Version classiqueVersion mobile

Travesía de la Esperanza

 | 
Froilán Ramos Rodríguez

Capítulo II. Contexto de la inmigración portuguesa: Portugal y Venezuela (1945-1958)

Texte intégral

1Venezuela ha representado históricamente una patria para los inmigrantes que buscan construir un porvenir provechoso. En particular, los portugueses han encontrado en Venezuela mucho más que una fuente de empleo. Han constituido familias, cuyos hijos nacen en el suelo venezolano. De manera tal que, una misma tierra es el encuentro de comunidades con estrechos lazos de hermandad, unidos por diversas características culturales a través de los recientes los dos últimos siglos.

Primeros contactos: los portugueses en la Tierra Firme (siglo XVI)

  • 67 Acosta Saignes, Miguel. Historia de los portugueses en Venezuela. Caracas: Librería Suma, 1977, p.  (...)

2Los portugueses asumieron variadas tareas desde el siglo XVI. En las empresas exploradoras de Alonso de Ojeda (1499-1502), por ejemplo, estuvo el piloto Juan Vizcaíno. También hubo presencia lusa en las expediciones de Diego de Ordás (1532) y las campañas colonizadoras de los alemanes Welzer (1528); en la sangrienta aventura de Lope de Aguirre (1560-1561), participaron Gómez de Silva, Manuel Báez, Gaspar Díaz67. Ya en el tercer viaje de Cristóbal Colón al nuevo continente, en octubre de 1498, cuando explora la costa de la actual Venezuela, borde la península de Paria y el río Orinoco, en su nave sirven portugueses.

  • 68 Oviedo y Baños, José de. Historia de la Conquista y Población de la Provincia de Venezuela. 2004. p (...)

3También un luso ejerció como Gobernador de Venezuela en 1542. Su nombre: Diego de Boica, “Comendador de la Orden de Cristo, hijo de padres portugueses, aunque nacido en Castilla, caballero de grandes prensas y singular expediente para cualquiera negocio; a quien la Audiencia de Santo Domingo, teniendo presente la calidad de su persona, confirmó después su empleo”, tal como lo describe José de Oviedo y Baños68; a escasas décadas de conquista de la tierra firme, un hijo de portugueses figura en medio de alemanes y españoles entre los primeros gobernantes de la provincia.

  • 69 Ibíd. p. 53.

4Una explicación probable para la presencia temprana de portugueses en la tierra firme, desde el mismo proceso de exploración y colonización de lo que sería Venezuela, podría estar en la marcha de portugueses sefarditas conversos al cristianismo; expulsados de Portugal por el rey Manuel I, muchos venían de Holanda y desde allí llegaron a las Antillas Neerlandesas en el Caribe, dada la proximidad de las islas a la costa norte de la América de Sur, quizá esto haya propiciado su traslado al continente. De igual manera, hay portugueses que figuran como fundadores de ciudades y también entre los primeros en recibir encomenderos, tal y como ocurrió en Barquisimeto durante el año 1552. En este sentido Acosta Saignes69 explica:

[…] la fundación de Guanare, realizada por Juan Fernández de León, un portugués […] había nacido en Portugal y habitó desde muy joven en Cádiz, por traslado de sus padres. En 1564 había llegado a Venezuela, con siete esclavos, amparados por las debidas licencias. Venía como inmigrante de la Casa de Contratación. […] anduvo en la fundación de Caracas, entre los 150 compañeros de Lozada. En 1572 casó con Violante de Barrios, venezolana, hija de Antonio de Barrios. Uno de los hijos de Juan Fernández de León en ese matrimonio, Simón, le acompañó en 1591 a la fundación de Guanare y una de las hijas de éste casó más tarde con D. Simón Bolívar. Así entre los antepasados del Libertador encontramos al portugués Juan Fernández de León.

  • 70 Confrontar con: Suárez, Ramón Darío. Genealogía del Libertador. 1983. 529 p.

5En el párrafo señalado más arriba se evidencia, no solo la temprana presencia portuguesa en tierras venezolanas, sino también la influencia y la importancia que han tenido los lusitanos en la formación de la tierra firme en la Venezuela de siglos posteriores, desde su participación en la fundación de ciudades, actividades económicas, hasta la existencia genética de sangre portuguesa en Simón Bolívar70, El Libertador.

  • 71 Nectario M., Hermano. Juan Fernández de León, Fundador de Guanare. 1971. pp. 33, 36, 40.

6De acuerdo con el Hermano Nectario María, el Capitán poblador Juan Fernández de León –João Fernandes de Leão e Pacheco– funda la ciudad del “Espíritu Santo del Valle de San Juan de Guanaguanare”, el 3 de noviembre de 1591. Entre dichos fundadores se encontraban71:

Domingo de Mederos, portugués, nombrado Alcalde ordinario de la ciudad, y sus hijos Blas y Diego de Mederos.
Pedro Gómez de Acosta, portugués, escribano.
Blas Rodríguez Casco, portugués, Alcalde.
Manuel Rodríguez, portugués, Procurador General.
Diego Díaz Sardo, portugués.
Melchor Luis, portugués.

  • 72 Ibíd. p. 61.

7Lo anterior concuerda y reafirma lo expuesto por Acosta Saignes. Si un río llanero lleva el nombre de “Portuguesa” –como lo hace notar el historiador72– y si además existe un estado venezolano con el mismo nombre, entonces, estamos ante lo que anota el estudioso oriundo de Aragua: “el testimonio de la intensa intervención de los portugueses en la formación de Venezuela”.

8En este orden de ideas es también notorio que la denominación de un río que le ha dado nombre a una región, viene dada por sus fundadores portugueses, dado que pudo haberse ahogado en sus aguas una joven de este gentilicio. Más adelante, se decreta la creación de la Provincia de Portuguesa, el 10 de abril de 1851, por resolución del Congreso Nacional, durante la presidencia de José Gregorio Monagas (1851-1855), que luego se convertiría en el Estado Portuguesa, el 1° de septiembre de 1866. De manera que no solo la presencia lusitana ha sido continua en Venezuela, sino que también nombres alusivos a su contacto han permanecido en la nación.

  • 73 Archivo del Libertador. (Documento digitalizado). Disponible en: http://libertador.bolivarium.usb.v (...)
  • 74 Archivo del Libertador. (Documento digitalizado). Disponible en: http://libertador.bolivarium.usb.v (...)

9La presencia portuguesa en la tierra firme fue en ocasiones también ilícita, tal como lo denuncia Fray Miguel de Olivares73, Prefecto de las Misiones de Capuchinos de Venezuela, en carta que dirige al Gobernador y Capitán General de la Provincia, Gabriel de Zuloaga, el 2 de septiembre de 1740, en la que expone la presencia de portugueses instalados en las cercanías del río de Arauca. También se puede observar, al médico de origen portugués, Juan Maestre74, residente en Maracay, emitiendo un reclamo al Gobernador y Capitán General de la Provincia de Venezuela, Pedro Carbonell Pinto Vigo y Correa, el 11 de diciembre de 1798, de modo que la presencia lusitana había estado constante durante la colonia.

  • 75 Sobre José Tomás Machaco, en: Machado Rivero, Eduardo. Portugal y Venezuela. 1966. 7 p.

10Durante la gesta independentista de Venezuela, el esfuerzo portugués participó en ella con el oficial marino José Tomás Díaz Machado75 (también llamado José Tomás Machado), nacido en Angostura, actual Ciudad Bolívar, en 1788, hijo del maestre de navío portugués José Díaz Machado y de la guayanesa Petronila Afanador y Salas. Se incorpora en 1810 a la causa patriota, participa en la pequeña marina republicana y en varios combates relevantes contra los realistas en 1812; luego, pasa cuatro años en prisión y al salir se reincorpora como diputado por la Provincia de Guayana al Congreso de Angostura de 1919, firma la Ley Fundamental de la República de Colombia (17. XII.1819). Más adelante ejerció en tres oportunidades como gobernador de Guayana (1845, 1849, 1853). Sus restos reposan en el Panteón Nacional desde el mes de diciembre de 1942.

Un inicio diplomático, Portugal y Venezuela (1856)

11En 1822 se inicia el contacto diplomático entre el reino de Portugal y la República de Colombia con un intercambio de notas entre Francisco Antonio Zea (1766-1822) y el Secretario de Relaciones Exteriores, Silvestre Pinheiro Ferreira (1769-1846), siendo el primer reconocimiento de Colombia, la Grande, por un gobierno europeo. Sin embargo, la cercana independencia de Brasil, sumado a los inconvenientes del viaje y el asiento de sus agentes, dificultaron el establecimiento de representantes formales, quedado inauguradas las relaciones, pero sin delegados de ambos gobiernos.

  • 76 El establecimiento de estas representaciones diplomáticas en el ámbito de los consulados ha sido re (...)

12Posteriormente, en 1856, se establece el Consulado76 de Portugal en Ciudad Bolívar, puerto fluvial importante para el Sur y el Oriente de la nación, representado por el ciudadano francés Eugéne Thirion. Más adelante, el 10 de junio de 1866, se establece el Consulado General de Portugal en Puerto Cabello, representado por Rafael Calzadilla; el 14 de septiembre de 1877, un Vice-Consulado en La Guaira; el 6 de agosto de 1880, existía en Caracas un vicecónsul, de nombre Pablo Mawdsley. En este sentido, se hace notoria la importancia económica que constituyen los principales puertos venezolanos, del Centro y el Norte, así como el Sur y el Este, por medio de los cuales transitan mercancías relevantes.

  • 77 Informe al Congreso de 1858 sobre el Estado de las Relaciones Exteriores, Inmigración é Instrucción (...)
  • 78 Memoria del Ministro de Relaciones Exteriores de los Estados Unidos de Venezuela a la Legislatura N (...)

13Para 1858, Venezuela cuenta con un Cónsul en Lisboa77, José Luis Pereira Crespo, quien se encontraba en funciones desde 1856, como lo señala el secretario Jacinto Gutiérrez en la memoria que presenta ese año al Congreso. En 1868 se encuentra el señor J.H. Andressen como Cónsul de Venezuela en Oporto, Portugal y el señor R. C. Calzadilla, Cónsul General de Portugal en Maracaibo. De esta manera lo asevera el ministro Guillermo Tell Villegas78 en la exposición que presenta al cuerpo legislativo. Esto en lo referido al contacto en el ámbito consular que se teje entre Venezuela y Portugal.

Portugal: el origen de un pueblo navegante

  • 79 Los romanos habían llamado Lusitanía a la región, debido a la tribu que la habitaba los lusitanos. (...)
  • 80 Confrontar con: Alves, Adalberto. Portugal. Ecos de um passado árabe. 1999. 60 p.

14Portugal79 es un país europeo que se encuentra al extremo occidental del continente. El espacio geográfico que constituye el territorio portugués se ubica al Oeste de Europa, en el extremo occidental de la Península Ibérica. La capital es Lisboa. Portugal ha experimentado un largo proceso histórico que la ha constituido como pueblo y nación, siendo habitado su espacio por lusitanos, luego conquistada y colonizada por los romanos (siglos I a.C. al V), los visigodos (VI-VII), los musulmanes80 (VIII), proclamando su autonomía como Condado (IX-XI), Reino (1249-1910) y República (1910).

Aspectos geográficos de Portugal

15Portugal Continental posee una superficie de 327.667 km2, las Islas Azores 953.633 km2, el Archipiélago de Madeira 446.108 km2, lo que representa una total de 1.727.408 km2.

  • 81 Madeira, en portugués “madera”, fue explorada y colonizada por los portugueses Tristão Vaz Teixeira (...)

16El archipiélago madeirense es de origen volcánico, se encuentra en el Océano Atlántico y comprende las islas de Madeira, Porto Santo, Desertas e Selvagens. La isla de Madeira81 posee una configuración alargada, aproximadamente, 50 km de largo por 23 km de ancho, un relieve montañoso, exuberante y verde vegetación. La capital de Madeira es Funchal.

  • 82 Confrontar con: Albuquerque, Luis de. Historia de la navegación portuguesa. 1991. 290 p.

17Con la expedición dirigida por Álvares Cabral a la costa Sur del Nuevo Mundo, en 1500, Portugal82 funda un vasto imperio colonial en Brasil, lo cual abre su crecimiento y dependencia económica a los productos de Ultramar. También esto contribuirá al desarrollo de sus dos principales ciudades: Lisboa –puerto-capital, metrópoli imperial– y Porto, centro industrial y naval.

Primera República Portuguesa (1910-1926)

18Dentro de la primera mitad del siglo XX, Portugal experimenta dos procesos históricos relevantes que transforman su realidad política, económica, social y militar. El primer período, comprendido entre 1910 y 1926 –coincidente con la formación de la Primera República– y el segundo – entre 1926-1974– marcado por el Estado Novo.

19A inicios de la centuria vigésima, el Reino de Portugal experimenta una serie de cambios que estremecen los cimientos de la monarquía constitucional: el fortalecimiento del partido republicano desde 1890, el asesinato del rey Carlos I y su hijo heredero –Luis Felipe, el 1° de febrero de 1908– conllevarán al debilitamiento de la monarquía, mientras que los ánimos por cambios políticos se agitan, motivando la Revolución del 5 de octubre de 1910, que destrona a Manuel II y proclama la República Portuguesa –en este momento solo existe dos naciones republicanas en Europa occidental, Francia y Suiza–, culminando así tres siglos de gobierno de la Casa de Bragança. Venezuela la reconoció el 23 febrero de 1911.

  • 83 Lei da Separação das Igrejas do Estado. Diário do Governo, N° 92, de 21 de Abril de 1911.
  • 84 La nueva bandera, de colores rojo y verde, izada oficialmente el 1° de diciembre de 1910, fue insti (...)
  • 85 A Portuguesa”, fue compuesta en 1890, letra de Henrique Lópes de Mendoça y música de Alfredo Keil, (...)

20A partir del 5 de octubre se conforma un gobierno provisional, presidido por el Dr. Teófilo Braga (1843-1924). En un lapso de poco más de diez meses, se realizan reformas importantes en el país, en lo que concierne a la legislación, así se separa el Estado83 y la Religión Católica, perdiendo así esta última su participación en la educación, cerrándose en conventos y hasta se registran expulsiones de algunas órdenes religiosas. También se eliminan los lazos con la estructura monárquica y se ordena la abolición de los títulos nobiliarios. Además, se institucionaliza una nueva bandera84, un nuevo himno nacional ( “A portuguesa85), una nueva moneda: el escudo portugués; se permite una mayor libertad de prensa, el derecho a la huelga, el divorcio, el reconocimiento de los hijos fuera de matrimonio, entre otros derechos.

  • 86 Constituição Política da República Portuguêsa. De 21 de agosto de 1911.

21La naciente república aprueba una nueva Constitución86 en 1911, adopta un sistema parlamentario y elige su primer presidente constitucional, Manuel de Arriaga (1840-1917). Sin embargo, durante estos años, la Primera República afronta dos escenas que dificultan su estabilidad: internamente, la polarización política incrementa la división entre los republicanos –agrupados en el Partido Republicano Portugués– y entre las fuerzas promonárquicas y las católicas, que mantienen la posibilidad de una guerra civil; externamente, existe el temor de una potencial invasión por parte de España, puesto que se había derrocado la monarquía. Este hipotético escenario de incursión española, así como la pérdida de sus colonias de Ultramar, permanecerá en las décadas sucesivas en la dirigencia política y militar portuguesa.

  • 87 López-Davalillo Larrea, Julio. Atlás histórico contemporáneo de España y Portugal. Madrid: Editoria (...)
  • 88 Livermore, Harold V. A new History of Portugal. 1976. p. 327.

22Por otra parte, en 1914, estalló la Primera Guerra Mundial (1914- 1918) en Europa, entre el sistema de alianzas de las principales potencias: por un lado, estaba Alemania, Austria-Hungría y el Imperio Otomano; y por el otro, Francia, Gran Bretaña y Rusia. Durante los dos primeros años de la contienda Portugal permaneció neutral. Sin embargo, el 9 de marzo de 1916 Alemania declaró la guerra a Portugal, tradicional aliado de Inglaterra, lo que decantó la entrada al conflicto del lado de los aliados87. Portugal se incorporó a la Gran Guerra, trasladando un Cuerpo Expedicionario a Francia, la Segunda División; también envió tropas a Angola y Mozambique, en África, fronterizas con los territorios coloniales alemanes. Al respecto, en el escenario europeo, Harold Livermore88 señala:

[…] On 9 April 1918 in Flanders the German Sixth Army Corps launched one of the heaviest attacks of the Ludendorff Offensive against the Portuguese Second Division, holding a front of some eight miles […] The front line troops suffered heavy losses in the battle of the Lys, but the situation was slowly stabilized.

23El efecto de la ofensiva alemana y de la misma guerra –que la clase política dirigente intentó hacer fungir como elemento unificador de la nacionalidad, y estabilizador de la República– tuvo un efecto contrario, dado que el envío de tropas a Francia y el número de bajas presentado fue un catalizador del descontento interno, mal visto por la prensa, todo lo anterior aunado al deterioro económico, se cernía como una sombra sobre la joven república. Luego de la guerra, Portugal obtuvo Kionga (nordeste de Mozambique), parte de la antigua África Oriental Alemana (Tanzania), por el Tratado de Versalles de 1919, también le dejaron –al final– la integridad de sus posesiones en África.

  • 89 Wheeler, Douglas y Walter Opello. Historical Dictionary of Portugal. 2010. p. 17.

24No obstante, la Gran Guerra acentuó la turbulencia política interna de Portugal, precipitando el cambio de gobierno en 1915, de Arriaga por Braga, luego de un golpe de Estado en 1917 y el posterior ascenso del militar y profesor Sidónio Pais (1872-1918) al poder político. Pais promovió la exaltación de la patria, así como la conformación de un partido único, lo cual repercutió en profundizar la inestabilidad política de Primera República. Finalmente, Pais fue asesinado en diciembre de 1918, y en enero de 1919 se proclamó la monarquía en el norte del país. Esto colocó a Portugal casi en un conflicto armado interno, que puedo ser sofocado. En este orden de ideas, Douglas Wheeler y Walter Opello89 señalan lo siguiente sobre la situación de la Primera República portuguesa:

[…] During a little under 16 years of the republic, there were 45 governments, a numbers of legislatures that did not complete normal terms, military coups, and only one president who completed his four-year term in office. Portuguese society was poorly prepared for this political experiment […]

  • 90 El Partido Republicano y el Partido Demócrata.

25Como lo expresan Wheeler y Opello, la Primera República representó un período de inestabilidad, como lo evidencian los numerosos cambios de presidentes, primeros ministros, parlamentos; 45 gobiernos en 16 años, intentos de golpe de Estado, entre otras contingencias. Con la elección del nuevo presidente, António José de Almeida (1866-1929), se pudo restituir un orden breve en la República, pero las tensiones políticas entre los principales partidos en confrontación90, los frecuentes cambios de gobiernos, ministros y parlamentos, habían deteriorado la imagen de las instituciones y su eficacia; de esta forma la fragilidad política se traslada al descontento social, militar y económico.

Cuadro 4. Presidentes y Jefes de Estado durante la Primera República portuguesa. 1910-1926.

Primera República portuguesa (1910-1926)

Tiempo

Origen-Cargo

Dr. Teófilo Braga

1910-1911

Escritor. Pte.
Provisional.

Dr. Manuel de Arriaga

1911-1915

Profesor. 1°
Presidente.

Dr. Teófilo Braga

Mayo-Agosto 1915

Escritor. 2°
Presidente.

Dr. Bernardino Machado

1915-1917

Profesor. 3°
Presidente.

Prof. Sidónio Pais

Abril-Diciembre
1918

Matemático. 4°
Presidente.

Contraalmirante Canto e
Castro

1918-1919

Militar. 5° Presidente.

Dr. António José de
Almeida

1919-1923

Médico. 6° Presidente.

Manuel Teixeira Gómes

1923-1925

Político. 7° Presidente.

Dr. Bernardino Machado

1925-1926

Profesor. 8°
Presidente.

Fuente: Wheeler, Douglas y Walter Opello. Historical Dictionary of Portugal. 2010.

26Como puede apreciarse en el número de gobernantes y el breve lapso de sus gestiones, la Primera República Portuguesa fue un período convulsionado, marcado por la inestabilidad política, los brotes de guerras civiles entre los republicanos y los monárquicos, la experimentación parlamentaria, la violencia entre los partidos políticos. Sumado a la incertidumbre y el forcejeo de las potencias principales, Gran Bretaña y Alemania, en medio de la Gran Guerra, esto degeneró en la participación de los militares en la política, por medio del golpe de Estado de 1926, tomando así el poder.

El Ejército y la República, 1926-1932

  • 91 Wheeler, Douglas L. Republican Portugal: A Political History, 1910-1926. 1978. p. 246.

27A raíz de la Primera Guerra Mundial, las Fuerzas Armadas Portuguesas habían quedado incomodas y descontentas con las autoridades de la Primera República, puesto que la contienda representaba una lucha entre las principales potencias europeas, más fuertes en lo económico y lo militar que Portugal. Dentro de este ámbito, el país no tenía nada que buscar. No obstante, sí genero un considerable número de bajas y poco entusiasmo en la opinión pública nacional. En este sentido, Douglas Wheeler91 explica:

[…] Historians usually divide this regimen’s history into two eras: the Military Dictatorship (1926-33) and the New State (1933-74), although this division is more schematic than real. The earlier era will be of chief concern here and it, in turn, may be divided into three phases: the regimen of the Young Lieutenants, 1926-28; the rise of Salazar and civilian authoritarianism, 1928-30 and, the birth of New State, 1930- 33.

28Para Wheeler, el proceso de conformación del Estado Novo en Portugal, conlleva una secuencia de fases: el régimen militar de 1926-1928, con los oficiales que toman el poder; seguido del ascenso del profesor Salazar, con su creciente influencia económica y política, para luego dar lugar al nacimiento del Estado Novo, entre 1930 y 1933, a través de una serie de instrumentos legales que concentran mayores poderes al Estado y facultades al Presidente del Consejo de Ministros.

  • 92 El general Miguel Primo de Rivera lideró un exitoso golpe de Estado que lo llevó a constituir un Di (...)

29Luego de la guerra se deben sofocar varios movimientos armados: uno en 1919 y otros dos intentos de golpe de Estado en 1925. Esto, sumado a la inestabilidad política interna, debido a la pugnacidad entre los partidos, motivada por el reciente éxito del golpe de Estado y la instauración en el poder del general Primo de Rivera, en España92 –a partir del año 1923– abría el compás para las ambiciones pretorianas dentro del ejército portugués. El 28 de mayo de 1926, el general Manuel Gómes da Costa (1863-1929) dirige un golpe de Estado que derroca a las autoridades constituidas, termina con la Primera República y suelta las anclas para la “Ditadura Nacional”.

  • 93 António de Oliveira Salazar (Vimieiro, Santa Comba Dão, Portugal, 28. IV. 1889–Lisboa, 27. VI.1970) (...)

30En julio de 1926 se designa como Presidente al General Óscar Carmona (1869-1951), quien afianza el poder político en las fuerzas armadas, pero los problemas económicos se mantienen y profundizan, presentándose un déficit en el presupuesto del Estado, una elevada inflación y la devaluación del escudo. El profesor António de Oliveira Salazar93 asumió en 1928 como ministro de Finanzas, en medio de la crítica situación económica que atravesaba el país. Salazar implementó una política de austeridad –con disciplina fiscal– y el control de cuentas de los presupuestos de los ministerios.

  • 94 El Acta Colonial del 8 de julio de 1930 instrumentaba la política portuguesa para sus colonias de u (...)

31A partir de 1930 se instauró la política portuguesa para sus posesiones africanas, a través del “Acta Colonial”94, la cual significó principalmente la defensa de las colonias de Mozambique y Angola, entre otras, como territorios de Ultramar de Portugal. Esto trajo consigo, y sobre todo a partir de 1961, una cada vez más pesada carga para los portugueses, en lo referido al desgaste moral y al material, sumado a la impopularidad creciente en la población por el hecho de ir a servir militarmente en aquellos lejanos horizontes de África, en los cuales posiblemente representase la muerte para muchos jóvenes.

El Estado Novo Portugués (1932-1958)

  • 95 Constitución Política de la República Portuguesa. 1933. p. 5. Disponible en: http://fama2.us.es/fde (...)

32Con la aprobación de una nueva Constitución nacional95, se abre el camino jurídico para el establecimiento del Estado Novo, ideado por el doctor Salazar. Esta nueva Carta Magna es aprobada en plebiscito el 19 de marzo de 1933, derogando el anterior texto constitucional. En el articulado se consagra lo siguiente:

Artículo 6.° — Incumbe al Estado:
1.° — Promover la unidad y establecer el orden jurídico de la Nación, definiendo y haciendo respetar los derechos y garantías impuestas por la moral, por la justicia o por la ley a favor de los individuos, de las familias, de las autarquías locales y de las otras personas colectivas, públicas o privadas;
2.° — Coordinar, impulsar y dirigir todas las actividades sociales, haciendo prevalecer una justa armonía de intereses, dentro de la legítima subordinación de lo particular a lo general;
3.° — Celar [sic] por la mejora de condiciones de las clases sociales menos favorecidas, impidiendo que estas caigan más bajo que el mínimo de existencia humanamente suficiente.

  • 96 Salazar ejerce como Presidente del Consejo de Ministros desde el 5 de julio de 1932 hasta el 27 de (...)
  • 97 A Obra do sr. dr. Oliveira Salazar es apreciada pelo <Times>”. Diário da Manhã. Marzo 4, 1933.
  • 98 Salazar, António de Oliveira. Discursos. Volumen I. p. 300.

33El nuevo texto constitucional sienta las bases jurídicas del Estado Novo, al concederle amplias facultades para legislar y gobernar, además de la potestad para intervenir cuando lo considere necesario. Esto en detrimento de las limitaciones de las libertades individuales y políticas de los ciudadanos. A partir de entonces serán cada vez más amplios los poderes concentrados en el Presidente del Consejo de Ministros96, ejercido en la persona del doctor Salazar, cuya figura –con la ayuda de los medios informativos del gobierno– se irá consolidando como la del estadista capaz de conducir al país. Tal situación, en sí, no era nueva, puesto que la sociedad portuguesa hasta cierto punto avalaba la autoridad y la estabilidad de Salazar, en contraposición a lo que se había vivido durante los años de la Primera República, sobre todo si se toma en cuenta su labor notable en el manejo de la cuentas públicas desde 1928. En otras palabras: Salazar97 solidificaba una posición como el hombre serio, inteligente y coherente de la nación. De hecho, el mismo Salazar98, el 13 de enero de 1934, expresó lo siguiente sobre la organización corporativa del Estado Novo:

… Quando a organização corporativa tenha sobre si o ordenamento da economia nacional e este seja auxiliado por uma certa estabilização das condições económicas no mundo; quando por toda a parte hajam desaparecido as restrições, a concorrência desleal, as variações monetárias intencionais e tendenciosas; quando no interior do País a economia estiver entregue aos que trabalham e se distinguir claramente entre trabalho e a especulação; quando sobre os interesses da produção discutirem lado a lado os grandes e os pequenos produtores e a massa operária organizada puder fazer a sua voz, então ver-se-á que o plutocrata não tem já lugar para si e para os seus negócios e não poderá fazer mais que gastar melhor ou pior o seu dinheiro. A organização nos seus diferentes ramos e aspectos terá libertado o trabalho do despotismo do dinheiro, e terá lavado o dinheiro a servir modestamente o trabalho.

  • 99 Solo una organización política era legal: União Nacional (fundada en 1930).
  • 100 Rosas, Fernando. “O salazarismo e o homem novo: ensaio sobre o Estado Novo e a questão do totalitar (...)

34Salazar concibe un modelo de estado autoritario99, nacionalista, conservador de las tradiciones y los valores portugueses. En función de ello justifica su fuerte presencia en casi todos los aspectos de la vida nacional e individual, con lo cual se consolida el poder de la nación sobre los ciudadanos, al otorgar amplias potestades al gobierno para legislar y actuar – cuando lo considere necesario– en la economía o cualquier otro asunto que afecte los intereses nacionales. Por su parte, Fernando Rosas100 analiza lo siguiente sobre el Estado Novo:

Mas no período áureo da afirmação do projecto ideológico totalizante do Estado Novo, nos anos 30 e 40, apesar das fissuras e nuances internas, o regime definira um discurso propagandístico claro, agressivo, fundamentador de uma « nova ordem », procedendo, para tal, quer à revisão purificadora e autolegitimadora da memória histórica, quer à fabricação de um conceito integrador e unificador de « cultura popular », de raiz nacional-etnográfica. O propósito era o de estabelecer uma ideia mítica de « essencialidade portuguesa », transtemporal e transclassista, que o Estado Novo reassumira ao encerrar o « século negro » do liberalismo e a partir da qual se tratava de « reeducar » os portugueses no quadro de uma nação regenerada e reencontrada consigo própria, com a sua essência eterna e com o seu destino providencial.

35El gobierno que edifica Salazar durante los años treinta perseguirá la consolidación de su poder como hombre de Estado, capaz de dirigir los destinos de la nación, basado en su prestigio intelectual y su solidez moral, así como la rectitud en el manejo de la administración pública, lo cual es alimentado desde los medios oficiales, a través de distintos métodos: la propaganda, la formación escolar de los jóvenes, que contribuirá a establecer la idea de una leit motiv, una razón natural, una luz manifiesta que involucra un nuevo orden para el engrandecimiento de Portugal, los portugueses, la patria, la nación. Todo ello repercute en el cada vez más poderoso Estado que vigila y controla a la sociedad.

  • 101 Reís Torga, Luíz. “O Estado Novo. Fascismo, Salazarismo e Europa”. En: Tengarrinha, José (Org.). Hi (...)
  • 102 Confrontar con: Ameal, João. Construção do Novo Estado. 1938. Ameal es considerado uno de los histo (...)

36Para Luíz Reís Torga101 los principales rasgos del Estado Novo son: “o Salazarismo, como os outros ‘fascismos’, manifesta em primeira linha um sistémico anticomunismo, e um não menos sistémico antiliberalismo e antidemocratismo”. Las bases ideológicas del Estado Novo102 están sustentadas sobre la base de la tradición católica, al contrario del comunismo ateo, el anarquismo, la democracia liberal, con el temor a la experiencia de la Primera República; la exaltación de los valores de la identidad nacional lusitana, el nacionalismo y el corporativismo con formas de acción autoritaria (control de la prensa).

  • 103 Birmingham, David. Historia de Portugal. 2005. p. 175.

37Asimismo, de acuerdo con la perspectiva de David Birmingham103, el mantenimiento del profesor Salazar en el poder, se debió a los siguientes factores:

[…] sus hábiles malabarismos [de Salazar] con los intereses del ejército, de la clase media urbana, de los monárquicos y de la iglesia. Lo grandes ideales que trataba de inculcar la propaganda del gobierno eran el patriotismo, el paternalismo y la prudencia. El patriotismo se concretaba con un rechazo a la república y a todos sus valores y a un nuevo entusiasmo ante el papel de Portugal como una de las <<grandes potencias>> en las colonias africanas. El paternalismo implicaba un respeto absoluto e incondicional a la autoridad y a todos sus representantes, incluyendo a la iglesia católica reintegrada. Prudencia, frugalidad y fortaleza se consideraban virtudes convenientes para los obreros y campesinos […]

  • 104 Se crearon en 1936 organizaciones oficiales para la formación y la promoción de las máximas figuras (...)
  • 105 En 1933 se crea el Secretariado de Propaganda Nacional, órgano oficial encargado de la difusión de (...)

38Desde este análisis pueden comprenderse los hilos del poder político en los que se sustenta el gobierno del doctor Salazar: instituciones como el ejército y la iglesia católica, además de la propaganda oficial, le permiten conservar un control efectivo sobre la sociedad portuguesa. De esta manera, promovida por los medios de comunicación oficiales, se instituye la trilogía “Deus, Pátria e Família” como parte de los valores históricos y morales de la unión nacional portuguesa: Deus, la fuerza creadora, monoteísta, de la fe católica; Pátria, la exaltación del patriotismo, del nacionalismo heroico; Família, entendida como la célula primigenia de la unidad, la tradición, los principios y la integración social. Todo esto dirigido a una sociedad portuguesa respetuosa y obediente del Estado Novo104 como expresión de los anhelos y las aspiraciones nacionales105. Por estos medios se justifica la permanencia del progreso en el país.

  • 106 Jiménez R., Juan C. Salazarismo y política exterior. Studia Histórica. N° 21. 2003. p. 161.

39Durante la Guerra Civil Española (1936-1939), Portugal presta ayuda a las fuerzas nacionalistas del general Francisco Franco, al servir de puente para el tránsito de armas alemanas y enviar voluntarios, además de apoyo logístico, lo cual permite facilidades al ejército nacional, quienes finalmente toman el poder. Igualmente, varias experiencias nacionalistas ascienden al poder en Europa: los fascistas italianos en 1922, dirigidos por Benito Mussolini; el Partido Nazi en Alemania, en 1933, liderado por Adolfo Hitler (con ambos movimientos el Estado Novo comparte afinidades ideológicas). Ya en lo relacionado con la política exterior de Portugal, después de la Segunda Guerra Mundial, Juan Jiménez Redondo106 señala el siguiente escenario:

La guerra acababa de forma contradictoria para el Portugal de Salazar. Desde el punto de vista económico, habían sido años de indudable prosperidad para el país. El extraordinario incremento de los precios internacionales había compensado con creces la caída del volumen de ventas, generando un acopio de reservas en oro y divisas absolutamente desconocido hasta entonces. Esta capacidad financiera permitió no sólo avanzar en la integración económica entre la metrópoli y las colonias, sino potenciar muy significativamente el desarrollo de una producción nacional amparada en la preservación por el Estado del mercado nacional y en la concentración monopolística de las empresas. Por primera vez en muchos años, Portugal afrontaba una crisis internacional sobre la base de una fuerte solvencia financiera que le aseguraba una indudable independencia de movimientos.

  • 107 “The North Atlantic Treaty”. Washington D.C., April 4, 1949 [documento en línea]. Disponible en: ht (...)
  • 108 La Guerra Fría representará un choque de influencias, aunque no directas. Se enfrentarán, entre 194 (...)

40Portugal se mantiene neutral durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), a pesar de su cercanía ideológica con Alemania e Italia, y presta los espacios estratégicos de las Islas Azores a los estadounidenses para instalar allí una base de operaciones. Esto favorecerá a Portugal, luego de la guerra, en la que es invitado a ser miembro fundador107 de la Organización del Atlántico Norte (OTAN) en 1949, nunca habiendo roto relaciones diplomáticas con Alemania, pero sí manteniendo una estricta posición anticomunista, algo relevante cuando el mundo se ha sumido ya en la Guerra Fría108, entre Estados Unidos y la entonces Unión Soviética.

41Las líneas de la política exterior de Salazar mantuvieron durante su gobierno los siguientes principios: una alienación con Gran Bretaña, potencia prominente en el continente europeo, con lazos tradicionales de alianza atlántica y marina con Portugal; el mantenimiento de las colonias ultramarinas, bajo la idea de seguir siendo un imperio con posesiones en África y Asia (que cada vez costaba más mantener); defensa ante la amenaza comunista soviética y valores cristianos.

Cuadro 5. Presidentes y Jefes de Estado durante la Segunda República Portuguesa (1926-1970)

Segunda República Portuguesa (1926-1970)

Tiempo

Origen-cargo

Comandante Mendes
Cabeçadas

Mayo-junio1926

Militar. 9° Presidente.

General Gomes da Costa

Junio-julio 1926

Militar. 10°
Presidente.

General Fragoso Carmona

1926-1951

Militar. 11°
Presidente.

General Craveiro Lópes

1951-1958

Militar. 12°
Presidente.

Contralmirante Américo
Tomás

1958-1974

Militar. 13°
Presidente.

Fuente: Wheeler, Douglas L. y Walter C. Opello. Historical Dictionary of Portugal. 2010.

42El período de la Segunda República Portuguesa, entre 1926 y 1970, estaría marcado por la presencia de militares en la jefatura del Estado, quienes mantendrían invariablemente al Doctor Oliveira Salazar como jefe del gobierno. De la misma manera, se pueden apreciar algunos ministros de asuntos exteriores durante el durante el gobierno de Salazar.

Cuadro 6. Ministério dos Negócios Estrangeiros de Portugal (1947-1961)

Poder Ejecutivo Portugal

Ministros dos Negócios Estrangeiros, 1947-1961.

Prof. Dr. António de Oliveira Salazar, Presidente del Consejo de Ministros. 1932-1968.

José Caeiro da Mata, 1947-1950

Prof. Dr. Paulo Cunha, 1950-1956

Marcelo Caetano, 1956-1957

Prof. Dr. Paulo Cunha, 1957-58

Marcelo Matias, 1958-1961

Fuente: Wheeler, Douglas L. y Walter C. Opello. Historical Dictionary of Portugal. 2010.

Economía portuguesa (1939-1950)

  • 109 Durán Villa, Francisco y Ma. Luisa Pérez Fariñas. “Coyuntura socio-económica y cambios demográficos (...)

43La economía portuguesa había estado caracterizada por la producción agrícola para el consumo interno, la exportación de materias primas y minerales para la industria pesada, una actividad comercial con recursos provenientes de sus colonias y Sudamérica, que se vendían en Europa, dirigiendo así sus exportaciones a gran Bretaña –su socio comercial tradicional desde hacía siglos– y Alemania, potencia emergente y con demanda de recursos para su industria. Las importaciones, mientras tantos, provenían crecientemente de Estados Unidos (petróleo, principalmente). Las directrices económicas de Salazar, entonces, bajo los estrictos controles estatales, instrumentan el mantenimiento de los medios de producción con capital privado. En este orden de ideas, Francisco Durán Villa y ma. Luisa Pérez Fariñas109, precisan:

Entre 1933 y 1952 el régimen salazarista, bajo un sistema económico autárquico, acometió profundas reformas financieras y tributarias encaminadas a sufragar una magna política de construcción de obras públicas (infraestructura viaria y embalses principalmente) y de edificios para todo el apartado gubernamental.

  • 110 Gallagher, Tom. Portugal: A Twentieth-century Interpretation. 1983. p. 137.

44La política económica que dirige Salazar mantiene un fuerte control sobre el patrimonio nacional y procura encaminar la construcción de importantes obras públicas, sobre todo en los siguientes ámbitos: red vial, represas, puentes, edificios públicos. Con esto intenta incentivar la industria nacional, la generación empleo y la imagen estable del Estado sobre la sociedad, conservando su carácter funcional operativo. Tom Gallagher110, al respecto, explica:

During the Second World War alone, gold reserve rose from $93 million to $433 million thanks to the European combatant’s demand for Portuguese products, especially her wolfram.

45Luego de la crisis económica de los años veinte, bajo la gestión de Salazar, Portugal logra recuperar la estabilidad política y financiera. Con la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), la nación obtiene importantes beneficios económicos, puesto que sus materias primas son esenciales para la industria y la producción bélica de las potencias contendoras. Portugal vende –igualmente a Gran Bretaña y Alemania– cromo, volframio, zinc, tungsteno, molibdeno, manganeso, mica, entre otros productos. No obstante, su crecimiento económico durante la guerra no significó una justa distribución de la riqueza, ni tuvo repercusión social, las clases medias y obreras habían descendido en su nivel de vida, lo cual incidió en la decisión de centenares de portugueses de marchar al extranjero.

46Con el desarrollo de la guerra, los dividendos de Portugal aumentaron: la presión misma de la contienda le permitió negociar mejores condiciones con Gran Bretaña y Estados Unidos. Por otro lado, al Alemania tomar Francia, se pudieron utilizar los puertos atlánticos franceses –y el territorio de la neutral España (aunque progermana)– para el transporte de mercancías a las tierras teutonas. Asimismo, Portugal en su estatus de país neutral, podía adquirir diversos productos en América del Sur para revenderlos a Alemania, puesto que las embarcaciones lusitanas podían transitar con libertad el Océano Atlántico.

  • 111 De la Torre, Hipólito y Josep Sánchez Cervelló. Portugal en el Siglo XX. 1995. p. 197.

47En este sentido, sobre la economía portuguesa de postguerra, apuntan Hipólito de la Torre y Josep Sánchez Cervelló111:

La neutralidad portuguesa en la Segunda Guerra Mundial reportó al país unos años de prosperidad económica. El P. I.B. creció un 27 %. El fuerte incremento de los valores de exportación y la abundante entrada de divisas invisibles dispararon los saldos excedentarios de la balanza de pagos logrando un acumulación de reservas excepcionalmente alta (de 212 millones de escudos en 1939, se pasa a 17.053 millones en 1946). […] el Estado se enriqueció y la estructura económica del país comenzó a mutar en un sentido industrializador. Pero la contrapartida social fue también elevada: inflación, carestía e incluso desabastecimiento golpearon con dureza a los niveles de vida de trabajadores y clases medias […].

  • 112 Vieira, Alberto. Portugal y las islas del Atlántico. 1992. 316 p.

48No obstante, para 1945, con el final de la guerra, la economía portuguesa se vio agobiada ante la disminución de sus ventas a los países compradores. Lo anterior, sumado a la cercanía ideológica con el nacionalismo alemán, colocaba en una situación comprometida a Portugal ante las potencias vencedoras, que comenzarían a observar con recelo al Estado Novo. Esto generaría una complicación de la situación interna portuguesa, puesto que la centralización del país en torno a Lisboa, Oporto y Braga había dejado al resto de la nación en una condición rural, empobrecida, sin una distribución de la riqueza generada durante la conflagración mundial. Por ejemplo: las actividades económicas tradicionales de Madeira112 habían sido la agricultura, produciendo durante los años de colonización portuguesa –durante el siglo XVI– cereal de trigo y más adelante –a partir del XVII– vino.

Cuadro 7. Crecimiento del PIB real per cápita

1870-1913

1913-1950

1950-1973

1973-1992

Portugal

0.5

1.2

5.7

2.1

Fuente: Fulbrook, Mary. Europa desde 1945. 2001. p. 113.

Cuadro 8. Desarrollo del PIB de Portugal entre 1939 y 1945 (1939 = 100).

Portugal

Años

PIB

1939

100 %

1940

93.5 %

1941

102.2 %

1942

100.8 %

1943

107.6 %

1944

113.7 %

1945

109.3 %

Fuente: Vittorio, Antonio Di (coordinador). Historia económica de Europa: siglos XV-XX. p. 389. Adaptación: F.J. Ramos-Rodríguez.

49Con los cuadros anteriores de Fulbrook y Di Vittorio se puede observar el crecimiento económico que experimentó Portugal en su Producto Interno Bruto (PIB) durante la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo este crecimiento del PIB no representó una equitativa distribución de la riqueza generada: el Estado y algunos pocos obtuvieron mejoras financieras, pero el grueso de la población portuguesa no obtuvo beneficios sustanciales. Por lo tanto, aunque Portugal haya tenido un desarrollo considerable de su PIB durante los años de la guerra, esto no significó mejoras en las condiciones de vida de los estratos sociales medios y bajos.

  • 113 European Recovery Program (ERP). Implementado entre 1947 y 1949, tuvo su principal propulsor en el (...)

50A pesar de ser aceptada –a partir de 1950– en el programa estadounidense de ayuda a Europa, el Plan Marshall113, Portugal obtendrá un limitado financiamiento, puesto que aún desde Occidente se observan con reserva –principalmente Estados Unidos y Gran Bretaña– las características de su régimen de gobierno, a pesar de su declarado anticomunismo, lo cual permite garantizar –hasta cierto punto– el apoyo de los aliados anglo-estadounidenses en el marco de la Guerra Fría.

Población portuguesa (1900-1950)

51La población portuguesa ha sido el resultado histórico de los originarios lusitanos con la influencia étnica y cultural de cartagineses, romanos, alanos, suevos, visigodos y musulmanes (grupos que han constituido sus características etnográficas). Históricamente su población ha experimentado distintas etapas de emigración, por diferentes y variados factores, como los viajes de exploración geográfica, la colonización de Brasil, el traslado a las colonias de Ultramar, entre otros.

52A inicios del siglo XX, el país contaba con más de cinco millones de habitantes. Durante sus primeras cinco décadas, la población portuguesa es mayoritariamente rural, concentrada en las regiones próximas a su litoral, siendo sus ciudades más pobladas Lisboa, Oporto, Braga. En los siguientes cuadros se puede observar el desarrollo demográfico del país.

Cuadro 9. Población Portuguesa, entre 1911 y 1960

Año

Portugal
Total General

Madeira

Incremento General

1911

5.960.056

169.783

- -

1920

6.032.991

179.002

72.935

1930

6.825.883

211.601

792.892

1940

7.722.152

250.124

896.269

1950

8.441.312

266.990

716.160

1960

8.851.289

268.069

409.977

Fuente: Valéro, Nuno (coordinador). Estatísticas Históricas Portuguesas. Vol. I. 2001. pp. 37, 58.

  • 114 Anderson, James M. The History of Portugal. 2000. p. 11.

53El cuadro anterior permite observar el comportamiento demográfico de la población portuguesa. Se pueden distinguir tres etapas: la primera, de 1911 a 1920, con poco crecimiento poblacional; la segunda, de 1930 a 1950, con un aumento considerable de la población; y la tercera, de 1950 a 1960, con incremento leve, circunstancia que supone la salida de lusitanos al exterior. En este orden de ideas, según refiere James Anderson114:

By the end World War II the country was still composed of its traditionally small upper class, a middle class of not great numbers, and a modest urban working class and a large mass of rural peasants.

54La sociedad lusitana posterior a la contienda mundial, tal como lo expresa el autor, es mayormente de clase trabajadora, modesta, con un número preponderante de habitantes provenientes del medio rural. La población habita en pequeñas ciudades, poblados y localidades, con las excepciones de Lisboa y Oporto, ciudades que representan los centros metropolitanos, administrativos, económicos e industriales.

Cuadro 10. Población de Portugal, año 1950

Portugal

Año 1950

Portugal Continental

7.921.913

Açores

318.558

Madeira

269.769

Total General:

8.510.240

Fuente: Carvalho Arroteia, Jorge. A Evolução Demográfica Portuguesa. 1985. p. 42.

55Para el año 1950 Portugal tiene una población de 8.510.240 habitantes, resultado de las continuas emigraciones lusitanas hacia el exterior, principalmente con destino a Francia, Canadá, Brasil, Estados Unidos y Venezuela. Se trata de una constante en el desarrollo demográfico del país, puesto que diferentes circunstancias condujeron a los lusitanos a marcharse al extranjero durante varios momentos del siglo XX, particularmente en la década de los veinte, cuarenta, cincuenta y sesenta.

Gráfico 1. Movimiento migratorio Portugal. 1910-2000.

Gráfico 1. Movimiento migratorio Portugal. 1910-2000.

Fuente: Instituto Geográfico Portugués (http://www.igeo.pt/​).

56Al respecto, sobre la salida de portugueses a exterior, es conveniente analizar lo siguiente:

Cuadro 11. Emigración Legal del Distrito de Madeira (1945-1961)

Año

Total Portugal

Madeira

1945

5.938

2.769

1946

8.275

1.370

1947

12.838

1.992

1948

12.343

2.067

1949

17.296

2.065

1950

21.892

3.147

1951

33.664

3.771

1952

47.018

6.968

1953

39.686

5.572

1954

41.011

5.510

1955

29.796

4.722

1956

27.017

4.332

1957

35.356

4.910

1958

34.030

4.554

1959

33.458

3.675

1960

32.318

4.707

Fuente: Valéro, Nuno (coordinador). Estatísticas Históricas Portuguesas. Vol. I. 2001. pp. 84, 99.

57Como se puede observar en el cuadro anterior, se evidencia un aumento considerable de la emigración legal durante la década de los cincuenta (1950-1960), tanto en el Portugal continental como en el insular. Por ejemplo, en 1952, la cifra total de emigrantes legales fue de 47.018 en Portugal y de 6.968 en Madeira, lo que muestra que en ambos espacios se registró un incremento al mismo tiempo, y además, fueron los números más altos de todo este período.

Cuadro 12. Emigración Legal del Distrito de Madeira (1930-1969)

Años

Madeira

1930-1939

8.800

1940-1949

15.625

1950-1959

47.161

1960-1969

36.412

Fuente: Valéro, Nuno (coordinador). Estatísticas Históricas Portuguesas. Vol. I. 2001. p. 102.

58De igual modo, en el cuadro anterior, se puede observar el incremento notable de emigrantes legales que salen de Madeira hacia el exterior, entre 1950 y 1959, cifra de 47.161 superior a los años anteriores y posteriores, lo cual representa la fase de mayor partida de madeirenses al extranjero, coincidente en estos mismos años cincuenta con los números totales del país. Queda también abierta la posibilidad de saber el número exacto de emigrantes clandestinos, asunto difícil de precisar al no contar con registros válidos.

¿Por qué emigraron los portugueses en el siglo XX?

59Continuamente surge la pregunta: ¿por qué migraron los portugueses durante el siglo XX? La respuesta no es unilateral, más bien pasa por múltiples factores de distinta índole: influyen las influencias nacionales y también las decisiones personales, individuales, voluntarias. No obstante, diversas causas pueden contribuir a entender las razones de los miles de lusitanos que han emprendido este camino:

  • 115 Muchos otros pueblos, desde la antigüedad, habían utilizado las aguas de ríos, lagos y mares para s (...)

60En primer término: la ubicación y características geográficas de Portugal, con una amplia facha costera al Océano Atlántico, brinda la posibilidad de desarrollar la navegación, la cual despertó, de hecho, la exploración marítima. Claro está: esto no es un determinismo115, pero sí una influencia notable, puesto que su posición le permite acceder al Atlántico y al Mediterráneo, además de comunicarse con África.

  • 116 Los navegantes portugueses más conocidos son los del Siglo XVI: Vasco da Gama y su ruta marítima a (...)

61Segundo: históricamente, desde la conformación de Portugal como nación, muchos viajeros emprendieron empresas de exploración, incentivadas por aspiraciones económicas, territoriales y comerciales, de las que surgió un número considerable de navegantes116 famosos por sus exploraciones: Vasco da Gama (1460-1524), Pedro Álvares Cabral (1467- 1520), Fernando de Magallanes (Fernão de Magalhães, 1480-1521), entre otros, lo cual aumenta la vinculación histórica por navegación.

62Tercero: culturalmente, y esto está muy asociado a las dos razones anteriores, el pueblo portugués se ha nutrido de los viajes; su vinculación con el océano, puesto que lo tiene frente a sí, contribuye al entrelazamiento de los valores y las tradiciones de la navegación, la actividad comercial, el consumo de productos foráneos –especias, frutas, entre otros– y la herencia de navegantes célebres, lo cual contribuye en cierta medida a que los portugueses tengan una actitud más flexible al viajar, desplazarse de sus lugares de origen y emigrar. Obviamente, esto no es una premisa generalizable, pero sí trasmite un antecedente histórico –en algunos casos familiar– a la movilidad.

63Cuarto: Portugal presentó –en las primeras décadas del siglo XX– una economía mayormente agrícola. Con exportaciones de materias prima y actividad comercial relevante, era entonces dependiente de sus principales clientes en Europa, Gran Bretaña y Alemania. Estos países resultaron afectados por los azotes económicos de los dos recientes conflictos bélicos mundiales, además de los mercados internacionales de la postguerra. Dentro de este panorama, la economía portuguesa se resintió durante algunos años, especialmente los años veinte, luego recuperándose y contrayéndose nuevamente, en los cuarenta y cincuenta, lo cual arrojó consecuencias plausibles para el ciudadano común (inflación, desempleo).

  • 117 En Portugal, o en la Isla de Madeira, les resultaría costoso adquirir su propia parcela de tierras (...)

64Quinto: socialmente, la mayor parte de los inmigrantes provienen de los estratos económicos medios, de bajos ingresos, campesinos, artesanos, trabajadores técnicos calificados, entre otros. Dadas las circunstancias, perciben limitadas en sus regiones de origen –Madeira y el interior de Portugal especialmente– las posibilidades de empleo, además del crecimiento económico-productivo y el ascenso social117. Por esta razón algunos deciden emigrar. A lo anterior puede sumársele la probabilidad de que algún pariente o familiar haya emigrado antes y le pudiese servir de enlace –motivador y receptor– para marcharse.

  • 118 Las Guerras Coloniales portuguesas se desarrollan entre 1961 y 1975. Tienen como principales escena (...)

65Sexto: durante la década de los sesenta y los setenta se suma la circunstancia de la guerra118 que libra Portugal con sus colonias africanas. Este factor agota al país en el aspecto humano, militar y político, puesto que representa una carga para la economía nacional por los costos en recursos y materiales bélicos, además de la demanda a una parte de la población, al ser reclutada y enviada a combatir en un escenario lejano, inhóspito, con el cual no sentía ninguna relación de pertenencia, ni tampoco reportaba alguna ganancia a los sectores medios y bajos de la sociedad. Todos estos factores repercuten en el ánimo de la población portuguesa e influyen en su opción migratoria.

66En síntesis: pueden apreciarse varias razones para comprender la emigración portuguesa durante el siglo XX. No se puede olvidar tampoco que la decisión personal, afectiva, circunstancial y expresamente individual también está presente, aunque es posible que al menos uno de estos factores contribuyera a la movilidad lusitana, o bien la combinación de algunos, si no todos a la vez, de ser tal el caso.

La Venezuela mediados del siglo XX (1936-1958)

  • 119 Confrontar: Baralt, Rafael María y Ramón Díaz. Resumen de la Historia de Venezuela. 1841. 570p.

67Venezuela se encuentra ubicada al norte de la América del Sur. El espacio territorial venezolano a finales de los cuarenta y principios de los cincuenta, era el resultado de un largo devenir histórico, desde la Tierra Firme colonizada por España en el siglo XVI, pasando por la conformación de la Capitanía General de Venezuela en la segunda mitad del siglo XVIII, hasta las transformaciones limítrofes producidas durante la ya república independiente de los siglos XIX y XX119.

  • 120 Picón-Salas, Mariano. Viejos y Nuevos Mundos. 1983. p. 17.

68A comienzos del siglo XX, en su tercera década, uno de los venezolanos exiliados, que retorna a la Patria en 1936, es Mariano Picón-Salas120, quien ofrece la siguiente impresión sobre la Venezuela de entonces:

Podemos decir que con el final de la dictadura gomecista, comienza apenas el siglo XX en Venezuela. Comienza con treinta y cinco años de retardo. Vivimos hasta 1935 como un Shangri-La de generales y de orondos rentistas que podían ir cada año a lavar o intoxicar sus riñones en las termas y casinos europeos; o por contraste, en una fortaleza de prisioneros y en el descampado del espacio rural –llano, montaña, selva– donde el pueblo hacía las mismas cosas que en 1860 […]

  • 121 Irwin Gaffaro, Domingo y otros. Pretorianismo venezolano del siglo XXI. 2007. p. 10.

69En palabras del maestro merideño, se recoge una descripción de la Venezuela de 1936, que lleva tras de sí veintisiete años del régimen de Juan Vicente Gómez, quien había fundado las bases del Estado Nacional Moderno, exterminando los viejos caudillos y los enfrentamientos armados resultantes que tanto habían costado al país decimonónico. También había creado un ejército nacional profesional. Sin embargo, la mayor parte de la población era analfabeta, rural, vivía acosada por enfermedades epidémicas – como el paludismo– y por el abuso de poder de las autoridades. Todo este cuadro refiere a una Venezuela predominantemente pueblerina, sin organizaciones políticas, ni experiencia democrática, que comenzaba a experimentar cambios. Irwin Gaffaro121, sobre estos años, de 1936 a 1945, analiza lo siguiente:

Al morir en cama el anciano tirano pretoriano, (diciembre de 1935), la burocracia militar y civil impuso una fórmula política que evitó la anarquía, la violencia generalizada y aseguró su supervivencia como sector social fundamental para la república. El gobierno nominalmente era civil pero el presidente tenía un origen cierto en el sector militar. Los generales López Contreras y Medina Angarita (1936-1945). Ambos, cada uno en su momento, como antecedente inmediato a la Presidencia de la república, fueron ministros de guerra y marina. Versiones del siglo XX de los fusionistas Jefes en lo Civil y Militar del siglo XIX. Claro está que la relación es de una dinámica analogía no de igualdad, se procura resaltar el carácter fusionista de ambas situaciones políticas separadas cronológicamente por un siglo de existencia.

  • 122 O novo governo de Venezuela”, Diário de Lisboa. Janeiro 2, 1936. p. 7.

70Lo explica Gaffaro: la realidad política venezolana posterior a la muerte de Gómez122 está marcada por el tránsito hacia una democracia, bajo el tutelaje militar, al tener como conductores a dos presidentes de origen tachirense –y de formación militar, por supuesto– en el ejército profesionalizado por el gomecismo. Esto marcó un rasgo que estuvo presente en varios momentos de la historia venezolana y en los años sucesivos tendrá una influencia notable.

  • 123 Carlos Román Delgado-Chalbaud Gómez Velutini (Caracas, 20. I. 1909-13. IX. 1950). Ingeniero graduad (...)
  • 124 Confrontar: Suárez Flamerich, Óscar. Germán Suárez Flamerich. Presidente de la Junta de Gobierno Pl (...)
  • 125 Marcos Evangelista Pérez Jiménez (Michelena, Táchira, 25. IV.1914-20. IX.2001). Ministro de la Defe (...)
  • 126 Luis Felipe Llovera Páez (Ciudad Bolívar, 13. IV.1913-Caracas, 10. IX.1977). Ministro del Interior (...)

71A partir del golpe de Estado del 18 de octubre de 1945 una nueva generación de jóvenes oficiales del ejército –pretorianos de origen profesional– asumirá cada vez mayor poder político, al compartirlo primero con la Junta Cívico-Militar de Gobierno de 1945 a 1948. Y luego, en este mismo año, el 24 de noviembre, toman el poder directamente. Se expresa así un pretorianismo gobernante en la secuencia de la Junta Militar, presidida por Carlos Delgado Chalbaud123; la Junta de Gobierno, presidida por Germán Suárez Flamerich124; durante el período 1948-1958, la administración de Pérez Jiménez125 será también fundamental en el mantenimiento del poder por parte de los militares, dentro de los cuales estaba –por ejemplo– Luis Felipe Llovera Páez126.

  • 127 Brito Figueroa, Federico. Historia económica y social de Venezuela. Tomo II. 1996. p. 349.

72Para Federico Brito Figueroa127, la nación atraviesa por los siguientes cambios de su estructura económica a inicios del siglo XX:

[...] la Venezuela petrolera, que de país de estructura rural, precapitalista y monoproductor agropecuario se transforma violentamente en área minero-extractiva en función de las necesidades de los países metropolitanos, y en área de inversión de los excedentes de capital financiero-monopolista, originarios precisamente de esos países metropolitanos en especial de Estados Unidos.

73Económicamente, como lo señala Brito Figueroa, Venezuela comienza un proceso de transformación en las primeras décadas del siglo XX, en el que deja atrás la estructura agroexportadora del siglo XIX, al contar entonces con el café como su principal producto de exportación. Y la cada vez más importante estructura minero-extractiva de petróleo, la naciente explotación de hidrocarburos en la nación, había originado –en primer término– las ansias de exploración de las grandes compañías extranjeras, las cuales iban tras los pozos petroleros en el Occidente y Oriente del territorio nacional.

74En el transcurso de estos años, la política de concesiones otorgadas por el gobierno de Gómez fue en aumento, adjudicando así importantes extensiones de tierras a compañías transnacionales para su explotación, dentro de las cuales destacaron la angloholandesa Royal Dutch Shell, luego desplazada –en los años treinta– por la estadounidense Standard Oil, la que con el tiempo se convirtió en extractora de crudo del país.

75Durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), la creciente demanda de crudo para mover toda la maquinaria militar anglo-estadounidense, sumada a la toma de iniciativa por parte de los alemanes, había generado un mapa geopolítico de las reservas estratégicas de materias primas vitales para esfuerzo bélico, quedando expuesta la posición geoestratégica de Venezuela para los aliados occidentales. Esto repercutió en generar conversaciones entre el Estado nacional y las compañías petroleras transnacionales para la obtención de una mayor participación venezolana en los dividendos generados por la explotación de hidrocarburos. De allí nació la promulgación por el gobierno de Medina Angarita de la Ley de Impuesto sobre la Renta (LISR, del 17 de julio de 1942) y la nueva Ley de Hidrocarburos (del 13 de marzo de 1943), con las cuales la nación venezolana tendría mayores ingresos fiscales por la extracción de crudo.

  • 128 Foreman-Peck, James. Historia económica mundial. 1995. p. 305.

76Para comprender el avance las leyes venezolanas sobre los beneficios por la extracción de crudo, se debe considerar el proceso económico mundial de la época. Al respecto, James Foreman-Peck128 sostiene:

La Segunda Guerra Mundial dio lugar a un nuevo sistema económico internacional que contrasta claramente con el nacionalismo económico de los años treinta. Los responsables de la política económica de los distintos países, especialmente de Estados Unidos, escogieron unas prioridades diferentes a las de los años de entreguerras y dieron origen, en parte fortuitamente, a un orden de cooperación. […] Estados Unidos, que ahora era la potencia mundial dominante, aspiraba crear un sistema económico internacional liberal basado en el comercio multilateral y no discriminatorio.

77Según Foreman-Peck, luego de la segunda gran conflagración del siglo XX, se produjo un nuevo orden mundial, en el que Estados Unidos se consolidó como la potencia económica más importante, desplazando a un segundo plano tanto a la Gran Bretaña como a Europa, con lo que se abrió un nuevo mapa económico internacional. Por un lado, con el sistema liberal capitalista, basado en la capacidad productiva norteamericana, que había logrado cifras record en construcción de maquinaria bélica durante la guerra y a su vez generaba una red de países industrializados, exportadores de materia prima. Por otro lado, estaba la creación de un bloque comunista, bajo la tutela de la Unión Soviética, que arropaba a casi toda Europa Oriental, parte de Asia y otros países.

  • 129 Pellegrino, Adela. Ibídem. p. 201.

78En este contexto, la economía venezolana experimentó un importante crecimiento durante los años cincuenta, lo que se tradujo mayores ingresos para el Estado. Sobre este panorama económico, Adella Pellegrino129 considera:

El aumento de los recursos fiscales en manos del Estado se debió, además del aumento de las regalías, el crecimiento sustancial de la producción del petróleo entre 1945 y 1959, estimulado por el aumento de la demanda y por el procesamiento del crudo en el país. Esto derivará en una expansión del excedente económico y de la acumulación de capital, que comienza, para ese entonces, a convertir a Venezuela en un caso particular dentro del contexto latinoamericano. La inversión creció notablemente, fundamentalmente en la industria petrolera y en la construcción de nuevas refinerías; esto estimuló a las industrias paralelas, como la construcción y algunas otras que comienzan a producir para el mercado interno.

  • 130 Avendaño Lugo, José Ramón. Militarismo en Venezuela. 1982. p. 206.

79El crecimiento económico será fundamental para la administración de Pérez Jiménez y el proceso migratorio europeo a Venezuela. Por un lado, los altos ingresos petroleros permitirán al gobierno venezolano ejecutar una amplia política de modernización de la nación, a través de la construcción de obras públicas monumentales –edificios públicos, hospitales, autopistas, teleféricos, conjuntos residenciales, entre muchos otros– en todo el territorio venezolano, lo cual genera industrias y estas a su vez fuentes de empleo para la población venezolana y los extranjeros que llegan al país. Desde esta perspectiva, José Ramón Avendaño Lugo130 expresa:

[…] a partir de 1936 en el país se abre paso una economía con signo industrial, la coyuntura histórica de 1945 facilita el crecimiento de esta tendencia acentuada con la política de puertas abiertas al capital que practicaban los regímenes militares después de 1948. Venezuela paulatinamente va dejando de ser un centro abastecedor de materias primas e importador de todo cuanto necesita y hacia 1952 ya se halla en vías de un “crecimiento hacia adentro”. Los ingresos petroleros impulsan grandes inversiones; la actividad petrolera origina el establecimiento de industrias conexas a la petrolera e induce a la expansión de la misma.

  • 131 La Guerra de Corea se desarrollará entre 1950 y 1953 en la Península de Corea. Enmarcada en la Guer (...)

80Avendaño coincide con otros investigadores en el crecimiento económico que experimenta la nación venezolana durante estos años, es decir, a finales de los cuarenta y principios de los cincuenta; además, observa el desarrollo de otras áreas cercanas a la industria petrolera, lo cual repercutirá en la generación de mayor estabilidad, empleos e ingresos estatales; a su vez, es relevante observar que parte de la bonanza petrolera durante los años cincuenta se ve influenciada por la Guerra de Corea131, y el aumento de demanda de energía, que contribuirá a colocar a Venezuela en una posición privilegiada como abastecedor confiable de hidrocarburos.

Cuadro 13. Situación Fiscal de Venezuela, 1949-1957 (en millones de bolívares)

Años

Ingresos Fiscales

Egresos Fiscales

Superávit (+) ó déficit (-)

Reservas del tesoro a finales de cada año

1949

276*

1950

1.917

2.074

- 157

119

1951

2.267

2.294

- 27

92

1952

2.408

2.384

+ 24

116

1953

2.534

2.405

+ 129

245

1954

2.632

2.592

+ 40

285

1955

2.992

3.348

+9

294

1956

4.438

3.348

+ 1.032

1.326

1957

5.405

4.3476

+ 1.029

2.355

Fuente: Banco Central de Venezuela. La economía venezolana en los últimos treinta años. p. 257. Nota: *Saldo inicial de Tesorería para 1950.

  • 132 Urbaneja, Diego B. Pueblo y petróleo en la política venezolana del siglo XX. 1993. p. 127.

81Como se puede observar en el cuadro de más arriba, los ingresos fiscales del Estado Venezolano durante el período de 1948-1958 de la década militar son considerables. Esto se traduce en un Estado rico, con ingresos elevados. Dicha circunstancia es propiciada por varios factores internos –concesiones petroleras otorgadas en 1956– y externos –el cierre del Canal de Suez en 1956– que permiten al Gobierno Nacional emprender grandes proyectos de construcción de obras públicas que repercuten en la generación de puestos trabajo y mayor dinero circulante (dichas razones resultan atractivas para los inmigrantes europeos). Diego Urbaneja132, en torno a la política económica del gobierno militar durante los años cincuenta en Venezuela, expresa lo siguiente:

La actividad económica del Estado experimenta un doble movimiento de sentidos opuestos. Por un lado, intensifica su presencia económica directa, a través de las obras públicas y de los inicios de grandes empresas del Estado. Pero por otro lado, disminuye su presencia económica indirecta; es decir, disminuye su actividad promotora, planificadora o interventora en la actividad económica privada, que queda librada en mayor medida que antes a la estructura de incentivos que espontáneamente se vayan dando […]

82Tal como lo expresa Urbaneja, la gestión de los gobiernos militares entre 1948 y 1958 tendrá especial interés en la edificación de grandes obras públicas como símbolo de poder y también como actividad promotora del Estado. Además, se abre espacio para la fundación de importantes industrias venezolanas: el Instituto Venezolano de Petroquímica (IVP) en 1955; el Complejo Petroquímico de Morón en 1956 y la Planta Siderúrgica en Guayana (1953-1957), entre otras experiencias que permiten al Estado tener una participación mayor en fuentes relevantes de riqueza, además de petrolera.

Cuadro 14. Producción petrolera en Venezuela, promedio anual y diario. Año 1945, 1949-1957 (en millones de barriles anuales y diarios):

Año

Producción anual Mm barriles/año

Producción diaria mm barriles/día

1945

323,4

0,88

1949

482,3

1,32

1950

546,8

1,49

1951

622,2

1,70

1952

666,2

1,80

1953

664,1

1,76

1954

691,2

1,89

1955

787,5

2,16

1956

898,8

2,46

1957

1.014,5

2,78

Fuente: B.C.V. Memoria 1959, p. 53; Ministerios de Minas e Hidrocarburos. Petróleo y otros datos estadísticos. En: Cartay, Rafael y Dávila, Luis Ricardo (compiladores). Discurso y Economía Política de la Década Militar (1948-1958). 2000. p. 175.

83Tal como lo refleja el cuadro anterior, las cifras de producción de petróleo diarias y anuales durante período del gobierno militar, entre 1948 y 1958, aumentaron de forma sostenida, por factores internos como la política petrolera asumida por la Junta Militar –y luego continuada por Pérez Jiménez– de incrementar la producción de crudo para aumentar los ingresos del Estado. De la misma manera, también repercutieron en el proceso factores externos: las secuelas de la Segunda Guerra Mundial, el proceso de reconstrucción de Europa, la Guerra de Corea, la nacionalización de petróleo en Irán (1951), aunado al comienzo de los choques entre nacionalismo independentista en varios países y el debilitado colonialismo europeo, en diferentes latitudes del globo, África y Asia, que había ocasionado hechos como el de Suez.

  • 133 Maza Zavala, D. F. Explosión demográfica y crecimiento económico. 1987. p. 225.

84De este modo, el incremento de la actividad petrolera en el país también se manifestó en la producción económica nacional. De hecho, Domingo Maza Zavala133 señala:

[…] Las tasas de crecimiento del Producto Territorial Bruto o Producto Interno Bruto (PTB O PIB) se sitúan, como promedio anual, en un 7 por ciento en el decenio de los 50, un 6 por ciento en el decenio de los 60 y 4 por ciento en el de los 70.

85Como acota Maza Zavala, el crecimiento del PIB venezolano de la década de los cincuenta alcanzó el 7 por ciento (una puntuación importante), mientras que en las décadas posteriores irá paulatinamente descendiendo de 6 a 4 por ciento, lo cual lleva a observar un aumento considerable de la economía nacional en los cincuenta, propiciada por varios factores que contribuirán a la generación de unos ingresos extraordinarios para el Estado.

Cuadro 15. Población de Venezuela (1873-1961)

Años

Población

1873

1.437.757

1881

2.075.245

1891

2.290.228

1920

2.363.138

1926

2.890.731

1936

3.364.347

1941

3.850.771

1950

5.034.838

1961

7.523.999

Fuente: Población de Venezuela, Instituto Nacional de Estadística (INE). Disponible en: http://www.ine.gov.ve/​demografica/​PobSexoSegunCenso1873-2001.htm.

86En el cuadro citado se puede observar el desarrollo de la población venezolana entre 1873 –fecha de realización del primer censo oficial– y 1961. Se observa el ritmo de lento crecimiento experimentado entre 1873 y 1936, aproximadamente, puesto que los números presentan leves ascensos poblacionales. Esto se debe a varios factores: las altas tasas de mortalidad y las epidemias (entre otros más). Por otra parte, a partir de 1936, comienza un proceso sostenido de crecimiento demográfico, como se puede apreciar en las cifras de 3.364.347 habitantes en ese año a 7.523.999 en 1961, motivado al aumento de la población urbana, unas mayores medidas sanitarias y el incremento de la inmigración hacia la nación.

Relación diplomática venezolano-portuguesa (1948-1958)

  • 134 República de Venezuela. Tratados Públicos y Acuerdos Internacionales de Venezuela. Volumen IX. 1947 (...)

87Las relaciones diplomáticas entre Portugal y Venezuela han sido tradicionalmente buenas, armoniosas, cordiales y amistosas. Los contactos iniciados en el siglo XIX se mantienen por medio de representantes consulares de ambos países. Durante la década de los cuarenta se presentan contactos más cercanos, debido al interés venezolano en fomentar la inmigración hacia la nación. En 1943 se solicita información sobre un posible acuerdo de emigración portuguesa a Venezuela. Más adelante –en 1947 y 1948– el representante de Portugal en Caracas firma acuerdos134 comerciales entre el Carlos de Liz Branquinho –Encargado de Negocios de Portugal en Venezuela– y el Gonzalo Barrios –Ministro de Relaciones Exteriores– con fecha 12 y 20 de noviembre de 1947. También se firman acuerdos de modus vivendi entre el Carlos de Liz Branquinho –Encargado de Negocios de Portugal en Venezuela– y el Andrés Eloy Blanco, ministro de Relaciones Exteriores.

  • 135 “Triunfou na Venezuela um movimento de caracter militar”, Diário de Lisboa. Novembro 25, 1948. p. 1 (...)
  • 136 MRE. Sección Protocolo. País Portugal. Año 1948. Número de Expediente 1050. Documento: Reunión del (...)

88De hecho, luego del golpe de Estado del 24 de noviembre de 1948135, el gobierno portugués envía la siguiente comunicación al Presidente de la Junta Militar, el Teniente Coronel Delgado Chalbaud136:

Caracas, 26 de Noviembre de 1948
Para. Al Excelentísimo Señor Teniente-Coronel de Estado Mayor Carlos Delgado Chalbaud, Presidente de la Junta Militar de Gobierno.
De: Carlos Liz Branquinho.
[…] tengo el honor de comunicar a Vuestra Excelencia que cualquier declaración o actitud asumida colectivamente por el Cuerpo Diplomático que no sea expresa y personalmente respaldada por mí, en calidad de oficial de que estoy revestido, no deberá ser interpretada por Vuestra Excelencia como representando voluntad del Gobierno Portugués, al cual he mantenido informado sobre los acontecimientos y del cual aguardo las instrucciones que son de su derecho exclusivo.
Válgame de la oportunidad para reafirmar a Vuestra Excelencia, Señor Presidente de la Junta de Gobierno, los sentimientos de mi más alta consideración.

89Como puede observarse, el representante diplomático de Portugal en Caracas marca distancia con la reunión sostenida por el cuerpo diplomático a raíz del golpe de Estado del 24 de noviembre, en la cual deja claro que no significa la adhesión de su gobierno al mismo; más bien, por el contrario, saluda cordialmente al nuevo gobierno en Venezuela. Esto permite el comienzo de la cercanía con las nuevas autoridades.

90Entre 1948 y 1958 las relaciones entre los gobiernos de Portugal y Venezuela se estrechan, afianzan y contribuyen a en cooperación, dado que tienen varios puntos de coincidencia: el fortalecimiento del nacionalismo interno y la lucha contra el comunismo en medio de la Guerra Fría.

  • 137 MRE. Sección Protocolo. País Portugal. Año 1955. Número de Expediente 670. Documento: Determinación (...)
  • 138 AHM. Serie B. Caja 98. 1956. Discurso de Marcos Pérez Jiménez. Al recibir la Condecoración de las O (...)

91Los vínculos de ambas naciones, de esta forma, se acercan mucho más en varios órdenes. En 1955 el gobierno portugués decide elevar a la categoría de Embajada137 su Legación en Venezuela, lo cual muestra la importancia creciente de la nación venezolana para la diplomacia portuguesa, además del aumento de ciudadanos lusos que llegan al país suramericano. En este sentido, el 16 de mayo de 1956, se firma el Acuerdo de Transporte Aéreo entre Venezuela y Portugal, suscrito en Lisboa y entrado en vigor el 27 de abril de 1957. Con este instrumento se establecieron rutas y servicios aéreos –civiles, internacionales– entre la nación lusitana y la criolla. Pérez Jiménez138, dentro de este orden de ideas, afirma lo siguiente:

Las relaciones de Portugal con Venezuela tienen por base un hecho de indiscutible importancia, como es el de la fuerte corriente inmigratoria que de algunos años a acá procede de vuestro país para el nuestro.
Sin duda alguna vuestros connacionales, al elegir a Venezuela como campo propicio para el desarrollo de sus actividades, y los venezolanos, al recibir, entre otros, a vuestros compatriotas para que compartan con nosotros luchas y anhelos en una hora calificada de nuestra existencia, estamos afianzando un entendimiento perdurable y realizando política de confraternidad y de precisa colaboración internacional.
Ello, pues, es prueba de la aplicación de normas establecidas por el régimen, según las cuales los nexos de amistad entre los países deben robustecerse mediante realidades tangibles y acción efectiva.
[…] en esta Condecoración que simboliza en mucho vuestra historia como pueblo de singulares condiciones, veo un vinculo afectivo que se suma a la circunstancia positiva y actuante de que la sangre portuguesa, como la de los hijos de otros pueblos que vienen a radicarse y a trabajar en nuestro país, se está confundiendo con la venezolana en una sola energía de propósitos constructivos.

92Las palabras de Pérez Jiménez no solo representan la cercanía ideológica y política con el gobierno de Salazar, sino también el reconocimiento al número significativo de inmigrantes portugueses llegados a Venezuela, lo cual presenta las variadas particularidades de los inmigrantes lusitanos con respecto a los de otros países, por su trabajo y su unión – familiar, social, afectiva– con los venezolanos y la población local.

Cuadro 16. Cancilleres de Venezuela (1948-1958)

Poder Ejecutivo de Venezuela

Ministros de Relaciones Exteriores (1948-1958)

Tte. Cnel. Carlos Delgado Chalbaud,
Presidente de la Junta Militar. 1948-1950.

Dr. Luis Emilio Gómez Ruíz, 1948- 1950.

Dr. Germán Suárez Flamerich, Presidente de la Junta de Gobierno. 1950-1952.

Dr. Luis Emilio Gómez Ruíz, 1948- 1950.

Gral. Marcos Pérez Jiménez, Presidente de la República. 1952-1958.

Dr. Aureliano Otáñez, 1952-1956.
Dr. José Loreto Arismendi, 1956-1958.
Dr. Carlos Felice Cardot, 1958 (10-23 enero).

Fuente: Ministerio de Relaciones Exteriores. Lista de Cancilleres de la República de Venezuela: 1830-1992. 1993. 78 p. Elaborado por: F.J. Ramos-Rodríguez.

Incentivo a la inmigración del Estado venezolano (1948-1958)

  • 139 AHM. Serie C, Caja 2, Carpeta 5, Documento 25. Miraflores, 1° de Septiembre de 1949. “Instrucciones (...)

93Una de las líneas prioritarias de los gobiernos militares139 iniciados por Delgado-Chalbaud y continuados por Pérez Jiménez consistió en la promoción de la inmigración selectiva europea hacia Venezuela a través de la política de “puertas abiertas” estimulada desde el Instituto Agrario Nacional (IAN), anterior ITIC, el cual dirigió las acciones para la traída de numerosos inmigrantes a la nación. Entre 1948 y 1958 se hizo común la publicación en la prensa nacional de distintas informaciones sobre la inmigración hacia Venezuela. Regularmente podían leerse anuncios de este tipo:

  • 140 El Universal. Abril 1°, 1950. p. 4.

Inmigrantes de Europa Central Llegaron Ayer140
Ayer llegó a Puerto Cabello el transporte americano “General Lanfitt” con un nuevo contingente de inmigrantes procedentes de Europa Central y que fue seleccionado por misión venezolana instalada en Alemania.
El citado contingente está integrado principalmente por familias y consta de 108 hombres, 105 mujeres y 64 niños. Pertenecen los expedicionarios, que viajan por cuenta de la Organización Internacional de Refugiados, a las siguientes nacionalidades: húngara, yugoslava, rusa, polaca, checoslovaca, estoniana, búlgara, alemana y lituana.
Los aludidos inmigrantes han sido recibidos a su llegada a puerto por funcionarios del Servicio de Inmigración del Instituto Agrario Nacional quienes organizaron su transporte hasta el Centro de Recepción El Trompillo, donde quedaron debidamente instalados. Allí serán sometidos a los exámenes sanitarios correspondientes y provistos de la necesaria documentación antes de salir para los lugares de trabajo.

  • 141 El Impulso. Septiembre, 1952.

94Desde fines de los cuarenta y durante la década de los cincuenta, era frecuente que la prensa reseñara la llegada de inmigrantes a la nación. En este caso particular se puede observar la procedencia de los europeos, las organizaciones que propiciaron su traslado y atención, así como el procedimiento de su instalación, ya en suelo venezolano, además de la utilización de Puerto Cabello (más cercano al Centro de Recepción El Trompillo que el Puerto de La Guaira). Todo esto indica y describe las acciones de los organismos –internacionales y del Estado– en el desarrollo del proceso migratorio; no obstante, cabe señalar que también hubo otros casos de inmigración sin documentación, que no fueron publicados en la prensa, ni tampoco atendidos por entes oficiales. También aparecían en la prensa venezolana, en el interior de la nación, anuncios como el siguiente141:

95En este caso se puede observar un anuncio informativo de parte del Instituto Agrario Nacional de los Estados Unidos de Venezuela, escrito en lengua italiana, referente al arribo de inmigrantes. Este tipo anuncios se publicaba en algunos medios impresos nacionales para brindar noticias de su llegada y así poder facilitar su ubicación dentro de la nación. Llama la atención que se publicase en italiano. Esto puede corresponder al público al que estaba dirigido. Durante estos años, desde finales de los cuarenta hasta principios de los cincuenta, la mayor parte de los inmigrantes provenía de Italia, por lo cual el anuncio de su arribo podía servir para informar a los italianos ya asentados en Venezuela, algún conocido y presumiblemente facilitar su llegada.

  • 142 La Calle. Julio 26, 1953. P. 14.

96Asimismo se anunciaba: “Se Instaló Comisión Católica Venezolana de Migración”142. Tal cosa, organizada conjuntamente con el IAN, con la participación del Monseñor Armando Lombardi, con la finalidad asistir en servicios religiosos y ayuda espiritual a los inmigrantes; De esta forma se infiere la relación de apoyo por parte parte de la Iglesia Católica al proyecto migratorio del Estado venezolano con en la prestación de servicios religiosos a los inmigrantes.

  • 143 La Calle. Julio 12, 1953. P. 14.
  • 144 El Heraldo. Marzo 22, 1955. Primera Página.
  • 145 Carrera Damas, Germán. Una nación llamada Venezuela. 2006. pp. 156-157.

97De igual forma podían leerse estos titulares: “Llegan 133 Inmigrantes Italianos y Alemanes”143 en el Vapor “Auriga”. Y también: “Siete Niños Alemanes Adoptados por Venezolanos Llegan Hoy”144. Provenientes de distintos medios impresos, en ambos se observa el interés por la llegada de inmigrantes, en especial, los de origen alemán –tanto para su incorporación laboral, como para la adopción de niños– por parte de familias que pudiesen asumirlos económicamente. Explica Germán Carrera Damas145 sobre el fenómeno migratorio:

[…] el factor fundamental de esta revolución demográfica parece estar constituido por el proceso inmigratorio, un viejo anhelo liberal que debe relacionarse con la conformación de una clase dominante, –como efecto de la crisis de la sociedad implantada colonial–, por fortalecerse numéricamente, poniendo así a raya a los sectores no blancos de la población. El petróleo, en tanto factor dinámico de la economía, y la coyuntura de la II Guerra Mundial en tanto liberación de masas de población, determinaron que Venezuela lograra al fin, en la década de 1950, atraer un flujo migratorio considerable. […]

98En otras palabras: para el historiador cumanés los dos factores determinantes en el proceso migratorio que se presenta durante los años cincuenta se debe al petróleo –y a los ingresos extraordinarios por su venta– que percibe el Estado venezolano. Aunado a lo anterior, la Segunda Guerra Mundial representará el deterioro de las condiciones de vida de los países europeos, propiciando la movilidad humana en búsqueda de mejoras en su calidad de vida.

Proceso de la emigración portuguesa a Venezuela (1948-1958)

99En las primeras décadas del siglo XX –aproximadamente desde 1914– llegan a Venezuela algunos inmigrantes portugueses. Se trata de una emigración escasa, individualizada, o de pequeños grupos, espontánea, mayormente de Madeira, quienes llegan al suelo venezolano atraídos por aspiración de conseguir de trabajo en los nacientes campos petroleros y las grandes compañías (Caribbean Petroleum Company, Royal Dutch Shell). Durante los años treinta se observa la llegada de lusitanos: se embarcan desde Funchal, Madeira, llegan a Curazao para laborar en las refinerías y luego –por su proximidad– se desplazan a Venezuela. La Segunda Guerra Mundial supone un periodo de interrupción de las actividades “normales” y regulares de los tiempos de paz. Debido a la naturaleza misma de la conflagración, los juegos de posiciones estratégicas y tácticas entre las potencias beligerantes, la presencia de las “manadas de lobos” del almirante Karl Dönitz, los U-Boots alemanes en el Atlántico, entre otros aspectos, detienen la movilidad portuguesa hacia Venezuela. Luego de la contienda, en 1945, comienza la llegada de emigrantes europeos, en general, a Venezuela, primero de forma tímida y cautelosa, por las mismas secuelas que había dejado la guerra y los cambios políticos que experimentaba la nación. Entre 1946 y 1947, por diversas circunstancias, internas y externas, el número de inmigrantes aumenta moderadamente. Al asumir el poder la Junta Militar se hace efectiva la política de puertas abiertas, reduciendo drásticamente los trámites administrativos para el ingreso de europeos a la nación. Así el número de inmigrantes crece considerablemente, incluido el de los portugueses, ubicándose como los terceros en la proporción de la llegada, después de los italianos y los españoles. En este punto particular los portugueses utilizaron varios mecanismos para su llegada al suelo venezolano: algunos ingresaban a la nación con estado oficial de “transeúntes” y “turistas”, cuando muchos de ellos verdaderamente permanecerían en Venezuela trabajando.

Cuadro 17. Composición de la emigración oficial portuguesa a Venezuela, por distrito de origen (quinquenio 1955-1959) Distrito de origen de los emigrados portugueses Quinquenio 1955 - 1959

Aveiro……………………… .

5.070

Beja…………………………

12

Braga……………………… .

587

Bragança……………………

17

Castelo Branco…………… ..

237

Coimbra…………………… .

437

Évora……………………… .

8

Faro…………………………

935

Guardia…………………… ..

112

Leiria……………………… ..

327

Lisboa……………………… ..

223

Portalegre…………………… .

18

Porto…………………………

2.440

Santarém…………………… ..

68

Setúbal……………………… .

49

Viana do Castelo…………… ..

288

Vila Real…………………… ..

79

Viseu…………………………

224

Angra do Heroísmo………… ..

10

Horta…………………………

8

Ponta Delgada……………… .

31

Funchal………………………

9.711

Fuente: Carvalho Arroteia, Jorge. A Emigração Portuguesa. Suas origens e distribuição. 1983. p. 34. Adaptación: F.J. Ramos Rodríguez.

100Como puede apreciarse en el cuadro de Carvalho Arroteia, la mayor parte de los emigrantes portugueses venidos a Venezuela proceden la Isla de Madeira, contabilizando Funchal –su capital– 9.711 entre 1955 y 1959. Otros registros significativos son: Aveiro con 5.070, Porto con 2.440, Faro con 935. Esto durante el mismo periodo, lo cual hace inferir que los lusitanos emigrados provenían de distritos predominantemente rurales y poblaciones pequeñas. En este orden de ideas, sobre la procedencia de la emigración lusitana a Venezuela, pueden observarse los siguientes distritos, los cuales presentan un mayor número de habitantes:

  1. Isla de Madeira, cuya capital Funchal, y sus ciudades Ponta Delgada, región insular portuguesa, en el Océano Atlántico.

  2. Aveiro, región central litoral del Portugal Continental, cuya capital es Aveiro.

  3. Porto (en castellano Oporto), región norte costera del Portugal Continental, cuya capital, representa la segunda ciudad más importante del país, debido su histórico dinamismo económico.

101Asimismo, el historiador Antonio de Abreu Xavier refiere el siguiente cuadro sobre la población portuguesa residente en Venezuela, por sexo, desde el censo de 1891 hasta el de 1990, en relación con los extranjeros y los venezolanos:

Cuadro 18. Población portuguesa en Venezuela (1891-1990)

Cuadro 18. Población portuguesa en Venezuela (1891-1990)

Fuente: Abreu Xavier, Antonio de. Con Portugal en la maleta. 2007. p. 44.

  • 146 Carvalho Arroteia, Jorge. A Emigração Portuguesa. Suas origens e distribuição. 1983. p. 32.

102El cuadro de Abreu Xavier permite visualizar el número de extranjeros –y en especial de portugueses– que llegan a Venezuela en cada década del siglo XX. En este sentido, desde 1950 hasta 1961, se registra un incremento substancial de los inmigrantes que vienen a las tierras venezolanas. Tal cosa marca el precedente de llegada de la centuria vigésima, es decir, el punto de partida de los miles de inmigrantes que llegarán en decenios posteriores. En el caso de los inmigrantes lusitanos es significativa esta primera “oleada” de la década de los cincuenta, puesto que representa el “anclaje” para la llegada posterior de familiares, parientes, coterráneos, la cual aumentará en número en la década de los sesenta. De la misma manera, Carvalho Arroteia146 señala los siguientes aspectos sobre la emigración portuguesa a Venezuela:

[…] as saída para Venezuela tem-se distinguido pelo seu carácter regular, a partir do início da década de cinquenta. Com efeito, de menos de um milhar de emigrantes estimados nos anos de 1948 e 1949 (respectivamente 738 e 795 saídas para este país), em 1950 esse valor superou os tres milhares, valor que, tendo decrescido nos anos siguintes –1542 emigrantes anuais em média 1951 e 1952 – não deixa de reflectir o maior interesse por este país.
Comprovam-no as cerca de 5508 saídas registradas em 1954, e sobretudo em 1955 –5718–, coincidindo com a máximo emigração oficial portuguesa para a Venezuela […]

103Para Carvalho Arroteia esta emigración portuguesa es “regular”. Muestra un constante crecimiento desde finales de los años cuarenta y aumenta significativamente en los cincuenta, tal como lo evidencian los números de salida oficiales hacia Venezuela, al pasar de aproximadamente 738 individuos registrados en 1948 a 5.508 en 1954, lo cual refiere una incremento significativo en un tiempo relativamente breve.

104En este sentido la tendencia de aumento sostenido de la emigración portuguesa hacia Venezuela ira en crecimiento, motivada por las llamadas, los comentarios, las informaciones, las narraciones de experiencias y la consolidación económica de los emigrantes lusitanos llegados previamente, lo cual hace que familiares, parientes, amigos y conocidos –que aún residen en Madeira o Portugal– se trasladen y asienten en Venezuela, aportándoles, apoyo, refugio, trabajo, entre otras colaboraciones. Estos llamados, sumados a la situación interna portuguesa, contribuirán a acrecentar el número de lusitanos que deciden “saltar el charco” del Atlántico para reencontrarse con sus familiares.

Cuadro 19. Emigrantes portugueses hacia Venezuela entre 1955 y 1974

Portugal
Continental

Islas
Azores

Isla
Madeira

Total

Venezuela

41.1 %

0.4 %

58.5 %

75.211

Fuente: Carvalho, Jorge. A Evolução demográfica portuguesa. Reflexões e Perspectivas . p. 73.

105Como puede apreciarse en la relación que presenta Carvalho, más del cincuenta por ciento de los inmigrantes portugueses llegados a Venezuela procedían de la Isla de Madeira y el cuarenta por ciento del Portugal Continental. Y dentro de estos porcentajes, la mayor proporción provenía de los campos y del interior del país, además de las Islas Azores (menos del 0.5 %). Estos números son muy significativos, puesto que permiten observar los rasgos identitarios de los inmigrantes lusitanos, particularmente sus lazos culturales madeirenses.

El traslado desde Portugal hasta Venezuela (1948-1958)

106El traslado del Portugal Continental –o desde la Isla de Madeira– implicaba necesariamente el cruce del Atlántico. En vox populi, así se aludió más arriba, “cruzar el charco”, como forma familiarizar y acercar en distancia uno y otro lado del océano. Además de representar toda una experiencia inicial para muchos emigrantes lusitanos, dado algunos de ellos jamás había emprendido un viaje de tales dimensiones. El hecho de atravesar el Atlántico significaba dejar atrás el ambiente paterno y tomar la decisión de buscar otro horizonte (en otro país, con otra lengua).

107En este orden de ideas, la vía de transporte generalizado era marítima, a través de las grandes embarcaciones trasatlánticas, aunque se debe dejar claro que probablemente la emigración clandestina –de la cual no se tiene registro– pudo haber utilizado embarcaciones más pequeñas, incluso sin las condiciones de seguridad necesarias para asumir tal viaje, puesto que implica varios kilómetros de navegación en océano abierto. En todo caso la emigración oficial y la clandestina realizaron el mismo traslado, posiblemente con variaciones en la ruta y/o la escala. Algunos portugueses venían de Europa y antes de llegar a Venezuela hicieron una escala previa en Brasil.

  • 147 En: Diário Popular, República, Diário de Lisboa.

108Una vez obtenido el permiso de emigración por parte de las autoridades venezolanas, los emigrantes lusitanos podían hacer los preparativos para embarcarse hacia América del Sur. Los portugueses, que habían logrado obtener el estatuto de “inmigrantes”, podían viajar con el apoyo financiero y logístico del Estado venezolano. Otros sin embargo, lo hacían a sus expensas. Durante los años cincuenta se hicieron cada vez más comunes los anuncios en la prensa portuguesa147, ofreciendo viajes trasatlánticos.

109La travesía de cruzar el océano Atlántico y el Mar Caribe representaba para los emigrantes portugueses una ruptura física y simbólica con la tierra dejada atrás en el puerto de embarque y en la imagen que se iba distorsionando, con la lejanía, a medida que el barco se distanciaba de la costa. El viaje podía durar entre ocho y quince días, dependiendo del lugar de donde se haya zarpado. En el transcurso de estos días los pasajeros solo tenían el azul basto del océano como compañero constante. Algunos viajaban con sus familias, esposa e hijos, mientras que otros iban en solitario. Dentro del barco los camarotes eran modestos. El lugar de pasar el tiempo estaba en los pasillos de la nave: podían escucharse distintas voces, acentos que iban mezclándose y confundiéndose, por las diferentes regiones de las que provenía cada emigrante lusitano; los niños, a su vez, con la curiosidad de la edad, jugaban. El capitán de barco representaba la máxima autoridad.

Diário Popular. 30.12.1950. p 8. Publicidad de viaje a La Guaira, Venezuela.

Diário Popular. 30.12.1950. p 8. Publicidad de viaje a La Guaira, Venezuela.

República. 30.04.1956. p 11.

República. 30.04.1956. p 11.

Diário Popular. 10.04.1955. p 13

Diário Popular. 10.04.1955. p 13

Diário de Lisboa. 31.08.1956. p 12.

Diário de Lisboa. 31.08.1956. p 12.

110En estos anuncios de prensa, publicados en distintos medios, Diário Popular, República, Diário de Lisboa, se puede apreciar el creciente interese en ofrecer viajes trasatlánticos con escala en el puerto de La Guaira. En este particular es relevante analizar que la información publicitaria está dirigida una población portuguesa con pretensiones de viajar al exterior, de turismo o emigración. Obviamente las compañías de navegación deben estar conscientes de esta intención y promocionan el servicio de transportes marítimos, así como su rentabilidad, para su manteamiento operativo.

111La Companhia Colonial de Navegação se granjeó prestigio en los servicios de navegación y viajes transatlánticos desde Europa hasta América. Dentro de sus navíos se encontraban el Vera Cruz, Pátria, Serpa Pinto, Santa María (este último fue uno de los que transportó a miles de inmigrantes, como a Venezuela).

La Llegada a Venezuela (1948-1958)

112La mayoría de los inmigrantes portugueses que llegaban a Venezuela lo hacían al puerto de La Guaira –en la costa centro-norte de la nación– y desde allí continuaban hasta la capital de la república, Caracas. Algunos llegaban por otros puertos –como Puerto Cabello, en el estado Carabobo– y proseguían hasta Valencia. Otros hacían lo propio desde Curazao y pasaban a la Península de Paraguaná, estado Falcón (norte-oeste), Maracaibo, estado Zulia (Oeste) y el estado Sucre (este). Y también, probablemente, están algunos embarcaderos. Poco conocidos, ingresaban clandestinamente.

113En este sentido se pueden establecer tres rutas generales de llegada. En ningún caso son únicas o exclusivas (representan más bien, grosso modo, las llegadas principales): primero, en el Puerto de La Guaira, el más importante de la nación por su dinámico movimiento histórico, que fue la entrada de la mayoría de los emigrantes portugueses “oficiales”, legales, quienes luego se desplazaban hacia el interior; segundo, en el occidente, los estados Zulia y Falcón representaban los centros productores de petróleo, eran un atractivo por las oportunidades de trabajo y su cercanía de Curazao como “puente o escala” previa a la llegada a Venezuela; tercero, y no se puede obviar, los puntos de llegada de la emigración clandestina, de la cual es dificultoso –debido a la escasez de documentos– establecer la exactitud de su número y lugar de llegada; sin embargo, deben tenerse en consideración.

114Por otro lado, también debe tomarse en cuenta la inmigración selectiva y dirigida por el Instituto Agrario Nacional (IAN), ente del Estado venezolano que organizaba y dirigía la llegada, el traslado y la ubicación de los inmigrantes destinados a las colonias agrícolas instaladas en el interior de la nación, disponiendo la colocación de los individuos y las familias completas en varios estados para la labranza de las parcelas asignadas.

  • 148 El Universal. Abril 1°, 1950. Sección 2.
  • 149 “Se Mató un Portugués en la Ciudad Universitaria”. El Nacional. Diciembre 12, 1950. Primera página.

115La presencia de los inmigrantes portugueses en Caracas y su labor en el desarrollo de las grandes construcciones gubernamentales se comienza a evidenciar cada vez más. Una muestra de esta situación la recoge una noticia publicada en la prensa capitalina: “Atropellado un Portugués ayer en Boleita”148. También hay otras informaciones, como la que refiere la muerte de un inmigrante portugués, Antonio Dos Santos149, de 34 años, que trabajaba en la construcción del Stadium Olímpico de la Ciudad Universitaria, lo cual representa la incorporación de inmigrantes lusitanos como mano de obra en el sector de la construcción de edificaciones oficiales, promovidas por el Estado venezolano.

  • 150 “Portugués Herido en un Volcamiento”. La Calle. Julio 10, 1954. P. 18.

116De igual manera, los portugueses que llegan a Venezuela también se trasladan hacia el interior de la nación, puesto que buscan oportunidades de trabajo. Uno de estos casos se podía encontrar en la prensa venezolana, con noticias150 como esta: “Volcamiento de una camioneta que conducía el italiano José Silvano, resultó herido el portugués Ernestino Cayetano, de 19 años de edad y con residencia en esta ciudad”. En este particular se pueden distinguir dos aspectos relevantes: uno, la presencia de los lusitanos, jóvenes, en ciudades de la provincia, es decir, un desplazamiento hacia otros centros, como las capitales de estados; y dos, el contacto con otros inmigrantes europeos que tienen los portugueses; en el caso de este desafortunado accidente, costó la vida de uno de ellos.

Notes

67 Acosta Saignes, Miguel. Historia de los portugueses en Venezuela. Caracas: Librería Suma, 1977, p. 47.

68 Oviedo y Baños, José de. Historia de la Conquista y Población de la Provincia de Venezuela. 2004. p. 114.

69 Ibíd. p. 53.

70 Confrontar con: Suárez, Ramón Darío. Genealogía del Libertador. 1983. 529 p.

71 Nectario M., Hermano. Juan Fernández de León, Fundador de Guanare. 1971. pp. 33, 36, 40.

72 Ibíd. p. 61.

73 Archivo del Libertador. (Documento digitalizado). Disponible en: http://libertador.bolivarium.usb.ve/rollos/rollo74/0000617400902001.jpg

74 Archivo del Libertador. (Documento digitalizado). Disponible en: http://libertador.bolivarium.usb.ve/documento.php?id=11180f8

75 Sobre José Tomás Machaco, en: Machado Rivero, Eduardo. Portugal y Venezuela. 1966. 7 p.

76 El establecimiento de estas representaciones diplomáticas en el ámbito de los consulados ha sido recogida en: Moreira Da Cunha, José Fernando. Viagem á Venezuela. 1998.

77 Informe al Congreso de 1858 sobre el Estado de las Relaciones Exteriores, Inmigración é Instrucción Pública de Venezuela, por el Secretario de estos ramos. 1858. p. 123.

78 Memoria del Ministro de Relaciones Exteriores de los Estados Unidos de Venezuela a la Legislatura Nacional. 1868. pp. 170 y 178.

79 Los romanos habían llamado Lusitanía a la región, debido a la tribu que la habitaba los lusitanos. Posteriormente, en siglo IX, entre 930 y 950, se le denomina al espacio geográfico, Portucale, el cual, probablemente, viene del latín Portus (puerto).

80 Confrontar con: Alves, Adalberto. Portugal. Ecos de um passado árabe. 1999. 60 p.

81 Madeira, en portugués “madera”, fue explorada y colonizada por los portugueses Tristão Vaz Teixeira y João Gonçãoles Zarco, entre 1418-1419.

82 Confrontar con: Albuquerque, Luis de. Historia de la navegación portuguesa. 1991. 290 p.

83 Lei da Separação das Igrejas do Estado. Diário do Governo, N° 92, de 21 de Abril de 1911.

84 La nueva bandera, de colores rojo y verde, izada oficialmente el 1° de diciembre de 1910, fue institucionalizada el 30 de junio de 1911 como medio de fortalecimiento de los símbolos republicanos y a su vez para establecer distancia de la antigua bandera monárquica, blanca y azul, utilizada entre 1830 y 1910.

85 A Portuguesa”, fue compuesta en 1890, letra de Henrique Lópes de Mendoça y música de Alfredo Keil, utilizada desde 1910.

86 Constituição Política da República Portuguêsa. De 21 de agosto de 1911.

87 López-Davalillo Larrea, Julio. Atlás histórico contemporáneo de España y Portugal. Madrid: Editorial Síntesis, 2002, p. 116.

88 Livermore, Harold V. A new History of Portugal. 1976. p. 327.

89 Wheeler, Douglas y Walter Opello. Historical Dictionary of Portugal. 2010. p. 17.

90 El Partido Republicano y el Partido Demócrata.

91 Wheeler, Douglas L. Republican Portugal: A Political History, 1910-1926. 1978. p. 246.

92 El general Miguel Primo de Rivera lideró un exitoso golpe de Estado que lo llevó a constituir un Directorio Militar. Gobernó España entre 1923 y 1930.

93 António de Oliveira Salazar (Vimieiro, Santa Comba Dão, Portugal, 28. IV. 1889–Lisboa, 27. VI.1970). Economista y profesor de la Universidad de Coímbra. Ministro de Finanza (1928-1940), Presidente del Consejo de Ministros (1932-1968), Presidente de la República interino (abril-agosto 1951).

94 El Acta Colonial del 8 de julio de 1930 instrumentaba la política portuguesa para sus colonias de ultramar, en un esfuerzo del Estado por conservarlas.

95 Constitución Política de la República Portuguesa. 1933. p. 5. Disponible en: http://fama2.us.es/fde/ocr/2006/constitucionPortuguesa.pdf

96 Salazar ejerce como Presidente del Consejo de Ministros desde el 5 de julio de 1932 hasta el 27 de septiembre de 1968.

97 A Obra do sr. dr. Oliveira Salazar es apreciada pelo <Times>”. Diário da Manhã. Marzo 4, 1933.

98 Salazar, António de Oliveira. Discursos. Volumen I. p. 300.

99 Solo una organización política era legal: União Nacional (fundada en 1930).

100 Rosas, Fernando. “O salazarismo e o homem novo: ensaio sobre o Estado Novo e a questão do totalitarismo”. En Análise Social. Vol. XXXV (157). 2001 pp.1033-1034.

101 Reís Torga, Luíz. “O Estado Novo. Fascismo, Salazarismo e Europa”. En: Tengarrinha, José (Org.). Histórica de Portugal. 2000. pp320-321.

102 Confrontar con: Ameal, João. Construção do Novo Estado. 1938. Ameal es considerado uno de los historiadores e ideólogos del Estado Novo portugués.

103 Birmingham, David. Historia de Portugal. 2005. p. 175.

104 Se crearon en 1936 organizaciones oficiales para la formación y la promoción de las máximas figuras del Estado, el presidente y el propio Salazar: la Mocidade Portuguesa, destinada a los jóvenes, la Legão Portuguesa, cuerpo paramilitar.

105 En 1933 se crea el Secretariado de Propaganda Nacional, órgano oficial encargado de la difusión de la información sobre el Estado Novo, y la figura de Salazar, dirigido por António Ferro (1895-1956).

106 Jiménez R., Juan C. Salazarismo y política exterior. Studia Histórica. N° 21. 2003. p. 161.

107 “The North Atlantic Treaty”. Washington D.C., April 4, 1949 [documento en línea]. Disponible en: http://www.nato.int/cps/en/natolive/official_texts_17120.htm

108 La Guerra Fría representará un choque de influencias, aunque no directas. Se enfrentarán, entre 1945 y 1991, a través de terceros, las dos superpotencias vencedoras de la Segunda Guerra Mundial, es decir, los Estados Unidos –la democracia liberal, capitalista– y la Unión Soviética, socialista y comunista.

109 Durán Villa, Francisco y Ma. Luisa Pérez Fariñas. “Coyuntura socio-económica y cambios demográficos en Portugal durante el siglo XX”, Paralelo 37°. N° 13. 1989, pp. 100- 101.

110 Gallagher, Tom. Portugal: A Twentieth-century Interpretation. 1983. p. 137.

111 De la Torre, Hipólito y Josep Sánchez Cervelló. Portugal en el Siglo XX. 1995. p. 197.

112 Vieira, Alberto. Portugal y las islas del Atlántico. 1992. 316 p.

113 European Recovery Program (ERP). Implementado entre 1947 y 1949, tuvo su principal propulsor en el general estadounidense George Marshall (1880-1959). El entonces Secretario de Estado abogaba por la reconstrucción de Europa occidental para que no cayese en el comunismo soviético. Portugal recibió aproximadamente 70 millones de dólares en ayuda.

114 Anderson, James M. The History of Portugal. 2000. p. 11.

115 Muchos otros pueblos, desde la antigüedad, habían utilizado las aguas de ríos, lagos y mares para sus exploraciones y actividades económicas, como los griegos en el Egeo, el Mar Negro y el Mediterráneo. Posteriormente lo haría Inglaterra para así constituir su propio imperio.

116 Los navegantes portugueses más conocidos son los del Siglo XVI: Vasco da Gama y su ruta marítima a la India (1497-1498); Álvares Cabral a Brasil (1500); Magallanes recorre el Estrecho sur de América (lleva su nombre).

117 En Portugal, o en la Isla de Madeira, les resultaría costoso adquirir su propia parcela de tierras para el cultivo, así como ser propietarios de su establecimiento comercial (pequeña y mediana empresa).

118 Las Guerras Coloniales portuguesas se desarrollan entre 1961 y 1975. Tienen como principales escenarios Angola, Mozambique, Guinea Bissau, Santo Tomé y Príncipe, además de Timor Oriental (Asia).

119 Confrontar: Baralt, Rafael María y Ramón Díaz. Resumen de la Historia de Venezuela. 1841. 570p.

120 Picón-Salas, Mariano. Viejos y Nuevos Mundos. 1983. p. 17.

121 Irwin Gaffaro, Domingo y otros. Pretorianismo venezolano del siglo XXI. 2007. p. 10.

122 O novo governo de Venezuela”, Diário de Lisboa. Janeiro 2, 1936. p. 7.

123 Carlos Román Delgado-Chalbaud Gómez Velutini (Caracas, 20. I. 1909-13. IX. 1950). Ingeniero graduado en Francia. Oficial militar asimilado en el Ejército venezolano, formado en la Escuela Superior de Guerra de Versalles, Francia (1937-1939), Ministro de la Defensa (1945-1948), Miembro de la Junta de Gobierno (1945-1948), Presidente de la Junta Militar (1948-1950).

124 Confrontar: Suárez Flamerich, Óscar. Germán Suárez Flamerich. Presidente de la Junta de Gobierno Plural de Venezuela. 1992. 357 p.

125 Marcos Evangelista Pérez Jiménez (Michelena, Táchira, 25. IV.1914-20. IX.2001). Ministro de la Defensa (1948-1952), Miembro de la Junta Militar (1948-1950) y la Junta de Gobierno (1950-1952). Presidente de la República (1952-1958).

126 Luis Felipe Llovera Páez (Ciudad Bolívar, 13. IV.1913-Caracas, 10. IX.1977). Ministro del Interior (1948-1952), Miembro de la Junta Militar (1948-1950) y la Junta de Gobierno (1950-1950), Director de la Oficina de Estudios Especiales (1953-1955), Ministro de Comunicaciones (1956-1958).

127 Brito Figueroa, Federico. Historia económica y social de Venezuela. Tomo II. 1996. p. 349.

128 Foreman-Peck, James. Historia económica mundial. 1995. p. 305.

129 Pellegrino, Adela. Ibídem. p. 201.

130 Avendaño Lugo, José Ramón. Militarismo en Venezuela. 1982. p. 206.

131 La Guerra de Corea se desarrollará entre 1950 y 1953 en la Península de Corea. Enmarcada en la Guerra Fría, se enfrenta la Corea del Norte comunista –apoyada por China y la URSS– y la Corea del Sur democrática –apoyada por los Estados Unidos– y varios países más.

132 Urbaneja, Diego B. Pueblo y petróleo en la política venezolana del siglo XX. 1993. p. 127.

133 Maza Zavala, D. F. Explosión demográfica y crecimiento económico. 1987. p. 225.

134 República de Venezuela. Tratados Públicos y Acuerdos Internacionales de Venezuela. Volumen IX. 1947-1952. 1956. pp. 464 y 524.

135 “Triunfou na Venezuela um movimento de caracter militar”, Diário de Lisboa. Novembro 25, 1948. p. 12. “Novos tumultos na Venezuela onde está constituído o novo Governo”, Diário de Lisboa. Novembro 26, 1948. Primera página.

136 MRE. Sección Protocolo. País Portugal. Año 1948. Número de Expediente 1050. Documento: Reunión del Honorable Cuerpo Diplomático para considerar la situación política del país.

137 MRE. Sección Protocolo. País Portugal. Año 1955. Número de Expediente 670. Documento: Determinación de elevar a la categoría de Embajada la Legación de Portugal en Venezuela.

138 AHM. Serie B. Caja 98. 1956. Discurso de Marcos Pérez Jiménez. Al recibir la Condecoración de las Ordenes Militares de Aviz y Christo que le fue impuesta por el Gobierno de Portugal. 21 de Mayo de 1956.

139 AHM. Serie C, Caja 2, Carpeta 5, Documento 25. Miraflores, 1° de Septiembre de 1949. “Instrucciones de la Junta Militar de Gobierno, atención especial inmigración”.

140 El Universal. Abril 1°, 1950. p. 4.

141 El Impulso. Septiembre, 1952.

142 La Calle. Julio 26, 1953. P. 14.

143 La Calle. Julio 12, 1953. P. 14.

144 El Heraldo. Marzo 22, 1955. Primera Página.

145 Carrera Damas, Germán. Una nación llamada Venezuela. 2006. pp. 156-157.

146 Carvalho Arroteia, Jorge. A Emigração Portuguesa. Suas origens e distribuição. 1983. p. 32.

147 En: Diário Popular, República, Diário de Lisboa.

148 El Universal. Abril 1°, 1950. Sección 2.

149 “Se Mató un Portugués en la Ciudad Universitaria”. El Nacional. Diciembre 12, 1950. Primera página.

150 “Portugués Herido en un Volcamiento”. La Calle. Julio 10, 1954. P. 18.

Table des illustrations

Titre Gráfico 1. Movimiento migratorio Portugal. 1910-2000.
Crédits Fuente: Instituto Geográfico Portugués (http://www.igeo.pt/​).
URL http://books.openedition.org/ariadnaediciones/docannexe/image/8428/img-1.jpg
Fichier image/jpeg, 24k
URL http://books.openedition.org/ariadnaediciones/docannexe/image/8428/img-2.jpg
Fichier image/jpeg, 47k
Titre Cuadro 18. Población portuguesa en Venezuela (1891-1990)
Crédits Fuente: Abreu Xavier, Antonio de. Con Portugal en la maleta. 2007. p. 44.
URL http://books.openedition.org/ariadnaediciones/docannexe/image/8428/img-3.jpg
Fichier image/jpeg, 52k
Titre Diário Popular. 30.12.1950. p 8. Publicidad de viaje a La Guaira, Venezuela.
URL http://books.openedition.org/ariadnaediciones/docannexe/image/8428/img-4.jpg
Fichier image/jpeg, 30k
Titre República. 30.04.1956. p 11.
URL http://books.openedition.org/ariadnaediciones/docannexe/image/8428/img-5.jpg
Fichier image/jpeg, 23k
Titre Diário Popular. 10.04.1955. p 13
URL http://books.openedition.org/ariadnaediciones/docannexe/image/8428/img-6.jpg
Fichier image/jpeg, 49k
Titre Diário de Lisboa. 31.08.1956. p 12.
URL http://books.openedition.org/ariadnaediciones/docannexe/image/8428/img-7.jpg
Fichier image/jpeg, 63k

Acheter

Rechercher dans OpenEdition Search

Vous allez être redirigé vers OpenEdition Search