Version classiqueVersion mobile

El Partido Socialista argentino, 1896-1912

 | 
Lucas Poy

Agradecimientos

Texte intégral

1Este libro es el resultado de una investigación que comenzó luego de la defensa de mi tesis doctoral, a fines de 2013. Fue posible gracias a mi trabajo en el CONICET, primero como becario posdoctoral y luego como investigador, y también a diversos subsidios, becas y financiamientos parciales de la Universidad de Buenos Aires, la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica y el CEDLA de los Países Bajos. A lo largo de estos años, los avances de la investigación fueron presentados en diversos congresos y publicados en revistas académicas, tanto en Argentina como en el exterior. Desde el comienzo, sin embargo, fue mi intención trabajar en la preparación de un libro que reuniera los distintos avances parciales en una obra de mayor alcance para proponer un abordaje global de la historia temprana del socialismo argentino.

2Este volumen es el producto de ese esfuerzo de síntesis. La introducción, el capítulo 1 y el capítulo 2 fueron escritos específicamente para este libro y no habían sido publicados ni presentados previamente en ninguna forma. Los textos que ahora forman los demás capítulos fueron publicados previamente en distintas revistas académicas, si bien en la mayoría de los casos han sido reelaborados de manera significativa. Además de agradecer a todas esas publicaciones por la posibilidad de incluir esos textos en este libro, no quiero dejar de mencionar el importante trabajo de evaluación que realizaron, que ayudó en su momento a corregir errores y realizar cambios. Se trata de Población & Sociedad (capítulo 3), European Review of Latin American and Caribbean Studies (capítulo 4), A contracorriente (capítulo 5), Revista de Historia Americana y Argentina (capítulo 6), Archivos de historia del movimiento obrero y la izquierda (capítulo 8), Avances del Cesor (capítulo 9), Diálogos (capítulo 10), Sociohistórica (capítulo 11) y Nuevo Mundo Mundos Nuevos (capítulo 12). La primera versión del capítulo 7, dedicado a la escisión colectivista, fue publicada en PIMSA y la escribimos en conjunto con Sabrina Asquini, a quien agradezco por permitirme reproducir aquí una variante de ese texto.

3El trabajo de investigar y escribir libros de historia es lento y solitario. Por eso mismo es tan importante el respaldo colectivo a estas actividades silenciosas e individuales: el intercambio con colegas en jornadas, conferencias y congresos es fundamental; mi experiencia es que aún más valioso es el trabajo colectivo en ámbitos menos formales, pero con mayor compromiso por la lectura y la construcción conjunta de conocimiento. El colectivo de la revista Archivos del movimiento obrero y la izquierda y el Centro de Estudios Históricos de los Trabajadores y las Izquierdas fue el espacio fundamental en el cual se gestó la investigación que resume este libro. De manera desinteresada sus compañeros y compañeras leyeron y discutieron mi trabajo y me ayudaron a clarificar ideas e hipótesis. En particular quiero agradecer a Hernán Camarero, que dirigió mi trabajo de investigación; a Alejandro Belkin y Sabrina Asquini, con quienes compartimos incontables intercambios acerca de los más nimios detalles de la vida de algún ignoto militante; a Hernán Díaz, Diego Ceruso y Walter Koppmann, por tantas lecturas y devoluciones comprometidas; a Laura Caruso, por nuestros periódicos desayunos para ordenar ideas y compartir proyectos. Por suerte no fueron los únicos: en otros ámbitos encontré personas que dedicaron su tiempo y esfuerzo a leer mi trabajo y darme sus opiniones: Nicolás Iñigo Carrera, que codirigió el proyecto y siempre promovió mi interés en el PS, Carlos M. Herrera, Ludmila Scheinkman, María Ullivarri, Gabriela Mitidieri y Florencia D’Uva son algunas de ellas. Como es bien sabido, los errores que subsistan son de mi exclusiva responsabilidad.

4El excepcional archivo y biblioteca del Instituto Internacional de Historia Social, en Ámsterdam, resultó indispensable para la realización de este trabajo. Entre las muchas personas que me ayudaron allí no quiero dejar de nombrar a Marcel van der Linden, Leo Lucassen, Henk Wals, Rossana Barragán, Jacqueline Rutte, Pepijn Brandon, Marien van der Heijden, David Mayer y Almudena Rubio.

5El trabajo académico no es todo en la vida, por suerte. Por eso los agradecimientos más importantes son a mi hermana, mi hermano, mis amigos y mis amigas, por mantenerme cuerdo; a Charlotte y a Lara, por el amor trilingüe; a mi vieja, por tanto, siempre.

616 de junio de 2020

Acheter

Volume papier

amazon.fr
Rechercher dans OpenEdition Search

Vous allez être redirigé vers OpenEdition Search