Desktop versionMobile version
OpenEdition Books

Los suplementeros

 | 
Jorge Rojas Flores

9. La huelga de 1902

Full text

1El año en que Fermandois comenzó a publicar su novela en LaRevista Católica, la venta de diarios se vio alterada a raíz de un movimiento huelguístico que puso en primera plana a los niños. Era la otra faceta que el sacerdote no había mostrado. Solo destacó la rivalidad entre vendedores e intermediarios. Pero un elemento de mayor tensión se producía entre los suplementeros y las empresas, por el precio final de venta, los porcentajes para el vendedor y las facilidades para devolver los diarios no comercializados.

  • 85 Así lo señaló La Democracia, de Linares, citado por El Diario Ilustrado, Santiago, 28/oct./1902.
  • 86 El Diario Ilustrado, Santiago, 19/octubre/1902 (“Diez centavos”); 4/nov./1902; 5/nov./1902 (“Charla (...)

2En 1902 todos los diarios de Santiago se vendían a cinco centavos el ejemplar. El Diario Ilustrado, que llevaba seis meses de circulación, alegando su mayor costo de impresión y la depreciación del peso, duplicó el precio de la edición de los días lunes, más abundante en fotografías. Un periódico de provincia relató que “después de algunas resistencias de los suplementeros, [el nuevo valor] pudo imponerse”85. Pero el sábado 18 de octubre el diario aplicó esta nueva tarifa a toda la semana. El valor de la suscripción anual no varió. El periódico, al parecer, esperaba una reacción negativa de los lectores, y por ello durante varios días, con un lenguaje bastante agresivo, defendió su decisión86.

3Sin embargo, a poco andar quedó de manifiesto que la resistencia mayor provenía de los vendedores. En la edición del 4 de noviembre publicó en primera plana una foto donde se mostraba a un grupo de periodistas vendiendo los ejemplares en la calle, mientras otro grupo, formado por niños, permanecía frente a las oficinas de venta (foto N° 16).

  • 87 El Diario Ilustrado, Santiago, 4/noviembre/ 1902

Foto N°16: Huelga de 1902. Manifestantes frente a la oficina de venta de EL >DIARIO ILUSTRADO87.

  • 88 El Diario Ilustrado, Santiago, 4/noviembre/1902

4Comentando esta situación, el periódico señalaba su sorpresa ante la negativa de “los chicos” de vender el diario el día anterior. “Lo singular es que han venido a manifestar este propósito precisamente cuando ya el público ha aceptado el alza natural del precio, en la cual [sic] los chicos son los primeros beneficiados, por cuanto ganan cuatro centavos en la venta de cada ejemplar, en vez de los dos que ganaban antes”. En los dos últimos días de la semana previa la edición se había agotado, según el artículo informativo. Ante la huelga, “hubo de salir a vender el diario parte del personal de redacción, que ocasionalmente se encontraba en la imprenta a esa hora, y hasta del de administración”. En opinión del diario, la comisión recibida por los suplementeros era tan alta que les dejaba unos veinte o veinticinco pesos, cifra más elevada que el propio salario del personal, lo que estaba creando problemas entre los adultos. “La comisión de venta de un diario es, en realidad, uno de los trabajos mejor remunerados entre nosotros”88.

5La venta improvisada de periódicos en las calles continuó en los días siguientes, como lo atestiguan varias fotografías publicadas por el propio diario (fotos N° 17 y 18).

  • 89 El Diario Ilustrado, Santiago, 4/noviembre/1902.

Foto N°17: Huelga de 1902. “El Director de EL DIARIO acompañado de un grupo de improvisados suplementeros”89.

  • 90 El Diario Ilustrado, Santiago, 6/noviembre/1902

Foto N°18: Huelga de 1902. “Los suplementeros de El Diario Ilustrado, vendiéndolo en las calles más centrales de Santiago, donde es comprado y leído por todo el mundo. Grupo de jóvenes leyendo El Diario. Señoritas comprándolo. Jóvenes de la redacción ofreciéndolo a distinguidas niñas y señoras”90.

  • 91 El Diario Ilustrado, Santiago, 9/noviembre/1902.

6El día 9 de noviembre una caricatura en la sección “La Semana Cómica” graficó tanto la percepción que tenía el diario de la huelga, como la imagen que se había formado de los suplementeros: dos niños-adolescentes desarrapados, de pie y fumando, con un aire desafiante, al lado de un caballero con sombrero de copa vendiendo el periódico (foto N°19)91.

  • 92 Diario Ilustrado, Santiago, 9/noviembre/1902.

Foto N°19: Huelga de 1902. Sección Semana Cómica de El Diario Ilustrado: “La huelga de los suplementeros o el mundo al revés”92.

  • 93 El Diario Ilustrado, Santiago, 11/noviembre/1902 (editorial).

7A los pocos días se demostró que la situación no había sido fácil para el diario. La dirección de éste, pese a sus comentarios anteriores, debió ceder ante la presión. El día 11 se anunció la publicación de dos ediciones, una para su circulación en Santiago y otra para Valparaíso y provincias, ambas al antiguo valor de cinco centavos. Los lectores no se habían resistido al alza, según decía el periódico, “pero entre los vendedores ambulantes, que son los únicos que en Santiago sirven de intermediarios entre la imprenta y el público, tropezó ella con ciertos inconvenientes que nuestra Dirección ha creído necesario cesar, volviendo [a] adoptar el antiguo precio de cinco centavos”93.

  • 94 La Ajitación, Santiago, N° 17, 10/diciembre/1902. Agradezco esta referencia a Sergio Grez.

8En periódico anarquista La Agitación calificó el movimiento como una “huelga modelo”, que demostraba la efectividad de la acción directa. “Ni un solo ejemplar del citado diario salió a la venta mientras duró el movimiento suplementeril. Uno que otro carnero que se atrevía a sacarlo, era asaltado por sus compañeros, se le despojaba de su mercancía, i hasta a veces era obsequiado con unas cuantas caricias contundentes. Inútil era la vijilancia de la policía, pues la astucia i lijereza de los huelguistas burlaba todas las acechanzas”94.

Foto N°20: Aviso de reducción del precio de venta. El Diario Ilustrado, Santiago, 13/nov./1902

9No nos quedan claras las consecuencias que tuvo este movimiento, bastante efectivo en lo inmediato. No encontramos registros de la reacción posterior de la empresa involucrada ni de las restantes. Pero, si bien no hay seguridad, una respuesta pudo ser el intento por crear una institución dedicada a la comercialización de periódicos, que data de fines de 1904. La Policía de Santiago se adelantó a una posible resistencia de los suplementeros e impartió órdenes a los guardianes del orden para que estuvieran atentos. El anuncio venía precedido de una breve descripción de la iniciativa:

  • 95 Boletín de la Policía de Santiago, N° 23,1°/noviembre/1904, págs. 572-573.

“Se ha organizado una Sociedad que dentro de poco empezará á hacer su reparto y expendio de periódicos por medio de empleados que vestirán un uniforme especial”95.

  • 96 Ver más adelante, págs. 95-101.

10No tenemos más noticias de esa iniciativa. Por aquella misma época, 1904, se creaba una sociedad mutual y de ahorros, la Camilo Henríquez, que agrupaba a los suplementeros, organización que no llegó a plantearse esta función de comercialización, que comentamos. No logró mantenerse en pie por mucho tiempo y debió ser refundada años más adelante96. Probablemente la sociedad mencionada por la Policía haya tenido otro origen.

Notes

85 Así lo señaló La Democracia, de Linares, citado por El Diario Ilustrado, Santiago, 28/oct./1902.

86 El Diario Ilustrado, Santiago, 19/octubre/1902 (“Diez centavos”); 4/nov./1902; 5/nov./1902 (“Charlas”)

87 El Diario Ilustrado, Santiago, 4/noviembre/ 1902

88 El Diario Ilustrado, Santiago, 4/noviembre/1902

89 El Diario Ilustrado, Santiago, 4/noviembre/1902.

90 El Diario Ilustrado, Santiago, 6/noviembre/1902

91 El Diario Ilustrado, Santiago, 9/noviembre/1902.

92 Diario Ilustrado, Santiago, 9/noviembre/1902.

93 El Diario Ilustrado, Santiago, 11/noviembre/1902 (editorial).

94 La Ajitación, Santiago, N° 17, 10/diciembre/1902. Agradezco esta referencia a Sergio Grez.

95 Boletín de la Policía de Santiago, N° 23,1°/noviembre/1904, págs. 572-573.

96 Ver más adelante, págs. 95-101.

List of illustrations

Caption Foto N°16: Huelga de 1902. Manifestantes frente a la oficina de venta de EL >DIARIO ILUSTRADO87.
URL http://books.openedition.org/ariadnaediciones/docannexe/image/621/img-1.jpg
File image/jpeg, 284k
Caption Foto N°17: Huelga de 1902. “El Director de EL DIARIO acompañado de un grupo de improvisados suplementeros”89.
URL http://books.openedition.org/ariadnaediciones/docannexe/image/621/img-2.jpg
File image/jpeg, 192k
Caption Foto N°18: Huelga de 1902. “Los suplementeros de El Diario Ilustrado, vendiéndolo en las calles más centrales de Santiago, donde es comprado y leído por todo el mundo. Grupo de jóvenes leyendo El Diario. Señoritas comprándolo. Jóvenes de la redacción ofreciéndolo a distinguidas niñas y señoras”90.
URL http://books.openedition.org/ariadnaediciones/docannexe/image/621/img-3.jpg
File image/jpeg, 157k
Caption Foto N°19: Huelga de 1902. Sección Semana Cómica de El Diario Ilustrado: “La huelga de los suplementeros o el mundo al revés”92.
URL http://books.openedition.org/ariadnaediciones/docannexe/image/621/img-4.jpg
File image/jpeg, 451k
Caption Foto N°20: Aviso de reducción del precio de venta. El Diario Ilustrado, Santiago, 13/nov./1902
URL http://books.openedition.org/ariadnaediciones/docannexe/image/621/img-5.jpg
File image/jpeg, 269k

Buy

Print version

amazon.fr