Fichier image/jpeg, 23k
URL http://books.openedition.org/ariadnaediciones/docannexe/image/8438/img-12.jpg
Fichier image/jpeg, 51k
URL http://books.openedition.org/ariadnaediciones/docannexe/image/8438/img-13.jpg
Fichier image/jpeg, 22k
Titre Imágenes 14 y 15. Anuncio publicado en el diario El Impulso, junio 10, 1985.
URL http://books.openedition.org/ariadnaediciones/docannexe/image/8438/img-14.jpg
Fichier image/jpeg, 91k
URL http://books.openedition.org/ariadnaediciones/docannexe/image/8438/img-15.jpg
Fichier image/jpeg, 50k
URL http://books.openedition.org/ariadnaediciones/docannexe/image/8438/img-16.jpg
Fichier image/jpeg, 38k
URL http://books.openedition.org/ariadnaediciones/docannexe/image/8438/img-17.jpg
Fichier image/jpeg, 57k

Acheter

Rechercher dans OpenEdition Search

Vous allez être redirigé vers OpenEdition Search