Version classiqueVersion mobile

Diálogos compartidos en Nuestramérica

 | 
Sandra Iturrieta Olivares

Columnas “Emergencias”. Octubre 2015 – Diciembre 2018

Emergencias n° 35 noviembre 2018, gt. Iiee idea-usach.

La descolonización del pensar y el hacer en Silvia Rivera Cusicanqui

Alejandra Ruiz Tarrés

Texte intégral

1Las ideas de Silvia Rivera Cusicanqui se instalan en la historia del pensamiento latinoamericano desde la década de los ochenta, fundamentalmente a partir de la publicación en 1984 del libro “Oprimidos pero no vencidos: luchas del campesinado aymara y quechua. 1900-1980”.

  • 1 El grupo THOA de inicios de los 80, fue compuesto por Tomás Huanca, Zulema Lehm, Esteban Ticona, Ra (...)

2Desde entonces, pero incluso antes, a partir de su trabajo en el Taller de Historia Oral Andina (THOA)1, su propuesta se ha dedicado a la búsqueda de nuevas metodologías que le permitan acceder a otras formas de conocer y entender el mundo (por ej. la historia oral, la sociología de la imagen), validando en ese acto los saberes indígenas, sus epistemes, luchas, memorias colectivas de larga data; buscando abrir una comprensión de la sociedad boliviana más compleja, más rica, dinámica, identitaria y libertaria. Así, el quehacer investigativo se torna en una “práctica descolonizadora”, en tanto no se enfrenta a un objeto de estudio a indagar, sino más bien genera una co-creación que incorpora las epistemes y sentidos propios de las comunidades (Rivera Cusicanqui, 2010), en la construcción del conocimiento sobre acontecimientos históricos que impactan a la sociedad boliviana como totalidad.

3Pero acercarse a comprender y develar el colonialismo interno, requiere de herramientas novedosas. La apertura hecha por Rivera Cusicanqui desde otras epistemologías y métodos facilita la descolonización de la mirada y el pensamiento. En el intento por resquebrajar las imágenes heredadas por organizaciones sociales jerarquizadoras de etnias, clases y géneros; se abre la posibilidad de elaborar, asentar y potenciar pensamientos propios, al tiempo que poco a poco se despliega la potencia de la creación colectiva de un paradigma ch’ixi.

4Según plantea la autora, lo ch’ixi expresa una yuxtaposición de colores opuestos (blanco/negro) que muestran otro (gris jaspeado), cuya composición no homogeneiza la diversidad de colores que confluyen. En lo ch’ixi se consigue una indiferenciada combinación de opuestos, una coexistencia que no aspira a una amalgama, planteando “la coexistencia en paralelo de múltiples diferencias culturales que no se funden, sino que antagonizan o se complementan. Cada una se reproduce a sí misma desde la profundidad del pasado y se relaciona con las otras de forma contenciosa” (Rivera Cusicanqui, 2010).

5La posibilidad de una convivencia abigarrada no hibridiza promediando las distancias, más bien reconoce el conflicto que la diferencia irresoluble comporta y lo subvierte en potencia. Lo potencialmente posible puede quedar encriptado como una marca insoslayable, sólo mientras los habitantes de sociedades abigarradas, en sus relaciones cotidianas, encuentran un registro que permita reconocer al “otro” en tanto “otro” también somos.

6Por tanto, para avanzar en procesos de descolonización, se requiere la promoción y fortalecimiento de concepciones de mundo “ser-unos-con-otros” (Nancy, 2006), a partir de las cuales se agudiza el reconocimiento, más que particulares identidades, de las relaciones posibles entre los infinitos “otros” que existen; bajo el entendido que varios “otros” contienen la potencia de un “nosotros”; no homogéneo, ni híbrido o amalgamado. Son identidades colectivas que respetan los colores propios.

7Para avanzar hacia esos horizontes será fundamental descolonizar ideas y prácticas, cuerpos y métodos. Los movimientos feministas e indígenas de estos tiempos han colaborado significativamente a avanzar en tales procesos, quienes nos dedicamos a las ciencias sociales y humanas podemos hacer lo propio. Silvia Rivera Cusicanqui, con su planteamiento metodológico y epistémico, ha colaborado en tensionar las fronteras del quehacer vigente en las ciencias sociales, bajo la propuesta de un saber intelectual compenetrado con un saber práctico que comporta un alto compromiso político.

Bibliographie

Referencias Bibliográficas:

Nancy, Jean-Luc. (2006). Ser Singular Plural. Traducción de Antonio Tudela. Madrid: Arena Libros.
Rivera Cusicanqui, Silvia (2010). Ch’ixinakax Utxiwa. Reflexión sobre prácticas y discursos descolonizadores. Buenos Aires: Tinta Limón

Notes

1 El grupo THOA de inicios de los 80, fue compuesto por Tomás Huanca, Zulema Lehm, Esteban Ticona, Ramón Conde y Silvia Rivera Cuscanqui. Luego, confluyeron también Lucila Criales, Humberto Mamani, Felipe Santos.

Acheter

Rechercher dans OpenEdition Search

Vous allez être redirigé vers OpenEdition Search